PorGuillermo Pérez
Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_quepasóhoy”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_quepasóhoy”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Presidente Grupo GNP y Director de IDEALa coyuntura económica nos encuentra con una economía post PASO marcada por una abrupta caída del peso, el derrumbe de los precios de las acciones y los bonos soberanos argentinos.Este espiral descendente repercute negativamente en todos los aspectos de la economía generando una profundización de la recesión.Síntomas de ello son, el marcado descenso del nivel de actividad, los problemas severos en la cadena de pagos y por ende también las dificultades por parte de los contribuyentes para cumplir con el cúmulo de obligaciones fiscales al que deben hacer frente.Ante esta situación, consideramos muy acertadas las medidas implementadas la semana pasada en relación con la extensión de la cantidad de planes de pago vigentes a los que pueden acceder los contribuyentes y la implantación, además, de un plan de facilidades de pago a largo plazo – hasta 10 años – para obligaciones tributarias vencidas.Esta medida, sin duda alguna, ayuda a proteger el capital de trabajo de las empresas -sobre todo pymes-, reduciendo el riesgo de un potencial escenario de corte de la cadena de pagos.Sin embargo, entendemos que el Estado argentino aún puede hacer más para ayudar a mejorar la actual coyuntura. En este sentido, desde el punto de vista tributario, en nuestra opinión debería evaluar una medida adicional de alto impacto que, sin duda, repercutiría favorablemente en los contribuyentes, el organismo recaudador y los mercados.En síntesis, estamos convencidos que sería de gran ayuda para el país en su conjunto.Nos referimos específicamente a la posibilidad de permitir la cancelación de obligaciones tributarias con títulos de la deuda pública con vencimiento en el corto y mediano plazo.Actualmente, el precio de los bonos soberanos se encuentra a valores de restructuración de deuda. Si el Estado Argentino tuviera el excedente de recursos necesarios, sería saludable que utilizara ese excedente para recomprar al menos parte de esos títulos a los precios actuales.La magnitud del descuento sobre la deuda sería significativa. Lamentablemente, pensar hoy en alocar recursos del Estado a ese fin es poco menos que imposible.Ante tamaña restricción y oportunidad al mismo tiempo, nos parece oportuno crear un fuerte incentivo para que parte del ahorro privado (en poder de los contribuyentes) se canalice voluntariamente al pago de deudas fiscales mediante la compra de títulos públicos argentinos a valores de mercado que puedan luego ser computados a su valor técnico o, al menos, una proporción determinada del mismo, para la cancelación de las mencionadas deudas.Dicho valor técnico sería el valor nominal residual actual del bono considerando los intereses corridos hasta el momento del cómputo como pago de tributos.Para no afectar la recaudación tributaria líquida presente y futura, este mecanismo debiera implementarse fundamentalmente para las deudas fiscales de mayor antigüedad, ya que estas deudas son de más difícil recupero por parte del fisco en el corto plazo.Esta medida debería complementarse con reducciones de intereses resarcitorios y multas, a efectos de incentivar la cancelación de una mayor proporción de las deudas en cuestión, acelerando la recuperabilidad de los créditos morosos del fisco.Adicionalmente, podría establecerse un mecanismo de pago, con bonos del Tesoro, de tributos corrientes, es decir, deudas vencidas en el corto plazo y obligaciones a vencer.Sobre estas obligaciones puntuales, la proporción de utilización de títulos públicos debería ser limitada y de acuerdo con cupos establecidos en conjunto por el Ministerio de Hacienda y AFIP, a efectos de no comprometer la recaudación tributaria corriente.Estamos convencidos de que la implementación de este mecanismo, que ya fue utilizado en el pasado no tan lejano, sin dudas resultará en un círculo virtuoso para todos los actores involucrados.Por un lado, los contribuyentes podrán: * Afectar fondos genuinos a la compra de títulos públicos, hoy depreciados, que los entregarán al Estado a valor nominal o aforado con un porcentaje a definir sobre el valor nominal.*Desprenderse de títulos soberanos que hoy, por múltiples razones, tienen un valor muy inferior al que tendrían en condiciones normales.*Cancelar obligaciones fiscales que, dado lo prolongado de la recesión y la baja de rentabilidad, se hace muy difícil cumplir.Por otra parte, lo planteado anteriormente dinamizará el hoy alicaído mercado de capitales.Por último, el fisco reducirá su stock de créditos fiscales con privados y más importante aún, el Estado Nacional reducirá sensiblemente su stock de deuda de corto y mediano plazo, dando señales inequívocas de compromiso de pago de deuda y reducción de riesgo de default, lo cual contribuirá a la reducción del riesgo país y en consecuencia al aumento del precio de los bonos soberanos.En resumen, el “efecto riqueza” derivado de este mecanismo se compartirá entre el Estado y los contribuyentes argentinos, contribuyendo de esta manera a la mejora de la coyuntura económica actual y de todos los argentinos en general.Creemos que este es un mecanismo que, cualquiera sea el momento de su aplicación, debe ser evaluado seriamente como instrumento válido de reactivación económica.

Fuente

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *