Categories
básquet deportes

La revancha de Luca Vildoza, el suplente que apareció en el momento justo

Si el destino de cada uno viene marcado, vaya que le ha jugado tretas a Luca Vildoza. Vaya si lo ha puesto a prueba. El actual ciclo del seleccionado, del que tanto se habla por estas horas, comenzó hace poquito más de cuatro años. El repaso por el plantel que consiguió la clasificación a Rio de Janeiro 2016 no miente: hay ocho nombres que se repiten y el del marplatense no es uno de ellos. Si bien su nombre no está en esos libros, Sergio Hernández tenía bien claro quién era. Este viernes lo descubrió buena parte del mundo.

Mirá también

Mirá también

Luca Vildoza: “En algún momento pensé que nunca se me iba a dar”

“Creo que no caigo todavía -reconocía el base, todavía agitado, con la adrenalina a flor de piel-. Tendría que sacarme las lágrimas, la bronca, la ansiedad, los nervios que tenía… Estamos dejando a Argentina en lo más alto del mundo y creo que nadie se está dando cuenta de eso. Tenemos que festejar, pero también sin dudas tenemos que estar preparados para el domingo”. La sonrisa lo acompañaba donde fuera. Casi que no podía juntar los labios de tanta alegría expresada en su rostro.

Luca Vildoza contra Nicolas Batum.
Foto: Reuters

En el análisis será igual de efusivo, aunque también aportará, rápidamente, una cuota de sensatez basquetbolística: “Estamos en la final por los huevos que tenemos. Dejar a Francia en esta cantidad de puntos es increíble. Defendimos como perros de caza, con hambre y demostramos que estamos en la final por algo. Y vamos a venir el domingo con ganas de más”.
Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Fue uno de los más requeridos de la zona mixta porque jugó “su” partido en este Mundial. Salvando las distancias, sin una incidencia tan determinante, fue una suerte de sostén como aquel Walter Herrmann de cuartos de final contra Grecia en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Ver esta publicación en Instagram Uno más.. 🇦🇷 🇦🇷 Una publicación compartida por Luca Vildoza (@lucavildoza) el 13 de Sep de 2019 a las 9:09 PDT
Luca fue el dueño absoluto del tercer cuarto ante Francia, cuando los caminos se cerraron para buena parte de los jugadores argentinos, pero no para él. Con ocho puntos prácticamente consecutivos, más dos defensas determinantes (una terminó en robo de su parte), permitió que el equipo sostuviera una ventaja de 14 puntos, que a la postre serían determinantes.

Mirá también

Mirá también

Luca Vildoza, la joya de la Liga que tiene destino español

“Me saqué toda la bronca. Entré con muchas ganas. Quizás me pasé de vueltas en los primeros minutos, pero acá estamos, disfrutando de pasar a una final del mundo”, expresó el hombre del Baskonia español, que al cabo totalizó 10 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias en tan sólo 15 minutos. Su gran momento no sólo le permitió a Argentina sostener la diferencia a favor, sino que le permitió a Facundo Campazzo descansar y le dio aire fresco y renovado al equipo.

Luca Vildoza y Luis Scola defienden ante Nando De Colo.
Foto: Reuters

Para Vildoza, todo este proceso tiene sabor a revancha. Había jugado los Panamericanos de Toronto 2015 y se encaminaba a formar parte del Preolímpico de México del mismo año, pero dos fracturas por estrés (una en cada uno de sus pies) lo dejaron afuera de la preselección.En la reciente concentración en Bahía Blanca, le había contado a Clarín que creía que nunca se le iba a dar la chance de vestir la camiseta argentina. Un meteórico ascenso lo llevó de Quilmes de Mar del Plata a jugar la Euroliga. Su talento lo hizo posible. Ahora está a las puertas de la gloria. 

Fuente