Categories
cultura

El monje afónico que derivó en los nombres de las notas musicales

Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si. ¿De dónde surgen estos nombres que hoy forman la notación musical tradicional de occidente? Guido de Arezzo, de la abadía de Pomposa, fue un monje benedictino que vivió entre los años 990 y 1050. Resulta que un día tomó un salmo en latín dedicado a San Juan Bautista:Ut queant laxis resonare fibris Mira gestorum famuli tuorum, Solve polluti labii reatum, Sance Ioannes.
Newsletters Clarín

Libros para compartir | Te recomendamos dos títulos y te contamos por qué no te los podés perder

Todos los lunes.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_libros”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_libros”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
La clave está en cantar las primeras sílabas de los seis hemistiquios (mitades de las versos). Tomemos por ejemplo el segundo renglón del salmo: tenemos “mi-ra” y “fa-muli” y, en el tercero, “sol-ve” y “la-bbi”. Juntamos así: UT-RE-MI-FA-SOL-LA.La denominación Si se introdujo en el siglo XVI: son las iniciales del nombre de San Juan del último verso: S-ance I-oannes. Posteriormente fue sustituida la palabra UT por DO, para facilitar la pronunciación al solfear las notas cantadas.En tiempos de Guido de Arezzo los siete sonidos de la escala eran A, B, C, D, E, F, G (correspondientes a los actuales LA, SI, DO, RE, MI, FA y SOL) un sistema que, por cierto, todavía se sigue utilizando en el modo inglés.En su libro ¡Matemática, maestro! (Siglo Veintiuno, 2010), de Pablo Amster, se cuenta que el himno a San Juan habría sido compuesto por otro monje, Pablo el Diácono, quien un día tenía que cantar un oficio y se quedó afónico. Recordó entonces el milagro de la recuperación de la voz de Zacarías, padre de San Juan, por lo que apeló, con su salmo, a obtener su propio milagro.“No sabemos si el truco resultó –dice Amster–, pero el hecho es que permitió a don Guido encontrar una denominación para las notas que estaba destinada a perdurar”.Otras historias del arte

Mirá también

Mirá también

La rebelión popular en Madrid que terminó en la tapa de un disco de Los Redondos

Mirá también

Mirá también

La noche que Billie Holiday cantó contra el racismo y sacudió Nueva York

Mirá también

Mirá también

Roberto Goyeneche y la desgarradora versión del chiquilín que se volvió tango

Mirá también

Mirá también

El encuentro casual en el vagón de un tren que marcó la leyenda de los Rolling Stones

Mirá también

Mirá también

El día que John Lennon pidió sonar como el Dalai Lama cantando desde una montaña

Mirá también

Mirá también

John Cazale, el inolvidable perdedor de Hollywood cuyo nombre nadie conoce

Mirá también

Mirá también

Cuando Louis Armstrong tuvo que usar una máscara de béisbol en Buenos Aires

Mirá también

Mirá también

La historia de los libros prohibidos que llegaron a América en forma clandestina

Mirá también

Mirá también

Libros imaginarios, escritores apócrifos, ficciones reales: las pistas ocultas en Jorge Luis Borges

Mirá también

Mirá también

Gertrude ‘Ma’ Rainey, la desafiante madre del blues que murió en el olvido

Mirá también

Mirá también

Alberto Greco, el artista inclasificable que firmaba personas como obras de arte

Mirá también

Mirá también

Henri Cartier-Bresson, el fotógrafo que se puso de espaldas al rey para captar al pueblo

Mirá también

Mirá también

La Baronesa Dadá y el misterio del mingitorio que revolucionó la historia del arte

Mirá también

Mirá también

Lil Hardin, la maga del piano: mucho más que la esposa de Louis Armstrong

Mirá también

Mirá también

Ramanujan, el genio indio de la matemática que les recitaba a sus compañeros las cifras del número pi

Mirá también

Mirá también

Bessie Smith, la emperatriz del blues y una muerte rodeada de misterio y racismo

Mirá también

Mirá también

El día que Carlos Gardel le cantó “Caminito” a Federico García Lorca en Buenos Aires

Mirá también

Mirá también

Fanny Mendelssohn, la compositora que escribió obras firmadas por su hermano y no pudo ser silenciada

Mirá también

Mirá también

Ariadna y el Minotauro, la otra versión de uno de los mitos más famosos de la historia

Mirá también

Mirá también

Clifford Brown, el olvidado genio de la trompeta que murió a los 25 años

Mirá también

Mirá también

El cornetista que se escuchaba a 15 kilómetros, fundó el jazz y terminó en un manicomio

Mirá también

Mirá también

El día que Luca Prodan desafió a Pappo a una carrera hasta Rosario tomando vodka

Mirá también

Mirá también

Banksy, el grafitero que revoluciona el arte, destruye sus obras en subastas y nadie sabe quién es

Mirá también

Mirá también

Alfonsina Storni, la poeta que ya hablaba del patriarcado hace ochenta años

Mirá también

Mirá también

Marina Abramovic, la performer que pasó 700 horas en un museo sentada frente a extraños

Mirá también

Mirá también

Alicia en el país de las maravillas y el misterio de los universos paralelos

Mirá también

Mirá también

René Lavand, el ilusionista de una mano que no lo podía hacer más lento

Mirá también

Mirá también

Gregory Corso, el poeta que robaba, leía en las cárceles y tenía pinta de espía

Mirá también

Mirá también

John Cage, el compositor que creó una obra de silencio hace 70 años y sigue generando ruido

Mirá también

Mirá también

Safo, la legendaria poetisa que le cantó a la mujer

Mirá también

Mirá también

Jorge Luis Borges, el escritor que nació dos veces

Mirá también

Mirá también

María Esther Gilio, la perseguidora de respuestas

Mirá también

Mirá también

El día que la trompeta de Miles Davis iba a sonar en el Luna Park

Mirá también

Mirá también

Charly García y la música clásica de Marte

Fuente