Categories
buena vida

Qué es el trastorno de ansiedad que atormenta a J Balvin

El cantante colombiano J Balvin abrió su corazón y realizó una fuerte confesión en su perfil de Instagram. “Todos vemos la gloria, pocos saben la historia y mucho menos las batallas internas que la mente puede hacerte. Las sensaciones, y a veces sentir una distorsión de la realidad que no te deja ver claro, es mi caso, y como el de muchos, la ansiedad es algo que hay que tomar en serio, NO ES DE LOCOS, creo que es más loco no creer en eso”, publicó.La confesión del colombiano, que se presentará en la Argentina el próximo 14 de diciembre en el Buenos Aires Arena, de Villa Crespo, impactó a sus fanáticos, que respondieron con más de un millón y medio de “likes” a su publicación y le dedicaron más de 25 mil comentarios.
Newsletters Clarín

Buena Vida | Conocé lo último para cuidar tu salud y sentirte bien.

Todos los martes.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_buenavida”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_buenavida”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Pero, ¿qué es el trastorno de ansiedad?Vivir cierto grado de ansiedad, de estrés, es normal; es un mecanismo de alerta que tiene nuestro organismo. Pero para al menos al 10% de la población mundial la ansiedad no desaparece y, de hecho, puede empeorar con el tiempo.

La publicación de J Balvin en la que cuenta las dificultades que atraviesa por la ansiedad. (Instagram).

Miedos, preocupaciones intensas y persistentes, terrores, entre otros, pueden acabar provocando crisis que se manifiestan con dolores en el pecho, dificultad para respirar, que nos falta el aire, palpitaciones, miedo. La ansiedad puede tener varias manifestaciones y si no podemos tenerla bajo control llega a interferir en la vida diaria consiguiendo impedir que llevemos una vida normal. La ansiedad puede sobrevenir a cualquier edad por motivos muy diversos incluida una enfermedad que requiere tratamiento.

Mirá también

Mirá también

¿Te enamorarías de una marmota como vos?

“Los mecanismos ansiosos, sean a través del miedo, de la angustia, la preocupación, el insomnio o lo que fuera, son intentos de tapar lo que falta. Los trastornos de ansiedad suelen estar asociados a lo que de nuestra cabeza ponemos en lo que puede suceder, el sufrimiento se aloja dentro de nuestra mente en la mayoría de los casos”, le explica a Clarín el psicólogo Alejandro Schujman.”El problema se presenta cuando la ansiedad gobierna nuestra cabeza. Si hablamos de ansias, de deseos, de entusiasmo, pues ahí todo va bien. Pero cuando el timón lo llevan las emociones en el desgobierno causado por la aceleración de nuestros sensores, ahí las cosas se complican”, agrega el especialista.Las causas que provocan el trastorno de ansiedad son una suma de factores Habitualmente no podemos señalar una sola causa como la que desencadena la ansiedad. Suele ser una combinación de factores la que provoca este trastorno mental. La genética es uno de los factores identificados, así como alteraciones en el cerebro. La ansiedad afecta a un número de mujeres ligeramente superior que al de hombres y hay factores que aumentan el riesgo de padecerla e influye muy negativamente en la capacidad de concentración. En casos de gravedad puede desencadenar una depresión.

Miedos e inseguridades, ansiedad y sufrimiento son constantes en la vida de quien lo padece

Ciertos tipos de personalidad predisponen a convertir a una persona más fácilmente en enfermo de ansiedad por ejemplo: – La excesiva timidez o un comportamiento siempre negativo y pesimista suponen sendos riesgos. – Factor hereditario.- Haber sufrido situaciones traumáticas.”La ansiedad se origina muchas veces en el intento desesperado de conseguir un equilibrio, búsqueda natural del ser humano, la tendencia hacia el centro, la homeostasis”, cuenta Schujman, y sigue: “Cuando alguien está en eje con afectos esenciales de su vida, planos familiares, vida amorosa, relación con el propio cuerpo, difícilmente se vea atormentado por trastornos de ansiedad. Si las cosas están bien, pues entonces “equipo que gana queda en cancha”, nada habrá que ajustar. En cambio cuando las cosas no están en el punto en el que tiene que estar, la cabeza buscará alocadamente la manera de compensar el malestar, y la ansiedad es vía regia para el equilibrio fallido”.

Mirá también

Mirá también

Por qué preferimos culpar a los demás que reconocer sus méritos

“Dos grandes emociones se ponen en juego en estos episodios: miedo y angustia. Bajo el rótulo de la ansiedad, lo que está por debajo son estos dos grandes capitanes del mundo anímico, pero en estado de ingobernabilidad. Preocupaciones y angustias que anárquicamente toman el control de las vidas de quienes las padecen. Harto ya de estar harto, la preocupación se torna estilo de vida y es agotador”, agrega.Tipos de ansiedad – Trastorno de ansiedad generalizada. Se caracteriza por ansiedad y preocupación persistentes y desproporcionadas. Incluye malestar físico y a menudo se suma a otros trastornos de ansiedad y a depresión. – Trastorno de pánico. Episodios repetidos de sensaciones repentinas de ansiedad, miedo o terror intensos. Se tiene dificultad para respirar, dolor en el pecho y palpitaciones cardíacas.

ansiedad

– Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Se caracteriza por obsesiones y pensamientos repetidos y angustiantes. Los afectados realizan acciones repetitivas o rituales. Suele aparecer en la infancia o la adolescencia. – Estrés postraumático (TEPT). Está causado por una vivencia traumática que causa terror pasado el peligro. Se tienen sentimientos de que el trauma se repite. Es incapacitante y afecta también a las personas que rodean al enfermo. – Trastorno de ansiedad por enfermedad. Pánico intenso producidos por una problema de salud como diabetes, problemas de tiroides, enfermedad cardíaca, dolor crónico o trastornos respiratorios. – Mutismo selectivo. Incapacidad para hablar en ciertas situaciones y que suele presentarse en los niños. – Fobia social. Miedo o rechazo a estar en sociedad. Se tienen sentimientos de vergüenza, inseguridad y preocupación por lo que piensen los demás.

Mirá también

Mirá también

Correr (o quedarnos en el sillón) cambiaría la forma del corazón

– Ansiedad inducida por sustancias. Causado por el uso indebido de drogas o su abstinencia. También puede ser causado por la ingesta de algunos medicamentos o la exposición a sustancias tóxicas. – Trastorno por separación. Afecta sobre todo a niños y el miedo es por la separación o falta de contacto directo con los padres. – Fobias específicas. Deseo por evitar objetos o situaciones concretas. Pueden llegar a provocar ataques de pánico. – Ansiedad no específica. Trastorno de ansiedad que no cumple los criterios exactos de ningún tipo de ansiedad pero que causa alarma y perturbación.

ansiedad

Síntomas Los pacientes del trastorno de ansiedad generalizada experimentan signos muy variados. – Ansiedad permanente. – Preocupación excesiva por problemas nimios. – Inclinación a la negatividad. – Dudas continuas. – Sensación de no poder superar ningún problema. – Incapacidad para relajarse, sensación de nerviosismo y sensación de excitación o de estar al límite. – Dificultad para concentrarse o sensación de quedarse en blanco.

Mirá también

Mirá también

La médica argentina que lucha contra epidemias y terribles males

– Cansancio. – Diarrea frecuente. – Problemas gastrointestinales. – Comer compulsivamente. – Dificultad para conciliar el sueño. – Palpitaciones o arritmias.- Necesidad de evitar las situaciones que causan perturbación.”Compensar el desequilibrio es la tarea. Hay muchas maneras de hacerlo. Por ejemplo, los desórdenes de ansiedad ligados a la comida son cada vez más frecuentes. Es una vía regia (y poco saludable por cierto) de querer compensar el displacer en otras áreas premiándose con delicatessen. Nuestra cabeza (apoyada y acompañada por la cultura de la “abundancia”proporciona un menú de “soluciones mágicas” compensadoras”, sostiene el psicólogo; y continúa: “En otro orden, los ataques de pánico (por citar uno de los trastornos más frecuentes en las últimas décadas) no son otra cosa que un cuadro mixto de angustia y ansiedad, la sensación de que el mundo se acaba, la vivencia de muerte en su expresión más clara, sin que haya desorden orgánico alguno. Es la cabeza la que manda y organiza el sufrimiento, la mente, el órgano más poderoso del ser humano”.

Mirá también

Mirá también

¿Por qué temas discuten las parejas que son más felices?

Caja de herramientasSchujman explica que la primera herramienta para manejar los trastornos de ansiedad es acudir a una consulta profesional si la persistencia de los síntomas a lo largo del tiempo nos modifica el normal desarrollo cotidiano de nuestras vidas.Además de esto, Schujman da estos consejos:-Usemos el principio de los opuestos​A la urgencia démosle tiempo. Al fuego, agua. A la prisa, calma. -Respiremos, inhalar, exhalar.Demos a nuestra mente tan solo 5 minutos de calma. Cuando la inquietud y la ansiedad estén en su punto más álgido es cuando más quietud necesitamos.-Apaguemos aparatos alrededor La tecnología es fuente inagotable de ansiedad y no ayuda a recuperar el equilibrio perdido.

Los trastornos de ansiedad son una especialidad que no cualquier psicólogo o psiquiatra puede tratar.

-Pidamos ayuda, hablemos, pidamos abrazosIntentemos poner palabra a lo que nos preocupa. Identifiquemos qué emoción gobierna nuestro momento. En estos tiempos en los que vivimos el cúmulo indiscriminado de emociones es un gran problema. No es lo mismo si estamos asustados, angustiados o enojados. A la tristeza el llanto, a la bronca la descarga saludable, al miedo prender las luces de nuestros fantasmas para cotejar fantasía con realidad. Pensemos cómo calmamos a nuestros niños cuando están en crisis. No ponemos heavy metal a todo volumen, canturreamos una canción que los arrulle, los serene. Los abrazamos, les damos paz. Eso mismo para nosotros.-Evitemos la medicación como recurso fácilVivimos en tiempos de medicalización de los síntomas, la ilusión de que mágicamente una pastillita va a sacarnos de la angustia es peligro cierto. Y la medicación mal administrada es calma para hoy y peores tormentos para mañana.”Lo que les pido, y quizás digan quien soy yo para eso, pero lo pido igual: no caigan en la trampa del “yo soy así”. Podemos afortunadamente, mover las piezas de nuestra vida, cambiar, hacer algo distinto, claro que podemos”, agrega, y cierra: “Podemos pedir ayuda, podemos mucho más de lo que creemos, y está en nuestras manos transformar la ansiedad que intoxica en ansias que nos hagan más sabios y fuertes”.

Mirá también

Mirá también

Cinco pasos para empezar a entrenar

Fuente: Clarín y La VanguardiaRR

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *