Categories
General

El crimen de Villa Gesell: ¿y los adultos dónde están?

“Antes eran los chicos los que no atendían los celulares. Ahora no conseguimos que nos respondan los padres”. Con enorme preocupación esto decía, años atrás, una psiquiatra a cargo del consultorio instalado en una disco porteña, que recibía en las madrugadas a chicas y chicos, en coma alcohólico o pasados de droga, incapaces ellos o sus amigos de decir siquiera qué habían tomado. Y narraba la dificultad para dar telefónicamente con los padres de los chicos.El colmo había sido una noche en que la madre del adolescente que yacía descompuesto en la camilla preguntó si en vez de ir a buscarlo no podrían mandárselo a su casa en un radio taxi. “Mandarle al hijo a la casa como si fuera una encomienda… Lo peor de todo es que uno sabe que al cabo de unos días, los chicos van a volver a caer por aquí en el mismo estado”, se lamentaba la profesional.

Mirá también

Mirá también

La tremenda autocrítica de un rugbier por el crimen de Villa Gesell: “Fuimos nosotros”

Han pasado nueve días desde el horrendo crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell pero la conmoción se mantiene intacta. Desde ese fatídico sábado hemos repasado una y mil veces las imágenes de la agresión salvaje que un grupo de rugbiers de Zárate, detenidos los diez por estas horas, perpetraron contra una víctima indefensa. Mientras la Justicia avanza en la determinación de las responsabilidades de cada uno, y mientras van apareciendo datos, informaciones, indicios, antecedentes, testimonios de vecinos y demás, surge otra pregunta: en la historia que derivó en el peor de los desenlaces ¿dónde estaban los adultos?

Mirá también

Mirá también

El testimonio clave de una testigo del crimen de Villa Gesell: “Los rugbiers gritaban ‘dale que lo vas a matar, vos podés’”

Todos los adultos que debieron haber estado atentos, que debieron haber escuchado, visto, prevenido. La evocación de las palabras de la psiquiatra citada al comienzo de esta columna no es ociosa. Hay, en todos los estamentos y en cada uno con su cuota de responsabilidad, muchos adultos que no supieron, no quisieron o no pudieron cumplir con su rol. Vale para este caso, que hoy lloramos todos, y para tantos otros que, por cuestiones azarosas, no terminaron igual.

var newsletterStorage = window.localStorage;
var nlObject = {
id : ‘113’,
newsletterName : ‘Alberto y Cristina’,
title : ‘Newsletters Clarín’,
subtitle : ‘Alberto y Cristina’,
bajada : ‘El nuevo gobierno de los Fernández, bajo la lupa de Ignacio Miri.’,
quotedBajada: ‘El nuevo gobierno de los Fernández, bajo la lupa de Ignacio Miri.’,
imgSrc: ‘https://images.clarin.com/2019/12/13/7U3_adyj_290x140__1.jpg’,
frequency: ‘Todos los jueves. ‘,
htmlContent : function () { return ‘ \
\
\
\
‘ + this.title +’\
‘ + this.subtitle +’\
‘ + this.quotedBajada +’\
\
‘ + this.frequency +’\

Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *