Categories
policiales sociedad

Detuvieron a una mujer policía acusada de asesinar a su tío porque habría abusado de su hermana menor

Lugar del hechoUn hombre acusado de abusar sexualmente de una menor de su familia fue asesinado de un balazo en la cabeza por su sobrina, agente de la Policía Bonaerense, en Berazategui. Tras el crimen, la mujer policía intentó prender fuego el domicilio. Luego quedó detenida por orden de la fiscal de caso, Gabriela Mateos, titular de la UFI Nº3 de ese distrito.El feroz hecho ocurrió en la intersección de las calles 422 y 455. Según las primeras informaciones, este martes cerca de las 20.30, Nair Grisel Carrizo, de 26 años, integrante del Comando de Patrullas de Quilmes, se acercó hasta el domicilio de Lucio Larramendia González, su tío.Allí, según se investiga, la mujer policía comenzó discutir con el hombre, ya que Larramendia González habría abusado sexualmente de la hermana de Carrizo, de 13 años. En un momento, salieron a la puerta del domicilio y Carrizo sacó su arma reglamentaria: una Bersa Thunder calibre 9 milímetros y le disparó. Tras el crimen, los testigos declararon que oyeron al menos cuatro detonaciones.Luego de asesinarlo, supuestamente Carrizo intentó prender fuego el precario “rancho” donde vivía Larramendia González y escapó. Pocos minutos después, la madre del hombre muerto vio las llamas y las apagó, según sostuvieron fuentes del caso a Infobae.De este modo, se alertó al 911 y personal policial llegó a la escena del crimen junto a la fiscal Mateos. “Aún no se tiene el resultado de la autopsia, pero en el lugar se pudo observar que el hombre tenía un balazo en la cabeza”, relató un investigador a este medio.Tras recabar información con algunos testigos, la fiscal Mateos dispuso la aprehensión de Carrizo, quien esta tarde se negó a declarar en sede judicial y quedó alojada en un calabozo acusada de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. La pistola con la que Carrizo habría asesinado a su tío también fue secuestrada.Por otro parte, según indicaron fuentes del caso, la causa se dividió en dos. Por un parte la fiscal Mateos se encargará del homicidio y por la otra, el presunto abuso cometido por Larramendia González fue derivado a la fiscalía de abuso sexual del distrito.Por otro lado, esta madrugada, en una casa de la calle 49 de La Plata, el peluquero Marcelo Maza, de 49 años, mató a un delincuente de 15 años de un tiro, después de que el ladrón utilizara a uno de sus hijos como escudo humano para cometer un robo. Maza y su familia se encontraban dentro de la casa de Germán Padrón, un amigo, también víctima del intento de robo, quien contó los detalles del ataque.“Marcelo siempre pasa por casa por la noche. Nos quedamos charlando un rato. Vino con sus nenes, salió con mi perrita, los chicos se quedaron jugando en la puerta de mi casa, fueron solo 5 segundos”, explicó Padrón en la puerta de la casa donde ocurrió la tragedia.El enfermero narró que notó algo extraño cuando vio la pantalla del monitor de las cámaras de seguridad de la casa.“Cuando veo la cámara de seguridad, veo al tipo encapuchado, que agarra al nene. Entonces, lo primero que atino a hacer es agarrar la alarma vecinal y la prendo. Ahí veo que el tipo ya está pateando la puerta”, relató el dueño de la casa.Y continuó: “Nos miramos con Marcelo, que no entendía nada. Y dijimos ‘Este está loco’. El pibe apenas abre la puerta entra y dispara. Es más, en una de las paredes tengo la marca del balazo, arriba de una camilla”.SEGUIR LEYENDO:Continúa la búsqueda de Guadalupe: su familia difundió un video para poder reconocerla

Fuente