Categories
General

Juan Pablo Bruzzo, presidente de la Cámara Argentina de Fintech: “Adeba salió a embarrar la cancha”

Sorprendió el estudio que presentó la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba) hace pocos días en el que los bancos cuestionan a las empresas fintech y piden que, para una armoniosa y equitativa convivencia entre ambos sectores -el tradicional y el innovador- se solucionen “fallas de mercado”.La Cámara Argentina de Fintech no disimuló su enojo. Lo que más molestó es que un socio estratégico del negocio, como son los bancos, los “ningunearan” diciendo que tienen una presencia anecdótica en el mercado. “El sector está siendo el motor para la inclusión financiera de millones de personas que, por distintos motivos, han sido desatendidas por el sistema financiero tradicional”, dijeron en un comunicado. Mercado Pago, la principal fintech del país, se sintió aludida directamente y también salió a responder.Juan Pablo Bruzzo, presidente de la Cámara y CEO de la plataforma Moni, bajó un poco el tono del enfrentamiento en una charla con Infobae. Igual, la tensión es evidente. Dice que “con los bancos está todo bien”, pero no perdió la oportunidad para hacer hincapié en que hablar de todas las fintech como un colectivo idéntico es confundir y para remarcar que “esto no es Blockbuster contra Netflix, no es que uno va a desaparecer”. “Hay que agrandar la torta y no pelearse por una pequeña porción”, pidió.Cuando se habla de generalidades se empantana la discusión. Hacen referencia a fintech de intermediación financiera y no debería haber ninguna empresa que no sea banco que lo esté haciendo, sea cooperativa, fintech o cómo se llame— ¿Se terminó la paz entre bancos y fintech? ¿Dónde quedó el modelo tan mentado que mezcla cooperación con competencia?— Creo que es una discusión un poco superficial. Si tomamos distancia, lo importante es pensar con todos los actores del ecosistema cómo hacer para que el mercado financiero argentino crezca. Adeba, en función de un informe que le solicitó a FIEL –que tiene algunos comentarios parciales, pero también conclusiones que compartimos– salió a un poco embarrar la cancha, a decir que las fintech tienen que ser reguladas. Hay muchos mensajes confusos ahí.Juan Pablo Bruzzo, presidente de la Cámara y CEO de la plataforma Moni,— ¿Por ejemplo?
— Primero, las fintech están en un colectivo tan grande que no se puede hablar en general. Tenemos distintos verticales y muchos están reguladas. Los que hacen inversiones, por la CNV; insurtech por la Superintendencia de Seguros. Hablar de ese colectivo es no ser específico y es confundir a los distintos oyentes de ese mensaje. Después también se hacía referencia a cosas como que las fintech no han mostrado cuánto valor aportan. A nivel mundial y también local es muy claro lo que en poco tiempo se fue generando y cómo impacta. Ya hay resultados muy concretos: se duplicó la cantidad de aparatos POS, se triplicaron las cuentas comitentes y se dieron miles de créditos a personas y a empresas que estaban totalmente desatendidas por el sistema financiero. No necesariamente en valores relativos del total de la torta es relevante, pero sí en el crecimiento y la adopción que tuvieron los distintos consumidores.En Argentina el 80% de la gente está bancarizada, pero la mitad cobra la jubilación, el sueldo o el subsidio y saca todo el dinero. Eso va toda a la informalidad— ¿De qué hablan con los bancos cuando hablan de regulación? ¿A quién están mirando?
— Cuando se habla de generalidades se empantana la discusión. Entonces, algunas veces hacen referencia a fintech que hacen intermediación financiera y no debería haber ninguna empresa que no sea banco que lo esté haciendo, sea cooperativa, fintech o cómo se llame. Si ese fuera el caso, el Banco Central debería tomar cartas en el asunto y sancionar y regular. Son expresiones tiradas en el aire sin fundamentos. Nosotros no vemos ese tipo de problema de regulación. Y se hizo referencia a asimetrías impositivas. Hay algunos casos que sí, pero no los impulsamos nosotros. Lo que es tendencioso del informe de FIEL es que se hacía referencia a las asimetrías de las fintech pero no a las de los bancos. En la discusión a alto nivel coincidimos en gran parte, pero cuando no se entra en detalle se genera bastante confusión. Tenemos mucha suerte en Argentina, los reguladores están abiertos a escuchar a los nuevos jugadores. Se hicieron cosas increíbles.Son doscientas treinta empresas Fintech relevadas en Argentina y hay 180 en la Cámara— ¿Por ejemplo?
— Parece básico, pero que las transferencias sean en el momento, el CVU, que es análogo al CBU bancario tradicional que permite interoperabilidad, que los bancos puedan abrir cuentas totalmente de forma digital sin presentación de papeles. El nuevo código QR va a ser espectacular, todavía no está normado, pero será universal e independientemente de que haya adquirido el comercio, cualquier banco, billetera, cliente va a poder ir con su aplicación, leer ese código y pagar. Eso genera un cambio sustancial en la forma de transaccionar. En Argentina el 80% de la gente está bancarizada, pero la mitad cobra la jubilación, el sueldo o el subsidio y saca todo el dinero. Eso va toda a la informalidad. Si logramos que ese dinero informal pase a ser transaccionado de forma digital estamos generando un impacto muy fuerte en todo el ecosistema.Los clientes piden ‘atendeme bien, hacé mi vida fácil y resolveme los problemas. Llamate como quieras’— ¿Cuándo va a estar listo ese nuevo QR?
— En la presentación del Banco Central decían que era para el tercer trimestre de este año. Creo que es único en el mundo. En muy poquito tiempo ese código QR interoperable va a generar billeteras locales que van a tener diferencias frente a algunos jugadores grandes. Y los bancos también se van a beneficiar: nunca hay que olvidarse de que el dinero siempre duerme en los bancos. Ese flow también lo pueden aprovechar las entidades.— Volviendo al informe de Adeba, ¿por qué crees que llegó en éste momento?
— Yo soy poco “rosquero” y algo cándido. Pero es muy distinto el mensaje comunicado a los medios que el informe en sí, que tiene un montón de cosas que son rescatables más allá de alguna cierta subjetividad y de la manera un poco tendenciosa con que está escrito. Sería muy nutritivo un debate uno a uno porque si hay 80% de puntos en común hay que concentrarse en eso.Todavía es un sector relativamente inmaduro, creo que hay muchísimo por hacer— ¿Es un dardo apuntado a Mercado Libre ese informe?
— Mercado Libre/Mercado Pago es el jugador más grande del ecosistema. Probablemente cuando los bancos piensan hoy en protección miren a Mercado Libre. Pero de todas formas los comentarios que hacen son genéricos, porque si hablan sobre inequidad o asimetrías impositivas por el impuesto a los débito y los créditos de las billeteras, todos están dentro de esa misma norma. Pero por un tema de tamaño de mercado, de crecimiento, de potencialidad, sea una parte relevante del ataque.Bruzzo en los estudios de Infobae— Los bancos estén viendo a Mercado Libre como una bigtech y no como una fintech.
— Sí, pero son todas definiciones de negocios. “Fintech” es un concepto bastante superfluo: para mi VISA, que tiene 30 años, es una fintech. Son temas más semánticos que de fondo. Si la división es porque hay una compañía que es suficientemente grande, en este caso Mercado Pago, como para darle batalla uno a uno a los bancos, puede que así sea. Pero hay muchos casos de fintech chicas que fueron creciendo y dando buenos servicios. Esto no es “uno se queda con todo” el mercado, que además es mínimo. No es Blockbuster contra Netflix. Hay que agrandar la torta y no pelearse por una pequeña porción. Lo importante es la rápida adopción y la diferencia en usabilidad para los clientes finales a quienes les da lo mismo una fintech, un banco digital o un banco tradicional. Lo que piden “es atendeme bien, hacé mi vida fácil y resolveme los problemas. Llamate como quieras”. Eso buscan los consumidores. El que pueda entenderlo, moverse hacia esos productos y dar esos servicios va a ganar marketshare.Si logramos dar un buen servicio, de calidad, más inclusivo, todos los jugadores tradicionales van a estar forzados a moverse hacia ese lado. Con lo cual los beneficiarios van a ser los consumidores. Estamos totalmente convencidos de que ese es el camino— ¿Cómo le va a Moni, el proyecto fintech que estás llevando adelante?
— Moni lleva un poco más de cuatro años. Empezamos con la idea principal de ser una billetera con crédito para gente sub-bancarizada, con cuenta pero poco acceso a los servicios financieros. Con Moni podés linkear tu cuenta bancaria o directamente a través de un microcrédito recargar la SUBE, el celular, pagar las facturas o, directamente, pedir un préstamo. Todo 100% online. Vimos una demanda enorme desatendida, gente que quería resolver sus problemas del día a día y que no veía la solución en los bancos. La posibilidad de crecer es enorme, más allá de los vaivenes de la coyuntura.— ¿Funciona como una suerte de adelanto de sueldo?
— Moni da pequeños créditos para que el usuario no tenga que caminar diez cuadras para recargar la SUBE. Después está el crédito más normal que va directo a la cuenta bancaria. Escoreamos hasta ahora unos ochocientos mil clientes y ya dimos novecientos mil préstamos. Hoy el promedio son $12.000 por préstamo. La devolución va de uno a tres meses y cobramos un fijo y una tasa de interés. El fijo depende del perfil crediticio y la tasa es del 80%.En Banco Central lanzará la normativa de un nuevo QR interoperable— ¿Cómo ves al segmento fintech en Argentina?
— Todavía es un sector relativamente inmaduro, creo que hay muchísimo por hacer. Son doscientas treinta empresas relevadas, hay ciento ochenta en la Cámara. De todas formas, la cantidad de empresas no sé si es el mejor indicador. Uno de los factores interesantes es que todas están creciendo, y muy fuerte. Con muy buena recepción de sus productos. Es muy importante que están creciendo mucho los verticales, no solo pagos y créditos, que son las patas fundamentales. Si logramos dar un buen servicio, de calidad, más inclusivo, todos los jugadores tradicionales van a estar forzados a moverse hacia ese lado. Con lo cual los beneficiarios van a ser los consumidores. Estamos totalmente convencidos de que ese es el camino.— ¿Hay algún segmento que esté más activo?
— Pagos es el área más relevante porque da servicio a todas las otras. Si no tenés pagos digitales de calidad, por ejemplo, no podrías dar seguros. Y con todos los jugadores que están involucrándose y las normativas del Banco Central tenemos la posibilidad de cambiar mucho la forma en que se transacciona digitalmente.Todo lo que desincentive el uso de efectivo es fundamental para la economía argentina— ¿A nivel regulación crees que hacen falta algunas otras cuestiones para impulsar el segmento?
— Sí, definitivamente. Todo lo que desincentive el uso de efectivo es fundamental para la economía argentina. También queremos explicitar con el Central qué cosas se pueden y cuáles no según la Ley de Entidades Financieras. Hay algunos grises y para bajar el grado de incertidumbre y poder seguir innovando, está bueno aclarar todo. Hay sistemas para mejorar la eficiencia, como firma digital y el acceso a información para temas crediticios. La hoja de ruta es muy grande y está validada por distintos entes del Gobierno, desde donde comparten nuestro diagnóstico. Puede gustar más o menos, pero las iniciativas son muy claras y hacia allá va la inclusión financiera.— ¿Entonces, está todo bien con los bancos?
— De mi lado, sí.Seguí leyendo:Histórico: se firmó el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea

Fuente

Categories
General

Pyongyang ve “muy interesante” la oferta de Donald Trump para verse con Kim Jong-un en la frontera entre las dos Coreas

(Reuters)El régimen norcoreano dijo hoy que considera “muy interesante” la propuesta del presidente estadounidense, Donald Trump, para reunirse este fin de semana con el líder Kim Jong-un en la zona desmilitarizada (DMZ) que divide las dos Coreas.”Esta mañana el presidente Trump manifestó por Twitter su deseo de verse e intercambiar saludos con el camarada líder de la Comisión de Asuntos Estatales (cargo oficial de Kim) en la zona desmilitarizada”, dijo en una nota publicada por la agencia estatal de noticias KCNA la viceministra de Exteriores norcoreana, Choe Son-hui.”Lo consideramos como una sugerencia muy interesante, aunque no hemos recibido una propuesta oficial en este sentido”, añade la nota, que reproduce la agencia surcoreana Yonhap.After some very important meetings, including my meeting with President Xi of China, I will be leaving Japan for South Korea (with President Moon). While there, if Chairman Kim of North Korea sees this, I would meet him at the Border/DMZ just to shake his hand and say Hello(?)!
— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) June 28, 2019Aún así, Choe valora la propuesta de Trump, que visitará Corea del Sur hoy y el domingo.”Consideramos que si el encuentro tiene lugar en la divisoria, tal y como pretende el presidente Trump, supondría otra oportunidad significativa para profundizar aún más las relaciones personales de ambos líderes y hacer avanzar las relaciones bilaterales”, concluye el texto.Trump, que viajará a Seúl desde Osaka (Japón), donde se celebra la cumbre de líderes del G20 en la que participa, planteó hoy a través de un mensaje en Twitter la posibilidad de encontrarse durante “dos minutos” con el líder norcoreano en la frontera que divide ambas Coreas.(Reuters)Se daba por hecho que durante su visita de dos días a Corea del Sur Trump visitaría la frontera y realizaría algún gesto para tratar de reactivar el diálogo sobre desnuclearización, estancado desde la cumbre de Hanói del pasado febrero.En la capital vietnamita, Pyongyang abogó por una desnuclearización gradual acompañada del progresivo levantamiento de sanciones, una oferta que Washington -que sostiene que no relajará sanción alguna mientras el régimen no elimine sus programas nuclear, de misiles y de armas químicas y biológicas- consideró inaceptable.De producirse un encuentro este fin de semana entre ambos líderes en la frontera, tendría lugar el domingo, puesto que Trump tiene hoy previsto aterrizar en la base aérea de Osan (40 kilómetros al sur de Seúl) y desplazarse después a la capital surcoreana para cenar con el presidente Moon Jae-in.Con información de EFEMÁS SOBRE ESTE TEMA:EEUU está dispuesto a reanudar el diálogo si Corea del Norte da indicios de que desea abordar la desnuclearizaciónXi Jinping llegó a Corea del Norte y se reunió con Kim Jong-un

Fuente

Categories
política

La Iglesia alertó por la “angustiosa situación económica”

En la Semana Social, que se inauguró ayer en Mar del Plata, el obispo Oscar Ojea reclamó a los dirigentes políticos que se comprometan con la equidad y el diálogo. El encuentro volvió a marcar las fuertes diferencias con el Gobierno.

Fuente

Categories
General

¿Sultanato en peligro? Tras la derrota en Estambul, crecen las dudas sobre el futuro de Recep Erdogan

El triunfo de Ekrem Imamoglu en Estambul dejó a Recep Erdogan sin su principal bastión (Reuters)Hace exactamente un año, Recep Erdogan se convertía en una especie de sultán moderno. Al imponerse con el 52,5% de los votos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 24 de junio, concretó la transformación de Turquía: una república parlamentaria laica pasó a ser un presidencialismo autoritario, con fuertes rasgos islamistas.El líder del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), que gobierna desde 2003, se aprovechó de un crecimiento económico extraordinario para concentrar atribuciones como ningún otro mandatario desde Mustafa Kemal Atatürk (1923 — 1938), fundador de la Turquía contemporánea. El proceso se acentuó a partir de 2014, cuando dejó de ser primer ministro y asumió la presidencia, que hasta ese momento era un cargo protocolar.Tras el fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016, realizó una purga sin precedentes, que vació de elementos críticos al Ejército, a las universidades y a las principales instituciones públicas. Se estima que 160.000 personas fueron desplazadas de sus puestos y unas 50.000 pasaron por la cárcel. Además, cerró más 120 medios de comunicación y arrestó a más de 200 periodistas.Ekrem Imamoglu, candidato del laico opositor Partido Popular Republicano (CHP), al arribar a las oficinas del CHP en Estambul, el 23 de junio de 2019,  para dar su discurso de victoria (Foto de Bulent Kilic / AFP)En abril de 2017 —tras un ajustado y muy cuestionado referéndum— aprobó una reforma constitucional que abolió la figura del primer ministro y concentró todas las decisiones en el Poder Ejecutivo, incluso la posibilidad de designar a jueces del Tribunal Constitucional. El triunfo en los comicios de 2018 le permitió asumir todas esas potestades, que lo hacían parecer definitivamente imbatible.Sin embargo, un año después, el panorama no podría ser más contrastante. Ekrem Imamoglu, del Partido Republicano del Pueblo (CHP), la histórica fuerza socialdemócrata y laica del país, ganó con el 54,2% de los votos la alcaldía de Estambul, con una ventaja de diez puntos sobre el candidato del AKP, Binali Yıldırım. Se quedó con la ciudad más poblada, rica y emblemática del país, y le arrebató a Erdogan su principal bastión, que estaba bajo su control desde hacía 25 años, cuando él mismo asumió como alcalde.El presidente turco Recep Erdogan saluda a los miembros de su partido, el AKP, durante una reunión en el parlamento en Ankara, el 25 de junio de 2019 (Reuters)”Durante la última década como primer ministro y presidente, Erdogan construyó un régimen autoritario personalista altamente consolidado. Estambul le servía no sólo como emblema de dónde lanzó su carrera política, sino también como una fuente masiva de rentas que pueden ser utilizadas para obtener apoyo electoral. Ya hemos visto a través de la repetición de los comicios que no estaba dispuesto a dejarla ir fácilmente. Ahora tenemos que esperar y ver si el gobierno de Imamoglu como alcalde se verá interferido de alguna manera, ya sea cortándole el financiamiento y obstaculizando su capacidad para brindar servicios, o destituyéndolo bajo algún pretexto legal”, dijo a Infobae Lisel Hintz, profesor de la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns HopkinsLa derrota se amplificó porque Imamoglu ya había ganado el 31 de marzo, cuando se realizaron las elecciones locales en todo el país. El golpe de ese día había sido muy grande para Erdogan, porque también había perdido Ankara, la capital, junto a otras ciudades importantes.Durante la última década, Erdogan construyó un régimen autoritario personalista altamente consolidado. Estambul le servía no sólo como emblema, sino también como una fuente masiva de rentasPero, como la diferencia había sido de sólo 13.000 votos en Estambul, el AKP impugnó los resultados, alegando irregularidades que, insólitamente, habrían perjudicado al partido que controla todo el aparato estatal. La Justicia, que ha dado muchas muestras de parcialidad en estos años, le dio la razón y ordenó repetir la votación. El desenlace fue catastrófico: además de aumentar la indignación de la ciudadanía, y de incrementar la importancia simbólica de la elección, logró que la distancia se extendiera a 800.000 votos.”El CHP ha aprendido del AKP a estar presente en todos los colegios electorales y su fuerza organizativa ha aumentado significativamente, lo cual redujo la posibilidad de fraude. El CHP comprendió que debía formar una coalición con otras fuerzas políticas, en particular con el Partido Democrático de los Pueblos (HDP), que es pro kurdo. Sin desarrollar una alianza formal para no molestar a los votantes nacionalistas, estos dos partidos, junto con los ultranacionalsitas del Partido İyi, plantearon un desafío al AKP. Los partidos de la oposición hicieron algo impensable, creando una unión improbable”, explicó Ekrem Karakoc, profesor del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de Binghamton, consultado por Infobae.Imamoglu saluda a sus seguidores en un mitin en el distrito de Beylikduzu, en Estambul (REUTERS/Kemal Aslan/File Photo)La caída provocó un terremoto en el círculo de poder de Erdogan, que había discutido mucho la decisión de repetir los comicios. La profundización de la crisis económica y del enfrentamiento con Estados Unidos, que amenazó con sanciones contra el gobierno por la compra de misiles rusos S-400, también habían generado malestar. En este contexto, una supremacía que parecía total, entró en una fase de incertidumbre inesperada.”La victoria de Imamoglu entrega a la oposición la ciudad más grande de Turquía y la mayor potencia económica. Este hecho pone en peligro el fuerte control de Erdogan sobre el poder, ya que su capacidad para distribuir recursos entre sus seguidores se verá fuertemente limitada. En un momento de recesión económica y de fisuras dentro del partido gobernante, esta derrota aumenta la presión sobre él. La oposición tiene ahora una base de poder local para desafiarlo en la presidencia”, dijo a Infobae Berk Esen, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Bilkent.Binali Yildirim, candidato a alcalde del partido gobernante AKP, se va después de hablar con los medios de comunicación en la sede de su partido en Estambul, Turquía, el 23 de junio de 2019. (REUTERS/Kemal Aslan)Un sultán en problemasEkrem Imamoglu era casi un desconocido meses atrás. Tiene 49 años y estudió administración de empresas en la Universidad de Estambul. Está casado y tiene tres hijos. La mayor parte de su vida adulta trabajó en el sector privado, en una empresa de construcción familiar que llegó a dirigir.La inmersión en la política se produjo diez años atrás, cuando se incorporó a las filas del CHP. En 2014 compitió por su primer cargo electivo, la alcaldía de Beylikdüzü, un distrito de clase media ubicado en los suburbios de Estambul. El triunfo y su buena gestión subieron sus acciones en el partido.En su único mandato en el municipio construyó una imagen de administrador eficiente y sobrio, sin grandilocuencias. Ante la falta de otros dirigentes con llegada al electorado, el CHP decidió el año pasado postularlo a la alcaldía de la gran ciudad.El CHP ha aprendido del AKP a estar presente en todos los colegios electorales y su fuerza organizativa ha aumentado significativamente, lo cual redujo la posibilidad de fraudeCon escasas posibilidades de acceder a los medios, controlados por el Estado o por empresarios leales al gobierno, su campaña se apoyó mucho en las recorridas callejeras, en las reuniones con vecinos y en las redes sociales. En todo momento evitó la polarización, se mostró siempre respetuoso de sus rivales y hasta mantuvo encuentros con los últimos alcaldes de Estambul, incluido Erdogan.”La oposición puso a un nuevo nombre como candidato para atraer a una amplia gama de grupos sociales en Estambul. La campaña fue vívida, inclusiva y casi impecable, sin errores importantes. Por otro lado, el postulante del AKP, un político veterano, no pudo reunir mucha energía ni movilización, en una campaña electoral que fue débil. Con el estatus de víctima que obtuvo Imamoglu a causa de la repetición de las elecciones, consiguió el voto de algunos partidarios del AKP”, sostuvo Hakkı Taş, investigador del Instituto Alemán de Estudios Globales y de Área, en diálogo con Infobae.En el fondo, a Imamoglu lo ayudó mucho el enorme contraste de su imagen con el estilo populista y caudillesco del presidente. Por eso, su resonante triunfo lo convierte en la mayor aparición en las filas opositoras desde la llegada de Erdogan al poder, y en un aspirante natural para pelear la presidencia en 2023.Los simpatizantes asisten a un mitin de Ekrem Imamoglu en el distrito de Beylikduzu (REUTERS/Kemal Aslan)”La importancia de la victoria en Estambul no puede ser subestimada —dijo Hintz—. Los actores de la oposición merecen un inmenso reconocimiento por haberse unido en circunstancias muy difíciles. Imamoglu en particular representó un cambio muy necesario en el discurso político, enfatizando el poder de la unidad sobre la división y la polarización. La táctica de Erdogan de apostar a la política de identidad cayó de bruces contra este candidato optimista y de voz relativamente suave. A diferencia del agresivo Muharrem Ince, Imamoglu se negó a morder el anzuelo de Erdogan y a permitir que la atención de los medios de comunicación se desvaneciera el 31 de marzo a la noche, algo crucial para impedir que el AKP simplemente declare una victoria”.De todos modos, más allá de los atributos de Imamoglu, si un político de tan escasa trayectoria logró derrotar a Erdogan en su bastión es también porque su gobierno está en un estado de debilidad que no había conocido antes. Las razones son muchas. El rechazo de buena parte de la población al autoritarismo creciente, al cercenamiento de libertades civiles y al fanatismo religioso, es un factor insoslayable. Sin mencionar el agotamiento con un liderazgo omnipresente, que cultiva la confrontación permanente.Este hecho pone en peligro el fuerte control de Erdogan sobre el poder, ya que su capacidad para distribuir recursos entre sus seguidores se verá fuertemente limitadaPero no hay dudas de que lo decisivo es el deterioro de las condiciones materiales de vida. Erdogan erigió los cimientos de su hegemonía sobre el suelo de la fenomenal expansión económica que vivió Turquía a partir de 2003, con tasas de crecimiento de entre 9% y 11% anual hasta 2011. Entonces comenzó un proceso de desaceleración, que se profundizó en 2018, cuando el país creció 2,6%, el mínimo en una década. Las proyecciones del Fondo Monetario Internacional muestran que este año el país entrará en recesión, con una caída de 2,5% del producto.”Algunos partidarios del AKP, unos 200.000, le dieron la espalda al AKP por la creciente crisis económica —dijo Karakoc—. En entrevistas con gente de negocios y personas comunes antes de las elecciones, fui testigo de que muchos pro AKP son críticos con las políticas económicas del gobierno así como con las políticas clientelares”.La inflación, que es la variable que más afecta a los ciudadanos y que más rápido se siente, se disparó el año pasado a 20,3%, máximo desde 2002. El país atravesó en 2018 una crisis cambiaria que llevó a la lira turca a depreciarse un 30% en 2018. En lo que va del año cayó otro 9%, convirtiéndose en la segunda moneda emergente más devaluada del mundo, detrás del peso argentino.Funcionarios electorales abren una urna para contar los votos en una mesa electoral en Estambul, Turquía, el 23 de junio de 2019 (REUTERS/Kemal Aslan)A este panorama se suma el desempleo, que está en alza desde hace meses. De 9,7% en mayo del año pasado, subió a 14% en abril de 2019.”Una victoria tan aplastante de la oposición era impensable hasta hace muy poco tiempo. Las razones son muchas. La caída del nivel de vida, la reacción de los votantes a la deriva autoritaria del AKP y a su discurso populista, que equipara a toda oposición con traición, y la propaganda pacífica de Imamoglu, que atrae a todos los segmentos de la población, incluyendo a los decepcionados del AKP. No se trataba de una simple elección municipal. Se convirtió en un referéndum y un voto de confianza para la administración de Erdoğan Por lo tanto, sus efectos se sentirán en todo el país. La mayoría de los observadores están de acuerdo en que éste es el punto de partida de la inevitable caída del AKP”, vatición Ergun Özbudun, profesor de derecho y ciencia política de la Universidad Sehir de Estambul, consultado por Infobae.Imamoglu en particular representó un cambio muy necesario en el discurso político, enfatizando el poder de la unidad sobre la división y la polarizaciónComo suele ocurrir en estos casos, cuando un líder que acumuló tanto poder comienza a debilitarse, algunos de sus aliados con ambiciones personales se animan a expresar sus diferencias y a desplegar sus propias estrategias. La principal figura es el ex primer ministro Ahmet Davutoglu, que había dicho que la decisión de repetir la elección del 31 de marzo “causó daño a los valores fundamentales” del país. Es uno de los que podría desafiar a Erdogan en un futuro próximo, lo que le quitaría votos y apoyo parlamentario.”Lo que pasó acelerará el proceso de formación de nuevos partidos por parte de antiguos miembros del AKP como Ahmet Davutoglu y el ex vice primer ministro Ali Babacan —dijo Taş—. Con tales alternativas, podemos ser testigos de que algunos segmentos de la actual bancada parlamentaria del AKP abandonan el partido en favor de los emergentes. Un AKP más débil, pero aún controlando el Estado, provocará más inestabilidad, especialmente considerando los problemas económicos y diplomáticos”.Este combo de golpes económicos y políticos sería potencialmente letal para cualquier gobierno. Pero Erdogan tiene a su disposición recursos que pocos presidentes poseen. Sobre todo en países con democracias consolidadas, algo que Turquía dejó de ser hace años. Por eso, sería demasiado osado anticipar que su ciclo político está llegando a su fin.Ekrem Imamoglu saluda al público junto a Kemal Kilicdaroglu, líder del CHP (REUTERS/Huseyin Aldemir)”Estoy leyendo algunos titulares como ‘El fin del régimen de Erdogan’, o ‘La desaparición de Erdogan’ —continuó Taş—. Pero son suposiciones ingenuas. Sigue siendo el único hombre que gobierna el país. Sin embargo, las elecciones mostraron que todavía existe un rayo de esperanza en la dinámica interna de la política turca. Después de los comicios generales de junio de 2015, el 23 de junio fue el segundo mayor reto al que se enfrentó Erdogan, conocido como el maestro de las urnas. Esto crea esperanza y activismo en la oposición, un espíritu de ‘sí, se puede'”.Mucho de lo que suceda en los próximos meses dependerá de la capacidad del gobierno para estabilizar la economía y evitar nuevas fugas en su círculo de poder. En caso de que no logre controlar la crisis por las buenas, siempre estará latente la posibilidad de hacerlo por las malas, aumentando la represión, un camino que estaría repleto de riesgos para él y para el país.”Me preocupa que declaraciones tan radicales como ‘el regreso de la democracia’ sean demasiado prematuras y optimistas. Necesitamos ver cómo responde el régimen del AKP. La mera existencia de los Juicios de Gezi, donde defensores de la democracia y los derechos humanos han sido detenidos por los cargos más absurdos, significa que las normas y prácticas democráticas tienen un largo camino por recorrer antes de ser internalizadas. Una elección puede ser un catalizador que galvanice el impulso para el cambio, pero va a ser necesario mucho más progreso, y muy probablemente el fin del gobierno de Erdogan, para que los observadores internos y externos puedan reclamar legítimamente que la democracia ha regresado a Turquía”, concluyó Hintz.MÁS SOBRE ESTE TEMA:Especiales AméricaDuro golpe para Recep Erdogan: la oposición turca ganó la alcaldía de Estambul tras la polémica repetición de las eleccionesTurquía: el régimen de Erdogan detuvo a otras 34 personas por supuestos vínculos con el clérigo exiliado Fethullah GülenFuerte revés para Recep Erdogan en Turquía: perdió Estambul, Izmir y Ankara en las elecciones municipales

Fuente

Categories
política

Mauricio Macri, sobre el acuerdo: “Será una posibilidad de crecimiento y de empleo”

Junto a los representantes del Mercosur y la Unión Europea presentes en la Cumbre de Líderes del G20, el presidente Mauricio Macri brindó una conferencia de prensa donde calificó el acuerdo alcanzado como “el más importante de nuestra historia” y destacó que “será una posibilidad de crecimiento y de empleo”.La Unión Europea y el Mercosur cerraron este viernes en Bruselas un acuerdo de asociación que llevaban negociando 20 años y que supone el mayor pacto comercial jamás alcanzado por ambas partes, al crear un mercado de 780 millones de consumidores. El mandatario, que también ocupa la presidencia de turno del Mercosur, intervino ante los medios de comunicación este sábado junto al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en un acto celebrado en Osaka (Japón).

Mirá también

Mirá también

Se firmó el acuerdo Mercosur-UE y el trato abre el comercio para la Argentina

El primero en tomar la palabra fue el líder de la Comisión Europea, el cual destacó que el acuerdo “acerca a dos continentes” y los sitúa juntos “en su espíritu de cooperación”, además de mostrar “una clara señal a favor del libre comercio”.

Mirá también

Mirá también

Mauricio Macri en el G20: supervisó el acuerdo con la UE, charlas con Donald Trump, Xi Jinping, Angela Merkel y pendiente de la Selección

Luego, Macri comentó que fueron necesarios “muchos líderes con buena voluntad para transformar esta realidad” y que el acuerdo va a “fortalecer el crecimiento de la región” no solo por el comercio sino también por el flujo de inversiones, al dar “más tranquilidad” y “reglas más claras y estables” para quienes quieran instalarse y desarrollar sus proyectos.

Mirá también

Mirá también

El Presidente Mauricio Macri, durísimo con la Selección Argentina

Subrayó que los países del Mercosur -Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay- están “muy contentos” por la oportunidad de crecimiento y empleo que supone el acuerdo para ellos que en definitiva es, recalcó, “de las cosas más importantes que ha pasado y una de las pocas buenas noticias en meses” y que permite “interconectar” las economías de esta región con las de la UE para garantizar crecimiento y reducción de la pobreza.

Fuente

Categories
política

Con asimetrías, el Mercosur y la Unión Europea cerraron su acuerdo comercial

Se firmó un compromiso político pero pueden pasar años hasta que entre en vigencia. Europa libera casi un 100% su mercado y el Mercosur, el 90%. Debate sobre su impacto en el país.

Fuente

Categories
General

Amamos odiar

.

Fuente

Categories
General

La increíble historia de Amelio Robles: el coronel transgénero de la Revolución mexicana

El coronel Amelio Robles, que nació mujer y eligió ser hombre durante sus años revolucionarios.Malaquías Amelia de Jesús nació mujer en 1889. Amalio Robles Ávila murió hombre en 1980. Ella y él son la misma persona. Una que tomó las armas en la Revolución mexicana, se vistió de hombre al enrolarse en el ejército de Emiliano Zapata, alcanzó grado de “coronela” y se convirtió en “coronel”, condecorado y reconocido por el Ejército como veterano revolucionario y legionario.Fue transgénero, sí. Tal vez uno de los primeros casos conocidos y documentados en México de una mujer que desde muy joven cambió las enaguas por el pantalón y eligió una imagen y una vida de hombre, en los lejanos años 20 del siglo pasado. Quién sabe si entonces era más fácil para ella, mujer de campo, transformarse que sólo asumirse lesbiana.La investigadora Gabriela Cano, autora de un artículo académico titulado “Amelio Robles, masculinidad (transgénero) en la Revolución mexicana”, asegura que lo correcto es reconocerlo como una persona transgénero.Tal vez durante su transición, explica Cano, Amelia Robles podría caracterizarse como una lesbiana y luego transformarse en una persona transgénero con una identidad masculina.Para fines de esta historia, el coronel Robles Ávila será Amelia hasta la frontera donde ocurre su cambio.Amelia Robles, durante su juventud, todavía como mujer, antes de enrolarse en la Revolución.Esta vida excepcional comenzó en el estado de Guerrero, en un pequeño poblado de nombre Xochipala, municipio de Zumpango del Río, donde el 3 de noviembre de 1889 nació Malaquías Amelia de Jesús, la menor de tres hijos del matrimonio de Casimiro Robles y Josefa Ávila.Fue niña de campo, pero no pobre. Su padre era un ranchero de buena posición, propietario de 42 hectáreas de labor y agostadero, de una pequeña fábrica de mezcal y durante algún tiempo ayudante del comisario del lugar, de acuerdo con la investigadora Olga Cárdenas Trueba.Como pocas mujeres de la época, Amelia tuvo la oportunidad de estudiar la primaria y recibir una buena educación católica al formar parte de la Sociedad de las Hijas de María de la Medalla Milagrosa, una congregación dedicada a profundizar la formación espiritual de las jovencitas.Aprendió a coser, lavar y planchar como cualquier otra niña de su época. Pero también le gustaba montar, domar y lazar caballos, ordeñar y manejar armas. Desde entonces ya decían que “era medio hombrada”, según testimonios de quienes la conocieron en aquellos años, recogidos en las investigaciones de Cano y Cárdenas.Un carácter rebelde también se cocinó en Amelia a partir de la muerte de su padre, cuando ella apenas tenía tres años, y luego del segundo matrimonio de su madre. Nunca pudo llevarse bien con su padrastro ni con sus tres medios hermanos, hijos de su madre y de aquel padrastro. Su historia incluso cuenta que dos veces estuvo en la cárcel y una de ellas por matar a un medio hermano.En aquella joven había además algún interés político, pues ya en 1911 formaba parte de un club maderista (los que impulsaban el sufragio efectivo y la no reelección que proclamaba Francisco I. Madero), y entre 1912 y 1913 ya se había enrolado en el Ejército del Sur de Emiliano Zapata.Cano afirma que el vínculo de Amelia con el zapatismo “fue menos ideológico que vital”. Ella misma lo dice en una entrevista de 1927 con el periodista Miguel Gil, a quien el confiesa que dejó su casa para sumarse a la Revolución “por una mera locura de muchacha, una aventura como cualquier otra”.–¿Y qué sensación experimentó usted al encontrarse en plena aventura? –le pregunta el periodista.–La de ser completamente libre –responde Amelia.Cuando se sumó a la Revolución era una joven que rondaba los 21 o 22 años. De entonces corresponde la única foto que hay de ella todavía vestida como mujer. El escritor Febronio Díaz la describió como “una mujer en verdad bonita, nívea, trenzas de trigo maduro, ojos verdes y serenos que se tornaban felinos e intimidantes”. La llamaban “La Güera Amelia”.Cambio de bandoPero la locura juvenil se convirtió en convicción ya en “la bola”, como llamaban coloquialmente a los ejércitos populares revolucionarios. “Al principio no dejó de ser una mera locura, pero después supe lo que defiende un revolucionario”, le contó Amelia al periodista Miguel Gil.Hasta 1918 formó parte del ejército de Zapata, donde obtuvo el grado de coronela.De sus méritos revolucionarios no hay duda. Las investigaciones la ubican en históricas batallas revolucionarias y en sus archivos personales ella misma dejó escrita una bitácora que registraba las más de 70 acciones armadas en las que participó.Para entonces, Amelia ya usaba pantalón y camisa, y se confundía como uno más entre los combatientes revolucionarios: pantalón y camisa de manta, sombrero y arma. Pero todavía era Amelia, la mujer que alcanzó el grado de coronela en el ejército de Zapata, quien al parecer la tenía en buena estima.Eran años revueltos. De pactos y pugnas. De caudillos que encabezaban cada uno su ejército. En medio de aquel río revuelto de la Revolución, Amelia abandonó el ejército de Zapata, entregó las armas y se presentó ante la Jefatura de Operaciones Militares de Guerrero, al frente de 315 hombres.A cambio Amelia recibió el indulto del gobierno de Venustiano Carranza, ya emanado de la Revolución, pero enfrentado con otras facciones. Al reconocerlo, la joven se incorporó de manera formal al ejército carrancista hasta 1921 que le concedieron la licencia definitiva.Allí no paró su carrera en las armas. Aun después de Revolución, que concluyó en 1920, vinieron periodos de ajustes, traiciones, levantamientos y más sangre.Así que “la coronela” volvió a tomar las armas en 1924 para apoyar el gobierno del general Álvaro Obregón, presidente de México. Al tomar esa decisión, Amelia tuvo que aceptar que su grado no fuera reconocido –tal vez  por ser mujer–, y conformarse con el grado de sargento.No debió gustarle, pero igual peleó y resultó gravemente herida en una de las batallas. Al final de esta etapa “la coronela” decidió transformarse de manera definitiva en “el coronel”. Nunca más permitió que la llamaran Amelia Robles, “la Güera Amelia” o la “coronela” Robles.En su casa de Guerrero, donde se dedicó al campo.En adelante sería el coronel Amelio Robles Ávila, y como tal tuvo una activa vida política en el Partido Socialista de Guerrero y la Liga de Comunidades Agrarias, donde siguió ligada a viejos compañeros de batalla como el también ex zapatista Adrián Castrejón y el obregonista Rodolfo López de Nava.El primero como gobernador de Guerrero y el segundo como gobernador de Morelos jugaron un papel muy importante en el reconocimiento político y militar oficial de Amelia ya convertida en Amelio Robles –y en adelante así aparecerá en este texto.La batalla por el reconocimientoFue precisamente el gobernador Rodolfo López de Nava quien le extendió un certificado de méritos revolucionarios y recomendó su ingreso a la Legión de Honor Mexicana, de la Secretaría de la Defensa Nacional, apoyado por otros correligionarios.Para entonces, el coronel Amelio Robles ya tenía una relación sentimental con una mujer de nombre Ángela Torres, con quien adoptó una hija: Regula Robles Torres.No era su primera relación. Cuando joven, corrió el rumor de que había raptado a una muchacha, y después que tuvo “vínculos sentimentales” con otra joven de nombre Lupita Barrón.El coronel Amelio Robles con su compañera Ángela Torres, con quien adoptó una hija.Además quiso que su archivo en el Ejército llevara como nombre Amelio. En 1955 comenzó los trámites para que así apareciera en el Archivo de Veteranos de la Secretaría de la Defensa Nacional y ese mismo año solicitó el estudio de sus antecedentes revolucionarios para obtener la condecoración del “Mérito Revolucionario”.Los resultados de aquellos trámites tardaron un poco. Amelio Robles tuvo que esperar hasta 1970 para que lo reconocieran oficialmente como “Veterano de la de la Revolución” y aprobaran su ingreso a la Legión de Honor Mexicana.Después, en 1973, obtuvo por fin la condecoración del “Mérito Revolucionario”, lo que le valió recibir una ayuda económica durante dos meses. También lo reconocieron los ex presidentes Adolfo López Mateos, Manuel Ávila Camacho y Luis Echeverría, así como de distintos gobernadores de Guerrero que le rindieron honores como destacado revolucionario.Dato curioso. Sus investigadoras académicas descubrieron que el coronel Amelio Robles tuvo que incluir un acta de nacimiento falsa en su expediente personal de los archivos militares.”El documento da fe del nacimiento del niño Amelio Malaquías Robles Ávila”, escribe Gabriela Cano. “Salvo el sexo y el nombre del bebé, todos los demás datos coinciden con el acta de nacimiento original del libro del registro civil de Zumpango del Río”.Militar de tres estrellas, Amelio Robles tuvo el reconocimiento del Ejército.Por supuesto su historia y su personalidad atrajeron a la prensa, que exponía sobre todo los méritos militares del coronel Robles, y no tanto su pasado. Aunque Miguel Gil, el periodista del diario El Universal que lo entrevistó en 1927 no puede esconder su sorpresa cuando describe un detalle.Dice el periodista: “…al arremangarse el pantalón para mostrar la cicatriz que una bala le dejó en la pierna veo que usa calcetines y ligas de hombre. ¡Pequeño detalle, pero detalle al fin!”Todo en Amelio era masculino –menos su cuerpo, claro–, describe Gil: “La forma de usar el saco, los pantalones y el sombrero ladeado un poco a la izquierda y puesto con garbo no eran sino indicio de masculinidad”.Pero en su tono no hay burla ni desprecio. Curiosidad, quizá, ante aquel coronel que es hombre, pero nació mujer. Para el periodista se trata, simplemente, “de un tipo soberbio para una novela”.El coronel Amelio Robles con la periodista suiza exiliada en México Gertrude Duby.Hasta aquí parece que transcurrió fácil la vida del coronel Amelio. Pero no fue así. Incluso tuvo que pagar con la cárcel –por segunda vez– el asesinato de dos hombres que lo asaltaron con el propósito de “descubrir su secreto corporal”, afirma la investigadora Cano.”El encarcelamiento debió acarrearle la humillación adicional de estar recluido en el departamento de mujeres”, presume Cano.Si es cierta o no la anécdota, el coronel nunca renunció a su identidad como hombre y los roles que le correspondían en la época. Allí están las fotos que comprueban que Amelio Robles vestía como todo un caballero y militar.A pesar suyo, todavía pesa sobre su historia el nombre que él enterró. Una escuela primaria de su pueblo y el museo que fue su casa llevan el nombre de “Coronela Amelia Robles”.MÁS SOBRE ESTE TEMA:Gays, indígenas y de piel morena: una triple pesadilla de discriminación en MéxicoEl último fraude político en México: simularon ser transexuales para obtener una candidatura

Fuente

Categories
General

La emoción de Ricardo Darín cuando le preguntaron por su madre en una conferencia de prensa: “Todavía no tomé distancia del hecho”

La emoción de Ricardo Darín cuando le preguntaron por su madre (Video: “Bendita” – El Nueve)Habitualmente, Ricardo Darín suele ser muy divertido y locuaz a la hora de hablar con la prensa. Sin embargo, al ser consultado por un periodista sobre cómo lleva la ausencia de su madre –Renée Roxana Darín, fallecida el año pasado-, el actor se puso serio y no pudo evitar emocionarse.”En una entrevista en 2015 dijiste que cuando veías El hijo de la novia te ponías a llorar como una cocinera… ¿Cómo lo llevás ahora con la ausencia de tu madre?”, fue el interrogante que la plantearon en Lima, donde fue a presentar Escenas de la vida conyugal junto a Andrea Pietra.”No sé…”, respondió, mientras intentaba acomodarse en la silla y sobreponerse al impacto emocional. “Te lo pregunto porque muchas veces se piensa que para los niños es terrible y para los adultos…”, prosiguió el cronista, tratando de ayudarlo.”Te entiendo perfectamente, pero te digo que no lo sé porque todavía no tomé distancia con el hecho”, se sinceró el artista, para luego responderle al mismo hombre cuán presente estaba la madre en su vida.”Sí, estaba totalmente presente en todas nuestras vidas”, destacó el protagonista de El secreto de sus ojos, El hijo de la novia, Luna de Avellaneda y Nueve Reinas, entre otros tantos recordados films.Ricardo Darín se puso anteojos oscuros para intentar ocultar su emoción”Para contestar el principio de tu pregunta, cuando dije lo que dije de El hijo de la novia…”, intentó retomar la pregunta, pero la emoción se lo impidió. “Empecé a transpirar un poco, perdón”, se disculpó.”Lo que a mí más me conmueve de una situación de esa película es una escena en particular con Norma Aleandro, a quien amo, en donde en mi personaje…”, continuó, pero los sentimientos le ganaron otra vez y tuvo que hacer una nueva pausa mientras se secaba las lágrimas que eran tapadas por sus anteojos oscuros.”Estás en el geriátrico con Norma Aleandro y ella te dice ‘no te preocupes, que yo te cuido'”, lo ayudó el periodista.”El personaje demuestra en ese momento que lo que realmente quiere saber es si es aceptado por su madre. Creo yo que en el fondo eso nos debe pasar a muchos de nosotros y dependiendo, por supuesto, de cuál ha sido la relación que tuvimos con nuestros padres, logramos estar a la altura de las expectativas que ellos tenían con nosotros. Eso me conmueve”, completó el actor.”Después lo de mi madre, no…”, intentó seguir, pero ya no pudo más. “Terminamos llorando todos”, cerró Andrea Pietra, tratando de sacarlo del difícil y emotivo momento.SEGUÍ LEYENDO La sesión de fotos oficial de los nuevos participantes del “Bailando 2019″Raúl Taibo rompió el silencio sobre su supuesta hija: “La historia que cuenta es rara”La fiesta, por dentro: los detalles y la intimidad de la boda de Fabián Doman y María Laura de Lillo

Fuente

Categories
General

La familia Kirchner saqueó las arcas públicas. ¿Realmente vamos a darle a Cristina la oportunidad de regresar al poder?

Hablemos de relatos. De la búsqueda de la verdad y de mentiras camufladas. De tesoros enterrados. De dinero sucio. Digámoslo con todas las letras. Saquemos a la luz lo que estaba destinado a permanecer oculto para siempre.A pocos días de terminar esta investigación que nos llevó más de cinco años de arduo trabajo, nos enteramos de que Cristina Fernández de Kirchner publicaba su libro. El título, Sinceramente, nos generaba mucha expectativa. Nos intrigaba conocer el secreto de su fortuna. Cristina había comenzado en 2007 su mandato como presidenta de la Nación con apenas $132.500 pesos de activos y culminó su segunda presidencia en 2015 con más de 77 millones de pesos. Un crecimiento exponencial. Aunque habiendo llegado a un conocimiento bastante profundo de su personalidad, no parecía razonable esperar una autocrítica. Si algo ha caracterizado a Cristina Fernández de Kirchner y ha quedado claramente explicitado en todos estos años, es que la humildad nunca será un rasgo que pueda exhibir en su favor. Por el contrario, el autoelogio quedaría una vez más plasmado en este libro que pretende ser una autobiografía dirigida a dar inicio a una campaña electoral que volverá a tenerla como protagonista principal.Podría, de todos modos, haber sincerado su propia historia personal, con algún dato que facilitara a quien estuviera dispuesto a creer en esta remake del relato. Cambiado el tono, no ha cambiado la esencia. El libro de Cristina Fernández es, nuevamente, Ella misma. Desde el pedestal en el que durante muchos años dirigió los destinos de la Nación y también la administración de los negocios familiares. Siempre Ella, ahí arriba, un lugar desde donde poder mirarnos a todos con la superioridad de quienes se sienten «elegidos» y a quienes el resto debemos pleitesía y hasta agradecimiento por haberlos tenido ahí para guiar nuestros destinos. Una vez más, la Cristina a la que no merecemos aquellos que nunca alcanzamos a comprender la virtuosidad de ese liderazgo tan particular. Ella, la elegida. El libro vuelve sobre las mismas formas de las que ella siempre intentó valerse, para gobernar, para ejercer poder y enriquecerse con él. Y para construir desde la nada de su derrota electoral, un nuevo engaño, tan pero tan potente, que hasta podría existir la posibilidad de que vuelva a gobernar.No se puede eludir esta consideración cuando ya estamos en marcha con un nuevo proceso electoral. Y, para tomar el «sincera-miento» que ella ha propuesto, debemos reconocer que este libro será el intento, una vez más, de evitar la repetición del engaño. Porque efectivamente, duele pensar que a muchos les satisface, los conforma o los resigna, saber que podemos ser víctimas de un robo frente mismo a nuestras narices, sin voluntad de frenar el nuevo golpe.No corresponde introducir aquí las responsabilidades que tiene el actual gobierno de Mauricio Macri el haberle dejado a esta señora el lugar de la oposición en que hoy está situada, por incapacidades, errores, brutalidades o simples especulaciones electorales. Pero lo cierto es que existe una proporción no tan pequeña que parece dispuesta a reincidir en el voto a quien ha llevado adelante el mayor saqueo de las arcas públicas en beneficio propio. Y eso ha sido comprobado. Es necesario entonces que, a partir de la información veraz, objetiva y documentada que intenta aportar esta publicación, pueda generarse una apreciación diferente ya no sobre el pasado, cuya realidad es tan incontrastable como inexorable en sus consecuencias, sino, de cara al futuro al que aspiramos encaminarnos. ¿Estamos nuevamente dispuestos a participar pasivamente de este nuevo relato? ¿Realmente pensamos entregarnos una vez más a las manos y decisiones de unos pocos que construyeron su riqueza con la facilidad de un pueblo mirando hacia el costado? Haciendo (o soportando) las mismas cosas, no será posible encontrar un resultado diferente.Volviendo al meollo de nuestra investigación sobre los hechos de corrupción como la fuente directa del enriquecimiento de la familia Kirchner y estudiando la trama de sus negocios particulares al tiempo en que ejercían la administración de los recursos públicos, trataremos de analizar ese «sincera-miento», contrastando con los elementos documentales que sostienen nuestra investigación.El libro de Cristina Fernández de Kirchner es más de lo mismo. Nunca, ni siquiera en las oportunidades en que se presentó en la Justicia, ni en su libro ha justificado el enriquecimiento desmedido de su capital. Tenemos la convicción de que no podría hacerlo. Eso consolida nuestra convicción sobre la ilicitud de su evolución patrimonial. No existe una fórmula que, por vía de la legalidad, lo haga posible. Y ella nunca brindó ninguna explicación.Las reiteradas citaciones a declaración indagatoria en las diferentes causas fueron la oportunidad procesal para el ejercicio de su defensa. Ahí, en ese momento, debía hacerlo. Sin estar obligada a declarar contra sí misma, estaba claro que la convocatoria le permitía demostrar que aquello que se le imputaba no era cierto.Sin embargo, solo se paró en sus argumentaciones políticas, rechazando acusaciones, no por inciertas, sino intentando disfrazarlas de una persecución judicial. Acusó a los jueces de pertenecer a un «partido judicial», una especie de grupo de tareas cuya única finalidad era encarcelarla. Descalificó a denunciantes, jueces y fiscales y desconoció todas las pruebas contundentes con que se formaron esos expedientes. E hizo de cada oportunidad una tribuna para que el papel de víctima perseguida le pudiera valer en su nueva carrera hacia la cúspide de la política. La columna es un extracto del libro “Ella miente”, de Margarita Stolbizer y Silvina Martínez (Margen Izquierdo)

Fuente