Categories
General

El calendario del juicio político a Trump

El juicio de Donald Trump en el Senado de Estados Unidos, que comienza este martes, respetará las solemnes reglas decididas en 1868 para juzgar a los presidentes estadounidenses, pero seguirá un calendario apretado, resultado de un acuerdo entre republicanos y demócratas.- Los trámites preliminares -Menos de un año después de un primer juicio político contra el presidente republicano, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó el 13 de enero una nueva imputación en su contra.Trump está ahora acusado de “incitar a la insurrección” en relación con el asalto de sus partidarios al Capitolio el 6 de enero.El 25 de enero, cinco días después de que el mandatario saliera de la Casa Blanca, los legisladores demócratas de la Cámara Baja designados “fiscales” entregaron la acusación al Senado.Al día siguiente, los 100 senadores, llamados a desempeñar el papel de jueces y jurados, prestaron juramento de imparcialidad.Los legisladores de los dos partidos acordaron luego el marco del juicio que de hecho comenzará este martes y se desarrollará en las tardes.Cada día, las audiencias comenzarán con un sermón y un llamado a la calma. Los senadores deberán guardar silencio “bajo pena de prisión”.- Martes, el debate jurídico -El martes estará dedicado a un debate jurídico.Para sus abogados, Trump no puede ser juzgado en un proceso de destitución dado que dejó el poder.Los demócratas responden que este mecanismo ya se ha utilizado para juzgar a un exmiembro del gabinete, y afirman que Trump debe ser inhabilitado y enviar un mensaje disuasorio a los futuros presidentes que podrían verse tentados a seguir su ejemplo.Cada parte tendrá dos horas para presentar sus argumentos, y los senadores luego votarán, por mayoría simple, para decir si quieren completar el proceso.Y con los demócratas al mando del Senado, es poco probable que el juicio termine allí.- Desde el miércoles, el relato de los hechos -A partir del miércoles a las 12H00 del mediodía (17H00 GMT) la acusación, y luego la defensa, tendrán cada una 16 horas repartidas en dos días como máximo para presentar sus argumentos.Según los medios estadounidenses, los legisladores demócratas, encabezados por el congresista Jamie Raskin, prevén exhibir muchos videos para mostrar a los senadores la violencia del ataque, pero también el feroz discurso del presidente unos momentos antes.”Nunca recuperarán nuestro país siendo débiles. Deben mostrar fuerza”, arengó Trump a sus partidarios reunidos en un mitin en Washington poco antes de la asonada al Congreso para disputar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales.Los abogados de Trump podrían presentar discursos virulentos de legisladores demócratas y alegar que la libertad de expresión protege este tipo de declaraciones.- La próxima semana, el turno de los senadores -Los senadores tendrán cuatro horas para presentar sus preguntas por escrito a ambas partes.Volverán a hablar durante una hora cada uno para solicitar o impugnar la citación de testigos o pruebas adicionales. Los senadores lo decidirán por mayoría simple.El resultado de esta votación permanece incierto, incluso si los republicanos y demócratas tienen, por diferentes razones, un interés en moverse rápidamente, lo que podría empujarlos a prescindir de nuevos elementos.- El veredicto -Si los legisladores acuerdan pasar a la etapa final del juicio, la fiscalía tendrá dos horas para entregar su acusación y la defensa dos horas para responder.Los senadores pueden entonces retirarse por un momento para deliberar y llegar a un veredicto.Según la Constitución, se necesitará una mayoría de dos tercios, o 67 senadores, para que Trump sea declarado culpable, un umbral que parece muy difícil de alcanzar.Si, no obstante, fuera declarado culpable, los senadores aún tendrían que votar por mayoría simple para inhabilitarlo para un cargo público.chp/ad/yow

Fuente

Categories
General

El calendario del juicio político a Trump

El juicio de Donald Trump en el Senado de Estados Unidos, que comienza este martes, respetará las solemnes reglas decididas en 1868 para juzgar a los presidentes estadounidenses, pero seguirá un calendario apretado, resultado de un acuerdo entre republicanos y demócratas.- Los trámites preliminares -Menos de un año después de un primer juicio político contra el presidente republicano, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó el 13 de enero una nueva imputación en su contra.Trump está ahora acusado de “incitar a la insurrección” en relación con el asalto de sus partidarios al Capitolio el 6 de enero.El 25 de enero, cinco días después de que el mandatario saliera de la Casa Blanca, los legisladores demócratas de la Cámara Baja designados “fiscales” entregaron la acusación al Senado.Al día siguiente, los 100 senadores, llamados a desempeñar el papel de jueces y jurados, prestaron juramento de imparcialidad.Los legisladores de los dos partidos acordaron luego el marco del juicio que de hecho comenzará este martes y se desarrollará en las tardes.Cada día, las audiencias comenzarán con un sermón y un llamado a la calma. Los senadores deberán guardar silencio “bajo pena de prisión”.- Martes, el debate jurídico -El martes estará dedicado a un debate jurídico.Para sus abogados, Trump no puede ser juzgado en un proceso de destitución dado que dejó el poder.Los demócratas responden que este mecanismo ya se ha utilizado para juzgar a un exmiembro del gabinete, y afirman que Trump debe ser inhabilitado y enviar un mensaje disuasorio a los futuros presidentes que podrían verse tentados a seguir su ejemplo.Cada parte tendrá dos horas para presentar sus argumentos, y los senadores luego votarán, por mayoría simple, para decir si quieren completar el proceso.Y con los demócratas al mando del Senado, es poco probable que el juicio termine allí.- Desde el miércoles, el relato de los hechos -A partir del miércoles a las 12H00 del mediodía (17H00 GMT) la acusación, y luego la defensa, tendrán cada una 16 horas repartidas en dos días como máximo para presentar sus argumentos.Según los medios estadounidenses, los legisladores demócratas, encabezados por el congresista Jamie Raskin, prevén exhibir muchos videos para mostrar a los senadores la violencia del ataque, pero también el feroz discurso del presidente unos momentos antes.”Nunca recuperarán nuestro país siendo débiles. Deben mostrar fuerza”, arengó Trump a sus partidarios reunidos en un mitin en Washington poco antes de la asonada al Congreso para disputar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales.Los abogados de Trump podrían presentar discursos virulentos de legisladores demócratas y alegar que la libertad de expresión protege este tipo de declaraciones.- La próxima semana, el turno de los senadores -Los senadores tendrán cuatro horas para presentar sus preguntas por escrito a ambas partes.Volverán a hablar durante una hora cada uno para solicitar o impugnar la citación de testigos o pruebas adicionales. Los senadores lo decidirán por mayoría simple.El resultado de esta votación permanece incierto, incluso si los republicanos y demócratas tienen, por diferentes razones, un interés en moverse rápidamente, lo que podría empujarlos a prescindir de nuevos elementos.- El veredicto -Si los legisladores acuerdan pasar a la etapa final del juicio, la fiscalía tendrá dos horas para entregar su acusación y la defensa dos horas para responder.Los senadores pueden entonces retirarse por un momento para deliberar y llegar a un veredicto.Según la Constitución, se necesitará una mayoría de dos tercios, o 67 senadores, para que Trump sea declarado culpable, un umbral que parece muy difícil de alcanzar.Si, no obstante, fuera declarado culpable, los senadores aún tendrían que votar por mayoría simple para inhabilitarlo para un cargo público.chp/ad/yow

Fuente

Categories
General

El calendario del juicio político a Trump

El juicio de Donald Trump en el Senado de Estados Unidos, que comienza este martes, respetará las solemnes reglas decididas en 1868 para juzgar a los presidentes estadounidenses, pero seguirá un calendario apretado, resultado de un acuerdo entre republicanos y demócratas.- Los trámites preliminares -Menos de un año después de un primer juicio político contra el presidente republicano, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó el 13 de enero una nueva imputación en su contra.Trump está ahora acusado de “incitar a la insurrección” en relación con el asalto de sus partidarios al Capitolio el 6 de enero.El 25 de enero, cinco días después de que el mandatario saliera de la Casa Blanca, los legisladores demócratas de la Cámara Baja designados “fiscales” entregaron la acusación al Senado.Al día siguiente, los 100 senadores, llamados a desempeñar el papel de jueces y jurados, prestaron juramento de imparcialidad.Los legisladores de los dos partidos acordaron luego el marco del juicio que de hecho comenzará este martes y se desarrollará en las tardes.Cada día, las audiencias comenzarán con un sermón y un llamado a la calma. Los senadores deberán guardar silencio “bajo pena de prisión”.- Martes, el debate jurídico -El martes estará dedicado a un debate jurídico.Para sus abogados, Trump no puede ser juzgado en un proceso de destitución dado que dejó el poder.Los demócratas responden que este mecanismo ya se ha utilizado para juzgar a un exmiembro del gabinete, y afirman que Trump debe ser inhabilitado y enviar un mensaje disuasorio a los futuros presidentes que podrían verse tentados a seguir su ejemplo.Cada parte tendrá dos horas para presentar sus argumentos, y los senadores luego votarán, por mayoría simple, para decir si quieren completar el proceso.Y con los demócratas al mando del Senado, es poco probable que el juicio termine allí.- Desde el miércoles, el relato de los hechos -A partir del miércoles a las 12H00 del mediodía (17H00 GMT) la acusación, y luego la defensa, tendrán cada una 16 horas repartidas en dos días como máximo para presentar sus argumentos.Según los medios estadounidenses, los legisladores demócratas, encabezados por el congresista Jamie Raskin, prevén exhibir muchos videos para mostrar a los senadores la violencia del ataque, pero también el feroz discurso del presidente unos momentos antes.”Nunca recuperarán nuestro país siendo débiles. Deben mostrar fuerza”, arengó Trump a sus partidarios reunidos en un mitin en Washington poco antes de la asonada al Congreso para disputar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales.Los abogados de Trump podrían presentar discursos virulentos de legisladores demócratas y alegar que la libertad de expresión protege este tipo de declaraciones.- La próxima semana, el turno de los senadores -Los senadores tendrán cuatro horas para presentar sus preguntas por escrito a ambas partes.Volverán a hablar durante una hora cada uno para solicitar o impugnar la citación de testigos o pruebas adicionales. Los senadores lo decidirán por mayoría simple.El resultado de esta votación permanece incierto, incluso si los republicanos y demócratas tienen, por diferentes razones, un interés en moverse rápidamente, lo que podría empujarlos a prescindir de nuevos elementos.- El veredicto -Si los legisladores acuerdan pasar a la etapa final del juicio, la fiscalía tendrá dos horas para entregar su acusación y la defensa dos horas para responder.Los senadores pueden entonces retirarse por un momento para deliberar y llegar a un veredicto.Según la Constitución, se necesitará una mayoría de dos tercios, o 67 senadores, para que Trump sea declarado culpable, un umbral que parece muy difícil de alcanzar.Si, no obstante, fuera declarado culpable, los senadores aún tendrían que votar por mayoría simple para inhabilitarlo para un cargo público.chp/ad/yow

Fuente

Categories
General

Desde la soleada Florida, Trump proyecta su sombra sobre el Partido Republicano

Se fue y está jugando al golf, pero desde su refugio en Florida bordeado de palmeras, Donald Trump también planea su venganza.Si muchos estadounidenses, incluyendo quizás varias figuras republicanas, desearon que el exmandatario desapareciera en su lujosa residencia de Mar-a-Lago en Palm Beach, se están llevando una decepción.Al aproximarse el juicio político contra Trump en Washington, el expresidente está dejando bien claro a los senadores republicanos que no olviden que él es una fuerza mayor.El anuncio el lunes de la apertura de “la Oficina del Expresidente” en su nueva ciudad de residencia fue un claro recordatorio.”El presidente Trump será por siempre un campeón para el pueblo estadounidense”, aseguró el comunicado.- Condena improbable -Los senadores están considerando el destino de Trump en el primer juicio político contra un expresidente. Y después de la versión del año pasado, es la primera vez que un mandatario es sometido a semejante proceso dos veces en Estados Unidos.Pero Trump, que obtuvo 74 millones de votos en su derrota ante Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre y supuestamente cuenta con 70 millones de dólares de fondos de campaña, quiere que los senadores republicanos piensen en su propio futuro antes de atreverse a frustrar el suyo.Se necesita que al menos 17 senadores republicanos se unan a las 50 bancas demócratas en la Cámara Alta para que Trump sea condenado. Cada día que pasa, esa posibilidad parece menos probable.Este martes, la moción de un senador republicano para declarar que el juicio sea declarado inconstitucional logró el apoyo de 45 de 50 republicanos. Es decir, no fue aprobada, pero sí fue una clara señal de que al procedimiento le queda poca vida.Muchos legisladores republicanos están furiosos con Trump por la forma en que incitó a sus seguidores a marchar hacia el Congreso el 6 de enero para interrumpir la certificación de la victoria electoral de Biden. El cargo único contra Trump de “incitación a la insurrección” es precisamente por esos hechos.Pero también quieren recuperar la mayoría del Senado y la Cámara de Representantes en las elecciones de medio camino de 2022 y la Casa Blanca en los comicios de 2024.Al menos por el momento, ser pro-Trump es la mejor forma de lograrlo.Según una encuesta de enero del diario The Washington Post-ABC News, casi seis de cada 10 republicanos e independientes de tendencia republicana creen que el partido debe permanecer bajo el liderazgo de Trump.- Presiones -La principal forma de Trump para ejercer presión es amenazar a los legisladores que no le sean leales con apoyar a sus rivales en las elecciones primarias del partido antes de los comicios intermedios de 2022.El respaldo de Trump el lunes a la candidatura de su exsecretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders a la gobernación de Arkansas fue una clara muestra de su fuerza política.Sanders compite con figuras más destacadas del partido, pero gana la carrera de ser la acólita más leal de Trump, por lo que puede esperar la recompensa.Para aquellos que no pasaron la prueba de lealtad, les esperan días de nerviosismo.Durante los cuatro años de su presidencia, Trump aplastó prácticamente toda oposición interna. Y le gustaría vengarse por la avalancha de críticas por sus acciones del 6 de enero.La lista incluye a los 10 republicanos de la Cámara Baja que votaron junto a los demócratas para someterlo a un juicio político, quienes probablemente enfrentarán desafíos en las primarias.Si los senadores republicanos votan a favor de su condena, serán blanco de una durísima respuesta del exmandatario y de las bases republicanas que creen en su mentira de que le robaron la victoria electoral.En respuesta a informes acerca de que Trump baraja la posibilidad de fundar un partido separatista de derecha, su asesor Jason Miller dijo a Axios que el expresidente apoya al Partido Republicano, por ahora.”Depende completamente de los senadores republicanos si esto se transforma en algo más serio”, dijo.- ¿Ivanka en escena? -Uno de los republicanos que siente la tensión es el senador por Florida Marco Rubio, quien fustiga al juicio político como “una pérdida de tiempo” y lo califica de “venganza de la izquierda radical”.¿Pero es eso suficiente?Rubio no apoyó los intentos de ultimo minuto de Trump para evitar la certificación parlamentaria de la victoria de Biden, lo que potencialmente lo puso en la mira.Hay muchas especulaciones acerca de que el escaño de Rubio podría ser desafiado en las primarias de 2022 por nada menos que Ivanka Trump, la hija del expresidente y exasesora de la Casa Blanca.Consultado sobre esta posibilidad por Fox News el domingo, Rubio respondió: “Me gusta Ivanka”.

Fuente

Categories
General

Trump es acusado en el Congreso en segundo “impeachment” histórico

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue acusado el miércoles en el Congreso en un histórico segundo procedimiento de juicio político, una semana antes del final de su mandato, que termina en un clima de extrema tensión.La Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, votó a favor del “impeachment” del mandatario republicano por 232 votos contra 197.Trump, que cederá el poder al demócrata Joe Biden el 20 de enero, fue inculpado por la Cámara Baja de “incitar a la insurrección” en la toma del Capitolio por sus partidarios la semana pasada, que dejó cinco muertos y conmocionó al país y al mundo.”Hoy de manera bipartidista la Cámara demostró que nadie está por encima de la ley, ni siquiera el presidente de Estados Unidos”, dijo Nancy Pelosi, la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, en la ceremonia en que firmó el artículo de acusación.Antes, había acusado a Trump de alentar una “rebelión armada”, calificándolo de “peligro claro y presente contra la nación que todos amamos”.A siete días de comenzar su nueva vida como expresidente, Trump parece extremadamente aislado.Diez congresistas republicanos votaron a favor de la acusación, a diferencia de diciembre de 2019, cuando ningún miembro del partido del presidente apoyó el primer juicio político en su contra.Entonces fue acusado de pedirle a Ucrania que investigara presunta corrupción vinculada a su rival Biden, a cambio de desbloquear una ayuda militar crucial para el país en guerra. El Senado, con mayoría republicana, lo absolvió en febrero de 2020.- La pelota en el Senado -La votación de la nueva acusación contra Trump el miércoles marca la apertura formal del procedimiento de juicio político, y ahora le corresponde al Senado juzgarlo nuevamente.El proceso genera muchos interrogantes.”Dadas las reglas (…) simplemente no hay posibilidad de que concluya un juicio justo o serio antes de que el presidente electo Biden jure el cargo la próxima semana”, dijo el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, en un comunicado.Recordó que los tres juicios políticos anteriores, de Andrew Johnson en 1868, de Bill Clinton en 1999 y de Trump el año pasado, duraron 83 días, 37 días y 21 días, respectivamente.McConnell, el republicano más poderoso del Congreso, ha dicho que no volverá a convocar al Senado, actualmente en receso, antes del 19 de enero como estaba programado.El calendario del juicio político es por tanto incierto, y, para los demócratas, hay un riesgo de que el “impeachment” monopolice la acción legislativa en los primeros días del mandato de Biden.”Espero que el Senado encuentre la manera de lidiar con sus responsabilidades constitucionales del juicio político mientras también trabaja en los otros asuntos urgentes de la nación”, dijo el presidente electo en un comunicado.- Trump pide unidad -Horas antes, en un discurso grabado en video desde la Oficina Oval, Trump pidió a los estadounidenses que estén “unidos”, sin mencionar el “impeachment”.”Elijamos avanzar unidos por el bien de nuestras familias”, dijo, haciendo “un llamado a todos los estadounidenses a superar las pasiones del momento”.Repudiando a sus partidarios que asaltaron el Congreso, subrayó que “nunca hay una justificación para la violencia”. “Quienes participaron en los ataques de la semana pasada serán llevados ante la justicia”, aseguró.Washington, bajo estrictas medidas de seguridad, lucía irreconocible. El tráfico en las principales avenidas estaba bloqueado, había vallas de metal protegiendo edificios públicos, incluida la Casa Blanca, y miles de efectivos de la Guardia Nacional patrullaban armados.Imágenes impactantes mostraron a decenas de reservistas militares que pasaron la noche en el Capitolio, y seguían durmiendo incluso cuando llegaron los legisladores.- Intenso debate -El debate fue intenso en el Congreso. La demócrata Ilhan Omar llamó a Trump un “tirano”. “No podemos dar vuelta la página y no hacer nada”, dijo.Entre los republicanos, las posiciones fueron más contrastadas.Fervientes partidarios del multimillonario republicano lo defendieron con uñas y dientes, como Jim Jordan que denunció “una obsesión” de los demócratas. O Matt Gaetz, quien señaló que “millones de personas aman” al presidente en funciones.Pero otros se distanciaron claramente.”El presidente es responsable del ataque” al Congreso “de los alborotadores”, que “debería haber denunciado de inmediato”, admitió el líder republicano en la Cámara baja, Kevin McCarthy, pidiendo una “comisión investigadora” sobre lo ocurrido el voto de una “moción de censura”.Sin embargo, dijo que una acusación tan próxima al final de su mandato sería “un error”.Trump intentó el martes minimizar el procedimiento en su contra, describiéndolo como una “continuación de la mayor caza de brujas en la historia de la política”.Pero también se negó a asumir cualquier responsabilidad por la asonada al Capitolio, asegurando que su discurso, en un multitudinario acto con sus seguidores previo al asalto, fue “totalmente apropiado”.- ¿Habrá condena? -McConnell no descartó votar para condenar al presidente.”No he tomado una decisión final sobre cómo votaré y pretendo escuchar los argumentos legales cuando se presenten en el Senado”, dijo McConnell en una nota a sus colegas republicanos.Crucial aliado de Trump durante cuatro años, McConnell ayudó a asegurar la absolución del presidente tras su primer juicio político.Pero el líder republicano del Senado discrepó públicamente de los intentos de Trump de revocar los resultados electorales. La semana pasada, argumentó apasionadamente que la medida marcaría una “espiral de muerte” para la democracia estadounidense.Trump sigue, sin embargo, siendo muy popular entre millones de estadounidenses, lo cual podría frenar a algunos legisladores a la hora de condenarlo.jca-elc-ad/gma

Fuente

Categories
General

Amenazado por un nuevo juicio político, Trump viaja a Texas para celebrar su muro

Donald Trump viajará el martes a Texas en su primera salida desde el violento asalto al Capitolio, señalando claramente su voluntad de permanecer en la Casa Blanca hasta el final de su mandato, pese a la presión de los demócratas del Congreso que exigen su salida inmediata.En plena tormenta a pocos días del fin de su gobierno, Trump se reunió el lunes por la tarde con su vicepresidente, Mike Pence, quien -según parece- ha decidido hacer frente común con él ante los demócratas, rechazando los pedidos para apartarle del poder invocando la 25ª Enmienda de la Constitución.La salida del presidente estadounidense hacia Alamo, en el sur de Texas, está prevista para las 10H00 locales (15H00 GMT), aunque la Casa Blanca fue especialmente discreta sobre el programa de la jornada en este gran Estado fronterizo con México.¿El objetivo del viaje, según el ejecutivo?”Marcar la finalización de más de 400 millas (640 km) de muro fronterizo, promesa realizada, -promesa cumplida – y poner en valor los esfuerzos de su gobierno para reformar un sistema de inmigración disfuncional”.Los resultados, sin embargo, están muy lejos del “gran, magnífico” muro prometido por Trump en la campaña de 2016.Del total, solo una veintena de kilómetros han sido construidos en zonas en las que no existía ninguna barrera física antes. El resto corresponde a mejoras o refuerzos de barreras existentes.Y México nunca ha pagado por el muro, como había prometido el magnate inmobiliario.Mientras, en Washington se prepara un proceso que quedará para la historia, pero que podría hipotecar también el eventual futuro político de Trump.El multimillonario republicano podría convertirse en el primer presidente estadounidense que es sometido a dos juicios políticos en el Congreso, o “impeachment”.La Cámara de Representantes examinará el acto de acusación el miércoles y debería votar el mismo día.- Proceso histórico -Apoyado por un gran número de demócratas, y posiblemente de algunos republicanos, el texto debería ser adoptado fácilmente. Esta votación marcará la apertura formal del segundo proceso de destitución contra el presidente de Estados Unidos.La duda está, sin embargo, en el desarrollo y resultado del proceso que deberá abrirse después en el Senado, de mayoría republicana. Los demócratas tomarán el control de la Cámara Alta el 20 de enero, pero precisarán de la adhesión de numerosos republicanos para alcanzar la mayoría de dos tercios necesaria para destituir al presidente.Un juicio podría, además, complicar la acción legislativa de los demócratas al comienzo de la presidencia de Biden, monopolizando las sesiones del Senado.En paralelo, los demócratas pretenden aprobar el martes por la tarde una resolución para pedir al vicepresidente que aparte a Trump de sus funciones.Mientras no lo saquen del poder, la “complicidad” de los republicanos con Trump pone “en peligro a Estados Unidos”, afirmó la poderosa presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi.Acusando al inquilino de la Casa Blanca de haber “incitado a una insurrección mortal”, la líder demócrata reiteró su ultimátum a Pence para que responda “en 24 horas” a la Cámara tras la adopción de esta resolución.Con su reunión del lunes por la tarde en el Despacho Oval, el vicepresidente ya dio a entender que no optaría por ese camino.El cara a cara entre ambos marcó un giro importante en su relación, tensa desde el convulso 6 de enero.Pese a las presiones de Trump, Pence avanzó ese día en una carta que no impediría la validación en el Congreso de los resultados de la elección presidencial, desatando la furia del presidente y sus seguidores.”Mike Pence no tuvo el coraje de hacer lo que habría tenido que hacer para proteger a nuestro país y nuestra Constitución”, había tuiteado Trump mientras sus seguidores invadían el Capitolio.Videos publicados en las redes sociales mostraron una multitud gritando “cuelguen a Mike Pence”, a las puertas del Capitolio.Biden prestará juramento bajo un gran dispositivo de seguridad el 20 de enero, justo en las escaleras del Capitolio, sede del Congreso de Estados Unidos.Criticado por su demora en enviar a la Guarda Nacional el miércoles pasado, el Pentágono autorizó esta vez el despliegue de 15.000 soldados para la ceremonia de investidura.”No tengo miedo”, pese a los riesgos de nuevas manifestaciones pro-Trump, aseguró el demócrata el lunes.Biden llamó a perseguir a todos los implicados en los actos de “insurrección” del miércoles pasado, que dejaron cinco muertos y a un país conmocionado.jca/dax/rs/dga

Fuente

Categories
General

AMLO cuestionó las acusaciones de violación contra Salgado Macedonio: “Es un asunto partidista y también de la temporada”

(Foto: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO) (Andrea Murcia/)El presidente, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que las acusaciones por violencia sexual en contra del candidato de Morena por la gubernatura de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, son productos propios de la temporada de elecciones, ya que en estas épocas se suele crear polémicas y acusaciones para descalificar a los adversarios.“Es un asunto partidista y producto de la temporada. Hay una competencia en algunos estados porque vienen elecciones, entonces todo esto genera polémicas, acusaciones. (…) Yo no puedo a la ligera descalificar a nadie. Que la autoridad competente resuelva y que se apeguen a la justicia. Yo lo único que puedo comentar es que cuando hay elecciones o competencia se trata de descalificar al adversario de una o de otra manera.”, aseveró.Información en desarrollo…

Fuente

Categories
General

Juicio contra Trump en Congreso de EEUU se espera que comience el próximo martes

El proceso de destitución de Donald Trump debería comenzar el martes de la semana próxima, dijo este martes el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, tras conocer que la Cámara de Representantes se alistaba para enviarle el acta de acusación contra el presidente de Estados Unidos.En una votación histórica, la cámara baja, donde los demócratas son mayoría, aprobó el 18 de diciembre dos cargos de acusación contra Trump: “abuso de poder” y “obstruir el buen funcionamiento del Congreso”.La líder de los demócratas en la Cámara, Nancy Pelosi retrasó desde entonces la transmisión de la acusación al Senado en un intento de obtener garantías sobre la imparcialidad del juicio y más documentación. Los demócratas en particular le pidieron a McConnell que convocara a varios asesores de Trump a quienes se les había negado el derecho de testificar ante ellos.Finalmente, este martes Pelosi anunció que allí se votaría el miércoles el envío al Senado de las acusaciones contra Trump.”Creemos que si eso sucede, con toda probabilidad, daremos los pasos preliminares esta semana, que bien podrían incluir que el presidente de la Corte Suprema venga y juramente a los miembros del Senado y algún otro tipo de medidas de orden”, dijo McConnell a periodistas.”Esperamos lograr eso por consenso, lo que nos prepararía para comenzar el juicio real el próximo martes”, detalló.Se espera que la mayoría demócrata en la Cámara Baja apruebe el miércoles la transmisión de los cargos hacia el Senado, lo que significará un inminente comienzo del juicio de destitución contra Trump, quien se convertirá así en el tercer presidente en la historia del país en enfrentar un proceso semejante.Pelosi comenzó en la mañana a reunirse a puertas cerradas con los miembros de su mayoría para fijar las modalidades y el calendario de este histórico procedimiento.La resolución también debería definir qué miembros de la Cámara desempeñarán el papel de fiscales durante el juicio del presidente republicano, acusado de haber abusado de su cargo para convencer a Ucrania de desprestigiar al exvicepresidente demócrata Joe Biden, su probable rival para las elecciones de noviembre, y luego haber obstruido la investigación del Congreso.Pelosi expresó en un comunicado que “el pueblo estadounidense se merece la verdad, y la Constitución exige un juicio”.Pero Mitch McConnell no oculta su intención de hacer que el inquilino de la Casa Blanca sea absuelto: “La Cámara ha hecho suficiente daño, el Senado está listo para asumir sus responsabilidades”, había expresado el lunes.- “Una farsa” -Según las reglas del Senado, el juicio comenzará cuando el equipo de fiscales de la Cámara cruce los pasillos del Capitolio para unirse al Senado y leer los cargos contra Trump.Posteriormente, el presidente de la Corte Suprema de Estados Unidos, John Roberts, constitucionalmente responsable de supervisar los debates, jurará ser “imparcial” ante los cien senadores, a la vez jueces y jurados del proceso.Los demócratas, que solo tienen 47 escaños del total de 100 en el Senado, son conscientes de que casi no tienen posibilidades de destituir al presidente, lo que requeriría una mayoría de dos tercios.Sin embargo, esperan entregar información embarazosa para el mandatario, a menos de diez meses de las comicios presidenciales, en los que busca la reelección.Sin testigos ni documentos adicionales, “el proceso del Senado se convertirá en una farsa, una reunión televisada para un juicio simulado”, reconoció el lunes el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer.Los demócratas votaron por un juicio político convencidos de que Trump utilizó recursos del Estado para presionar a Ucrania para que anunciara una investigación sobre Joe Biden y las actividades comerciales de su hijo en ese país.Los republicanos, que han cerrado filas en torno a Trump, denuncian en tanto una “cacería de brujas” orquestada por los demócratas.Pelosi criticó sugerencias hechas por Trump de que el Senado, tan pronto inicie el juicio, vote para desestimar las acusaciones, algo que solo requeriría una mayoría simple.”Una desestimación es un encubrimiento”, advirtió.McConnell, sin embargo, negó que vaya a intentar frenar el juicio.”No hay intención de votar por una desestimación. Nuestros miembros sienten que están en la obligación de escuchar los argumentos”, dijo.- Nueva evidencia -El congresista Adam Schiff, quien lideró la investigación sobre Trump, anunció el martes que recibieron nueva evidencia que sustenta las acusaciones contra el mandatario que llevarán al Senado.La evidencia proviene de registros telefónicos del abogado ucraniano-estadounidense Lev Parnas, quien presuntamente trabajó con el abogado de Trump, Rudy Giuliani, en el supuesto plan para presionar a Kiev a buscar información comprometedora de los demócratas.Los registros de Parnas “demuestran que hay más evidencia importante sobre el esquema del presidente, pero el propio presidente la ha ocultado”, dijo Schiff.chp/leo/bfi/lda/piz-llu/rsr

Fuente

Categories
General

Pelosi anuncia votación este miércoles por envío al Senado de cargos contra Trump

La líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunció este martes que el órgano al que pertenece votará este miércoles el envío al Senado de las acusaciones contra el presidente Donald Trump, paso necesario para el juicio político.Una decisión favorable a la transmisión de los cargos hacia la Cámara Alta, resultado esperable por la mayoría demócrata en la Cámara Baja, significará un inminente comienzo del juicio de destitución contra el presidente estadounidense, quien se convertirá en el tercero en la historia del país en enfrentar un proceso semejante.”El pueblo estadounidense se merece la verdad, y la Constitución exige un juicio”, dijo la líder demócrata en un comunicado. “La Cámara de Representantes procederá ahora votar, el miércoles 15 de enero, si transmite los artículos del juicio político”, así como la composición del equipo que llevará a cabo el proceso en el Senado.La congresista por California, comenzó en la mañana a reunirse a puertas cerradas con los miembros de su mayoría para fijar las modalidades y el calendario de este histórico procedimiento.La resolución también debería definir qué miembros de la Cámara desempeñarán el papel de fiscales durante el juicio del presidente republicano, acusado de haber abusado de su cargo para convencer a Ucrania de desprestigiar a uno de sus rivales y luego haber obstruido la investigación del Congreso.El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, quien no oculta su intención de hacer que el inquilino de la Casa Blanca sea absuelto, dijo estar listo para actuar rápidamente una vez la Cámara de Representantes le pase el testigo.”La Cámara ha hecho suficiente daño, el Senado está listo para asumir sus responsabilidades”, dijo el lunes en la Cámara Alta.Trump fue acusado de “abuso de poder” y de “obstruir el buen funcionamiento del Congreso” el 18 de diciembre por una votación en la Cámara de Representantes, donde los demócratas son mayoría.Pero Pelosi retrasó desde entonces el siguiente paso en un intento de obtener garantías sobre la imparcialidad del juicio. Los demócratas en particular le pidieron a McConnell que convocara a varios asesores de Trump a quienes se les había negado el derecho de testificar ante ellos.- “Una farsa” -Según las reglas del Senado, el juicio comenzará cuando el equipo de fiscales de la Cámara cruce los pasillos del Capitolio para unirse al Senado y leer los cargos contra Trump.Posteriormente, el presidente de la Corte Suprema de Estados Unidos, John Roberts, constitucionalmente responsable de supervisar los debates, jurará ser “imparcial” ante los cien senadores, a la vez jueces y jurados del proceso.Los demócratas, que solo tienen 47 escaños de 100 en el Senado, son conscientes de que casi no tienen posibilidades de destituir al presidente, siendo necesaria una mayoría de dos tercios para ello.Pero esperan entregar información embarazosa para el presidente de Estados Unidos. Sin testigos ni documentos adicionales, “el proceso del Senado se convertirá en una farsa, una reunión televisada para un juicio simulado”, reconoció el lunes el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer.Los demócratas votaron por un juicio político convencidos de que Trump utilizó recursos del Estado para presionar a Ucrania para que anunciara una investigación sobre Joe Biden, uno de sus potenciales oponentes en las elecciones presidenciales de noviembre.Los republicanos, que han cerrado filas en torno a Trump, denuncian en tanto una “cacería de brujas” orquestada por los demócratas.”Muchos creen que al Senado darle pie a un juicio basado en ninguna evidencia y ningún crimen (…) en lugar de optar por una desestimación absoluta da credibilidad a la cacería de brujas partidaria de los demócratas que de otro modo no tendría”, lanzó en Twitter el presidente Trump hace unos días.El mandatario alimentó así una hipótesis de que los senadores republicanos podrían votar directamente una moción de no a lugar en vez de realizar el juicio, aunque de momento nada indica que el procedimiento no vaya a tener lugar.chp/leo/bfi/lda/piz/mps

Fuente

Categories
General

Pelosi cree tener “testimonios suficientes” para la destitución de Trump

La líder de los demócratas en el Congreso estadounidense, Nancy Pelosi, afirmó este domingo que dispone de “testimonios suficientes” para destituir al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la víspera de una semana crucial antes de la apertura en el Senado del juicio político al presidente.”Creemos que hay testimonios suficientes para destituir al presidente”, dijo la congresista de California al canal ABC.Pelosi dio el viernes su visto bueno al envío del acta de acusación de Trump al Senado la próxima semana, abriendo así el camino a un juicio político inminente.La líder demócrata confirmó este domingo que reunirá a sus correligionarios el martes para fijar el calendario.El republicano Trump es el tercer presidente en la historia de Estados Unidos que enfrenta un juicio político en el Congreso.La oposición demócrata acusa al mandatario de haber incurrido en abuso de poder al pedir a Ucrania que investigara al exvicepresidente Joe Biden, un posible rival del mandatario en la próximas elecciones de noviembre.El proceso de destitución tiene pocas posibilidades de prosperar en el Senado, ya que los republicanos son mayoritarios en la Cámara Alta.”Confiamos en el impeachment. Y creemos que hay bastantes testimonios para destituirlo”, dijo Pelosi, presidenta demócrata de la Cámara de Representantes.Los congresistas republicanos y demócratas se enfrentan sobre otro tema importante: el testimonio de John Bolton, exasesor de Seguridad Nacional de Trump.Bolton dice estar dispuesto a declarar en el juicio de Trump, a condición de ser convocado por el Senado. Pero el mandatario dio a entender el viernes que podría impedir que uno de sus antiguos consejeros declare ante el Senado utilizando sus poderes presidenciales.AB/tu/gma/dga

Fuente