Categories
empresas empresas y negocios historias

La herencia montenegrina en el empresariado argentino

Argentina fue uno de los principales destinos de inmigración de Croacia y de Montenegro, entre los que se encontraba Slavo Tomasević, bisabuelo del reconocido empresario Federico Tomasevich, que arribó a estas tierras en la década de 1910.

El argentino fue reconocido en 2018 por Milo Đukanović, Presidente de la República de Montenegro con la mención “El Montenegrino Luchador”, como resultado a la destacada trayectoria empresarial de un descendiente de ese país en la Argentina.

Interesado por fortalecer los negocios entre ambos países y analizar oportunidades de inversión, Tomasevich viajó en 2019 a Montenegro. Durante ese viaje, el empresario mantuvo reuniones con autoridades locales y fue entrevistado por medios locales.

En sus conversaciones con la prensa, no solamente conversó sobre las oportunidades de negocios sino que también tomó parte de su tiempo para destacar la labor de las ONGs que acompaña desde hace muchos años: CONIN, Fundación Pescar y las Olimpíadas Especiales Argentina, entre otras.

Motivado por esta vocación de ayudar a los que más necesitan, Tomasevich firmó un acuerdo de colaboración con la Facultad de Letras de la Universidad Nacional de Montenegro a partir del cual aportarán recursos para los jóvenes sudamericanos que viajan a ese país a estudiar el idioma local.

Categories
brandstudio

Flow sigue premiando y estrenando al mejor cine argentino

Brand Studio para Flow
“Una casa sin cortinas” y “Fabián canta” fueron elegidas como las películas ganadoras del Premio Flow al Cine Argentino en el marco de los Premios Independientes del 22° Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (BAFICI).Ambas ya están disponibles en el catálogo de contenidos que Flow ofrece en su plataforma, que cuenta con más de 17.000 horas de contenidos On Demand y más de 5 millones de dispositivos conectados.Una casa sin cortinasEste documental de Julián Troksberg ganó como mejor largometraje. En poco más de hora y media, rastrea las huellas de la ex bailarina María Estela Martínez, quien se hizo famosa como Isabel Perón y que logró lo que en su momento no pudo hacer Evita: convertirse en la primera presidenta de América.Sin embargo, el paso del tiempo fue borroneando su imagen hasta transformarla en una figura fantasmal, enigmática y olvidada de la historia argentina. 

Fabián Canta, con Ana Katz, fue el cortometraje ganador del premio Flow al Cine Argentino.

Fabián CantaEste cortometraje ganador de Diego Crespo tiene a Ana Katz como una de sus protagonistas y relata la historia del dueño de un salón de fiestas que ofrece sus shows, en especial uno de Joan Manuel Serrat, que nadie contrata.Cansado de que nunca lo elijan, decide hacer lo que sea para cambiar su suerte aunque eso implique poner en juego sus límites morales.El jurado de la premiación estuvo integrado por el director de Programación de Telecom Argentina, Antonio Álvarez, la directora de cine Paula Hernández y el actor Iair Said.De esta manera, Flow continúa su compromiso con la producción nacional de calidad y apoyando el desarrollo del talento local.Las mejores opciones en FlowAmbas películas se suman a las diferentes propuestas de entretenimiento disponibles en Flow, como TV en vivo y contenidos a demanda de series, películas, documentales, gaming y música, que ofrece la mejor y completa experiencia multipantalla.Además, se encuentra disponible para todos los clientes de Cablevisión, a través del Canal 1 de Cablevisión HD o a través de la App de Flow, que pueden descargar en forma gratuita en cualquier dispositivo, ingresando con su usuario de Cablevisión.

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Cablevisión FlowBrand StudioStreamingContenidos On DemandCine Argentino

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Un argentino, a un paso de ser el primer empresario beato del mundo

El argentino Enrique Shaw quedó a un paso de ser el primer empresario beato del mundo -el peldaño anterior a la santidad- al firmar el Papa Francisco el decreto que lo declara Venerable Siervo de Dios, informó oficialmente este sábado la oficina de prensa de la santa Sede.
Ahora, resta que El Vaticano reconozca que Dios obró un milagro por su intercesión, que en general se trata de un caso de una curación inexplicable para la ciencia.La causa de canonización de Shaw se inició en 2001 en el arzobispado de Buenos Aires -la ciudad donde vivió y murió el empresario- con un estudio riguroso de su vida en base a testimonios y escritos.Prosiguió en 2013 en la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano, donde se profundizaron los estudios sobre el candidato. Paralelamente, una junta en Roma analiza una curación presuntamente milagrosa atribuida a su intercesión.Shaw nació el 26 de febrero de 1921, en París. Hijo de una familia de alcurnia (su madre era Sara Tornquist y su padre, Alejandro Shaw, fundador del banco que llevó su nombre), tras estudiar en el colegio La Salle de Buenos Aires ingresó a la Escuela de Oficiales de la Armada.Al egresar con los mejores promedios y convertirse en el oficial más joven de la Marina, se casó con Cecilia Bunge -hija de Jorge, el fundador de Pinamar- con quien tuvo nueve hijos.

Enrique se casó con la hija del fundador de Pinamar y tuvo nueve hijos.

En su paso por la Armada -donde aprovechaba los tiempos en que estaba embarcado para leer libros de espiritualidad y fortalecer su formación religiosa- realizó una intensa labor apostólica en años en que era la fuerza menos religiosa.Pese a una foja de servicios sobresaliente y el haber fundado el Círculo de Cadetes de la Acción Católica, se retiró como teniente de fragata. Es que Enrique quería adquirir la disciplina militar, pero ser empresario.Ya en la vida civil, fundó la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) y fue su primer presidente. Además, se contó entre los promotores de la naciente Universidad Católica Argentina.Escribió numerosos ensayos breves sobre espiritualidad, virtudes y liderazgo. En un libro, los españoles Gustavo Villapalos y Enrique San Miguel lo consideran uno de los laicos católicos más destacados por su compromiso religioso, político y social en el siglo XX.Su mayor empeño profesional fue como gerente general de Cristalerías Rigolleau, caracterizándose por una visión profundamente humana y cristiana de la empresa.En 1959 hubo una severa crisis en esa compañía que determinó que su directorio dispusiera el despido de 1200 obreros. Shaw –que consideraba que el primer deber del empresario es dar trabajo y al desempleo “más que un daño económico, un mal moral”- trató de convencer a los accionistas de que evitaran una medida tan extrema.

Shaw defendió ante el directorio el mantenimiento de las fuentes de trabajo.

Entonces elevó al directorio un plan de contingencia –acompañado de una entusiasta defensa- que fue aprobado, aunque con condiciones: fijó un monto que la empresa estaba dispuesta a perder en el intento y un plazo de unos meses para lograrlo. Paralelamente, redactó una carta a los empleados en la que defendía la preservación del empleo. Al final consiguió sortear la crisis y como todo aquel dinero no había sido utilizado, dispuso que el resto se donara a los obreros.De una gran humanidad, el enorme cariño que despertaba entre los obreros se reflejó cuando, con apenas 41 años, un cáncer apagaba su vida y más de 250 de sus empleados de Rigolleau se presentaron en la clínica para donarle sangre. Gracias a una recuperación precaria, Shaw pudo agradecer el gesto al personal en la fábrica con elocuencia: “Puedo decirles que ahora casi toda la sangre que corre por mis venas es sangre obrera”.NE

Mirá también

Mamerto Esquiú será beato: la historia del fraile que impulsó la Constitución con un célebre discurso

Por qué el Vaticano no puede declarar santa a Evita

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

ReligionesIglesia CatólicaPapa Francisco

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

José María Listorti reveló cómo consiguió una entrevista con Michael Jordan en los ’90: quién fue el argentino que los ayudó

Ocurrió en Cleveland, Estados Unidos, en 1993. Si la televisión argentina tuvo momentos históricos, este fue sin dudas uno de ellos. ¿El objetivo? Entrevistar a Michael Jordan, nada más y nada menos. ¿El resultado? Cumplidísimo. Fue de las pocas notas de la historia que dio el astro del básquet para la Argentina y quedó en el recuerdo de todos los televidentes.
Pero no fue una entrevista periodística sobre su performance deportiva en Chicago Bulls, sobre su estilo “volador” o sobre la jugada memorable que convirtió campeones a los Bulls en la final de 1998 contra Utah Jazz. Aunque eso ocurriría cinco años después de esta entrevista y sería el último partido que su Majestad jugaría antes de su segundo retiro. Nada de eso. Jordan fue víctima del famoso “Insoportable”, la criatura encarnada por Diego Pérez en plena década del ’90 y que colmaba la paciencia de cualquier famoso. La dupla explosiva del sketch estrella de El show de Videomatch se completaba con José María Listorti, quien ocupaba el rol de periodista serio.En aquel momento, muchos se preguntaron cómo habían llegado a Jordan, ya que el astro estaba en la cima y eran contadas las notas que brindaba. Misterio revelado: hoy, después de casi 30 años, Listorti cuenta la verdad sobre ese histórico mano a mano con Jordan.”El Insoportable” en la NBA: el desparpajo y la ingenuidad de los dorados noventa para la TV

Listorti junto a Jordan en 1993, en pleno momento de éxito del astro del básquet.

Durante la cuarentena 2020, a raíz del estreno de la docuserie The Last Dance, que relata la carrera de Jordan en la NBA, se viralizó la entrevista que dio el basquetbolista para la Argentina. El mítico sketch, que está disponible en YouTube desde el 4 de agosto de 2020, cosechó miles y miles de reproducciones. Eran otros tiempos. La era menemista (con el polémico 1 a 1) tenía otros permitidos, que incluían tranquilamente el presupuesto para un viaje relámpago a los Estados Unidos, sin certezas, para lograr una nota de 4 minutos y 30 segundos del humor más puro. Pero no solo estaba la plata. También estaban la espontaneidad, el desparpajo y la ingenuidad de la época, previa a los atentados de las Torres Gemelas y de la consecuente paranoia mundial. La odisea de esta notaza arranca así: “Nos fuimos a Cleveland. Vecchio nos hizo la gamba. No teníamos nada cerrado, sí teníamos acceso como prensa a los vestuarios”, explica Listorti, a 28 años de aquella aventura.El conductor se refiere a Guillermo Vecchio, el ex entrenador de la Selección Argentina de básquet en los ’90. Algunos consideran que fue el que plantó la semilla que dio identidad al mejor equipo de la historia del básquet nacional: la Generación Dorada. La cuestión es que ahí estaba José María en la puerta del estadio Gold Arena, en la previa del partido de los Bulls contra Cleveland, dándole la bienvenida a los televidentes. “Queremos hablar con Michael Jordan”, anunciaba Listorti, sin tener nada pactado de antemano.La pareja de humoristas logró entrar al estadio y ya desde las gradas analizó cada rincón, desde la extensa cancha de juego, hasta los aros y, por supuesto, la comida a disposición.Las imágenes son desopilantes. “Acá no hay choripanes”, se queja Diego Pérez, ya en su rol de “El insoportable”. “Mirá las gradas, esto es la NBA, esto es impactante”, desliza Josema. “No vas a comparar esto con el Luna Park”, le retruca su compañero. “Fue una cuestión de caradurismo puro, como les pasaba a los de Caiga Quien Caiga o a Figuretti. Si pedías la nota no te la daban, por eso tenías que apelar a la simpatía, encima en otro idioma”, relata hoy, casi treinta años después, el actor. Y, entonces, llega la pregunta clave: ¿Cómo lograron hacerle esa entrevista al número uno del básquet mundial? “En lo de Jordan nada estaba arreglado. Pero era la época del 1 a 1, no dolía tanto. Si hoy viajás a Cleveland y no traés la nota, cierra ShowMatch. Muchas veces no salían las notas. Pero además aprovechábamos el viaje y hacíamos otras notas de color”, destaca Listorti. 

Jordan ganó 6 anillos de la NBA, todos con Chicago Bulls. Foto: Getty Images

Pero volvamos al momento en sí, a ese día de 1993. De repente, aparece el mismísimo Michael Jordan con sus imponentes 198 centímetros. “¿Cómo estás?”, le pregunta Listorti. “Estoy fenómeno”, responde. “¿Cómo empezaste en el básquet?”, le consulta.Traductor mediante, el astro intenta responder, pero al segundo, Pérez lo interrumpe. “Che, yo quería comprar panchos acá…”. “Con tal de no laburar, el tipo hace cualquier cosa”, continúa Pérez. Desconcertado, el basquetbolista intenta retomar la respuesta. Pero no hay caso, Jordan está desorientado. Es que entre el entrevistador que pregunta cosas básicas, el insoportable que interrumpe con comentarios insólitos y el traductor que no entiende la onda, todo se vuelve un caos. Risa mediante, Jordan saluda amablemente con un “Thank you very much” (muchísimas gracias), le da la mano a Pérez y se retira escoltado por su manager. Sobre la intimidad de la entrevista, José María revela: “Fue una nota muy incómoda para todos porque yo hacía una pregunta, se la traducían, Diego metía un chiste, se lo traducían. Así que el pibe dijo ‘¿qué estoy haciendo acá?’. Se la aguantó 20 segundos y se fue. Era insostenible”. “Encima recién terminaba de entrenar, al otro día tenía un partido. Era 1997, no había muchas notas de humor, así que el tipo no entendía nada, uno que gritaba, el otro que decía ‘retírese señor'”, recuerda con humor el actor. Thalía, Diego Maradona y Tom Cruise, las otras víctimas del humor argentino

Diego Pérez y José María Listorti hacen el sketch de “El insoportable” para “El show de Videomatch” en los Premios Oscar.

Este no fue un caso aislado, sino que era el modus operandi de casi todas las notas que hacían en esa época en el ciclo de Marcelo Tinelli. “Nos pasaba muchas veces, incluso en los premios Oscar, que como no teníamos acreditaciones, teníamos que colarnos”, confesó el conductor de Hay que ver (El Nueve, lunes a viernes a las 15). “Claro que esto hoy sería imposible por el tema del terrorismo”, aclaró. “El insoportable” se aprovechó de la ingenuidad de grandes estrellas internacionales. Thalía, Ricky Martin, Evander Holyfield, Diego Maradona, entre muchos otros, fueron víctimas de esa dupla conformada por el periodista serio y el “sapo de otro pozo”, que no entendía dónde estaba ni dimensionaba a quiénes entrevistaba.“Nos pasó lo mismo con Tom Cruise. En la alfombra roja de los Oscar hablaban todos de cine, pero nosotros no íbamos a hacer notas periodísticas sino de humor. Salíamos de la media de la nota literal, así que era complicado”, concluyó Listorti. Claro que ni Michael, ni los demás, jamás advirtieron la viveza argentina. JA

Mirá también

José María Listorti cuestionó la opinión de Pampita sobre el cierre de escuelas

Lourdes Sánchez develó qué son “los cubos”, la gran novedad que tendrá el ciclo de Marcelo Tinelli

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Michael JordanJosé María ListortiDiego PérezNBA

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

La nueva generación del tenis argentino: quiénes son, cómo juegan y por qué hay futuro

La consagración de Juan Manuel Cerúndolo en Córdoba. La final jugada por su hermano Francisco una semana más tarde en Buenos Aires. El gran comienzo de temporada de Sebastián Báez, con títulos en dos Challengers en Chile y su debut a nivel ATP. Y también de Tomás Etcheverry, que alcanzó su mejor ranking tras llegar a los octavos de final en la cita cordobesa de la gira sudamericana de polvo de ladrillo. La nueva generación del tenis argentino arrancó el 2021 con todo de la mano de estos cuatro jugadores, algunos de los más destacados de ese grupo. Talentosos y trabajadores, todos saben lo mucho que cuesta construir una carrera en el más alto nivel del tenis, pero comparten el amor por este deporte y sueñan a lo grande.
“Yo particularmente no siento presión por las expectativas que se están generando alrededor de nuestra camada. Sí una gran motivación. Porque pienso que, si otros creen en mí y me tienen confianza, yo también me la tengo que creer”, le comentó Juan Manuel a Clarín hace unas semanas, apenas unas horas después de levantar el trofeo del torneo cordobés, el primero de su carrera.Su victoria ante el español Albert Ramos Viñolas, 47° del mundo, en la final lo convirtió en la cara más visible de esta NextGen nacional, aunque él es uno de los más chicos del grupo. Tiene 19 años y lleva el tenis en la sangre. Sus padres fueron jugadores y él siguió la tradición familiar, al igual que Francisco, tres años mayor. Es más, todavía hoy siguen entrenando en la academia Tenis Point que dirigen sus papás, Alejandro y María Luz, la misma en la que dieron sus primeros pasos. 

Juan Manuel Cerúndolo levanta el trofeo del ATP de Córdoba. Foto: Javier Ferreyra/La Voz

Juan Manuel, 176° del ranking, mostró muchas condiciones desde chico. En 2013 ganó el prestigioso Orange Bowl en la categoría sub 12 y llegó a ocupar el noveno lugar del ranking junior de la ITF. En sus primeros años las cosas no salieron como esperaba, pero en Córdoba se destapó.Arrancó en la qualy y terminó gritando campeón, con festejos incluidas ante dos top 50, el serbio Miomir Kecmanovic (41°) en octavos y Ramos Viñolas en la final. Así, se convirtió en el argentino más joven en ganar un título ATP desde Guillermo Coria en Viña del Mar 2001. En el primer debutante en gritar campeón desde 2004, cuando el español Santiago Ventura ganó en Casablanca. Y el tenista de ranking más bajo en levantar un trofeo desde el triunfo de Pablo Andújar en Marrakech 2008 como 355° de la clasificación.La buena racha familiar continuó en Buenos Aires, con la destacada actuación de Francisco, que también se metió en el cuadro desde la qualy y llegó a la final, en la que cayó ante Diego Schwartzman, número nueve del mundo. El mayor de los Cerúndolo, hoy 115° de la clasificación, había ganado en Córdoba su primer partido ATP y vivió una semana soñada en el BALTC, que lo dejó muy cerca del top 100.

Francisco Cerúndolo, subcampeón en Buenos Aires. Foto Prensa Argentina Open

Profesional desde 2016, el año pasado, en una temporada atípica por la pandemia, dejó su marca en el circuito challenger, en el que ganó tres torneos en Campiñas, Guayaquil y Split. Y además, comenzó a estudiar Licenciatura en Management con orientación en Economía y Finanzas. En el arranque de este 2021 estiró su gran momento.Dentro de la cancha, los Cerúndolo son muy distintos. Juan Manuel, zurdo, es un contragolpeador nato y muchos lo describen como un “ajedrecista del tenis” por su capacidad de ir buscando los puntos con paciencia y frialdad mental. Francisco, diestro, juega un tenis de mucha potencia y velocidad, mucho más agresivo.La explosión de los Cerúndolo tapó un poco el gran momento de Báez, otro de los integrantes de esta nueva generación que viene pidiendo pista. Nacido en San Martín, Buenos Aires, hace 20 años, cuando tenía apenas diez -y llevaba ya ocho con una raqueta en la mano- llamó la atención de José Luis Clerc, que lo invitó a sumarse a su academia en Parque Roca y se terminó transformando en una especie de “padrino deportivo” para él.

Sebastián Báez con su primer trofeo de challenger, que conquistó en Concepción a fines de febrero. Foto Instagram @sebastianbaez1

Diestro y con revés a dos manos, aunque tiene a Roger Federer como ídolo, de chico prefería el cemento, pero le agarró el gustito al polvo de ladrillo. Con 14 años, ganó en 2015 el Orange Bowl en la categoría Sub 16 y llegó a ser número uno del mundo junior en 2018.Aunque hace más de tres temporadas comenzó a jugar algunos torneos profesionales, explotó en este 2021. A fines de febrero se coronó en el Challenger de Concepción, en Chile. Tras caer en la qualy de Buenos Aires, superó la fase previa en Santiago de Chile y se metió por primera vez en el cuadro de un ATP (perdió en el debut ante el danés Holger Vitus Nodskov Rune). Y una semana más tarde, en esa misma ciudad, consiguió su segundo título a nivel challenger. Así, llegó al 216° escalón del ranking, su mejor ubicación.Etcheverry es otro de los jugadores que vivió una gran semana en Córdoba, al igual que los Cerúndolo, con quienes tiene una gran relación y comparte entrenamientos diariamente. Es más, el año pasado, en plena pandemia, los tres viajaron juntos a Italia con Andrés Dellatorre, entrenador de Juan Manuel, para volver a competir.

Tomás Etcheverry llegó a octavos de final en el ATP de Córdoba, tras superar la qualy. Foto Instagram @tomasetcheverry123

Platense y de 21 años, Tomás comenzó a practicar tenis a los cinco años en el club Open Tennis de su ciudad natal. Empezó a jugar Futures con solo 15 años en 2014. Ganó dos en 2018 y otros tres, aunque bajo la nueva denominación de ITF M15 y M25, en 2019. El año pasado logró afianzarse en el circuito Challenger. Su mejor actuación la consiguió en Sibiu, Rumania, donde llegó a la final. En su camino al partido decisivo eliminó justamente a sus compañeros de viaje, Juan Manuel y Francisco Cerúndolo, en segunda ronda y semis, respectivamente. Unas semanas más tarde, disputó por primera vez la clasificación de un torneo ATP en Cerdeña, Italia, pero cayó en el debut.En enero pudo debutar en un ATP. Fue en Delray Beach, al que entró directamente por las múltiples bajas de jugadores por el aumento de casos de coronavirus en la zona y las restricciones de viaje vigentes en Estados Unidos. Perdió en primera ronda con el estadounidense Christian Harrison. Pero en Córdoba se tomó revancha y tras superar la qualy, se anotó su primera victoria en el circuito mayor, antes de despedirse frente a Ramos Viñolas.Tras esa actuación consiguió su mejor ubicación en el ranking: el 222° escalón. Jugador agresivo dentro de la cancha, diestro y con revés a dos manos, hoy se ubica 228°. Los Cerúndolo, Báez y Etcheverry lideraron el gran arranque de su generación esta temporada, pero por detrás aparecen también otros nombres que prometen.
View this post on Instagram A post shared by Thiago Tirante (@thiagotirante)

Thiago Tirante, por ejemplo, otro platense que con 19 años se ubica 392° en el ranking. Para él, el tenis es una cuestión de familia. Vivió hasta los cinco años en el club de tenis de su abuelo y hasta hoy es entrenado por su tía Vanesa. Fue campeón del Orange Bowl Sub 14 en 2015 y llegó a la cima del ranking junior en diciembre de 2019. El año pasado sumó su primer título profesional en el M15 de Monastir, Túnez. Y a principios de este mes jugó su primer partido ATP tras ingresar al main draw de Buenos Aires gracias a una invitación especial de la organización. Otro nombre destacado es el de Facundo Díaz Acosta, doble medallista olímpico (plata en singles y oro en dobles junto a Báez) en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018. A los 13 años dio un salto de calidad cuando llegó a la academia de Mariano Monachesi y Mariano Hood, que todavía son sus entrenadores. ​El porteño de 20 años, zurdo y 405° del ranking mundial, es dueño de dos Futures y ya jugó dos veces el ATP de Buenos Aires, en 2020 y 2021, sin registrar triunfos. Una gira para potenciar a los más jóvenesEsta camada de talentosos jugadores podría recibir esta temporada un empujón muy grande gracias a la nueva gira sudamericana que arrancará en abril y que será una gran ayuda para los nuevos jugadores de la región en su afán de insertarse y mantenerse en los niveles más altos del circuito profesional.Impulsado por el ex jugador Horacio de la Peña y con al apoyo de grandes referentes del tenis de Sudamérica -además de la Asociación Argentina de Tenis, con Agustín Calleri a la cabeza, lo respaldan Gustavo Kuerten, Nicolás Massú, Luis Horna, Santiago Giraldo y Nicolás Lapentti, entre otros-, el circuito contará con 37 torneos (masculinos y femeninos) que se disputarán en nueve países sobre polvo de ladrillo, cemento y césped. Serán 12 torneos challengers, 12 ITF M15, otros tantos ITF W15 y W25 y un Masters. 
View this post on Instagram A post shared by Facundo Diaz Acosta (@facudiazacosta)

La idea es darles a los jugadores los espacios para que puedan prepararse de la mejor manera para las qualys de los Grand Slams. Por eso los primeros se disputarán sobre canchas lentas. Se jugarán, por ejemplo, challengers sobre esa superficie en Santa Cruz de Sierra, Bolivia el 12 de abril, Concepción, Chile, el 19; Buenos Aires, desde el 26; y Lima a partir del 3 de mayo. Todo de cara a Roland Garros.También habrá un challenger sobre césped en San Pablo, el 14 de junio, en la previa de Wimbledon. Y otros en cemento en septiembre y octubre en Ecuador y Colombia, con el US Open como objetivo.”Había que pensar en todos esos chicos que viajan por el mundo solos, festejando cumpleaños lejos de casa, haciendo esfuerzos inhumanos para conseguir algún punto y justificar los esfuerzos familiares”, dijo De la Peña.También se preocupó por las chicas, que suelen tener más dificultades para insertarse en el profesionalismo. Los certámenes femeninos arrancarán en suelo cordobés con paradas en Villa María, la próxima semana, y en la capital provincial, siete días después. “Es una oportunidad única para cientos de chicos y chicas… La Legión nació de un circuito muy similar. Queremos que ésta sea una nueva fábrica de tenistas”, se ilusionó Calleri.

Mirá también

Mirá también

Del Potro vuelve a operarse de la rodilla con la ilusión de poder estar en los Juegos Olímpicos de Tokio

Mirá también

Mirá también

Sin Djokovic, Nadal ni Federer, arranca un Miami Open marcado por las grandes ausencias

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Tenis

Fuente

Categories
General

Un argentino, ¿el salvavidas del gobierno de Italia?

Además de una trágica pandemia que ha costado más de 80 mil muertos y producido la peor crisis económica y social de la posguerra, Italia enfrenta una crisis política difícil y absurda después del retiro del partido Italia Viva del ex premier Matteo Renzi de la coalición de gobierno.
En un país parlamentario, el primer ministro Giuseppe Conte debe presentarse a las cámaras a dar explicaciones. El lunes será en Diputados cuando tras el debate del voto de confianza se votará en Diputados, donde el gobierno cuenta al parecer con una mayoría segura. El martes se someterá al voto que puede costarle la caída del gobierno y su existencia política. “Ganará Conte”, afirmó a Clarín el senador y viceministro de Asuntos Exteriores italiano Ricardo Merlo, argentino y fundador del MAIE, el principal movimiento de los italianos en el exterior. Merlo ha convertido a su grupo en “Maie-Italia 2023” para potenciarlo como motor de apoyo a Conte y garantizar su supervivencia hasta dentro de dos años, cuando se completará el ciclo de la actual Legislatura. Merlo no da números porque no espera un amplio triunfo del primer ministro en el Senado, donde el retiro de los 18 senadores del grupo de Renzi dejó al gobierno en minoría. El número mágico 161 representa la mayoría absoluta. Es muy difícil que Conte logre alcanzarlo. En el pasado se recuerdan no menos de diez gobiernos nacidos con la mayoría simple y presidido por figuras que hicieron la historia de la república nacida de las ruinas del fascismo y la Segunda Guerra Mundial.

Ricardo Merlo y el primer ministro Conte. Victor Sokolowicz

Esta convicción de la victoria estrecha se respira en el aire y borra cualquier veleidad de triunfalismo en el gobierno. El subsecretario del partido Democrático de centroizquierda, en la alianza con el Movimiento 5 Estrellas, Andrea Orlanda, reconoció que “no basta ganar por un voto”. Es necesario “dar vida a un pacto de legislatura” hasta 2023, cuando concluirá el ciclo del actual Parlamento. Es vistoso el aislamiento en que ha caído el ex primer ministro Matteo Renzi, que rompió con el partido Democrático y fundó su propia fuerza política. “Es una locura hacer una crisis en un país que sufre una pandemia que cuesta por día quinientos o seiscientos muertos”, explicó Merlo. “Además el gobierno Conte obtuvo subsidios y créditos por 209 mil millones de euros de la Unión Europea y ahora ha dado vida a un Plan de Recuperación por 310 mil millones, sumando otros fondos europeos. Como se puede pensar que este es el momento para quitar a Conte y esperar la colaboración de la UE”, agregó Merlo. Para sostener al gobierno, además de la iniciativa del Maie-Italia 2023 que agregaría una buena cuota de senadores para formar la mayoría simple que Conte necesita, el primer ministro busca los “constructores” que deberían permitirle evitar el salto en el abismo. No puede sino mirar hacia el centro, a la búsqueda de los que están en el grupo mixto o en las áreas católicas, como la UCD que formalmente está aliada con la centroderecha opositora.

El ex premier Matteo Renzi que creó una gravísima crisis política en Italia

Se sabe que la Iglesia se mueve silenciosamente para asegurar la supervivencia del gobierno en la votación del martes. Hace unos días el Papa criticó la ruptura de Matteo Renzi sin nombrarlo. Dijo que en un momento tan dificil la unidad política era imprescindible. Es obvio que la búsqueda de “constructores” que proclamó Conte para que lo apoyen tiene un precio político alto. El gobierno no saldrá indemne de esta crisis, deberá hacer concesiones políticas, abrir espacios y garantizar a sus nuevos socios que contarán en el plan de reorganización nacional, el otro nombre del pacto de legislatura, que se apoyará en el eje central del plan de recuperación decorado con una montaña multimillonaria nunca vista donde se concretarán obras públicas, nuevos modelos de desarrollo y emprendimientos de modernización que Italia necesita con urgencia para salir del pantano económico y social en que se ha metido debido a la pandemia.

Clemente Mastella viejo lobo de la política italiana, que fue alto dirigente de la democracia cristiana y ministro durante los tantos años de gobierno de la DC, es uno de los cortejados por el premier Conte. Aunque no es legislador, Mastella tiene influencias concretas en el área católica ex Democristiana. A Conte le mandó un aviso por elevación, advirtiendo al premier que “somos responsables pero no pollos”. Mastella es alcalde de Benevento, en el corazón del sur italiano, ciudad a la que quiere garantizarle un futuro. Su esposa Alessandrina Lonardo es senadora y habita hoy en el grupo mixto tras haber abandonado Forza Italia de Silvio Berlusconi, uno de los tres partidos del centroderecha opositor que según todos los sondeos ganarían si hubiera elecciones anticipadas.

Un médico militar hace test de coronavirus en un puesto en Turín. AFP

La conquista de la mayoría se revela transpirada. No solo por las riñas políticas. Las dimensiones de la combinación entre la mortífera pandemia y la crisis económica y social condicionan negativamente el futuro. Salir adelante costará un esfuerzo titánico, histórico. El golpe que ha recibido el premier Conte por parte del aliado Matteo Renzi han producido heridas que costará sanar, aunque logre superar la prueba parlamentaria.

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

PandemiaItaliaMerloCoronavirus

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Dakar y pandemia: Tobías Carrizo, el periplo del último argentino que llegó con lo justo a Arabia Saudita

El periplo comenzó el sábado 26 de diciembre. El hall de la Terminal A del aeropuerto Internacional de Ezeiza era el escenario de las complicaciones que demanda viajar al otro lado del mundo en tiempos de pandemia. Las contrariedades por la nueva cepa y el rebrote del Covid-19 provocaron la cancelación de vuelos, aumentaron las restricciones en muchos aeropuertos y cerraron las fronteras en algunos países, incluido Arabia Saudita, donde el domingo se pondrá en marcha el Dakar 2021.
Aquel sábado que parece tan lejano, un grupo de casi medio centenar de argentinos intentaba emprender el viaje rumbo a Jeddah, donde se realizará la ceremonia de largada de la competencia más extrema del mundo. Poco a poco, pilotos, integrantes de equipos, periodistas y quienes trabajan en la logística comenzaron la aventura rumbo a Arabia. Pero otros quedaron varados, a la espera de tener un panorama más claro, aunque los nervios, la ansiedad y las preocupaciones aumentaran exponencialmente.Debido al rebrote en varios países, el cierre de vuelos hacia Gran Bretaña y fundamentalmente el cierre de la frontera de Arabia Saudita trastocó los planes de los 3600 integrantes del Dakar 2021. La organización, la empresa francesa Amaury Sport Organisation (ASO), debió acudir a unos 30 vuelos chárter, autorizados por el reino saudí, para sobrellevar este impedimento logístico.A partir de allí, se desencadenó una serie de complicaciones para viajar a Arabia. El objetivo era llegar a esos charters, que tenían partida desde París, Madrid, Praga, Roma y Dubai.Salvo Praga, en el resto de los aeropuertos europeos las complicaciones se multiplicaban para los que no son ciudadanos, ya que por las restricciones sanitarias, no se podía descender y hacer migraciones y aduana para luego tomar el chárter. Por eso Dubai pasó a ser el lugar codiciado para muchos.El último en arribar a Jeddah, Arabia Saudita, fue Tobías Carrizo, el piloto de Ezeiza que debutará en la exigente carrera a bordo de un cuatriciclo del equipo MED. “Toto”, que tomó relevancia internacionalmente por ser el piloto más joven de este Dakar que se avecina, con apenas 18 años (no es el participante más joven, ya que un español de sólo 16 será navegante en camiones) es el último argentino en pisar suelo árabe, en la madrugada del 31 de diciembre.

Tobías Carrizo, el argentino que busca hacer historia en el Dakar,

“Estoy muy feliz de estar acá. Tuve que regresar tres veces a mi casa desde el aeropuerto de Ezeiza, pero se dio. Muchos nervios, obviamente”, comentó Carrizo, que sabe que está a un paso de cumplir su gran sueño.Juan Carrizo y Marcela, sus padres, lo acompañaron en este periplo. El viaje era primero por Francia, luego por Alemania, finalmente hizo escala en Etiopía. Y el recorrido africano lo depositó en Dubai, a la espera del último vuelo chárter que despegó rumbo a Jeddah con miras al Dakar.A los 3 años comenzó a acelerar en cuatriciclos en General Belgrano. En 2012 sus padres fueron asistentes con el equipo en el Dakar y en 2016 Toto debutó en el Rally bonaerense, con sólo 13 años. En su debut hizo podio y luego ganó el resto de las carreras y se coronó campeón provincial.Al año siguiente alternó con fechas del campeonato Nacional. En 2018 fue subcampeón y en 2019 se consagró campeón, ya con la mira puesta en el Dakar.“Mi gran objetivo siempre fue largar un Dakar. Me preparé a conciencia. Finalmente por mis pergaminos me permitió largar. En junio cumplí 18 años y acá estoy”, se entusiasma Carrizo, que ahora deberá hacer dos días de cuarentena en el hotel, hasta que pueda realizar las verificaciones técnicas y administrativas. Llegará con lo justo para la largada.“Quería estar con más tiempo, pero nos tocó vivir esta situación tan especial. En un momento parecía que no podía llegar, y acá estamos. Ahora después de tanto estrés, todos los sentidos están puestos en la carrera”, confesó Toto.Un Año Nuevo distinto en Jeddah. Para muchos, como el caso del joven Toto Carrizo, parece que el Dakar ya comenzó. Y de qué manera. Ahora, a pensar en la verdadera competencia, que sin dudas será inigualable. Más allá de sus propias características y por ser la segunda en Arabia, por ser la primera en realizarse bajo las complicaciones de una pandemia, que ya exigió a sus integrantes.Jeddah, Arabia Saudita. Especial para Clarín

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Rally Dakar

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente