Categories
General

Anticipo del libro de Kamala Harris: “El miedo al otro está incrustado en la esencia de la cultura estadounidense”

“Nuestra verdad”, las memorias de la vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, salen en español: Infobae anticipa un fragmento. (REUTERS/Carlos Barria) (CARLOS BARRIA/)La vida de Kamala Harris, la vicepresidenta de los Estados Unidos, la primera mujer en llegar a ese cargo y la primera hija de inmigrantes (una asiática, un caribeño: ninguno blanco) en ascender tan alto en la política de la mayor potencia mundial, parece honrar una frase de su madre: “Puedes ser la primera en hacer muchas cosas. Asegúrate de no ser la última”. Desde una carrera celebrada y controversial en el poder judicial de California, donde llegó a ser Fiscal General, hasta su labor como senadora, sorteó innumerables obstáculos.Y vio a otros que enfrentaban los suyos, y a veces sucumbían: trabajó con niños víctimas de abusos, impulsó el matrimonio entre personas del mismo sexo, defendió a los cientos de miles de inmigrantes protegidos por el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, suspendido durante el gobierno de Donald Trump).Harris se crió en una comunidad afroamericana donde dio sus primeros pasos como activista en los derechos civiles. Su libro, Nuestra verdad, publicado por editorial Península, cuenta cómo su trayectoria personal la preparó para el combate político en el que ha obtenido tantos logros. Y que, como explica en este fragmento del capítulo “Yo digo que luchemos”, que anticipa Infobae, no terminó el día de su jura como compañera de fórmula de Joe Biden.Convertirme en senadora de Estados Unidos era una continuación natural del trabajo que ya hacía: luchar por las familias que padecían la lacra de unos salarios estancados, unos costes de la vivienda abusivos y una reducción de sus oportunidades; por las personas encarceladas en un sistema de justicia penal que no funciona; por los estudiantes estran­gulados por los préstamos abusivos y agobiados por unas ma­trículas cuyo precio no deja de aumentar; por las víctimas de fraudes y delitos económicos; por las comunidades de inmi­grantes, por las mujeres, por los mayores. Sabía que era importante que su voz fuera representada en la mesa de nego­ciaciones a la hora de definir las prioridades y las políticas nacionales.Anuncié mi candidatura el 13 de enero de 2015. Doug [Emhoff, su esposo], para quien aquella era su primera gran campaña, tuvo que acostumbrarse a un nuevo tipo de miradas escudriñadoras. Aún nos reímos de aquella vez en que un periodista me preguntó quién me interpretaría en una película sobre mi vida. Me salí por la tangente y dije que no lo sabía. Doug no fue tan prudente. Respondió a la pregunta, y el artículo que salió decía que él estaba “encantado” ante la idea de que lo interpretara Brad­ley Cooper. […]Los dos años de campaña pasaron tan deprisa como des­pacio. Pero pese a que yo estaba centrada en mi estado [California], en mi campaña y en el trabajo que tenía por delante, algo feo y alar­mante estaba envenenando las elecciones presidenciales. Las primarias republicanas se estaban convirtiendo en una carre­ra hacia el abismo, una carrera llena de indignación, una carrera cargada de reproches, una carrera que avivaba el fuego del nativismo xenófobo. Y el hombre que acabó imponiéndo­se cruzó todos los límites de la decencia y la integridad: fanfarroneó de haber agredido sexualmente a mujeres; se mofó de personas con discapacidad; acosó a los racializados; demonizó a los inmigrantes; atacó a los héroes de guerra y a sus familias y fomentó la hostilidad, e inclu­so el odio, hacia la prensa.Kamal Harris es la primera mujer en llegar a la vicepresidencia de los Estados Unidos y la primera que no es blanca. (REUTERS/Jonathan Drake) (JONATHAN DRAKE/)Como resultado de esto, la noche electoral de 2016 no fue una noche de celebración. El tema ya no era la carrera electoral apenas finalizada. El tema era la lucha que obviamente es­taba empezando. Parafraseando a Coretta Scott King [escritora y activista, esposa de Martin Luther King Jr], recor­dé al público que hay que luchar por la libertad y ganarla en cada una de las generaciones.—Forma parte de la naturaleza misma de la lucha por los derechos civiles, la justicia y la igualdad que cualquier logro que obtengamos no sea permanente. Así que debemos estar atentos —dije—. Pero, una vez dicho esto, no hay que deses­perarse. No nos dejemos abrumar. No alcemos las manos cuando es hora de arremangarse y luchar por quienes somos.Esa noche, cuando me dirigí a mis simpatizantes, no sabía qué se avecinaba exactamente. Pero sí sabía esto: necesitaría­mos mantenernos firmes y unidos.El jueves 10 de noviembre, menos de cuarenta y ocho ho­ras después de mi elección, visité la sede de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA).Una anécdota del libro cuenta qué dijo Doug Emhoff, esposo de Kamala Harris, cuando le preguntaron quién lo interpretaría en una película sobre la vida de la vicepresidenta de EEUU. (REUTERS/Kevin Lamarque) (KEVIN LAMARQUE/)La CHIRLA es una de las organizaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes más antiguas de Los Ángeles. Fue fundada en 1986, después de que el presidente Ronald Reagan, ex gobernador de California, firmara la Ley de Control y Reforma de la Inmigración que, entre otras cosas, legalizó a los inmi­grantes indocumentados que habían entrado en Estados Uni­dos antes de 1982. La misión original de la CHIRLA era in­formar a los inmigrantes sobre el proceso burocrático para solicitar la situación de legalidad y sobre sus derechos labora­les. Formó a miembros de organizaciones vecinales, impugnó leyes contra los inmigrantes, como la Proposición 187 de California, que prohibía a los inmigrantes sin papeles acceder a servicios públicos no relacionados con las emergencias (como los relativos a la educación o los negocios) y, en última instan­cia, asumió una cartera de proyectos a nivel nacional estable­ciendo alianzas en todo el país. Era el primer lugar en el que quería hablar oficialmente como senadora electa. […]Aunque la nuestra ha sido siempre una nación de inmi­grantes, siempre los hemos temido. El miedo al otro está incrustado en la esencia de la cultura estadounidense, y personas sin escrúpulos que han ejercido el poder han explotado ese miedo para obtener beneficios políticosAunque la nuestra ha sido siempre una nación de inmi­grantes, siempre los hemos temido. El miedo al otro está incrustado en la esencia de la cultura estadounidense, y personas sin escrúpulos que han ejercido el poder han explotado ese miedo para obtener beneficios políticos. A mediados de la dé­cada de 1850, el primer partido minoritario importante de Estados Unidos, el denominado partido Know­Nothing, se hizo popular gracias a una plataforma antiinmigración. En 1882, una ley en el Congreso prohibió la entrada al país de inmi­grantes procedentes de China. En 1917, el Congreso derogó el veto del presidente Woodrow Wilson con el fin de estable­cer nuevas restricciones para los inmigrantes, entre ellas el requisito de saber leer y escribir. La preocupación acerca del creciente número de recién llegados del sur y el este de Euro­pa dio como resultado la imposición de cuotas de inmigración en 1924. En 1939, se impidió la entrada a Estados Unidos a casi mil judíos alemanes que huían de los nazis en un barco llamado St. Louis. Se rechazó abiertamente un plan para per­mitir la entrada al país de 20.000 niños judíos. Y, poco des­pués, el gobierno estadounidense internó en campos de con­centración a 117.000 ciudadanos de origen japonés.Kamala Harris (centro) en la infancia, con sus abuelos, su hermana menor y su madre, Shyamala Gopalan. (Campaña de Joe Biden vía The New York Times) (JOE BIDEN CAMPAIGN/)En fechas más recientes, dado que la globalización ha pri­vado al país de millones de puestos de trabajo y ha desplazado a grandes sectores de la clase media, los inmigrantes se han convertido en un objetivo fácil a quienes culpar. Cuando la Gran Recesión devastó las zonas rurales de Estados Unidos, varios políticos republicanos señalaron a la inmigración como el problema, mientras obstruían un proyecto de ley que habría creado nuevos puestos de trabajo. Pese al papel importantísimo que han desempeñado en la creación y conformación de Esta­dos Unidos, los inmigrantes que llegan aquí en busca de una vida mejor siempre han sido un chivo expiatorio fácil.”Aunque la nuestra ha sido siempre una nación de inmi­grantes, siempre los hemos temido. El miedo al otro está incrustado en la esencia de la cultura estadounidense”, escribió Harris, ella misma hija de inmingrantes.Pensé en los cerca de seis millones de niños estadouniden­ses que viven en un hogar con al menos un miembro de la fa­milia en situación irregular y el trauma y el estrés que había provocado el resultado electoral. Había oído muchas historias acerca de planes de emergencia que se estaban poniendo en práctica, madres que decían a sus hijos: “Si mamá no vuelve a casa después del trabajo, llama a la tía o al tío para que vengan a buscarte”. Me recordaron a los planes de emergencia que había visto cuando trabajaba con víctimas de violencia domés­tica. En ambos casos, era necesario que existiera un plan de contingencia para mitigar los posibles daños.Nuestro país fue creado con muchas manos, por personas procedentes de todos los rincones del mundo. Y con el paso de los siglos, los inmigrantes han ayudado a levantarlo y a impulsar la economía, aportando mano de obra para indus­trializarlo e inteligencia para crear innovaciones que cambian la sociedad. Los inmigrantes y sus hijos fueron las mentes creativas detrás de muchas de nuestras marcas más conoci­das, desde Levi Strauss a Estée Lauder. Sergey Brin, cofun­dador de Google, es un inmigrante ruso. Jerry Yang, cofunda­dor de Yahoo!, llegó desde Taiwán. Mike Krieger, cofundador de Instagram, es un inmigrante brasileño. Arianna Huffing­ton, cofundadora de The Huffington Post, nació en Grecia. De hecho, en 2016, investigadores de la Fundación Nacional para la Política Estadounidense hallaron que más de la mitad de las empresas emergentes valoradas en miles de millones de dólares de Silicon Valley habían sido fundadas por uno o más inmigrantes.Me quedé junto al estrado en la CHIRLA, con una bande­ra estadounidense y globos con las barras y estrellas como te­lón de fondo, mientras una madre —una empleada doméstica del valle de San Fernando— hablaba en español sobre su temor a la deportación. Apenas entendí sus palabras, pero sí capté su significado y sentí su angustia. Se veía en sus ojos, en su postura. Le habría gustado decirles a sus hijos que todo iba a ir bien, pero sabía que no podía.Kamala Harris juró como primera mujer en la vicepresidencia de Estados Unidos el 20 de enero de 2021. (REUTERS/Kevin Lamarque) (KEVIN LAMARQUE/)Los abogados defensores que trabajaban con familias nos decían que a los niños les daba miedo ir al colegio porque no sabían si sus padres estarían en casa cuando regresaran. Los padres cancelaban las citas de sus hijos con el pediatra por miedo a que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) los estuviera esperando. Asimismo, conocía a padres que, en ese momento, estaban afrontando decisiones desgarradoras sobre qué hacer con sus hijos estadounidenses si a ellos los deportaban. ¿Se quedarían los niños con algún familiar en Es­tados Unidos? ¿Se irían con sus padres a un país en el que nunca habían estado? Se te rompía el corazón al imaginar cualquiera de las opciones. Y sabía que no solo los indocu­mentados estaban aterrados. Según un estudio publicado en American Behavioral Scientist, todos los inmigrantes latinos, ya fueran ciudadanos, residentes legales o indocumentados, sen­tían temor a la deportación en la misma proporción. Quería que supieran que yo los apoyaba.—Ha llegado el momento de formar alianzas en nuestro país —dije, recordando el trabajo que había visto y hecho a lo largo de los años—. Vamos a luchar por los ideales de este país —les comuniqué— y no vamos a parar hasta que hayamos ga­nado.Me fui de la CHIRLA dos días después de las elecciones con una sensación de ánimo y preocupación. Sabía que nos estábamos preparando para luchar juntos. Pero también sabía que teníamos las de perder en la lucha. Íbamos a tener que armarnos de valor para lo que estaba por venir. […]Luego de participar en las primarias demócratas como precandidata, Kamala Harris se sumó a la fórmula que resultó ganadora en 2020, la de Joe Biden. (REUTERS/Mark Makela) (MARK MAKELA/)Durante los prime­ros cien días de la administración Trump, las detenciones de inmigrantes aumentaron más del 37 por ciento. La administración optó por establecer como prioridad la deportación de inmi­grantes irregulares, independientemente de si eran o no miem­bros de la comunidad respetuosos con la ley. Las detenciones de inmigrantes irregulares sin antecedentes penales casi se du­plicaron.Estas políticas han tenido consecuencias importantes para los niños. Como documentó el Centro para el Progreso Esta­dounidense, funcionarios de ICE hicieron una redada en una planta procesadora de carne en Tennessee, donde detuvieron a 97 trabajadores. Fue una de las redadas más importantes en un lugar de trabajo de los últimos diez años. En total, 160 niños acabaron con un progenitor detenido durante esta. Al día siguiente, el 20 por ciento de los estudiantes latinos de un condado cercano faltaron a clase por el temor de sus padres a que ellos, o sus hijos, también fue­ran detenidos. En 2016, una cuarta parte de todos los niños de Estados Unidos menores de cinco años vivían en familias de inmigrantes. Estos niños han tenido que vivir paralizados por el miedo a que, en cualquier momento, pudieran arrebatarles de golpe a sus padres.Los hijos de inmigrantes también se han enfrentado a un nuevo tipo de tormento. Profesores de todo el país han infor­mado de un repunte en los casos de acoso que replican la retó­rica de la administración. Niños que se burlan de otros niños diciéndoles que serán deportados, que sus padres serán depor­tados y que deberían volver por donde vinieron. Las palabras de un destacado y poderoso matón han sido imitadas y adop­tadas como consigna por matones en todas partes.En el capítulo 5 de “Nuestra verdad”, titulado “Yo digo que luchemos”, Harris analizó en detalle los problemas de la inmigración en los EEUU. (REUTERS/Carlos Barria) (CARLOS BARRIA/)Desde luego, los hijos de inmigrantes no son los únicos que se han visto afectados. Según el Instituto de Política Migratoria, por ejemplo, al menos el 20 por ciento de los educadores infantiles son inmigrantes. Los inmigrantes representan asimismo un amplio porcentaje de los trabajadores en el sector de la atención a la primera infancia, y estas cifras se han triplicado en las últimas dos décadas. Estos cuidadores, sobre todo mujeres, crían a millones de niños todos los días. Los riesgos para su seguridad en este país debido a una aplicación abusiva de las leyes de inmi­gración es un riesgo para todos. No podemos pasarlo por alto. El 20 de enero de 2017, asistí a la toma de posesión del presidente, junto con otros miembros del Congreso de Esta­dos Unidos. Mis colegas senadores y yo nos reunimos en la Cámara del Senado y caminamos, de dos en dos, por el Capi­tolio y salimos por la fachada oeste a la tarima donde tendría lugar la investidura y en la que se habían dispuesto podios y sillas para la ceremonia. Mientras nos dirigíamos a nuestros sitios, nos dieron unos chubasqueros de plástico por si llovía. Doug estaba sentado con sus nuevos compañeros en la zona de los cónyuges, cerca del estrado donde estaba yo. Se volvió y me saludó con la mano.Por algún capricho del destino, empezó a llover con fuerza justo después de terminar el traspaso de poderes. Algunos simpatizantes del presidente interpretaron la lluvia como una bendición, pero para mí y muchos otros, las nubes oscuras vi­nieron para quedarse.SEGUIR LEYENDO:La autobiografía de Kamala Harris ya tiene fecha de publicación en españolKamala Harris juró como la primera vicepresidente mujer de Estados Unidos“Becoming”: el best-seller de Michelle Obama que narra sus ambiciones, su matrimonio y el lado desagradable de la política

Fuente

Categories
General

Migración, Covid-19, seguridad en la frontera y revitalizar la cooperación: los detalles de la llamada entre AMLO y Biden

Fotos: Presidencia de México – Reuters.El mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y el presidente electo estadounidense, Joe Biden, sostuvieron este sábado la primera conversación vía telefónica, en donde abordaron, según un comunicado del equipo del próximo presidente de los Estados Unidos, los temas de migración, contención de la pandemia de Covid-19, cooperación bilateral y revitalizar las economías de América del Norte. Joe Biden agradeció la felicitación que López Obrador le hizo llegar por medio de una carta, y se comprometió a “construir una solida relación con México”; además subrayó la necesidad de “revitalizar” la cooperación entre ambas naciones. “El presidente electo agradeció al presidente López Obrador sus felicitaciones y expresó su compromiso de construir una solida relación con México sobre la base del respeto al estado de derecho y el avance de los valores compartidos. El presidente electo hizo hincapié en la necesidad de revitalizar la cooperación entre los Estados Unidos y México para garantizar una migración segura y ordenada, contener el COVID-19, revitalizar las economías de América del Norte y asegurar nuestra frontera común”, dice el comunicado. También el presidente electo de EEUU señaló que es un deseo compartido, el abordar las causas fundamentales de la migración en El Salvador, Guatemala, Honduras y el sur de México, dijo un comunicado de la oficina de Biden. “Los dos líderes destacaron un deseo compartido de lidiar con las causas fundamentarles de la migración en El Salvador, Guatemala, Honduras y el sur de México, para construir un futuro de mayor oportunidad y seguridad en la región. Discutieron la colaboración en un nuevo enfoque de la migración regional que ofrece alternativas a emprender el peligroso viaje a los Estados Unidos”. En la primera conversación telefónica entre López Obrador y Biden, el próximo presidente de EEUU se comprometió a trabajar en estrecha colaboración con México y otros socios regionales durante los primeros meses de su administración, para construir la infraestructura y las capacidades regionales y fronterizas necesarias, a fin de facilitar un nuevo enfoque ordenado y humano de la migración, que respete las normas internacionales sobre el trato de las solicitudes de asilo.“El presidente electo reiteró que reafirma los compromisos que hizo durante la campaña y señaló que necesitaría tiempo y recursos para cumplir esos compromisos de manera efectiva. Se comprometió a trabajar en estrecha colaboración con México y otros socios regionales, incluyendo la sociedad civil, el sector privado, las organizaciones internacionales y los gobiernos, durante los primero meses de su administración, para construir la infraestructura y las capacidades regionales y fronterizas necesarias a fin de facilitar un nuevo enfoque ordenado y humano de la migración que respete las normas internacionales sobre el trato de las solicitudes de asilo. Los dos líderes acordaron que ellos y sus equipos estarían en contacto”, termina el texto. Uno de los temas candentes de la relación bilateral han sido los flujos migratorios hacia Estados Unidos, luego de que el presidente Donald Trump fijó medidas severas, como deportar a migrantes vía aérea u obligar a solicitantes de asilo a esperar en territorio mexicano la respuesta de cortes estadounidenses.Una fuente del Gobierno mexicano dijo que López Obrador y Biden conversaron sobre la inversión para el desarrollo y el respeto a la comunidad mexicana en Estados Unidos.Por su parte, el mandatario mexicano escribió el sábado en su cuenta de Twitter que expresaron el compromiso de trabajar juntos por el bienestar de ambas naciones.En tanto, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo que la conversación había sido “cordial”.“Habrá amplia cooperación bilateral y muy buena relación entre los presidentes de México y Estados Unidos. Buenas noticias!!!”, escribió Ebrard en su cuenta de Twitter. “Pronto se iniciará nueva etapa en la relación bilateral”, añadió.López Obrador felicitó públicamente el martes pasado a Biden por su triunfo en las elecciones en Estados Unidos, poniendo fin a una espera que causó molestia en los aliados del demócrata, un día después de que el Colegio Electoral certificara formalmente el resultado de los comicios.En una carta enviada al gobernante electo de Estados Unidos, el mandatario mexicano le deseó suerte durante su administración y le manifestó su confianza en que la relación bilateral se guíe por los principios de no intervención y de respeto a la soberanía.MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Fuente

Categories
General

Migración y T-MEC: los temas más complicados de la relación México-EEUU tras el triunfo de Biden

Foto: Presidencia de México.Reconstruir la relación con Estados Unidos será una dura tarea para el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, pues el demócrata Joe Biden podría dificultar el crucial vínculo comercial o pasarle factura por su cercanía con Donald Trump.La incómoda posición del mexicano se evidenció este sábado cuando optó por ser de los pocos dirigentes que se abstuvieron de felicitar al electo Biden, argumentando que esperará que se resuelvan los reclamos de Trump, quien desconoció la victoria y alega un supuesto fraude.“No queremos ser imprudentes, no queremos actuar a la ligera”, justificó López Obrador.Trump ganó la presidencia en 2016 con un discurso que tachaba a los mexicanos de “violadores” que llevaban “drogas y crimen” a Estados Unidos. Pese a ello, México logró entenderse con el republicano.“Es muy desagradable esta retórica antimexicana de Trump, pero en los hechos hubo acuerdos importantes. La relación con los demócratas siempre ha sido fría y de Biden podría esperarse un mayor distanciamiento”, dice a la AFP Miguel Ángel Jiménez, analista del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI).Para Jiménez, la reacción de López Obrador confirma su cercanía con Trump y la preocupación por las semanas que le quedan en la Casa Blanca.“Los compromisos tan fuertes que han construido le impiden que actué con más altura, con generosidad, como han hecho la mayoría de los líderes del G20. Es una situación no grata para el gobierno mexicano”, sostuvo.Históricamente, México ha conseguido más de los republicanos, como la amnistía migratoria concedida por Ronald Reagan o el acuerdo de libre comercio (TLCAN) que George Bush padre negoció y fue firmado, con resistencias, por el demócrata Bill Clinton en 1994, recuerda Jiménez.López Obrador, reacio a viajar al extranjero, visitó a Trump en Washington en julio en plena campaña electoral, un desacierto, según analistas, máxime cuando apareció en un video de campaña del republicano.“Son hermanos de diferentes madres”, resume Jeffrey Davidow, quien fue embajador de Clinton en México, en un artículo en el diario Reforma.Enumeró las coincidencias que, a su juicio, existen entre ambos: desprecio a las instituciones, a los derechos humanos y laborales, a las energías limpias y a la prensa, temas en los que, anticipa, Biden presionará.“Una presidencia de Biden ofrecerá nuevos desafíos y oportunidades” que deben manejarse “con mayor habilidad” de la que se requirió con Trump, escribió Davidow.¿T-MEC en riesgo?Por la personalidad de Biden y la prioridad de reconciliar a los estadounidenses tras una encarnizada elección, analistas descartan dardos contra México, pero anticipan algunas repercusiones, especialmente comerciales.La renegociación del acuerdo comercial entre Estados Unidos, Canadá y México fue el clímax de la complicada relación con Trump. Con Biden, el T-MEC es nuevamente la mayor inquietud.“Trump ya hizo lo que quería con México, el riesgo con él sería menor. Kamala Harris, la candidata demócrata a la vicepresidencia, fue detractora del T-MEC y podría poner piedras en el camino”, advierte Gabriela Siller, analista de Banco BASE.Para Jiménez, el punto más sensible del T-MEC es la reforma laboral de México, reclamada por los demócratas para aprobarlo. “Van a exigir un cumplimiento muy puntual de esta reforma”, subraya.Estados Unidos es el principal socio comercial de México y destino de más de 80% de sus exportaciones.Migración restringidaLa política migratoria, otro tema bilateral candente, no vería grandes cambios.Aunque Biden cancele la construcción del prometido muro fronterizo de Trump, las duras restricciones contra la migración indocumentada continuarán, estima Dolores París Pombo, experta en migración del Colegio de la Frontera Norte en Tijuana (noroeste).En 2019, Washington amenazó a México con aranceles a sus exportaciones si no detenía las caravanas de centroamericanos que buscaban llegar a Estados Unidos.París Pombo recuerda que desde 1996 se aprobaron leyes que criminalizan la inmigración indocumentada y los demócratas las han aplicado.“Los gobiernos de Barack Obama fueron más duros en el número de las deportaciones, pero sin la resonancia mediática ni los niveles de crueldad de Trump”, señala.Añade que, para evitar confrontarse con Trump, López Obrador, hizo concesiones “cuestionables”, como aceptar que solicitantes de asilo en Estados Unidos esperen en México por sus resoluciones o que militares fueran facultados para contener flujos migratorios.Como “mucho”, París estima que Biden restablecerá el programa DACA, que beneficia a migrantes que llegaron siendo niños -79% de origen mexicano- y que Trump suspendió.Con información de AFPMÁS SOBRE ESTE TEMA

Fuente

Categories
General

Tensión frente a la Casa Blanca: qué se dicen los pro Trump y los anti Trump, cara a cara, a la espera de los resultados

Los manifestantes frente a la Casa Blanca se expresaron con pasión, pero sin agredir a los que pensaban diferente / SEBASTIÁN FESTWASHINGTON DC – “Nos vemos en el cielo, con Jesús”. La propuesta de Ioanis, un rumano nacionalizado estadounidense que blandía una gigantesca cruz amarilla frente a la Casa Blanca, no era seguramente algo para aceptar de inmediato, aunque había algo positivo en la variopinta masa de de gente frente a la sede del poder en Estados Unidos: los pro Trump y los anti Trump estaban codo con codo. Y no pasaba nada.Fue en las primeras horas del escrutinio, cuando nadie tenía aún claro cuántos votos estaba obteniendo Donald Trump y cuántos Joe Biden en la elección presidencial. Un par de miles de personas se reunieron frente a la verja que impide el paso a la plaza Lafayette, que hasta hace unos meses era el escenario de manifestaciones y el punto obligado para turistas interesados en admirar la Casa Blanca. Tras los disturbios que estallaron en las efervescentes semanas del “Black Lives Matter”, la plaza Lafayette se cerró y la Casa Blanca pasó a convertirse en una atracción turística para ver de lejos, muy de lejos.Música, mucha música. Debate, mucho debate. Disfraces, bastantes disfraces. Y gritos, muchos gritos en la noche que todos ellos esperaban desde hacía meses, o incluso años.Ioanis, de 43 años, no quería hablar de política con Infobae, solo de Jesús. “Claro que voté hoy, pero no importan los candidatos. Hay uno a favor de asesinar niños. Y hay otro que no”. No tenía mucho más que añadir: su voto había sido para Trump.Cuando terminamos la charla me dijo: “Nos vemos en el cielo, con Jesús”. Gracias, con gusto, pero todavía no, le dije. Gente que se encuentra uno ante la @WhiteHouse. #usa #eeuu #ElectionNight #Elecciones #Trump #Biden pic.twitter.com/t7GVbMbYi7— Sebastián Fest (@sebastianfest) November 4, 2020A cinco metros de Ioanis estaba Nadine Seiler, una mujer afroamericana de 50 años que contribuía a sostener una gigantesca bandera con un mensaje inequívoco: “Trump miente todo el tiempo”.“Voy a estar aquí todas las noches hasta que tengamos el resultado, hasta que gane Joe Biden”, dijo la mujer a Infobae. “Va a pasar tiempo hasta que sepamos quién ganó. Y es bueno que esto sea pacifico, aunque es la primera vez que el diablo va a presidir los Estados Unidos”, ironizó.El “diablo” es Biden para muchos de los trumpistas que se manifestaban frente a la Casa Blanca en una noche muy fresca, pero no helada como las anteriores. Y Biden, como a lo largo de la campaña, estaba en un segundo plano respecto de Trump. Si el presidente ocupó el primer plano en los últimos meses, para bien o para mal, frente a la plaza Lafayette sucedía algo parecido: la gente se definía por estar a favor o en contra de Trump.Nadine Seiler piensa manifestarse todas las noches frente a la Casa Blanca hasta asegurarse de que Joe Biden es el presidente / SEBASTIÁN FESTEn la calle 16, que desemboca en esa verja que oficia ahora de imán para los que quieren y detestan al presidente de los Estados Unidos, muchos edificios estaban cubiertos de paneles de madera prensada. De hecho, no hay restaurante, bar, comercio, banco u oficina que no haya recurrido a esa protección en los últimos días en el centro de Washington DC.Peter Newsham, el jefe de Policía de Washington DC, dijo el lunes que sus hombres están preparados para un posible estallido de violencia. La situación de alarma ante disturbios se repite en muchas otras ciudades del país.“La Policía no dispersa manifestaciones, las facilita. Pero las manifestaciones no deben ser confundidas con conductas criminales que amenacen o dañen a las personas a la propiedad, como ocurrió durante los disturbios de este verano. Si se enfrenta a comportamientos violentos y destructivos, la Policía entrara en acción”, escribió Newsham en la carta.Así está ahora la Casa Blanca. #EleccionesEEUU #ElectionNight #Trump #Biden #USA #Usa2020 #EEUU pic.twitter.com/03zcPuDunI— Sebastián Fest (@sebastianfest) November 4, 2020No entró en acción frente a la Casa Blanca, no al menos en las primeras horas. Para lo que estaba en juego y tras las tensiones de una extenuante y agresiva campaña electoral, lo que se veía en la confluencia de la calle 16 y la H era promisorio: nadie molestaba o agredía al otro por pensar diferente. Quedaba abierto lo que sucedería avanzando la noche, una vez que se fueran confirmando resultados y un ganador de las elecciones.Una pareja con un altavoz y vestida con los colores de la bandera de Estados Unidos insistía en el triunfo de Biden. ¿Por qué, por qué tan seguros? “Hace cuatro años pronostiqué que Hillary perdería. Esta vez digo que Trump va a perder. Nunca digo quién va a ganar, soy bueno para detectar perdedores”.SEGUIR LEYENDO:Minuto a minuto, elecciones en EEUU: Trump se impone en 13 estados y Biden en 11

Fuente

Categories
General

Cierran cafeterías de la Casa Blanca por caso de coronavirus

WASHINGTON (AP) — Dos cafeterías en los terrenos de la Casa Blanca fueron cerradas luego de que un empleado relacionado con el servicio de alimentos dio positivo en una prueba diagnóstica de coronavirus.Pamela Pennington, vocera de la Administración General de Servicios de Estados Unidos, aseguró que en esas instalaciones había las medidas de salud pertinentes, como el uso de mascarillas y guantes, pantallas de plástico en las cajas y la prohibición de comer dentro de las cafeterías.Añadió que los médicos de la Casa Blanca rastrearon los contactos de la persona enferma y determinaron que el riesgo de contagio es mínimo.Numerosos empleados de la Casa Blanca y de la campaña reeleccionista del presidente Donald Trump han dado positivo al virus, entre ellos uno de los valets personales del mandatario, la secretaria de prensa del vicepresidente, varios agentes del Servicio Secreto y organizadores de eventos.El presidente, el vicepresidente y sus asesores más altos son sometidos regularmente a pruebas de detección de coronavirus.

Fuente

Categories
General

Uno de cada tres latinos en Estados Unidos apoya a Donald Trump

Según una encuesta del Pew Research Center, Trump tiene el 30% por ciento de aprobación de la primera minoría étnica de los EEUU. (AFP) (AFP/)No logrará el 40% del voto latino, como consiguió George W. Bush en 2004, pero si se considera que el presidente Donald Trump, lejos de ser un popular ex gobernador de un estado con fuerte presencia hispana como Texas ha sido acaso el menos afín a la primera minoría étnica de los Estados Unidos, parece más que bien que tenga el 30% por ciento de su aprobación, según una encuesta del Pew Research Center, y una probabilidad de voto para su reelección en noviembre de un latino cada cuatro, según otra, de Telemundo.“Como candidato, Trump declaró que México ‘no envía lo mejor que tiene’ sino que se alivia de aquellos que ‘traen drogas, traen delitos’; etiquetó a los inmigrantes mexicanos como criminales y violadores, prometió deportar a los ‘bad hombres’ y prometió una ‘fuerza para deportaciones’”, enumeró Ruben Navarrette Jr en una columna para USA Today. Y como mandatario, agregó, terminó con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), lo cual dejó sin estatus migratorio legal a 700.000 jóvenes latinos, impulsó políticas migratorias que redujeron a la mitad las visas de residencia y separó a miles de familias que buscaban refugio de la violencia y la pobreza, “al punto de que casi 70.000 niños inmigrantes quedaron detenidos en algún momento del año pasado”.A pesar de que ha hablado de la “invasión” que los Estados Unidos sufren desde el sur, las encuestas indican que Trump podría obtener entre el 25% y el 30% del voto de la minoría que, además de ser la primera en población, por primera vez lo será también en cantidad de votantes: según el Pew, unos 32 millones de latinos podrán votar este año, lo cual supera los 30 millones de afroamericanos y representa el 13,3% del electorado. El atractivo del republicano se condice con el 28% de los votos hispanos que obtuvo en 2016, según cifras de Real Clear Politics.Unos 32 millones de latinos podrán votar este año, lo cual supera los 30 millones de votantes afroamericanos. (Adria Malcolm/The New York Times)“En general, los votantes latinos registrados tienen perspectivas negativas del presidente Donald Trump y la dirección en la que va el país, con puntos de vista fuertemente divididos siguiendo la preferencia de partidos”, dijo el análisis de Pew. “Unos dos tercios de los votantes latinos registrados (68%) desaprobó la labor de Trump como presidente, incluido un 51% que la desaprobó mucho”. El resto de las cifras son lo llamativo: “El 30% de los votantes hispanos que aprueban a Trump incluye un 23% que lo aprueba mucho”.Según interpretó el ex vocero del Caucus Hispano del Congreso (CHC, un organismo legislativo sobre temas que afectan a esta comunidad), si bien el porcentaje de apoyo puede no parecer alto, “hay que considerar lo que esa cifra significa para los demócratas: la disconformidad con el presidente en los últimos tres años no ha conducido a un aumento en el apoyo para el partido de la oposición”. Kristian Ramos subrayó en una columna para The Atlantic: “Cuando los demócratas se dirigen a los votantes latinos se centran demasiado en la inmigración y dicen muy poco sobre otros temas que estos votantes priorizan. Si quieren ganar la cantidad suficiente de votos latinos para recuperar la Casa Blanca, los demócratas deben continuar luchando por la comunidad inmigrante pero también tienen que ofrecer una narrativa positiva, con aspiraciones, que incluya a los latinos como un sector vibrante del país”.Distintos factores dan importancia al voto latino: se trata de una población joven, tienen injerencia en estados decisivos como la Florida, Nevada y Colorado y casi dos tercios —en general, de origen mexicano— tienden a votar a un partido o a otro. Sin embargo, ninguno de esos elementos, ni otros, les da unidad. Los cubanos en Miami no comparten sus intereses ni sus visiones con los puertorriqueños de Nueva York, por ejemplo.El 30% de los votantes hispanos que aprueban a Trump incluye un 23% que lo aprueba mucho. (REUTERS/Jeenah Moon) (JEENAH MOON/)Además, destacó Navarrette, “en muchos casos esta gente no es realmente latina: son post-latinos”. Detalló: “Se consideran a sí mismos estadounidenses. Son ambivalentes en cuanto a su ascendencia, sus familiares, sus ancestros. No se ofenden cuando Trump insulta a los inmigrantes mexicanos porque —incluso en el caso de los mexicano-americanos— consideran que la gente sobre la que él habla es otra especie”.En su artículo para USA Today citó a Chris Salcedo, un presentador de radio de Texas: “Siempre me han molestado mucho los liberales, en la prensa y fuera de ella, que dicen que yo, por mi apellido latino, tengo algo en común con alguien que se cuela en mi país sin nuestro permiso”, opinó Salcedo. “Cuando el presidente toma medidas contra los cruces ilegales de la frontera y el tráfico de personas, no creo que me esté atacando, porque yo también quiero que esas mismas cosas se terminen”.Ramos subrayó algo similar: “Las diferencias ideológicas son más marcadas entre generaciones. Como un mexicano-americano de tercera generación me encuentro justo en la cúspide de una fractura intergeneracional. Aunque me identifico firmemente tanto con mi legado inmigrante como con el americano, soy más americano que mexicano. La identidad es complicada, sin embargo. Tengo amigos de la infancia que son mexicano-americanos, cuyas familias han vivido en los Estados Unidos durante generaciones, que ya no se identifican con su herencia mexicana”.A pesar de los dichos de Trump sobre los inmigrantes y de sus políticas, como el fin de la DACA y la separación de familias en la frontera, los latinos podrían incidir en la reelección del republicano.Mencionó otro estudio del Pew Research Center, de 2017, que halló que ya entonces más del 10% de los estadounidenses de origen hispano no se identificaban como hispanos. “Cuanto más cerca están de sus raíces inmigrantes, más probable es que los estadounidenses con ancestros hispanos se identifiquen como tales”. Eso se ha combinado con una tasa histórica muy alta de matrimonios mixtos y una cantidad descendiente de inmigración latinoamericana en la última década.Como resultado, los latinos de primera y segunda generación tienen fuertes lazos con su herencia de inmigrantes, pero en la tercera generación el 23% ya no se ve como latino y desde la cuarta generación en adelante, sólo la mitad se identifica con sus raíces. “Estos votantes ya no asocian su identidad cultural con ser inmigrantes, y el tema de la inmigración es menos importante para ellos”, señaló Ramos. “Los insultos de la Casa Blanca a los inmigrantes no cambian a quienes apoyan a Trump”.Si bien todos los precandidatos de la oposición enfatizan en sus plataformas cuestiones como la economía, la salud y la educación, los temas que más preocupan a los latinos según el ex vocero del CHC, “los demócratas no hacen lo suficientes para hablarles directamente a los votantes latinos sobre estos temas”. Steve Cortes, columnista de CNN, agregó en RealClearPolitics: “Mientras que el Partido Demócrata se inclina a la izquierda en temas sociales, la comunidad hispana, ampliamente católica y evangélica, se siente alejada”.Las nuevas generaciones de votantes latinos se identifican progresivamente menos con sus raíces hispanas.En esa situación, a pesar de la alta desaprobación de la gestión de Trump que hacen los hispanos, el 30% de aprobación puede jugar un papel clave en las presidenciales de noviembre. Los demócratas perdieron la elección en 2016 aun a pesar de haber obtenido el 66% de los votos. Según estimaciones que citó Ramos, ahora necesitarían el 70% del voto latino para volver a la Casa Blanca. Sin embargo, sólo el 65% manifestó una perspectiva positiva de los precandidatos.“El trato que el presidente da a los inmigrantes en la frontera es inhumano y enormemente impopular entre los latinos. Y sin embargo, su apoyo en este bloque de votantes no se mella”, concluyó The Atlantic. “De hecho, tiene más apoyo en este sector del electorado que Mitt Romney en 2012 y aproximadamente el mismo que John McCain en 2008”.MÁS SOBRE ESTE TEMA:Detectaron una subida “notable” entre hispanos registrados para votar de cara a las elecciones 2020Cuántos son y de qué países vienen los inmigrantes hispanos en Estados Unidos

Fuente

Categories
General

Evelina Cabrera, de dormir en la calle a exponer en la ONU: “Con lo que pasó no puedo hacer nada, pero sí puedo con el presente y el futuro”

Evelina Cabrera, en los estudios de InfobaeLo imposible no existe, ese es el lema de vida de la ex futbolista Evelina Cabrera (31). Ella es una mujer empoderada que supo revertir el destino de su vida. Vivió en la calle, fue trapito, no tenía para comer y fue víctima de violencia de género.A los 13 años se fue de su casa porque sentía que era un peso para la resquebrajada economía de sus padres. Durmió en el banco de una plaza frente a su escuela, al mismo tiempo que cursaba la secundaria. Decidió dedicar su vida a estudiar educación física, al mismo tiempo que trabajaba como tesorera en un restaurante y a dar clases como personal trainer.Después de mucho esfuerzo se convirtió en futbolista y no paró hasta fundar la Asociación Argentina de Fútbol Femenino, que actualmente dirige. Además es coaching ontológico, oradora Tedx y viaja para dar charlas y conferencias. Justamente fue una de las referentes argentinas que participó del lanzamiento mundial de la campaña #mostremos –de Dove– realizado en Londres. Además, cerró la asamblea de las Naciones Unidas en Nueva York y la revista Economy la eligió como una de las personas más influyentes. Hoy trabaja en el Área de Género de Boca Juniors y es integrante -además- de ONU Mujeres en Argentina.— ¿Qué encontrabas en el fútbol que te gustaba tanto?— Un grupo de pertenencia el hecho de saber que todas somos complementarias y necesarias. El trabajo en equipo lo subestimamos y a veces hay una rivalidad entre uno y otro que opaca todo eso. En estos deportes colectivos vas a encontrar jugadoras de diferentes clases sociales que quizás afuera no se hubiesen juntado ni de casualidad. La cultura hace que nos separemos porque ella se viste así, porque ella piensa así, por lo que sea, y me parece que hay muchas más cosas que nos unen que están bloqueadas ante ese prejuicio que emitimos.— ¿Te sacó adelante el fútbol en tu vida?— Lo que creo es que me salvé yo sola. Lo que sí me dio el fútbol que no me dio nadie fue una rutina, valores, me ordenó. Yo estaba de aquí para allá, me acostaba a cualquier hora, hacia lo que yo quería. El fútbol me enseñó que si no comes bien no vas a rendir. Si no te acostás temprano tampoco. Si no llegas en horario, la entrenadora te va a decir que te vayas y no entrenas, si no entrenas no jugas, entonces me parece que también hay un montón de disciplina ahí que te ayuda para tu vida.—¿Viviste en la calle? — Sí, mis viejos se separaron y a los 13 años me empecé a ir de a poco. Cuando iba a cumplir los 15 fue la crisis del 2001, estalló todo y directamente me fui a la calle. Nosotros no teníamos un mango y en mi casa costaban un montón las cosas y yo sentía que era un gasto más. Me sentía responsable de eso y por ende me fui.— ¿Qué fuiste a buscar a la calle?— Quería que alguien me mire, pero no me miraba nadie. En la calle cuando vivís sos parte del decorado, ya nadie se asombra de ver alguien en la calle. Conocí un montón de personas que estaban en la misma situación que yo, pero nunca supe mucho la historia porque en la calle es un tabú preguntar al otro por qué esta ahí.— ¿Cómo era, cómo dormías, cómo comías, cómo ibas al baño…?— En el Tigre tienen la suerte de que hay mucho verde, así que iba ahí al baño y de última si no en una estación de servicio o en el McDonalds. En la calle no dormía, dormitaba en la plaza que estaba en la escuela, cuando hacía mucho frío y después en la calle Sarmiento había un lugar donde vendían muebles y tenía una escalera hacia adentro. En la calle nunca dormís, terminas dormitando, es imposible estar tranquilo.—¿Trabajabas?— Era trapito. Repartía volantes. La gente nunca es amable con la gente de la calle. Dicen “los argentinos somos re solidarios”. Yo no creo en eso, yo creo que cuando hay situaciones extremas, como una inundación todos van y dicen yo ayudé, pero en la cotidiana nadie es solidario. Vos vas a la calle y ves a mujeres que dicen salvé un galgo, salvé el perrito, pero si no levantan la mierda de la calle, no sirve. ¿Desde qué lado el argentino se siente solidario? Me parece medio careta. Me parece que es un cliché de decir “yo soy” porque hay que ver cómo sos en tu vida cotidiana.— ¿En algún momento te agarró odio con la vida?— No. Siempre fui para adelante. Yo me quedé libre el último año de la escuela, de todas las faltas, y de grande quise ser entrenadora de fútbol y necesitaba la secundaria. Me acuerdo que volví para finalizarla y el director se me rió en la cara y me dijo que yo no podía terminar nada. A mí eso me empujó a más, ¿quién sos vos para decirme qué puedo hacer o qué no? Es lamentable que muchos chicos tengan que escuchar esto y se la crean. Después entendí que yo nací con la palabra no. No vas a llegar a esto porque saliste de tal barrio, porque sos una negra de mierda, o porque sos mujer.— Qué bueno que no te la creíste porque a veces el afuera hace que uno se cree esos pensamientos y termines actuando acorde a lo que piensa el otro…— Eso es real. Encima la gente de tu alrededor es la que te lo dice porque supuestamente te quiere. Te dice no gastes el tiempo ahí, buscá un trabajo fijo. En realidad no hay que enojarse con el que te dice eso, porque en realidad tiene miedo de que vos fracases y sufras, entonces lo que está instalando en vos son sus propios miedos. Y en realidad no está mal que te vaya mal, es un proceso de la vida. Siempre la primera vez te va mal. Yo me caí millones de veces, pero siempre me levante.— ¿Te ves reflejada en las historias de chicas que entrenas?— Sí, obvio. Lo que más me hubiese gustado es que alguien me haya ayudado. O que alguien me mire y me diga esto es así. Yo estoy convencida que mis viejos me aman, pero no tuvieron los recursos emocionales para poder transmitírtelo porque no llegan a fin de mes, porque están estresados, porque no podían poner un plato en la mesa y por un montón de cosas más. Tomaban mate a las 4 de la mañana para tomar el bondi e ir a trabajar, llevar a los chicos al colegio, era todo un caos.— ¿Es muy difícil salir de la marginalidad? — Sí. Lo mas difícil es cambiar la cabeza. Yo recién hace dos años dejé de tener vergüenza de entrar a un restaurante.— ¿Por qué?— Sentía que todos me miraban, y yo me auto discriminaba, porque sentía que no correspondía a esos lugares.— ¿Pero qué pensabas?— Me sentía inferior, porque yo nací creyendo eso. En la escuela hay que trabajar un montón de cosas, pero la autoestima hay que trabajarla también, porque vos le podés enseñar a sumar a un niño pero si cuando se presenta a un lugar no sabe cómo vender lo que hace o cómo presentarse, fracasa por más que sepa un montón.— ¿Qué pensas por ejemplo de un chico que tiene todas las herramientas que quizás fue al mejor colegio, fue a la mejor universidad, quizás no tiene hambre o le da igual y no llega tan lejos como vos que venís de otra realidad distinta y hoy lograste estar en las Naciones Unidas o que te llamen de otros países para lograr eso? ¿qué te genera?— Yo creo que todos tenemos hambre de ambición en ciertas cosas. Creo que lo que pasa en esas instancias de esos jóvenes que tienen todo es que nadie les despertó el motor, está apagado. Me parece que a veces sucede eso y que tampoco se les dio la posibilidad de explorar por sí mismos qué es lo que quieren. Es como que le arman una agenda de chiquitos, pero no hay un poder de decisión propio. Quizás no hubo una exploración propia de decir qué es lo que quiere en la vida. A veces es como todo, nos inculcan que hacer. Si mi papá es abogado, voy a ser abogado.— ¿Qué aprendiste todos estos años?— Que la vida pasa muy rápido. No hay que enfocarse tanto en los problemas, sino en las soluciones. El tema es qué haces con eso que pasó, si vos te quedas todo el día en la queja tu vida va a ser una queja constante. Me parece que ese es el aprendizaje que tuve todos estos años que con lo que pasó no puedo hacer nada pero sí con lo que puedo hacer con el presente y el futuro, eso.

Fuente

Categories
General

Se lanza la tercera edición del Premio de Crónicas “Leamos”, con $60.000 al ganador

Los ganadores de la primera edición del Premio Leamos (Lihue Althabe)Como una manera de homenajear, pero, sobre todo, de contribuir y estimular la labor de los cronistas, la plataforma de lectura por suscripción Leamos y el festival de no ficción “Basado en Hechos Reales” organizan la tercera edición del Premio “Leamos” de Crónica Breve, pensado para todos aquellos que con sus textos muestran historias, vivencias y problemáticas de la Argentina actual.En esta oportunidad, el eje de la convocatoria es “Ser hijo”. Dentro de esa fuente de afectos incondicionales, mandatos inapelables y traumas inevitables que es la familia, hay solo un papel que nos toca a todos: el de ser hijas e hijos. Y, a diferencia de otros roles familiares, este es involuntario. No lo elegimos. ¿Hay algo más universal que el vínculo con nuestros padres y madres? Sus ausencias, presencias, gestos y palabras nos marcan la vida como nadie.Sonia BudassiEl premio Leamos busca historias que miren de cerca la intimidad de ese lazo potente, que puede estar teñido de admiración, orgullo y amor, pero también de desdén, vergüenza y rencor. O un poco de todo: así de compleja.Con un jurado compuesto por los escritores Pablo Plotkin, Sonia Budassi y Esteban Castromán, los trabajos presentados no podrán superar los 15.000 caracteres y la fecha límite de entrega es el 31 de octubre a las 23. El ganador recibirá la nada despreciable suma de $60.000. Además, la crónica ganadora, las finalistas y aquellas que el comité de lectura considere, serán publicadas en la plataforma Leamos.Un apartado especial merece el rol del público, ya que luego de que un comité seleccione los 21 trabajos finalistas, el voto del público se sumará de esta manera a los del jurado. El resultado se comunicará el 30 de noviembre, en el marco del festival “Basado en Hechos Reales”.Bases y condiciones en www.basadoenhechosreales.com.ar

Fuente

Categories
General

Actores de bajos recursos y de barrios humildes: el detrás de escena de los otros protagonistas

Fabián Benítez trabajó junto a Nancy Dupláa y Pablo Echarri en “La Leona”Fabián Benítez. Actor misionero, desde los 15 años vive en la Villa 21 – 24 y Zavaleta. Pasó por: El Puntero, Se trata de nosotros, Un día en Constitución, Historia del Miedo, Paco, Sin código y el filme Sin Retorno. Trabajó en la serie sobre la vida del Papa Francisco. Tuvo la posibilidad de trabajar junto a grandes del cine y la televisión como Julio Chávez, Leonardo Sbaraglia, Rodrigo de la Serna y Luis Machín.”Viendo la necesidad del barrio, y que muchos jóvenes estaban interesados en la actuación, se me ocurrió abrir las puertas de mi casa y empezar a dar prácticas de cine. Con una camarita que tenía”, contó Fabián, fundador del taller de actuación Actores de Villa, que funciona desde el 2010, y que ya sirvió de semillero en varias series y películas.El taller convoca a estudiantes de todas las edades que vienen de varios barrios. “Las productoras grandes ya nos conocen. Cuando necesitan algún tipo de personajes, me llaman, o vienen en busca de estudiantes”, remarcó. Actores de Villa funciona todos los sábados por la mañana y abre la posibilidad de soñar a muchos jóvenes.Ricardo Cabañas junto a Julio Chávez en el detrás de escena de “El Tigre Verón”Ricardo Manuel Cabañas. Tiene 22 años. Su pasión por la actuación comenzó desde chico, pasaba gran parte del tiempo junto a su madre viendo novelas y soñando que algún día podría formar parte de alguna. En 2010, conoció a Fabián Benítez y les propuso junto a otros cinco chicos realizar el taller de cine. “Ahí ponemos una idea, armamos una historia, hacemos un guión y lo grabamos. Es más que nada para perder el miedo, a no mirar la cámara, no reírte en las escenas…”, contó Ricardo.El primer cortometraje que hicieron fue Sin códigos, que trataba sobre mafiosos. Benítez empezó a exponer el material en varios festivales y captó la atención de una productora. “Nos vio, le gusto y pidieron por mí y un amigo para vernos en un casting. El papel era para hacer de chicos de la calle y pedir monedas. Yo vivo en la villa, me sale natural. Quedaron impresionados”, recordó y agregó: “Estábamos volviendo a casa y recibí un llamado donde me confirmaron que había quedado seleccionado. De ahí salió mi primera actuación profesional. Actué con Luis Machín, me tocó hacer un protagónico en un solo capítulo sobre una trata de personas y la verdad fue genial”.Luego de esa experiencia empezó a interesarse más en el tema, logró conocer otras productoras, surgieron nuevos trabajos, hizo teatro y participó en una película junto al actor Esteban Lamothe.A pesar de que Ricardo tuvo una pausa en la actoral porque fue papá por primera vez y necesitó buscar una estabilidad económica, ya hace dos años retomó la actuación en el taller y no dejaron de aparecer nuevas oportunidades. Participó en la serie de Monzón, Apache – que cuenta la vida de Carlos Tevez- y El Tigre Verón, que tiene como protagonista a Julio Chávez. “Estar con él fue un placer enorme, grabé como mucho una hora y fue el mejor momento de mi vida. Conocer cómo es y ver cómo se transforma cuando dicen ‘¡acción!’ es una cosa bárbara que me llena. Ahí es cuando encuentro mi rincón, feliz, grabando y más con actores profesionales”, explicó.”En un futuro me encantaría ser actor, dedicarme y vivir de eso. Es algo que tengo en mente desde chico y analizándolo, no es que me agrando ni nada, pero pienso y digo yo nací para esto”, concluyó Cabañas.Marcelo ChavezMarcelo El Flaco Chávez. Tiene 26 años, nació en Misiones y llegó al barrio con apenas 11 años. Tras la muerte de su hermano mayor y las carencias que estaba transitando su familia, tomaron la decisión de mudarse a Buenos Aires en busca de un futuro mejor.”Yo era muy pobre cuando llegué. No tenía nada”, recordó. Sin embargo, desde chico soñaba con ser cantante, se propuso escalar alto y nunca abandonar su objetivo. Sin importar los sacrificios, tiempo y obstáculos, este año logró firmar contrato con Universal Music Argentina para producir sus próximas canciones y ser artista exclusivo.Cantar no fue su único triunfo, quiso demostrar que podía llegar más lejos: apostó a la actuación y se presentó en un casting para participar de la tercera temporada El Marginal. “No pensé que iba a quedar, eran muchas personas que había en el casting y me seleccionaron. El papel que hice fue de Fiorito, que es un guachín atrevido, con ganas de problemas con cualquiera y así le va”, comentó Chávez y agregó: “Fue una de las experiencias más lindas que tuve hasta ahora. No caigo que estuve filmando. A mí me encanta actuar y aunque jamás lo hice profesionalmente, acá me dieron la oportunidad y no la desaproveché. Me siento muy agradecido con todos los productores, actores, vestuaristas, castineras”.En los cambios personales que había generado participar en una de las series más exitosas del país, El Flaco manifestó: “Mi casa es humilde, donde vivo es una pieza. Creo que se está dando todo para la gente de la villa triunfe, porque son las personas que más tienen hambre. Hambre de salir adelante, crecer y poder darle una vida mejor a su familia”.Oscar “Coto” Fernández junto a Julio Chavez y Daniel De VitaOscar Coto Fernández. Tiene 38 años. Se hizo conocido en 2014 en el programa MasterChef, donde amantes de la cocina demostraron su talento. Se ganó el cariño de los televidentes, participantes y jurado. Gracias a su participación en el reality, ese mismo año cumplió su sueño de abrir su primer restaurante, Abundancia Culinaria, en el barrio de Colegiales y hoy está dando asesoramientos, charlas y clases multitudinarias en el país.Si bien había tomado clases de teatro callejero en el barrio, dirigido por Julio Arrieta, quien fue uno de los pioneros en fundar un grupo de teatro de la Villa 21, Coto, incursionó en el mundo actoral de una manera muy particular: cuidando a los actores que iban a grabar series o películas a las villas más bravas.”Grandote, ¿te animas?”, le preguntó el director durante la grabación de un videoclip de La Bersuit Vergarabat. Entusiasmado, aceptó la propuesta y pudo dar sus primeros pasos como actor.Participó en la película Amigos inseparables, protagonizado por Rodrigo de la Serna y Oscar Martínez, y en las series Farsantes, El puntero, El Lobista y actualmente forma parte del elenco de El Tigre Verón. “Son cosas que van sumando, que te dan oportunidad y también tener el honor de que te dirija uno de los mejores como Daniel Barone”, contó Oscar y agregó: “Los directores a veces me preguntan cosas particulares, por ejemplo cómo se habla en la cárcel por tal cosa o por ahí te piden que digas una escena con lenguaje de señas carcelario. Lo valoran mucho”.Además, destacó que en sus comienzos un gran actor lo aconsejo y le dijo: “Coto vení, sentate y repasá tu letra. Si perdés energías caminando por ahí, hablando o sacándote fotos, cuando llegue tu momento vas a estar cansado y vos tenés que estar fresco para cuando el director te diga que tenés que hacer la escena”.”La vida es una sola. Si tenés la posibilidad de disfrutar de lo que te apasiona, tenés que meterle todo, más si lo disfruta tu familia. Creo que es algo esencial, la gente busca su lugar, su manera hermosa de vivir y después de tantas malas se vienen las buenas”, concluyó.En la actualidad son muchos los que en estos barrios sufren y viven situaciones de carencia, sin embargo, día a día luchan por salir adelante profesionalizándose, y tener igualdad de oportunidades.SEGUÍ LEYENDO”Me costó salir de la marginalidad”: la actriz que revivió su pasado al grabar en Fuerte Apache la serie de TevezEl homenaje de “Pequeña Victoria” a Diana Sacayán, la activista trans cuyo travesticidio sentó un precedenteBenjamín Vicuña comienza a filmar una serie en España: ¿cuándo regresará y qué pasará con su personaje de “Argentina Tierra de Amor y Venganza”?Osvaldo Laport: “La grieta no es solo política, buscamos la quinta pata al gato y todo se malinterpreta a favor de quien quiere lucrar”

Fuente

Categories
General

Festejaba sus goles como el “Oso” Pratto en River y hoy es profesional en Boca: un Superclásico especial para Fanny Rodríguez

Fanny Rodríguez y su festejo en “Modo Oso” (@RiverPlate)Fanny Rodríguez convierte un gol para River ante San Lorenzo y sale corriendo, pero de repente se frena, cruza sus brazos y mira al horizonte con una sonrisa. Horas más tarde, en las redes sociales, se viralizará la foto de esa celebración en “Modo Oso”, una suerte de homenaje a la pose inmortalizada por Lucas Pratto en aquella final de la Copa Libertadores en Madrid.VIDEO: EL FESTEJO DE FANNY RODRÍGUEZ EN “MODO OSO”Este martes, solo cinco meses después de aquella imagen, la goleadora vivirá un Superclásico diferente: sus días con la camiseta del Millonario son cosa del pasado. Hoy es jugadora de Boca, club en el que ya había estado hace algunos años y donde recientemente pudo firmar su primer contrato como profesional.En el semestre pasado, Fanny brilló en River. Había llegado al elenco de Núñez a principios de 2019 luego de un paso destacado por Asociación Coronel Brandsen de la Liga Amateur Platense y por el futsal de Gimnasia La Plata. Su pasado en Boca -club del que es hincha- no le impidió adaptarse rápidamente al Millonario. Incluso, debutó con un gol justo en el Superclásico: fue el 9 de febrero pasado en la victoria por 3-1 de las dirigidas por Daniel Reyes ante sus eternas rivales en el partido que se disputó en la cancha auxiliar del Monumental.VIDEO: EL GOL DE LA DELANTERA PARA RIVER ANTE BOCA El 1° de agosto pasado, la temible delantera (cuya carrera también incluye un paso por Estudiantes de La Plata) hizo una publicación en las redes sociales que sorprendió a aquellos hinchas del Millonario que habían empezado a seguirla a partir de sus buenas actuaciones con la Banda. “Feliz de llegar a esta etapa, cabj”, escribió Fanny en su cuenta de Instagram, junto a una foto en la que vestía la indumentaria de Boca. Rápidamente, los comentarios se multiplicaron: desde los fanáticos de River que le recriminaron el salto a la vereda de enfrente hasta los simpatizantes del Xeneize que la felicitaron por su regreso a la institución en la que ya había estado en el 2017.Por decisión propia, la goleadora pasó a Boca, club que le dio la oportunidad de firmar su primer contrato como futbolista profesional. De hecho, la entidad de la ribera fue la única de la máxima categoría que profesionalizó a su plantel femenino completo: lo hizo en un acto del que participaron todas las jugadoras, Pablo Jerez (coordinador de la disciplina), Christian Gribaudo (secretario general) y Nicolás Burdisso (director deportivo).Fanny Rodríguez firmó su contrato profesional con BocaSin embargo, la historia de Fanny -que es madre de una nena y de un nene- no es excepcional: en los últimos días se confirmó que también Gabriela Chávez dejó River y se convirtió en nueva jugadora de Boca. “Contenta de volver a defender la Azul y Oro”, publicó en sus redes sociales la lateral de la selección argentina, otro refuerzo de jerarquía para el conjunto de “Las Gladiadoras” que dirige Christian Meloni.Estos pases no son rarezas en un fútbol femenino argentino en el que, en tiempos de amateurismo y en esta nueva etapa de semi-profesionalización, las jugadoras eligen aquellos espacios que, de acuerdo a sus propios momentos personales y deportivos, les ofrecen las mejores condiciones. Muchas llevan adelante vidas con múltiples ocupaciones (estudian, trabajan, son madres, practican deporte, etcétera) y, la mayoría de las veces, esa “lealtad o amor por los colores” que tanto pesa en el folklore del fútbol queda en un segundo plano en pos de encontrar el club que más se adapte a sus necesidades en cuanto a horarios de entrenamientos, modos de trabajo y comodidades. En la actualidad, a esos factores se suma la cuestión de los salarios.La delantera, junto a sus compañeras de equipo Carolina Troncoso y Lorena BenítezEs así como la de Fanny, que estará en cancha si su DT así lo dispone, será una de las historias destacadas del primer Superclásico de la era del profesionalismo en el fútbol femenino. El encuentro se disputará desde las 15.10 en la Bombonera y al estadio solo podrán ingresar socios y socias de Boca que exhiban su carnet.SEGUÍ LEYENDO:Todo lo que hay que saber sobre el torneo femenino de fútbol de Primera División: cómo se juega, qué equipos participan, el fixture completo y la TVDía histórico para el fútbol femenino de Boca: Las Gladiadoras ya son profesionalesHistórico día para River: presentó el equipo femenino y anunció la firma de 15 contratos profesionales

Fuente