Categories
General

Amor en días de encierro: solteros de EEUU reinventan el mundo de las citas

¿Cómo encuentras el amor cuando estás atrapado en casa? La pandemia del coronavirus transformó esa búsqueda en un gran desafío, pero millones de solteros en Estados Unidos están hallando formas de hacerlo.Algunos intentan con salidas manteniendo la distancia, otros han recurrido a apasionados videochats o prueban con citas internacionales en línea, adaptando al igual que las aplicaciones de citas el arte de la seducción a la era de la COVID-19.En la era pre-pandemia, Kate Earle -una profesora de 30 años de Washington- lograba con facilidad concretar encuentros en persona con hombres que encontraba atractivos a primera vista en la aplicación Tinder.”Pero como eso no es una opción, las conversaciones se prolongan mucho más tiempo”, comentó.Earle considera que las conversaciones parecen decantarse más a menudo hacia la “interacción sexual en línea”, pero asegura que nunca consideró romper el confinamiento para acudir a una cita en persona.”Creo que todo el mundo está un poco frustrado sexualmente, y yo también”, aseguró.”Y definitivamente ha estado la tentación de encontrarme con alguien… pero creo que no tanto como para hacerlo”- Sacarse las máscaras -El confinamiento provocó que personas de todo el mundo recurrieran aún más a aplicaciones de citas en línea, cuyo uso alcanza nuevos récords.El 29 de marzo Tinder alcanzó un máximo histórico de uso, con más de tres mil millones de “deslizamientos” (swipes), y el número de mensajes intercambiados en la aplicación rival Bumble se incrementó un 26% en dos semanas de marzo en Estados Unidos.La orden “quédate en casa” llegó en el peor  momento para Beatrice, una francesa de 30 años recién separada de su marido y residente de Washington.A mediados de marzo, Beatrice se registró en varias aplicaciones de citas en línea. Desde ese momento, se ha visto obligada a romper algunas reglas del confinamiento para tener salidas con sus nuevos contactos.”Estaba un poco nerviosa”, confesó a la AFP. “Es difícil caminar con una máscara en la cara cuando se conoce a alguien por primera vez. Así que terminas quitándote la máscara después de cinco minutos”.Tras algunas salidas decepcionantes, conoció a alguien que le gustaba “y terminamos no respetando el distanciamiento social”, admitió.- “La cereza en la torta” -En la nueva normalidad, creada por la crisis desatada por la pandemia de coronavirus, las citas por video se están convirtiendo en la norma. Mientras Tinder carece de esta opción, Hinge y Bumble dan a sus usuarios la opción de experimentar citas virtuales.Zach Schleien lanzó su aplicación Filter Off para citas rápidas de video justo antes de la irrupción de la pandemia y sólo unos cuantos miles se sumaron a la propuesta. Pero eso cambió rápidamente.”Es como un aumento del 7.000% en menos de un mes”, dijo el neoyorquino de 29 años, convencido de que las citas en línea son la mejor forma de evaluar el posible interés romántico antes de pasar a una cita en persona.”Ha sido una locura”, aseguró.Pero ¿puede funcionar realmente una cena romántica a la luz de las velas con un extraño, en la pantalla de un dispositivo portátil?La asesora de citas Bela Gandhi citó el ejemplo de un cliente, una mujer de 60 años “que se enamoró de alguien en las últimas seis semanas, y solo se han conocido a través de Skype”.Gandhi, fundadora del sitio web Smart Dating Academy, considera que el video facilita el desarrollo de la “intimidad emocional”.”Y luego es solo la cereza encima de la torta una vez que se conocen en persona”.Pero Alexandra Solomon, psicóloga de la Universidad Northwestern en las afuera de Chicago, no coincide con Gandhi.”Gracias a dios que tenemos citas por video por ahora”, pero “cuando salgamos de esto, realmente quiero que la gente vuelva a reunirse en una mesa con un vaso de vino o una taza de café y que tengan esa experiencia anticuada y orgánica el uno con el otro”.Mientras tanto, para los interesados en conectar con personas en el extranjero, Tinder mantiene su función de pasaporte gratis hasta el lunes.Después de eso, “las parejas permanecerán, así que nadie tiene que decir adiós a nadie nuevo que haya conocido”, dijo un portavoz de Tinder.AB/bbk/dw/sst/gfe/lda

Fuente

Categories
General

La fotografía sin cámara: Roberto Huarcaya en BAphoto

if (showBannerResolution(‘adhesion_dsk’)) );
}

if (showBannerResolution(‘adhesion_tab’)) );
}

Padres danzantes de tijeras (detalle, 2019) Crédito: Gentileza Rolf Art

Comentar
(0)

Me gusta
Me gusta

Compartir

E-mail
Twitter
Facebook

WhatsApp

Guardar

1 de septiembre de 2019  

Curar enfermedades era el propósito original del baile con el que las culturas precolombinas rendían culto, mediante el trance, a los dioses andinos. A mediados del siglo XVI derivó en un ritual contra lo que se consideraba la raíz de todos los males: la evangelización promovida por la colonia española. Aquel movimiento de resistencia impulsado por sacerdotes, brujos y curanderos prehispánicos no tardó en ser reprimido, pero dejó entre sus descendientes la semilla de la llamada “danza de las tijeras”.

if(showBannerResolution(‘caja1_mob’)));}

if(showBannerResolution(‘inread_mob’)));}

if(showBannerResolution(‘caja1_tab’)));}

if(showBannerResolution(‘inread_tab’)));}

Su nombre alude a las hojas de metal pulido que los bailarines entrechocan para hacer un ruido parecido al de campanas. Considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad, esta ceremonia suele convertirse en un desafío que puede durar varias horas, ya que cada uno copia los pasos del otro y los complejiza hasta llegar a demostraciones acrobáticas.
En esta danza se inspiran las obras recientes del fotógrafo peruano
Roberto Huarcaya, como la que presentará en los próximos días en la
15a edición de BAphoto. Padres danzantes de tijeras se titula la pieza de diez metros de ancho que se exhibirá en la nueva sección Out of Box, dedicada a producciones realizadas sin cámaras fotográficas.

if(showBannerResolution(‘middle1_dsk’)));}

if(showBannerResolution(‘inread_dsk’)));}

if(showBannerResolution(‘middle1_tab’)));}

if(showBannerResolution(‘caja2_mob’)));}

if(showBannerResolution(‘caja2_tab’)));}

Se trata de un monumental fotograma -imagen obtenida gracias al trabajo con emulsión fotosensible sobre el papel y una iluminación adecuada- que reproduce las siluetas de hombres vestidos con telas de más de mil años de antigüedad. Esta obra pertenece a una serie iniciada en 2017 que incluye
Patacancha, fotograma de 18 metros con las figuras de los cuerpos de 36 niños de comunidades cusqueñas en posición de baile.
Tres años antes había realizado otra serie similar,
Amazogramas. Entonces desplegó rollos de papel fotosensible de 30 metros entre el follaje de la selva peruana, durante la noche. Para registrar las formas de las especies vegetales de la Amazonía apeló a la luz de un flash de mano, de la luna y de los relámpagos en plena tormenta, y reveló las imágenes con agua de ríos cercanos.
“Sentía que debía ser la selva misma quien escribiera con luz su propio relato, su propia imagen”, escribió Huarcaya al presentar en
arteBA Focus 2017 esas piezas que se exhibieron luego en la galería porteña Rolf Art, en Washington, Barcelona y Madrid, y llegarán en noviembre a París Photo.

if(showBannerResolution(‘caja3_mob’)));}

“La vanguardia histórica en el arte europeo de inicios del siglo XX se valió del fotograma como una salida radical de lo que se percibía como una crisis completa de la representación -señaló el crítico peruano Jorge Villacorta Chávez-. Huarcaya se vale de él para hacer un señalamiento de una crisis en fase aguda en un territorio que se halla en situación absolutamente crítica dentro de lo que insistimos en llamar ‘realidad nacional’.”

if (showBannerResolution(‘middle_teads_tab’)) );
}

if (showBannerResolution(‘middle_teads_mob’)) );
}

if (showBannerResolution(‘middle_teads_dsk’)) );
}

Por:
Celina Chatruc

ADEMÁS

Sin proponérselo, la Gala de Ballet de Buenos Aires reafirmó el #boysdancetoo

¿Qué vas a leer con tu hijo esta noche? 6 libros para jugar con los números

El mundo de la danza se afianza en un escenario del otro lado de Los Andes

¿Te gustó esta nota?

Ver comentarios 0

if (showBannerResolution(‘middle3_dsk’)) );
}

if (showBannerResolution(‘caja6_mob’)) );
}

Temas:
|

Cultura

|

Arte y Cultura

SEGUIR

Fotografía
Lifestyle
Arte
LA NACION revista
BAphoto
Historias del arte

Fuente