Categories
General

López Obrador prevé que el Senado de EEUU apruebe el T-MEC la próxima semana

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, estimó este jueves que la próxima semana el Senado de Estados Unidos aprobará el nuevo tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).”Una buena noticia que puedo dar por adelantado es que en el Senado de EE.UU. se va a aprobar el tratado comercial y se va a aprobar la semana próxima, posiblemente, (es decir), ocurrirá en este mes”, dijo López Obrador durante su conferencia de prensa de todos los días en Ciudad de México.El mandatario apuntó que la aprobación de Estados Unidos “va a ayudar mucho y nada más faltará la de Canadá”, donde dijo, “llevará algún tiempo, no mucho, por sus procesos parlamentarios”.Apuntó que la decisión del Senado estadounidense “va a ayudar mucho a que llegue más inversión extranjera (a México), se impulse el crecimiento y haya empleos bien pagados en el país”.Canadá tampoco ha ratificado todavía el T-MEC aunque el Gobierno ha indicado que lo hará tan pronto como Estados Unidos finalice su proceso de aprobación.La versión definitiva del T-MEC fue firmada por los tres países el pasado 10 de diciembre en Ciudad de México después de que el acuerdo fuera modificado para permitir su aprobación por la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense.Aunque la Cámara de Representantes ratificó el T-MEC el 19 de diciembre, el acuerdo comercial que sustituirá al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en vigor desde 1994, todavía tiene que ser aprobado por el Senado estadounidense para ser ratificado por esa nación.Canadá tampoco ha ratificado todavía el T-MEC aunque el Gobierno ha indicado que lo hará tan pronto como Estados Unidos finalice su proceso de aprobación.Según una encuesta dada a conocer este jueves, un 77% de los canadienses apoya el nuevo acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá, conocido como T-MEC y que fue firmado por los tres países el pasado 10 de diciembre.El Senado mexicano ya avaló el acuerdo el 12 de diciembre, pero el T-MEC no entrará en vigor hasta que los tres países firmantes lo hayan ratificado.El Senado mexicano ya avaló el acuerdo el 12 de diciembre, pero el T-MEC no entrará en vigor hasta que los tres países firmantes lo hayan ratificado.El T-MEC mantiene la filosofía de libre comercio del TLCAN pero actualizado para recoger nuevas realidades, como el crecimiento de las ventas a través de internet, y para proteger empleos del sector manufacturero en Estados Unidos y Canadá. México celebra la aprobación del T-MEC en el Congreso de EEUU“Con la aprobación del T-MEC está por iniciar la nueva etapa de inversión y crecimiento para México. Fase de incertidumbre se cierra. Avanzamos. Buena noticia”, reaccionó Ebrard. (GILLES CLARENNE/)“Lo primero es que termina con la incertidumbre”, así fue como el canciller Marcerlo Ebrard celebró la aprobación del nuevo acuerdo comercial México – Estados Unidos – Canadá en la Cámara de Representantes estadounidense.“Se aprobó en la Cámara de Representantes estadounidense el T-MEC con 385 votos a favor y 41 en contra. En la historia de los tratados en Estados Unidos éste es el más votado”, dijo el funcionario el viernes en a la conferencia de prensa de Andrés Manuel López Obrador.“Es un excelente indicador para la relación económica”, agregó.La víspera, el presidente había mostrado su beneplácito en un mensaje distribuido por redes sociales.La votación arrojó un resultado de 385 a favor y 41 en contra. Los votos negativos fueron en su mayoría de demócratas izquierdistas, como Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar, Rashida Tlaib o Ayanna Pressley. (Foto: REUTERS/Jonathan Ernst) (JONATHAN ERNST/)“Es una muy buena noticia. Es beneficioso este acuerdo para el pueblo de Canadá, para el de Estados Unidos y para nosotros, los mexicanos”, expresó AMLO.El mandatario, que estaba siguiendo la votación de la cámara a través de una computadora, celebró la “amplia mayoría” en la aprobación y, levantando el pulgar, sentenció: “Estamos bien y de buenas”.“Con la aprobación del T-MEC está por iniciar la nueva etapa de inversión y crecimiento para México. Fase de incertidumbre se cierra. Avanzamos. Buena noticia”, reaccionó Ebrard.La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el tratado con México y Canadá, tras un acuerdo entre la oposición demócrata, que tiene mayoría en la cámara baja, y el Gobierno del presidente Donald Trump, que negoció el acuerdo.La votación arrojó un resultado de 385 a favor y 41 en contra. Los votos negativos fueron en su mayoría de demócratas izquierdistas, como Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar, Rashida Tlaib o Ayanna Pressley.EFEMÁS SOBRE OTROS TEMAS: México celebra la aprobación del T-MEC en el Congreso de EEUU: “Se terminó la incertidumbre”“Tenemos como reto pacificar el país”: López Obrador habló del panorama para 2020Las imágenes del impactante derrumbe en el Cañón del Sumidero: sospechan de una empresa privada

Fuente

Categories
General

López Obrador prevé que el Senado de EEUU apruebe el T-MEC la próxima semana

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, estimó este jueves que la próxima semana el Senado de Estados Unidos aprobará el nuevo tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).”Una buena noticia que puedo dar por adelantado es que en el Senado de EE.UU. se va a aprobar el tratado comercial y se va a aprobar la semana próxima, posiblemente, (es decir), ocurrirá en este mes”, dijo López Obrador durante su conferencia de prensa de todos los días en Ciudad de México.El mandatario apuntó que la aprobación de Estados Unidos “va a ayudar mucho y nada más faltará la de Canadá”, donde dijo, “llevará algún tiempo, no mucho, por sus procesos parlamentarios”.Apuntó que la decisión del Senado estadounidense “va a ayudar mucho a que llegue más inversión extranjera (a México), se impulse el crecimiento y haya empleos bien pagados en el país”.Canadá tampoco ha ratificado todavía el T-MEC aunque el Gobierno ha indicado que lo hará tan pronto como Estados Unidos finalice su proceso de aprobación.La versión definitiva del T-MEC fue firmada por los tres países el pasado 10 de diciembre en Ciudad de México después de que el acuerdo fuera modificado para permitir su aprobación por la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense.Aunque la Cámara de Representantes ratificó el T-MEC el 19 de diciembre, el acuerdo comercial que sustituirá al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en vigor desde 1994, todavía tiene que ser aprobado por el Senado estadounidense para ser ratificado por esa nación.Canadá tampoco ha ratificado todavía el T-MEC aunque el Gobierno ha indicado que lo hará tan pronto como Estados Unidos finalice su proceso de aprobación.Según una encuesta dada a conocer este jueves, un 77% de los canadienses apoya el nuevo acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá, conocido como T-MEC y que fue firmado por los tres países el pasado 10 de diciembre.El Senado mexicano ya avaló el acuerdo el 12 de diciembre, pero el T-MEC no entrará en vigor hasta que los tres países firmantes lo hayan ratificado.El Senado mexicano ya avaló el acuerdo el 12 de diciembre, pero el T-MEC no entrará en vigor hasta que los tres países firmantes lo hayan ratificado.El T-MEC mantiene la filosofía de libre comercio del TLCAN pero actualizado para recoger nuevas realidades, como el crecimiento de las ventas a través de internet, y para proteger empleos del sector manufacturero en Estados Unidos y Canadá. México celebra la aprobación del T-MEC en el Congreso de EEUU“Con la aprobación del T-MEC está por iniciar la nueva etapa de inversión y crecimiento para México. Fase de incertidumbre se cierra. Avanzamos. Buena noticia”, reaccionó Ebrard. (GILLES CLARENNE/)“Lo primero es que termina con la incertidumbre”, así fue como el canciller Marcerlo Ebrard celebró la aprobación del nuevo acuerdo comercial México – Estados Unidos – Canadá en la Cámara de Representantes estadounidense.“Se aprobó en la Cámara de Representantes estadounidense el T-MEC con 385 votos a favor y 41 en contra. En la historia de los tratados en Estados Unidos éste es el más votado”, dijo el funcionario el viernes en a la conferencia de prensa de Andrés Manuel López Obrador.“Es un excelente indicador para la relación económica”, agregó.La víspera, el presidente había mostrado su beneplácito en un mensaje distribuido por redes sociales.La votación arrojó un resultado de 385 a favor y 41 en contra. Los votos negativos fueron en su mayoría de demócratas izquierdistas, como Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar, Rashida Tlaib o Ayanna Pressley. (Foto: REUTERS/Jonathan Ernst) (JONATHAN ERNST/)“Es una muy buena noticia. Es beneficioso este acuerdo para el pueblo de Canadá, para el de Estados Unidos y para nosotros, los mexicanos”, expresó AMLO.El mandatario, que estaba siguiendo la votación de la cámara a través de una computadora, celebró la “amplia mayoría” en la aprobación y, levantando el pulgar, sentenció: “Estamos bien y de buenas”.“Con la aprobación del T-MEC está por iniciar la nueva etapa de inversión y crecimiento para México. Fase de incertidumbre se cierra. Avanzamos. Buena noticia”, reaccionó Ebrard.La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el tratado con México y Canadá, tras un acuerdo entre la oposición demócrata, que tiene mayoría en la cámara baja, y el Gobierno del presidente Donald Trump, que negoció el acuerdo.La votación arrojó un resultado de 385 a favor y 41 en contra. Los votos negativos fueron en su mayoría de demócratas izquierdistas, como Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar, Rashida Tlaib o Ayanna Pressley.EFEMÁS SOBRE OTROS TEMAS: México celebra la aprobación del T-MEC en el Congreso de EEUU: “Se terminó la incertidumbre”“Tenemos como reto pacificar el país”: López Obrador habló del panorama para 2020Las imágenes del impactante derrumbe en el Cañón del Sumidero: sospechan de una empresa privada

Fuente

Categories
General

López Obrador celebró la aprobación del T-MEC en el Senado: “Fue una muy buena semana”

“Fue muy buena”, así calificó el presidente Andrés Manuel López Obrador la semana que termina y que quedó marcada por la firma del T-MEC y la detención en Texas del ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.En el marco de su conferencia matutina en Palacio Nacional, AMLO celebró la ratificación del nuevo acuerdo comercial para América del Norte en el Senado, con 107 votos a favor y uno en contra.”Ayer se aprobó en el Senado el adendum del T-MEC, esto fue un triunfo va a fortalecer la inversión, la industria y la creación de fuentes de trabajo, van a mejorar los salarios, las prestaciones a las que tienen derecho los trabajadores, en fin, va a ayudar mucho al crecimiento de la economía”.El mandatario mexicano no ocultó su entusiasmo por el acuerdo con Estados Unidos y Canadá.“Aunque no es lo único y la panacea, sí es un eslabón muy importante el que se tenga este acuerdo con la economía más fuerte del mundo, con el comercio más importante del mundo”.López Obrador, el primer presidente de izquierda en la historia de México, agradeció al Senado por la abrumadora mayoría con la que se aprobó el acuerdo.Chrystia Freeland, de vice primera ministra de Canadá, Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard. (Foto: Reuters) (CARLOS JASSO/)“Les reconozco a los senadores el gesto que tuvieron de aprobar este acuerdo. 107 votos a favor, uno en contra, ya mejor no puede darse una situación con estas características, y esperemos que en EEUU se haga lo mismo, ellos tienen hasta el día 20, al parecer hay acuerdo entre republicanos y demócratas. Quedaría pendiente Canadá para principios del año próximo”.Información en desarrollo…

Fuente

Categories
General

T-MEC: López Obrador rechazó pedido de EEUU para inspeccionar la reforma laboral

Cuestionado por las supuestas demandas “extremas” de Estados Unidos que denunció este lunes la patronal mexicana para consolidar el tratado comercial entre México, EEUU y Canadá (Foto: Cortesía Presidencia)El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rechazó este martes una propuesta de Estados Unidos de inspeccionar, directamente en el país, el cumplimiento de la reforma laboral, pero promovió la integración de un panel para dar cauce a controversias.Cuestionado por las supuestas demandas “extremas” de Estados Unidos que denunció este lunes la patronal mexicana para consolidar el tratado comercial entre México, EEUU y Canadá (el T-MEC), el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reveló que representantes estadounidenses presionan con una especie de inspección a la reforma laboral que México no aceptó.”Están planteando que pueda haber una especie de supervisión sobre el cumplimiento de la ley. Nosotros no aceptamos eso, que haya una especie de inspectores para ver si una empresa cumple con la ley”, dijo López Obrador en su conferencia diaria en Ciudad de México.”No se aceptó y lo que se está proponiendo es que, si hay una controversia en una empresa, no en todo el sector empresarial o no en toda la industria de México sino sólo en una empresa, pueda haber un panel”, añadió.El mandatario explicó que en ese panel podría participar de manera conjunta un representante de EEUU, uno de México y un tercero (Foto: Cortesía Presidencia)El mandatario explicó que en ese panel podría participar de manera conjunta un representante de EEUU, uno de México y un tercero “para que, si no se cumplió con la norma, en un plazo considerable, luego se pueda tener tiempo para reponer el procedimiento”.Así, dijo, “sino se repone el procedimiento en un plazo, estos panelistas que son como jueces decidan si realmente hubo una violación o un incumplimiento en materia laboral”.”Esto es lo estamos viendo en estos días porque queremos que se apruebe el tratado y no queremos que pase más tiempo por los efectos que tiene el proceso electoral”, apuntó López Obrador.El presidente consideró que es un tema “complejo”, que su gobierno está atendiendo con toda claridad y transparencia y destacó la figura del negociador Jesús Seade en quien confía plenamente “él ya sabe que sí y que no (hacer)”.Christopher Landau, apuntó a la posibilidad de que el renovado tratado comercial de América del Norte experimente algunos “cambios” para que lo ratifique la Cámara de Representantes de Estados Unidos durante una charla en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara. (Foto: REUTERS/Luis Cortes) (LUIS CORTES/)”(A Seade) le tenemos toda la confianza, es mi representante y tiene mi confianza para firmar, pero al mismo tiempo ya que él esté satisfecho, antes de firmar le dicho que pida un tiempo para consultar a los Senadores mexicanos”, expuso.Este lunes, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de México advirtió que existen demandas “extremas” de Estados Unidos para enmendar el convenio comercial con México y Canadá (T-MEC) y las que consideró “totalmente inaceptables”.El organismo señalo que estas demandas “podrían afectar severamente la competitividad de México y de sus socios en América del Norte”.Apenas el domingo, el embajador estadounidense en México, Christopher Landau, apuntó a la posibilidad de que el renovado tratado comercial de América del Norte experimente algunos “cambios” para que lo ratifique la Cámara de Representantes de Estados Unidos durante una charla en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.El 30 de noviembre de 2018, los Gobiernos de México -entonces presidido por Enrique Peña Nieto-, Estados Unidos y Canadá concluyeron la negociación del T-MEC, que debe sustituir el actual Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en vigor desde 1994, una vez sea ratificado por las legislaturas de los tres países.EFEUSAMÁS SOBRE OTROS TEMAS:Ixtaczoquitlán: el poblado donde no se distingue la frontera entre el CJNG y la policíaMapa de una tierra sin ley: los focos rojos de la narcofrontera México – EEUUEmpresarios mexicanos rechazan demandas “extremas” de EEUU para cambiar T-MEC

Fuente

Categories
General

López Obrador sobre los cambios de ejecutivos en Pemex: “Fueron para limpiar”

AMLO dijo que las personas que estaban a cargo de PMI habían estado comprando y vendiendo un millón de barriles de petróleo al día y se distanciaron de la supervisión del gobierno, utilizando como excusa su propia experiencia técnica (FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO) (VV/)El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo que el reemplazo de 10 ejecutivos en la unidad de Petróleos Mexicanos que establece y monitorea los precios fue un esfuerzo para terminar con prácticas cuestionables de décadas.“Se instruyó para limpiar a Pemex Internacional”, dijo AMLO, como se conoce al presidente de izquierda, en su conferencia de prensa matutina el jueves. “Algunos estaban ahí, llevaban casi 30 años. Se convirtió en una sociedad anónima”.AMLO dijo que las personas que estaban a cargo de PMI habían estado comprando y vendiendo un millón de barriles de petróleo al día y se distanciaron de la supervisión del gobierno, utilizando como excusa su propia experiencia técnica. Repitió la promesa frecuente de que su gobierno no va a tolerar la corrupción.En una sacudida, Pemex anunció el viernes que había reemplazado al jefe de PMI y al jefe de comercio de crudo, entre otros nuevos nombramientos. La medida se dio tras un desacuerdo entre la antigua gerencia de PMI y el nuevo equipo de liderazgo de Pemex, encabezado por el director ejecutivo Octavio Romero, sobre nuevas fórmulas creadas para fijar el precio de las ventas de petróleo a refinerías en Estados Unidos y otros lugares, según personas familiarizadas con el asunto.Romero, un aliado de mucho tiempo atrás de López Obrador, pidió una revisión externa porque tenía preguntas sobre la comercialización del crudo mexicano, mientras que el director de comercio se opuso a su decisión de iniciar una revisión externa de la fórmula.PMI de Pemex: “Queremos que se mantenga cerca del Gobierno”Pemex busca mantenerse a flote. (Foto: Cuartoscuro) (daniel aguilar/)El viernes, Pemex anunció que había reemplazado al antiguo director de PMI, Raúl Enrique Galicia, por Ulises Hernández, anteriormente ejecutivo de Pemex Exploration and Production. Armando Mejía Sánchez reemplazó a Víctor Briones como jefe de comercio de crudo, entre otros nuevos nombramientos.Las salidas se dieron tras un desacuerdo entre la antigua gerencia de PMI y el nuevo equipo de liderazgo de Pemex encabezado por el director ejecutivo Octavio Romero, sobre nuevas fórmulas creadas para fijar el precio de las ventas de petróleo a refinerías en Estados Unidos y otros lugares, según personas familiarizadas con el asunto. Romero pidió una revisión externa porque tenía preguntas sobre la comercialización del crudo de México por parte del equipo de Briones, mientras que este último se opuso a su decisión de iniciar una revisión externa de la fórmula.La revisión había causado retrasos en la presentación de precios a los clientes. Las nuevas fórmulas pretendían eliminar el combustóleo en respuesta a la nueva regulación sobre emisiones por parte de la Organización Marítima Internacional, conocida como IMO 2020, que requiere que los barcos quemen combustibles más limpios a partir de enero del próximo año. Se espera que la norma baje los precios al reducir la demanda de combustóleo.“Se renovó a los directivos, algunos ya llevaban bastante tiempo manejando esta empresa,” dijo AMLO. “Es una empresa muy importante que queremos que se mantenga muy cerca del Gobierno; que no esté tan separada, tan suelta, porque la convirtieron en una sociedad anónima cuando en los hechos es una empresa de la Nación, del sector público.” López Obrador agregó que “no hubo ningún problema” porque los cambios fueron aprobados por el Consejo de Pemex.

Fuente

Categories
General

AMLO contra la cultura

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, después de dar su primer informe de gobierno, el 1 de septiembre de 2019. (Foto: Marco Ugarte/Associated Press)Se esperaba que el primer gobierno de izquierda en México tuviera una cierta simpatía por los creadores. Pero en lo que se refiere a política cultural, el gobierno de López Obrador se ha obstinado en ser decepcionante.Hace unos días, en su primer informe de gobierno, Andrés Manuel López Obrador dedicó apenas unos segundos a exponer las obras de su administración en materia cultural. Hizo bien al ser así de breve: su gobierno no tiene demasiado que presumir en esa área. Al menos en lo que a política cultural se refiere, el saldo de este primer año es resueltamente negativo.La historia, se creía, iba a ser distinta. Después de un largo invierno neoliberal, al fin habría un gobierno de izquierda más o menos afín a la orientación política de la mayor parte de la comunidad cultural, dispuesto a invertir más en el sector y capaz de ver en las obras artísticas algo más que una fallida mercancía. Si las administraciones anteriores, de Ernesto Zedillo a Enrique Peña Nieto, se habían resignado a mantener de mala gana el aparato cultural —no sin mermarlo aquí y allá con puntuales recortes presupuestales—, de la nueva administración se esperaba, cuando menos, una disposición más generosa: una cierta simpatía por los creadores y un franco reconocimiento del valor de la producción artística.En la realidad, el gobierno de AMLO se ha obstinado en ser decepcionante. No solo no ha habido un incremento al apoyo a las artes, sino que el sector cultural ha tenido que soportar las dificultades de siempre y otras más bien novedosas. Para empezar, la comunidad artística —escritores, artistas visuales, cineastas, músicos y un abultado etcétera— ha sido inesperadamente estigmatizada durante estos meses.Como resultado, hoy existe una palpable tensión entre la comunidad artística y el gobierno que esa comunidad contribuyó a posibilitar. La luna de miel, si la hubo, duró muy poco y ahora las dos partes lucen irreparablemente distanciadas.Ya en la presidencia, López Obrador ha atenuado su virulencia contra algunos de sus enemigos tradicionales —Donald Trump, la oligarquía, las televisoras— y ha debido hacerse, mañanera a mañanera, de nuevos adversarios: huachicoleros, asociaciones civiles, organismos autónomos, periodistas, científicos, académicos y, sí, artistas.En más de una ocasión él y algunos de sus allegados se han empeñado en representar a los creadores como una más de las dañosas élites que el gobierno debe combatir: consentida y privilegiada, dependiente de las becas y del subsidio público, apenas productiva. No se olvidan al respecto las declaraciones de la senadora Jesusa Rodríguez en las que convoca a los artistas a dejar de “vivir del presupuesto” y a “aguantar sin privilegios”. Tampoco se olvida aquel reportaje de Notimex (la agencia de noticias del Estado) que identificaba, a manera de criminales, a los creadores que habían recibido más apoyos del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca). Bonita cosa: apoyar la cuarta transformación y aparecer al otro día fichado en las notas oficiales.El sector cultural ha sido golpeado, además, por algunos de los males que han azotado a otros sectores durante estos meses. Dígase austeridad: en 2019, la Secretaría de Cultura padeció un recorte presupuestal del 3,9 por ciento respecto al año anterior, se destinó así tan solo el 0,21 por ciento del presupuesto federal al sector, muy por debajo del uno por ciento recomendado por la Unesco. Dígase presidencialismo: empieza a ser claro que los principales proyectos culturales de este sexenio serán aquellos que son especialmente caros no al público ni a los creadores, sino a López Obrador; la distribución masiva de ejemplares de la Cartilla moral de Alfonso Reyes, la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural (presidida por su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller), la transformación de Los Pinos en un impreciso centro cultural.La Secretaría de Cultura, encabezada por Alejandra Frausto, ha cooperado además con un nutrido repertorio de fallos y tropiezos particulares. Es variopinta la lista: falsas mudanzas a Tlaxcala, repetidas erratas en documentos oficiales, eventos religiosos en el Palacio de Bellas Artes, despidos injustificados, nombramientos inexplicables y, como remate, un subejercicio del presupuesto que bien pudo haber justificado un nuevo recorte en el paquete económico de 2020 (el cual prevé un mínimo incremento para el ramo cultural que ni siquiera es suficiente para devolver el presupuesto al nivel de 2018, el último año de Peña Nieto).Ninguno de esos tropiezos ha sido tan sonoro y tan perjudicial para la relación entre los artistas y las autoridades culturales como el relacionado con las becas del Fonca, en particular las del Sistema Nacional de Creadores. Ya se han señalado algunos de los problemas de estos programas de apoyos: endogamia, pobre creación de públicos, débil profesionalización del sector. Habría que añadir que, al revés de lo que parecen creer algunos beneficiarios, este sistema, como todo programa público, debe ser evaluado y, en su caso, transformado.El problema aquí es que la Secretaría de Cultura parecía dispuesta a hacer eso, reformar el programa de becas, sin un plan claro, con una sobrevaloración del apoyo que AMLO tiene entre los creadores y animados por esa envalentonada idea de que la cuarta transformación debe transformarlo todo, incluso lo que funciona. Más grave aún es que esas intentonas de reformar el Fonca se acompañaron de la campaña de estigmatización del gremio y de los recortes presupuestales y dejaron ver que la intención era menos mejorar el sistema que ahorrarse unos cuantos pesos aquí para gastarlos allá, en trenes, refinerías y beisbol.No sorprende así que hoy sean multitud los creadores enemistados con el régimen. Tampoco asombra que el gobierno de AMLO —frustrados sus planes de reformar el Fonca, persuadido de lo difícil que es instrumentalizar la cultura y al tanto ya de la belicosidad de artistas y escritores— parezca encaminado a seguir los pasos de los sexenios anteriores: mantener a la fuerza los apoyos, recortar el presupuesto cuando sea posible y generar sus eventos culturales clientelares y propagandísticos —como la “Guelaguetza nacional” que prepararon para el 15 de septiembre— a través de otras instancias.Para restaurar el vínculo entre los creadores y su gobierno, y estimular en verdad el sector cultural, AMLO tendría que hacer algo que no parece dispuesto a hacer: concebir el gasto en cultura como una inversión, y no como un despilfarro, y destinar más recursos al área, aun sabiendo que no podrá controlarla ni explotarla electoralmente. Como esto difícilmente ocurrirá, a los creadores les toca lo de siempre: persistir, defender su autonomía, crear disenso.Rafael Lemus es escritor y profesor asistente en California State University. Es coeditor de El futuro es hoy: ideas radicales para México.

Fuente

Categories
General

“Juan Gabriel ya está muerto”: la confesión de Joaquín Muñoz, el hombre que desató el escándalo de la “resurrección” del cantante

Joaquín Muñoz había aparecido en repetidas ocasiones ante los medios para asegurar que el cantante está vivo (Foto: Especial)Joaquín Muñoz, el hombre que desató el escándalo por la supuesta resurrección de Juan Gabriel, aseguró que -ahora sí- el cantante ya está muerto.El nombre de Muñoz fue una constante desde el pasado octubre, cuando aseguró a los medios de comunicación que “El Divo de Juárez” no murió el 28 de agosto de 2016 en Santa Mónica, California y que pensaba reaparecer en diciembre.La fecha llegó y Juan Gabriel no se dejó ver por ningún lado, pero Muñoz insistió en que el cantante estaba vivo y pensaba reaparecer -quizás- el día de su cumpleaños el pasado enero.Muñoz se presentó en el programa “Hoy””El Divo” tampoco volvió a la luz pública entonces, pero entre sus seguidores crecían las teorías de que seguía vivo. Que si el cuerpo nunca se vio, que en el sitio donde falleció no es ilegal fingir su muerte o que en su homenaje en Bellas Artes la urna con sus cenizas parecía estar vacía fueron algunos de los argumentos para defender la versión de que Juan Gabriel no murió.Lee: Juan Gabriel a tres años de su muerte: peleas por la herencia, nuevos hijos y una supuesta “resurrección”Ya el pasado mayo, el abogado Guillermo Pous, representante legal de Iván Aguilera (hijo mayor y heredero universal del cantante), señaló en una conferencia: “Juan Gabriel sigue vivo, quien murió fue Alberto Aguilera”.En aquel momento el abogado dijo que tomarían acciones civiles por daño moral contra Muñoz por todo lo que había dicho de Juan Gabriel.Joaquín Muñoz (Captura Telemundo)Pese a la advertencia de emprender acciones legales contra él, Muñoz siguió hablando y esta mañana se presentó en el programa Hoy, de Televisa, para recordar al “Divo” a tres años de su muerte.Desde el inicio de la emisión se dijo que Muñoz haría un importante anuncio respecto de Juan Gabriel y en una mesa redonda en la que participó junto a Jorge “El Burro” Van Rankin y la periodista Martha Figueroa (una de las férreas defensoras de la teoría de que el cantante está vivo), Muñoz dijo:Hoy hace tres años de la supuesta muerte de Juan Gabriel y creo que ahora sí está muertoEl cantante murió el 28 de agosto de 2016 (Foto: YouTube JuanGabriel)Ante la sorpresa de los participantes en la mesa, Muñoz explicó que Juan Gabriel estuvo muy enfermo, según le indicó la única persona que tenía acceso a la casa que habitaba el cantante.Señaló que muchos de los amigos del mundo político que tenía Juan Gabriel no lo apoyaron. “No hay nadie que lo atienda, nadie se ha compadecido de él. Nadie ha dicho ni ha investigado ni ha hablado para decir ‘te ayudamos'”.Van Rankin, un tanto confundido por las declaraciones de Muñoz, le preguntó si Juan Gabriel ya había muerto o estaba enfermo, a lo que el ex asistente del “Divo de Juárez” respondió:Juan Gabriel ya está muertoVisiblemente enojada, Martha Figueroa mostró sus dudas ante la revelación de Muñoz. “Yo no me creo esto, hemos sido tú y yo críticos de que nunca vimos imágenes de que Juan Gabriel está muerto… yo quiero ver el cuerpo, todo”.(FOTO: INSTAGRAM)Entonces Muñoz explicó que esta mañana le informó de la muerte de Juan Gabriel la única persona que estaba a su lado. “Supongo que eso fue ahorita apenas, hoy en la madrugada”, añadió.#JoaquínMuñoz confirma que #JuanGabriel está muerto, luego de asegurar por tres años que aún vivía pero quería estar alejado de los medios de comunicación #JuanGabrielVive pic.twitter.com/zCblNGYY1p
— Programa Hoy (@programa_hoy) August 28, 2019Muñoz dijo sentirse mal e informó que en una hora saldría al sitio que habitaba Juan Gabriel y ante la incredulidad de Figueroa aceptó que la periodista lo acompañara.Dentro de toda la historia que difundió en el último año, Muñoz reveló que Juan Gabriel le había escrito cartas al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en donde le explicaba por qué había fingido su muerte y le pedía ayuda para reaparecer.La misma Martha Figueroa comentó en el programa Hoy el pasado abril que López Obrador ya le había dado una cita a Juan Gabriel para reunirse.

Fuente

Categories
General

El desafío de López Obrador al estado laico: los evangélicos trabajan con su gobierno

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. (EFE)Los asuntos religiosos en la política mexicana estaban históricamente bajo las sombras hasta que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo sin ambages ser “seguidor de Jesucristo” y lo citó diciendo “bienaventurados los pobres…”.Esa fue una señal del desafío que ha hecho el mandatario izquierdista a la férrea tradición laica mexicana. La última -el acercamiento con las Iglesias evangélicas del país- ha generado dudas sobre la separación entre la religión y el Estado durante su gobierno.El presidente ya había abierto ese camino al aliarse en las elecciones de 2018 con el Partido Encuentro Social (PES), una organización de corte religioso y ultraconservador, y ahora ha permitido que las iglesias evangélicas trabajen con su gobierno.Acordó que las iglesias repartan la llamada “cartilla moral”, una guía de buenas costumbres con la que su gobierno busca también disminuir los índices de violencia de México.Para ello, se alió con Arturo Farela, un ministro evangélico que dirige una organización denominada Confraternice, que agrupa a unas 7.000 iglesias cristianas, y quien anunció que en esos templos se repartirían 10.000 ejemplares de la “cartilla moral”.(Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro)”Tengo amistad con el presidente y derivado de ello, en lo que va de su gobierno me he reunido en ocho ocasiones, en algunas de esas ocasiones hemos orado juntos”, dice Farela a la AFP.– Tradición laica –A diferencia de otros países de América Latina como Brasil o Perú, donde la participación de la Iglesia es común en la vida pública, en México era un tema casi vedado, aunque algunos gobernantes se permitían acercamientos esporádicos con autoridades religiosas.La ley impide a las Iglesias, incluida la predominante Iglesia católica, tener concesiones de radio o televisión y sus ministros no pueden ser elegidos a puestos de elección popular ni asociarse con fines políticos.El origen de esas prohibiciones está en dos conflictos armados del siglo XIX entre liberales y conservadores mexicanos donde la religión jugó un papel fundamental: la Guerra de Reforma y la intervención francesa.La separación también está basada en las llamadas leyes de Reforma, que impulsó el entonces presidente Benito Juárez, de quien López Obrador se declara admirador.La separación de Iglesia y Estado culminó en un conflicto armado entre 1926 y 1929 entre el gobierno y quienes se oponían a las restricciones que sufría el culto religioso, conocido como “Guerra Cristera”.”No es porque el país haya enloquecido, es un país que ha tenido tres guerras, tres guerras muy sangrientas (…). No es casualidad que seamos un país muy severo jurídicamente hablando frente al tema”, dice el especialista en religión Bernardo Barranco.Las relaciones entre el gobierno mexicano y el Vaticano no se normalizaron hasta la presidencia de Carlos Salinas (1988-1994), que invitó al papa Juan Pablo II a visitar el país.El secretario general de la Conferencia del Episcopado mexicano (CEM), Alfonso Miranda Guardiola, aseguró que no fueron invitados por el gobierno de López Obrador para repartir la Cartilla Moral (Foto: Rogelio Morales/ Cuartoscuro)Pese a estos antecedentes, López Obrador no ve una violación al Estado laico en la participación de las Iglesias evangélicas en su gobierno.”Es muy importante definir qué es el Estado laico. En esencia es que no haya una religión oficial o predilecta, que el Estado no tenga preferencias por ninguna religión”, dijo el mandatario a finales de junio.Sin embargo, para los especialistas en religión se trata de una definición ad hoc que conviene a su gobierno.”Ellos quieren dar la definición que ellos quieren (…), pero el Estado laico históricamente en México ha significado un principio de separación entre las esferas de lo religioso y lo político, que están rompiendo, así de simple”, dice el especialista en religión Roberto Blancarte.– Concesiones de radio y televisión –Si bien la participación explícita de las Iglesias en el ámbito público requeriría de cambios en la Constitución mexicana, en la práctica el gobierno ha dado pasos para permitirlo.A finales de mayo, un cambio en los estatutos internos de la secretaría de Gobernación (interior) -que supervisa todo lo referente a asuntos religiosos- permitió la colaboración con las Iglesias para lo que llamó “proyectos de reconstrucción social” y “cultura de paz”.Farela admitió en entrevista que busca que las Iglesias de su organización puedan tener concesiones de radio y televisión, una meta preciada para varios cultos.El ministro dijo que tras una reunión en marzo, López Obrador instruyó a la secretaría de Gobernación a buscar cambios en la ley que permitan dichas concesiones.Aunque la secretaría no estuvo disponible para realizar comentarios a la AFP, en días recientes varios representantes de Iglesias cristianas se reunieron con Ricardo Monreal, líder de Morena (el partido del presidente) en el Senado, para discutir esos cambios, informó el diario El Universal.Sin embargo, el interés de los evangélicos no termina ahí.Farela también dijo a medios mexicanos que es momento de cambiar la ley para que los ministros religiosos puedan aspirar a puestos de elección popular y asociarse con fines políticos.

Fuente