Categories
sociedad

Corrieron una hora con su hijo en andas para buscar atención médica: la odisea de una familia de un paraje aislado de Catamarca

En El Tolar, un paraje catamarqueño en el norte del departamento Belén, de solo 90 habitantes, al que solamente se accede caminando o a lomo de mula y que no cuenta con asistencia médica, un niño de seis años sufrió un accidente en el que un pedazo de montaña se le derrumbó encima. Desesperados, sus padres lo cargaron en andas por un camino que normalmente demanda tres horas de caminata, hasta el paraje La Soledad, donde una ambulancia los esperaba para trasladarlos al Hospital de Niños Eva Perón, en Belén.
Thiago, el niño de seis años, no solo perdió sus piezas dentales sino que tiene comprometido el paladar y maxilar.Normalmente, ir de El Tolar a La Soledad caminando demanda tres horas; los padres de Thiago hicieron el trayecto en solo 60 minutos, porque bajaron corriendo por la angustia de ver al pequeño con tanto dolor tras el accidente.

Los padres de Thiago debieron cargarlo hasta llegar a un paraje donde los esperaba una ambulancia. Foto Facebook Escuela 474 El Tolar.

Amalia Agüero, directora de la Escuela 474 de El Tolar fue la que facilitó el acceso de Thiago a una ambulancia que lo trasladara al Hospital de Belén.En la página de Facebook de la institución educativa, donde difunde cómo viven sus alumnos y las carencias de la comunidad, relató lo ocurrido cuando el jueves cerca de las 13 horas uno de los miembros de la comunidad le escribió porque dos niños se habían accidentado y necesitaban asistencia. Así es que Agüero llamó a Emilio Rodríguez, de Defensa Civil, quien facilitó transporte desde el paraje La Esperanza, al que se puede acceder en auto, y desde allí trasladaron al nene para que pueda recibir asistencia médica. “Como a las 2 de la mañana me llamó Vilma, la mamá de Thiago, no me comuniqué cuando llegaron a Belén porque el señor Emilio los esperó, los acompañó en todo momento y buscó alojamiento para ellos y me mantuvo informada. Escuché cada palabra, sentí su dolor que en un momento lo sentí mío, me contó que era tal la desesperación, porque al chiquito lo sacaron desmayado, que se prepararon como pudieron y salieron, un trayecto que normalmente se lo hace en tres horas lo hicieron en una, porque era correr y correr”, relató la docente.

La Escuela 474 en El Tolar, provincia de Catamarca.

Y se lamentó: “Dios mío, no sé qué puedo hacer para evitarles tanto sufrimiento. Prácticamente toda la comunidad los acompañó hasta la cuesta, porque así son ellos, unidos, se quieren, se cuidan y protegen. Hoy me envió un mensaje, para que lo comparta en la página. Me pide que lo corrija. Vilmita, no hay nada que corregir, porque lo escribió con palabras que salieron de su corazón de mamá que recibió a su hijito en brazos y no sabía en qué estado estaba”. La madre de Thiago escribió: “Hoy quiero agradecer a todas las personas que colaboraron e hicieron todo lo posible para hacer llegar a mi hijito Thiaguito. Como todos sabemos que tuvo un accidente, gracias a Dios se está recuperando por eso en nombre de mí, como madre de mi hijo, pido un camino para El Tolar. No más sufrimiento, no más dolor. Hoy me toca vivir a mi como así también le puede suceder a otras familias, pero esta vez me tocó a mí. Queremos sacar el dolor de nuestros corazones, el cansancio de nuestro hombro. No más tristes, no más dolor, queremos lo mejor para nuestra comunidad, para nuestros hijos. Tengo el corazón herido”. El camino que menciona Vilma es un reclamo histórico de la comunidad aborigen que vive en el paraje El Tolar, que está a unos 3.200 metros sobre el nivel del mar y al que es muy difícil acceder.

El mensaje de la mamá de Thiago, el niño accidentado en el Paraje El Tolar, en Catamarca.

“Esto duele demasiado, un niño tiene derecho a la salud. ¿Cuándo se preocuparán por esta gente? No sé qué más decir, no tengo agua potable en la escuela, no se puede empezar las clases así, los niños necesitan agua potable, atención médica, ¿Qué más tiene que pasar?”, se preguntó Amalia Agüero, la directora de la escuela, acongojada por la situación. Agregó que pasan los años y solo se hacen promesas del camino, pero ahora están paralizadas las obras a pesar de los anuncios. “Mañana estarán las máquinas trabajando en el camino, porque cuando pasan desgracias mandan las máquinas y luego paran la obra”, dijo la docente.

El camino a pie hacia El Tolar, en Catamarca.

En una entrevista radial, Agüero contó que los padres de Thiago lo encontraron desmayado y no sabían qué hacer porque en el pueblo no estaba el agente sanitario, ninguna persona que sepa qué hacer. Contó que desde el Ministerio de Salud asignaron a un agente sanitario que cumple horas, pero que no estaba en esos momentos, estaba en otros pueblos que también debe atender. En enero de este año, contaron fuentes locales a Clarín, hubo una semana de mucha lluvia, se borró la huella del camino que había en El Tolar y quedaron totalmente aislados e incomunicados. El agua ingresó a todo el paraje y hubo temor por lo que pudiera pasar, los mismos pobladores crearon un camino alternativo para desviar el río del camino. Un año antes, personal del Ministerio de Infraestructura y Obras Civiles de Catamarca, a cargo de Eduardo Niederle, conjuntamente con personal de Vialidad Provincial, iniciaron los trabajos para la construcción del camino a la zona de El Tolar. Informaron que en la primera etapa liberarán la entrada de acceso hasta la zona de La Soledad y El Durazno. Luego las obras fueron paralizadas y no se supo más nada, informaron desde el diario local El Ancasti.

El gobernador Raúl Jalil en su visita al paraje El Tolar en marzo de 2021.

El 11 de marzo, el gobernador de la provincia de Catamarca, Raúl Jalil, visitó el paraje y dialogó con el cacique Enrique Gordillo sobre las necesidades para El Tolar. “El nuevo camino es un primer paso entre los tantos que tenemos que dar para que la comunidad pueda mejorar su acceso a los servicios y tener más y mejores oportunidades”, escribió el mandatario entonces en sus redes sociales. Y agregó: “Amanecimos en El Tolar con el gerente general de Vialidad Nacional, Federico Stitz, y el ministro de Infraestructura, Eduardo Niederle, tras recorrer el sector de la obra de la ruta Pomán-Concepción. Tenemos los proyectos a punto y buscamos el financiamiento necesario para el nuevo camino a El Tolar”.LGP

Mirá también

Ranking incómodo: las 10 provincias con más retrasos en la aplicación de las vacunas

Coronavirus: ya son 159 los grandes distritos del país con alto riesgo epidemiológico

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Catamarca

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

NY: Salvó a un cisne enfermo tras una odisea a pie, en coche y en metro

NUEVA YORK – Ariel Cordova-Rojas había planeado pasar la tarde del jueves pasado inmersa en la naturaleza.
Era el día anterior a su 30 cumpleaños, y su intención era ir en bicicleta al Refugio de Vida Silvestre de la Bahía de Jamaica en Queens, observar las aves que vuelan por encima y caminar entre el vibrante follaje otoñal. En lugar de ello, pasó una buena parte del día en una frenética carrera para rescatar a un cisne enfermo, corriendo a pie y luego en metro desde Queens hasta Brooklyn antes de llegar finalmente a un centro de rehabilitación de animales en el Upper West Side de Manhattan.

Un cisne, rescatado en el Refugio de Vida Silvestre de la Bahía de Jamaica en Queens, en el tren A en Nueva York. Foto Ariel Cordova-Rojas vía The New York Times.

No le molestaba que el día no hubiera transcurrido según lo previsto. “Si hay un animal necesitado”, dijo, “voy a hacer todo lo que pueda”.Cordova-Rojas no llevaba tanto tiempo en el refugio cuando se encontró con un cisne mudo hembra que parecía estar enfermo.El pájaro le llamó la atención porque estaba sentado solo en un pasto cerca de la orilla del agua, rodeado de otros pájaros en el agua.Cordova-Rojas había sido entrenada para detectar un pájaro en peligro. Pasó cinco años como administradora del cuidado de los animales en el centro de rehabilitación del Fondo de Aves Silvestres en Manhattan, rescatando gansos en Central Park, halcones de cola roja en Brooklyn y otras especies en otros lugares de la ciudad.Así que cuando vio que el cisne no se movía ni hacía ruido al acercarse, sabía que algo no estaba bien.Los cisnes mudos son típicamente territoriales y agresivos. Al acercarse, el pájaro trató de arrastrar su cuerpo hacia adelante con sus alas en un débil intento de nadar.Había “obviamente algo malo” con el cisne, dijo Cordova-Rojas.A pesar de sus antecedentes, no estaba segura de qué hacer. Tenía su bicicleta pero no su equipo de rescate, y estaba a una hora de camino del centro del Fondo de Aves Salvajes.Decidió acercarse al cisne lentamente, quitarse la campera y colocarla sobre el pájaro. El cisne trató de mover sus alas e hizo sonidos débiles, pero Cordova-Rojas dijo que pudo envolver el abrigo alrededor del animal rápidamente y recogerlo.”Bueno, llevo un cisne”, recordó haber pensado. “No tengo ni idea de qué hacer. Supongo que sólo voy a caminar.” La caminata de1,6 kilómetros de regreso a donde había dejado su bicicleta “fue un poco difícil”, dijo, especialmente llevando un animal que luego pesó alrededor de 7,7 kilos. Josh Spector también estaba en el refugio, habiendo viajado allí desde la sección de Park Slope de Brooklyn más temprano ese día. Dijo que se sorprendió cuando vio a Córdova-Rojas con el cisne. “¿Es esta su mascota y la está paseando por aquí?” recordó haber pensado. Dijo que él y un amigo habían considerado ignorar todo “como otra cosa loca de Nueva York, pero decidieron no hacerlo”. Spector dijo que entabló una conversación con Cordova-Rojas y tomó algunas fotos de ella y el cisne, pero que no podía ofrecer mucha ayuda porque también había ido en bicicleta al refugio.Después de regresar a su bicicleta, Cordova-Rojas dijo que llamó a varios servicios de rescate de animales sin ninguna suerte.Los puestos de guardabosques del parque estaban cerrados, y un centro de cuidado de animales en Brooklyn no podía mandar a nadie. La ayuda llegó después de una media hora. Un matrimonio se ofreció a llevar el cisne al metro. Como Córdova-Rojas, el cisne y la bicicleta no cabían en el coche de la pareja, la mujer, que por casualidad se ofreció a rescatar gatos, convenció a un amigo para que viniera en coche y ayudara. Todos se dirigieron a la estación de metro de Howard Beach, donde el marido, un empleado de la Autoridad Metropolitana de Transporte, ayudó a Córdoba-Rojas a llevar su bicicleta y el cisne a la plataforma y luego al tren A. Córdova-Rojas colocó el cisne, aún envuelto en el abrigo, al final de un asiento largo. Llamó a amigos y antiguos colegas de la Fundación de Aves Salvajes y les pidió que se reunieran con ella. “Mientras tanto, había unas cuantas personas en el tren y nadie parecía estar molesto”, dijo. Un hombre, añadió, estaba “sentado justo delante de mí con un teléfono”. Ni siquiera sé si se dio cuenta de que había un cisne delante de él”. Tristan Higginbotham, un gerente de cuidado de animales del Fondo de Aves Silvestres, se reunió con Córdova-Rojas en la estación de la Avenida Nostrand en Brooklyn. A Higginbotham también le impactó ver a Córdova-Rojas sosteniendo el cisne con su mano izquierda mientras empujaba una bicicleta con la derecha. “Es el resumen perfecto de quién es ella”, dijo Higginbotham.Dos recorridos en coche más tarde, el cisne, y Córdova-Rojas, llegaron al Fondo de Aves Salvajes.Los miembros del personal determinaron que estaba un poco por debajo del peso normal; las pruebas también encontraron signos de envenenamiento por plomo, que puede ocurrir cuando los cisnes ingieren las pesas usadas en las líneas de pesca, entre otras cosas. El martes, el ave estaba bajo tratamiento y sería reevaluada en unas semanas, dijo Higginbotham.Higginbotham dijo que la Sociedad Audubon de la ciudad de Nueva York, de la que es voluntaria, había recibido recientemente informes sobre un cisne mudo enfermo en el refugio, pero los miembros del personal no habían podido encontrarlo. Los cisnes mudos no son nativos de América del Norte. Fueron introducidos en el noreste de los Estados Unidos desde Europa Occidental en el siglo XIX como mascotas y como adornos para parques y estanques.Como especie invasora, el cisne vulgar ha suscitado un debate en Nueva York. En 2014, los funcionarios estatales de conservación se fijaron el objetivo de eliminar prácticamente todas las aves en un plazo de 11 años, en gran parte porque se sabe que destruyen los hábitats de los patos y gansos nativos y pueden suponer un riesgo para los aviones de pasajeros.Pero la propuesta atrajo una fuerte oposición, y el gobernador Andrew M. Cuomo finalmente firmó una legislación que la bloqueaba. Córdoba-Rojas estaba feliz de haber rescatado un cisne. “Esa fue la culminación perfecta de mis 20 años”, dijo. “Fue el regalo de cumpleaños perfecto para estar en la naturaleza y poder salvar una vida”.c.2020 The New York Times Company

Mirá también

Cómo hicieron para salvar a una tortuga que estaba casi extinta

Un extraña raza de perros cantores reaparece

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Maltrato AnimalSantuario De Animales

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente