Categories
General

AMLO desafía etiqueta de izquierdista en respuesta al virus

Cuando Andrés Manuel López Obrador logró la presidencia de México tras años pidiendo un cambio, muchos esperaban un líder transformador que llevase al país hacia la izquierda en un momento en el que gran parte de Latinoamérica daba un giro a la derecha.Pero en muchos sentidos, López Obrador está gobernando como un conservador: recortes en el gasto, grandes inversiones en el desarrollo de combustibles fósiles y colaboración con Estados Unidos para frenar el flujo de migrantes que se dirigen hacia el norte.Mientras el coronavirus se propaga por México, el presidente, conocido popularmente como AMLO, ha rechazado cuarentenas generalizadas y presionó para mantener la economía en marcha. Ha empleado la pandemia para justificar el debilitamiento de las protecciones ambientales y promocionó proyectos de infraestructura centrados en el petróleo a pesar del colapso de los precios del crudo. Se ha resistido tanto a los programas de estímulo económico como a la expansión de las pruebas diagnósticas y del seguimiento de los contagios.López Obrador está reanudando sus característicos viajes por las zonas rurales del país a pesar del récord de contagios y decesos por el virus.Tras un parón de dos meses, el dirigente retomó el lunes las visitas a las provincias. En Cancún e Isla Mujeres, visitó una base de la Marina y presidió una ceremonia que marcó el inicio de la construcción de un tren turístico que unirá los balnearios en la playa con las ruinas en la península del Yucatán. Su única concesión a la pandemia es que ya no camina por entre las multitudes de seguidores, besando a los niños y recibiendo abrazos.Cuando no está de gira, López Obrador emplea las redes sociales y sus conferencias de prensa diarias para dominar el ciclo informativo y calificar cualquier posible crítica como parte de una conspiración. Muchos observadores ven similitudes con la estrategia de comunicación de su homólogo estadounidense Donald Trump.”Son muy parecidos”, dijo Federico Estévez, profesor de ciencias políticas en el Instituto Tecnológico Autónomo de México.Cuando a López Obrador no le gusta lo que muestran las estadísticas, no tiene reparos en cambiarlas.Recientemente sugirió sustituir el Producto Interno Bruto, que no ha registrado crecimiento alguno en más de un año, por un índice de “bienestar” que mida la “felicidad”.“Vamos a preguntarle a la gente sobre no sólo la cuestión material, sino sobre otros factores (como) el bienestar del alma, y no solo el bienestar material”, dijo el dirigente la semana pasada.Sobre el coronavirus, México dice que está realizando muy pocas pruebas diagnosticas de forma deliberada. Se han efectuado apenas 250.000 tests en un país de más de 125 millones de habitantes, menos de 2 por cada 1.000 personas, lo que lleva a los críticos a afirmar que las cifras del COVID-19, la enfermedad causada por el virus, están muy lejos de la realidad.“El gobierno mexicano, quizá a diferencia de muchos otros, acaso la mayoría, ha dicho que no tiene como propósito de la vigilancia epidemiológica el contar todos y cada uno de los casos”, dijo Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud y la cara visible del gobierno en la lucha contra el virus. ”No nos interesa porque es inútil, costoso e inviable”.Ante la duda de elegir entre una costosa, y probablemente imposible de obtener, cantidad de pruebas o la rápida ampliación de las camas hospitalarias, la elección para AMLO era evidente: las camas.Su único objetivo declarado en la pandemia es “que no nos rebasara, que no se saturaran los hospitales, que no pudiésemos atender a todos los enfermemos, que no contáramos con espacios de hospitalización, de terapia intensiva”.Lo más revelador es la información que México esconde: cifras de “exceso de fallecidos” o patrones de decesos de años anteriores que podrían servir para determinar cuánta gente ha muerto este año en comparación con los anteriores por causas como neumonía. En el reporte de esos datos hay una demora de dos años.El grupo cívico Mexicanos contra la corrupción y la impunidad dijo que la estrategia de realizar pocas pruebas “limita la posibilidad de identificar a los supercontagiadores, individuos asintomáticos que dispersan masivamente al virus”, lo que podría suponer un desastre a medida que la economía comenzó a reactivarse el 1 de junio.En el frente económico, López Obrador ve la pandemia como una oportunidad de profundizar su giro hacia un movimiento nacionalista centrado en el estado que no esté sujeto al escrutinio internacional.Y, como Trump, el presidente mexicano ha utilizado el coronavirus para debilitar algunas políticas ambientales. Si el petroleo — el elemento del que estaban hechos los sueños en su estado natal de Tabasco en la década de 1970 — está pasando de moda, ¿por qué no cancelar los proyectos de energía renovables que compiten con él? López Obrador sigue adelante con la construcción de una nueva refinería, pese al exceso de capacidad en todo el mundo.Su amor por el petróleo — canceló la compra de electricidad de nuevos proyectos de energía eólica y solar en parte para salvar a las plantas petroleras estatales de la competencia — nació en su primer trabajo gubernamental en los 70. Como responsables de los asuntos de los indígenas, recurrió a la estatal Pemex para ayudar a solucionar la falta de tierras de cultivo en la región de los chontal. Hizo que Pemex le prestase una barcaza para dragar los humedales y acumular esa tierra en zonas de terreno más fino.“La respuesta para entenderlo es volver y ver su pueblo natal”, señaló Estévez refiriéndose a la pequeña localidad de Tabasco donde se crió López Obrador. “Nunca ha dejado ese mundo. La biografía sí importa… En Tabasco todo es inversión pública… es lo que siempre ha conocido”.Su amor por el petróleo, canceló las compras de electricidad de nuevos proyectos de energía eólica y solar, en parte para salvar a las plantas de combustible de propiedad del gobierno de la competencia, nació en su primer trabajo gubernamental en la década de 1970. Como jefe de asuntos indígenas, recurrió a la compañía petrolera estatal, Pemex, para ayudar a resolver la falta de tierras de cultivo en la tierra pantanosa de los indios Chontal. Pidió a Pemex que le prestara una barcaza de dragado y dragara humedales para apilar el suelo en finas franjas de tierra.“La respuesta para entenderlo es regresar y mirar su ciudad natal”, dijo Estévez, refiriéndose a la pequeña ciudad de Tabasco donde creció López Obrador. “Nunca ha dejado ese mundo. La biografía sí importa … En Tabasco todo es inversión pública … eso es todo lo que ha conocido ”.Sin embargo, mientras el resto del mundo adopta políticas keynesianas aumentando el gasto público, AMLO ha hecho todo lo posible por recortarlo pidiendo a las universidades públicas que devuelvan parte de sus presupuestos, a los científicos que donen parte de sus salarios y a las autoridades federales que se rebajen el sueldo.El presidente no ha concedido ampliaciones en el pago de impuestos y, en su lugar, recurrió a préstamos pequeños para pequeñas empresas y micronegocios. Prometió no solicitar préstamo alguno ni tener déficit presupuestario, una posición bastante inflexible dado que México enfrenta una caída del 10% en el PIB y la pérdida de un millón de empleos este año. Y ha enfadado a los inversionistas privados con medidas como la cancelación de nuevos proyectos solares y eólicos, muchos de los cuales ya están construidos.Según un reporte del Bank of America Global Research “la falta de tests limitará probablemente la demanda de servicios aun cuando se levanten las restricciones, lo que provocaría una débil recuperación. El ejemplo más claro son los servicios relacionados con el turismo”, que en México es la tercera fuente de ingresos extranjeros por detrás de las exportaciones y las remesas.Pero la obstinación de López Obrador ha dado resultado en algunas áreas, logrando reducir el recorte de producción que demandaba la OPEP y que la filial de Walmart en México pagase 359 millones de dólares en impuestos atrasados por la venta de una cadena de restaurantes de la firma en 2014. Y su popularidad no se ha resentido: según una encuesta telefónica entre 500 personas realizada por el diario El Universal a mediados de mayo, su índice de aprobación seguía en torno al 58%, como a finales de 2019.Pero López Obrador sigue siendo muy sensible a las críticas y califica cada llamado a reevaluar sus políticas como una conspiración contra su persona. Recientemente comparó a sus críticos con “buitres”, acusándolos de utilizar las víctimas del coronavirus para desacreditarlo.Los grupos cívicos dicen que la información de los certificados de defunción — y los relatos anecdóticos de crematorios funcionando muy por encima de su capacidad — sugieren que el numero de muertos por el COVID-19 podría ser hasta tres veces más alta de lo que indican las cifras oficiales.“Empezaron inventando fallecimientos, luego apostaron a que estábamos ocultando difuntos, luego con escenas de hornos crematorios; todavía hasta hace tres, cuatro días, un periódico habló de que estaban llenos los crematorios”, dijo el mandatario. “(Esto es) muy perverso, de poca ética”.

Fuente

Categories
General

Violencia en Minneapolis afecta calle símbolo de diversidad

MINNEAPOLIS (AP) — A lo largo de una importante calle de Minneapolis que por más de un siglo acogió a distintas olas de inmigrantes –mexicanos, alemanes, suecos, vietnamitas y somalíes– se está forjando una nueva historia.Hay una comisaría humeante, quemada el jueves por manifestantes que protestaban la muerte de George Floyd a manos de la policía. Un banco de Wells Fargo a un par de cuadras había sido destruido por la muchedumbre, que en los muros exteriores dejó pintadas tipo “Muerte a los banqueros”.Un poco más allá, un restaurante somalí tiene los vidrios rotos, hay estantes vacíos en una zapatería incendiada y tablones que cubren el frente de un negocio de artículos para fiestas propiedad de un mexicano que rezaba para que pasase la pandemia del coronavirus así podía volver a abrir.Las manifestaciones estremecen Minneapolis noche tras noche y buena parte de la ira se descarga en la Lake Street, una calle de gran actividad comercial y cultural que cruza la ciudad.Para los residentes, comerciantes y artistas, Lake Street es un símbolo de la compleja historia de la ciudad, que cuadra tras cuadra ofrece un panorama de la inmigración, la revitalización económica y la persistente desigualdad.En un extremo hay un sector de moda, lleno de bares y negocios. En el otro hay un barrio tranquilo junto a un faro sobre el río Mississippi. Entre ambos sectores hay casi ocho kilómetros (cinco millas) en las que se puede percibir cada ola inmigratoria y los numerosos idiomas que se hablan en los mercados, restaurantes, iglesias y grupos comunitarios a lo largo de la arteria.El negocio de la familia de Suad Hassan tiene tablones en el frente, con inscripciones tipo “propiedad de negros — solidaridad”. Todas las noches la familia hace guardia y convence a las turbas de que no lo destruyan.Hassan tiene 35 años y nació en Somalía. Su familia emigró escapándole a la guerra cuando ella era pequeña.“Cuando vi el fuego dos noches atrás, fue como si reviviese el trauma” vivido en su país, dijo la inmigrante. “Hacía mucho tiempo que había dejado todo eso atrás. Pero le dije a mi madre que esto era ‘como una zona en guerra’”.Los pequeños comercios cuyos dueños pertenecen a minorías pueden ser los más golpeados por las tensiones raciales exacerbadas por la muerte de Floyd. Las protestas de miles de personas por una historia de violencia contra las minorías dejan daños colaterales, desde los restaurantes propiedad de inmigrantes hasta un centro para jóvenes descendientes de los pueblos originarios y un complejo de viviendas baratas en construcción.“Lo que le pasó al señor Floyd es un horror”, dijo Eduardo Barrera, gerente general del Mercado Central, una cooperativa de comerciantes mayormente hispanos que ayudó a revitalizar la calle al abrir hace 20 años. Las turbas ingresaron dos veces al edificio cubierto de murales durante los desmanes y se robaron algunas cosas.“No cambia nada y la gente siente que lo perdió todo”, expresó Barrera. “Ya no tienen nada más que perder. Cuando no hay justicia ni igualdad, se pierde la esperanza”.“Nos estamos perjudicando a nosotros mismos”, agregó.Muchos especulan que la Lake Street fue blanco de ataques en buena medida porque en la parte oriental se encuentra la comisaría donde servía el agente acusado de matar a Floyd. La destrucción es especialmente dolorosa si se tiene en cuenta que la revitalización de calle era motivo de orgullo.Tanto los residentes como los propietarios de comercios dicen que llevan 20 años trabajando en la reconstrucción de los barrios aledaños, muchos víctimas de la negligencia, la fuga hacia los suburbios y la falta de inversión.Deb Frank se radicó en el barrio Longfelow hace 25 años y compró una casa construida hace 100 años por 40.000 dólares. Los vecinos se movilizaron y se deshicieron de dos burdeles llamando a la policía para darles los números de las placas de los clientes y poniéndolos en situaciones incómodas.Frank y su marido se acostumbraron a caminar a restaurantes y cafés. “Hubo realmente una gran transformación”, comentó.Hoy se pregunta si fue todo una ilusión.“Nos tomó años llegar adonde estamos y es como su hubiese que comenzar de cero de nuevo”, se lamentó, diciendo que hasta la oficina de correos había sido dañada. “No, es peor que cero”.Todo el mundo coincide en que los inmigrantes son el motor que mantiene viva a la Lake Street. La calle, que cruza la ciudad de este a oeste por el sur, ha sido históricamente el refugio de los recién llegados.A principios del siglo pasado vinieron alemanes como Emil Schatzlein, quien abrió un negocio de monturas en West Lake Street en 1907 que sigue vendiendo botas de vaquero. Y escandinavos que instalaron una imprenta todavía visible en el Mercado Nórdico Ingebretsen, que funciona desde hace casi 100 años y que es una institución conocida por su arenque y otros pescados.Hoy, a un par de cuadras del Ingebretsen, se puede comprar leche fresca de camello en una tienda que vende productos de África oriental y tortillas fritas en la taquería La Poblanita.Igual que tantas otras ciudades estadounidenses, la década de 1960 numerosos residentes blancos, y sus negocios, emigraron a los suburbios. Muchos edificios quedaron vacíos. Cuando la tienda por departamentos Sears abandonó su imponente edificio a mediados de los 90, buena parte de la calle enfrentaba una situación económica desesperada.“Se reinventó como un punto de entrada de inmigrantes”, dijo Bill Convery, director se investigaciones de la Sociedad Histórica de Minnesota. “Los padecimientos económicos generaron oportunidades”.Inmigrantes somalíes que le escapaban a la guerra fueron algunos de los que aprovecharon los alquileres baratos para abrir negocios. Organizaciones comunales abrieron el Midtown Global Marketplace en el viejo edificio de Sears, en el que se venden alimentos y artesanías.El progreso económico, no obstante, no acabó con la pobreza, el racismo o la enorme desigualdad.Los barrios aledaños, así como el norte y el centro de la ciudad, están acostumbrados a las tensiones con la policía. Un estudio de la Unión Americana de Libertades Civiles indicó que del 2012 al 2014 los afroamericanos y los indígenas tenían ocho veces más probabilidades de ser arrestados por infracciones menores que los blancos.La segregación racial era visible en Minneapolis. Al este de la Lake Street hay barrios casi exclusivamente blancos, tranquilos, con calles arboladas, y no muy lejos se pasa a un sector de residentes mayormente afroamericanos o de otras comunidades.Los negocios ya sufrían los efectos de la pandemia cuando estallaron las protestas.Gregorio de la Cruz, un inmigrante mexicano, estaba reabriendo sus dos negocios en East Lake Street –uno de artículos para fiestas y golosinas y otro de limpieza– cuando comenzó la violencia. Se vio obligado a cerrar de nuevo.“Nunca me imaginé que habría tanta violencia en este barrio”, expresó conteniendo las lágrimas. Hablaba en español y su hija de 19 traducía lo que decía.“Sabemos lo que sucede y que esto es importante. Tienen derecho a protestar. Ojalá lo hubieran hecho pacíficamente”, agregó.En los tablones que cubren la puerta de la Cruz escribió: “Justicia para George Floyd”. Otro negocio dos puertas más abajo dice: “Una familia humana”.___La videoperiodista de la Associated Press Noreen Nasir colaboró en este despacho desde Minneapolis.

Fuente

Categories
General

Coronavirus: Excampeón ofrece clases de boxeo en hospital

PARÍS (AP) — Hassan N’Dam, un excampeón mundial de boxeo, quería retribuir de algún modo al personal de un hospital francés que atiende a su suegro mientras lucha contra el coronavirus.¿Tal vez algunas botellas de champagne? ¿Chocolates? No, eso no estaría bien, pensó N’Dam. “Son cosas que no duran. Quería darles algo memorable”.Se le ocurrió que tenía la respuesta en sus manos. O, mejor dicho, en sus puños. Le daría al personal del hospital Villeneuve-Saint-Georges lecciones de boxeo, que ayudan a descargar las tensiones de largas jornadas de trabajo durante la pandemia. “Permiten desahogarse, sacar lo que uno tiene acumulado adentro”.“Han visto muchas cosas fuertes”, dijo N’Dam, quien lució un tapabocas azul mientras hablaba en el hospital. “A veces vienen a reírse un poco. A relajarse. Otras quieren ver lo que son capaces de hacer, aprender y mejorar”.N’Dam, de 36 años y quien representó a Camerún en los Juegos Olímpicos del 2016, ganó 37 de 41 peleas como profesional, 21 de ellas por nocaut. Fue campeón mundial de peso mediano. Sus clases de media hora son muy populares entre el personal del hospital.Marina de Carli, enfermera de la unidad de cuidados intensivos de 27 años, está en la primera línea de fuego desde que empezó la pandemia en Francia.“En la UCI ves cosas que no son fáciles de digerir”, comentó. “Me hace bien soltar un poco de presión”.Con pantalones cortos de camuflaje y usando tapabocas, tira golpes a las manos del fornido boxeador en su quinta y última clase.“Avanza, avanza, avanza… retrocede, retrocede”, le dice N’Dam con voz suave.Las enfermeras Kenza Benour y Nassima Guermat hicieron calentamiento saltando sogas, con bastantes dificultades ya que todavía tenían los zapatos envueltos en equipo protector.Guermat tira fuertes ganchos de izquierda que se estrellan en las almohadillas de las manos de N’Dam mientras su esposa mira la sesión.Las sesiones con el personal del hospital le dan a N’Dam la oportunidad de pasar más tiempo con su suegro, Jean-Claude Valero, mientras se recupera del virus. El miércoles Valero se sintió lo suficientemente bien como para sentarse y ver a su yerno en acción.Philippe Wodecke, cirujano ortopeda que trabaja en la unidad que atiende a Valero, se siente afortunado de poder tomar clases con un excampeón mundial. Se presentó con pantalones cortos rojos y una camiseta de los Juegos Olímpicos de Londres del 2012. Tiene 55 años pero parece más joven.Ligero de piernas, sacó una combinación de cuatro manos que pareció sorprender, y tal vez impresionar, a N’Dam.Tal vez no tenga mucho futuro como boxeador, pero Wodecke dice que las sesiones son muy valiosas para él y sus compañeros.“Son un momento de escape, de relajamiento en medio de tanto tormento”, expresó. “Nos hace mucho bien”.___Deborah Gouffran colaboró en este despacho desde Villeneuve-Saint-Georges.

Fuente

Categories
General

Coronavirus: Excampeón ofrece clases de boxeo en hospital

PARÍS (AP) — Hassan N’Dam, un excampeón mundial de boxeo, quería retribuir de algún modo al personal de un hospital francés que atiende a su suegro mientras lucha contra el coronavirus.¿Tal vez algunas botellas de champagne? ¿Chocolates? No, eso no estaría bien, pensó N’Dam. “Son cosas que no duran. Quería darles algo memorable”.Se le ocurrió que tenía la respuesta en sus manos. O, mejor dicho, en sus puños. Le daría al personal del hospital Villeneuve-Saint-Georges lecciones de boxeo, que ayudan a descargar las tensiones de largas jornadas de trabajo durante la pandemia. “Permiten desahogarse, sacar lo que uno tiene acumulado adentro”.“Han visto muchas cosas fuertes”, dijo N’Dam, quien lució un tapabocas azul mientras hablaba en el hospital. “A veces vienen a reírse un poco. A relajarse. Otras quieren ver lo que son capaces de hacer, aprender y mejorar”.N’Dam, de 36 años y quien representó a Camerún en los Juegos Olímpicos del 2016, ganó 37 de 41 peleas como profesional, 21 de ellas por nocaut. Fue campeón mundial de peso mediano. Sus clases de media hora son muy populares entre el personal del hospital.Marina de Carli, enfermera de la unidad de cuidados intensivos de 27 años, está en la primera línea de fuego desde que empezó la pandemia en Francia.“En la UCI ves cosas que no son fáciles de digerir”, comentó. “Me hace bien soltar un poco de presión”.Con pantalones cortos de camuflaje y usando tapabocas, tira golpes a las manos del fornido boxeador en su quinta y última clase.“Avanza, avanza, avanza… retrocede, retrocede”, le dice N’Dam con voz suave.Las enfermeras Kenza Benour y Nassima Guermat hicieron calentamiento saltando sogas, con bastantes dificultades ya que todavía tenían los zapatos envueltos en equipo protector.Guermat tira fuertes ganchos de izquierda que se estrellan en las almohadillas de las manos de N’Dam mientras su esposa mira la sesión.Las sesiones con el personal del hospital le dan a N’Dam la oportunidad de pasar más tiempo con su suegro, Jean-Claude Valero, mientras se recupera del virus. El miércoles Valero se sintió lo suficientemente bien como para sentarse y ver a su yerno en acción.Philippe Wodecke, cirujano ortopeda que trabaja en la unidad que atiende a Valero, se siente afortunado de poder tomar clases con un excampeón mundial. Se presentó con pantalones cortos rojos y una camiseta de los Juegos Olímpicos de Londres del 2012. Tiene 55 años pero parece más joven.Ligero de piernas, sacó una combinación de cuatro manos que pareció sorprender, y tal vez impresionar, a N’Dam.Tal vez no tenga mucho futuro como boxeador, pero Wodecke dice que las sesiones son muy valiosas para él y sus compañeros.“Son un momento de escape, de relajamiento en medio de tanto tormento”, expresó. “Nos hace mucho bien”.___Deborah Gouffran colaboró en este despacho desde Villeneuve-Saint-Georges.

Fuente

Categories
General

Coronavirus: Excampeón ofrece clases de boxeo en hospital

PARÍS (AP) — Hassan N’Dam, un excampeón mundial de boxeo, quería retribuir de algún modo al personal de un hospital francés que atiende a su suegro mientras lucha contra el coronavirus.¿Tal vez algunas botellas de champagne? ¿Chocolates? No, eso no estaría bien, pensó N’Dam. “Son cosas que no duran. Quería darles algo memorable”.Se le ocurrió que tenía la respuesta en sus manos. O, mejor dicho, en sus puños. Le daría al personal del hospital Villeneuve-Saint-Georges lecciones de boxeo, que ayudan a descargar las tensiones de largas jornadas de trabajo durante la pandemia. “Permiten desahogarse, sacar lo que uno tiene acumulado adentro”.“Han visto muchas cosas fuertes”, dijo N’Dam, quien lució un tapabocas azul mientras hablaba en el hospital. “A veces vienen a reírse un poco. A relajarse. Otras quieren ver lo que son capaces de hacer, aprender y mejorar”.N’Dam, de 36 años y quien representó a Camerún en los Juegos Olímpicos del 2016, ganó 37 de 41 peleas como profesional, 21 de ellas por nocaut. Fue campeón mundial de peso mediano. Sus clases de media hora son muy populares entre el personal del hospital.Marina de Carli, enfermera de la unidad de cuidados intensivos de 27 años, está en la primera línea de fuego desde que empezó la pandemia en Francia.“En la UCI ves cosas que no son fáciles de digerir”, comentó. “Me hace bien soltar un poco de presión”.Con pantalones cortos de camuflaje y usando tapabocas, tira golpes a las manos del fornido boxeador en su quinta y última clase.“Avanza, avanza, avanza… retrocede, retrocede”, le dice N’Dam con voz suave.Las enfermeras Kenza Benour y Nassima Guermat hicieron calentamiento saltando sogas, con bastantes dificultades ya que todavía tenían los zapatos envueltos en equipo protector.Guermat tira fuertes ganchos de izquierda que se estrellan en las almohadillas de las manos de N’Dam mientras su esposa mira la sesión.Las sesiones con el personal del hospital le dan a N’Dam la oportunidad de pasar más tiempo con su suegro, Jean-Claude Valero, mientras se recupera del virus. El miércoles Valero se sintió lo suficientemente bien como para sentarse y ver a su yerno en acción.Philippe Wodecke, cirujano ortopeda que trabaja en la unidad que atiende a Valero, se siente afortunado de poder tomar clases con un excampeón mundial. Se presentó con pantalones cortos rojos y una camiseta de los Juegos Olímpicos de Londres del 2012. Tiene 55 años pero parece más joven.Ligero de piernas, sacó una combinación de cuatro manos que pareció sorprender, y tal vez impresionar, a N’Dam.Tal vez no tenga mucho futuro como boxeador, pero Wodecke dice que las sesiones son muy valiosas para él y sus compañeros.“Son un momento de escape, de relajamiento en medio de tanto tormento”, expresó. “Nos hace mucho bien”.___Deborah Gouffran colaboró en este despacho desde Villeneuve-Saint-Georges.

Fuente

Categories
General

Coronavirus: Excampeón ofrece clases de boxeo en hospital

PARÍS (AP) — Hassan N’Dam, un excampeón mundial de boxeo, quería retribuir de algún modo al personal de un hospital francés que atiende a su suegro mientras lucha contra el coronavirus.¿Tal vez algunas botellas de champagne? ¿Chocolates? No, eso no estaría bien, pensó N’Dam. “Son cosas que no duran. Quería darles algo memorable”.Se le ocurrió que tenía la respuesta en sus manos. O, mejor dicho, en sus puños. Le daría al personal del hospital Villeneuve-Saint-Georges lecciones de boxeo, que ayudan a descargar las tensiones de largas jornadas de trabajo durante la pandemia. “Permiten desahogarse, sacar lo que uno tiene acumulado adentro”.“Han visto muchas cosas fuertes”, dijo N’Dam, quien lució un tapabocas azul mientras hablaba en el hospital. “A veces vienen a reírse un poco. A relajarse. Otras quieren ver lo que son capaces de hacer, aprender y mejorar”.N’Dam, de 36 años y quien representó a Camerún en los Juegos Olímpicos del 2016, ganó 37 de 41 peleas como profesional, 21 de ellas por nocaut. Fue campeón mundial de peso mediano. Sus clases de media hora son muy populares entre el personal del hospital.Marina de Carli, enfermera de la unidad de cuidados intensivos de 27 años, está en la primera línea de fuego desde que empezó la pandemia en Francia.“En la UCI ves cosas que no son fáciles de digerir”, comentó. “Me hace bien soltar un poco de presión”.Con pantalones cortos de camuflaje y usando tapabocas, tira golpes a las manos del fornido boxeador en su quinta y última clase.“Avanza, avanza, avanza… retrocede, retrocede”, le dice N’Dam con voz suave.Las enfermeras Kenza Benour y Nassima Guermat hicieron calentamiento saltando sogas, con bastantes dificultades ya que todavía tenían los zapatos envueltos en equipo protector.Guermat tira fuertes ganchos de izquierda que se estrellan en las almohadillas de las manos de N’Dam mientras su esposa mira la sesión.Las sesiones con el personal del hospital le dan a N’Dam la oportunidad de pasar más tiempo con su suegro, Jean-Claude Valero, mientras se recupera del virus. El miércoles Valero se sintió lo suficientemente bien como para sentarse y ver a su yerno en acción.Philippe Wodecke, cirujano ortopeda que trabaja en la unidad que atiende a Valero, se siente afortunado de poder tomar clases con un excampeón mundial. Se presentó con pantalones cortos rojos y una camiseta de los Juegos Olímpicos de Londres del 2012. Tiene 55 años pero parece más joven.Ligero de piernas, sacó una combinación de cuatro manos que pareció sorprender, y tal vez impresionar, a N’Dam.Tal vez no tenga mucho futuro como boxeador, pero Wodecke dice que las sesiones son muy valiosas para él y sus compañeros.“Son un momento de escape, de relajamiento en medio de tanto tormento”, expresó. “Nos hace mucho bien”.___Deborah Gouffran colaboró en este despacho desde Villeneuve-Saint-Georges.

Fuente

Categories
General

Las mejores fotos de la semana en América Latina

Esta fotogalería destaca algunas de las mejores imágenes noticiosas tomadas por los fotógrafos de The Associated Press en Latinoamérica y el Caribe y publicadas entre el 22 y el 28 de mayo de 2020.___Las fotos fueron seleccionadas por el editor de fotografía de The Associated Press Tomás Stargardter en la Ciudad de México.___Los fotógrafos de AP están en Instagram en: https://www.instagram.com/apnews; AP Images en Twitter: http://twitter.com/AP_Images; blog de AP Images: http://apimagesblog.com

Fuente

Categories
General

Las mejores fotos de la semana en América Latina

Esta fotogalería destaca algunas de las mejores imágenes noticiosas tomadas por los fotógrafos de The Associated Press en Latinoamérica y el Caribe y publicadas entre el 22 y el 28 de mayo de 2020.___Las fotos fueron seleccionadas por el editor de fotografía de The Associated Press Tomás Stargardter en la Ciudad de México.___Los fotógrafos de AP están en Instagram en: https://www.instagram.com/apnews; AP Images en Twitter: http://twitter.com/AP_Images; blog de AP Images: http://apimagesblog.com

Fuente

Categories
General

EEUU: Voto por correo podría demorar resultado de elección

Un abundante caudal de votos por correo como consecuencia del coronavirus podría hacer que no se conozca el ganador de las elecciones de noviembre en Estados Unidos el día de la votación, una perspectiva que tiene a algunos preguntándose si Donald Trump tratará de aprovechar la demora para generar dudas acerca de los resultados.Las autoridades electorales de algunos estados clave dicen que podría tomar varios días contar el voto por correo y si la votación es peleada, como las del 2016, probablemente nadie se animará a proclamar un ganador hasta que sean contados todos los votos.“Podría tomar varios días saber quién ganó”, dijo Jocelyn Benson, secretario de estado demócrata de Michigan, en una entrevista. “Tenemos que prepararnos para ello y aceptar esa realidad”.El secretario de estado republicano de Ohio Frank LaRose pidió “paciencia” al público. “Estamos acostumbrados a saber los resultados la misma noche”, dijo LaRose el miércoles en un foro auspiciado por el Centro de Políticas Bipartidistas. “Esta vez puede tomar un poco más”.La demora en conocer los resultados es común en algunos estados donde ya mucha gente vota por correo. Pero el resultado de las elecciones no queda en el aire desde el 2000, cuando irregularidades en la votación en la Florida dieron lugar a semanas de caos y de pleitos.Para muchos la perspectiva de una votación reñida es particularmente inquietante este año ya que Trump despotrica contra el voto por correo, diciendo que se presta para fraudes y afirmando sin pruebas que facilitará el “arreglo” de la votación.“Es algo muy problemático”, sostuvo Rick Hasen, profesor de derecho de la Universidad de California-Irvine. “Ya hay mucha ansiedad en torno a estas elecciones por el alto grado de polarización y de desinformación”.Hasen ha estado estudiando la dinámica del proceso electoral en medio de una pandemia. Hace poco reunió una serie de académicos de ambos partidos para que recomienden medidas a tomar en caso de que la votación sea reñida. Algunos plantearon escenarios inquietantes, como uno en el que los gobernadores o las legislaturas estatales se niegan a aceptar los resultados o que un candidato se niegue a admitir su derrota.Desde el campo demócrata surgen muchas voces que advierten que Trump va a tratar de interferir en el proceso. El propio Joe Biden, que tiene prácticamente asegurada la nominación demócrata, dijo hace poco: “Creo que (Trump) va a tratar de aplazar las elecciones, que va a decir que por alguna razón no se pueden llevar a cabo”.El portavoz de la campaña de Trump Ken Farnasco dijo que ese era “otro invento sin fundamento de la maquinaria liberal de teorías conspirativas”.El coronavirus plantea algunos desafíos ya que mucha gente puede preferir no emitir su voto en persona en las urnas, como es tradición. Dirigentes de ambos partidos han estado promoviendo el voto por correo y el voto en ausencia, y durante las primarias aumentaron los pedidos de boletas para votar por correo. Muchos estados se preparan para procesar milliones más de votos por correo en noviembre.Cada estado maneja su propio proceso electoral y el conteo de esos votos puede demorarse dependiendo del estado. Algunos estados pueden aceptar votos que llegan días después del día de las elecciones, siempre y cuando hayan sido despachados a más tardar en esa fecha. Estados que pueden resultar decisivos, como Michigan y Pensilvania, tienen leyes que prohíben el conteo de los votos por correo hasta el mismo día de las elecciones, lo que garantiza que el recuento no se completará en esa fecha.Esto no quiere decir que la Associated Press y otras organizaciones noticiosas no proclamarán un vencedor la noche de la votación. La AP siempre lo hace antes de que se complete el recuento oficial, empleando modelos basados en resultados parciales, votaciones previas y sondeos a boca de urna.Pero si hay una votación muy ajustada, la AP y las demás organizaciones podrían abstenerse de proclamar un vencedor el mismo día de los comicios.___Los reporteros de la Associated Press David Eggert (Lansing, Michigan) y Marc Levy (Harrisburg, Pensilvania) colaboraron en este despacho.

Fuente

Categories
General

Líder de golpe contra Maduro usó avión de magnate proCaracas

MIAMI (AP) — A mediados de enero, Jordan Goudreau, que estaba ansioso por poner en marcha un plan secreto para asaltar Venezuela y detener a su presidente, Nicolás Maduro, voló a la ciudad colombiana de Barranquilla para reunirse con su posible colaborador.Para llegar allí, Goudreau y otros dos excompañeros de las Boinas Verdes confiaron en una inusual ayuda: un vuelo fletado desde el aeropuerto privado Opa Locka de Miami en un avión propiedad de un empresario venezolano tan próximo al gobierno del fallecido Hugo Chávez, que pasó casi cuatro años en una prisión estadounidense por tratar de ocultar pagos clandestinos en efectivo a sus aliados.El propietario del Cessna Citation II, un aparto con líneas amarillas y azules y matriculado en Venezuela con el número YV-3231, era Franklin Durán, según tres personas conocedoras de los movimientos del empresario que hablaron bajo condición de anonimato por temor a represalias. Durante más de dos décadas, Durán ha tenido numerosos lazos comerciales con el gobierno socialista de Venezuela, lo que hace de él una extraña elección para ayudar a una banda de aspirantes a mercenarios a derrocar a Maduro, la persona a quien Chávez eligió como sucesor.Durán y sus colaboradores están ahora en el centro de múltiples investigaciones en Estados Unidos, Colombia y Venezuela por cómo Goudreau, un veterano de guerra con tres Estrellas de Bronce pero poco conocimiento de Venezuela, logró lanzar una fallida incursión que terminó con la captura y detención de sus dos compañeros de las fuerzas especiales.El rol de Durán y su cercanía a altos cargos han revivido las acusaciones del líder opositor Juan Guaidó y de autoridades estadounidenses de que estaba trabajando en secreto para Maduro y se habría apropiado de la “Operación Gideon”, el nombre del frustrado complot de Goudreau.“Aquí hay financiamiento de la dictadura”, dijo Guaidó en una entrevista posterior al asalto con EVTV Miami, un medio online dirigido por exiliados venezolanos. “Un empresario, testaferro muy vinculado al conductor del programa de chisme”, agregó en referencia al líder del Partido Socialista, Diosdado Cabello, cuyo programa semanal en la televisora estatal, alimentado por la vasta red de inteligencia venezolana que controla, lanzó por primera vez en marzo acusaciones de un ataque planeado por Goudreau.Maduro afirmó que Guaidó, cuyos asesores firmaron el año pasado en Miami un acuerdo de 42 paginas con Goudreau que describe un plan para tomar el control del país, estuvo detrás de la incursión del mes pasado, con el respaldo de la CIA o de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés). Goudreau dijo que no llegó a cobrar y que se alejaron enojados. Por su parte, la Casa Blanca negó estar detrás del plan y el presidente Donald Trump bromeó con que si Estados Unidos hubiese estado implicado, las cosas habrían salido muy mal para Maduro.The Associated Press reveló el 1 de mayo la historia del extraño plan de Goudreau para entrenar a un ejército voluntario formado por unas pocas docenas de desertores del ejército venezolano en campamentos clandestinos en la frontera con la vecina Colombia. Tenían planeado atacar bases militares e iniciar un levantamiento popular. El socio de Goudreau en lo que algunos líderes opositores calificaron de misión suicida era el general retirado venezolano Cliver Alcalá, quien vivía en Barranquilla tras huir de su país natal en 2018.Alcalá se entregó a las autoridades estadounidenses en marzo, tras ser acusado de narcotráfico y apenas unos días después de que la policía colombiana confiscó un alijo de armas que según el general retirado pertenecían al grupo rebelde que él y Goudreau estaban preparando para derrocar a Maduro.A pesar de no contar con el respaldo de Estados Unidos, de comandar una fuerza mal entrenada que no tenía opciones frente al considerable ejército venezolano y de los indicios de que los espías de Maduro se habían infiltrado en el grupo, Goudreau siguió adelante con sus planes.El 3 de mayo, dos días después del artículo de la AP, apareció en un video desde Florida anunciando que unas pocas docenas de “combatientes por la libertad” que él comandó habían lanzado un ataque en una playa para entrar a Venezuela y capturar a Maduro. Los invasores fueron atrapados casi de inmediato y el asediado líder exhibió en televisión a los combatientes estadounidenses como evidencia de un intento de golpe de Estado apoyado por Estados Unidos. La operación ha sido ampliamente ridiculizada en redes sociales como “Bahía de Cochinos”, en referencia al fiasco de 1961 en Cuba.Los motivos por los que el plan siguió adelante siguen siendo un misterio. Pero gran parte de la atención se centra ahora en el rol que desempeñaron Durán y su hermano Pedro.Los dos fueron arrestados discretamente el domingo en Venezuela, aunque Pedro quedó libre más tarde, según Edward Shohat, el abogado de Franklin Durán en Miami. El gobierno no ha confirmado aún las detenciones y no indicó si prevé acusarlos de delito alguno.La historia del vuelo de Goudreau a bordo del avión de Durán fue reportada primero por PanAm Post, un medio digital conservador gestionado principalmente por exiliados venezolanos en Miami.De acuerdo con los documentos de vuelo colombianos que PanAm Post compartió con la AP, el viaje del 16 de enero fue contratado por Servicios Aéreos Mineros (SERAMI), una aerolínea chárter creada en el estado venezolano de Bolívar, famoso por su producción de oro.Un ejecutivo de la industria de la aviación confirmó la autenticidad de los documentos y dijo que los hermanos Durán utilizaban SERAMI para organizar sus frecuentes vuelos entre Colombia y Venezuela.Según esta persona, Franklin Durán viajaba habitualmente a Barranquilla — manifiestos de pasajeros proporcionados a la AP muestran que realizó al menos cuatro vuelos entre los dos países entre noviembre de 2019 y enero de 2020 — para llevar comida y otros suministros a Venezuela, donde las sanciones de Estados Unidos y años de mala gestión han hecho que las tiendas carezcan de muchos productos.Uno de los propietarios de SERAMI es Juan Carlos Ynfante, según dos personas familiarizadas con la empresa. Ynfante fue detenido el año pasado en la isla Gran Caimán por pilotar un avión con 135.000 dólares no declarados en efectivo. Además, aparece como presidente de la firma en un caso de decomiso federal en Estados Unidos en 2008 por el que un avión con el logo de la compañía fue incautado en Ft. Lauderdale tratando de contrabandear con 150 kilos de cocaína.Además de los dos pilotos habituales de Goudreau y Durán, entre los pasajeros del vuelo de mediados de enero estaban Luke Denman y Airan Berry, dos veteranos y excompañeros de Goudreau en el 10mo Grupo de las Fuerzas Especiales en Stuttgart, Alemania, donde estuvo destinado antes de retirarse del servicio en 2016. Los dos, naturales de Texas, dijeron en confesiones grabadas en video que creían que la empresa de su colega, Silvercorp USA, había sido contratada por Guaidó.No estuvo claro el motivo por el que los hombres viajaron en el avión a Colombia ni si Durán lo sabía. Goudreau colgó el teléfono cuando fue contactado por la AP el miércoles y no respondió a mensajes de texto con preguntas sobre el vuelo.En el vuelo iba también Yacsy Álvarez. Los aspirantes a insurgentes en los campamentos colombianos describieron a Álvarez, de 39 años, como una ayudante de confianza de Alcalá que también trabajaba para Durán.Un soldado voluntario dijo que cuando necesitó volar entre Bogotá y Barranquilla para alguna reunión fue Álvarez quien compró sus boletos. En otras ocasiones, él le transfería electrónicamente a través de Zelle, una red de pagos digital, pequeñas cantidades de dinero que recolectaba entre amigos y familiares para alimentar al grupo. En su declaración en la cárcel, Denman señaló que fue Álvarez quien los llevó en auto a él y a Berry desde Barranquilla a los campamentos donde se entrenaban los rebeldes.Álvarez está en paradero desconocido.En 2017, Álvarez fue nombrada directora de Industrias Venoco de Centroamérica, dos años después de que la firma se registró en Panamá. La empresa es una subsidiaria de Industrias Venoco, un fabricante líder de lubricantes para autos que estaba controlada por Durán antes de que fuese nacionaliza por Chávez en 2010.Cuando perdió el control de Venoco, Durán estaba cumpliendo una sentencia de cuatro años en Estados Unidos por actuar como agente no registrado de Chávez. El líder había enviado a Durán a presionar al empresario Alejandro Antonini, quien estaba implicado en el llamado “Escándalo de la maleta”, un frustrado intento de contrabandear 800.000 dólares en efectivo para la campaña de 2007 de la expresidenta de Argentina Cristina Fernández a bordo de un avión alquilado.Durante el juicio, la fiscalía señaló que Durán solía llevar una placa que lo identificaba como oficial de inteligencia de la Marina venezolana. Los hombres le pidieron al que fuera su amigo que asumiera las consecuencias y que se mantuviese callado pero, sin que ellos lo supieran, Antonini estaba cooperando con el FBI y grabó sus conversaciones.Tras su liberación en 2011 y su regreso a Venezuela, Durán inició una batalla legal con el estado venezolano para reclamar la propiedad de Venoco. El empresario mantuvo un bajo perfil mientras se sometía a un tratamiento contra el cáncer. Finalmente, recuperó algunos de los activos de la empresa, incluyendo el nombre y una filial en Barranquilla. Su hermano, que responde al nombre artístico de Pedro “La Voz”, trató de labrarse una carrera como cantante de salsa.Una mujer que respondió al teléfono que aparece como el de la firma de Panamá en el cibersitio de Venoco dijo que la empresa es privada y se administra desde Barranquilla. Un correo electrónico enviado a la filial de Panamá a través de la web de Venoco no obtuvo respuesta y los dos teléfonos asociados a la sede de Barranquilla en la página, no funcionaban.Durán es también el fundador de Ruibal & Durán, una compañía que vendía chalecos antibalas y otros equipos a las fuerzas de seguridad venezolanas, material que habría sido valioso para un ejército invasor.Él y su hermano mantenían una relación cercana con Alcalá. Imágenes que circulaban en redes sociales mostraron a Pedro Durán y Alcalá juntos, incluyendo una donde los dos están sentados a una mesa y en la que el general lleva una camiseta de Venoco.El abogado de Franklin Durán en Estados Unidos se negó el miércoles a discutir el tipo de relación, si es que había alguna, con Goudreau o el vuelo de enero.Pero Durán parece no haber vacilado nunca en su apoyo a la revolución antiimperialista a la que debe su fortuna.“Soy un hombre de principios y convicciones los cuales fueron sometidos a prueba cuando intentaron hacerme admitir un montaje en contra de las instituciones venezolanas”, escribió en una carta abierta desde su celda en una prisión de Texas en 2010. “A pesar de todo esfuerzo mediático de un imperio y verme sometido a más de nueve meses a celda de castigo, jamás renuncié a mis valores.”___Los periodistas de investigación de The Associated Press Randy Herschaft en Nueva York y James LaPorta en Delray Beach, Florida, contribuyeron a este despacho.___Pueden contactar con el equipo global de investigación de AP en Investigative@ap.org.___Joshua Goodman está en Twitter en: www.twitter.com/APjoshgoodman

Fuente