Categories
General

Decisión sobre veto a Trump marca momento clave para Facebook

El panel de supervisión independiente de Facebook decidió este miércoles mantener el veto impuesto por la plataforma al expresidente estadounidense Donald Trump aunque pidió una próxima revisión del caso, en una decisión con potencial de generar un alto impacto en la regulación del discurso en línea.La junta, cuyas decisiones son vinculantes para la red social, dijo que Trump creó un ambiente en el que era posible “un serio riesgo de violencia” con sus comentarios sobre el violento ataque al Capitolio de Estados Unidos por parte de sus seguidores el pasado 6 de enero.”Dada la seriedad de las violaciones y del persistente riesgo de violencia, estaba justificado que Facebook suspendiera las cuentas de Trump el 6 de enero y extendiera esa suspensión el 7 de enero”, dijo el panel tras su revisión.Pero añadió que “no fue apropiado que Facebook impusiera una pena indeterminada y estandarizada de suspensión indefinida” y llamó a la plataforma a “revisar este asunto para determinar y justificar una respuesta proporcionada” en los próximos seis meses.”No es aceptable que Facebook mantenga a un usuario fuera de su plataforma por un periodo indefinido, con ningún criterio sobre cuándo o si su cuenta será restablecida”, dijo el panel en su opinión presentada por escrito y añadió que la red social puede en todo caso “imponer una suspensión limitada en el tiempo o una eliminación de la cuenta”.El veto a Trump afectó igualmente a su cuenta en Instagram, propiedad de Facebook. Y otras plataformas como Twitter y YouTube también removieron las cuentas del entonces presidente.Conformado por juristas, expertos en política, periodistas y otras personas de distintas partes del mundo, el panel tomó su decisión en un momento en que las redes sociales luchan por permanecer abiertas al discurso político a la vez que filtran contenidos abusivos o que inciten a la violencia y la desinformación.- “No rendirse jamás” -Momentos después de la decisión del panel, Trump emitió un comunicado reiterando sus infundadas denuncias de fraude en las elecciones que perdió ante el actual presidente estadounidense, Joe Biden, en noviembre y llamando a sus seguidores “a no rendirse jamás”.Trump fue suspendido de Facebook e Instagram después de que publicó un video durante la invasión al Capitolio, en el que decía a sus seguidores: “Los queremos, son muy especiales”. Y su veto permanente llegó al día siguiente del ataque.Nick Clegg, vicepresidente de asuntos globales y comunicaciones de Facebook, saludó la decisión de este miércoles y dijo que la red social revisará sus opciones.”Como manifestamos en enero, creemos que nuestra decisión era necesaria y correcta, y estamos complacidos de que el panel haya reconocido las circunstancias sin precedentes que justificaron la medida excepcional que tomamos”, dijo Clegg en un comunicado.”Ahora consideraremos la decisión del panel y determinaremos una accionar claro y proporcionado. Mientras tanto, las cuentas de Trump siguen suspendidas”, añadió.- Aclarar las reglas -Algunos analistas aseguran que Facebook y otras redes debían haber tomado medidas respecto al expresidente incluso antes, pues pasaron años otorgándole excepciones a las reglas de contenido abusivo por el “interés noticioso” de sus publicaciones como líder político.En su decisión de este miércoles, el panel -creado a instancias del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, para decidir sobre asuntos espinosos relativos al contenido publicado- hizo recomendaciones adicionales sobre cómo lidiar con publicaciones potencialmente dañinas de líderes mundiales.El grupo dijo que “no siempre es útil marcar distinciones entre líderes políticos y otros usuarios influyentes, reconociendo que otros usuarios con grandes audiencias también pueden contribuir a serios riesgos de daño”, según su comunicado.”Cuando publicaciones de usuarios influyentes representan una alta probabilidad de daño inminente, Faceboook debe actuar rápidamente para hacer cumplir sus reglas”, siguió.Pero la junta también “llamó a Facebook a pronunciarse sobre la extendida confusión sobre cómo son tomadas las decisiones relacionadas a los usuarios influyentes” y dijo que “consideraciones de interés noticioso no deben ser prioritarias cuando una acción urgente es necesaria para prevenir un daño significativo”.El antiguo jefe de gabinete de Trump Mark Meadows, en tanto, respondió a la decisión diciendo que afectará la libertad de expresión y que Facebook debe ser regulado o destruido.”Es un día triste para Estados Unidos, es un día triste para Facebook”, dijo a Fox News. “Necesitamos establecer ciertos estándares, no es posible que se regulen a sí mismos”.Mientras que Angelo Carusone, presidente del grupo supervisor de tendencia izquierdista Media Matters for America, dijo que la decisión era “apropiada”, argumentando que las razones para vetar a Trump eran abrumadoras y “nunca debieron ser siquiera debatidas”.rl/to/bfm/lda/gm

Fuente

Categories
General

A Donald Trump se le encoge la fortuna de a millones, pero le queda una solución: escribir y vender sus memorias

Donald Trump dio un vuelco a la presidencia en Estados Unidos después de alejarse de la empresa, su empresa, que lo hizo rico y famoso. Cuatro años más tarde, al regresar a su imperio después de perder la Casa Blanca, lo que encuentre puede ponerlo patas arriba.
Para empezar, tiene varios millones menos que cuando llegó a la casa en la Avenida Pennsylvania. El patrimonio neto de Trump se redujo en 700 millones de dólares, a US$ 2,3 mil millones desde US$ 3 mil millones que tenía cuando se convirtió en presidente, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg.La pandemia que él prometió desaparecería está golpeando a su propio imperio, y el motín en el Congreso que lo llevó a un juicio político por segunda vez está dañando su marca.Una montaña de problemas​Sus declaraciones financieras y documentos de préstamos, entrevistas con ex ejecutivos y analistas de la industria, y una serie de investigaciones y luchas legales revelan cuántos problemas podrían enfrentar Trump y su compañía.El covid ha sido duro con los edificios de oficinas clave para su riqueza y los hoteles y complejos turísticos que llevan su nombre. Las consecuencias del asalto al Capitolio han dañado sus relaciones con corredores y prestamistas. Al menos $ 590 millones en préstamos vencen en los próximos cuatro años, más de la mitad garantizados personalmente por Trump, y su depósito de chatarra de empresas fallidas solo se ha vuelto más concurrido.

Donald Trump en su club de golf en Escocia. Foto: AP

Pero Trump, cuya compañía se negó a comentar, se ha recuperado antes. Una recuperación económica posterior a la pandemia podría volver a inflar el valor de sus propiedades. Podría continuar su racha de bestsellers, volver a la televisión o iniciar un rival contra las plataformas de redes sociales que lo han rechazado. Incluso si las cosas van mal, podría aprovechar las pérdidas al usarlas para recortar sus facturas de impuestos, como lo ha hecho durante años.Solo Trump sabe lo que está pensando mientras contempla la derrota que niega y fastidia con volver a la carrera. Cuando mira a su alrededor, gran parte de lo que ve es triste y en algunos casos, un desastre total. Dentro de su imperio hay una bolsa de sorpresas con oportunidades que ningún ex político puede rivalizar y amenazas que ningún magnate quiere tener.Ningún segmento en el mundo empresarial de Trump es tan importante como el de los bienes raíces comerciales, que representan alrededor de las tres cuartas partes de su patrimonio neto. Y pocas industrias en los EE.UU. se han visto tan afectadas durante el año pasado, cuando los trabajadores desaparecieron de las torres de oficinas y los distritos comerciales se convirtieron en pueblos fantasmas.

Un hombre disfrazado de Trump frente a la Trump Tower en Nueva York. Foto: AFP

Trump se enfrenta a un “triple golpe”: Covid, los disturbios del Capitolio y una cartera de propiedades envejecida, dice Ruth Colp-Haber, que dirige la consultora Wharton Property Advisors. “Estas son las empresas en las que no quiere estar ahora”.Por ejemplo, la mayoría de los trabajadores de oficina en Nueva York y San Francisco todavía están atrapados en casa. Esas son noticias terribles para Trump, cuya participación más valiosa es la del 30% en dos rascacielos propiedad de Vornado Realty Trust en 555 California St. en San Francisco y 1290 Ave. of the Americas en Nueva York.El valor de su participación, que representa aproximadamente un tercio de su fortuna, ha caído 80 millones de dólares desde 2019 a unos 685 millones de dólares. El multimillonario Steven Roth, que dirige Vornado, ha dicho que la compañía está explorando una venta.​La torre Art Deco de Trump en el Bajo Manhattan ha caído de valor a US$ 277,7 millones desde US$ 550 millones en 2016, en parte como resultado de una disminución en los ingresos y un empeoramiento del mercado.Algunos inquilinos dicen que se van o lo están considerando, y los documentos del préstamo muestran que Trump ha ofrecido concesiones para quedarse en el edificio de 91 años. El corredor Cushman & Wakefield Plc, que manejaba el alquiler, cortó los lazos con Trump después de que sus partidarios irrumpieron en el Capitolio.Trump TowerAlguna vez su joya de la corona, el edificio de la Quinta Avenida se convirtió en una fortaleza después de que Trump ganó la presidencia.En la parte superior hay un tríplex dorado y de mármol que ya no es su residencia principal.

La Trump Tower, la joya de la corona en problemas. Foto: Reuters

Los propietarios de departamentos han visto cómo sus unidades permanecen en el mercado, incluso con grandes descuentos.La Organización Trump es propietaria y administra el espacio comercial, así como la antigua tienda Niketown a la vuelta de la esquina, donde Tiffany ha establecido su residencia temporal. Los alquileres en la Quinta Avenida, en declive incluso antes de la pandemia, se han desplomado un 32% desde un máximo de 2018, según la Junta de Bienes Raíces de Nueva York.Trump posee, administra o licencia su nombre en una docena de hoteles y complejos turísticos, desde uno en una antigua oficina de correos cerca de la Casa Blanca, donde el bar lleva el nombre de Benjamin Franklin, hasta dos en Escocia.Trump ha garantizado personalmente 330 millones de dólares de su deuda. Casi la mitad proviene de un préstamo para el hotel de Washington, más de un tercio es para su resort de golf en Miami y el resto está vinculado a una propiedad de Chicago. Su prestamista, Deutsche Bank AG, dijo después de los disturbios que no volvería a hacer negocios con él.MemoriasEl horizonte negro podría llevarlo a ganarse algunos “pesos” de emergencia con un… libro.

El nuevo libro de Barack Obama, en las librerías. Foto: dpa

Como expresidente, Donald Trump puede esperar firmar algunos lucrativos acuerdos con los medios para recuperar parte de su riqueza perdida, como una memoria post-presidencial. Según los informes, Barack y Michelle Obama recibieron un pago de unos 65 millones de dólares por sus memorias, mientras que Bill Clinton ganó un anticipo de 15 millones de dólares por su libro de 2004.Bloomberg dice que la forma más obvia en que Trump puede beneficiarse después de la presidencia es con un canal de noticias o una plataforma de redes sociales que atraiga a sus 74 millones de votantes en las elecciones de 2020. Veremos.Fuente: Bloomberg

Mirá también

La mansión “embrujada” de Donald Trump

Twitter canceló 150.000 cuentas vinculadas a QAnon, el grupo de teorías conspirativas que tiene a Trump como referente

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Estados UnidosDonald Trump

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Demuelen decrépito hotel casino Trump Plaza en Atlantic City

El decrépito hotel casino Trump Plaza Casino en Atlantic City, Nueva Jersey, antes sinónimo de lujo y hoy una inmensa carcaza vacía, fue demolido este miércoles con 3.000 cartuchos de dinamita en medio de vítores y aplausos tras cerrar al público hace siete años por falta de mantenimiento.El detonador fue presionado minutos después de las 09H00 locales (14H00 GMT) y redujo en segundos el afamado hotel casino a una montaña de escombros.Desde su cierre en 2014 el Trump Plaza Casino, que fue durante muchos años propiedad del expresidente estadounidense Donald Trump, se convirtió en un símbolo del fin de la era del juego en Atlantic City.El evento atrajo a curiosos que pagaron para poder ver la implosión de cerca.”Es el fin de una era no tan grandiosa”, dijo al New York Times Jennifer Owen, que pagó 575 dólares en una subasta por un asiento de primera fila y lujoso desayuno en un edificio frente al mar con una vista directa de la demolición.El hotel y casino, que acogió célebres combates de boxeo a los cuales asistió Trump, abrió en 1984. El magnate inmobiliario, que tuvo varios casinos en la ciudad, cortó lazos con la propiedad en 2009, aunque recibió entonces un pago por el uso de su nombre en los edificios. En 2016, el grupo Icahn Enterprises del especulador de Wall Street Carl Icahn compró el Trump Plaza en un remate judicial.A mediados de junio el alcalde de Atlantic City, Marty Small, anunció la demolición del Trump Plaza por considerarlo un peligro para los habitantes.Icahn no ha anunciado qué hará con el terreno, cuya limpieza se extenderá hasta mayo.”Estamos trabajando con Carl Icahn para traer un proyecto interesante”, dijo el alcalde al diario Press of Atlantic City.”No tenemos la propiedad del terreno, ni lo controlamos. Tenemos una oportunidad única. Un terreno con vista al mar en el centro de la ciudad no aparece disponible muy seguido”, añadió.Otros espectaculares casinos que también fueron propiedad del expresidente, el Trump World’s Fair, el Trump Taj Mahal y el Trump Castle (luego rebautizado Trump Marina) también cerraron sus puertas hace años, sepultados por deudas.Atlantic City aún cuenta con nueve casinos, que estuvieron cerrados durante meses a raíz de la pandemia de coronavirus. Tras reabrir en julio, la ocupación es limitada a un 35%.lbc/ll

Fuente

Categories
General

El ciberespacio más Trump casi matan nuestra democracia. ¿Puede Europa salvarnos?

Donald Trump ha sido impugnado por intentar acabar con los resultados de nuestras últimas elecciones, pero no deberíamos hacernos ilusiones.
Pase lo que pase en su juicio, el arma que utilizó sigue estando disponible libremente para que otros la desplieguen. Es un reino llamado “ciberespacio”, donde todos estamos conectados, pero nadie está al mando.Trump, como ningún líder antes, se aprovechó de ese reino para difundir una Gran Mentira, socavar la confianza en nuestro sistema electoral e inspirar un ataque a nuestro Capitolio.Necesitamos una solución democrática para el ciberespacio rápidamente.

El ex presidnete Donald Trump se sirvió intensamente de las capacidades de Internet. Foto Jim WATSON / AFP.

China ha descubierto cómo proyectar su sistema autocrático y sus valores comunistas en el ciberespacio, para mejorar su crecimiento y estabilidad, mejor de lo que nosotros hemos descubierto cómo proyectar nuestros valores democráticos en el ciberespacio para mejorar nuestro crecimiento y estabilidad. ¡Y nosotros inventamos la maldita cosa! Si no resolvemos esto rápidamente, nos quedaremos atrás económicamente con respecto a China, porque la pandemia ha acelerado dramáticamente la digitalización de todo, haciendo que el ciberespacio sea más grande y más importante que nunca. ¿Cómo ha ocurrido esto?Cuando el ciberespacio, formado por la suma de todas las aplicaciones que funcionan en Internet, floreció por primera vez en los años 90, parecía muy benigno.Lo peor que ocurría allí era que un tipo llamado Bezos vendía libros en un sitio con el nombre de un río de Brasil, y no siempre cobraba los impuestos estatales sobre las ventas.Pero rápidamente surgió una nueva raza de blogueros y sitios web, totalmente libres de decir lo que piensan, y también había juegos de azar y porno y entretenimiento, y casi cualquier otra cosa que se pudiera encontrar en la versión digital de un salón del Salvaje Oeste.Hoy en día, el ciberespacio está empezando a parecerse a un lugar donde se puede jugar y divertirse.El ciberespacio empieza a parecerse a un Estado-nación soberano, pero sin fronteras ni gobierno.Tiene sus propios sistemas de comunicación encriptados, como Telegram, fuera del alcance de los gobiernos terrestres.Tiene sus propias plataformas globales de recopilación e intercambio de noticias, como Facebook, YouTube y Twitter. Incluso tiene sus propias monedas -Bitcoin y otras- que ningún estado soberano ha acuñado.En los últimos años, todas estas plataformas han proliferado.Pueden elevar voces importantes que antes no se escuchaban.Pero también pueden permitir que un creyente en los láseres espaciales dirigidos por judíos que provocan incendios forestales conecte con suficientes votantes para convertirse en congresista.Pueden generar movimientos masivos por la equidad racial y los derechos de las mujeres, y también generar multitudes para bloquear las vacunas COVID-19 o para interrumpir el sagrado traspaso pacífico de poder de una nación.La mayor cuestión de la ciencia política en el mundo actual es cómo obtener lo mejor de este reino cibernético y amortiguar lo peor.China, Estados Unidos y Europa tienen estrategias diferentes. Yo apuesto por la de Europa.¿Por qué?Cuando el ciberespacio empezó a surgir como un lugar en el que todos estábamos conectados pero ningún gobierno estaba al mando, el Partido Comunista de China lo reconoció como una amenaza para su monopolio del poder y para el orden y la estabilidad en un país de 1.400 millones de personas. Así que, en 2014, China creó un ministerio especial -la Administración del Ciberespacio de China- para coordinar toda la regulación gubernamental de su ámbito cibernético y garantizar que Pekín estuviera al mando allí tanto como en la plaza de Tiananmen.Ahora, al igual que no se puede publicar una crítica anónima al presidente Xi Jinping en el Diario del Pueblo, tampoco se puede hacer en Sina Weibo, la versión combinada de Facebook y Twitter de China, donde todos los usuarios deben estar registrados con su identidad real.Facebook, Google, Telegram, Twitter y The New York Times están bloqueados en China por el Gran Cortafuegos (aunque hay formas ilegales de evitarlo). Creo que China pagará un precio por haber ahogado incluso los puntos de venta más pequeños, como la nueva aplicación de audio Clubhouse, para que su gente se desahogue y discuta temas importantes, como una pandemia que se extiende, pero el régimen cree lo contrario.”Cada país puede elegir cómo proyectar su antiguo sistema de gobierno físico y sus valores en el nuevo cibermundo, y China dijo que el suyo sería un cibersocialismo con características chinas”, explicó Craig Mundie, antiguo director de investigación y estrategia de Microsoft.”Simplemente no elegimos”.De hecho, cuando surgieron las grandes empresas cibernéticas estadounidenses, como Amazon, Facebook, Twitter y Google, argumentaron que la mejor gobernanza del ciberespacio sería que no hubiera ningún gobierno a cargo.De ese modo, sus modelos de negocio estarían al mando, y crecerían más y más rápido. También pudieron crecer rápidamente gracias a una ley estadounidense que se promulgó cuando Mark Zuckerberg tenía 11 años -mucho antes de que ayudara a crear Facebook en 2004-: la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996.La ley estipulaba que las empresas de Internet y del ciberespacio, que en aquel momento eran en su mayoría burdos motores de búsqueda y sitios de agregación para ayudar a la gente a encontrar recetas y críticas de películas, no podían ser consideradas responsables de las publicaciones difamatorias o falsas de las personas que utilizaban sus plataformas, como sí ocurre con The New York Times o la CBS.Estas empresas eran tratadas como imprentas, no como organizaciones de noticias.Esto ayudó a que Internet creciera rápidamente, pero más tarde fue utilizado por Facebook, Twitter y YouTube para librarse de tener que editar fuertemente el contenido que publicaban. Y a medida que estas empresas de plataformas crecían a través de sus funciones principales -conectar amigos, buscar o compartir vídeos de gatos-, pronto descubrieron cómo monetizar todo su tráfico y servicios gratuitos: la publicidad. Cuantos más anuncios atraían, más intentaban retener a la gente en sus sitios aprendiendo lo que a cada uno de los usuarios le gustaba u odiaba y empujando más de eso hacia ellos para construir modelos psicográficos de cada usuario, de modo que las plataformas pudieran decir a los anunciantes exactamente qué pasta de dientes prefería cada persona.Los políticos no tardaron en darse cuenta de que podían beneficiarse de los datos al igual que las empresas de pasta de dientes.Barack Obama los utilizó en su primera campaña presidencial para recaudar dinero online, y luego Donald Trump los utilizó en 2016 tanto para reunir a sus partidarios en estados clave del Medio Oeste como para suprimir, con la ayuda de los rusos, la participación de los votantes negros en favor de Hillary Clinton en esos mismos Estados. A partir de ahí, todo tipo de actores aprendieron a utilizar estas plataformas para organizar todo tipo de actividades malignas, desde asesinatos en masa en Myanmar hasta una Gran Mentira en Estados Unidos. Shoshana Zuboff bautizó este modelo de negocio como “capitalismo de la vigilancia”, y en un artículo de opinión del Times de hace un año detallaba cómo estos sitios pasaron de ser “carteleras de mensajes” a “corrientes sanguíneas globales de hipervelocidad en las que cualquiera puede introducir un peligroso virus sin vacuna”.Desgraciadamente, nuestros legisladores estaban demasiado atascados, demasiado comprados o demasiado tentados a utilizar estas plataformas para producir una legislación seria.Y las plataformas dijeron: “No nos culpen, regúlennos”. Pero también utilizaron sus vastos poderes de lobby para resistirse a ello.¿El resultado?”Mientras los chinos han diseñado y desplegado tecnologías digitales para avanzar en su sistema de gobierno autoritario, Occidente ha permanecido comprometido y ambivalente”, escribió Zuboff el mes pasado en este artículo.”Este fracaso ha dejado un vacío donde debería estar la democracia, y el peligroso resultado ha sido una deriva de dos décadas hacia sistemas privados de vigilancia y control del comportamiento fuera de las restricciones de la gobernanza democrática”. Por eso mi esperanza ahora es que la Unión Europea, que ya desconfía del enorme poder de estas grandes empresas estadounidenses, que ya ha obligado a los motores de búsqueda como Google a conceder a los ciudadanos de la UE el derecho a eliminar de las búsquedas el material online desfavorable o inexacto sobre ellos y que es más sensible a los peligros de los partidos marginales, utilice su influencia como el mayor bloque comercial del mundo para mostrarnos cómo proyectar democráticamente nuestros valores en el ciberespacio.Hace unas semanas, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, hizo pública una carta abierta que no tenía pelos en la lengua.Señalaba que había visto por televisión “cómo la turba enfurecida irrumpía en el Capitolio de Estados Unidos. Esas imágenes me resultaron profundamente inquietantes. … Esto es lo que ocurre cuando los mensajes difundidos por las plataformas online y los medios sociales se convierten en una amenaza para la democracia”. Señaló que en diciembre los dirigentes de la UE propusieron al Parlamento Europeo una Ley de Servicios Digitales y una Ley de Mercado Digital para asegurarse de que “lo que es ilegal en el mundo analógico también lo sea en el futuro online … También queremos que las plataformas ofrezcan transparencia sobre el funcionamiento de sus algoritmos. … También queremos requisitos claros para que las empresas de Internet acepten la responsabilidad por la forma en que distribuyen, promueven y eliminan contenidos” y para mitigar el riesgo sistémico que pueden suponer. Ramesh Srinivasan, profesor de la UCLA y autor de “Beyond the Valley”, me dijo que Estados Unidos necesita urgentemente seguir el ejemplo promulgando una declaración de derechos digitales que “establezca el equilibrio adecuado entre la libertad de expresión y los algoritmos que hacen que el discurso de odio y la información descaradamente falsa de fuentes poco fiables se hagan virales”.Tenemos que proyectar nuestros valores democráticos en el ciberespacio con la misma eficacia con la que China ha inyectado los suyos, y tenemos que hacerlo rápido. Por favor, Europa, enséñanos el camino.c.2021 The New York Times Company

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Fenómenos ViralesInternetElecciones En Estados Unidos

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Estados Unidos: seis claves para entender el segundo juicio político a Donald Trump

Se espera que la Cámara de Representantes impugne al presidente Donald Trump por su aliento a los partidarios que asaltaron el Capitolio de Estados Unidos, un voto que lo convertiría en el primer presidente estadounidense en ser llevado a juicio político dos veces.
Mientras que las tres impugnaciones anteriores (los presidentes Andrew Johnson, Bill Clinton y el mismo Trump) tardaron meses antes de una votación final, incluyendo investigaciones y audiencias, esta vez sólo habrá tomado una semana. Después de los disturbios en el Capitolio, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo “debemos tomar medidas”, y los demócratas (y algunos republicanos) comparten su punto de vista antes de la votación del miércoles.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, sería el primer mandatario en la historia del país en ser impugnado dos veces. Foto: AFP

Por ahora, no se espera que el Senado dirigido por los republicanos celebre un juicio y vote sobre si condenar a Trump antes de que el demócrata Joe Biden preste juramento como presidente el 20 de enero. Aún así, los demócratas creen que la acción de la Cámara de Representantes enviaría un importante mensaje al país.Una mirada a lo que pasará cuando la Cámara se acerque a la impugnación de Trump en su última semana en el cargo.Los fundamentos de la impugnaciónEn el orden normal, habría una investigación de impugnación y las pruebas se enviarían al Comité Judicial de la Cámara, que celebraría audiencias, redactaría artículos y los enviaría al pleno de la Cámara.  Es lo que pasó en 2019, cuando la Cámara destituyó a Trump por sus tratos con el presidente de Ucrania. Llevó tres meses.

Nancy Pelosi camino a su oficina en el Congreso. Su partido la impulsa para acelerar el segundo juicio político a Trump. Foto: EFE

Esta vez, con tan pocos días para actuar (sumado a la sensación entre los demócratas de que no hay necesidad de investigar lo que pasó, ya que la mayoría escuchó a Trump hablar con sus partidarios y estaban en el Capitolio cuando pasó) la impugnación va directamente al piso de la Cámara para una votación, que ya empezó este miércoles.Una vez que la Cámara vote la impugnación, los artículos y la evidencia serán enviados al Senado, donde se celebrará un juicio y habrá votos finales para condenar o absolver.Eso es lo que el Senado hizo a principios de febrero del año pasado después de que Trump fuera impugnado por primera vez. Los artículos Los demócratas comenzaron el debate el miércoles con un solo cargo de destitución: “incitación a la insurrección”. “El presidente Trump puso en grave peligro la seguridad de los Estados Unidos y sus instituciones de gobierno”, dice el artículo de cuatro páginas de la impugnación, que fue presentado por los representantes demócratas David Cicilline, de Rhode Island, Ted Lieu, de California, y Jamie Raskin, de Maryland. “Seguirá siendo una amenaza para la seguridad nacional, la democracia y la Constitución si se le permite permanecer en el cargo”, sostiene.

Luego del asalto al Capitolio del 6 de enero, la Guardia Nacional está apostada en el lugar para protegerlo. Foto: BLOOMBERG

El artículo dice que el comportamiento es consistente con los esfuerzos previos de Trump para “subvertir y obstruir” los resultados de la elección, y hace referencia a su reciente llamada al secretario de Estado de Georgia, en la que dijo que pedía que le encontrara más votos después de perder en ese Estado ante Biden. Trump ha afirmado falsamente que hubo un fraude generalizado en las elecciones, y las afirmaciones infundadas han sido repetidas por los republicanos del Congreso y los insurgentes que irrumpieron en el Capitolio. Justo antes de los disturbios, Trump habló con los partidarios cerca de la Casa Blanca y los animó a “luchar como el demonio”. Mientras los manifestantes irrumpieron, ambas cámaras estaban debatiendo las impugnaciones de los republicanos al recuento de votos electorales en Arizona como parte del proceso para certificar la victoria electoral de Biden. El apoyo de los republicanos El martes, cinco republicanos dijeron que apoyarían la impugnación. Ningún republicano apoyó la primera impugnación de Trump en 2019. La representante republicana Liz Cheney de Wyoming, la tercera republicana de la Cámara e hija del ex vicepresidente Dick Cheney, dijo que votaría para impugnar a Trump porque “nunca ha habido una traición mayor por parte de un presidente de los Estados Unidos a su cargo y a su juramento a la Constitución”.

La representante Liz Cheney, hija del ex vicepresidente de EE.UU., Dick Cheney, es una republicana que afirmó que votaría para que impugnen a Donald Trump. Foto: AFP

Cheney dijo que Trump “convocó” a la turba que atacó el Capitolio la semana pasada, “la reunió y encendió la llama de este ataque”. El representante de Nueva York John Katko fue el primer republicano en decir que votaría para ser destituido. Un ex fiscal federal, dijo que no tomó la decisión a la ligera. “Permitir que el presidente de los Estados Unidos incite este ataque sin consecuencias es una amenaza directa al futuro de nuestra democracia”, dijo Katko. “No puedo quedarme sentado sin tomar medidas”. También dijeron que votarían por la impugnación los representantes Adam Kinzinger de Illinois, Fred Upton de Michigan y Jaime Herrera Beutler de Washington. El envío al Senado Una vez que la Cámara apruebe los artículos, Pelosi podrá decidir cuándo los envía al Senado. Según el calendario actual, el Senado no reanudará sus sesiones hasta el 19 de enero, que es el día antes de la asunción de Biden.

El senador Lindsey Graham, visto aquí junto al presidente Trump, ha dicho que la impugnación no es conveniente. Foto: AP

Algunos demócratas sugirieron que Pelosi podría esperar para enviar los artículos y permitir a Biden comenzar su mandato sin que se le imponga un juicio político. Pero muchos otros demócratas han instado a Pelosi a moverse inmediatamente. El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, que estará a cargo una vez que Biden preste juramento, sugirió en una carta a sus colegas el martes que la cámara podría dividir su tiempo entre la confirmación de los nominados de Biden, la aprobación del alivio de COVID, y la realización del juicio. Si el juicio no se lleva a cabo hasta que Trump ya esté fuera de la oficina, aún podría tener el efecto de evitar que se presente a la presidencia de nuevo. Biden ha dicho que es importante asegurarse de que “la gente que se dedicó a la sedición y a amenazar las vidas, desfigurando la propiedad pública, causó un gran daño – que se les haga responsables”. La dinámica del Senado Es poco probable, por ahora, que suficientes republicanos voten para condenar, ya que se necesitan dos tercios del Senado. Sin embargo, algunos republicanos le han dicho a Trump que renuncie, entre ellos el senador de Pennsylvania, Pat Toomey, y la senadora de Alaska, Lisa Murkowski, y pocos lo están defendiendo.

La senadora republicana por Alaska, Lisa Murkowski (a la derecha) le ha pedido al presidente Trump que renuncie. Foto: AP

El senador republicano Ben Sasse ha dicho que miraría lo que la Cámara de Representantes aprueba, pero no se ha comprometido a apoyarlo. Otros republicanos han dicho que la impugnación sería divisiva. El senador de Carolina del Sur, Lindsey Graham, aliado clave del presidente, criticó su comportamiento al incitar los disturbios, pero dijo que la impugnación “hará más daño que bien”. Sólo un republicano votó para condenar a Trump el año pasado, el senador de Utah, Mitt Romney. Lo que la impugnación significaría Los demócratas dicen que deben avanzar, aunque el Senado no lo condene. El senador de Vermont, Bernie Sanders, twitteó el viernes que algunos podrían preguntarse por qué tratarían de impugnar a un presidente cuando sólo quedan unos días en el cargo.”La respuesta: precedente”, dijo. “Debe quedar claro que ningún presidente, ahora o en el futuro, puede liderar una insurrección contra el gobierno de EE.UU.”.Fuente: Associated Press

Mirá también

Estados Unidos: la Cámara de Representantes inició el debate y votación para llevar a Trump al juicio político

La ciudad de Nueva York rompe todos los contratos con las empresas de Trump tras el asalto al Capitolio

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Estados UnidosWashingtonDonald Trump

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Campos de Trump no albergarán grandes citas de golf

KAPALUA, Hawai, EE.UU. (AP) — La PGA de Estados Unidos cortó sus vínculos con el presidente Donald Trump cuando retirar el Campeonato de la PGA del año entrante del campo de golf propiedad del mandatario en Nueva Jersey.La votación tuvo lugar el domingo, cuatro días después del asalto al Capitolio de Estados Unidos instigada por Trump cuando el Congreso certificaba la victoria electoral del presidente electo Joe Biden. Esta es la segunda vez en cinco años que la PGA de Estados Unidos retira una de sus competiciones de un campo de Trump.En tanto, los organizadores del Abierto Británico dijeron el lunes que Turnberry no podrá ser sede del torneo en el “futuro próximo” debido a que el campo escocés es propiedad de Trump.Turnberry no ha albergado el torneo desde que fue adquirido por Trump en 2014.“No tenemos planes de montar ninguno de nuestros campeonatos en Turnberry y no lo haremos en el futuro próximo”, dijo Martin Slumbers, el director ejecutivo del Royal and Ancient Golf Club de St Andrews.El presidente de la PGA, Jim Richerson, dijo que la junta aprobó ejercer su derecho a “poner fin al acuerdo” con Trump National en Bedminster, Nueva Jersey.“Nos encontramos en una situación política de la que no somos responsables”, dijo Seth Waugh, director general de la PGA de Estados Unidos, en una entrevista telefónica.“Somos fiduciarios de nuestros miembros, del juego, de nuestra misión y nuestra marca. ¿Y cuál es la mejor manera de proteger esto? Nuestra sensación por los trágicos acontecimientos del miércoles es que no podemos tener más la competición en Bedminster. El daño podría haber sido irreparable. Partir era el único curso real de acción”.La PGA de Estados Unidos, que tiene unos 29.000 golfistas profesionales, cuya mayoría enseña el deporte, firmó el acuerdo con Trump National en 2014.La organización canceló el Grand Slam de Golf de la PGA en 2015 que se celebraría en el Club de Golf Los Angeles Trump National después de las declaraciones despectivas del magnate sobre los inmigrantes mexicanos cuando anunció que buscaría la candidatura presidencial republicana.Ese torneo fue cancelado definitivamente la primavera siguiente.

Fuente

Categories
General

Trump prepara una lista de indultos para asistentes y familiares, y tal vez para él mismo

El presidente Donald Trump preparó una amplia lista de personas a las que espera indultar en los últimos días de su administración que incluye a altos funcionarios de la Casa Blanca, familiares, raperos destacados y posiblemente a él mismo, según personas familiarizadas con el tema.
Trump espera anunciar los indultos el 19 de enero, su último día completo en el cargo, y sus ideas están siendo examinadas actualmente por asesores principales y la oficina del abogado de la Casa Blanca, dijeron las personas.La pregunta más importante que enfrenta su equipo legal puede ser si el presidente tiene la autoridad para perdonarse a sí mismo, como ha discutido en las últimas semanas con sus principales asesores, según personas familiarizadas con sus conversaciones.Nunca visto Trump ha reclamado anteriormente el poder, aunque es un asunto de disputa legal y nunca antes lo ha intentado un presidente. Un auto-perdón también podría resultar una gran responsabilidad política y paralizar otra candidatura presidencial, y los oponentes seguramente sugerirán que el auto-perdón equivalía a admitir que él pensaba que podría ser procesado por violar la ley. Se están discutiendo indultos preventivos para los principales funcionarios de la Casa Blanca que no han sido acusados ​​de delitos, incluido el jefe de gabinete Mark Meadows, el asesor principal Stephen Miller, el jefe de personal John McEntee y el director de redes sociales Dan Scavino.

El jefe de gabinete Mark Meadows. Foto: AP

La hija mayor del presidente, Ivanka Trump, su esposo, Jared Kushner, quienes ocupan cargos en la Casa Blanca, también están bajo consideración, dijeron las personas. El abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, también ha discutido el tema del indulto con el presidente. También se están considerando indultos preventivos para otros miembros de la familia del presidente, así como para amigos y aliados. Por ejemplo, Trump ha emitido un perdón preventivo para Kimberly Guilfoyle, la ex presentadora de Fox News que está saliendo con su hijo mayor, Donald Trump Jr. El presidente quiere que los indultos preventivos protejan a los destinatarios de los enjuiciamientos por cualquier delito federal cometido antes de que se emitieran los indultos. También está considerando un perdón tradicional para Albert Pirro, quien anteriormente trabajó con el presidente en acuerdos inmobiliarios y fue condenado por fraude fiscal. Pirro es el ex marido de la presentadora de Fox News, Jeanine Pirro, ex fiscal de distrito del condado de Westchester en Nueva York. Perdones de celebridades Trump también está considerando perdonar a celebridades como el rapero Lil Wayne, con quien posó para una foto durante la campaña presidencial, así como el rapero Kodak Black, quien cumple condena por falsificar documentos para obtener un arma de fuego.

También se están considerando indultos preventivos para otros miembros de la familia del presidente, así como para amigos y aliados. Foto: AP

Otras celebridades prominentes, como el rapero Lil Yachty y el mariscal de campo de los Baltimore Ravens, Lamar Jackson, presionaron públicamente a Trump para que perdonara a Kodak Black, quien dijo en un tweet ahora eliminado que donaría $ 1 millón a organizaciones benéficas si el presidente lo liberara.La lista de Trump está siendo examinada actualmente por abogados a quienes les preocupa que los indultos puedan generar nuevas acusaciones de obstrucción de la justicia para los miembros de la administración. El proceso está siendo administrado en parte por el abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone. Un portavoz de la Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Si bien algunos de los indultos propuestos se han movido a través de los pasos legales necesarios dentro de la Casa Blanca, la idea de un auto-perdón está mucho menos desarrollada, y hasta ahora solo está en la etapa de discusión.Protegiendo a Trump Un auto-perdón podría proteger a Trump de ser enjuiciado por una gran cantidad de cuestiones que sus oponentes políticos han sugerido que podrían ser dignas de enjuiciamiento, desde sus declaraciones de impuestos federales sobre la renta para silenciar los pagos a una estrella de cine para adultos hasta los gastos de su comité inaugural en lugares propiedad de Familia Trump.Algunos demócratas han seguido diciendo que Trump debería enfrentarse a un escrutinio legal por la campaña de interferencia rusa durante las elecciones de 2016, a pesar de que el fiscal especial Robert Mueller no encontró pruebas de que el presidente se coludía con el Kremlin.Y en los últimos días, Trump ha sido objeto de escrutinio por su esfuerzo por presionar a los funcionarios en Georgia para que anulen los resultados de las elecciones presidenciales allí, además de incitar a lo que se convirtió en una turba violenta que irrumpió en el Capitolio de Estados Unidos el miércoles. Un oficial de la Policía del Capitolio de Estados Unidos murió a causa de las heridas que sufrió “mientras se relacionaba físicamente con los manifestantes” durante los disturbios, según el departamento. El oficial fue la quinta persona que murió en relación con el asalto al Capitolio.El debate legal La Constitución dice que un presidente “tendrá poder para otorgar indultos y perdones por delitos contra los Estados Unidos, excepto en casos de acusación”. Algunos consideran que esa autoridad en expansión es absoluta, aunque una opinión legal del Departamento de Justicia de 1974 declaró que “el presidente no puede perdonarse a sí mismo”, debido a lo que describió como una “regla fundamental de que nadie puede ser juez en su propio caso”.Brian Kalt, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Estatal de Michigan que ha escrito mucho sobre el auto perdón, dijo que no está claro si el presidente puede hacerlo. “El principal argumento a favor del poder del auto indulto es que la Constitución no lo descarta expresamente y que el poder del indulto es sumamente expansivo”, dijo. “El argumento en contra de la auto-perdón comienza con la idea de que otorgar un perdón es, por definición, algo que solo se puede hacer a otra persona”, dijo Kalt. “También hay un principio general en la ley que prohíbe ser juez en el propio caso”. Ford y Nixon Trump no sería la primera persona en otorgar indultos preventivos, aunque la acción es rara. Gerald Ford lo hizo por Richard Nixon solo un mes después de su renuncia por el escándalo de Watergate, otorgándole un “perdón total, gratuito y absoluto” por los delitos que “haya cometido o pueda haber cometido o en los que haya participado” durante todo su mandato como presidente. El poder de perdonar de Trump solo se extiende a los delitos federales, lo que significa que no puede protegerse a sí mismo ni a su familia de problemas legales a nivel estatal. La procuradora general de Nueva York, Letitia James, abrió una investigación por fraude civil en los negocios del presidente, mientras que la fiscal de distrito de Manhattan, Cy Vance, está llevando a cabo una investigación criminal. Trump ya ha concedido indultos a varios aliados políticos y amigos, incluso en las semanas transcurridas desde que perdió la reelección.Entre los indultados en los últimos días se encontraban el presidente de la campaña de 2016 de Trump, Paul Manafort, quien había sido condenado por delitos financieros y cabildeo ilegal, y Charles Kushner, el desarrollador inmobiliario y padre del yerno del presidente. El anciano Kushner fue condenado por cargos que incluían preparar declaraciones de impuestos falsas y represalias de testigos.Bloombergap

Mirá también

Asalto al Capitolio: cómo fueron las horas que llevaron a Trump a su capitulación

Un presidente desdichado, desenfrenado e impredecible

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Estados UnidosDonald Trump

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Los nuevos indultos de Trump a partidarios políticos provocan más indignación

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, otorgó el miércoles nuevos indultos a sus aliados, incluidos el padre de su yerno Jared Kushner y dos personas involucradas en la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016 que lo llevaron al poder.Estos nuevos indultos se sumaron a una larga lista que concedió en sus últimos días en el cargo y provocaron nuevas reacciones de indignación.Entre los indultados se encuentran Charles Kushner, quien se declaró culpable de cargos que incluyen evasión de impuestos y manipulación de testigos en 2004, así como el exdirector de campaña de Trump Paul Manafort y el asesor presidencial Roger Stone.Los tres hombres se encontraban entre las 26 personas indultadas y tres a quienes Trump les conmutó la totalidad o parte de sus condenas.Estos indultos se producen solo un día después de que Trump perdonara a otras 15 personas y conmutara las condenas a cinco, incluidos congresistas republicanos corruptos y guardias de seguridad condenados por matar a 14 civiles en una masacre en Bagdad en 2007.El indulto a Manafort, quien estuvo en el centro de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre las acusaciones de injerencia rusa en las elecciones de hace cuatro años, provocó protestas por el intento de Trump de borrar un caso que siempre ha descrito como una “caza de brujas”.El congresista demócrata Adam Schiff, que encabeza el comité de inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo en un tuit que “durante la investigación de Mueller, el abogado de Trump presentó un indulto a Manafort. Manafort retiró su cooperación con los fiscales, mintió, fue condenado y luego Trump lo elogió”.”El perdón de Trump ahora completa el esquema de corrupción”, agregó.El propio Manafort escribió en Twitter refiriéndose al mandatario: “Usted hizo realidad aquella consigna de ‘Make America Great Again’ (Hacer a Estados Unidos grande de nuevo). Dios los bendiga a usted y a su familia. Les deseo una Feliz Navidad y felicidades en los próximos años”.David Axelrod, comentarista político y exasesor del presidente Barack Obama, dijo sobre la medida: “Todos pudimos apreciar ese vertedero de aguas residuales sin procesar de indultos y conmutaciones para los leales a @realDonaldTrump … El espectáculo sigue siendo espantoso”.Horas antes de estos nuevos indultos, los iraquíes habían expresado indignación y tristeza después de que Trump perdonara a cuatro contratistas de seguridad de la empresa Blackwater que fueran condenados por asesinato y homicidio hace seis años por la masacre de Nisur Square.Los cuatro, todos exmilitares estadounidenses, abrieron fuego en la concurrida plaza en 2007, dejando un saldo de al menos 14 civiles muertos, aunque las autoridades iraquíes estimaron el número de fallecidos en 17, además de decenas de heridos, un hecho que afectó profundamente las relaciones entre Estados Unidos e Irak.- “Total indignación” -“Sabía que nunca obtendríamos justicia”, dijo a la AFP Fares Saadi, el oficial de policía iraquí que dirigió las investigaciones.El general retirado estadounidense Mark Hertling, que sirvió en Irak, calificó el perdón a los agentes de Blackwater de “atroz y repugnante”.”Fue un crimen de guerra cobarde que resultó en la muerte de 17 civiles iraquíes. Qué vergüenza, señor presidente”, tuiteó Hertling.Trump también había otorgado indultos a otros dos implicados en la investigación por la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses y a tres exlegisladores republicanos que el grupo de vigilancia Citizens for Responsibility and Ethics de Washington ubicó entre “los miembros más corruptos del Congreso” en los años recientes.Los cinco eran partidarios de Trump.El presidente también sorprendió a los fiscales en Florida el martes cuando conmutó la sentencia de prisión de Philip Esformes, un magnate médico sentenciado en 2019 a 20 años de prisión por estafar al programa federal Medicare en 44 millones de dólares, el caso de fraude a Medicare más grande de la historia.Si bien Esformes no tenía vínculos evidentes con Trump, fue respaldado por varios exfiscales generales y fiscales republicanos influyentes que han apoyado al presidente.- Más perdones -Se cree que Trump está sopesando otros indultos, que beneficiarían entre otros a miembros de su familia, a su abogado personal Rudy Giuliani e incluso a sí mismo, para ponerse a resguardo de posibles juicios luego que abandone el cargo, el 20 de enero.Ello podría provocar un alboroto aún mayor, aunque probablemente sería difícil de revertir.Por otra parte, Trump también está siendo presionado por grupos de derechos civiles para que indulte a tres personas involucradas en filtraciones de información de seguridad nacional: el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, el excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional Edward Snowden y otro ex empleado de la NSA, Reality Winner.Podrían ser igualmente beneficiados el exsoldado estadounidense Robert Bale, condenado por asesinar a 16 civiles afganos en 2012, y Joseph Maldonado-Passage, más conocido como Joe Exotic, el protagonista del exitoso documental de Netflix “Tiger King”, condenado por intentar contratar a un hombre para asesinar a un rival.pmh/st/mps-dg/lda

Fuente

Categories
General

Los últimos días de furia y negación de Trump

WASHINGTON — En el transcurso de la semana pasada, el presidente Donald Trump publicó o volvió a publicar alrededor de 145 mensajes en Twitter arremetiendo contra los resultados de las elecciones que perdió.
Mencionó que la pandemia del coronavirus ahora está cuadruplicando su peor momento, y aun eso solo lo hizo para afirmar que él estaba en lo correcto sobre el brote y que los expertos estaban equivocados.Malhumorado y, según sus asesores, en ocasiones deprimido, el presidente casi no se presenta a trabajar y no se ocupa de las crisis sanitaria y económica que enlutan al país y en gran parte elimina de su agenda pública las reuniones que no tienen que ver con su desesperado intento de modificar los resultados de las elecciones.Se ha obsesionado con recompensar a sus amigos, deshacerse de las personas desleales y castigar a una lista cada vez más larga de supuestos enemigos que ahora incluyen a gobernadores republicanos, a su propio fiscal general e incluso a Fox News.

La bandera americana ondea a media asta en recuerdo del Día de Pearl Harbor en la Casa Blanca en Washington, EE.UU., el 7 de diciembre de 2020. Foto REUTERS/Tom Brenner

Los últimos días de la presidencia de Trump han tenido los elementos tormentosos de un drama más parecido a la historia o a la literatura que a una Casa Blanca moderna.Su ira y su rechazo ajeno a la realidad a reconocer su derrota evocan las imágenes de un cacique asediado en algún lugar remoto que de manera desafiante se aferra al poder en vez de exiliarse, o de un errático monarca inglés que impone su versión de la realidad a su atemorizada corte.Además, aunque dejará el cargo en 45 días, tal vez estas últimas semanas sean solo el presagio de cómo será después de su partida.Es casi seguro que Trump intente darle forma al diálogo nacional desde su residencia en Mar-a-Lago, en Florida, y su obstinada campaña para deslegitimar las elecciones podría debilitar a su sucesor, el presidente electo Joe Biden.Pese a que a muchos republicanos les gustaría pasar la página, parece que él está decidido a obligarlos a seguir esclavizados a su necesidad de justificarse y vilipendiar, incluso después de que termine su mandato. El sábado en la noche, Trump llevó su espectáculo de telerrealidad irreal a Georgia en su primera aparición pública importante desde el 3 de noviembre. Un mitin en apoyo a dos senadores republicanos para una segunda vuelta el mes entrante le brindó una oportunidad de gran repercusión mediática para exponer sus quejas y reforzar sus falsas aseveraciones de que, gracias a una enorme conspiración, de alguna manera le robaron un segundo mandato.“Ustedes saben que ganamos Georgia, así que lo entienden”, les dijo a sus partidarios de un estado que perdió por 12.000 votos, y añadió que en realidad ganó otros estados donde, de hecho, también perdió.“Hicieron trampa y manipularon nuestras elecciones presidenciales, pero de todas maneras las ganaremos”, afirmó mientras presionaba a las autoridades estatales republicanas a anular los resultados. “Solo necesitamos a alguien que tenga el valor de hacer lo que tiene que hacer”.En ocasiones, los exabruptos de Trump por no aceptar su destino parecen salidos directamente de una historia escrita por William Shakespeare, parte tragedia, parte farsa, llena de mucho ruido y pocas nueces.¿Acaso Trump es un Julio César moderno, traicionado incluso por algunos de sus cortesanos más cercanos? (¿Y tú, Bill Barr?) ¿O un Ricardo III que enfrenta a la nobleza hasta que es derrocado por Enrique VII? ¿O el rey Lear, que está en contra de quienes no lo quieren ni valoran lo suficiente?Sentirás entonces cómo no hay mordedura de venenosa serpiente que pueda herir como la ingratitud de un electorado ingrato.“Este es un comportamiento típico del quinto acto”, señaló Jeffrey Wilson, un estudioso de Shakespeare de la Universidad de Harvard quien este año publicó el libro “Shakespeare and Trump”.“Se están reuniendo las tropas, el tirano está refugiado en su castillo, cada vez está más angustiado, se siente inseguro, comienza a fanfarronear sobre su soberanía legítima y empieza a acusar de traición a sus opositores”.A diferencia de cualquiera de sus predecesores contemporáneos, Trump no ha llamado a su oponente victorioso, mucho menos lo ha invitado a la Casa Blanca para la tradicional visita posterior a las elecciones. Trump ha dicho que tal vez no asista a la toma de posesión de Biden, lo que lo convertiría en el primer presidente en funciones desde 1869 en negarse a participar en el ritual más importante de la transferencia pacífica del poder.Ha sido respaldado por dirigentes republicanos que no están dispuestos a enfrentarse a él, aun cuando, de manera privada, muchos desean que se vaya más temprano que tarde.Luego de ser llamados la “imagen de la cobardía” por un aliado del presidente, el viernes, 75 legisladores estatales republicanos de Pensilvania desconocieron su propia elección y exhortaron al Congreso a descartar a los electores estatales que votaron por Biden.Solo 27 de los 249 miembros republicanos del Congreso encuestados por The Washington Post reconocieron públicamente la victoria de Biden. El sábado, Trump los tachó de republicanos solo de nombre (RINOS, por su sigla en inglés).“En verdad les ha prestado atención a las bases”, señaló Christopher Ruddy, amigo del presidente y director ejecutivo de Newsmax, parte del megáfono de medios noticiosos conservadores que ha intensificado las acusaciones de Trump. “Lo eligieron y, en la opinión del presidente, lo eligieron una segunda vez. Además, están muy en favor de que se haga un recuento y quieren que él continúe. En su concepto, no solo lo está haciendo por él, sino por sus partidarios y por el país. Está llevando a cabo una misión y no lo harán titubear tan fácilmente”.El contenido en Twitter de Trump es un torrente de rechazos. “DE NINGUNA MANERA PERDIMOS LAS ELECCIONES”, escribió en algún momento en los últimos días. “¡Ganamos Míchigan por mucho!”, escribió en otro momento sobre un estado que perdió por más de 154.000 votos.Volvió a publicar un mensaje que buscaba deslegitimar a Biden: “Si toma posesión bajo estas circunstancias, no se le podrá llamar ‘presidente’, sino #ocupantedelapresidencia”.Además, enojado de que los dirigentes republicanos se han negado a aceptar sus infundadas aseveraciones y han anulado la voluntad de los electores, se ha vuelto contra su propio partido.El sábado, poco antes de llegar a Georgia, Trump llamó al gobernador Brian Kemp para presionarlo a que convocara una sesión legislativa especial para eliminar los resultados ahí, y luego en el mitin arremetió en su contra por haberlo desairado.“Su gobernador podría detener esto con mucha facilidad si supiera qué diablos está haciendo”, afirmó Trump.También tuiteó que Kemp y el gobernador de Arizona, Doug Ducey, otro fiel republicano, “pelean contra nosotros con más fiereza que los demócratas radicales de la izquierda”.No obstante, aunque el presidente exija desesperadamente que alguien, quien sea, le diga que tiene razón, no lo ha hecho nadie con autoridad, excepto sus familiares, abogados pagados y sus almas gemelas partidistas.Las elecciones han sido certificadas y aceptadas no solo por los demócratas sino también por los principales gobernadores republicanos, secretarios de Estado, autoridades electorales, secretarios municipales, jueces e incluso funcionarios del gobierno de Trump. Luego de que su propio zar de seguridad cibernética avaló la integridad de las elecciones, Trump lo despidió. Ahora que el fiscal general William Barr ha dicho que no advirtió ningún fraude que anule las elecciones, él podría ser el próximo.El video de Trump estaba tan alejado de los hechos que tanto Facebook como Twitter agregaron avisos de advertencia para que los usuarios no creyeran que era verdad lo que el presidente de Estados Unidos les decía.Lo cual explica por qué el único tema que mereció el interés de Trump durante la semana pasada, además de las elecciones, fue el presupuesto anual para la defensa que prometió vetar porque el Congreso no eliminó una protección jurídica para las grandes empresas de tecnología, como él lo ha exigido.En cambio, manifestó poco interés por el coronavirus que ahora está asolando al país o por la devastación económica resultante. En vez de “doblar la esquina”, como volvió a insistir Trump la noche del sábado de la semana pasada, la pandemia alcanzó una cifra récord de cerca de 3000 decesos diarios en Estados Unidos, casi el equivalente a otro ataque del 11 de septiembre cada 24 horas. Trump no hizo ningún comentario sobre eso en sus peroratas de Twitter, ni tampoco sobre los últimos informes de empleos que documentan el costo económico. Los únicos cuatro tuits que mencionan el virus fueron para defender su propio manejo de la pandemia, que incluían mensajes vueltos a publicar que afirman que “El presidente TENÍA RAZÓN”.A seis semanas de que deje el cargo, Trump sigue siendo tan impredecible y errático como siempre.Podría despedir a Barr y a otras personas, otorgar una serie de indultos para proteger a sus aliados y a él mismo o incitar una confrontación en el extranjero. Al igual que el rey Lear, podría enfurecerse más y encontrar otros blancos para descargar su furia.“Si existen estas analogías entre la literatura clásica y la sociedad como funciona en estos momentos, esto debe darnos un motivo importante de preocupación este diciembre”, señaló Wilson, el estudioso de Shakespeare.“Estamos llegando al final de la obra y es cuando siempre se presenta la catástrofe”.c.2020 The New York Times Company

Mirá también

Donald Trump y una presidencia moldeada por el miedo a perder

¿Cómo lidiará Biden con el sabotaje republicano?

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Donald TrumpJoe BidenPartido Republicano

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

A toda máquina: Donald Trump acelera la construcción del muro con México, su obsesión antes de dejar la Casa Blanca

Hace cuatro años, el presidente Donald Trump asumió el cargo con la promesa de construir un muro imponente en la frontera de Estados Unidos con México, un símbolo de su determinación de detener la inmigración de los países del sur y construir una barrera que le sobrevivirá por mucho tiempo.
El presidente electo Joe Biden ha dicho que espera detener la construcción, pero la administración saliente se apresura a completar la mayor cantidad de muro posible en sus últimas semanas en el poder, dinamitando algunos de los terrenos más peligrosos de la frontera. . El ritmo vertiginoso al que continúa la construcción casi asegura que el muro, independientemente de lo que decida hacer Biden, está aquí para quedarse, estableciendo un legado polémico para Trump en lugares que fueron cruciales para su derrota.En el sureste de Arizona, la continua división política en torno al proyecto de construcción ha enfrentado a ranchero contra ranchero y vecino contra vecino en un estado en que un candidato presidencial demócrata ganó por poco por primera vez en décadas.

El presidente Donald Trump recorre una parte del muro en San Luis, Arizona, en junio pasado. Foto AFP

La región está emergiendo como uno de los últimos centros de construcción de muros de la administración Trump a medida que los equipos de detonaciones atraviesan febrilmente las remotas montañas de Peloncillo, donde ocelotes y borregos cimarrones deambulan por bosques de álamos y sicomoros.”Los corredores de vida silvestre, la arqueología y la historia, todo eso está siendo destruido o destruido”, dijo Bill McDonald, de 68 años, ganadero de quinta generación y ex republicano de toda la vida que votó por Biden. “Tragedia es la palabra que uso para describirlo”.Incluso quienes detestan el muro, como McDonald, se preparan para la posibilidad de que dure durante las próximas décadas, y basan sus evaluaciones en las señales del equipo de transición de Biden.Si bien el presidente electo ha dicho que detendrá la construcción de un nuevo muro, otras prioridades de inmigración como poner fin a las prohibiciones de viajar, aceptar más refugiados y aliviar las restricciones de asilo están eclipsando las llamadas para derribar partes del muro que ya existen.Los asesores involucrados con el equipo de transición, que hablaron bajo condición de anonimato para discutir la planificación de la administración entrante, rechazaron la noción de que habría cualquier intento de desmantelar el muro fronterizo existente, y un asesor calificó el muro como una “distracción”. Los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza todavía se apresuran a cumplir con el mandato de Trump de 450 millas de construcción de nuevos muros durante su mandato, casi duplicando la tasa de construcción desde principios de año. La administración había construido 402 millas de muro al 13 de noviembre.De eso, unas 40 millas no tenían barreras antes de que Trump asumiera el cargo. El resto reemplazó secciones de muro mucho más pequeñas y en ruinas, o secciones que solo tenían barreras para vehículos, que según los funcionarios fronterizos no disuadieron a los migrantes que cruzaban a pie.Detonaciones Algunas de las construcciones más costosas e invasivas se están desarrollando este mes en el Cañón de Guadalupe, un hábitat similar a un oasis para especies raras de aves como el chotacabras de cuello amarillo y el pájaro rey tropical. Hasta que aparecieron los equipos de detonación este año, el cañón era tan remoto, a unas 30 millas de Douglas, la ciudad más cercana, en caminos en gran parte de tierra, que los ganaderos de la zona dicen que los cruces ilegales de migrantes eran extraordinariamente infrecuentes.Ahora, partes del cañón se asemejan a una operación minera al aire libre. Los equipos de trabajo están haciendo voladuras en los acantilados para construir el muro y las carreteras de acceso a él en una de las partes de construcción más costosas en cualquier parte de la frontera.

Jeff Allen, un ciudadano estadounidense explica el inicio de la construcción de su propio muro para impedir el cruce ilegal de migrantes en la franja fronteriza de Estados Unidos y México. Foto EFE

Jay Field, portavoz del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, citó las “4,7 millas de terreno desafiante, accidentado y empinado” del cañón en un comunicado en el que explica que el costo por milla de este segmento es de unos 41 millones de dólares, aproximadamente el doble del promedio estimado del muro fronterizo. costo por milla establecido en un informe de estado de CBP 2020.“Esto no solo es desgarrador, sino totalmente inútil”, dijo Diana Hadley, una historiadora cuyo rancho familiar incluye gran parte del Cañón de Guadalupe. Dijo que las barreras naturales habían servido durante mucho tiempo como disuasivo contra los cruces en el área.Estas opiniones críticas del muro están lejos de ser unánimes en esta parte de la frontera. Un destacado partidario del muro es el alcalde republicano de Douglas, Donald Huish, cuya familia emigró a Estados Unidos desde México después de la Revolución Mexicana. “Una vez que el gobierno hace algo tan grande, es muy difícil para ellos retirarlo”, dijo Huish, y agregó que creía que el muro había hecho la ciudad más segura al empujar a los migrantes a cruzar la frontera en tramos de desierto relativamente lejos de Douglas. “Habíamos llegado al punto de saturación de encontrar extranjeros ilegales en nuestros callejones, y ahora esa situación ha cambiado”, dijo Huish, citando el impacto tanto de la construcción del muro ahora en curso como de partes del muro que se construyeron antes de que Trump asumiera el cargo.Otro partidario franco del muro es Belva Klump, de 83 años, cuya familia ha criado en las zonas fronterizas de Arizona durante generaciones.”Todo lo que puedo decir sobre el muro es que me gustaría ver más”, dijo Klump. Cuando se le pidió que ampliara lo que quería decir, la Sra. Klump usó un insulto para referirse a las personas que cruzan la frontera con México sin autorización. “Para eso sirve el muro”, dijo. Uno de sus nietos, Timmothy Klump, de 31 años, lo expresó de otra manera.“El muro es algo de sentido común que mejora nuestra seguridad y evita que mis vacas ingresen a México”, dijo Klump. “Los ganaderos que se oponen al muro son minoría”.

Un miembro de la Guardia Nacional en la frontera con México. Foto AFP

Hasta ahora, la agencia fronteriza ha concentrado la construcción en áreas propiedad del gobierno federal, gran parte de ella en áreas con terrenos que ya impiden la migración, como algunos de los tramos de la frontera en Arizona donde las cuadrillas de trabajo están haciendo voladuras. El gobierno ha acelerado la construcción en algunos de estos lugares al renunciar a docenas de leyes, incluidas las medidas que protegen los cementerios de los nativos americanos y las especies en peligro de extinción.Rodney Scott, jefe de la Patrulla Fronteriza, dijo el mes pasado que el Valle del Río Grande en Texas, un área con cruces ilegales históricamente altos, era una prioridad para la agencia. Pero la construcción ha sido lenta porque el camino planeado para el muro pasa por terrenos de propiedad privada.Apoyo y rechazoSi bien se han construido pocas millas de muro fronterizo en el sur de Texas, ha tenido un impacto inmenso en los propietarios de tierras allí. La administración ha presentado más de 117 demandas contra propietarios de tierras este año para inspeccionar, incautar o potencialmente comenzar la construcción en la propiedad, un aumento de las 27 demandas presentadas en 2019, según el Proyecto de Derechos Civiles de Texas.Richard Drawe, un terrateniente de 70 años en el área cerca de Progreso, Texas, cedió voluntariamente su tierra a la administración para evitar enfrentar al gobierno en los tribunales, admitiendo que la administración eventualmente podría usar su autoridad de dominio eminente para tomar la tierra de todos modos.Hace un año, el muro era solo una presencia que se avecinaba en la distancia . Los bolardos de acero ahora se extienden más allá de su casa, apartándolo a él y a su esposa de las puestas de sol y las espátulas rosadas que les encantaba ver. “Estoy acostumbrado a vivir al aire libre, sin vallas, haciendo lo que quiero”, dijo Drawe. “No quiero ver una maldita pared cuando salga por la puerta”. Pero mientras Drawe, que votó por Trump a principios de este mes, no quiere el muro fronterizo en su propiedad, está de acuerdo en que ayudará a los agentes de la Patrulla Fronteriza a frenar la migración ilegal. Brian Hastings, jefe de Aduanas y Protección Fronteriza del sector del Valle del Río Grande, dijo que el muro le ha dado a la agencia más flexibilidad para ubicar estratégicamente a los agentes en áreas que carecen de barreras o tecnología de vigilancia. “Veremos los beneficios en gran medida una vez que este sistema de pared esté en su lugar sin duda”, dijo Hastings en una entrevista. “Nos permite poder responder más rápido”. Sin embargo, a medida que se intensifica la construcción, algunos dicen que es prematuro aceptar la premisa de que el muro llegó para quedarse.Vicki Gaubeca, directora de la Coalición de Comunidades de la Frontera Sur, dijo que la próxima administración no solo podría detener la construcción, sino comenzar a derribar algunas secciones, especialmente aquellas que son dañinas para las tradiciones indígenas o especies en peligro de extinción.Por Simón Romero y Zolan Kanno-Youngs. The New York TimesPB​

Mirá también

Inmigración y seguridad nacional: la primera gran prueba de Biden

En un campamento improvisado de la frontera entre México y EE.UU. los migrantes esperan que con Joe Biden puedan cumplir “el sueño americano”

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Estados UnidosMéxicoDonald TrumpJoe Biden

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente