Categories
juegos panamericanos

“México se escribe con X, inepto”: la respuesta de Mario Delgado al líder de VOX, Santiago Abascal

Foto: EFE/ Mario Guzmán/Archivo
El presidente nacional de Morena, Mario Delgado, respondió a Santiago Abascal, líder del partido ultraderechista español Vox, por criticar a Andrés Manuel López Obrador.A través de su cuenta de Twitter, Delgado Carrillo escribió: “El gobierno de AMLO recoge la tradición liberal gaditana que sigue por Juárez y llega hasta él. Ustedes y tus socios panistas son unos ridículos peleándose con el fantasma del comunismo. Y México se escribe con X, inepto”.El mensaje del líder morenista ocurrió después de que el político español publicó un video de la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien descalificó la reunión de algunos senadores del Partido Acción Nacional (PAN) con una comitiva de miembros de Vox.En su cuenta personal de la red social del pajarito azul, Santiago Abascal se lanzó contra el mandatario mexicano al asegurar que es un jefe de Estado que ha “respaldado” a tiranos y delincuentes, por lo que no permitirá que se interponga en sus intereses.“Ninguna declaración de quienes se abrazan a tiranos y protegen a narcos va a impedir nuestra causa a favor de la libertad, los derechos y la prosperidad de las naciones. Mi agradecimiento a todos los mejicanos que nos han hecho sentir como en nuestra casa. ¡Viva Méjico!”, comentó el español a través de la red social.El mensaje del líder de VOX hace referencia a las acciones de López Obrador al dar asilo político por varios días al expresidente de Bolivia, Evo Morales, y cuando reconoció la presidencia del dictador Nicolás Maduro, de Venezuela; así como por liberar después de un operativo en Sinaloa a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “Chapo” Guzmán.(Fotos: especia)En su mensaje también agradeció la hospitalidad que recibió en México, a pesar de que líderes de opinión, activistas, e incluso, otros personajes del PAN y otros partidos políticos descalificaron su visita.“Mi agradecimiento a todos los mejicanos que nos han hecho sentir como en nuestra casa. ¡Viva Méjico!”.Cabe mencionar que la tarde del viernes 3 de septiembre, Abascal visitó la Basílica de  Guadalupe, el templo religioso más emblemático de México y uno de los más importantes de América Latina e incluso del mundo.El líder del partido de ultraderecha compartió en Instagram una foto de él en las escalinatas de la Basílica, al resaltar que la visita fue en calidad de “imprescindible”, pues aseguró que la Virgen es un “recuerdo perenne de la hermandad de España y México”. Agregó que la figura también hace eco como la mayor aportación de su país en la Historia Universal, “la Hispanidad”.Todas las mañanas en tu correo: suscríbete al newsletter de Infobae México Santiago Abascal (Foto: [email protected]_abascal)En México, además de reunirse con la fracción panista, el líder de VOX consiguió las firmas de dichos senadores a favor de la “Carta Madrid” contra una supuesta amenaza comunista.“Hoy en el Senado de México hemos presentado el Foro Madrid, nuestra iniciativa para hacer frente al avance del comunismo en las naciones de la Iberosfera. Gracias a los 15 senadores y 3 congresistas que ya han firmado la Carta de Madrid y gracias a Julen Rementeria por invitarnos”, escribió en Twitter.La reunión entre los senadores panistas y los miembros de VOX fue criticada fuertemente por el presidente López Obrador al asegurar que los legisladores del blanquiazul simularon ser demócratas, pero en realidad, son ultraconservadores y “casi” fascistas.“Ya ven que ayer (jueves) vinieron los extremistas de España, del VOX. Se unieron con el PAN porque son lo mismo, nada más que simulaban los del PAN de que eran demócratas y no, son conservadores y ultraconservadores, casi fascistas”, dijo el mandatario mexicano.“Está retoñando todo eso en España, muy lamentable porque el pueblo español es liberal, progresista, muy trabajador, muy honesto y esto que está retoñando es lo peor, son los más autoritarios, clasistas, racistas, corruptos, hay un escándalo que tiene que ver con el Rey, con la utilización de influencias para sacar provecho en lo personal, para enriquecerse, toda una inmundicia que no tiene que ver con la mayoría del pueblo español, es solo una minoría, es como un retoño del franquismo”, enfatizó.SEGUIR LEYENDO:Líder de VOX se lanzó contra AMLO: “Abraza a tiranos y protege a narcos”“Los del PAN simularon ser demócratas”: AMLO condenó la reunión entre panistas con miembros del partido español VOXQué es VOX, el polémico partido español que celebró la conquista de México y ahora se alió con el PAN

Fuente

Categories
General

El recuento de la boda de la hija del Chapo: la presencia de Ovidio, el desconocimiento del gobierno mexicano y un posible reclamo de EEUU

Una fotografía de Alejandrina Guzmán , su esposo Édgar Cázares y un invitado (Foto: Twitter /@just_some_d00d)La comentada y opulenta boda entre Alejandrina Gisselle Guzmán, hija de Joaquín “El Chapo” Guzmán y Édgar Cázares, sobrino de Blanca Margarita Cázares Salazar, “La Emperatriz del Narco”, realizada el pasado 29 de enero, sigue dando de qué hablar.Ahora, porque el gobierno de Andrés Manuel López Obrador desconocía por completo que se realizaría el enlace matrimonial para el que incluso, se cerró la Catedral de Culiacán. De acuerdo con la prensa y redes sociales, a la ceremonia acudió Ovidio Guzmán López (otro hijo del “Chapo”) y sobre quien existe una orden de aprehensión por parte del gobierno de los Estados Unidos y una solicitud de extradición.Es por eso, que dice el periodista Salvador García Soto en su columna de El Universal, la boda debió de haberles hecho muy poca gracia en Washington ya que, confirmó, que aún con “El Chapo” preso de por vida en una cárcel de los Estados Unidos, queda en claro el poderío de su familia y el del Cártel de Sinaloa, porque se exhibe públicamente y sin tapujos.Es que el enlace fue demasiado visible: además del cierre de la Catedral, se observó a decenas de camionetas blindadas y hombres fuertemente armados que custodiaban el recinto religioso y el rancho en el que se celebró la fiesta.Pero de todo eso, dice García Soto, nadie en el gabinete federal, ni en el Ejército mexicano, ni en la Secretaría de Seguridad, la Fiscalía General de la República ni en la Marina se enteraron o al menos eso explicaría por qué no montaron algún operativo, ya no digamos para saber qué invitados acudirían y si había alguno con orden de aprehensión, sino para saber lo que estaba ocurriendo en Culiacán el sábado a mediodía.De acuerdo con el periodista, no es difícil suponer que la boda de la que todo el mundo tuvo imágenes e información detallada, menos el gobierno mexicano, vaya a remover la molestia que en Washington y en la embajada de Estados Unidos en México permanece por aquel fallido operativo de captura de Ovidio Guzmán el 17 de octubre de 2019.A poco más de tres meses de aquellos hechos, dice García Soto, nadie sabe explicar en la administración de López Obrador por qué se ejecutó un operativo tan mal planeado y cómo fue que los soldados del Cuerpo de Fuerzas Especiales fueron a la capital de Sinaloa a detener a Ovidio sin una orden de aprehensión liberada por jueces mexicanos y hasta sin orden de cateo para sacarlo de su domicilio.Porque aquel día fatídico para la 4T, dice el periodista, los integrantes del Ejército actuaron para cumplir una orden de aprehensión de la justicia estadounidense y una petición de extradición formuladas unas semanas antes por el Departamento de Justicia de Estados Unidos a la Secretaría de Relaciones Exteriores.Esto ocurrió, dice Salvador García, después de la visita que realizaron el 20 de septiembre de 2019 el Ministro Consejero de la Embajada de Estados Unidos en México, John S. Creamer y el administrador interino de la Administración para el Control de Drogas (DEA) Uttam Dhillon, quienes fueron recibidos personalmente por el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel y su secretario de Seguridad Pública, Cristóbal Castañeda Camarillo. A su llegada les presentaron un informe de los avance del estado en materia de seguridad, que incluyó una visita a la sierra en helicóptero.Según el periodista, en el recorrido, el gobernador le mostró a los funcionarios estadounidenses dos laboratorios de fentanilo que acababan de ser destruidos en un operativo conjunto del estado y el Ejército.Cuando los estadounidenses vieron el tamaño de los laboratorios, de inmediato se preguntaron quién se encargaba de producir la letal droga y de mayor consumo en estos momentos en la unión americana. Y la respuesta fue que esa parte del Cártel de Sinaloa era manejada por Ovidio.(Foto: Archivo)¿Quién es Ovidio? preguntaron los estadounidenses, y al enterarse de que se trataba de un hijo de “El Chapo” Guzmán, regresaron alarmados a su país y abrieron un expediente que dos semanas después ya tenía una orden de aprehensión y extradición girada por jueces de Estados Unidos.Las dos peticiones para capturar y extraditar al hijo del capo fueron enviadas al canciller Marcelo Ebrard quien a su vez las envió a la Fiscalía General de la República para que se cumplimentaran.Pero algo extraño pasó, dice García Soto, porque nunca se les dio trámite y cuando ocurrió “nadie sabe quién dio la orden” de mandar una célula de élite del Ejército mexicano a detener a Ovidio aquel 17 de octubre. Extrañamente, los militares no llevaban las necesarias y obligadas órdenes de aprehensión giradas por un juez mexicano y que debieron pedir en la PGR.Por todo eso y porque Ovidio Guzmán hoy convertido en leyenda entre los narcos mexicanos, dice el periodista, sigue sin ser detenido y no solo no se cumplen las peticiones oficiales del gobierno de Estados Unidos, sino que además, se pasea tranquilo en bodas y celebraciones familiares; algo que no debe gustar nada en Washington y no sería raro que pronto hubiera un manotazo, uno más, para el gobierno lopezobradorista. Que al fin ya están acostumbrados.MÁS DE ESTE TEMA:Al interior de la boda de la hija del “Chapo” Guzmán en Culiacán: música, lujo y extrema seguridad“Es admirable la suerte que han tenido los de Sinaloa en este gobierno”: Calderón tundió a López Obrador por boda de la hija del ChapoAdemás de Julión Álvarez y Calibre 50, José Manuel Figueroa también cantó en la boda de la hija del Chapo

Fuente

Categories
General

Armas, rehenes y amenazas: el informe detallado de la fuga de reos en el penal de Aguaruto para salvar a Ovidio Guzmán

Ovidio Guzmán López (Foto arte: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)El 17 de octubre de 2019, la ciudad de Culiacán, Sinaloa se convirtió en un infierno. Esa tarde, alrededor de las 13:00 horas, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Policía Ministerial, comenzaron un operativo para capturar a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.Sabían que el vástago de quien fuera considerado el narcotraficante más poderoso del mundo de los últimos tiempos, se encontraba en un domicilio ubicado en una de las zonas residenciales más exclusivas de Culiacán.Fue alrededor de las 14:30 horas, que los elementos federales rodearon el inmueble del fraccionamiento de Tres Ríos y 20 minutos después, se reportaron las primeras balaceras en contra de los policías y los soldados.Ovidio salió al estacionamiento del inmueble, donde elementos de las Fuerzas Armadas lo detuvieron y lo invitaron a persuadir a sus hermanos para detener las intensas balaceras, narcobloqueos y caos en las calles de la capital sinaloense y que estaban poniendo en riesgo a la población.Ovidio Guzmán López y su medio hermano Iván Archivaldo Guzmán Salazar (Foto: especial)Pese a que Ovidio llamó a su hermano Iván Archivaldo, alias “El Chapito” a quien le aseguró ya se había entregado y que detuvieran las balaceras, no fue así. Las huestes del Cártel de Sinaloa desataron el caos y el pánico entre los ciudadanos.Pronto, las noticias de lo que sucedía en las calles llegaron a oídos de los reos del penal de Aguaruto. En cuanto supieron de la captura de Ovidio (quien fue liberado horas después), los presos sacaron sus armas, sometieron al personal de vigilancia de la reja de administración y lo usaron como escudo humano para evitar que el resto de custodios les dispararan.De acuerdo con el portal La Silla Rota que obtuvo el informe elaborado por el jefe de seguridad de centro penitenciario, los presos desarmaron a los custodios, abrieron la puerta y huyeron para reforzar a los sicarios del Cártel “queremos salir a pelear con el señor”, habrían dicho.Según el informe, el código rojo se activó a las 16:38 horas del 17 de octubre de 2019 y en el cual narra que los primeros en ser sometidos fueron dos guardias del área de barandilla que llegaron a la reja. Los reos de los ocho diferentes módulos que conforman el penal, que ya se encontraban armados, se congregaron ahí. Superaban en número y en armas a los policías.Fue entonces que los custodios fueron tomados como rehenes y obligados a llamar por radio a una de sus compañeras, quien al llegar y ver que sólo estaba un guardia abrió la reja, pero en esos momentos aparecieron los reos amotinados que se le echaron encima cuando intentó cerrarla.La sometieron y le quitaron su arma, una Glock calibre 9 milímetros, con la que se había armado por la alerta que había en la ciudad a causa de que “Los Chapitos”.La Silla Rota señala que entonces, la custodia también fue tomada como rehén por lo que fue obligada a abrir la reja. Los reclusos se dirigieron al área conocida como “callejón en donde se encontraban tres custodios más que al ver que los reos traían como escudos a sus compañeros, no dispararon. Otro de ellos fue tomado como rehén.Con los cuatro policías como protección, los presos caminaron a la puerta de salida que estaba cerrada. Entonces golpearon e hicieron un disparo hacia dentro del pórtico porque ahí se encontraba otro custodio que salió tras la detonación. Lo sometieron, le quitaron su arma y las llaves del pasillo que lleva a la salida.Al abrir, un grupo de 52 presos salió, pero antes, golpeó a uno de los custodios que tenía como rehén y lo aventó a la fosa de revisión de vehículos; a los demás se los llevaron para garantizar su huída.El jefe de seguridad del penal asegura que se encontraba en el pasillo que conduce a la puerta principal porque había recibido la información que gente vestida de civil estaba rodeando el penal “cuando de repente vimos aparecer a las personas privadas de su libertad llevando a los rehenes, no pudieron hacer nada ya que tenían armas cortas y largas”.Vista áerea del penal de Aguaruto, ubicado en Culiacán, Sinaloa (Foto: Google Maps)El mando, cuyo nombre se reserva en el informe, afirmó que lo encañonaron y despojaron de su arma, al tiempo que le dijeron que lo llevarían como canje para que el gobierno soltara “al señor”, pero que en el último momento, cuando lo llevaban sometido, logró zafarse y tirarse al piso mientras seguían escapando más reclusos.“Al observar que dichas personas se estaban brincando la cerca y la puerta de salida, nos levantamos y junto con los demás custodios, a los que ya habían soltado, nos regresamos al área de pórtico y procedí nuevamente a ordenar que se armaran para resguardar el penal, en virtud de que la cancha de futbol aún seguían personas privadas de la libertad que querían salir a pelear con el señor”, dice el informe en que el jefe de seguridad asegura que después de cerrar las puertas, apostó a su personal en ‘el azote (sic)’ y pidió apoyo a la policía estatal, “porque a la altura de las torres cuatro y cinco más pretendían escapar”.Al final, 52 presos salieron y amagaron a algunos automovilistas que transitaban por el penal para quitarles sus automóviles. La Secretaría de Seguridad del estado cuenta sólo a 47 evadidos, debido a que cinco fueron recapturados o se entregaron.Un ciudadano captó el momento en el que los reos del penal de Aguaruto se escaparon (Foto: captura de pantalla)De los que aún se encuentran prófugos, 35 habían sido sentenciados por delitos como privación ilegal de la libertad, contra la seguridad pública, contra la salud, secuestro y homicidio. Del total, 30 son considerados de alta peligrosidad y posiblemente vinculados al Cártel de Sinaloa.Esta no es la primera vez que se registra una fuga del penal de Aguaruto. De acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019 elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, arrojó hacinamiento de reos, autogobierno e insuficiencia de custodios.En julio de 2018 se evadieron Juan Grimaldi Paredes, presunto operador del Cártel de Sinaloa y Carlos de Jesús Salmón Higuera, de los Beltrán Leyva, identificado con Fausto Isidro Meza Flores, alias “El Chapo Isidro”. Ambos escaparon vestidos con uniformes de vigilantes. En marzo de 2017, se fugó Juan José Esparragoza Monzón, hijo del narcotraficante Juan José Esparragoza “El Azul”. En julio de ese mismo año, custodios realizaron una protesta ante la ingobernabilidad de la prisión, los lujos y protección que gozaban los narcotraficantes, pero fueron amenazados de muerte junto con miembros de la Comisión Estatal de los derechos humanos, por personal de la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa.MÁS DE ESTE TEMA:Así capturaron a Ovidio Guzmán, el hijo del Chapo: imágenes inéditas del operativo en CuliacánUna por una: estas fueron las fallas en la detención de Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo” GuzmánLa detención de Ovidio: la misteriosa llamada que desató el infierno en Culiacán

Fuente

Categories
General

Armas, rehenes y amenazas: el informe detallado de la fuga de reos en el penal de Aguaruto para salvar a Ovidio Guzmán

Ovidio Guzmán López (Foto arte: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)El 17 de octubre de 2019, la ciudad de Culiacán, Sinaloa se convirtió en un infierno. Esa tarde, alrededor de las 13:00 horas, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Policía Ministerial, comenzaron un operativo para capturar a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.Sabían que el vástago de quien fuera considerado el narcotraficante más poderoso del mundo de los últimos tiempos, se encontraba en un domicilio ubicado en una de las zonas residenciales más exclusivas de Culiacán.Fue alrededor de las 14:30 horas, que los elementos federales rodearon el inmueble del fraccionamiento de Tres Ríos y 20 minutos después, se reportaron las primeras balaceras en contra de los policías y los soldados.Ovidio salió al estacionamiento del inmueble, donde elementos de las Fuerzas Armadas lo detuvieron y lo invitaron a persuadir a sus hermanos para detener las intensas balaceras, narcobloqueos y caos en las calles de la capital sinaloense y que estaban poniendo en riesgo a la población.Ovidio Guzmán López y su medio hermano Iván Archivaldo Guzmán Salazar (Foto: especial)Pese a que Ovidio llamó a su hermano Iván Archivaldo, alias “El Chapito” a quien le aseguró ya se había entregado y que detuvieran las balaceras, no fue así. Las huestes del Cártel de Sinaloa desataron el caos y el pánico entre los ciudadanos.Pronto, las noticias de lo que sucedía en las calles llegaron a oídos de los reos del penal de Aguaruto. En cuanto supieron de la captura de Ovidio (quien fue liberado horas después), los presos sacaron sus armas, sometieron al personal de vigilancia de la reja de administración y lo usaron como escudo humano para evitar que el resto de custodios les dispararan.De acuerdo con el portal La Silla Rota que obtuvo el informe elaborado por el jefe de seguridad de centro penitenciario, los presos desarmaron a los custodios, abrieron la puerta y huyeron para reforzar a los sicarios del Cártel “queremos salir a pelear con el señor”, habrían dicho.Según el informe, el código rojo se activó a las 16:38 horas del 17 de octubre de 2019 y en el cual narra que los primeros en ser sometidos fueron dos guardias del área de barandilla que llegaron a la reja. Los reos de los ocho diferentes módulos que conforman el penal, que ya se encontraban armados, se congregaron ahí. Superaban en número y en armas a los policías.Fue entonces que los custodios fueron tomados como rehenes y obligados a llamar por radio a una de sus compañeras, quien al llegar y ver que sólo estaba un guardia abrió la reja, pero en esos momentos aparecieron los reos amotinados que se le echaron encima cuando intentó cerrarla.La sometieron y le quitaron su arma, una Glock calibre 9 milímetros, con la que se había armado por la alerta que había en la ciudad a causa de que “Los Chapitos”.La Silla Rota señala que entonces, la custodia también fue tomada como rehén por lo que fue obligada a abrir la reja. Los reclusos se dirigieron al área conocida como “callejón en donde se encontraban tres custodios más que al ver que los reos traían como escudos a sus compañeros, no dispararon. Otro de ellos fue tomado como rehén.Con los cuatro policías como protección, los presos caminaron a la puerta de salida que estaba cerrada. Entonces golpearon e hicieron un disparo hacia dentro del pórtico porque ahí se encontraba otro custodio que salió tras la detonación. Lo sometieron, le quitaron su arma y las llaves del pasillo que lleva a la salida.Al abrir, un grupo de 52 presos salió, pero antes, golpeó a uno de los custodios que tenía como rehén y lo aventó a la fosa de revisión de vehículos; a los demás se los llevaron para garantizar su huída.El jefe de seguridad del penal asegura que se encontraba en el pasillo que conduce a la puerta principal porque había recibido la información que gente vestida de civil estaba rodeando el penal “cuando de repente vimos aparecer a las personas privadas de su libertad llevando a los rehenes, no pudieron hacer nada ya que tenían armas cortas y largas”.Vista áerea del penal de Aguaruto, ubicado en Culiacán, Sinaloa (Foto: Google Maps)El mando, cuyo nombre se reserva en el informe, afirmó que lo encañonaron y despojaron de su arma, al tiempo que le dijeron que lo llevarían como canje para que el gobierno soltara “al señor”, pero que en el último momento, cuando lo llevaban sometido, logró zafarse y tirarse al piso mientras seguían escapando más reclusos.“Al observar que dichas personas se estaban brincando la cerca y la puerta de salida, nos levantamos y junto con los demás custodios, a los que ya habían soltado, nos regresamos al área de pórtico y procedí nuevamente a ordenar que se armaran para resguardar el penal, en virtud de que la cancha de futbol aún seguían personas privadas de la libertad que querían salir a pelear con el señor”, dice el informe en que el jefe de seguridad asegura que después de cerrar las puertas, apostó a su personal en ‘el azote (sic)’ y pidió apoyo a la policía estatal, “porque a la altura de las torres cuatro y cinco más pretendían escapar”.Al final, 52 presos salieron y amagaron a algunos automovilistas que transitaban por el penal para quitarles sus automóviles. La Secretaría de Seguridad del estado cuenta sólo a 47 evadidos, debido a que cinco fueron recapturados o se entregaron.Un ciudadano captó el momento en el que los reos del penal de Aguaruto se escaparon (Foto: captura de pantalla)De los que aún se encuentran prófugos, 35 habían sido sentenciados por delitos como privación ilegal de la libertad, contra la seguridad pública, contra la salud, secuestro y homicidio. Del total, 30 son considerados de alta peligrosidad y posiblemente vinculados al Cártel de Sinaloa.Esta no es la primera vez que se registra una fuga del penal de Aguaruto. De acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019 elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, arrojó hacinamiento de reos, autogobierno e insuficiencia de custodios.En julio de 2018 se evadieron Juan Grimaldi Paredes, presunto operador del Cártel de Sinaloa y Carlos de Jesús Salmón Higuera, de los Beltrán Leyva, identificado con Fausto Isidro Meza Flores, alias “El Chapo Isidro”. Ambos escaparon vestidos con uniformes de vigilantes. En marzo de 2017, se fugó Juan José Esparragoza Monzón, hijo del narcotraficante Juan José Esparragoza “El Azul”. En julio de ese mismo año, custodios realizaron una protesta ante la ingobernabilidad de la prisión, los lujos y protección que gozaban los narcotraficantes, pero fueron amenazados de muerte junto con miembros de la Comisión Estatal de los derechos humanos, por personal de la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa.MÁS DE ESTE TEMA:Así capturaron a Ovidio Guzmán, el hijo del Chapo: imágenes inéditas del operativo en CuliacánUna por una: estas fueron las fallas en la detención de Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo” GuzmánLa detención de Ovidio: la misteriosa llamada que desató el infierno en Culiacán

Fuente

Categories
General

Armas, rehenes y amenazas: el informe detallado de la fuga de reos en el penal de Aguaruto para salvar a Ovidio Guzmán

Ovidio Guzmán López (Foto arte: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)El 17 de octubre de 2019, la ciudad de Culiacán, Sinaloa se convirtió en un infierno. Esa tarde, alrededor de las 13:00 horas, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Policía Ministerial, comenzaron un operativo para capturar a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.Sabían que el vástago de quien fuera considerado el narcotraficante más poderoso del mundo de los últimos tiempos, se encontraba en un domicilio ubicado en una de las zonas residenciales más exclusivas de Culiacán.Fue alrededor de las 14:30 horas, que los elementos federales rodearon el inmueble del fraccionamiento de Tres Ríos y 20 minutos después, se reportaron las primeras balaceras en contra de los policías y los soldados.Ovidio salió al estacionamiento del inmueble, donde elementos de las Fuerzas Armadas lo detuvieron y lo invitaron a persuadir a sus hermanos para detener las intensas balaceras, narcobloqueos y caos en las calles de la capital sinaloense y que estaban poniendo en riesgo a la población.Ovidio Guzmán López y su medio hermano Iván Archivaldo Guzmán Salazar (Foto: especial)Pese a que Ovidio llamó a su hermano Iván Archivaldo, alias “El Chapito” a quien le aseguró ya se había entregado y que detuvieran las balaceras, no fue así. Las huestes del Cártel de Sinaloa desataron el caos y el pánico entre los ciudadanos.Pronto, las noticias de lo que sucedía en las calles llegaron a oídos de los reos del penal de Aguaruto. En cuanto supieron de la captura de Ovidio (quien fue liberado horas después), los presos sacaron sus armas, sometieron al personal de vigilancia de la reja de administración y lo usaron como escudo humano para evitar que el resto de custodios les dispararan.De acuerdo con el portal La Silla Rota que obtuvo el informe elaborado por el jefe de seguridad de centro penitenciario, los presos desarmaron a los custodios, abrieron la puerta y huyeron para reforzar a los sicarios del Cártel “queremos salir a pelear con el señor”, habrían dicho.Según el informe, el código rojo se activó a las 16:38 horas del 17 de octubre de 2019 y en el cual narra que los primeros en ser sometidos fueron dos guardias del área de barandilla que llegaron a la reja. Los reos de los ocho diferentes módulos que conforman el penal, que ya se encontraban armados, se congregaron ahí. Superaban en número y en armas a los policías.Fue entonces que los custodios fueron tomados como rehenes y obligados a llamar por radio a una de sus compañeras, quien al llegar y ver que sólo estaba un guardia abrió la reja, pero en esos momentos aparecieron los reos amotinados que se le echaron encima cuando intentó cerrarla.La sometieron y le quitaron su arma, una Glock calibre 9 milímetros, con la que se había armado por la alerta que había en la ciudad a causa de que “Los Chapitos”.La Silla Rota señala que entonces, la custodia también fue tomada como rehén por lo que fue obligada a abrir la reja. Los reclusos se dirigieron al área conocida como “callejón en donde se encontraban tres custodios más que al ver que los reos traían como escudos a sus compañeros, no dispararon. Otro de ellos fue tomado como rehén.Con los cuatro policías como protección, los presos caminaron a la puerta de salida que estaba cerrada. Entonces golpearon e hicieron un disparo hacia dentro del pórtico porque ahí se encontraba otro custodio que salió tras la detonación. Lo sometieron, le quitaron su arma y las llaves del pasillo que lleva a la salida.Al abrir, un grupo de 52 presos salió, pero antes, golpeó a uno de los custodios que tenía como rehén y lo aventó a la fosa de revisión de vehículos; a los demás se los llevaron para garantizar su huída.El jefe de seguridad del penal asegura que se encontraba en el pasillo que conduce a la puerta principal porque había recibido la información que gente vestida de civil estaba rodeando el penal “cuando de repente vimos aparecer a las personas privadas de su libertad llevando a los rehenes, no pudieron hacer nada ya que tenían armas cortas y largas”.Vista áerea del penal de Aguaruto, ubicado en Culiacán, Sinaloa (Foto: Google Maps)El mando, cuyo nombre se reserva en el informe, afirmó que lo encañonaron y despojaron de su arma, al tiempo que le dijeron que lo llevarían como canje para que el gobierno soltara “al señor”, pero que en el último momento, cuando lo llevaban sometido, logró zafarse y tirarse al piso mientras seguían escapando más reclusos.“Al observar que dichas personas se estaban brincando la cerca y la puerta de salida, nos levantamos y junto con los demás custodios, a los que ya habían soltado, nos regresamos al área de pórtico y procedí nuevamente a ordenar que se armaran para resguardar el penal, en virtud de que la cancha de futbol aún seguían personas privadas de la libertad que querían salir a pelear con el señor”, dice el informe en que el jefe de seguridad asegura que después de cerrar las puertas, apostó a su personal en ‘el azote (sic)’ y pidió apoyo a la policía estatal, “porque a la altura de las torres cuatro y cinco más pretendían escapar”.Al final, 52 presos salieron y amagaron a algunos automovilistas que transitaban por el penal para quitarles sus automóviles. La Secretaría de Seguridad del estado cuenta sólo a 47 evadidos, debido a que cinco fueron recapturados o se entregaron.Un ciudadano captó el momento en el que los reos del penal de Aguaruto se escaparon (Foto: captura de pantalla)De los que aún se encuentran prófugos, 35 habían sido sentenciados por delitos como privación ilegal de la libertad, contra la seguridad pública, contra la salud, secuestro y homicidio. Del total, 30 son considerados de alta peligrosidad y posiblemente vinculados al Cártel de Sinaloa.Esta no es la primera vez que se registra una fuga del penal de Aguaruto. De acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019 elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, arrojó hacinamiento de reos, autogobierno e insuficiencia de custodios.En julio de 2018 se evadieron Juan Grimaldi Paredes, presunto operador del Cártel de Sinaloa y Carlos de Jesús Salmón Higuera, de los Beltrán Leyva, identificado con Fausto Isidro Meza Flores, alias “El Chapo Isidro”. Ambos escaparon vestidos con uniformes de vigilantes. En marzo de 2017, se fugó Juan José Esparragoza Monzón, hijo del narcotraficante Juan José Esparragoza “El Azul”. En julio de ese mismo año, custodios realizaron una protesta ante la ingobernabilidad de la prisión, los lujos y protección que gozaban los narcotraficantes, pero fueron amenazados de muerte junto con miembros de la Comisión Estatal de los derechos humanos, por personal de la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa.MÁS DE ESTE TEMA:Así capturaron a Ovidio Guzmán, el hijo del Chapo: imágenes inéditas del operativo en CuliacánUna por una: estas fueron las fallas en la detención de Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo” GuzmánLa detención de Ovidio: la misteriosa llamada que desató el infierno en Culiacán

Fuente

Categories
General

Armas, rehenes y amenazas: el informe detallado de la fuga de reos en el penal de Aguaruto para salvar a Ovidio Guzmán

Ovidio Guzmán López (Foto arte: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)El 17 de octubre de 2019, la ciudad de Culiacán, Sinaloa se convirtió en un infierno. Esa tarde, alrededor de las 13:00 horas, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Policía Ministerial, comenzaron un operativo para capturar a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.Sabían que el vástago de quien fuera considerado el narcotraficante más poderoso del mundo de los últimos tiempos, se encontraba en un domicilio ubicado en una de las zonas residenciales más exclusivas de Culiacán.Fue alrededor de las 14:30 horas, que los elementos federales rodearon el inmueble del fraccionamiento de Tres Ríos y 20 minutos después, se reportaron las primeras balaceras en contra de los policías y los soldados.Ovidio salió al estacionamiento del inmueble, donde elementos de las Fuerzas Armadas lo detuvieron y lo invitaron a persuadir a sus hermanos para detener las intensas balaceras, narcobloqueos y caos en las calles de la capital sinaloense y que estaban poniendo en riesgo a la población.Ovidio Guzmán López y su medio hermano Iván Archivaldo Guzmán Salazar (Foto: especial)Pese a que Ovidio llamó a su hermano Iván Archivaldo, alias “El Chapito” a quien le aseguró ya se había entregado y que detuvieran las balaceras, no fue así. Las huestes del Cártel de Sinaloa desataron el caos y el pánico entre los ciudadanos.Pronto, las noticias de lo que sucedía en las calles llegaron a oídos de los reos del penal de Aguaruto. En cuanto supieron de la captura de Ovidio (quien fue liberado horas después), los presos sacaron sus armas, sometieron al personal de vigilancia de la reja de administración y lo usaron como escudo humano para evitar que el resto de custodios les dispararan.De acuerdo con el portal La Silla Rota que obtuvo el informe elaborado por el jefe de seguridad de centro penitenciario, los presos desarmaron a los custodios, abrieron la puerta y huyeron para reforzar a los sicarios del Cártel “queremos salir a pelear con el señor”, habrían dicho.Según el informe, el código rojo se activó a las 16:38 horas del 17 de octubre de 2019 y en el cual narra que los primeros en ser sometidos fueron dos guardias del área de barandilla que llegaron a la reja. Los reos de los ocho diferentes módulos que conforman el penal, que ya se encontraban armados, se congregaron ahí. Superaban en número y en armas a los policías.Fue entonces que los custodios fueron tomados como rehenes y obligados a llamar por radio a una de sus compañeras, quien al llegar y ver que sólo estaba un guardia abrió la reja, pero en esos momentos aparecieron los reos amotinados que se le echaron encima cuando intentó cerrarla.La sometieron y le quitaron su arma, una Glock calibre 9 milímetros, con la que se había armado por la alerta que había en la ciudad a causa de que “Los Chapitos”.La Silla Rota señala que entonces, la custodia también fue tomada como rehén por lo que fue obligada a abrir la reja. Los reclusos se dirigieron al área conocida como “callejón en donde se encontraban tres custodios más que al ver que los reos traían como escudos a sus compañeros, no dispararon. Otro de ellos fue tomado como rehén.Con los cuatro policías como protección, los presos caminaron a la puerta de salida que estaba cerrada. Entonces golpearon e hicieron un disparo hacia dentro del pórtico porque ahí se encontraba otro custodio que salió tras la detonación. Lo sometieron, le quitaron su arma y las llaves del pasillo que lleva a la salida.Al abrir, un grupo de 52 presos salió, pero antes, golpeó a uno de los custodios que tenía como rehén y lo aventó a la fosa de revisión de vehículos; a los demás se los llevaron para garantizar su huída.El jefe de seguridad del penal asegura que se encontraba en el pasillo que conduce a la puerta principal porque había recibido la información que gente vestida de civil estaba rodeando el penal “cuando de repente vimos aparecer a las personas privadas de su libertad llevando a los rehenes, no pudieron hacer nada ya que tenían armas cortas y largas”.Vista áerea del penal de Aguaruto, ubicado en Culiacán, Sinaloa (Foto: Google Maps)El mando, cuyo nombre se reserva en el informe, afirmó que lo encañonaron y despojaron de su arma, al tiempo que le dijeron que lo llevarían como canje para que el gobierno soltara “al señor”, pero que en el último momento, cuando lo llevaban sometido, logró zafarse y tirarse al piso mientras seguían escapando más reclusos.“Al observar que dichas personas se estaban brincando la cerca y la puerta de salida, nos levantamos y junto con los demás custodios, a los que ya habían soltado, nos regresamos al área de pórtico y procedí nuevamente a ordenar que se armaran para resguardar el penal, en virtud de que la cancha de futbol aún seguían personas privadas de la libertad que querían salir a pelear con el señor”, dice el informe en que el jefe de seguridad asegura que después de cerrar las puertas, apostó a su personal en ‘el azote (sic)’ y pidió apoyo a la policía estatal, “porque a la altura de las torres cuatro y cinco más pretendían escapar”.Al final, 52 presos salieron y amagaron a algunos automovilistas que transitaban por el penal para quitarles sus automóviles. La Secretaría de Seguridad del estado cuenta sólo a 47 evadidos, debido a que cinco fueron recapturados o se entregaron.Un ciudadano captó el momento en el que los reos del penal de Aguaruto se escaparon (Foto: captura de pantalla)De los que aún se encuentran prófugos, 35 habían sido sentenciados por delitos como privación ilegal de la libertad, contra la seguridad pública, contra la salud, secuestro y homicidio. Del total, 30 son considerados de alta peligrosidad y posiblemente vinculados al Cártel de Sinaloa.Esta no es la primera vez que se registra una fuga del penal de Aguaruto. De acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019 elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, arrojó hacinamiento de reos, autogobierno e insuficiencia de custodios.En julio de 2018 se evadieron Juan Grimaldi Paredes, presunto operador del Cártel de Sinaloa y Carlos de Jesús Salmón Higuera, de los Beltrán Leyva, identificado con Fausto Isidro Meza Flores, alias “El Chapo Isidro”. Ambos escaparon vestidos con uniformes de vigilantes. En marzo de 2017, se fugó Juan José Esparragoza Monzón, hijo del narcotraficante Juan José Esparragoza “El Azul”. En julio de ese mismo año, custodios realizaron una protesta ante la ingobernabilidad de la prisión, los lujos y protección que gozaban los narcotraficantes, pero fueron amenazados de muerte junto con miembros de la Comisión Estatal de los derechos humanos, por personal de la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa.MÁS DE ESTE TEMA:Así capturaron a Ovidio Guzmán, el hijo del Chapo: imágenes inéditas del operativo en CuliacánUna por una: estas fueron las fallas en la detención de Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo” GuzmánLa detención de Ovidio: la misteriosa llamada que desató el infierno en Culiacán

Fuente

Categories
General

Armas, rehenes y amenazas: el informe detallado de la fuga de reos en el penal de Aguaruto para salvar a Ovidio Guzmán

Ovidio Guzmán López (Foto arte: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)El 17 de octubre de 2019, la ciudad de Culiacán, Sinaloa se convirtió en un infierno. Esa tarde, alrededor de las 13:00 horas, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Policía Ministerial, comenzaron un operativo para capturar a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.Sabían que el vástago de quien fuera considerado el narcotraficante más poderoso del mundo de los últimos tiempos, se encontraba en un domicilio ubicado en una de las zonas residenciales más exclusivas de Culiacán.Fue alrededor de las 14:30 horas, que los elementos federales rodearon el inmueble del fraccionamiento de Tres Ríos y 20 minutos después, se reportaron las primeras balaceras en contra de los policías y los soldados.Ovidio salió al estacionamiento del inmueble, donde elementos de las Fuerzas Armadas lo detuvieron y lo invitaron a persuadir a sus hermanos para detener las intensas balaceras, narcobloqueos y caos en las calles de la capital sinaloense y que estaban poniendo en riesgo a la población.Ovidio Guzmán López y su medio hermano Iván Archivaldo Guzmán Salazar (Foto: especial)Pese a que Ovidio llamó a su hermano Iván Archivaldo, alias “El Chapito” a quien le aseguró ya se había entregado y que detuvieran las balaceras, no fue así. Las huestes del Cártel de Sinaloa desataron el caos y el pánico entre los ciudadanos.Pronto, las noticias de lo que sucedía en las calles llegaron a oídos de los reos del penal de Aguaruto. En cuanto supieron de la captura de Ovidio (quien fue liberado horas después), los presos sacaron sus armas, sometieron al personal de vigilancia de la reja de administración y lo usaron como escudo humano para evitar que el resto de custodios les dispararan.De acuerdo con el portal La Silla Rota que obtuvo el informe elaborado por el jefe de seguridad de centro penitenciario, los presos desarmaron a los custodios, abrieron la puerta y huyeron para reforzar a los sicarios del Cártel “queremos salir a pelear con el señor”, habrían dicho.Según el informe, el código rojo se activó a las 16:38 horas del 17 de octubre de 2019 y en el cual narra que los primeros en ser sometidos fueron dos guardias del área de barandilla que llegaron a la reja. Los reos de los ocho diferentes módulos que conforman el penal, que ya se encontraban armados, se congregaron ahí. Superaban en número y en armas a los policías.Fue entonces que los custodios fueron tomados como rehenes y obligados a llamar por radio a una de sus compañeras, quien al llegar y ver que sólo estaba un guardia abrió la reja, pero en esos momentos aparecieron los reos amotinados que se le echaron encima cuando intentó cerrarla.La sometieron y le quitaron su arma, una Glock calibre 9 milímetros, con la que se había armado por la alerta que había en la ciudad a causa de que “Los Chapitos”.La Silla Rota señala que entonces, la custodia también fue tomada como rehén por lo que fue obligada a abrir la reja. Los reclusos se dirigieron al área conocida como “callejón en donde se encontraban tres custodios más que al ver que los reos traían como escudos a sus compañeros, no dispararon. Otro de ellos fue tomado como rehén.Con los cuatro policías como protección, los presos caminaron a la puerta de salida que estaba cerrada. Entonces golpearon e hicieron un disparo hacia dentro del pórtico porque ahí se encontraba otro custodio que salió tras la detonación. Lo sometieron, le quitaron su arma y las llaves del pasillo que lleva a la salida.Al abrir, un grupo de 52 presos salió, pero antes, golpeó a uno de los custodios que tenía como rehén y lo aventó a la fosa de revisión de vehículos; a los demás se los llevaron para garantizar su huída.El jefe de seguridad del penal asegura que se encontraba en el pasillo que conduce a la puerta principal porque había recibido la información que gente vestida de civil estaba rodeando el penal “cuando de repente vimos aparecer a las personas privadas de su libertad llevando a los rehenes, no pudieron hacer nada ya que tenían armas cortas y largas”.Vista áerea del penal de Aguaruto, ubicado en Culiacán, Sinaloa (Foto: Google Maps)El mando, cuyo nombre se reserva en el informe, afirmó que lo encañonaron y despojaron de su arma, al tiempo que le dijeron que lo llevarían como canje para que el gobierno soltara “al señor”, pero que en el último momento, cuando lo llevaban sometido, logró zafarse y tirarse al piso mientras seguían escapando más reclusos.“Al observar que dichas personas se estaban brincando la cerca y la puerta de salida, nos levantamos y junto con los demás custodios, a los que ya habían soltado, nos regresamos al área de pórtico y procedí nuevamente a ordenar que se armaran para resguardar el penal, en virtud de que la cancha de futbol aún seguían personas privadas de la libertad que querían salir a pelear con el señor”, dice el informe en que el jefe de seguridad asegura que después de cerrar las puertas, apostó a su personal en ‘el azote (sic)’ y pidió apoyo a la policía estatal, “porque a la altura de las torres cuatro y cinco más pretendían escapar”.Al final, 52 presos salieron y amagaron a algunos automovilistas que transitaban por el penal para quitarles sus automóviles. La Secretaría de Seguridad del estado cuenta sólo a 47 evadidos, debido a que cinco fueron recapturados o se entregaron.Un ciudadano captó el momento en el que los reos del penal de Aguaruto se escaparon (Foto: captura de pantalla)De los que aún se encuentran prófugos, 35 habían sido sentenciados por delitos como privación ilegal de la libertad, contra la seguridad pública, contra la salud, secuestro y homicidio. Del total, 30 son considerados de alta peligrosidad y posiblemente vinculados al Cártel de Sinaloa.Esta no es la primera vez que se registra una fuga del penal de Aguaruto. De acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019 elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, arrojó hacinamiento de reos, autogobierno e insuficiencia de custodios.En julio de 2018 se evadieron Juan Grimaldi Paredes, presunto operador del Cártel de Sinaloa y Carlos de Jesús Salmón Higuera, de los Beltrán Leyva, identificado con Fausto Isidro Meza Flores, alias “El Chapo Isidro”. Ambos escaparon vestidos con uniformes de vigilantes. En marzo de 2017, se fugó Juan José Esparragoza Monzón, hijo del narcotraficante Juan José Esparragoza “El Azul”. En julio de ese mismo año, custodios realizaron una protesta ante la ingobernabilidad de la prisión, los lujos y protección que gozaban los narcotraficantes, pero fueron amenazados de muerte junto con miembros de la Comisión Estatal de los derechos humanos, por personal de la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa.MÁS DE ESTE TEMA:Así capturaron a Ovidio Guzmán, el hijo del Chapo: imágenes inéditas del operativo en CuliacánUna por una: estas fueron las fallas en la detención de Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo” GuzmánLa detención de Ovidio: la misteriosa llamada que desató el infierno en Culiacán

Fuente

Categories
General

Todas las imágenes nunca vistas del asalto a Culiacán para rescatar a Ovidio: el día que el Cártel de Sinaloa impuso su ley

Detención de uno de los hijos del Chapo Guzmán (YouTube: Gobierno de México)El gobierno de México dio a conocer hoy videos e imágenes inéditas del momento exacto de la captura de Ovidio Guzmán López, uno de los hijos del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán.Son seis videos, de distintos puntos y momentos, de la jornada violenta que se vivió el 17 de octubre en Culiacán, en el estado de Sinaloa, dejando un saldo de 8 personas muertas.En uno de ellos se ve cuando Ovidio Guzmán sale con las manos en alto del domicilio donde se le capturó. Realiza una llamada y se escucha que lo que le dice, según la información dada por la Sedena, su hermano Iván Archivaldo Guzmán: “Ya tranquilos. Paren todo, paren todo, no quiero más desmadres. Ya paren todo, ya paren todo. Ya me entregué”. le dice al hijo mayor de Guzmán Loera.Operativo de la fallida captura de Ovidio Guzmán (Infobae)También se escucha a un soldado que le indica al hijo de “El Chapo”: “Hey Ovidio, dile a tu jefe que pare todo, Ovidio dile a tu gente que pare todo”.Sin embargo, según dijo Luis Cresencio Sandoval, secretario del Ejército Mexicano; Iván Archivaldo no accedió a la petición de su hermano, al contrario, lanzó amenazas en contra de los elementos castrenses y su familia.En otra de las grabaciones se ve a un militar herido gravemente en una pierna. “Un herido. ¡Súbanlo aquí! (un vehículo militar). ¡Apoyo aquí, apoyo aquí, estamos en el Farallón!”, grita uno de sus compañeros.Video: Gobierno de México. (Infobae)El soldado herido fue impactado por un arma de calibre 50. Los médicos que lo atendieron tuvieron que apuntarle la pierna que le hirieron, explicó el secretario de la Defensa.El secretario del Ejército detalló paso a paso la operación, que resultó fallida, para detener a Ovidio Guzmán, a petición de una corte de Estados Unidos que lo acusa de asociación delictuosa, y que giró la orden de aprehensión el pasado mes de abril.Cronología del operativo de captura de Ovidio Guzmán2 de abril : Una corte de Columbia, en Estados Unidos gira la orden de aprehensión contra Ovidio Guzmán López por el delito de asociación delictuosa.El operativo fallido contra Ovidio Guzmán reveló un caos en coordinación de cuerpos de seguridad
(Foto: CUARTOSCURO.COM) (© CUARTOSCURO.COM/)13 de septiembre: Se solicitó de manera oficial al gobierno mexicano la detención provisional, con fines de extradición de Guzmán López.25 de septiembre. El gobierno de México solicita a un juez federal de Almoloya de Juárez la detención provisional con fines de extradición del hijo de “El Chapo”. Ese mismo día se resuelve la petición y se emitió la orden.4 de octubre. Se recibe la denuncia en el Ministerio Público de Culiacán.CULIACÁN, SINALOA, 17OCTUBRE2019.- Hombres armados han accionado armas de grueso calibre en diversos puntos de la capital, como en la zona de Tres Ríos, muy cerca del edificio de la Fiscalía General del Estado y posteriormente, sobre el cruce Enrique Sánchez Alonso y Universitarios, versiones no confirmadas dicen que los enfrentamientos se deben a la detención de Iván Archivaldo Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín Guzman “El Chapo”.
FOTO: CUARTOSCURO.COM7 de octubre. Se gira el oficio de investigación a la Guardia Nacional y se abre la carpeta.8 de octubre. Se emitió un oficio de colaboración al Ejército Mexicano, con la finalidad de brindar apoyo y garantizar la seguridad de los elementos de la Policía Federal que participarían en el operativo, debido al grado de peligrosidad del presunto delincuente.10 de octubre: La Guardia Nacional realiza un informe de gabinete observando las actividades de Ovidio Guzmán.11 de octubre. Se recibe el informe con los lugares que frecuentaba, horarios y las personas que entran al inmueble con armas de fuego.17 de octubre. Día del operativo para la captura de Ovidio Guzmán13:00 horas (Hora del Centro, en el horario del Pacífico es una hora menos) : La Guardia Nacional se presenta a la fiscalía de Culiacán para presentar la investigación.13:00 hrs. Se inician los preparativos en el lugar donde se desarrollaría el operativo para detener a Guzmán López. Confirmada la presencia del blanco en el objetivo, salen militares Externa del Campo Militar 9-A.15:00 hrs. Ovidio Guzmán llega con su familia al domicilio en donde se realizó la detención, ubicado en José Muro Pico del Fracc. “Tres Ríos”, Culiacán, Sinaloa.CULIACÁN, SINALOA, 17OCTUBRE2019.- Diversos enfrentamientos se registaron tras la detención de unos de los hijos de El Chapo Guzmán, hombres armados dispararon armas de grueso calibre en zonas muy concurridas por la población, camionetas baleadas y personas muertas se observaban en las calles.
FOTO: CUARTOSCURO.COM (© CUARTOSCURO.COM/)15: 30 hrs. Inicia la operación en Culiacán y se rodea el inmueble, estando Ovidio dentro en compañía de su familia.15:50 hrs. La Fuerza reporta encontrarse bajo agresión con proyectil de arma de fuego. Concluye la presentación del informe de investigación en la fiscalía. Se espera el aviso para el cateo. A esa misma hora comienzan las agresiones de integrantes del Cártel de Sinaloa. Roban vehículos que luego incendian, circulan por toda la ciudad con armas de alto calibre. Se desatan balaceras en distintos puntos de Culiacán.16:15 hrs. Los militares que entraron a la casa del hijo de “El Chapo”, salen al estacionamiento del inmueble (sin salir del domicilio) y es cuando se le toman las fotos filtradas en medios.FOTO: RASHIDE FRIAS /CUARTOSCURO (Rashide Frias/)16: 25 hrs. Se reportan los primeros militares heridos.16: 45 hrs. El Gabinete de Seguridad informa al Señor Presidente de las actividades desplegadas por la delincuencia en Culiacán.16:47 hrs. Reunión de vehículos con personas armadas en actitud hostil a proximidad del objetivo.16:50 hrs. Se reportan vehículos con gente armada rodeando las Bases Militares de Operaciones en Cosalá, Costa Rica y El Fuerte. Así como retención de personal Militar de dichas Bases.17: 45 hrs. En el aeropuerto de la Ciudad de México, el presidente López Obrador menciona que el Gabinete de Seguridad es quien informará de los hechos en Culiacán.18:04 hrs. Se registran agresiones a instalaciones y fuerzas militares en distintos puntos de la ciudad, así como despojo y quema de vehículos civiles; y fuga masiva de reos del penal de Aguaruto.FOTO: CUARTOSCURO18:49 hrs. Por decisión colegiada del gabinete de Seguridad Federal, se ordenó dar fin a la operación, cesando los desmanes, mientras las Fuerzas Operativas se replegaban.20: 17 hrs. La estructura delictiva libera a 1 oficial y 4 elementos de tropa que habían sido retenidos por los sicarios del Cártel de Sinaloa.19:30 hrs. Emite un mensaje el gabinete de Seguridad sobre lo que sucede en Culiacán y sale hacia Culiacán.El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, afirmó hoy que el “tropiezo táctico” del operativo para capturar a Ovidio Guzmán en Culiacán, Sinaloa, no debe invalidar en general la Estrategia Nacional de Seguridad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.FOTO: CUARTOSCURO”Se trató de una acción precipitada, cabe reconocerlo con toda honestidad, merece una crítica, pero no así la Estrategia Nacional de Seguridad. Siempre hay probabilidades de que un operativo salga mal, no obstante la experiencia de quienes lo llevan a cabo”, expresó el secretario.“Un tropiezo táctico no invalida la estrategia de seguridad en general”, dijo Durazo en la conferencia de prensa matutina del presidente López Obrador, en la que el gabinete de Seguridad presentó el informe detallado del operativo para capturar al presunto narcotraficante.De acuerdo con Sandoval, el plan era trasladar al hijo de Guzmán Loera desde su domicilio hasta el aeropuerto una vez realizada su detención, cuyo trayecto es de 25 minutos. Sin embargo, debido a la violencia y amenazas generadas por los sicarios del Cártel de Sinaloa, Ovidio Guzmán fue liberado por el Ejército Mexicano. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, indicó que estos videos y el informe se hicieron públicos, para que se comprendiera la “situación compleja” derivada de los hechos ocurridos en Culiacán a mediados de octubre.“Que se sepa todo lo que sucedió porque es demostrar en los hechos una circunstancia compleja, difícil y que se esta actuando con responsabilidad y lo más importante es la protección de los ciudadanos , el proteger la vida de los seres humanos en general”, dijo López Obrador en conferencia de prensa desde Palacio Nacional.El mandatario mexicano explicó que se hubieran necesitado más de 2.000 elementos del Ejército Mexicano, para tratar de repeler la amenaza del Cártel de Sinaloa.“Se iban a necesitar refuerzos de 2.000 O 3.000 elementos y se iba a necesitar que dispararán las ametralladoras, y teníamos toda la información de que estaban dispuestos a disparara a civiles, esto que hicieron de ir a las unidades habitacionales, entonces se actuó bien y por eso decidimos relatarlo, informar y todo va a ser así , no se va a ocultar nada”, explicó el presidente mexicano.

Fuente

Categories
General

El gobierno mexicano patrocinó con millones las narcoseries “La Piloto” y “Las Buchonas”

Livia Brito es la protagonista de la serie La PilotoLas narconovelas de La Piloto y Las Buchonas de Tierra Blanca, que abordan el tema del poder y el narcotráfico, fueron financiadas por el extinto fideicomiso Proméxico, quien destinó más de 17 millones de pesos durante el último año de gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto.De la ficción se fue a la realidad, ya que ambas telenovelas basaron sus historias en la vida que llevaban en Culiacán, Sinaloa, pero ahora la entidad trata de estabilizarse, luego de que el pasado de 17 de octubre, una balacera terminó con la tranquilidad de los pobladores y paralizó todo.Más de 60 familias dejaron sus hogares, ubicados en el complejo habitacional de la Colonia 21 de Marzo en Culiacán, después del fallido intento de capturar a Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo, reveló Reforma.Según las investigaciones, pistoleros de varias colonias y abordo de camionetas pick up desataron miedo y una serie de balaceras al enfrentarse con miembros del Ejército y de la Guardia Nacional.Fueron al menos cinco horas de terror para los habitantes que al escuchar las balas tuvieron que correr a esconderse donde fuera.De acuerdo con el portal Sinembargo, el dinero para las series es más de la mitad del fondo destinado para los desplazados sinaloenses, por la violencia que fue de 30 millones de pesos.Esas series fueron compradas por Blim de Televisa; sin embargo, no lograron dar la competencia que se necesitaba en el mercado de plataformas.Para su realización se invirtieron 17 millones 500 mil pesos, dinero que recibió la productora PS By Lemon.En 2018, la productora PS By Lemon -que antes se llamó Lemon films y fue constituida por Fernando y Billy Rovzar- obtuvo apoyo para realizar los dos trabajos.Las Buchonas son cuatro mujeres que basan sus vidas en el narcotráfico y el poder.Estudios Film S.A de C.V también recibió dinero para la serie de acción Run Coyote Run, dirigida y producida por Gustavo Loza, según reveló un informe de la Secretaría de Economía sobre fideicomisos y la Cuenta Pública de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).Proméxico es un fideicomiso de la Secretaría de Economía que fue creado en 2007 por iniciativa del gobierno de Felipe Calderón, para coordinar y ejecutar acciones de promoción de comercio exterior y atracción de Inversión Extranjera Directa (IED) que realicen dependencias y entidades de la administración pública.Asimismo, se dedicaba a promover la actividad exportadora y la internacionalización de empresas mexicanas, brindar asesoría y apoyar la participación de empresas y productores en misiones, ferias y exposiciones.Tras 12 años de operación, el presidente Andrés Manuel López Obrador, desapareció en mayo de este año, a Proméxico, quien tenía 46 oficinas en 31 países, entre los que destacan Estados Unidos, Canadá, China, Hong Kong, Alemania, Suiza, España, Bélgica, Japón y Colombia.Cabe resaltar, que con las teleseries de La Piloto y Las Buchonas, la plataforma Blim de Televisa S.A de C,V. buscó competir en el mercado “bajo demanda” de Netflix, YouTube y Claro Video (de Teléfonos de México) en un año en que Televisa registró pérdidas por falta de anunciantes.La Piloto due transmitida por Blim y por el canal de las Estrellas.La Piloto también fue transmitida por un tiempo, en el canal dos de Televisa. Las dos series tienen como protagonistas a mujeres.Narra la historia de Yolanda, una chica que sueña con ser piloto, quien termina volando avionetas utilizadas para transportar drogas en México, Colombia y Centroamérica. Fue creada por Jörg Hiller, producida por W Studios, en colaboración con Lemon Studios para Televisa y comenzó a transmitirse en el canal estadounidense de Univisión el 7 de marzo de 2017.La segunda temporada de La Piloto se transmitió en el canal de Las Estrellas, el 7 de octubre de 2018.La protagonista es Yolanda Cadena (Livia Brito), quien fue traicionada por su novio y exinstructor de vuelo, para evitar ir a la cárcel.En tanto, Las Buchonas son cuatro mujeres atraídas por el dinero y por ello se mezclan con narcotraficantes.Aurora, Yuliana, Manuela y Tabatha: son cuatro mujeres que se enredan en el mundo del poder y la droga.Vanessa Arias, Candela Márquez, Thali García y Alejandra Robles Gil son las protagonistas de Las BuchonasLa serie de drama criminal fue escrita por Andrés López, en colaboración con W Studios, Lemon Films, Televisa y Univisión.Vanessa Arias, Candela Márquez, Thali García y Alejandra Robles Gil son las protagonistas que dan vida a Las Buchonas de Tierra Blanca.Cuentan la historia del narcotráfico a través de la vida de cuatro mujeres vinculadas con el estado de Sinaloa.La telenovela se estrenó el 30 de noviembre de 2018 en la plataforma streaming de Blim y su última emisión se dio el 6 de abril de 2019.

Fuente

Categories
General

“Ya soltaron al Iván, falta nomás el Ovidio”: el misterio de la participación de Archivaldo Guzmán, el otro hijo del Chapo, en el infierno de Culiacán

Iván Archivaldo Guzmán. (Foto: Archivo) (unknown/)Desde hace una semana el rostro de Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, ha recorrido los noticiarios del mundo. La fotografía, donde luce un semblante desafiante, a pesar de que supuestamente estaba detenido por militares, se volvió emblemática.Sin embargo hay otro hijo de “El Chapo” que progresivamente ha aparecido en escena: Iván Archivaldo.La participación del hermano mayor de Ovidio en los funestos hechos de Culiacán aún no está clara, al igual que otros pasajes de una historia a la que todavía le faltan capítulos por escribir.Algunos reportes indican que Archivaldo fue capturado también el 17 de octubre, luego de un enfrentamiento con elementos del Ejército mexicano. Horas más tarde fue rescatado por miembros del Cártel de Sinaloa, para luego dirigir el operativo que rescataría a Ovidio y sometería a toda una ciudad a horas de verdadero terror.Las autoridades no han dado información alguna sobre el papel que habría desempeñado Archivaldo, heredero natural de Guzmán Loera, en está jornada violenta que evidenció el poder que aún tiene el Cártel de Sinaloa. Aún con “El Chapo” preso en los Estados Unidos, en una cárcel de máxima seguridad y purgando una sentencia cadena perpetua. Diversos enfrentamientos se registraron tras la detención de unos de los hijos de “El Chapo” Guzmán. (Foto: Cuartoscuro) (© CUARTOSCURO.COM/)Acabamos de tomar una decisión muy difícil, pero muy humana en el conflicto en Culiacán, Sinaloa, decidimos primero la vida de los seres humanos, no a la violencia El jueves pasado Culiacán se convirtió en un caos debido a las balaceras y a la movilización que integrantes del Cártel de Sinaloa realizaron por toda la ciudad para rescatar a su “patrón”, uno de los hijos del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, Ovidio Guzmán López, alias “El Ratón”.De acuerdo a la versión oficial, un grupo de 35 elementos del Ejército realizaron un operativo en “La Jolla”, una zona residencial exclusiva, con la intención de capturar a Guzmán López. Sin embargo, todo salió mal.Las diferentes zonas del ataque en Culiacán, Sinaloa (Infografía: Infobae)Los soldados sí lograron detener al hijo de “Chapo”, pero tuvieron que liberarlo horas más tarde ante la amenaza de los sicarios del Cártel de Sinaloa, de convertir a Culiacán en un campo de guerra. Así lo reveló el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, un día después en una conferencia de prensa en la que estuvieron presentes los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional y Marina, Luis Cresencio Sandoval y Rafael Ojeda, respectivamente, junto con el gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel.Según dijeron, los soldados se vieron superados por la situación, por lo que el Gobierno de México tomó la decisión de soltar al hijo de “El Chapo”, bajo el argumento de que así se podía proteger la vida de los ciudadanos de Culiacán.“Acabamos de tomar una decisión muy difícil, pero muy humana en el conflicto en Culiacán, Sinaloa, decidimos primero la vida de los seres humanos, no a la violencia”, dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, días después desde Oaxaca donde realizaba una gira de trabajo.(Foto: Cuartoscuro)Cuando integrantes del grupo criminal supieron que había sido detenido Guzmán López, se desató una ola de violencia por diversos puntos de Culiacán. Balaceras, bloqueos carreteros, incendios, liberación de más de 50 presos del penal de Aguaruto , y además, la amenaza de ir contra familiares de los soldados y personas inocentes.Fotos, videos y audios circularon rápidamente por redes sociales en donde se puede ver la magnitud de la ofensiva del cártel que comandaba “El Chapo”.Las autoridades han explicado que lo dejaron escapar a Ovidio para evitar una “masacre” , que el operativo falló porque los militares se precipitaron, eran pocos y carecían de una orden de cateo, que rápidamente los rebasó la ofensiva del Cártel de Sinaloa y que incluso sicarios se apostaron afuera de un complejo habitacional donde viven familiares de soldados para amenazar al gobierno.(Foto: Cuartoscuro)López Obrador, ayer reveló que desconocía que el Ejército iba a llevar a cabo un operativo para capturar a Ovidio Guzmán, antes de que se produjera.“Yo no estaba informado. No me informan en estos casos porque hay una recomendación general que se aplica, le que tengo mucha confianza en el secretario de la Defensa Nacional (Luis Cresencio Sandoval), y yo creo que tenía conocimiento la Secretaría de Defensa, porque desde luego hay mandos”, dijo el presidente.No descartó nuevos intentos de capturar a Ovidio Guzmán, pues “no puede haber impunidad”, aunque recalcó que en este tipo de acciones “hay que cuidar a la población”.(Foto: Cuartoscuro)Más de 600 soldados ya se integraron a los patrullajes en la capital de Sinaloa, que paulatinamente intenta regresar a la normalidad. El fin de semana fue sepultado con honores el miembro de la Guardia Nacional que falleció en una de las balaceras registradas el jueves. En total, 13 personas perdieron la vida ese día.“Agarraron a ‘Los Chapitos’, a los chilos”Han surgido versiones distintas a la de las autoridades. Aún no está del todo claro cómo fue el operativo para la captura, y el rescate del hijo de “El Chapo”, tampoco quienes o que organizaciones habrían estado involucrados en la planeación de dicho operativo. Se ha especulado que la DEA y el gobernador de Sinaloa podrían haber planeado la operación, en una reunión que sostuvieron semanas antes de que se intentará capturar a Ovidio Guzmán.Otra de las versiones que ha tomado fuerza es que su hermano mayor, Iván Archivaldo Guzmán Salazar, “El Chapito”, también, ese día, fue detenido y liberado.FOTO: CUARTOSCURO.COM“Agarraron a ‘Los Chapitos’, ‘a los chilos’”, se escucha en uno de los audios que se han filtrado y circulan por redes sociales.Según reportaron medios locales, luego de un enfrentamiento con militares, “El Chapito” fue aprendido. Los elementos castrenses aseguraron el inmueble y retuvieron al hijo mayor de “El Chapo”, sin embargo, unas horas más tarde lo habrían dejado ir debido a la ofensiva que montaron integrantes del Cártel de Sinaloa.Luego de esto, Archivaldo Guzmán habría orquestado el rescate de Ovidio.¿Ya ven? ya soltaron al Iván, ya soltaron al Iván, falta nomás el OvidioOvidio Guzmán López es uno de los muchos hijos de “El Chapo”, y es requerido por las autoridades tanto en México como en Estados Unidos. En febrero de este año, las autoridades estadounidenses lo acusaron a él y a su hermano, Joaquín Guzmán López, de conspirar para traficar drogas.A pesar de la ausencia de “El Chapo” Guzmán, padre de Ovidio y Archivaldo, el Cártel de Sinaloa sigue teniendo fuerza en la región, en México y diversos países. Así lo demostraron el jueves pasado al organizar velozmente una poderosa embestida que obligó al gobierno mexicano dejar en libertad a los hijos de Guzmán Loera.Balacera en Culiacán (Infobae)“Pendiente plebada, ya rescataron al patrón”, celebra un hombre y otro añade “¿ya ven? ya soltaron al Iván, ya soltaron al Iván, falta nomás el Ovidio“.En la primera explicación que dio el titular de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, dijo que había elementos castrenses estaban realizando un patrullaje en “La Jolla”, cuando hombres, desde el interior de una vivienda, comenzaron a dispar en contra de los soldados, por lo que se revisó la propiedad llevándose a cabo la detención de los hombres al interior.Posteriormente las autoridades tuvieron que recular y especificar que sí fue un operativo de captura, que sí hay una orden de aprensión, y que sí hay una orden de extradición a los Estados Unidos en contra de Ovidio Guzmán. “No hay que perder de vista el contexto, son muchos años de violencia en el país, las expresiones de violencia como la que vimos ayer no nació de un día para otro, son años, acaso décadas de corrupción e impunidad que han desembocado en el empoderamiento de grupos criminales que actúan, obviamente al margen de toda noción de legalidad y sin límite alguno. Ningún pacto, absolutamente ningún pacto con el crimen organizado”, indicó el secretario de Seguridad Pública, en la conferencia de prensa que se llevó a cabo en Culiacán un día después.Según esta versión, luego de que fue rescatado Archivaldo, fue él mismo quien encabezó la movilización para liberar a su medio hermano, que incluyó la liberación de medio centenar de reos del penal, a los que armó y los incorporó a las acciones de rescate.(Foto: Cuartoscuro) (JUAN CARLOS CRUZ/) También vinieron refuerzos de varios municipios aledaños a Culiacán. La alerta de que varios convoy de presuntos sicarios del Cártel de Sinaloa se enfilaban hacía la capital de Sinaloa por la carretera Mazatlán- Culiacán, la tarde del 17 de octubre, acrecentó el clima de tensión que se respiraba en la ciudad.Camionetas con hombres fuertemente armados, provenientes de Escuinapa, Villa Unión, San Ignacio, de la comunidad de Costa Rica, El Fuerte; tenían como objetivo llegar a Culiacán para apoyar a las operaciones de rescate de Ovidio, amenazando con hacer de Sinaloa un campo de batalla.Un video que circuló en redes sociales se ve en Villa Unión a las tres camionetas, una gris y dos de color cobre, con hombres portando chalecos tácticos y armas de asalto.Una cuarta camioneta color negro se habría unido en el puerto sin que nadie los detuviera, hasta llegaron a una gasolinera a cargar combustible.A las 17:55 horas se reportó a través de C4 la salida de más de 20 camionetas con gente armada, vestida de civiles y ropa tipo militar.Anteriormente se pensaba que los hijos de “El Chapo”: Ovidio Guzmán López, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo, conocidos en conjunto como “Los Chapitos”, estaban en conflicto con Ismael “El Mayo” Zambada, por el liderazgo del cártel, luego de que fuera detenido y extraditado a EEUU su padre. Pero ese jueves demostraron que el Cártel de Sinaloa aún es lo bastante fuerte como para sobrepasar a las fuerzas de seguridad.Para montar un operativo de rescate de tal magnitud y con tanta rapidez, doblegar al gobierno federal, y finalmente salirse con la suya, que fue la liberación de Ovidio, detrás solo puede estar un capo de la talla de Ismael ‘El Mayo’ Zambada, quien lleva más de 30 años al frente de la organización criminal.En la refriega en Culiacán “se palpó” la intervención de Zambada, según dijo Jack Riley, un exagente de la DEA, al semanario Proceso.De acuerdo a Riley, “El Mayo” evitó que el hijo de Guzmán Loera terminara como su padre en una prisión de Estados Unidos.Este rescate también habría demostrado que entre los jefes del cártel no se rompió con el juicio a “El Chapo” en Nueva York, en el cual su hermano Jesús ‘El Rey’ Zambada y su hijo Vicente ‘El Vicentillo’ Zambada, testificaron en contra de Guzmán a cambio de que las autoridades estadounidenses les redujeran sus condenas.“En Culiacán y en ningún lugar de Sinaloa se mueve un dedo sin la bendición y autorización del verdadero capo de capos, quien es ‘El Mayo’ Zambada. La protección a los hijos de ‘El Chapo’ fue muy clara. En especial ahora con Ovidio”, aseguró el periodista Jesús Esquivel, en un video en su cuenta de Twitter.Ivan Archivaldo Guzmán. (Foto: Archivo)Esquivel afirma también, que fue Zambada quien en agosto de 2016 rescató a dos hijos de “El Chapo” cuando fueron secuestrados por sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en un restaurante en Puerto Vallarta, Jalisco; mientras que Guzmán Loera esta preso esperando su extraditación.La agrupación criminal sigue siendo uno de los cárteles más poderosos del país, debido a la horizontalidad en la distribución del poder y en la toma de decisiones.La reunión entre la DEA y el gobernador de SinaloaUn mes antes de que se diera el fallido operativo para la captura de Ovidio Guzmán, el gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel, sostuvo una reunión, de carácter privado, con el director interino de la DEA, Uttam Dhillo.De acuerdo al semanario RíoDoce, el encuentro se dio por invitación del gobierno estatal, en donde Ordaz Coppel le presentó al funcionario estadounidense los resultados que ha tenido su administración en el combate al crimen organizado: disminución de la violencia y la destrucción de laboratorios de metanfetaminas.El gobernador pidió a la DEA que quitara a Sinaloa de la lista de estados que no deben visitar los estadounidenses, y dinero para comprar tecnología para mejorar sus sistemas de seguridad, así lo reportó el semanario cuando se hizo pública dicha reunión.“Mi planteamiento fue precisamente de apoyo de recursos para equipos… penales y todo lo que ayuda a ir fortaleciendo los sistemas de seguridad, pero hay que entender que será muy limitados, pero es algo que no tenemos y lo que venga va a ser muy bueno… Yo lo que aprecio y veo, sobre todo en tema de cursos, de capacitación, y bueno, el que vengan, pues… nunca había venido a Sinaloa, entonces creo que fue una buena base de reconocimiento al trabajo”, declaró Quirino Ordaz.La petición se hizo en una reunión breve, que sirvió como antesala para una reunión nacional en la que se tratarán asuntos bilaterales con el Gobierno de Estados Unidos, respecto a los recursos del Plan Mérida para el combate al crimen organizado.Un mes después, Ovidio Guzmán López fue capturado por elementos del Ejército y de la Guardia Nacional, sin embargo, estos se vieron rodeados por miembros del cártel de Sinaloa, por lo que decidieron retirarse del lugar, dejando libre al hijo de “El Chapo”.La captura se dio por una orden de aprehensión con fines de extradición a Estados Unidos, informaron el presidente Andrés Manuel López Obrador y Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC). Ovidio y su hermano Alfredo, habrían asumido el liderazgo de una parte del Cártel de Sinaloa, desde la extradición de su padre a Estados Unidos en enero de 2017. La novia de Ovidio Otra de las versiones que circuló entorno a la detención de Ovidio Guzmán, es que se llevó a cabo debido a que las autoridades estuvieron investigando meses antes a la novia del hijo de Guzmán.Según dicha versión, la casa en donde ocurrieron los hechos pertenece a la pareja sentimental de Ovidio, y fue la primera persona localizada para después realizar la captura. Aunque horas después tuvieron que ponerlo en libertad nuevamente.Aún no se sabe cómo fue que pudieron dar con el paradero de uno de los hijos de “El Chapo”, uno de los narcotraficantes más poderosos de México. Ni tampoco por qué fue que montaron un operativo con tan solo 30 soldados para su arresto en Culiacán, tierra del Cártel de Sinaloa. La estrategia de Seguridad y filosofía de López Obrador(Foto: EFE)”La política no es un fin, la Revolución no es un fin: son medios para hacer hombres a los hombres. Nada es sagrado excepto el hombre. Hay algo frágil, débil, pero infinitamente precioso, que todos debemos defender: la vida”, escribió el presidente López Obrador en sus redes sociales, un día después del fallido operativo en Culiacán.,La dedicatoria es una cita del artillero mexicano y héroe de la Revolución Mexicana, Felipe Ángeles, y tiene lugar luego de que los ciudadanos criticaran su estrategia de seguridad con relación a la liberación de Ovidio Guzmán.El presidente mexicano recibió fuertes críticas de algunos sectores políticos y sociales, luego de que el gobierno reconociera que se tomó la decisión de liberar al hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, ante el amago de integrantes del Cártel de Sinaloa de convertir en un campo de guerra la ciudad de Culiacán.Durante los días posteriores al conflicto en Sinaloa, ha reiterado que lo fundamental para su administración es garantizar la seguridad pública y no operativos “para que se cuelguen medallas, no nos importa tanto eso, lo que nos importa es la seguridad del ciudadano”, porque son distintas las prioridades a los anteriores gobiernos.“Por eso no nos afecta, lo digo sinceramente y me siento hasta bien, después de una situación como la de Culiacán , el haber avalado la decisión de suspender ese operativo que pudo causar la perdida de mucha gente y lo de menos es lo político”, expresó López Obrador en una de sus habituales conferencias de prensa desde Palacio Nacional.“Quiero agradecerle al Ejército, a los soldados que es pueblo uniformado, por la manera en que nos están ayudando para no utilizar la fuerza, porque podemos resolver los problemas mediante el diálogo, mediante el acuerdo, no con lo irracional del uso de la fuerza, la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia”.“La filosofía”, de su gobierno en materia de seguridad es distinta a la de administraciones anteriores que “enfrentaron la violencia con violencia”, la cual no dio resultados y únicamente “enlutaron a México” convirtiéndolo en un cementerio.“La paz, la tranquilidad, no la discordia, no el odio, no la violencia; la hermandad, el amor al prójimo, esa es la filosofía, esa es la doctrina de este gobierno. No nos importa que los conservadores, los adversarios quieran que se gobierne de de otra manera, ellos ya lo hicieron y no dio resultados”.El lunes desde Palacio Nacional, tras la oleada de críticas por la actuación del gobierno, López Obrador dijo: “Yo siempre creo mucho en la sabiduría de la gente y sé que la mayoría de los mexicanos aprobó la decisión del Gobierno”.Una encuesta realizada por Consulta Mitofsky para el periódico El Economista, el 79% de los habitantes de Sinaloa considera que el Gobierno federal hizo lo correcto al liberar a Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo“. El 53% de población a nivel nacional opinó de la misma manera.Mientras, una encuesta de El Financiero dice que el Presidente Andrés Manuel López Obrador mantuvo su popularidad después de haber avalado la suspensión del operativo.Según la consulta del diario Reforma, el 49% de los mexicanos reprobó la decisión de liberar a Ovidio Guzmán, mientras que el 45% cree que fue lo correcto.A pesar de que AMLO, como se le conoce en México al presidente, negó que la liberación del líder criminal muestre debilitamiento del Estado, el 56% de los mexicanos ve a los narcos más fuertes. Solo el 33% consideró que el Gobierno es más poderoso.MÁS SOBRE ESTE TEMALa acusación de un Gran Jurado de EEUU a Ovidio Guzmán López que desató los eventos en CuliacánA cinco días de la liberación de Ovidio Guzmán: los sicarios del Cártel de Sinaloa ya se pasean por Culiacán impunes y triunfantesLo que no se vio del asalto a Culiacán: así sitió el Cártel de Sinaloa al Ejército

Fuente