Categories
General

Inédito hallazgo en Birmania de espermatozoides de 100 millones de años

Un equipo internacional de paleontólogos descubrió en un pedazo de ámbar analizado en Birmania unos espermatozoides fosilizados de un minúsculo crustáceo que tendrían 100 millones de años y son los más antiguos encontrados hasta ahora.Según explicó el equipo de investigadores dirigido por el doctor Wang, de la Academia china de Ciencias, en un artículo publicado el miércoles en la prestigiosa revista científica Journal of Royal Society, hasta el momento, los espermatozoides fosilizados más antiguos hallados por los científicos tenían 17 millones de años.El animal al que pertenecen estos espermatozoides es un ostrácodo denominado por los científicos “Myanmarcypris hui”, una especie que mide menos de un milímetro y que existe desde hace 500 millones de años y está presente hoy en océanos, lagos y ríos.Durante el periodo Cretácico, que comenzó hace 145 millones de años y terminó hace 66, los ostrácodos estudiados vivían probablemente en las costas de la actual Birmania, donde se vieron atrapados en un cúmulo de resina de árbol.Los espermatozoides hallados se encontraron dentro de un ejemplar hembra, lo que indica que tuvo que ser fecundada antes de verse atrapada en el ámbar.La segunda particularidad del hallazgo es que estos espermatozoides son considerados “gigantes” porque podían medir cuatro veces más que el macho progenitor.”Esto equivaldría a (un espermatozoide) de 7,30 metros en un hombre de 1,70 metros, es decir, ¡hace falta mucha energía para producirlos!”, explicó a la AFP Renate Matzke-Karasz, de la universidad Ludwig-Maximilians de Múnich, que es la coautora del estudio.Se trata por tanto de una especie de excepción, ya que todos los machos, el hombre incluido, producen decenas de millones de espermatozoides minúsculos. Pero este ostrácodo favorece la calidad de sus espermatozoides por encima de la cantidad.Según la investigadora, la hembra también jugaría un papel muy importante en el proceso ya que sus órganos reproductores deben adaptarse para recibir a este espermatozoide gigante.Este descubrimiento muestra que la “reproducción con espermatozoides gigantes no es una extravagancia de la evolución en vías de extinción sino una ventaja importante a largo plazo para la supervivencia de la especie”, consideró Matzke-Karasz.dac/oaa/bl/mis

Fuente

Categories
General

¿Los cocodrilos cruzaron el Atlántico para conquistar América?

Un fósil de un ejemplar de una especie de cocodrilo africano extinta reveló similitud con los reptiles estadounidenses modernos, alimentando la teoría de un posible cruce del Atlántico hace 5 millones de años, de acuerdo a un estudio publicado este jueves.Los autores de este trabajo, divulgado por la revista Nature Scientific Reports, especulan con la posibilidad de que los alligatores estadounidenses sean descendientes de una sola hembra de esta antigua especie africana que, fecundada, habría sido arrastrada por las corrientes oceánicas hasta América.Un cráneo de cocodrilo de la especie “C. checchiai” fue encontrado en 1939 en As Sahabi, en Libia y fue conservado en el museo de Ciencias de la Tierra de la universidad Sapienza de Roma en bastante buen estado, a pesar de tener 7 millones de años.Recientemente el cráneo de casi 50 cm de longitud fue escaneado y al realizarse imágenes en tres dimensiones reveló secretos de su anatomía: “C. checchiai” tenía una protuberancia sobre su mandíbula, lo que le brindaba un perfil convexo.Algo que no se encuentra en ninguna especie de cocodrilo de otra parte de África, pero sí en cuatro especies que habitan actualmente en América, y en una extinta que habitaba el territorio de la actual Venezuela.Por lo tanto, esta particular estructura esquelética común sugiere una evolución compartida entre “C. checchiai” y estos cocodrilos americanos.Análisis morfológicos y moleculares complementarios apoyaron esta tesis al concluir que este antepasado africano se podía encontrar en la base del árbol filogénico (mutaciones compartidas, en este caso) de cocodrilos, y podría ser el eslabón perdido entre los linajes africanos y estadounidenses.Pero, ¿cómo se mezclaron estas ramas?  El estudio sugiere que los grandes reptiles podrían haber emigrado de África a América y luego dispersarse en el continente, en la era del Mioceno, o sea, entre 11 y 5 millones de años atrás.No obstante el Atlántico ya representaba “una gigantesca barrera en cuanto a la paleobiogeografía (distribución geográfica de organismos)”, señaló a la AFP Massimo Delfino, principal autor del estudio.Pero la existencia de varias corrientes oceánicas, en particular la ecuatorial del norte, probablemente haya facilitado la dispersión de los cocodrilos, destaca este investigador de la universidad de Turín (norte).La especie extinta “C. checchiai” es también cercana a una especie actual de Australasia, “capaz de recorrer casi 500 km en un mes simplemente flotando y dejándose transportar por las corrientes, como lo han mostrado imágenes satelitales”.mh-juc/rh/dlm/age/mb

Fuente

Categories
General

Hallan en Argentina fósil de rana de dos millones de años

Paleontólogos argentinos hallaron restos fósiles de una especie de rana que vivió en el centro del país sudamericano hace aproximadamente dos millones de años, divulgó este lunes la agencia de Ciencia y Técnica de la Universidad Nacional de La Matanza.”Es poquísimo lo que aún sabemos sobre ranas y sapos prehistóricos”, señaló Federico Agnolin, investigador del Museo Argentino de Ciencias Naturales. “Las ranas y sapos son muy sensibles a las modificaciones climáticas y ambientales por lo que son fuente importante de información para comprender los climas del pasado”, añadió.El hallazgo se realizó a 44 metros de profundidad mientras se excavaba para la perforación de un pozo de agua en San Pedro, a 180 km al norte de la capital argentina.Se trata de “un húmero muy pequeño de un diminuto anfibio, distinto de los escuerzos y las ranas arborícolas” precisó el investigador.De acuerdo al especialista, el pequeño fósil pudo ser identificado pese a su tamaño debido a que los anuros, grupo al que pertenecen las ranas y sapos, poseen una estructura particular en el extremo distal del húmero en la articulación que forma el codo.Esta peculiar forma les permite tener gran agilidad para realizar movimiento rápidos y saltos.”Poder conocer la existencia de una nueva especie de anfibio proveniente de finales del Plioceno-principios del Pleistoceno es un aporte muy importante para la paleontología argentina”, concluyó Agnolin.sa/rsr

Fuente

Categories
General

El Homo Erectus se extinguió hace 110.000 años, revela estudio

El Homo Erectus, uno de los antepasados del hombre moderno, se habría extinguido hace 110.000 años en la isla de Java en Indonesia, afirma un estudio publicado este miércoles en la revista Nature.”Por primera vez hemos establecido de manera convincente el momento exacto de la extinción del Homo Erectus, uno de nuestros antepasados más importantes”, dijo a la AFP Kira Westaway, de la universidad de Macquarie en Australia y coautora del estudio.En la década de 1930 se descubrieron restos fósiles de Homo Erectus, 12 trozos de cráneo y 2 huesos de piernas, en el sitio de Ngandong, a orillas del río Solo en la isla de Java, pero en ese momento no se pudieron fechar.Los estudios sugieren que el Homo Erectus fue de los primeros antepasados del hombre moderno en abandonar el hogar ancestral africano hace 1,8 millones de años.”El Homo Erectus de Ngandong tiene el cerebro más grande y la frente más alta de todos los Homo erectus conocidos, un signo de un cambio evolutivo importante”, sostuvo Westaway.”Fechar este cambio es crucial para la interpretación y comprensión de nuestros primos lejanos”, añadió.Al combinar varias técnicas de datación, los investigadores pudieron establecer que los huesos tenían entre 117.000 y 108.000 años.”Esto confirma que Ngandong es el sitio Homo Erectus más reciente en el mundo”, dijo Russell Ciochon, de la universidad de Iowa, Estados Unidos, y coautor del estudio.Esta datación permite a los investigadores explorar las causas de su extinción: el hecho de que estas fechas coincidan con el inicio de una era interglacial “proporciona la primera pista potencial”.Por otro lado, elimina de toda responsabilidad del Homo Sapiens, que habría llegado a esta área después de la desaparición del Erectus.”Estos resultados muestran claramente que las afirmaciones anteriores (…) según las cuales Homo Erectus y los humanos modernos habría coexistido en esta región son erróneas”, dice Kira Westaway.Pero, en cambio podrían haber conocido al hombre de Denisova, misteriosos primos extintos identificados en 2010.”Sospechamos que esta especie (Denisova) llegó al sudeste asiático y pudo haber interactuado con el Homo Erectus de Ngandong (…) Pero esto está aún por probarse”, explicó la investigadora.lc/ial/cam/mb/age

Fuente

Categories
General

El Homo Erectus se extinguió hace 110.000 años, revela estudio

El Homo Erectus, uno de los antepasados del hombre moderno, se habría extinguido hace 110.000 años en la isla de Java en Indonesia, afirma un estudio publicado este miércoles en la revista Nature.”Por primera vez hemos establecido de manera convincente el momento exacto de la extinción del Homo Erectus, uno de nuestros antepasados más importantes”, dijo a la AFP Kira Westaway, de la universidad de Macquarie en Australia y coautora del estudio.En la década de 1930 se descubrieron restos fósiles de Homo Erectus, 12 trozos de cráneo y 2 huesos de piernas, en el sitio de Ngandong, a orillas del río Solo en la isla de Java, pero en ese momento no se pudieron fechar.Los estudios sugieren que el Homo Erectus fue de los primeros antepasados del hombre moderno en abandonar el hogar ancestral africano hace 1,8 millones de años.”El Homo Erectus de Ngandong tiene el cerebro más grande y la frente más alta de todos los Homo erectus conocidos, un signo de un cambio evolutivo importante”, sostuvo Westaway.”Fechar este cambio es crucial para la interpretación y comprensión de nuestros primos lejanos”, añadió.Al combinar varias técnicas de datación, los investigadores pudieron establecer que los huesos tenían entre 117.000 y 108.000 años.”Esto confirma que Ngandong es el sitio Homo Erectus más reciente en el mundo”, dijo Russell Ciochon, de la universidad de Iowa, Estados Unidos, y coautor del estudio.Esta datación permite a los investigadores explorar las causas de su extinción: el hecho de que estas fechas coincidan con el inicio de una era interglacial “proporciona la primera pista potencial”.Por otro lado, elimina de toda responsabilidad del Homo Sapiens, que habría llegado a esta área después de la desaparición del Erectus.”Estos resultados muestran claramente que las afirmaciones anteriores (…) según las cuales Homo Erectus y los humanos modernos habría coexistido en esta región son erróneas”, dice Kira Westaway.Pero, en cambio podrían haber conocido al hombre de Denisova, misteriosos primos extintos identificados en 2010.”Sospechamos que esta especie (Denisova) llegó al sudeste asiático y pudo haber interactuado con el Homo Erectus de Ngandong (…) Pero esto está aún por probarse”, explicó la investigadora.lc/ial/cam/mb/age

Fuente

Categories
General

Hallan primeros fósiles de dinosaurio en Ecuador

Los restos de un dinosaurio de la era del Cretácico fueron hallados en la provincia andina de Loja (sur y fronteriza con Perú), el primero en territorio ecuatoriano, anunció el viernes la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), que auspició la investigación.”Un primer dinosaurio para el Ecuador (…) un hallazgo fruto del trabajo de la investigación en alianza con especialistas de Argentina”, anunció Juan Pablo Suárez, vicerrector de investigaciones de la UTPL, en conferencia de prensa ofrecida en la ciudad Loja, capital de la provincia del mismo nombre.El investigador Galo Guamán ratificó que “los estudios han determinado que se trata de un titanosaurio por primera vez en el Ecuador”.Sería una nueva especie, que fue nombrada como Yamanasaurus lojaensis, en referencia a la localidad del hallazgo: Yamana, que se sitúa en el valle Casanga, cantón Paltas, provincia andina de Loja, en el suroeste de Ecuador, en la frontera sur, detalló el científico ecuatoriano.El material analizado consiste en restos de un esqueleto desarticulado e incompleto y entre los huesos descubiertos destacan dos vértebras del sacro, una de la cola y restos del húmero, radio y tibia.El estudio lo describe como un ejemplar “que era de huesos cortos y gruesos, de pequeño tamaño, de hasta seis metros de largo, y de entre dos a tres metros de alto; robustos y con coraza protectora”.El equipo científico estuvo liderado por el paleontólogo argentino, Sebastián Apesteguía, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de su país junto a su compatriota Pablo Ariel Gallina, y los ecuatorianos Jhon Soto, Guamán y José Tamay, docentes de Geología de UTPL.dsl/yow

Fuente