Categories
General

Un poderoso intendente del GBA advirtió sobre la suba de casos y pidió tomar medidas para ralentizar los contagios

El fuerte incremento de casos de coronavirus de las últimas semanas preocupa a los intendentes, atentos a evitar el colapso de un sistema de salud que desde el comienzo de la pandemia no se veía tan exigido como ahora.
En este contexto, el jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, fue uno de los primeros en salir a pedir “disposiciones extraordinarias” que limiten aún más la circulación de personas y, en consecuencia, el riesgo de contagio del virus.“Hasta vacunar a toda la población de riesgo, debemos disminuir urgentemente la circulación del virus y darle ayuda económica a cada argentino que sea perjudicado por estas disposiciones extraordinarias”, expresó el intendente lomense. Desde su municipio enfatizan la necesidad de buscar la forma de compensar a quienes se vean perjudicados por cualquier medida que se tome, pero entienden que será inevitable un nuevo cierre de actividades parecido al del comienzo de la pandemia para evitar una situación catastrófica en materia sanitaria.

Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora.

En Lomas de Zamora, el promedio de casos diarios registrados por el sistema de Salud provincial durante la semana del lunes 29 de marzo al domingo 4 de abril fue de 168, lo que representa un aumento del 34% en relación con el promedio de la semana anterior y del 95% en comparación con la última semana de febrero. Y todavía está latente una posible oleada de contagios provenientes de las reuniones de Semana Santa.Hasta el 30 de marzo, cuando la Provincia dispuso el cierre de actividades nocturnas entre las 2 y las 6 de la mañana, los bares, restoranes y locales gastronómicos en general de Lomas estaban habilitados para funcionar todas las noches hasta las 5 AM. Ahora Insaurralde, sin puntualizar en ninguna actividad vidad en particular, pidió que las aperturas se limitaran aún más.“No se trata de que nos guste o no nos guste restringir. Por supuesto que queremos que la economía funcione pero la segunda ola es una realidad mundial. Debemos tomar decisiones urgentes para disminuir la circulación del virus y darle ayuda económica a cada argentina y argentino que sea perjudicado por estas disposiciones extraordinarias”, reclamó Insaurralde.

Martín Insaurralde y Axel Kicillof el 4 de marzo en La Plata.

En este último sentido, recordando la experiencia con los programas de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), implementados en la primera ola de la pandemia de Covid 19, aseguró que “la asistencia debe ser proporcional a las horas de producción que se pierdan” y que “como en esta oportunidad se tratará de un lapso de cierre más corto, el Estado deberá hacer el esfuerzo de garantizar 100% de los ingresos a cada una de las actividades que se vea afectada”.“Todos ansiamos que pronto llegue la nueva normalidad y para eso es vital ganar tiempo y lograr vacunar a toda la población de riesgo. De esta forma caerá drásticamente la mortalidad y requerimiento de atención crítica y ahí sí podremos convivir con el virus sin que peligre la vida de tanta gente”, completó el intendente.En otro sentido, a la vez que solicitó que el gobernador Axel Kicillof tome medidas más firmes que las dispuestas hasta el momento, Insaurralde destacó lo hecho por el gobierno bonaerense en cuanto a vacunación y fortalecimiento del sistema sanitario.El mensaje salido desde Lomas de Zamora fue claro: no se trata de confrontar con el Gobernador sino de apurar decisiones que los intendentes esperan con urgencia ante el temor de que la situación con el Covid se torne caótica.“Con la llegada de más vacunas, se está acelerando el proceso de inmunización, que este mes progresará de manera mucho más potente. Solamente en este fin de semana, se enviaron más de 300.000 turnos en la Provincia y la expectativa es triplicar el ritmo inicial en las próximas semanas”, destacó el jefe comunal.“A diferencia del año pasado, esta segunda ola nos encuentra muchísimo mejor preparados. Por decisión del presidente Alberto Fernández y del gobernador Axel Kicillof, junto a las y los intendentes, en 2020 logramos incorporar más de 1.300 nuevas camas al sistema público bonaerense, mientras que prepandemia había solo 883. En Lomas de Zamora, entre el sector público y privado, prepandemia había 115 camas de terapia, hoy son 175 a partir de la construcción del nuevo Hospital Modular de Fiorito, la ampliación del sector de UTI del Hospital de Llavallol y las 19 obras de remodelación en unidades sanitarias de atención primaria”, detalló e indicó que “el sistema sanitario de la Argentina nunca colapsó y es el mejor de la región”.

Mirá también

Axel Kicillof reclamó compartir el costo de las restricciones y un intendente pidió limitar la circulación de gente

Rebrote de Coronavirus: por primera vez un municipio del GBA admite que el 100% de las camas están ocupadas

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Lomas De ZamoraMartín InsaurraldeGran Buenos AiresCoronavirus En Argentina

Fuente

Categories
General

Un veneno poderoso que es el nuevo elixir de los gurúes californianos

“Es como si tuvieras fiebre o una reacción alérgica importante”, dijo Julia Allison, de 39 años, que ahora es estratega de medios de comunicación de empresas de tecnología en San Francisco, recordando su primera vez tomando kambo, una sustancia venenosa de una rana amazónica que está de moda como un medicamento milagroso para el bienestar.
“Entonces tu cara empieza a explotar”.”Lo llaman ‘cara de rana'”, dijo Allison.

Un usuario de kambo. (Jason Henry/The New York Times)

“Parece como si un cirujano plástico famoso hubiera manejado por tu cara, como Kim Kardashian en un espejo de una casa de diversión.Y luego, de repente, tienes unas náuseas increíbles. Básicamente vas de cero a la peor gripe de tu vida en 60 segundos”. El Kambo, usado durante mucho tiempo por algunas tribus indígenas de Sudamérica como una especie de vacuna para la selva, no es una droga recreativa. No tenés un trip entre árboles naranjas cielos de mermelada. En cambio, vomitás. Al tomar kambo, el objetivo es purgar no sólo las llamadas “toxinas” atrapadas en tu cuerpo sino también, según los devotos, el trauma psicológico y el mal juju en general.

Los utensilios de Steve Dumain para usar kambo. (Jason Henry/The New York Times)

La idea es hacerte sentir horrible para que después te sientas maravilloso.Sus defensores lo describen como, esencialmente, una limpieza de apio crudo a escala termonuclear para el cuerpo y el alma. Kambo se está haciendo popular entre la misma multitud de elites de la Nueva Era costera – psiconautas del Hombre Ardiente, disruptores de Silicon Valley, prosélitos de plantas medicinales – que se reunieron alrededor del ayahuasca, el alucinógeno té de la selva tropical, hace una década. Y los usuarios deben ser advertidos: la trascendencia tiene un precio. “Fue la peor experiencia de mi vida”, dijo Allison. “Y no puedo esperar a hacerlo de nuevo”.¿Una vacuna para la selva? Técnicamente hablando, el kambo es una secreción tóxica parecida a un pegamento que se libera en la piel de una rana mono gigante, conocida por los herpetólogos como Phyllomedusa bicolor, cuando el anfibio se siente amenazado.

Agua para la ingestión antes de usar kambo. (Jason Henry/The New York Times)

Los Kachinaua, Kurina y Kanamari han utilizado el kambo para tratar diversas enfermedades, aumentar la resistencia y evitar la mala suerte.Para cosechar la sustancia, recorren el bosque, escuchando el particular canto de la rana.Cuando capturan una, suelen atar a la rana con las extremidades cruzadas, la colocan cerca de un fuego para inducirle estrés, y luego le frotan la piel con pequeños palillos, que funcionan como agujas hipodérmicas para administrar la droga, según un informe de 2018 de Jan Keppel Hesselink, profesor de farmacología molecular de la Universidad de Witten/Herdecke en Alemania. Ya sea en la selva amazónica o en un bungalow de California, la aplicación del kambo es similar: Los practicantes usan una brasa brillante para crear pequeñas quemaduras en el hombro, tobillo u otras partes del cuerpo. Después de limpiar las ampollas, aplican un palo tratado con kambo en las zonas en bruto.

Steve Dumain y sus utensilios para usar kambo, una droga venenosa de ranas amazónicas. (Jason Henry/The New York Times)

En la Costa Oeste, las ceremonias de kambo a menudo vienen con connotaciones neochamánicas.En la ceremonia a la que Allison acudió en febrero en Berkeley, California, los asistentes, después de pagar aproximadamente 150 dólares por cada uno y tras una estricta limpieza de tres días, se recostaron sobre almohadas en el suelo junto a un altar cubierto con tarjetas de oración orientales, cristales y salvia, mientras la música meditativa llenaba la sala.Una curandera de voz suave de Los Ángeles llamada Aluna Lua comenzó la ceremonia soplando un rapé de tabaco en polvo del Amazonas conocido como rapé por las fosas nasales de los participantes.Allison lo comparó con la sensación de “como si te hubieras electrocutado placenteramente”.

Agua para la ingestión antes de usar kambo. (Jason Henry/The New York Times)

Luego vino una gota de sananga, un extracto de planta amazónica, en los ojos. (“Básicamente se siente como si te quemaras la córnea”, dijo Allison. “Te lo digo, todo esto es sólo masoquismo bohemio.”) Entonces llegó el momento del kambo. Los efectos adversos – aumento del pulso y del ritmo cardíaco, cara enrojecida e hinchada, náuseas, diarrea – suelen llegar en minutos. “La teoría es que el kambo básicamente pone al cuerpo en un estado similar a la fiebre, ese estado febril cuando estamos enfermos que nos ayuda a combatir la infección”, dijo el Dr. David Rabin, psiquiatra y neurocientífico en Monterey, California. O como dijo María Teresa Chávez, entrenadora de salud holística y practicante de kambo en Malibú: “Realmente crea lo que se siente como un escurrimiento de tus órganos”. Incluso los entusiastas experimentados encuentran la experiencia agotadora.En su punto máximo (¿o es el nadir?), los sujetos pueden encontrarse con vómitos en cubos de plástico durante 15 o 40 minutos, o corriendo al baño con problemas gástricos.Después de los peores pases, a menudo se asoman a sus cubos y analizan el color de la secreción para medir la eficacia del tratamiento.”En mi última sesión solté un poco de bilis amarilla pegajosa, a diferencia de la bilis en un líquido claro, y fue muy duro para mi estómago”, dijo Jena la Flamme, de 42 años, una entrenadora de empoderamiento sexual en Mill Valley, California, que ha utilizado el kambo en numerosas ocasiones.”He visto a gente ponérsele la cara en blanco durante la ceremonia”. Emily Collins, de 33 años, gerente de operaciones de una compañía de robótica en San Francisco, recuerda haber sentido “una sensación abrumadora de ‘No quiero estar aquí, no quiero hacer esto'”, durante su primer tratamiento de kambo hace dos años.¿Pero después?”Siento que es una medicina guerrera”, dijo la Flamme, que atribuye a kambo el haber ayudado a purgar la ira interiorizada de su divorcio.”Siento que el kambo es una de esas cosas que te dan inmunidad de superpoder”. Te sientes invencible por ello”.Collins recuerda haber sido escéptica cuando escuchó por primera vez sobre el kambo.”Al principio, mi cerebro científico pensó que eran tonterías hippie”, dijo. Pero incapaz de superar las migrañas paralizantes con tratamientos convencionales, fue a un practicante de kambo llamado Steve Dumain en San Pablo, California, hace dos años.Sus tratamientos de kambo con Dumain, un antiguo ejecutivo de la moda de Nueva York, le ayudaron, dijo: “Tenía unas tres migrañas al mes cuando tomé kambo. Después del kambo, bajaron a menos de una”.Otro de los clientes de Dumain, Andrew Styer, de 42 años, desarrollador de productos para un gigante de la tecnología de Silicon Valley, usaba el kambo para tratar el dolor psicológico.Después de un evento traumático hace una década, se encontró incapaz de deshacerse de una persistente sensación de dolor, a pesar de la terapia de conversación.”Siempre se sentía como si hubiera algo físicamente atascado, una sensación somática”, dijo Styer. “Cada vez que volvía a este recuerdo, sentía las sensaciones físicas – el pecho apretado, la ansiedad, los sentimientos abrumadores”. Pero después de su primer tratamiento de kambo, dijo, el dolor se había ido. “El recuerdo sigue ahí, pero el peso emocional y el apego que se había formado en ese recuerdo ya no era abrumador”, dijo.Lea la etiqueta de advertencia Ha habido algunas investigaciones académicas sobre el kambo. En la década de 1980, Vittorio Ersparmer, químico y farmacólogo italiano conocido por sus investigaciones sobre la serotonina, fue uno de los científicos que identificó “un complejo cóctel de péptidos biológicamente activos con actividades antimicrobianas, hormonales y neurológicas” en las ranas del género Phyllomedusa, según una encuesta académica sobre el potencial medicinal de esos anfibios realizada por profesores brasileños en 2010. Los expertos en salud aconsejaron extrema precaución y dijeron que se necesitaban estudios más rigurosos.”Muchas medicinas han venido de productos naturales, particularmente de lugares como el Amazonas”, dijo Adam Perlman, el director de medicina integral y salud de la Clínica Mayo de Florida. “Pero por el momento, no creo que la investigación sobre la farmacología, por no mencionar la seguridad, así como la eficacia potencial, esté cerca de donde debe estar antes de que uno abogue por el uso del kambo en las personas”. Incluso Rabin, un defensor de las terapias psicodélicas, incluyendo la MDMA y la ketamina, insta a la precaución.”He escuchado experiencias muy positivas, pero todas son anecdóticas”, dijo Rabin.

La piel se quema para ayudar a administrar una dosis de kambo. (Jason Henry/The New York Times)

“Creo que hay suficientes indicios por ahí de que la gente podría obtener beneficios significativos de esto, lo que ciertamente lo hace interesante, pero nunca sería algo que recomendaría como tratamiento de primer, sobre todo porque no sabemos lo suficiente sobre ello todavía, y es difícil encontrar proveedores fiables que estén entrenados para usar el kambo”. “Como médico, siempre nos centramos en el ‘no hacer daño'”, añadió, por lo que optaría por la ketamina, que según dijo conlleva pocos riesgos para la salud, “en lugar de algo como el kambo, que podría hacerte daño o matarte si no se usa con mucho cuidado”. La revisión de Hesselink de la literatura médica descubrió varios casos en los que las limpiezas con kambo provocaron hospitalizaciones e incluso muertes, aunque algunos casos pueden haber involucrado la especie de rana equivocada, un consumo excesivo de agua o afecciones cardíacas preexistentes. Sin embargo, esas advertencias no han impedido que los influencers de la costa que trotan por Tulum se inclinen ante los poderes de la rana. “El año pasado, ninguno de mis pacientes había oído hablar del kambo”, dijo Rabin. “Ahora, diría que entre el 20 y el 30% de mis nuevos pacientes ya lo saben. Tengo muchos pacientes que dicen: ‘Oh, voy a hacer kambo este fin de semana'”.El kambo está en el menú de los retiros de ayahuasca en Costa Rica y México como una especie de aperitivo de limpieza.La Asociación Internacional de Practicantes de Kambo, una organización sin fines de lucro en los Países Bajos, ha certificado a más de 400 practicantes desde su fundación en 2014, según su sitio web. Ahora, la idea de una limpieza corporal a través de vómitos incontenibles parece una respuesta extrañamente apropiada a un año tóxico. La Flamme, la entrenadora sexual, dijo que había hecho kambo nueve veces el año pasado y ahora siente una “ligereza y paz, una tranquilidad en mi alma”. “Y eso”, añadió, “es bastante poco 2020”.c.2020 The New York Times Company

Mirá también

Los científicos apuestan por las drogas psicodélicas para tratar problemas de salud mental

¿Quién salvará a la Amazonia?

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Terapias AlternativasAmaszonas

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente