Categories
General

VIDEO: La actriz Asia Argento acusó de abuso sexual al director de Rápido y Furioso Ron Cohen

La actriz italiana Asia Argento acusó al director estadounidense Rob Cohen, realizador de películas como Rápido y furioso (2001), de drogarla y abusar sexualmente de ella durante el rodaje del filme Triple X (2002), que se estrenó hace 18 años.
“Él abusó de mí, haciéndome beber GHB, tenía una botella”, dijo en alusión a un anestésico de acción rápida usada en algunos casos de violación. “En ese momento realmente no sabía qué era. Me desperté por la mañana desnuda en su cama”, agregó la intérprete.El hecho ocurrió hace dos décadas en el rodaje de la mencionada película de acción, protagonizada por Vin Diesel.La hija del director Dario Argento dijo que todo fue contra su voluntad: “Yo verdaderamente no lo deseaba, este hombre no me gustaba, no hubo ningún consentimiento por mi parte”.Por otro lado, manifestó que en un primer momento se culpó a sí misma de aquellos hechos, algo frecuente en los casos de abusos sexuales en la industria del cine, como viene denunciando hace algunos años.

Mirá también

#Metoo: quiénes son los artistas internacionales acusados por abuso

Baby 3: llega el final de la serie sobre explotación sexual adolescente que conmocionó a Italia

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Series Y PelículasAbuso Sexual

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

El gol más rápido de la historia de la Serie A del Calcio: Milan golpeó a Sassuolo en apenas seis segundos

Apenas 6 segundos y dos décimas fueron los que necesitó Milan para pasar al frente en el marcador en el duelo ante Sassuolo, por la fecha 13 de la Serie A del Calcio. Fue el portugués Rafael Leao el autor del grito tempranero del líder del fútbol italiano, que lleva 24 partidos sin perder y eso que no puedo contar con su estrella, el sueco Zlatan Ibrahimovic, por lesión. Es el gol más rápido de la historia de la competencia y de todos los torneos de Primera División de Europa. Impresionante.
Leao entró de atropellada y a pura potencia por izquierda y venció con un remate cruzado a Consigli luego de una salida fulminante de Çalhanoglu tras el pitazo inicial del árbitro Maurizio Mariani en el estadio Citta del Tricolore, la casa del Sassuolo. 
La passe décisive d’Hakan Calhanoglu 🇹🇷 pour Rafael Leao qui permet à l’AC Milan d’ouvrir le score en 7 secondes ! 😳🔥 pic.twitter.com/TR3edeIFUP— Joueurs Turcs🇹🇷 (@JoueursTR) December 20, 2020

El tanto de Leao, espigado centrodelantero de 21 años, batió el récord que tenía Paolo Poggi, que había anotado en diciembre de 2001 con el Piacenza ante Fiorentina en apenas 8s1.Se trata, además, del gol más rápido de la historia de todas las ligas de Primera División de Europa. Impresionante lo del joven luso que quiere ir detrás de los pasos de Cristiano Ronaldo.El prematuro tanto del Milan, sin embargo, está lejos de ser el más veloz de la historia del fútbol. Al menos según los registros del Libro Guinness de los Récords, que tiene homologado como el grito más rápido al del uruguayo Ricardo “Chispero” Olivera del 26 de diciembre de 1998.Olivera, desde el círculo central, anotó a favor de Río Negro Capital contra Soriano Interior cuando el cronómetro marcaba 2s8. Se trató de un partido de la primera fase de la Copa de Selecciones de la Organización del Fútbol del Interior de Uruguay.En el fútbol argentino de Primera División el récord está en poder de Carlos Dantón Seppaquercia, que marcó a los 4 segundos cuando jugaba para Gimnasia y Esgrima La Plata contra Huracán el 18 de marzo de 1979. “Estaba por empezar el partido y veo de reojo que el arquero estaba adelantado. Le digo a mi compañero que toque suavecito la pelota para adelante y ahí le doy…”, relató una y otra vez Seppaquercia  (66) para rememorar su inolvidable tanto que tuvo al arquero Jesús Borzi, claramente adelantado, como víctima involuntaria.Seppaquercia, con pasado en River, no es el dueño del más prematuro del fútbol argentino en su totalidad. El poseedor de la plusmarca, con un segundo menos, es Luis Torres, de Acassuso contra Juventud Unida en octubre de 1996.

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

AC MilanSerie AFútbol Italiano

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Cómo recuperar más rápido el olfato (y el gusto) tras el coronavirus

La anosmia, la pérdida completa del olfato, y la ageusia, la pérdida total de la capacidad de apreciar sabores, están entre los síntomas más comunes que sufren las personas que contraen coronavirus. Se trata de una afección que puede durar unos pocos días o varias semanas, pero que en algunos casos se prolonga mucho más en el tiempo. Y no solo Covid-19 provoca la pérdida del olfato y el gusto.
Antes de la pandemia, ya se sabía que los virus respiratorios pueden tener una afectación negativa sobre estos dos sentidos, estrechamente relacionados. Después de pasar un resfrío muy fuerte hay personas que pierden también temporalmente la sensibilidad de estos sentidos, con una fuerte incidencia en la calidad de vida de los afectados.¿Y cómo se puede recuperar el olfato? ¿Hay terapias o ejercicios de rehabilitación? ¿Cuánto tiempo suele tardarse en recuperarlo? Casi diez meses después de la primera gran oleada de la pandemia ya se han realizado numerosos estudios validados por la comunidad médica internacional con pacientes de coronavirus que habían perdido el sentido olfativo. E indican que un 45% de ellos recupera el olfato en dos o tres semanas como máximo, sin mayores complicaciones. Pero hay un 7% de los afectados que necesitan más de tres meses.Así afecta el virus a la detección del olorEl olor es detectado por un área de la nariz del tamaño de un sello llamado epitelio, donde se encuentran los receptores de los olores. Una vez captado el olor a través de la nariz, interviene el córtex cerebral, en la zona del bulbo olfativo, que lo interpreta. De este mecanismo automático depende la denominada memoria olfativa.El olfato, el sentido corporal con el que se perciben aromas y sustancias dispersas en el aire, fue el primer sentido desarrollado por los animales. Estudios recientes muestran que los humanos somos capaces de discriminar un billón de olores y no 10.000 como se pensaba hace 100 años.El bulbo olfativo está cerca de las regiones del cerebro ligadas a la memoria. No es extraño, entonces, que el olfato sea uno de los sentidos más conectados con las experiencias vividas. ¿Quien no viajó mentalmente a una situación, un lugar o a una persona de nuestra infancia después de captar un determinado olor? Los estudios realizados con positivos de coronavirus concluyen que la afectación depende en buena medida de cómo el virus provoca esta pérdida de olfato. La puerta de entrada es la nariz: al inhalar el virus se provoca una inflamación local que dificulta que lleguen las partículas de olor al techo de la nariz.Hay un segundo mecanismo, con una afectación que se produce directamente en la membrana olfativa, en el bulbo olfativo, que dificulta que el cerebro pueda discriminar e identificar un olor de otro.Cuando olemos, unas terminales nerviosas captan el olor, y el cerebro las interpreta. Hay unas células de soporte que ayudan a oler. Covid-19 no ataca directamente estas terminales nerviosas, afecta solo a estas células de apoyo.”Esto es bueno y es lo que explica que la mayoría de pacientes recupere el olfato cuando pasa el coronavirus, pero cuando afecta a las neuronas o el sistema nervioso cuesta más; pueden hacer falta meses para recuperarse o en ocasiones incluso no se recupera”, advierte Maria Foglia Fernández, directora del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitari Sant Joan de Reus.Si después de tres semanas, tras superar el virus, el paciente no recuperó el olfato, es recomendable acudir al especialista, al otorrinolaringólogo, y plantear una terapia de rehabilitación. “Se pueden hacer acciones rehabilitadoras del olfato, tenemos herramientas para eso”, destaca Foglia.

En la mayoría de los casos, el olfato se recupera en dos o tres semanas. Imagen ilustrativa Shutterstock.

La estimulación, el método más eficaz Se utiliza normalmente un set de olores, con aromas muy comunes, que se le pasa a la persona para que los huela a diferentes concentraciones. De esta manera, “se acorta el tiempo de rehabilitación gracias a la estimulación olfativa”, explica la médica.Y advierte que es necesario vigilar con los aromas excesivamente intensos, que pueden provocar irritación, por lo que es recomendable hacerlo siempre de la mano de un médico y no por cuenta propia.Las herramientas son parecidas a las que utilizan los profesionales que dependen del sentido olfativo, como los sommeliers o los perfumistas, que necesitan entrenar para tener un olfato más fino. Aunque hay personas mejor dotadas, con más facilidad y sensibilidad olfativa, la base de un olfato fino está sobre todo en la estimulación, en el trabajo y el ejercicio que se practica con este sentido. La memoria olfativa, lo que nos permite identificar un determinado olor, se fundamenta en el trabajo diario.Otras posibles causas Pero no es solo el coronavirus lo que causa pérdida del olfato. Un traumatismo también puede provocarlo de forma brusca. Un golpe muy fuerte directo en la nariz o de rebote, con un golpe en la cabeza que provoque una lesión en las células que necesitamos para percibir el olor. Hay otras patologías, como las alergias, que también provocan una disminución o pérdida de olfato. El 40% de las causas agudas están provocadas por virus respiratorios. Si la afectación es sobre las células nerviosas es cuando normalmente se tarda más en recuperar el olfato o incluso no se logra recuperar. “La pérdida sin recuperación es muy poco frecuente, menos del 10% de los casos. En todo caso, la recuperación depende de la gravedad de la pérdida, del lugar de la afectación y de la edad del paciente”, sostiene la especialista. Aunque la causa más habitual es la vírica, en caso de pérdida del olfato los especialistas intentan descartar también otras afectaciones provocadas por un traumatismo o en ocasiones por un tumor, aunque con casos mucho menos frecuentes.

La pérdida repentina de olfato y/o gusto es uno de los síntomas frecuentes de Covid-19. Imagen ilustrativa Shutterstock.

La afectación en el gustoAunque el olfato está muy relacionado con el paladar, el  SARS-CoV-2 no siempre afecta el gusto cuando provoca una pérdida del olfato. “Puede afectar el gusto por afectación directa también de las miles de papilas gustativas que tenemos en la lengua, el paladar y la garganta (dulce, salado, amargo, ácido), aunque esta circunstancia es menos frecuente.De los pacientes analizados con Covid-19, leves o moderados, un 70% tenía afectación del olfato y un 50% también del gusto, según varios estudios científicos publicados recientemente. Y muestran que también se recupera con bastante rapidez el gusto una vez superada la infección, porque es una afectación en las células de apoyo.Buena parte de las partículas del sabor se captan detrás de la lengua y llegan a la nariz, pero también son captadas en la lengua a través de los sensores y receptores de gusto que tenemos, que nos dan la sensación de amargo, dulce o salado. “Olfato y gusto son dos sentidos que están relacionados, pero cada uno tiene sus vías de estimulación e interpretación”, concluye Foglia.Esteve Giralt. La Vanguardia.

Mirá también

Identifican 7 formas diferentes de Covid-19 leve

Al diván, con barbijo: cómo es volver a la terapia presencial

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Coronavirus

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente