Categories
General

Rebeldes centroafricanos intentan atacar capital y son rechazados por ejército y cascos azules

Rebeldes centroafricanos que combaten al régimen del recién reelecto presidente Faustin Archange intentaron asaltar la capital del país, Bangui, pero fueron rechazados por el ejército y cascos azules, informó este miércoles la ONU, que mencionó un muerto entre sus fuerzas.”El ataque fue rechazado por los cascos azules, junto a las fuerzas armadas centroafricanas”, declaró el portavoz de la misión de Naciones Unidas en Centroáfrica (Minusca), que deploró “la pérdida de un casco azul” ruandés.Fuerzas del régimen fueron atacadas por estos grupos de la denominada Coalición de Patriotas por el Cambio (CPC) a una escasa decena de kilómetros del centro de Bangui, en la madrugada del miércoles.”Gracias a la valentía de nuestras fuerzas y a los apoyos bilaterales, hemos podido rechazar los asaltantes, que han huido en desbandada”, aseguró el ministro de Interior, Henri Wanzet Linguissara.”Varios rebeldes fueron capturados, más de una decena muertos”, explicó por su parte a la AFP el teniente coronel Abdulaziz Fall, portavos de los cascos azules en el país.Se trata de los primeros enfrentamientos armados a las puertas de Bangui desde que los rebeldes anunciaron una ofensiva hace casi un mes.El 19 de diciembre, ocho días antes de las elecciones presidenciales y legislativas, una coalición de seis grupos armados, que ocupan desde hace ocho años dos tercios de la República Centroafricana, anunciaron una ofensiva para impedir la reeleción de Touadéra.La victoria del mandatario saliente fue declarada el 4 de enero, en medio de acusaciones de fraude de la oposición.El régimen de Touadéra es apoyado no solamente por un importante contingente de cascos azules, sino también por fuerzas ruandesas, y paramilitares rusos.clt-amt/dyg/thm/jz/eg

Fuente

Categories
General

Trece civiles mueren en un atentado de Boko Haram en el norte de Camerún

Una terrorista suicida mató el viernes a 13 civiles, entre ellos ocho niños, en el norte del Camerún, cuando los yihadistas de Boko Haram atacaron una aldea y detonaron la bomba que llevaba puesta.El extremo norte de Camerún, muy cerca de la frontera nigeriana, es escenario de ataques regulares de este grupo de extremistas musulmanes originarios del noreste de Nigeria.Unos asaltantes atacaron en medio de la noche la pequeña ciudad de Mozogo, blandiendo machetes y al grito de “Allah Akbar” (Dios es el más grande, en árabe), contaron a la AFP Mahamat Chetima Abba, el Lamido, o jefe tradicional, de Mozogo, así como un miembro anónimo del comité local de defensa que intentó detener el ataque.Una mujer entre los atacantes aprovechó la confusión para detonar los explosivos que llevaba consigo en medio de la multitud de habitantes que huían para refugiarse en el bosque vecino, según las mismas fuentes.”Trece civiles murieron, entre ellos dos niños de 4 y 5 años y seis adolescentes”, aseguró a la AFP, un responsable de la policía de la región, que pidió el anonimato, contactado por teléfono por la AFP.El Lamido confirmó este balance, precisando que una mujer y sus tres hijos figuran entre los muertos.Ambas fuentes atribuyeron el ataque a Boko Haram.Según el policía, además de la terrorista suicida, un asaltante fue abatido por los hombres del comité de vigilancia.jbk-gir/sst/mab/eg

Fuente

Categories
General

Tres cascos azules de Burundi asesinados en República Centroafricana

Tres cascos azules de Burundi fueron asesinados por “combatientes armados no identificados” en la República Centroafricana, informó el viernes Naciones Unidas.El anuncio se produjo después de que una coalición rebelde que luchaba contra el gobierno suspendiera un alto el fuego antes de las tensas elecciones generales que se celebrarán el domingo.”Tres cascos azules de Burundi murieron y otros dos resultaron heridos” tras los ataques contra las tropas de la ONU y las fuerzas de seguridad y defensa nacional de República Centroafricana, dijo la ONU en un comunicado.Los ataques  ocurrieron en Dekoa, prefectura central de Kemo, y en Bakuma, en la prefectura sureña de Mbomou, agregó, sin proporcionar más detalles.Las elecciones del domingo se consideran una prueba clave de la capacidad del país africano de recuperar la estabilidad.En la semana anterior al día de la votación, el presidente en ejercicio, Faustin Archange Touadéra, acusó a su predecesor François Bozizé de planear un golpe, una milicia se apoderó brevemente de la cuarta ciudad más grande del país y Rusia y Ruanda enviaron personal militar para ayudar a apuntalar al gobierno.Rico en minerales pero clasificado como el segundo país más pobre del mundo en el Índice de Desarrollo Humano, la República Centroafricana ha sido crónicamente inestable desde su independencia hace 60 años.bur-rbu/rma/dg/ll

Fuente

Categories
General

Siete civiles mueren en atentado suicida yihadista en el norte de Camerún

Siete civiles murieron en una aldea de personas desplazadas por la violencia en el norte de Camerún, en un atentado suicida atribuido a un yihadista, informaron el jueves las autoridades.El ataque tuvo lugar el pasado martes, explicó un oficial de seguridad a la AFP bajo anonimato. “Cuando los combatientes de Boko Haram atacaron la aldea los vecinos huyeron pero un joven que portaba explosivos siguió a la gente hizo estallar su carga en la multitud”, precisó la fuente.Las autoridades hablan indistintamente de Boko Haram y de su escisión, el Estado Islámico en África occidental (Iswap) cuando se produce un ataque yihadista.El Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) condenó por su parte “este ataque que mató a siete civiles e hirió a otros 14 en la aldea de Kouyapé”.Boko Haram y el Iswap multiplican en los últimos meses los ataques contra militares y civiles en el extremo norte de Camerún y en las regiones limítrofes de Nigeria, Chad y Níger, en torno al lago Chad.El “ataque suicida” se produjo el martes, confirmó el ACNUR, “cerca de la frontera con Nigeria, donde cerca de 18.000 desplazados internos llegaron buscando seguridad en los últimos siete años”.Hace un mes murieron 18 civiles en un ataque de yihadistas contra otro campamento de refugiados internos, en Nguétchéwé, también en el extremo norte de Camerún, el 2 de agosto. Los atacantes también utilizaron kamizakes, dos chicos, según las autoridades.Desde enero se han producido 87 ataques yihadistas en la zona, “una de las regiones más pobres del mundo”, según el ACNUR.rek-gir/jz/bc

Fuente

Categories
General

Siete civiles mueren en atentado suicida yihadista en el norte de Camerún

Siete civiles murieron en una aldea de personas desplazadas por la violencia en el norte de Camerún, en un atentado suicida atribuido a un yihadista, informaron el jueves las autoridades.El ataque tuvo lugar el pasado martes, explicó un oficial de seguridad a la AFP bajo anonimato. “Cuando los combatientes de Boko Haram atacaron la aldea los vecinos huyeron pero un joven que portaba explosivos siguió a la gente hizo estallar su carga en la multitud”, precisó la fuente.Las autoridades hablan indistintamente de Boko Haram y de su escisión, el Estado Islámico en África occidental (Iswap) cuando se produce un ataque yihadista.El Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) condenó por su parte “este ataque que mató a siete civiles e hirió a otros 14 en la aldea de Kouyapé”.Boko Haram y el Iswap multiplican en los últimos meses los ataques contra militares y civiles en el extremo norte de Camerún y en las regiones limítrofes de Nigeria, Chad y Níger, en torno al lago Chad.El “ataque suicida” se produjo el martes, confirmó el ACNUR, “cerca de la frontera con Nigeria, donde cerca de 18.000 desplazados internos llegaron buscando seguridad en los últimos siete años”.Hace un mes murieron 18 civiles en un ataque de yihadistas contra otro campamento de refugiados internos, en Nguétchéwé, también en el extremo norte de Camerún, el 2 de agosto. Los atacantes también utilizaron kamizakes, dos chicos, según las autoridades.Desde enero se han producido 87 ataques yihadistas en la zona, “una de las regiones más pobres del mundo”, según el ACNUR.rek-gir/jz/bc

Fuente

Categories
General

El ejército congoleño se muestra incapaz de restablecer la paz en el este de RDC

El ejército de la República Democrática del Congo (RDC) tiene serias dificultades para erradicar a los grupos armados en el este del país y así cumplir con la promesa del presidente Félix Tshisekedi, quien se dijo “dispuesto a morir” para restablecer la paz.Una decena de grupos armados congoleños y extranjeros se encuentran presentes en el este de RDC, una región marcada por la inestabilidad desde hace 25 años.El 30 de octubre de 2019, unos meses después de la investidura en enero del opositor Tshisekedi, el ejército lanzó una operación contra todos los grupos armados activos en la zona oriental.No obstante, el número de víctimas causadas por estos grupos aumentó de manera considerable en el primer semestre de 2020, según un informe de la Oficina Conjunta de la ONU para los Derechos Humanos (BCNUDH) en el que se informaba de 1.315 muertos, mientras que en el mismo periodo del 2019 habían sido 416.Este aumento representa “un deterioro de la situación de los derechos humanos en las provincias en conflicto, en concreto en Ituri, Kivu del Sur, Tangayika y Kivu del Norte”, aseguraba la BCNUDH.Un portavoz del gobierno no quiso comentar la situación en esta región tras ser contactado por la AFP.Según un reporte del último consejo de ministros, el ejecutivo congoleño considera “tranquila” la situación a nivel de seguridad en el territorio nacional, “a pesar de las acciones llevadas a cabo por varios grupos armados en el este del país”.Kinshasa subraya “la continuación de la presión militar ejercida por las FARDC (Fuerzas armadas de RDC) sobre los distintos grupos armados aún activos, para obligarlos a dejar las armas”.Las acciones más significativas fueron las llevadas a cabo en el territorio de Beni, en la región de Kivu del Norte, contra las Fuerzas democráticas aliadas (ADF), un grupo de origen ugandés que en 2014 provocó más de 1.000 muertos en una serie de masacres en esta región.Un “cuartel general avanzado” fue establecido en esta zona en diciembre de 2019, bajo el mando del general Célestin Mbala, jefe del estado mayor del ejército.- “Nada ha cambiado” -Sin embargo, la ofensiva militar no detuvo los asesinatos de los grupos, más bien lo contrario.”La estrategia del presidente Tshisekedi de luchar contra los grupos armados demostró sus límites. En realidad, sobre el terreno nada ha cambiado a pesar de las grandes operaciones del ejército”, indicó a la AFP, una fuente diplomática occidental.Todos los avances sobre las posiciones rebeldes no se ven acompañados por una presencia efectiva de la policía y la administración, lo que provoca que “los espacios recuperados volvieron pronto al control de los grupos rebeldes”, explica la misma fuente diplomática.”Nuestros militares combaten sobre el terreno, pero si no hay resultados se debe a la falta de acciones políticas y de una diplomacia clara de la parte de nuestro gobierno”, explica Noella Katongerwaki, presidenta de varias organizaciones de la sociedad civil en Beni.Tshisekedi, que gobierna en coalición con los fieles de su predecesor Kabila, remodeló el 17 de julio la cúpula militar y destituyó al inspector general del ejército, John Numbi, uno de los pilares del régimen de Kabila.Las iniciativas del actual presidente “no han funcionado”, defiende a la AFP Jean-Jacques Wondo, experto militar congoleño, quien advierte de “la connivencia entre algunos dirigentes militares y los grupos armados”.Los soldados rasos en RDC cobran 165.000 francos congoleños (86,8 dólares) al mes, a lo que se le suma una prima de 33.000 francos (17,3 dólares) para los que combaten en el frente.mbb/bmb/stb/jhd/eb/af

Fuente

Categories
General

El ejército congoleño se muestra incapaz de restablecer la paz en el este de RDC

El ejército de la República Democrática del Congo (RDC) tiene serias dificultades para erradicar a los grupos armados en el este del país y así cumplir con la promesa del presidente Félix Tshisekedi, quien se dijo “dispuesto a morir” para restablecer la paz.Una decena de grupos armados congoleños y extranjeros se encuentran presentes en el este de RDC, una región marcada por la inestabilidad desde hace 25 años.El 30 de octubre de 2019, unos meses después de la investidura en enero del opositor Tshisekedi, el ejército lanzó una operación contra todos los grupos armados activos en la zona oriental.No obstante, el número de víctimas causadas por estos grupos aumentó de manera considerable en el primer semestre de 2020, según un informe de la Oficina Conjunta de la ONU para los Derechos Humanos (BCNUDH) en el que se informaba de 1.315 muertos, mientras que en el mismo periodo del 2019 habían sido 416.Este aumento representa “un deterioro de la situación de los derechos humanos en las provincias en conflicto, en concreto en Ituri, Kivu del Sur, Tangayika y Kivu del Norte”, aseguraba la BCNUDH.Un portavoz del gobierno no quiso comentar la situación en esta región tras ser contactado por la AFP.Según un reporte del último consejo de ministros, el ejecutivo congoleño considera “tranquila” la situación a nivel de seguridad en el territorio nacional, “a pesar de las acciones llevadas a cabo por varios grupos armados en el este del país”.Kinshasa subraya “la continuación de la presión militar ejercida por las FARDC (Fuerzas armadas de RDC) sobre los distintos grupos armados aún activos, para obligarlos a dejar las armas”.Las acciones más significativas fueron las llevadas a cabo en el territorio de Beni, en la región de Kivu del Norte, contra las Fuerzas democráticas aliadas (ADF), un grupo de origen ugandés que en 2014 provocó más de 1.000 muertos en una serie de masacres en esta región.Un “cuartel general avanzado” fue establecido en esta zona en diciembre de 2019, bajo el mando del general Célestin Mbala, jefe del estado mayor del ejército.- “Nada ha cambiado” -Sin embargo, la ofensiva militar no detuvo los asesinatos de los grupos, más bien lo contrario.”La estrategia del presidente Tshisekedi de luchar contra los grupos armados demostró sus límites. En realidad, sobre el terreno nada ha cambiado a pesar de las grandes operaciones del ejército”, indicó a la AFP, una fuente diplomática occidental.Todos los avances sobre las posiciones rebeldes no se ven acompañados por una presencia efectiva de la policía y la administración, lo que provoca que “los espacios recuperados volvieron pronto al control de los grupos rebeldes”, explica la misma fuente diplomática.”Nuestros militares combaten sobre el terreno, pero si no hay resultados se debe a la falta de acciones políticas y de una diplomacia clara de la parte de nuestro gobierno”, explica Noella Katongerwaki, presidenta de varias organizaciones de la sociedad civil en Beni.Tshisekedi, que gobierna en coalición con los fieles de su predecesor Kabila, remodeló el 17 de julio la cúpula militar y destituyó al inspector general del ejército, John Numbi, uno de los pilares del régimen de Kabila.Las iniciativas del actual presidente “no han funcionado”, defiende a la AFP Jean-Jacques Wondo, experto militar congoleño, quien advierte de “la connivencia entre algunos dirigentes militares y los grupos armados”.Los soldados rasos en RDC cobran 165.000 francos congoleños (86,8 dólares) al mes, a lo que se le suma una prima de 33.000 francos (17,3 dólares) para los que combaten en el frente.mbb/bmb/stb/jhd/eb/af

Fuente

Categories
General

Al menos 5 muertos tras la explosión de un obús en el este de Congo

Al menos cinco personas murieron este domingo tras la explosión de un obús en la conflictiva provincia de Kivu del Norte, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), informó una fuente de la administración congoleña.Un vecino de la zona recogió un explosivo abandonado y se lo llevó a su casa, pero “el obús explotó cuando lo estaba manipulando provocando la muerte de al menos cinco personas y causando tres heridos”, explicó a la AFP Richard Nyembo wa Nyembo, administrador del territorio de Lubero.El accidente se produjo en Munoli, una localidad situada en el territorio de Lubero en la provincia de Kivu del Norte.Confrontaciones armadas habían tenido lugar en los últimos años en esta localidad entre el ejército y milicias presentes en la zona, indicó el capitán Mak Hazukay, portavoz del ejército en la región.Desde hace 25 años, la región de Kivu del Norte, donde están presentes decenas de grupos armados, es el escenario de confrontaciones violentas que provocaron miles de muertos.Más de 200 civiles murieron en esta provincia desde noviembre en matanzas, cuya autoría no ha sido reivindicada, pero que se atribuyen a las milicias de las Fuerzas democráticas aliadas (ADF), un grupo procedente de Uganda.ak-ro/mbb/sba/eb/age

Fuente