Categories
policiales

Argentinos, chilenos, colombianos y venezolanos, detenidos por robar autos con inhibidores de señal

Seis delincuentes fueron detenidos y procesados por el delito de tentativa de robo de autos con inhibidores de señal, en dos operativos realizados en Recoleta y Balvanera. Una de las bandas estaba integrada por cuatro delincuentes, dos argentinos y dos chilenos, mientas que la dupla restante tenía a un colombiano y a un venezolano como cómplices.

Agentes de la División Prevención del Delito de la Policía de la Ciudad, que se encontraba realizando tareas en Independencia y Dean Funes, observaron un Renault Sandero que circulaba a muy baja velocidad y realizaba maniobras sospechosas con un equipo inhibidor de señal, comúnmente utilizado para anular las alarmas de autos y de portones eléctricos.Ante esta situación, los policías cortaron el paso del auto, hicieron bajar a los sospechosos y los demoraron.

Seis detenidos acusados de robar automóviles con inhibidores en barrios de Recoleta y Balvanera.

En el interior del auto encontraron un inhibidor de última tecnología, una tarjeta de crédito, 13.300 pesos, 200 dólares, 2.000 pesos chilenos y elementos como un par de guantes, tres destornilladores, dos barretas de hierro, tres manojos con 17 llaves y cuatro teléfonos celulares.Se constató que uno de ellos tenía antecedentes por violencia de género, mientras que los tres restantes no tenían impedimentos legales.La causa quedó a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Número 20, a cargo de Hugo Decaria y ante la Secretaría 162 de Pablo Bebebino, que dispuso la detención y el traslado de los cuatro imputados a la Alcaidía de la zona de la Policía de la Ciudad.

Seis detenidos acusados de robar automóviles con inhibidores en barrios de Recoleta y Balvanera.

En tanto, el segundo hecho ocurrió en Recoleta, cuando personal de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 2 observó en el cruce de las calles Güemes y Billinghurst a dos hombres que miraban insistentemente hacia el interior de los autos estacionados, mientras uno de ellos también accionaba un elemento que tenía en sus manos al tiempo que intentaba abrir las puertas.Los policías intentaron identificar a los sospechosos, y uno de ellos intentó escapar, pero fue detenido a cien metros del lugar. En su poder tenían un inhibidor de señal y dos celulares.Los imputados, un venezolano de 25 años y un colombiano de 37, quedaron a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Número 19, a cargo de Diego Javier Slupski y ante la Secretaría 159 de Delfina Wüllich.GL

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

InseguridadRecoletaBalvaneraPolicía De La Ciudad

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Lleva 15 años preso por intentar robar un abrigo y un celular y puede que jamás recupere la libertad

Parece excesivo, y sin dudas lo es. Un hombre lleva 15 años preso por haber intentado robar un abrigo y un teléfono celular cuando era apenas una adolescente. Y lo más increíble es que podría no recuperar jamás la libertad.
Quizás lo más inexplicable sea que esto no sucede en alguno de los países donde la sharía es la Ley (donde cosas mucho peores se han conocido) sino en la muy occidental y republicana Gran Bretaña. Danny Weatherson, de Scotswood, Newcastle, tenía solo 17 años cuando él y un grupo de amigos intentaron robarle un abrigo y un teléfono móvil a una persona que se cruzaron por la calle. Pero aun cuando el robo no tuvo éxito y nadie resultó herido en el incidente, el historial de delitos menores y no violentos del joven lo llevó ante un juez de la corte de la corona.El magistrado sentenció a Weatherson a cumplir una pena de Prisión por Protección Pública (IPP) por un plazo mínimo de 15 meses.Pero pasaron los 15 meses, y no salió: y se fue extendiendo así el tiempo y hoy el joven es un hombre que ya lleva 15 años adentro, y puede que nunca salga de prisión.

Danny Weatherson tenía 17 años cuando lo encerraron

​El motivo se debe a los IPP, que son términos indefinidos introducidos en virtud de la Ley de justicia penal de 2003 para mantener a los presos peligrosos lejos del público.Aunque ahora están abolidos, la única vía para salir de prisión para las más de 2.000 personas que cumplen sentencias de IPP es aprobar una audiencia de libertad condicional. De esos más de 2 mil presos hay muchas personas que han estado encerradas durante años por cometer una serie de delitos no violentos “menores”.Ninguno tiene certezas, ni siquiera sospechas, de cuánto más deberán estar encerrados. Y el tiempo, mientras, sigue corriendo.En tanto, cientos de políticos de todo el mundo caminan tranquilamente por las calles. algunos incluso son adorados. La salud se resquebraja El impacto de no saber si será liberado o cuándo lo dejarán en libertad ha sido devastador para Weatherson. Durante su tiempo tras las rejas ha sufrido problemas de salud mental e incluso ha tenido varios intentos de suicidio.Desde que fue sentenciado, ha pasado tiempo en cárceles como HMP Hull, Northumberland y Frankland. “Nunca ha tenido problemas por un delito grave”, contó al Mirror, sus padre Maurice.”Él era solo un muchacho normal que vivía en una propiedad del consejo antes de esto. Se llevaba bien con todo el mundo y tenía un gran grupo de amigos”, agregó el hombre. “No era un niño difícil. Era un chico normal y feliz. Le encantaba salir en bicicleta”, añadió.Desde que el coronavirus se apoderó del mundo, las cárceles en todo el Reino Unido fueron cerradas, Danny ha pasado 23 horas y media al día dentro de su celda.”Simplemente yace ahí”, contó el padre. “No puede ir al gimnasio ni a nadar y tiene coágulos de sangre en los pulmones. Es como si estuviera acostado en un ataúd”.La pelea del padre por liberar a su hijoMaurice está decidido a que lograr que su hijo sea liberado. Así ha recaudado fondos para contratar a un abogado de derechos humanos.Pero sus reiterados intentos todavía no han tenido éxito, sin embargo el hombre se niega a abandonar la lucha. “¿Qué quieren de él?”. “¿Qué están tratando de lograr? Creo que es un asesinato patrocinado por el estado”, sentenció.”Ves a tu propio hijo sufrir frente a ti y no puedes hacer nada al respecto. Es una tortura. Es una barbarie”, continuó.

El hombre y su padre, quien pelea por lograr la libertad de su hijo.

“Casi ha pasado la mitad de su vida en prisión porque le robó a alguien un abrigo y un teléfono”,  cerró lamentándose.En tanto, un portavoz del Ministerio de Justicia declaró que: “un juez consideró que quienes cumplen sentencias de IPP representan un alto riesgo para el público y serán liberados después de que demuestren a la Junta de Libertad Condicional que ya no son una amenaza”.

Mirá también

Crean el bistec humano: es de carne de nuestro propio cuerpo cultivada por nosotros mismos

La ciudad que se sumerge en dos meses de oscuridad: no volverá a ver el sol hasta el año que viene

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Gran BretañaInternacional

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente