Categories
General

Informe en Senado de EEUU pide a Biden terminar acuerdos de asilo con el Triángulo Norte

Un informe en el Senado de Estados Unidos publicado el lunes pide al futuro gobierno del demócrata Joe Biden terminar “inmediatamente” con los Acuerdos de Cooperación de Asilo (ACA) sellados con Guatemala, Honduras y El Salvador por el saliente presidente republicano Donald Trump.”La administración Trump ve los ACA como un modelo a replicar con otros países en todo el mundo. Esto es precisamente lo contrario de lo que debe suceder”, señaló el documento, comisionado por el presidente entrante del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el demócrata Bob Menéndez.El gobierno de Trump firmó en 2019 estos convenios con los integrantes del llamado Triángulo Norte de Centroamérica como parte de su política contra la llegada de indocumentados a la frontera sur de Estados Unidos, la mayoría provenientes de esos países, huyendo de la violencia y la pobreza en multitudinarias caravanas.Los ACA permiten que los migrantes extranjeros que solicitan asilo en la frontera de Estados Unidos sean enviados a esperar la resolución de su trámites en esas naciones centroamericanos.Pero el reporte urge a la rápida suspensión de estos pactos “para restaurar el liderazgo de Estados Unidos en la defensa del derecho a buscar asilo y en la protección de los refugiados”.”El Congreso y la administración debemos renovar nuestro compromiso a la protección de los refugiados y solicitantes de asilo en la era después de Trump”, dijo Menéndez, quien consideró “desastrosos” y “vergonzosos” los ACA.El senador demócrata ha venido señalando en una serie de documentos lo que considera un “debilitamiento sin precedentes de la política exterior” estadounidense en los últimos cuatro años.Este último informe denuncia “crueldad, coerción y contorsiones legales” en la política migratoria de la Casa Blanca de Trump.Dice que desde la implementación del primer ACA hace más de un año, ninguno de los 945 solicitantes de asilo trasladados de Estados Unidos a Guatemala ha logrado recibir asilo.Indica un trato “degradante” hacia los solicitantes de asilo transferidos de Estados Unidos a Guatemala bajo el acuerdo, y subraya que “fueron coaccionados a regresar a Honduras o El Salvador donde temían persecución”.Además, acusa a la Casa Blanca y al Departamento de Seguridad Interior (DHS) de Trump de usar “tácticas coercitivas” para forzar a los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador a firmar los acuerdos.Tras sellar los convenios, la administración de Trump reanudó la asistencia financiera suspendida para estos países de Centroamérica.El reporte pedido por Menéndez también recomienda que el Congreso apruebe “reformas legislativas que fortalezcan sistemas de responsabilidad para los acuerdos con terceros países legítimamente seguros”.Este mismo lunes, Guatemala dispersó por la fuerza una nueva caravana de miles de migrantes hondureños que estaban apostados desde el fin de semana en una carretera en el poblado guatemalteco de Vado Hondo, alejando su anhelo de llegar a Estados Unidos.ad/rsr

Fuente

Categories
General

Giammattei cumple primer año de gobierno sacudido por pandemia y protestas en Guatemala

Llegó al poder con la promesa de no ser “un hijo de puta más” en la historia de Guatemala y cumple un año en la presidencia asediado por pedidos de renuncia. El derechista Alejandro Giammattei enfrenta el reto de “recomponer” su gobierno.”Empezó bien”, considera Carlos Hernández, un mesero desempleado de 50 años, “pero no sé por qué al final se descontroló mucho. Ha sembrado mucha duda”, se pregunta este elector de Giammattei, en el centro de la capital.El médico derechista asumió el mando el 14 de enero de 2020 para un periodo de cuatro años. Su manejo de la pandemia obtuvo un 83% de apoyo en abril, que luego cayó a un 36% en octubre, según la última medición hecha por la firma ProDatos.Para noviembre, las manifestaciones tomaron las calles y degeneraron incluso en un incendio en las oficinas del Parlamento, en rechazo a un polémico presupuesto para el año 2021 que había sido aprobado por la mayoría oficialista.Hasta el propio vicepresidente, Guillermo Castillo, le pidió en ese momento que renunciaran juntos “por el bien del país”. Aunque después tuvieron una aparente reconciliación.”No tenemos antecedentes recientes de un presidente que llegue tan erosionado en su imagen en tan poco tiempo”, afirmó a la AFP el analista político Ronaldo Robles.-“Tono autoritario”-Giammattei, político conservador y conocido por ser poco tolerante a la crítica, fue cuestionado por la elaboración de un presupuesto para este año que, según sus opositores, no atendía a las demandas sociales ni a cuestiones clave como la pobreza, que afecta a la mitad de los 17 millones de habitantes de Guatemala.El proyecto fue anulado tras fuertes protestas, que incluyeron además el cierre de carreteras por parte de comunidades indígenas.Los manifestantes se lanzaron a las calles para reclamar contra el colapso de hospitales, la falta de apoyo al personal sanitario o las deficiencias en los programas de asistencia para los afectados por los confinamientos, pese que el Congreso le había otorgado al presidente fondos millonarios de emergencia.”Es un fracaso en el manejo de la pandemia, dejando abandonada a la población a su suerte”, lamentó Robles.El país acumula 145.000 casos de covid-19 y más de 5.000 muertos, en momentos en que los contagios vuelven a dispararse.Para el congresista Bernardo Arévalo, del partido centroizquierdista Semilla, “el gobierno ha tenido resultados pobres, además del problema de un tono autoritario en la forma cómo se conduce la gestión pública”.Este estilo, afirma, se refleja en la cúpula del Congreso, encabezado por una alianza oficialista que actúa, según Arévalo, como una “aplanadora irreflexiva a partir de lo que se ordena desde el Ejecutivo”.- Falta de transparencia -El congresista cuestionó igualmente la efectividad de la lucha anticorrupción por parte de la administración de Giammattei, ante la falta de resultados de una comisión gubernamental para el tema, a la que “todavía no se le terminan de ver los dientes”.La activista Lenina García apuntó, de su lado, que “hay un hartazgo generalizado” hacia Giammattei, a quien señaló de operar amparado por las élites económicas y conservadoras del país.”Ha sido un año desastroso. Lo calificaría como un año de retrocesos en muchas garantías sociales y también para la institucionalidad de la democracia y de los derechos humanos”, añadió García, exsecretaria de la Asociación de Estudiantes Universitarios, muy activa en las manifestaciones.El gobernante también generó malestar al crear el denominado Centro de Gobierno, una instancia supervisora del gabinete dirigida por una persona cercana a él, considerada innecesaria por la oposición. El ente fue cerrado.En otra polémica, un primo del presidente fue arrestado en diciembre, acusado de haber cometido fraude en negocios con el Estado.- Cambio urgente -“Ha habido mucho robo, mucha corrupción. Nada ha sido transparente”, consideró Dayana, una secretaria de 27 años que paseaba con su perro en la plaza central de la capital y no quiso dar su apellido, expresando una opinión que se repite en las calles.Para Giammattei, las protestas contra su gobierno fueron “un medio a través del cual grupos minoritarios buscan forzar un verdadero golpe de Estado”, e incluso invocó a la OEA, que envió una misión al país.Luego vino una amplia convocatoria de dialogo que calmó los ánimos y que debe continuar en 2021. “Al final, todos somos parte del problema y por lo tanto todos somos parte de la solución”, afirmó.Para el diputado opositor Arévalo, Giammattei puede corregir el rumbo y dar “señales” de un intento por “recomponer” la situación.”El presidente debe hacer una lectura correcta ¿Quiere poner en riesgo la posibilidad de concluir su mandato o quiere terminar bien y no ser recordado como él decía?”, lanzó de su lado el analista Robles.hma/mav/rs

Fuente

Categories
General

Localizan en aeropuerto guatemalteco 418 kilos de cocaína procedentes de Colombia

Al menos 418 kilos de cocaína fueron localizados en una empresa de almacenaje y envíos en el aeropuerto de la capital de Guatemala procedentes de Cali, Colombia, informaron este martes la presidencia y la fiscalía.”Una organización criminal vinculada al narcotráfico ingresó un cargamento de droga que fue localizada en la empresa COMBEX-IM, ubicada en el interior del Aeropuerto Internacional La Aurora”, ubicado en la periferia sur de la capital, informó la presidencia en un comunicado.La nota detalla que la droga provenía de Cali, Colombia, con destino final a la Importadora Sierra, ubicada en la ciudad de Cobán, Alta Verapaz, al norte de la capital guatemalteca.Según el boletín, el ilícito venía oculto en cajas de cartón, conteniendo en su interior pintura en polvo.En tanto, la Unidad Especial Contra Delitos en Aeropuertos y Aeródromos del Ministerio Público (Fiscalía) indicó que al momento se contabilizan 418 kilos y las pruebas dan positivo de cocaína.Con la ayuda de narcotraficantes locales, grandes carteles internacionales utilizan Guatemala y el resto de Centroamérica para transportar droga y blanquear dinero, lo cual incide en la violencia criminal que azota la región.Según Estados Unidos, 90% de la cocaína que llega a ese país pasa en avionetas, lanchas y hasta submarinos por México y Centroamérica.ec/lda

Fuente

Categories
General

Guatemala restringe la entrada desde Reino Unido y Sudáfrica por variante de covid-19

Guatemala restringe durante dos meses el ingreso de personas que hayan permanecido en Reino Unido y Sudáfrica en los últimos 14 días tras el descubrimiento de una nueva cepa de covid-19 en esos países, informó este lunes el presidente, Alejandro Giammattei.Giammattei dijo en cadena nacional que la medida se aplicará desde el próximo miércoles en todas las fronteras para evitar que ingresen pasajeros “contaminados” con la nueva cepa.”Todas aquellas personas que tengan menos de 14 días de haber estado en Inglaterra o en los países mencionados en esta nueva cepa tendrán prohibición de entrar al país”, señaló el gobernante.O bien, agregó Giammattei, las personas “podrán entrar pero directamente a una cuarentena que no deberá ser superior a los siete días que nos garantice que la persona no viene contaminada”.Guatemala reabrió todos sus pasos fronterizos el pasado 18 de septiembre después de seis meses de cierre por la pandemia, y para ingresar pide a los extranjeros presentar una prueba negativa de covid-19 con no más de 96 horas desde su realización, mientras que para los guatemaltecos solo la requiere si ingresan vía aérea.La medida variará ahora para los pasajeros de Reino Unido y Sudáfrica y podría ampliarse a personas que lleguen de otros países que reporten contagios de la nueva cepa, detalló Giammattei.Guatemala, con cerca de 17 millones de habitantes, acumula desde marzo caso cerca de 133.000 casos y 4.656 muertos.En su mensaje, Giammattei llamó a la mesura a la población para las fiestas de fin de año ante lo que calificó un “relajamiento social”, luego de que medios han registrado aglomeraciones y el desuso de la mascarilla.”Apelamos a ustedes que si no queremos cerrar el país, si no queremos regresar a los toques de queda ni a limitaciones de movilización entre departamentos, la responsabilidad es de nosotros los guatemaltecos”, sentenció Giammattei, cuestionado por el manejo de la crisis.hma/dga

Fuente

Categories
General

El “muro de Trump”, una promesa a medio cumplir que rompe huesos y sueños

En las tierras desérticas que enmarcan la frontera de México y Estados Unidos, un grupo de obreros trabaja sin pausa en la construcción del muro que prometió ruidosamente el presidente Donald Trump. Una obra a medias que está lejos de disuadir la inmigración ilegal en el lado estadounidense.A 45 días de que Trump abandone a regañadientes la Casa Blanca, los trabajadores desplegados en Colombus, Nuevo México, no cesan de remover tierra y poner cimientos. Los últimos, pues el presidente electo Joe Biden anticipó que detendrá las obras.”Hacemos 400 pies diarios (122 metros). No han dicho que van a parar. Si ya gastaron, ¿cómo lo van a dejar incompleto?”, dice un obrero a la AFP a través de la frontera, que colinda con el mexicano poblado de Puerto Palomas. Apenas pronunciadas estas palabras -en perfecto español-, su supervisor le recuerda que no debe hablar con periodistas.A ese ritmo, los trabajadores de esta empresa estadounidense podrían construir 5,5 km más hasta el 19 de enero, último día de mandato de Trump, antes de cuyo gobierno ya existían 548,6 km de barrera en esta frontera que mide más de 3.000 km, una de las más grandes del mundo.Durante su administración se levantaron 658,1 km, muy lejos de los 1.187,7 km que ofreció erigir, según datos del Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense (CBP), al 20 de noviembre.Solo 94,8 km son nueva edificación, pues el grueso del trabajo corresponde al refuerzo de la antigua estructura, que de medir unos cuatro metros ahora es un armatoste de acero de casi 10 metros de alto.El avance del muro -que Trump prometió “grande y hermoso”- ha costado 15.000 millones de dólares. Y aunque por ahora es una promesa a medio camino, bastó para quebrar los sueños, y también los huesos, de muchos migrantes que se aventuraron a saltar.- Estrellarse contra la tierra prometida -Los trabajadores que lo levantan usan cascos y lentes y se protegen del sol y el viento gélido del desierto envolviéndose el rostro con pañoletas.Una grúa traslada una suerte de cuadrícula metálica para enterrarla en una zanja estrecha de 2,4 metros de profundidad. Es el cimiento para los barrotes que se colocarán en el siguiente turno, explica el obrero.Entre viejo y nuevo muro se cubre apenas 35% de los 3.145 km de frontera. Las obras se han concentrado en las zonas más pobladas, con más cruces ilegales, reduciendo las opciones de los indocumentados.”He visto aquí señores con la cabeza quebrada, brazos quebrados, con los dos pies quebrados. Gente que ha entrado aquí en silla de ruedas, muy dañada por los golpes del muro. Y no son dos o tres, son muchos”.Lo atestigua Alejandro Calderón, cubano de 55 años que, forzado por las restricciones de la pandemia del covid-19, se quedó administrando un albergue que acoge a quienes, como él, buscan llegar a Estados Unidos.Reiteradamente ve cómo la desesperación se apodera de aquellos que huyen de la pobreza o la violencia en sus países y saltan el muro, estrellándose contra la tierra prometida.Pero lo que más le sorprende es que a menudo los heridos sean devueltos a México sin recibir atención médica del lado estadounidense.”En las condiciones que esté lo retornan aquí y entonces nosotros, sin condiciones porque no tenemos médicos, tenemos que darles los primeros auxilios”, relata este ingeniero de profesión.- Esperanzados con Biden -Domingo Barahona, guatemalteco de 45 años, fracasó en dos intentos de entrar a Estados Unidos. Refugiado momentáneamente en Puerto Palomas (estado de Chihuahua, norte), probará un tercero.Días atrás le tocó ver a otros dos indocumentados con los huesos de la pierna expuestos por un desgarro tras aventarse por la barrera. “En migración de Estados Unidos ni una aspirina les dieron”, relata.”Logran escalar, ponen un arnés, pero ya para bajar tienen que bajar a la brava”, detalla Barahona.El hombre llora al recordar a su hijo de 12 años, que lo espera en casa, y el asesinato de su hermano policía, víctima de una venganza de “gente mala”.Amenazado por las mismas personas, Estados Unidos es su objetivo. “Voy a morir luchando y no sentado esperando que me maten”, advierte.Aunque el triunfo del demócrata Biden devolvió la esperanza a los migrantes, éstos no se pueden dar el lujo de esperar a que desmantele las severas políticas del republicano Trump.El nuevo mandatario “parece ser una persona muy humana. No es que Trump no sea humano, pero parece que no le gustan los migrantes”, afirma Elienai Lopes, brasileño de 27 años y con cuatro intentos fallidos de cruzar.”Tenemos muchas esperanzas” con Biden, dice.jla/axm/yo

Fuente

Categories
General

Indígenas en Guatemala bloquean carreteras en protesta contra presidente

Miles de indígenas mayas bloquearon este lunes unas 10 horas seis importantes tramos de carreteras en el oeste de Guatemala, en la última protesta para exigir la renuncia del presidente Alejandro Giammattei.”El presidente en su forma de expresar es muy prepotente y en el Congreso se guían más por sus bancadas y sus necesidades, (pero) no van acorde a las necesidades de nuestro país”, dijo a una radio local Santiago Cux, uno de los líderes de las protestas.El Congreso, dominado por fuerzas oficialistas, anuló un controvertido presupuesto del país para 2021, el más alto de la historia, en medio de protestas que reclamaban que las cuentas benefician a sectores empresariales en detrimento de aumentar las partidas para salud y contra la pobreza.Una vez levantados los bloqueos, han continuado las manifestaciones en contra de Giammattei, criticado también por una mala gestión de la pandemia del covid-19.Cux aseguró que la convocatoria fue apoyada por las 83 comunidades del departamento de Sololá para “hacerle saber al gobierno central y a los diputados que las acciones que han tomado últimamente con el presupuesto 2021 dejan mucho que desear”.Sololá (oeste) es un departamento con más de medio millón de habitantes donde cohabitan tres pueblos mayas y que alberga el turístico Lago de Atitlán.Los indígenas levantaron los bloqueos, que transcurrieron de forma pacífica.En la capital, un grupo de personas que dijeron ser estudiantes, llegó con el rostro tapado y quemaron neumáticos frente al Parlamento.Unos de los encapuchados comentó a periodistas que la medida forma parte de las manifestaciones contra el mandatario, en rechazo a la clase política tradicional y a la corrupción en el Estado.Para llegar a la sede del Congreso este grupo se apoderó de un autobús que cubría la ruta hacia la ciudad universitaria, en la periferia sur de la capital.Como medida de precaución, el Ejecutivo evacuó al personal que trabaja en la antigua sede del gobierno, ubicada a unos 300 metros del Congreso, indicó la titular de la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia, Francis Masek.Al igual que las recientes protestas de los dos últimos fines de semana en la capital, los indígenas reclamaron la “depuración” del Congreso, la renuncia del ministro de Gobernación (Interior), Gendri Reyes; de la Fiscal General, Consuelo Porras; y del director de la Policía, José Tzubán.- Marginados del diálogo -Las peticiones de los manifestantes fueron elevadas a través de una carta dirigida al presidente Giammattei, en la que le reclaman por su “falta de respuesta” a peticiones para el reconocimiento de los derechos de los pueblos originarios.La propia Premio Nobel de la Paz guatemalteca, Rigoberta Menchú, criticó hace unos días que el gobierno no incluyera a los indígenas en el diálogo convocado para resolver la crisis que afronta el país.Asentados principalmente en el occidente del país, los indígenas representan el 43% de los casi 17 millones de habitantes de Guatemala y denuncia discriminación.En algunas comunidades la pobreza supera el 80%, según cifras oficiales, y la desnutrición afecta al 50% de los niños menores de cinco años, el índice más alto de Latinoamérica.Las manifestaciones para pedir la renuncia de Giammattei, un conservador de derecha que asumió el poder en enero, se iniciaron el sábado 21 de noviembre en la plaza ubicada frente a la antigua sede de gobierno. Si bien comenzaron pacíficamente, fueron incendiadas varias oficinas del Parlamento.Los opositores responsabilizan a Giammattei de opacidad en la elaboración del presupuesto y afirman que el proyecto no atendía problemas como la pobreza, que afecta a casi el 60% de los guatemaltecos.También acusan a Giammattei, médico de profesión, de una mala gestión frente a la pandemia del covid-19, que hasta este lunes registraba 4.171 muertos y 122.062 casos de contagio.El sábado, miles de guatemaltecos reanudaron sus protestas, durante la cuales un grupo de manifestantes con el rostro cubierto incendió un autobús.El ministro de Gobernación dijo que la quema del autobús fue “un acto totalmente planificado y financiado por algún grupo de personas que intenta desestabilizar el orden institucional del país”.Para el procurador de Derechos Humanos, Jordán Rodas, el gobierno intenta “criminalizar” las protestas, apoyándose en actos de violencia que ocurrieron al margen de las manifestaciones.ec-mav/dga

Fuente

Categories
General

Iota deja 38 muertos en Centroamérica y se disipa sobre El Salvador

Iota se disipaba el miércoles sobre El Salvador, después de dejar al menos 38 muertos, poblados inundados y daños a la infraestructura vial en su paso como huracán y luego tormenta tropical en Centroamérica, una región devastada por el ciclón Eta hace dos semanas.Las autoridades de Nicaragua contabilizaban hacia el atardecer de este miércoles la muerte de 12 personas, entre ellos siete niños, por un derrumbe en un macizo en el departamento norteño de Matagalpa e inundaciones en el norte y sureste del país.Honduras, por su parte, cerró el día con 14 muertos muertos, luego de que socorristas hallaran los cuerpos de ocho fallecidos en un deslizamiento en el departamento occidental de Lempira.Con ello subió a 36 el número de muertos por el ciclón, 18 de ellos en Nicaragua, 14 en Honduras, dos en el archipiélago colombiano de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, otros dos en Guatemala, uno en Panamá y otro en El Salvador.Desde que tocó tierra el lunes en el Caribe Norte de Nicaragua como huracán categoría 5 -la máxima en la escala Saffir-Simpson-, Iota, el segundo ciclón del mes después de Eta, inundó viviendas y extensas regiones de cultivos, derribó árboles, dejó incomunicados decenas de poblados y provocó daños en carreteras.Tras degradarse a tormenta tropical, sus “remanentes de humedad asociados” se ubican a 35 km al noroeste de San Salvador, informó el ministerio del Ambiente de ese país.En San Salvador, aunque el peligro de las lluvias se mantiene, la comisionada presidencial Carolina Recinos destacó que el “trabajo de prevención”, con evacuaciones oportunas, evitó que el país sufriera más víctimas.De zonas de alto riesgo fueron evacuadas 880 personas a 230 albergues distribuidos en todo El Salvador.- Zona devastada -Este miércoles persistían las lluvias en la región norte de Nicaragua, donde su principal ciudad, Bilwi, empezaba a evaluar los daños causados por Iota.”Saliendo de Eta para caer en Iota. Lo que había dejado en pie Eta, vino este huracán y terminó de rematar”, lamentó el secretario político del gobierno del Caribe Norte de Nicaragua, Yamil Zapata, señalando que el ciclón terminó de derribar gran parte de la infraestructura en esa ciudad de más de 40.000 habitantes.Zapata aseguró que hay abundantes daños en viviendas que quedaron sin techo, en los servicios de electricidad y agua, mientras que el muelle de Bilwi fue totalmente destruido.”Es grande el daño realmente”, dijo Zapata a un medio oficial.Este miércoles Bilwi seguía sin electricidad, pero desde el martes logró restablecer la telefonía celular.Sus habitantes comenzaron a limpiar los escombros y a tratar de restituir con lo que pudieran los techos de sus viviendas, mientras que las calles de la ciudad están siendo despejadas de escombros.- Alivio en Honduras -Honduras sufrió inundaciones con precipitaciones menores a las previstas luego de que el ojo de la tormenta cruzara velozmente por el sur del país.Tegucigalpa se salvó de mayores lluvias, pero el crecimiento de los ríos causó pánico en los cinturones de miseria de la capital de un millón de habitantes, donde policías y militares desalojaron a decenas de miles de personas de los cerros.Las principales inundaciones se observaban este miércoles en las ciudades norteñas de La Lima, El Progreso y otras comunidades del productivo valle de Sula, en las proximidades de San Pedro Sula, la segunda ciudad del país, ya castigada por Eta.Las fuertes lluvias también impactaron Guatemala con el desborde ríos y la caída de árboles en carreteras, entre otros incidentes, según las autoridades.- Cambio climático -El doble impacto de las poderosas tormentas provocó llamados a atender los efectos del cambio climático y pedidos de ayuda internacional.”Iota y Eta forman parte del golpe del cambio climático en Centroamérica, que en pocos días han dejado luto y destrucción”, declaró a AFP el coordinador de la ONG Unidad Ecológica Salvadoreña, Mauricio Sermeño.El ecologista advirtió que el impacto de los fenómenos meteorológicos “no se puede mitigar con pocos recursos”, por lo que llamó a la comunidad internacional para que ayude a Centroamérica.La OEA pidió el miércoles a las instituciones financieras y de desarrollo internacionales a brindar acceso rápido a recursos para los países afectados por las dos tormentas para labores humanitarias y de reconstrucción, dos días después de que los presidentes de Honduras, Nicaragua, Guatemala y Costa Rica clamaran ayuda internacional ante la devastación causada por los huracanes.”La lección que deja Iota y Eta es que los gobiernos tienen que mitigar la pobreza que vuelve vulnerables a millones de personas porque, a falta de recursos, construyen viviendas en zonas vulnerables”, resumió Sermeño.Con un poco más de 520.000 km2 y 50 millones de habitantes, Centroamérica suele sufrir el paso de los huracanes que se forman en el Caribe, además de la treintena de volcanes activos y lo constantes terremotos por formar parte del Cinturón de Fuego del océano Pacífico.bur-cmm/mas/lda/rsr/gma/dga

Fuente

Categories
General

Iota deja 38 muertos en Centroamérica y se disipa sobre El Salvador

Iota se disipaba el miércoles sobre El Salvador, después de dejar al menos 38 muertos, poblados inundados y daños a la infraestructura vial en su paso como huracán y luego tormenta tropical en Centroamérica, una región devastada por el ciclón Eta hace dos semanas.Las autoridades de Nicaragua contabilizaban hacia el atardecer de este miércoles la muerte de 12 personas, entre ellos siete niños, por un derrumbe en un macizo en el departamento norteño de Matagalpa e inundaciones en el norte y sureste del país.Honduras, por su parte, cerró el día con 14 muertos muertos, luego de que socorristas hallaran los cuerpos de ocho fallecidos en un deslizamiento en el departamento occidental de Lempira.Con ello subió a 36 el número de muertos por el ciclón, 18 de ellos en Nicaragua, 14 en Honduras, dos en el archipiélago colombiano de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, otros dos en Guatemala, uno en Panamá y otro en El Salvador.Desde que tocó tierra el lunes en el Caribe Norte de Nicaragua como huracán categoría 5 -la máxima en la escala Saffir-Simpson-, Iota, el segundo ciclón del mes después de Eta, inundó viviendas y extensas regiones de cultivos, derribó árboles, dejó incomunicados decenas de poblados y provocó daños en carreteras.Tras degradarse a tormenta tropical, sus “remanentes de humedad asociados” se ubican a 35 km al noroeste de San Salvador, informó el ministerio del Ambiente de ese país.En San Salvador, aunque el peligro de las lluvias se mantiene, la comisionada presidencial Carolina Recinos destacó que el “trabajo de prevención”, con evacuaciones oportunas, evitó que el país sufriera más víctimas.De zonas de alto riesgo fueron evacuadas 880 personas a 230 albergues distribuidos en todo El Salvador.- Zona devastada -Este miércoles persistían las lluvias en la región norte de Nicaragua, donde su principal ciudad, Bilwi, empezaba a evaluar los daños causados por Iota.”Saliendo de Eta para caer en Iota. Lo que había dejado en pie Eta, vino este huracán y terminó de rematar”, lamentó el secretario político del gobierno del Caribe Norte de Nicaragua, Yamil Zapata, señalando que el ciclón terminó de derribar gran parte de la infraestructura en esa ciudad de más de 40.000 habitantes.Zapata aseguró que hay abundantes daños en viviendas que quedaron sin techo, en los servicios de electricidad y agua, mientras que el muelle de Bilwi fue totalmente destruido.”Es grande el daño realmente”, dijo Zapata a un medio oficial.Este miércoles Bilwi seguía sin electricidad, pero desde el martes logró restablecer la telefonía celular.Sus habitantes comenzaron a limpiar los escombros y a tratar de restituir con lo que pudieran los techos de sus viviendas, mientras que las calles de la ciudad están siendo despejadas de escombros.- Alivio en Honduras -Honduras sufrió inundaciones con precipitaciones menores a las previstas luego de que el ojo de la tormenta cruzara velozmente por el sur del país.Tegucigalpa se salvó de mayores lluvias, pero el crecimiento de los ríos causó pánico en los cinturones de miseria de la capital de un millón de habitantes, donde policías y militares desalojaron a decenas de miles de personas de los cerros.Las principales inundaciones se observaban este miércoles en las ciudades norteñas de La Lima, El Progreso y otras comunidades del productivo valle de Sula, en las proximidades de San Pedro Sula, la segunda ciudad del país, ya castigada por Eta.Las fuertes lluvias también impactaron Guatemala con el desborde ríos y la caída de árboles en carreteras, entre otros incidentes, según las autoridades.- Cambio climático -El doble impacto de las poderosas tormentas provocó llamados a atender los efectos del cambio climático y pedidos de ayuda internacional.”Iota y Eta forman parte del golpe del cambio climático en Centroamérica, que en pocos días han dejado luto y destrucción”, declaró a AFP el coordinador de la ONG Unidad Ecológica Salvadoreña, Mauricio Sermeño.El ecologista advirtió que el impacto de los fenómenos meteorológicos “no se puede mitigar con pocos recursos”, por lo que llamó a la comunidad internacional para que ayude a Centroamérica.La OEA pidió el miércoles a las instituciones financieras y de desarrollo internacionales a brindar acceso rápido a recursos para los países afectados por las dos tormentas para labores humanitarias y de reconstrucción, dos días después de que los presidentes de Honduras, Nicaragua, Guatemala y Costa Rica clamaran ayuda internacional ante la devastación causada por los huracanes.”La lección que deja Iota y Eta es que los gobiernos tienen que mitigar la pobreza que vuelve vulnerables a millones de personas porque, a falta de recursos, construyen viviendas en zonas vulnerables”, resumió Sermeño.Con un poco más de 520.000 km2 y 50 millones de habitantes, Centroamérica suele sufrir el paso de los huracanes que se forman en el Caribe, además de la treintena de volcanes activos y lo constantes terremotos por formar parte del Cinturón de Fuego del océano Pacífico.bur-cmm/mas/lda/rsr/gma/dga

Fuente

Categories
General

Alud por lluvias deja dos muertos y cinco desaparecidos en Guatemala

Dos personas fallecieron y cinco permanecen desaparecidas en el este de Guatemala después de que un muro de concreto colapsara sobre una vivienda por la saturación del agua de las lluvias en el suelo, tras el reciente paso del ciclón Eta, informó Protección Civil.Los hechos ocurrieron durante la madrugada en el barrio Agua Caliente del municipio oriental de Camotán, cercano a la frontera con Honduras, relató a los periodistas David de León, portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).Socorristas rescataron a tres personas heridas que fueron trasladadas a un hospital cercano, mientras siguen trabajando para extraer los cuerpos de dos fallecidos que quedaron soterrados en la vivienda. Otras cinco personas continúan desaparecidas, agregó el funcionario.El colapso del muro “está asociado a la condición de saturación de agua en el suelo” a causa de las lluvias, agregó De León, que añadió que se investigarán igualmente posibles deficiencias en su construcción.Guatemala fue azotada la semana pasada por las fuertes lluvias que dejó el ciclón Eta, que entró a Nicaragua como huracán de categoría 4 y se degradó después a depresión tropical en Honduras dejando una estela de destrucción y muerte en Centroamérica.La Conred contabilizó más de 150 personas fallecidas o desaparecidas debido a las inundaciones y deslaves causados por Eta. La principal tragedia ocurrió en la comunidad Quejá de San Cristóbal Verapaz (norte), donde unas 150 viviendas quedaron sepultadas por un deslizamiento de tierra.Según las autoridades, aquel alud dejó al menos 100 indígenas mayas soterrados en esa zona empobrecida del país, aunque solo fueron recuperados ocho cuerpos. La búsqueda fue suspendida el martes pasado debido a la inestabilidad del terreno.La región centroamericana se prepara ahora para el embate de otra tormenta tropical, Iota, formada en el Caribe y que podría tocar la frontera entre Honduras y Nicaragua como huracán.hma/rs

Fuente

Categories
General

Alud por lluvias deja dos muertos y cinco desaparecidos en Guatemala

Dos personas fallecieron y cinco permanecen desaparecidas en el este de Guatemala después de que un muro de concreto colapsara sobre una vivienda por la saturación del agua de las lluvias en el suelo, tras el reciente paso del ciclón Eta, informó Protección Civil.Los hechos ocurrieron durante la madrugada en el barrio Agua Caliente del municipio oriental de Camotán, cercano a la frontera con Honduras, relató a los periodistas David de León, portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).Socorristas rescataron a tres personas heridas que fueron trasladadas a un hospital cercano, mientras siguen trabajando para extraer los cuerpos de dos fallecidos que quedaron soterrados en la vivienda. Otras cinco personas continúan desaparecidas, agregó el funcionario.El colapso del muro “está asociado a la condición de saturación de agua en el suelo” a causa de las lluvias, agregó De León, que añadió que se investigarán igualmente posibles deficiencias en su construcción.Guatemala fue azotada la semana pasada por las fuertes lluvias que dejó el ciclón Eta, que entró a Nicaragua como huracán de categoría 4 y se degradó después a depresión tropical en Honduras dejando una estela de destrucción y muerte en Centroamérica.La Conred contabilizó más de 150 personas fallecidas o desaparecidas debido a las inundaciones y deslaves causados por Eta. La principal tragedia ocurrió en la comunidad Quejá de San Cristóbal Verapaz (norte), donde unas 150 viviendas quedaron sepultadas por un deslizamiento de tierra.Según las autoridades, aquel alud dejó al menos 100 indígenas mayas soterrados en esa zona empobrecida del país, aunque solo fueron recuperados ocho cuerpos. La búsqueda fue suspendida el martes pasado debido a la inestabilidad del terreno.La región centroamericana se prepara ahora para el embate de otra tormenta tropical, Iota, formada en el Caribe y que podría tocar la frontera entre Honduras y Nicaragua como huracán.hma/rs

Fuente