Categories
General

Chile inicia vacunación de profesores y supera dos millones de inmunizados

Santiago, 16 Feb 2021 (AFP) – Chile comenzó este lunes a vacunar contra el coronavirus a sus profesores de colegios con miras a reanudar las clases presenciales en marzo, tras casi dos semanas de un masivo programa de inmunización que ya benefició a más de dos de sus 19 millones de habitantes.”Con el inicio de este proceso queremos entregarles seguridad a los profesores, a los padres y también a los niños para que puedan volver a clases en marzo en forma voluntaria y segura”, señaló el ministro de Salud, Enrique París.Los profesores iban a ser vacunados a fines de mes, pero el gobierno decidió adelantar el proceso para evitar que los colegios permanezcan cerrados, como fue gran parte del año pasado.Así, se prevé la inmunización de 513.621 funcionarios de establecimientos educacionales, que incluye a profesores, educadoras de preescolar, asistentes de la educación, directores, administrativos y manipuladoras de alimentos. “Hoy se abre una luz de esperanza para nosotros, que nos permita en algún momento volver a encontrarnos con nuestros niños”, señaló a la prensa Gloria Alfaro, la primera docente en ser vacunada y cuya madre de 106 años ya fue inmunizada.El Ministerio de Educación fijó para el próximo 1 de marzo el inicio del año escolar 2021, pero el Colegio de Profesores expresó sus reservas, argumentando que además de la vacuna se necesitan otras medidas sanitarias.”No hay ninguna posibilidad de volver a clases presenciales sin ningún riesgo durante el mes de marzo”, afirmó el presidente del Colegio de Profesores, Carlos Díaz.
– “Mucha experiencia” en vacunación –
El Ministerio de Salud informó que, hasta este lunes, 2.092.453 personas ya recibieron al menos una de las dos dosis necesarias de la vacuna, en menos de dos semanas de campaña.La semana pasada, fueron vacunados en Chile los mayores de 80 años, además de otras personas que desempeñan labores críticas en el Estado, como bomberos, empleados fiscales y personal de las farmacias.Colegios, estadios, gimnasios y centros de atención primaria están siendo usados para llevar adelante el proceso de vacunación, que se inició en Chile con el personal de salud el 24 de diciembre y arrancó de forma masiva el 3 de febrero.”Nuestro país tiene mucha experiencia en relación a la vacunación, porque todos los años hacemos la vacunación de influenza con las mismas características de este proceso”, dice a la AFP María Trinidad Fraga, enfermera, 26 años, jefa del local de vacunación en el estadio municipal de la comuna de Las Condes, en el este de Santiago.La meta del gobierno es vacunar a 5 millones de personas de mayor riesgo antes del 30 de marzo y a otros 10 millones antes del 30 de junio.apg-pa/msa/yo

Fuente

Categories
General

Chile inicia vacunación de profesores y supera dos millones de inmunizados

Santiago, 16 Feb 2021 (AFP) – Chile comenzó este lunes a vacunar contra el coronavirus a sus profesores de colegios con miras a reanudar las clases presenciales en marzo, tras casi dos semanas de un masivo programa de inmunización que ya benefició a más de dos de sus 19 millones de habitantes.”Con el inicio de este proceso queremos entregarles seguridad a los profesores, a los padres y también a los niños para que puedan volver a clases en marzo en forma voluntaria y segura”, señaló el ministro de Salud, Enrique París.Los profesores iban a ser vacunados a fines de mes, pero el gobierno decidió adelantar el proceso para evitar que los colegios permanezcan cerrados, como fue gran parte del año pasado.Así, se prevé la inmunización de 513.621 funcionarios de establecimientos educacionales, que incluye a profesores, educadoras de preescolar, asistentes de la educación, directores, administrativos y manipuladoras de alimentos. “Hoy se abre una luz de esperanza para nosotros, que nos permita en algún momento volver a encontrarnos con nuestros niños”, señaló a la prensa Gloria Alfaro, la primera docente en ser vacunada y cuya madre de 106 años ya fue inmunizada.El Ministerio de Educación fijó para el próximo 1 de marzo el inicio del año escolar 2021, pero el Colegio de Profesores expresó sus reservas, argumentando que además de la vacuna se necesitan otras medidas sanitarias.”No hay ninguna posibilidad de volver a clases presenciales sin ningún riesgo durante el mes de marzo”, afirmó el presidente del Colegio de Profesores, Carlos Díaz.
– “Mucha experiencia” en vacunación –
El Ministerio de Salud informó que, hasta este lunes, 2.092.453 personas ya recibieron al menos una de las dos dosis necesarias de la vacuna, en menos de dos semanas de campaña.La semana pasada, fueron vacunados en Chile los mayores de 80 años, además de otras personas que desempeñan labores críticas en el Estado, como bomberos, empleados fiscales y personal de las farmacias.Colegios, estadios, gimnasios y centros de atención primaria están siendo usados para llevar adelante el proceso de vacunación, que se inició en Chile con el personal de salud el 24 de diciembre y arrancó de forma masiva el 3 de febrero.”Nuestro país tiene mucha experiencia en relación a la vacunación, porque todos los años hacemos la vacunación de influenza con las mismas características de este proceso”, dice a la AFP María Trinidad Fraga, enfermera, 26 años, jefa del local de vacunación en el estadio municipal de la comuna de Las Condes, en el este de Santiago.La meta del gobierno es vacunar a 5 millones de personas de mayor riesgo antes del 30 de marzo y a otros 10 millones antes del 30 de junio.apg-pa/msa/yo

Fuente

Categories
General

Alianza del Pacífico impulsa “mercado digital regional” para recuperar economías

Amplía con declaración del presidente de Ecuador en párrafo 10 ///Santiago, 11 Dic 2020 (AFP) – La Alianza del Pacífico, un bloque comercial conformado por Chile, Colombia, México y Perú, acordó impulsar un “mercado digital” que promueva el desarrollo del comercio vía internet, al finalizar una cumbre semipresencial que se desarrolló este viernes en Santiago.Con la presencia en Santiago del presidente de Colombia, Iván Duque, quien acompañó al anfitrión Sebastián Piñera, se desarrolló la XV Cumbre de la alianza con la asistencia virtual de los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Perú, Francisco Sagasti.En la declaración final del encuentro, los mandatarios expresaron su pesar por los miles de muertos que deja la pandemia y se comprometieron en trabajar conjuntamente para “superar sus impactos económicos y sociales”, como la pérdida de millones de empleos y el aumento de la pobreza.”Sólo la recuperación y reactivación de nuestras economías y la recuperación de nuestra capacidad de crear empleos nos va a permitir soluciones definitivas a los temas sociales que angustian y urgen a tantas familias en la Alianza del Pacífico”, sostuvo Piñera en rueda de prensa.Así, los presidentes se propusieron implementar un mercado digital regional que permita mejorar el acceso al comercio en línea e impulsar nuevas fuentes de crecimiento y productividad.Según la declaración, el mercado digital permitirá particularmente a las pequeñas y medianas empresas, expandir sus oportunidades a través de acciones que reduzcan barreras comerciales y el uso de herramientas digitales para su inserción internacional. Para Piñera, es “fundamental” que la Alianza del Pacífico -creada hace nueve años y que logró que el 98% del intercambio comercial entre sus miembros sea libre de aranceles- “recupere el impulso, la fuerza, el dinamismo y la convicción que le han permitido llegar hasta donde está”.Los países miembro firmaron una declaración sobre igualdad de género para impulsar el desarrollo económico y social de las mujeres.Además, Chile entregó la presidencia pro tempore del bloque a Colombia, y se lograron acuerdos para la incorporación de Singapur y Ecuador como miembros asociados.”Es una oportunidad para cooperar mutuamente, compartir tecnología, intercambiar experiencias y promover el turismo. Además de incentivar la creación de negocios, atraer inversión y fomentar el empleo”, dijo el presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, en un comunicado.La Alianza del Pacífico representa el 41% del PIB de América Latina y se ha convertido en la octava economía del mundo con un mercado de más de 230 millones de personas.msa/pa/yo

Fuente

Categories
General

Dos meses de protestas en Chile

Así se vivieron los dos meses de protestas en Chile, en las que miles salieron a las calles a protestar contra la desigualdad social y económica, en el que se ha convertido en el peor estallido social en décadas. VERSIÓN SUBTITULADA (PABLO COZZAGLIO/)SHOTLIST
REFERENCE SHOTLIST
SANTIAGO, CHILEDECEMBER 2, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:15)1. Tracking shot high school students run and jump over Los Heroes subway station turnstiles2. Wide shot high school students chant and stand on subway turnstiles
SANTIAGO, CHILENOVEMBER 29, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:06)3. Extreme wide shot protesters with lasers in Baquedano Square
SANTIAGO, CHILENOVEMBER 15, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:29)4. Pan right police shoot tear gas against protesters5. Mid shot police in action6. Mid shot protesters throw stones7. Mid shot protesters with Chile flag8. Mid shot girl with red makeup
SANTIAGO, CHILENOVEMBER 4, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:20)9. Mid shot policewoman on fire (CONTENT WARNING: SUFFERING)10. Wide shot watercannon sprays protesters
SANTIAGO, CHILEOCTOBER 29, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:09)11. Mid shot protester throws stones
SANTIAGO, CHILENOVEMBER 4, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:23)12. Mid shot police officer hit by molotov bomb13. Wide shot police use tear gas against protesters14. Wide shot police use tear gas against protesters
SANTIAGO, CHILEOCTOBER 29, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:09)15. Wide shot armored police truck sprays water on protesters
SANTIAGO, CHILEOCTOBER 28, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:18)16. Wide shot smoke billows over burning building, Chilean flag from the presidential palace square in the foreground17. Aerial shot smoke billows from a building on fire, firefighters attempt to put out flames
SANTIAGO, CHILEOCTOBER 23, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:12)18. Aerial shot water cannon sprays crowd of protesters on Plaza Italia
SANTIAGO, CHILEOCTOBER 25, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:19)19. Aerial shot protesters gather at Italy Square20. Aerial shot protesters march in the streets of Santiago21. Mid shot protester holds sign
SANTIAGO, CHILEOCTOBER 24, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:11)22. Wide shot protesters with giant Chilean flag23. Mid shot protesters with giant Chilean flag
SANTIAGO, CHILEOCTOBER 19, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:26)24. Mid shot Police shooting25. Mid shot Policeman immobilizes protester sitting on him26. Wide shot Army helicopter passes through Chilean flag27. Pan right protester bangs on pot
SANTIAGO, CHILEOCTOBER 20, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:14)28. Mid shot protesters form a chain in front of an armoured vehicle, run away after tear gas is dropped from vehicle29. Mid shot protester attempts to stop an armoured vehicle
SANTIAGO, CHILEOCTOBER 20, 2019SOURCE: CHILEAN’S ARMY FACEBOOK ACCOUNTRESTRICTIONS: NO RESALE
30. SOUNDBITE 1 – Sebastián Piñera, president of Chile (male, Spanish, 3 sec): “We are at war against a powerful, implacable enemy, who does not respect anything or anyone and who is willing to use violence and crime without any limits.”
“Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni a nadie y que está dispuesto a usar la violencia y la delincuencia sin ningún límite.”
SANTIAGO, CHILEOCTOBER 22, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:25)31. Wide shot demonstrators throw projectiles at police32. Wide shot demonstrators throw projectiles at police33. Mid shot water cannon heads toward demonstrators34. Wide shot demonstrators throw projectiles at police
SANTIAGO, CHILEOCTOBER 18, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:07)35. Wide shot people and police after protest
SANTIAGO, CHILEOCTOBER 21, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:11)36. Mid shot Demonstrators clash with riot police37. Close-up Demonstrator holding up protest sign
SANTIAGO, CHILENOVEMBER 4, 2019SOURCE: AFPTV
IMAGES (00:31)38. Mid shot protester throws projectiles at police amongst tear gas39. Wide shot police fire tear gas against protesters40. Wide shot police fire tear gas against protesters41. Wide shot protester holds banner reading: “It was never a democracy”

Fuente

Categories
General

Retrospectiva 2019: el año en que los movimientos sociales tomaron las calles de Latinoamérica

En 2019 diversos movimientos sociales tomaron las calles de varios países latinoamericanos. Bolivia, Ecuador, Colombia y Chile vivieron sus mayores crisis sociales en décadas, la tensión política se mantuvo en Venezuela y en el Cono Sur hubo cambios de rumbo político. (ALBERTO GONZALEZ/)2019, el año de todas las protestas Por Loïc VENNINParís, 5 Dic 2019 (AFP) – Chile, Hong Kong, Argelia, Líbano o Francia. Ciudadanos llenos de rabia y sin líderes salieron a las calles en 2019, retomando los combates de los “indignados” de principios de la década contra un sistema político, las élites y las desigualdades.Maquillados como el protagonista del filme “Joker”, un personaje que se siente marginado, o con la máscara de la película “V de Vendetta”, miles de personas denunciaron problemas parecidos en Bagdad, Beirut o La Paz, desencadenando la caída de cinco jefes de Estado o de gobierno.Es “una revolución contra el ‘tina'”, el acrónimo de “There is no alternative” (No hay alternativa), repetido por la ex primera ministra neoliberal Margaret Thatcher, explica Karim Bitar, director del Instituto de Ciencias Política en la Universidad St-Joseph de Beirut.”La sociedad no soporta más pagar y pagar. Apretaron mucho la tuerca y llegó un momento que tenía que colapsar”, afirmaba Marcela Paz, un profesora de 51 años, en una manifestación de un millón de personas en Santiago de Chile a fines de octubre.De una punta a otra del planeta, retumban las rebeliones de todo tipo. Estas protestas tienen en común que han surgido en “horizontalidad” y “sin líderes, sin organización ni estructura en una primera etapa”, explica Olivier Fillieule, especialista de movimientos sociales en el Instituto de Estudios Políticos de Lausana (Suiza).La mecha que ha desatado las movilizaciones puede ser relativamente abstracta, como la ley de extradiciones en Hong Kong, o más pragmática, como la subida del precio del metro en Santiago de Chile, o una nueva tasa para las llamadas con Whatsapp en Líbano.”De Líbano a Irak, nuestro dolor es uno”, podía leerse en una pancarta en Beirut, delante de la sede de Electricidad de Líbano (EDL), símbolo del declive de los servicios públicos en el país.
– El peso de internet –
Estas revueltas cuentan con internet, mucho más que en 2011, ya que el número de internautas se ha más que duplicado en 10 años, hasta alcanzar los 4.500 millones de personas.En Hong Kong o Barcelona, los manifestantes se pasan consignas a través de sistemas de mensajerías seguros, incluso con aplicaciones que se descargan con un código QR. “La redes sociales pueden desempeñar un papel pero no se trata de revoluciones Facebook”, subraya Geoffrey Pleyers, sociólogo en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) y en el Colegio de Estudios Mundiales (París).El peso de la red, incluso sin ser dominante, atrae forzosamente a los más conectados, es decir los jóvenes. Pero su porcentaje en estas movilizaciones no se verifica de manera sistemática. Los “chalecos amarillos” franceses a menudo son gente de más edad, el movimiento chileno incluye a muchos jubilados, los manifestantes en Barcelona o en Bolivia son de todas edades, dice Pleyers.Estas revueltas, recalcan los expertos interrogados por la AFP, se inspiran de los movimientos de principios de la década: la primavera árabe, iniciada a finales de 2010 en Túnez, y también Ocupemos Wall Street, en septiembre de 2011, contra la austeridad y los abusos del capitalismo financiero.”2019 aparece como un año muy importante en materia de movilizaciones”, estima Olivier Fillieule. “Pero esto no es inédito ni excepcional. Recordemos que a fines de 2011, la revista Time elegía a ‘el manifestante’ como personalidad del año”.Las movilizaciones de 2019 “se inscriben en la misma secuencia histórica”, agrega.”Los disfuncionamientos económicos revelados por la crisis de 2008 fueron transferidos de las élites hacia los menos poderosos a través de la austeridad, el desempleo, la inseguridad…”, explica Jake Werner, profesor en la Universidad de Chicago.
– “Revoluciones por la dignidad” –
Según Erik Neveu, investigador en sociología de las movilizaciones en el Instituto de Estudios Políticos de Rennes (oeste de Francia), en los regímenes democráticos, “la creencia en la capacidad de la democracia para cambiar la vida se erosiona de manera inexorable”.El pueblo piensa entonces que “su salvación se encuentra en la movilización”, es decir en el derrocamiento del poder, asegura Neveu.”Son las revoluciones por la dignidad”, dice Bitar en Beirut. En solo unas semanas, estos movimientos desencadenaron la salida de Abdelaziz Bouteflika, quien renunció a presentarse para un quinto mandato en Argelia, de Omar Al Bashir, derrocado en abril tras 30 años en el poder en Sudán, o incluso la dimisión del presidente boliviano Evo Morales, del primer ministro libanés Saad Hariri y de su homólogo iraquí Adel Abdel Mahdi.En Hong Kong, la ley de extradiciones criticada por los manifestantes fue retirada y China anunció que “mejoraría” el proceso de designación del jefe del ejecutivo, dos de las reivindicaciones de la movilización prodemocracia.La represión sin embargo fue atroz en algunos lugares, como en Irán, donde según Amnistía Internacional murieron al menos 208 personas en las protestas de mediados de noviembre.”La cólera no va forzosamente a ceder” en 2020, anticipa Bitar. “Pero aquellos que se aprovecharon del sistema político no van a ceder con facilidad”, advierte. “Podríamos asistir a contrarrevoluciones, que serán brutales”.lv/fz/mck/lb/mar-es/zm

Fuente

Categories
General

Retrospectiva 2019: el año en que los movimientos sociales tomaron las calles de Latinoamérica

En 2019 diversos movimientos sociales tomaron las calles de varios países latinoamericanos. Bolivia, Ecuador, Colombia y Chile vivieron sus mayores crisis sociales en décadas, la tensión política se mantuvo en Venezuela y en el Cono Sur hubo cambios de rumbo político. (ALBERTO GONZALEZ/)2019, el año de todas las protestas Por Loïc VENNINParís, 5 Dic 2019 (AFP) – Chile, Hong Kong, Argelia, Líbano o Francia. Ciudadanos llenos de rabia y sin líderes salieron a las calles en 2019, retomando los combates de los “indignados” de principios de la década contra un sistema político, las élites y las desigualdades.Maquillados como el protagonista del filme “Joker”, un personaje que se siente marginado, o con la máscara de la película “V de Vendetta”, miles de personas denunciaron problemas parecidos en Bagdad, Beirut o La Paz, desencadenando la caída de cinco jefes de Estado o de gobierno.Es “una revolución contra el ‘tina'”, el acrónimo de “There is no alternative” (No hay alternativa), repetido por la ex primera ministra neoliberal Margaret Thatcher, explica Karim Bitar, director del Instituto de Ciencias Política en la Universidad St-Joseph de Beirut.”La sociedad no soporta más pagar y pagar. Apretaron mucho la tuerca y llegó un momento que tenía que colapsar”, afirmaba Marcela Paz, un profesora de 51 años, en una manifestación de un millón de personas en Santiago de Chile a fines de octubre.De una punta a otra del planeta, retumban las rebeliones de todo tipo. Estas protestas tienen en común que han surgido en “horizontalidad” y “sin líderes, sin organización ni estructura en una primera etapa”, explica Olivier Fillieule, especialista de movimientos sociales en el Instituto de Estudios Políticos de Lausana (Suiza).La mecha que ha desatado las movilizaciones puede ser relativamente abstracta, como la ley de extradiciones en Hong Kong, o más pragmática, como la subida del precio del metro en Santiago de Chile, o una nueva tasa para las llamadas con Whatsapp en Líbano.”De Líbano a Irak, nuestro dolor es uno”, podía leerse en una pancarta en Beirut, delante de la sede de Electricidad de Líbano (EDL), símbolo del declive de los servicios públicos en el país.
– El peso de internet –
Estas revueltas cuentan con internet, mucho más que en 2011, ya que el número de internautas se ha más que duplicado en 10 años, hasta alcanzar los 4.500 millones de personas.En Hong Kong o Barcelona, los manifestantes se pasan consignas a través de sistemas de mensajerías seguros, incluso con aplicaciones que se descargan con un código QR. “La redes sociales pueden desempeñar un papel pero no se trata de revoluciones Facebook”, subraya Geoffrey Pleyers, sociólogo en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) y en el Colegio de Estudios Mundiales (París).El peso de la red, incluso sin ser dominante, atrae forzosamente a los más conectados, es decir los jóvenes. Pero su porcentaje en estas movilizaciones no se verifica de manera sistemática. Los “chalecos amarillos” franceses a menudo son gente de más edad, el movimiento chileno incluye a muchos jubilados, los manifestantes en Barcelona o en Bolivia son de todas edades, dice Pleyers.Estas revueltas, recalcan los expertos interrogados por la AFP, se inspiran de los movimientos de principios de la década: la primavera árabe, iniciada a finales de 2010 en Túnez, y también Ocupemos Wall Street, en septiembre de 2011, contra la austeridad y los abusos del capitalismo financiero.”2019 aparece como un año muy importante en materia de movilizaciones”, estima Olivier Fillieule. “Pero esto no es inédito ni excepcional. Recordemos que a fines de 2011, la revista Time elegía a ‘el manifestante’ como personalidad del año”.Las movilizaciones de 2019 “se inscriben en la misma secuencia histórica”, agrega.”Los disfuncionamientos económicos revelados por la crisis de 2008 fueron transferidos de las élites hacia los menos poderosos a través de la austeridad, el desempleo, la inseguridad…”, explica Jake Werner, profesor en la Universidad de Chicago.
– “Revoluciones por la dignidad” –
Según Erik Neveu, investigador en sociología de las movilizaciones en el Instituto de Estudios Políticos de Rennes (oeste de Francia), en los regímenes democráticos, “la creencia en la capacidad de la democracia para cambiar la vida se erosiona de manera inexorable”.El pueblo piensa entonces que “su salvación se encuentra en la movilización”, es decir en el derrocamiento del poder, asegura Neveu.”Son las revoluciones por la dignidad”, dice Bitar en Beirut. En solo unas semanas, estos movimientos desencadenaron la salida de Abdelaziz Bouteflika, quien renunció a presentarse para un quinto mandato en Argelia, de Omar Al Bashir, derrocado en abril tras 30 años en el poder en Sudán, o incluso la dimisión del presidente boliviano Evo Morales, del primer ministro libanés Saad Hariri y de su homólogo iraquí Adel Abdel Mahdi.En Hong Kong, la ley de extradiciones criticada por los manifestantes fue retirada y China anunció que “mejoraría” el proceso de designación del jefe del ejecutivo, dos de las reivindicaciones de la movilización prodemocracia.La represión sin embargo fue atroz en algunos lugares, como en Irán, donde según Amnistía Internacional murieron al menos 208 personas en las protestas de mediados de noviembre.”La cólera no va forzosamente a ceder” en 2020, anticipa Bitar. “Pero aquellos que se aprovecharon del sistema político no van a ceder con facilidad”, advierte. “Podríamos asistir a contrarrevoluciones, que serán brutales”.lv/fz/mck/lb/mar-es/zm

Fuente

Categories
General

Retrospectiva 2019: el año en que los movimientos sociales tomaron las calles de Latinoamérica

En 2019 diversos movimientos sociales tomaron las calles de varios países latinoamericanos. Bolivia, Ecuador, Colombia y Chile vivieron sus mayores crisis sociales en décadas, la tensión política se mantuvo en Venezuela y en el Cono Sur hubo cambios de rumbo político. (ALBERTO GONZALEZ/)2019, el año de todas las protestas Por Loïc VENNINParís, 5 Dic 2019 (AFP) – Chile, Hong Kong, Argelia, Líbano o Francia. Ciudadanos llenos de rabia y sin líderes salieron a las calles en 2019, retomando los combates de los “indignados” de principios de la década contra un sistema político, las élites y las desigualdades.Maquillados como el protagonista del filme “Joker”, un personaje que se siente marginado, o con la máscara de la película “V de Vendetta”, miles de personas denunciaron problemas parecidos en Bagdad, Beirut o La Paz, desencadenando la caída de cinco jefes de Estado o de gobierno.Es “una revolución contra el ‘tina'”, el acrónimo de “There is no alternative” (No hay alternativa), repetido por la ex primera ministra neoliberal Margaret Thatcher, explica Karim Bitar, director del Instituto de Ciencias Política en la Universidad St-Joseph de Beirut.”La sociedad no soporta más pagar y pagar. Apretaron mucho la tuerca y llegó un momento que tenía que colapsar”, afirmaba Marcela Paz, un profesora de 51 años, en una manifestación de un millón de personas en Santiago de Chile a fines de octubre.De una punta a otra del planeta, retumban las rebeliones de todo tipo. Estas protestas tienen en común que han surgido en “horizontalidad” y “sin líderes, sin organización ni estructura en una primera etapa”, explica Olivier Fillieule, especialista de movimientos sociales en el Instituto de Estudios Políticos de Lausana (Suiza).La mecha que ha desatado las movilizaciones puede ser relativamente abstracta, como la ley de extradiciones en Hong Kong, o más pragmática, como la subida del precio del metro en Santiago de Chile, o una nueva tasa para las llamadas con Whatsapp en Líbano.”De Líbano a Irak, nuestro dolor es uno”, podía leerse en una pancarta en Beirut, delante de la sede de Electricidad de Líbano (EDL), símbolo del declive de los servicios públicos en el país.
– El peso de internet –
Estas revueltas cuentan con internet, mucho más que en 2011, ya que el número de internautas se ha más que duplicado en 10 años, hasta alcanzar los 4.500 millones de personas.En Hong Kong o Barcelona, los manifestantes se pasan consignas a través de sistemas de mensajerías seguros, incluso con aplicaciones que se descargan con un código QR. “La redes sociales pueden desempeñar un papel pero no se trata de revoluciones Facebook”, subraya Geoffrey Pleyers, sociólogo en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) y en el Colegio de Estudios Mundiales (París).El peso de la red, incluso sin ser dominante, atrae forzosamente a los más conectados, es decir los jóvenes. Pero su porcentaje en estas movilizaciones no se verifica de manera sistemática. Los “chalecos amarillos” franceses a menudo son gente de más edad, el movimiento chileno incluye a muchos jubilados, los manifestantes en Barcelona o en Bolivia son de todas edades, dice Pleyers.Estas revueltas, recalcan los expertos interrogados por la AFP, se inspiran de los movimientos de principios de la década: la primavera árabe, iniciada a finales de 2010 en Túnez, y también Ocupemos Wall Street, en septiembre de 2011, contra la austeridad y los abusos del capitalismo financiero.”2019 aparece como un año muy importante en materia de movilizaciones”, estima Olivier Fillieule. “Pero esto no es inédito ni excepcional. Recordemos que a fines de 2011, la revista Time elegía a ‘el manifestante’ como personalidad del año”.Las movilizaciones de 2019 “se inscriben en la misma secuencia histórica”, agrega.”Los disfuncionamientos económicos revelados por la crisis de 2008 fueron transferidos de las élites hacia los menos poderosos a través de la austeridad, el desempleo, la inseguridad…”, explica Jake Werner, profesor en la Universidad de Chicago.
– “Revoluciones por la dignidad” –
Según Erik Neveu, investigador en sociología de las movilizaciones en el Instituto de Estudios Políticos de Rennes (oeste de Francia), en los regímenes democráticos, “la creencia en la capacidad de la democracia para cambiar la vida se erosiona de manera inexorable”.El pueblo piensa entonces que “su salvación se encuentra en la movilización”, es decir en el derrocamiento del poder, asegura Neveu.”Son las revoluciones por la dignidad”, dice Bitar en Beirut. En solo unas semanas, estos movimientos desencadenaron la salida de Abdelaziz Bouteflika, quien renunció a presentarse para un quinto mandato en Argelia, de Omar Al Bashir, derrocado en abril tras 30 años en el poder en Sudán, o incluso la dimisión del presidente boliviano Evo Morales, del primer ministro libanés Saad Hariri y de su homólogo iraquí Adel Abdel Mahdi.En Hong Kong, la ley de extradiciones criticada por los manifestantes fue retirada y China anunció que “mejoraría” el proceso de designación del jefe del ejecutivo, dos de las reivindicaciones de la movilización prodemocracia.La represión sin embargo fue atroz en algunos lugares, como en Irán, donde según Amnistía Internacional murieron al menos 208 personas en las protestas de mediados de noviembre.”La cólera no va forzosamente a ceder” en 2020, anticipa Bitar. “Pero aquellos que se aprovecharon del sistema político no van a ceder con facilidad”, advierte. “Podríamos asistir a contrarrevoluciones, que serán brutales”.lv/fz/mck/lb/mar-es/zm

Fuente

Categories
General

Retrospectiva 2019: el año en que los movimientos sociales tomaron las calles de Latinoamérica

En 2019 diversos movimientos sociales tomaron las calles de varios países latinoamericanos. Bolivia, Ecuador, Colombia y Chile vivieron sus mayores crisis sociales en décadas, la tensión política se mantuvo en Venezuela y en el Cono Sur hubo cambios de rumbo político. (ALBERTO GONZALEZ/)2019, el año de todas las protestas Por Loïc VENNINParís, 5 Dic 2019 (AFP) – Chile, Hong Kong, Argelia, Líbano o Francia. Ciudadanos llenos de rabia y sin líderes salieron a las calles en 2019, retomando los combates de los “indignados” de principios de la década contra un sistema político, las élites y las desigualdades.Maquillados como el protagonista del filme “Joker”, un personaje que se siente marginado, o con la máscara de la película “V de Vendetta”, miles de personas denunciaron problemas parecidos en Bagdad, Beirut o La Paz, desencadenando la caída de cinco jefes de Estado o de gobierno.Es “una revolución contra el ‘tina'”, el acrónimo de “There is no alternative” (No hay alternativa), repetido por la ex primera ministra neoliberal Margaret Thatcher, explica Karim Bitar, director del Instituto de Ciencias Política en la Universidad St-Joseph de Beirut.”La sociedad no soporta más pagar y pagar. Apretaron mucho la tuerca y llegó un momento que tenía que colapsar”, afirmaba Marcela Paz, un profesora de 51 años, en una manifestación de un millón de personas en Santiago de Chile a fines de octubre.De una punta a otra del planeta, retumban las rebeliones de todo tipo. Estas protestas tienen en común que han surgido en “horizontalidad” y “sin líderes, sin organización ni estructura en una primera etapa”, explica Olivier Fillieule, especialista de movimientos sociales en el Instituto de Estudios Políticos de Lausana (Suiza).La mecha que ha desatado las movilizaciones puede ser relativamente abstracta, como la ley de extradiciones en Hong Kong, o más pragmática, como la subida del precio del metro en Santiago de Chile, o una nueva tasa para las llamadas con Whatsapp en Líbano.”De Líbano a Irak, nuestro dolor es uno”, podía leerse en una pancarta en Beirut, delante de la sede de Electricidad de Líbano (EDL), símbolo del declive de los servicios públicos en el país.
– El peso de internet –
Estas revueltas cuentan con internet, mucho más que en 2011, ya que el número de internautas se ha más que duplicado en 10 años, hasta alcanzar los 4.500 millones de personas.En Hong Kong o Barcelona, los manifestantes se pasan consignas a través de sistemas de mensajerías seguros, incluso con aplicaciones que se descargan con un código QR. “La redes sociales pueden desempeñar un papel pero no se trata de revoluciones Facebook”, subraya Geoffrey Pleyers, sociólogo en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) y en el Colegio de Estudios Mundiales (París).El peso de la red, incluso sin ser dominante, atrae forzosamente a los más conectados, es decir los jóvenes. Pero su porcentaje en estas movilizaciones no se verifica de manera sistemática. Los “chalecos amarillos” franceses a menudo son gente de más edad, el movimiento chileno incluye a muchos jubilados, los manifestantes en Barcelona o en Bolivia son de todas edades, dice Pleyers.Estas revueltas, recalcan los expertos interrogados por la AFP, se inspiran de los movimientos de principios de la década: la primavera árabe, iniciada a finales de 2010 en Túnez, y también Ocupemos Wall Street, en septiembre de 2011, contra la austeridad y los abusos del capitalismo financiero.”2019 aparece como un año muy importante en materia de movilizaciones”, estima Olivier Fillieule. “Pero esto no es inédito ni excepcional. Recordemos que a fines de 2011, la revista Time elegía a ‘el manifestante’ como personalidad del año”.Las movilizaciones de 2019 “se inscriben en la misma secuencia histórica”, agrega.”Los disfuncionamientos económicos revelados por la crisis de 2008 fueron transferidos de las élites hacia los menos poderosos a través de la austeridad, el desempleo, la inseguridad…”, explica Jake Werner, profesor en la Universidad de Chicago.
– “Revoluciones por la dignidad” –
Según Erik Neveu, investigador en sociología de las movilizaciones en el Instituto de Estudios Políticos de Rennes (oeste de Francia), en los regímenes democráticos, “la creencia en la capacidad de la democracia para cambiar la vida se erosiona de manera inexorable”.El pueblo piensa entonces que “su salvación se encuentra en la movilización”, es decir en el derrocamiento del poder, asegura Neveu.”Son las revoluciones por la dignidad”, dice Bitar en Beirut. En solo unas semanas, estos movimientos desencadenaron la salida de Abdelaziz Bouteflika, quien renunció a presentarse para un quinto mandato en Argelia, de Omar Al Bashir, derrocado en abril tras 30 años en el poder en Sudán, o incluso la dimisión del presidente boliviano Evo Morales, del primer ministro libanés Saad Hariri y de su homólogo iraquí Adel Abdel Mahdi.En Hong Kong, la ley de extradiciones criticada por los manifestantes fue retirada y China anunció que “mejoraría” el proceso de designación del jefe del ejecutivo, dos de las reivindicaciones de la movilización prodemocracia.La represión sin embargo fue atroz en algunos lugares, como en Irán, donde según Amnistía Internacional murieron al menos 208 personas en las protestas de mediados de noviembre.”La cólera no va forzosamente a ceder” en 2020, anticipa Bitar. “Pero aquellos que se aprovecharon del sistema político no van a ceder con facilidad”, advierte. “Podríamos asistir a contrarrevoluciones, que serán brutales”.lv/fz/mck/lb/mar-es/zm

Fuente

Categories
General

Retrospectiva 2019: el año en que los movimientos sociales tomaron las calles de Latinoamérica

En 2019 diversos movimientos sociales tomaron las calles de varios países latinoamericanos. Bolivia, Ecuador, Colombia y Chile vivieron sus mayores crisis sociales en décadas, la tensión política se mantuvo en Venezuela y en el Cono Sur hubo cambios de rumbo político. (ALBERTO GONZALEZ/)2019, el año de todas las protestas Por Loïc VENNINParís, 5 Dic 2019 (AFP) – Chile, Hong Kong, Argelia, Líbano o Francia. Ciudadanos llenos de rabia y sin líderes salieron a las calles en 2019, retomando los combates de los “indignados” de principios de la década contra un sistema político, las élites y las desigualdades.Maquillados como el protagonista del filme “Joker”, un personaje que se siente marginado, o con la máscara de la película “V de Vendetta”, miles de personas denunciaron problemas parecidos en Bagdad, Beirut o La Paz, desencadenando la caída de cinco jefes de Estado o de gobierno.Es “una revolución contra el ‘tina'”, el acrónimo de “There is no alternative” (No hay alternativa), repetido por la ex primera ministra neoliberal Margaret Thatcher, explica Karim Bitar, director del Instituto de Ciencias Política en la Universidad St-Joseph de Beirut.”La sociedad no soporta más pagar y pagar. Apretaron mucho la tuerca y llegó un momento que tenía que colapsar”, afirmaba Marcela Paz, un profesora de 51 años, en una manifestación de un millón de personas en Santiago de Chile a fines de octubre.De una punta a otra del planeta, retumban las rebeliones de todo tipo. Estas protestas tienen en común que han surgido en “horizontalidad” y “sin líderes, sin organización ni estructura en una primera etapa”, explica Olivier Fillieule, especialista de movimientos sociales en el Instituto de Estudios Políticos de Lausana (Suiza).La mecha que ha desatado las movilizaciones puede ser relativamente abstracta, como la ley de extradiciones en Hong Kong, o más pragmática, como la subida del precio del metro en Santiago de Chile, o una nueva tasa para las llamadas con Whatsapp en Líbano.”De Líbano a Irak, nuestro dolor es uno”, podía leerse en una pancarta en Beirut, delante de la sede de Electricidad de Líbano (EDL), símbolo del declive de los servicios públicos en el país.
– El peso de internet –
Estas revueltas cuentan con internet, mucho más que en 2011, ya que el número de internautas se ha más que duplicado en 10 años, hasta alcanzar los 4.500 millones de personas.En Hong Kong o Barcelona, los manifestantes se pasan consignas a través de sistemas de mensajerías seguros, incluso con aplicaciones que se descargan con un código QR. “La redes sociales pueden desempeñar un papel pero no se trata de revoluciones Facebook”, subraya Geoffrey Pleyers, sociólogo en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) y en el Colegio de Estudios Mundiales (París).El peso de la red, incluso sin ser dominante, atrae forzosamente a los más conectados, es decir los jóvenes. Pero su porcentaje en estas movilizaciones no se verifica de manera sistemática. Los “chalecos amarillos” franceses a menudo son gente de más edad, el movimiento chileno incluye a muchos jubilados, los manifestantes en Barcelona o en Bolivia son de todas edades, dice Pleyers.Estas revueltas, recalcan los expertos interrogados por la AFP, se inspiran de los movimientos de principios de la década: la primavera árabe, iniciada a finales de 2010 en Túnez, y también Ocupemos Wall Street, en septiembre de 2011, contra la austeridad y los abusos del capitalismo financiero.”2019 aparece como un año muy importante en materia de movilizaciones”, estima Olivier Fillieule. “Pero esto no es inédito ni excepcional. Recordemos que a fines de 2011, la revista Time elegía a ‘el manifestante’ como personalidad del año”.Las movilizaciones de 2019 “se inscriben en la misma secuencia histórica”, agrega.”Los disfuncionamientos económicos revelados por la crisis de 2008 fueron transferidos de las élites hacia los menos poderosos a través de la austeridad, el desempleo, la inseguridad…”, explica Jake Werner, profesor en la Universidad de Chicago.
– “Revoluciones por la dignidad” –
Según Erik Neveu, investigador en sociología de las movilizaciones en el Instituto de Estudios Políticos de Rennes (oeste de Francia), en los regímenes democráticos, “la creencia en la capacidad de la democracia para cambiar la vida se erosiona de manera inexorable”.El pueblo piensa entonces que “su salvación se encuentra en la movilización”, es decir en el derrocamiento del poder, asegura Neveu.”Son las revoluciones por la dignidad”, dice Bitar en Beirut. En solo unas semanas, estos movimientos desencadenaron la salida de Abdelaziz Bouteflika, quien renunció a presentarse para un quinto mandato en Argelia, de Omar Al Bashir, derrocado en abril tras 30 años en el poder en Sudán, o incluso la dimisión del presidente boliviano Evo Morales, del primer ministro libanés Saad Hariri y de su homólogo iraquí Adel Abdel Mahdi.En Hong Kong, la ley de extradiciones criticada por los manifestantes fue retirada y China anunció que “mejoraría” el proceso de designación del jefe del ejecutivo, dos de las reivindicaciones de la movilización prodemocracia.La represión sin embargo fue atroz en algunos lugares, como en Irán, donde según Amnistía Internacional murieron al menos 208 personas en las protestas de mediados de noviembre.”La cólera no va forzosamente a ceder” en 2020, anticipa Bitar. “Pero aquellos que se aprovecharon del sistema político no van a ceder con facilidad”, advierte. “Podríamos asistir a contrarrevoluciones, que serán brutales”.lv/fz/mck/lb/mar-es/zm

Fuente

Categories
General

Retrospectiva 2019: el año en que los movimientos sociales tomaron las calles de Latinoamérica

En 2019 diversos movimientos sociales tomaron las calles de varios países latinoamericanos. Bolivia, Ecuador, Colombia y Chile vivieron sus mayores crisis sociales en décadas, la tensión política se mantuvo en Venezuela y en el Cono Sur hubo cambios de rumbo político. (ALBERTO GONZALEZ/)2019, el año de todas las protestas Por Loïc VENNINParís, 5 Dic 2019 (AFP) – Chile, Hong Kong, Argelia, Líbano o Francia. Ciudadanos llenos de rabia y sin líderes salieron a las calles en 2019, retomando los combates de los “indignados” de principios de la década contra un sistema político, las élites y las desigualdades.Maquillados como el protagonista del filme “Joker”, un personaje que se siente marginado, o con la máscara de la película “V de Vendetta”, miles de personas denunciaron problemas parecidos en Bagdad, Beirut o La Paz, desencadenando la caída de cinco jefes de Estado o de gobierno.Es “una revolución contra el ‘tina'”, el acrónimo de “There is no alternative” (No hay alternativa), repetido por la ex primera ministra neoliberal Margaret Thatcher, explica Karim Bitar, director del Instituto de Ciencias Política en la Universidad St-Joseph de Beirut.”La sociedad no soporta más pagar y pagar. Apretaron mucho la tuerca y llegó un momento que tenía que colapsar”, afirmaba Marcela Paz, un profesora de 51 años, en una manifestación de un millón de personas en Santiago de Chile a fines de octubre.De una punta a otra del planeta, retumban las rebeliones de todo tipo. Estas protestas tienen en común que han surgido en “horizontalidad” y “sin líderes, sin organización ni estructura en una primera etapa”, explica Olivier Fillieule, especialista de movimientos sociales en el Instituto de Estudios Políticos de Lausana (Suiza).La mecha que ha desatado las movilizaciones puede ser relativamente abstracta, como la ley de extradiciones en Hong Kong, o más pragmática, como la subida del precio del metro en Santiago de Chile, o una nueva tasa para las llamadas con Whatsapp en Líbano.”De Líbano a Irak, nuestro dolor es uno”, podía leerse en una pancarta en Beirut, delante de la sede de Electricidad de Líbano (EDL), símbolo del declive de los servicios públicos en el país.
– El peso de internet –
Estas revueltas cuentan con internet, mucho más que en 2011, ya que el número de internautas se ha más que duplicado en 10 años, hasta alcanzar los 4.500 millones de personas.En Hong Kong o Barcelona, los manifestantes se pasan consignas a través de sistemas de mensajerías seguros, incluso con aplicaciones que se descargan con un código QR. “La redes sociales pueden desempeñar un papel pero no se trata de revoluciones Facebook”, subraya Geoffrey Pleyers, sociólogo en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) y en el Colegio de Estudios Mundiales (París).El peso de la red, incluso sin ser dominante, atrae forzosamente a los más conectados, es decir los jóvenes. Pero su porcentaje en estas movilizaciones no se verifica de manera sistemática. Los “chalecos amarillos” franceses a menudo son gente de más edad, el movimiento chileno incluye a muchos jubilados, los manifestantes en Barcelona o en Bolivia son de todas edades, dice Pleyers.Estas revueltas, recalcan los expertos interrogados por la AFP, se inspiran de los movimientos de principios de la década: la primavera árabe, iniciada a finales de 2010 en Túnez, y también Ocupemos Wall Street, en septiembre de 2011, contra la austeridad y los abusos del capitalismo financiero.”2019 aparece como un año muy importante en materia de movilizaciones”, estima Olivier Fillieule. “Pero esto no es inédito ni excepcional. Recordemos que a fines de 2011, la revista Time elegía a ‘el manifestante’ como personalidad del año”.Las movilizaciones de 2019 “se inscriben en la misma secuencia histórica”, agrega.”Los disfuncionamientos económicos revelados por la crisis de 2008 fueron transferidos de las élites hacia los menos poderosos a través de la austeridad, el desempleo, la inseguridad…”, explica Jake Werner, profesor en la Universidad de Chicago.
– “Revoluciones por la dignidad” –
Según Erik Neveu, investigador en sociología de las movilizaciones en el Instituto de Estudios Políticos de Rennes (oeste de Francia), en los regímenes democráticos, “la creencia en la capacidad de la democracia para cambiar la vida se erosiona de manera inexorable”.El pueblo piensa entonces que “su salvación se encuentra en la movilización”, es decir en el derrocamiento del poder, asegura Neveu.”Son las revoluciones por la dignidad”, dice Bitar en Beirut. En solo unas semanas, estos movimientos desencadenaron la salida de Abdelaziz Bouteflika, quien renunció a presentarse para un quinto mandato en Argelia, de Omar Al Bashir, derrocado en abril tras 30 años en el poder en Sudán, o incluso la dimisión del presidente boliviano Evo Morales, del primer ministro libanés Saad Hariri y de su homólogo iraquí Adel Abdel Mahdi.En Hong Kong, la ley de extradiciones criticada por los manifestantes fue retirada y China anunció que “mejoraría” el proceso de designación del jefe del ejecutivo, dos de las reivindicaciones de la movilización prodemocracia.La represión sin embargo fue atroz en algunos lugares, como en Irán, donde según Amnistía Internacional murieron al menos 208 personas en las protestas de mediados de noviembre.”La cólera no va forzosamente a ceder” en 2020, anticipa Bitar. “Pero aquellos que se aprovecharon del sistema político no van a ceder con facilidad”, advierte. “Podríamos asistir a contrarrevoluciones, que serán brutales”.lv/fz/mck/lb/mar-es/zm

Fuente