Categories
juegos panamericanos

La furia del “Mayo” Zambada y la estrategia del Cártel de Sinaloa luego del 11S: las revelaciones en Texas

Ismael Zambada García nunca ha pisado la cárcel y a mediados de septiembre pasado se triplicó la recompensa por su paradero de cinco a 15 millones de dólares (Foto: Oficina del Departamento de Estado de EU)Dos miembros del Cártel de Sinaloa están siendo juzgados en Texas a una década de los asesinatos y conspiraciones para el narcotráfico que les son atribuidos, pero más allá de casos particulares, han resaltado revelaciones sobre la estrategia del grupo criminal en Chihuahua. Desde el reciente 4 de octubre comenzó el juicio en contra de Arturo Shows Urquidi, el Chous, extraditado en junio de 2018; y Mario Iglesias Villegas, el 2, Delta y/o Terremotito, ejecutado frente a la Fiscalía de Chihuahua en su delegación de Ciudad Juárez el 26 de agosto del mismo año en que su cómplice fue enviado a territorio estadounidense. Según los informes del periodista Aaron J. Montes para KTSM y Border Report, se han presentado una suma de testimonios que permiten entender cómo operó el Cártel de Sinaloa de la mano de José Antonio Torres Marrufo, el Jaguar, detenido en 2012, extraditado en mayo de 2019 y señalado por fundar el brazo armado de Gente Nueva para hacer la guerra al Cártel de Juárez, la Línea y los Aztecas; esto último, con ayuda de las pandillas Artistas Asesinos y Mexicles. Incluso, los testigos han corregido la versión sobre el Jaguar, pues las acusaciones en contra de este cabecilla señalaban que era un traficante independiente de marihuana en Villa Ahumada antes de 2007 y 2008. Pero el ex agente de Ciudad Juárez, David Sánchez Hernández, relató que Torres Marrufo era sicario de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, al menos en 2005. Sánchez Hernández fue detenido en marzo de 2017 y enviado a Texas en agosto de ese mismo año. El ex policía municipal se remontó a las tensiones entre el Cártel de Juárez y el Cártel de Sinaloa desde principios del 2000, poco después de que el máximo jefe de esa organización, Amado Carrillo Fuentes, el Señor de los cielos, falleciera por una cirugía estética mal practicada en 1997. Una suma de testigos han comparecido a lo largo de la última semana para sustentar los crímenes de Torres Marrufo (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)De acuerdo con el testigo, el Cártel de Juárez era dirigido por Juan Pablo Ledesma Rodríguez, JL, aunque siempre se le consideró un mando secundario, después de Vicente Carrillo Fuentes, el Viceroy, identificado como quien asumió la jefatura a la muerte de su hermano Amado. Tal como lo declaró en 2018 Reynaldo Zambada García, el Rey, en el juicio de su socio, el Chapo Guzmán, Ledesma Rodríguez fue el principal enemigo del Cártel de Sinaloa; esto último quedó ratificado por el ex policía corrupto, Sánchez Hernández. Pero el problema con JL se desató porque quería estar al pendiente de cuánta droga cruzaban los sinaloenses por la ruta de Ciudad Juárez al Paso. Le interesaba conocer qué autoridades prestaban protección a los antiguos aliados del Señor de los Cielos. Eso terminó por desatar la furia de Ismael Zambada García, el Mayo, considerado máximo cabecilla del Cártel de Sinaloa y quien jamás ha pisado la cárcel en más de cuatro décadas de carrera criminal. Finalmente sería el Chapo Guzmán quien tomaría cartas en el asunto y mandó a dos de sus sicarios para asesinar al JL, entre ellos a Torres Marrufo, el Jaguar. Pero el enviado de Guzmán Loera fue capturado y golpeado. Corría el año de 2005 y el policía municipal se enteró que el Jaguar estaba secuestrado. Tan pronto como pudo avisó al Mayo Zambada. (Gráfico: Jovani Pérez Silva)Cabe apuntar que en septiembre de 2004 fue asesinado Rodolfo Carrillo Fuentes, el Niño de oro, hermano del clan del Cártel de Juárez. Sicarios le dispararon junto con su esposa mientras salía de una plaza comercial en Culiacán. Los dos hijos que les acompañaban sobrevivieron. Esa ejecución fue atribuida al Chapo Guzmán, pero la alianza con el Viceroy siguió.Para el 31 de diciembre del mismo año, José Ramírez Villanueva mató a balazos a Arturo Guzmán Loera, el Pollo, hermano del Chapo Guzmán, mientras aquel hablaba con su defensor en el penal de máxima seguridad del Altiplano, Estado de México. Esto fue calificado como represalia por el Niño de Oro, pero también se apuntó una acción coordinada por Osiel Cárdenas Guillén, líder enemigo del Cártel del Golfo. Cuando el Mayo Zambada se enteró que el Jaguar estaba secuestrado convocó a un encuentro con el JL. La tensión entre bandos había crecido. Ledesma Rodríguez se presentó ebrio a la reunión realizada en la estación 44 de Ciudad Juárez y mantenía una actitud hostil. Finalmente, el Cártel de Juárez terminó por entregar a José Antonio Torres Marrufo, pero luego de ello, Zambada García habló con sus seguidores en Chihuahua, planteó que la narcoguerra sería inminente y los operadores debían ponerse a salvo del derramamiento de sangre. Unos huyeron a la Ciudad de México, otros a Culiacán y algunos más se refugiaron en Mexicali, Baja California. Por su parte, el policía David Sánchez Hernández confesó haber matado a una decena de personas, así como su colaboración en diversos secuestros y en el entierro de 30 cadáveres. Uno de los hombres que ejecutó fue a Tiscareno, por orden directa del Mayo Zambada, quien no estaba de acuerdo con sus operaciones para el Cártel de Sinaloa. Urquidi está siendo procesado en la Corte del Distrito Occidente de Texas (Foto: DEA)Sin embargo, esto apenas es una muestra de las corruptelas, porque también ha testificado Ricardo Rodríguez, el Yogi, quien describió la ayuda recibida por David Sánchez Hernández para enviar droga a Miami. El Yogi se entregó en Calexico a la Administración del Control de Drogas (DEA) y ahora colabora para reducir su condena de 30 años. Ricardo Rodríguez dijo que la policía municipal de Chihuahua ayudó a esconder cocaína y miles de dólares en casas de seguridad, incluida una en el barrio Campestre de Ciudad Juárez. Describió que cada 15 días enviaba 150 kilos de droga y eso generaba hasta 2 millones de dólares. Al paso de los años generó los lujos y oportunidades que buscaba en la vida del narco, pues llegó a tener cinco casas y 30 autos. El Yogi señaló que Sergio Garduño Escobedo, ex comandante de la policía estatal, fue quien prestó ayuda al Cártel de Sinaloa para enviar camiones cisterna revestidos con un fondo metálico donde se ocultaba la cocaína. El cargamento llegaba a diferentes casas en Estados Unidos para evitar que todos los paquetes fueran incautados en caso de un operativo. Un agente agregó su testimonio para sustentar la ayuda prestada por el ex jefe policial. Garduño Escobedo es identificado como quien pagó el impuesto al Cártel de Juárez para que los operadores del Mayo Zambada y el Chapo Guzmán pudieran cruzar la mercancía ilícita de ida y vuelta, incluidas armas y ganancias. Pero el Cártel de Sinaloa tuvo qué recurrir a ese método de entrega, porque soldados mexicanos desmantelaron pistas de aterrizaje clandestinos al sur de la frontera con EEUU. La Secretaría de la Defensa Nacional actuó de esta manera luego de que los vecinos del norte proporcionaran toda la información sobre los aeródromos del grupo criminal. Por años los narcos usaron rutas aéreas, pero cambiaron de estrategia para enviar drogas luego del 9/11 (Crédito: Cortesía @capital21)Los testimonios, según el seguimiento de KTSM y Border Report, explicaron que ese cambio de estrategia obedeció a un plan de identificación de los estadounidenses luego de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 vía aérea, donde células vinculadas con Osama Bin Laden hicieron estallar aviones y cobraron la vida de unas tres mil personas. Entre las pistas clandestinas estuvieron aquellas ubicadas en el pueblo de Guadalupe, donde los mismos agentes observaban cómo eran instaladas luces para que los pilotos tuvieran una referencia al momento de aterrizar en un área desértica despejada. Luego, el cargamento era escoltado a la frontera por patrullas. A lo largo de la semana se han presentado diversos personajes, ex operadores, agentes de seguridad y testigos protegidos que ofrecieron información sobre el Jaguar y el Cártel de Sinaloa. Incluso se admitió la cooperación de Édgar Ariel Ávalos, un traficante que decidió colaborar para la caída de Torres Marrufo luego de ser detenido con un cargamento de marihuana y aceptó llevar un celular para dar con la ubicación del capo, pero el informante terminó asesinado a balazos. El juicio está encabezado por el juez Frank Montalvo, se desarrolla presencialmente en la sala 422 del Distrito del Paso y se prevén cinco comparecencias más hasta el próximo 21 de octubre, según el calendario de la corte para el caso EP:12-CR-00849. Esta acusación forma parte de cargos fincados en 2012 en contra de Torres Marrufo, el Chapo Guzmán, el Mayo Zambada y otras 21 personas más. Las imputaciones principales están vinculadas con dos hechos de violencia en la década pasada. Guzmán Loera paga una condena de cadena perpetua en ADX, Colorado, luego de ser juzgado en 2018 (FOTO: ARCHIVO/ ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM)En primer lugar, se alega que en septiembre de 2009, el Jaguar, Gabino Salas Valenciano, Fernando Arellano Romero y Mario Iglesias Villegas, secuestraron y ejecutaron a un ciudadano de Horizon City, Texas, para reclamarle la pérdida de una carga de 670 libras de marihuana incautada por la Patrulla Fronteriza en el puesto de control de Sierra Blanca el 5 de agosto de 2009.Luego del secuestro, la víctima fue trasladada a Ciudad Juárez donde Torres Marrufo lo interrogó y ordenó que lo mataran. El 8 de septiembre de 2009 se descubrió el cuerpo mutilado del estadounidense en Ciudad Juárez. El otro acto fue el secuestro y asesinato de un residente de Columbus, Nuevo México. Aquel 7 de mayo de 2010, el objetivo estaba en su boda y fue raptado junto con su hermano y su tío. Un miembro del Cártel de Sinaloa en el Paso se infiltró en la fiesta e identificó al novio. Los tres hombres fueron torturados y asesinados; sus cuerpos aparecieron abandonados días después en la caja de una camioneta en Ciudad Juárez. Otra persona más murió en esas acciones en que se identificó la participación de Torres Marrufo, Shows Urquidi y el finado Iglesias Villegas, como parte del grupo que encabeza el Mayo Zambada. SEGUIR LEYENDO:“El Jaguar”, el sanguinario sicario que traicionó a los Beltrán Leyva para aliarse con el cártel de SinaloaEl Año Nuevo más triste para el Chapo: un asesinato, una pérdida y una traiciónLa mujer que rechazó a “El Chapo” y cómo pagó su osadía

Fuente

Categories
General

La flota de lujo de los hijos del Chapo Guzmán: así son los ostentosos autos blancos en los que se pasean

Los hermanos Iván y Jesús Alfredo Guzmán gustan de los autos blancos (Foto: archivo)Una imagen publicada en una supuesta cuenta de Twitter de Iván Guzmán “El Rey de la Cocaína” es un ejemplo de que hablando de autos, a los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera les gusta el lujo.La fotografía mostraba el interior de un BMW con dos cachorros de león. Pero este no es el único auto de lujo para el uso de los hijos de Guzmán Loera, incautaciones hechas por las policías mexicanas permiten saber que “los chapitos” prefieren camionetas SUV y en color blanco.En agosto de 2016, cuando el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) secuestró a “El Rey de la Cocaína” y a su hermano Jesús Alfredo en el restaurante La Leche, de Puerto Vallarta. En el estacionamiento del sitio, la policía encontró cinco autos de lujo propiedad de los herederos del Cártel de Sinaloa, todos eran en color blanco. (Foto: [email protected]_venta)Honda CRV 2015 y sus interiores (Foto ilustrativa [email protected]_venta)De acuerdo con una reseña de la cadena Univision, uno de los vehículos era una Honda CRV 2015, con placas de Sinaloa, que Jesús Alfredo Guzmán presuntamente usaba en sus establos. La camioneta tiene un motor de 4 cilindros y 2.4 litros de inyección directa que desarrolla 185 caballos de fuerza y 181 lbs-pie de torque. Su precio, al 2019, es de entre USD 25,000 dólares a 34,000.Otro de los vehículos era un Cadillac Escalade modelo 2016, con un precio en el mercado de entre USD 75,000 a 93,000, según la versión escogida y el equipamiento.(Foto: [email protected])(Foto: [email protected]) La Cadillac Escalade modelo 2016 puede llegar a costar más de USD 90,000 (Foto ilustrativa [email protected])Uno de los vehículos que más impresionó fue una Range Rover 2016, que puede alcanzar un costo de hasta USD 190,000, propiedad de Jesús Alfredo y con registro falsificado.“Detalles en su carrocería nos hacen suponer que se trata de la sofisticada variante SV Autobiography”, señaló la cadena estadounidense.“Además de detalles visuales al exterior en dos tonos y de su exclusivo diseño interior, Land Rover Ranger Rover SV Autobiography dispone de un motor V8 capaz de desarrollar 550 caballos de fuerza”, detalla.(Foto: Pinterest)La Range Rover habría sido propiedad de Jesús Alfredo Guzmán (Foto ilustrativa Pinterest)Otroa más era una Jeep Cherokee Limited cuyo valor oscila en USD 30,000,Uno de los destacados es el Dodge Charger 2015 blanco 23-07-2020, un ícono entre los autos deportivos cuya versión más costosa alcanza los 40,000 dólares. (Foto: dodge.com) (Foto: dodge.com)(Foto: dodge.com) Dodge Charger 2015 (Foto ilustrativa dodge.com)Los helicópteros de Iván GuzmánDel “Rey de la Cocaína” también se sabe que le gustan los helicópteros. Infobae México publicó que en una cuenta de Instagram que se presume pertenece al hijo consentido del Chapo, reveló en stories una imagen de dos aeronaves, una en color rojo y otra que no se aprecia porque está cubierta, pero se puede distinguir que es el mismo modelo.La historia se publicó el 12 de julio del año pasado a las 22:00 hora local de Ciudad de México y sólo permaneció visible durante 40 minutos. Los helicópteros se encuentran estacionados en un lugar que se aprecia desierto y con algunas palmeras, sin mensaje alguno.Expertos en aviación consultados señalaron que se trata del modelo Robinson R22 Beta II, que por su simplicidad tiene un costo en el mercado de aproximadamente USD 330,000, y es para uso civil, ya que su sencillez y poco cupo lo limitan a vuelos muy básicos.Uno de los supuestos helicópteros de Iván Guzmán (Foto: Captura de pantalla)De acuerdo con la página de la agencia de mantenimiento HMU Helicopter Maintenance Unlimited, la aeronave se usa básicamente para vuelos de entrenamiento, patrullaje de tuberías y pastoreo de ganado y es útil para “cualquier operación que requiere confiabilidad, bajo costo de operación y buen desempeño”.El R22 tiene capacidad para dos adultos y a pesar de su austeridad, el diseño permite que disfruten de la vista debido a que cuenta con ventanillas panorámicas. “El ruido dentro de la cabina se reduce con el uso de espumas acústicas. El mofle de alto desempeño y la baja velocidad de las puntas del rotor de cola también ayudan a reducir el ruido durante el vuelo”, describe la agencia.Según la información, cuenta con un motor de cuatro cilindros Lycoming O-360, equipado con carburador para utilizar gasolina de aviación de grado 100L. Este motor de 145 hp está derogado a 131 hp durante 5 minutos para despegue y 134 hp para operación continua.MÁS SOBRE ESTE TEMA:Tequila, rifas de autos de lujo y música de banda: así son las fiestas de los Chapitos, hijos de “El Chapo” GuzmánEntre un baño turco y fiestas con vino y langosta: los lujos del “Chapo” Guzmán en prisiónLa deuda de honor que impide a los hijos del Chapo Guzmán atacar a el Mayo ZambadaCómo el hijo consentido del Chapo se convirtió en “El Rey de la Cocaína”De grandes banquetes a porciones de preso: qué y cada cuánto come “el Chapo” Guzmán en la cárcel supermax

Fuente

Categories
General

Al interior de la fiesta navideña del hijo del Chapo Guzmán: música, impunidad y costosos autos de regalo

Una posada donde el anfitrión fue el Cártel de Sinaloa (Video: Twitter) (Infobae)La impunidad de los narcotraficantes en México llega a niveles insospechados. Aunque Joaquín “El Chapo” Guzmán está encarcelado en una prisión de máxima seguridad en EEUU por una vida de ilícitos, sus hijos siguen gozando de la gran vida con fiestas excéntricas.Una cuenta de Instagram atribuida a Iván Archivaldo Guzmán, hijo del fundador del Cártel de Sinaloa, publicó el video de una fiesta en la que se regalaron coches deportivos, artículos de lujo, además de que hubo comida y música bulliciosa al aire libre.El obsequio del cártel incluía un vehículo Honda Civic, que en México se vende en 350,000 pesos (USD 18,000) aproximadamente. La cuenta atribuida al presunto narcotraficante, también contenía una foto de bolsas de plástico llenas de golosinas y una etiqueta adherida: “Que esta época de Navidad este llena de felicidad. Que en tu hogar se encienda la luz de la Fe y el Amor. Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo, te desea Iván Archivaldo”. Un regalo de Navidad de parte de Iván Archivaldo Guzmán (Foto: Instagram/therealivanguzman)Otra publicación —que ya no está en línea— presentó una de las canciones más descargadas de la historia, Feliz Navidad de José Feliciano.La repartición se produjo en la temporada de posadas navideñas, en la que durante nueve días los mexicanos celebran con comida, colaciones y piñatas.Una semana antes del improvisado evento, los gatilleros al mando de Los Chapitos, interrumpieron sus actividades habituales y en lugar de colgar cadáveres torturados de los puentes y sembrar de cabezas cortadas las plazas, se dedicaron a repartir despensas y juguetes a los pobladores. “¡Gracias Don Iván!”, gritaron los menores al unísono mientras recibían las dádivas.Los regalos de Iván Archivaldo fueron similares a los que su infame padre, “El Chapo” Guzmán, hacía en la época decembrina mientras lideraba el poderoso Cártel de Sinaloa. El narco mexicano ordenó una vez la construcción de casas para las familias pobres de Sinaloa, que ha sido escenario de sangrientos ajustes de cuentas entre bandas criminales. También hizo que sus sicarios entregaran muchos regalos antes de Navidad.Es frecuente que los criminales hagan obra social. Los de Sinaloa también han repartido ayuda en medio de fenómenos naturales. Amado Carrillo, el legendario “Señor de los Cielos”, muerto durante una intervención estética, viajaba a Tierra Santa y hacía donaciones a la Iglesia, que el párroco de su pueblo recibía siguiendo la máxima del padre prior: “Todo es bueno pal’convento”. Sin embargo, ahora los narcos lo publican todo en redes, para ganar una base social y hacer olvidar que el resto del año arrastran el país a un pozo de dolor, violencia y subdesarrollo. La repartición de despensas del Cártel de Sinaloa (Video: Univisión) (Univision)Las donaciones del primogénito de Guzmán llegan dos meses después de que en Culiacán, Sinaloa, dirigió un asalto bélico contra las fuerzas de seguridad mexicanas que descendieron sobre la casa de su hermano, Ovidio Guzmán López, para cumplir una orden de arresto.Antes de que los agentes se vieran obligados a retroceder y dejar libre al presunto criminal, la policía obligó a Ovidio a ponerse de rodillas contra una pared. Entonces, Iván Archivaldo movilizó a los sicarios de Sinaloa y gritó amenazas contra los soldados y la población.Los ataques de al menos 150 hombres armados, abordo de 30 vehículos, continuaron antes de se informara de los primeros soldados heridos. En total, 13 personas murieron en los tiroteos de la ciudad norteña.Ivan Archivaldo Guzmán, el hijo de “El Chapo” entró en conflicto con otro narcojunior por un corrido.Guzmán sabía que el cártel tenía la ventaja. Al menos dos oficiales y nueve soldados fueron tomados como rehenes en un esfuerzo por asegurar la libertad de su hermano.Iván Archivaldo Guzmán, de 36 años, es uno de los tres hijos de Joaquín Guzmán Loera y María Alejandrina Hernández. En Estados Unidos es acusado de lavado de dinero como resultado del tráfico de drogas y está en el punto de mira de las autoridades por presuntamente introducir cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana al país norteamericano. MÁS SOBRE OTROS TEMAS: “El Chapo” Guzmán recibió la visita de sus hijas en Navidad: así fue el encuentro en la prisión más severa del mundoEl mito del “narco benefactor” y los oscuros intereses detrás de la repartición de ayuda a la población“Ándale, que le vaya bien”: presuntos miembros del CJNG reparten despensas a nombre de “El Mencho”, el criminal más buscado y sanguinario de MéxicoSujetos desconocidos repartieron despensas navideñas a nombre de “El Cholo” Iván, ex jefe de seguridad de “El Chapo”

Fuente

Categories
General

Culiacán en llamas: el latigazo final del Chapo y la derrota más dolorosa en la historia moderna de México

(Foto: AP) (Hector Parra /)Como candidato Andrés Manuel López Obrador prometió acabar con la guerra contra el narcotráfico, aseguró que retiraría al Ejército de las calles y que devolvería la paz a un país aquejado por la violencia.Este jueves la detención de Ovidio Guzmán López, hijo del Chapo Guzmán, ex líder del Cártel de Sinaloa, convirtió a la ciudad de Culiacán en una zona de guerra y el gobierno mexicano perdió la batalla. En un hecho sin precedentes se vio obligado a liberar al detenido.“Rodearon con una fuerza mayor a la de la patrulla”, admitió el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo.La administración de AMLO se encontró de frente y sin reparos con la realidad: en varias zonas del país el narco es gobierno.Joaquín Guzmán Loera está recluido en una prisión de máxima seguridad de los Estados Unidos purgando una condena de por vida, ajeno a lo que sucedía con su hijo en Culiacán, pero los remansos del imperio que creó al amparo del poder surtieron efecto.A mediados de julio el juez de la Corte Federal de Nueva York, Brian Cogan, sentenció al Chapo a cadena perpetua. El martillazo del veredicto parecía la extinción del Cártel de Sinaloa, pero las escenas que se vivieron a partir de las 15:30 horas en Culiacán demostraron lo contrario.Con armas de alto poder, sicarios tomaron varios puntos de la ciudad, la paralizaron. “¿Papá, ya nos podemos parar?”, preguntaban los niños asustados refugiados con sus padres de las balaceras por la ciudad. Tres horas después de iniciados los disparos, el silencio comenzó a regresar a la urbe, no por acción del gobierno, sino por la voluntad de los hombres de Guzmán López.(Video: Twitter) (Infobae)Sin “El Chapo”, el Cártel de Sinaloa se mantiene como una organización vigente a pesar de las luchas internas. Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Ovidio Guzmán López y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, “El Alfredillo”, se han aferrado a la infame herencia de su padre, que también pelea Ismael “El Mayo” Zambada.“El Cártel de Sinaloa seguirá siendo poderoso”, dijo Anabel Hernández después del llamado juicio del siglo en el que Guzmán Loera fue condenado a pasar el resto de sus días en la sombra.La periodista autora de “Los Señores del Narco” siempre sostuvo que “El Chapo” era solo una figura que encarnaba el resultado de la complicidad entre el crimen organizado y el estado durante décadas. “No es el gran criminal que nos hacen ver, es simplemente el hombre que goza del mando”.Ovidio enfrenta cargos en Estados Unidos por conspiración para traficar drogas entre 2008 y 2018. Aunque el gobierno norteamericano no reconoce a los “Chapitos” como cabezas del Cártel de Sinaloa, los tiene en la mira por su papel en el control del narcomenudeo en la zona.“Yo respaldo, porque se tornó muy difícil la situación y estaban en riesgo muchos ciudadanos, muchas personas, muchos seres humanos y se decidió proteger la vida de las personas y yo estuve de acuerdo con eso, porque no se trata de masacres. No puede valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas”, justificó AMLO con resignación, la liberación de Ovidio el viernes.López Obrador sostuvo desde el primer día de su llegada a la presidencia que cambiaría la estrategia de combate a los narcotraficantes. “No se puede combatir violencia con violencia”, dijo. Los eventos de esta semana dejan claro que más allá de una convicción personal del presidente, los cárteles gozan de mayor poder corruptor y de fuego, por lo que la acción armada para detenerlos dejó de ser una opción.El lunes 14 de octubre, a cientos de kilómetros de Culiacán, un convoy de policías estatales fue emboscado en Aguililla, Michoacán. El saldo fue de 13 efectivos abatidos y otra media docena de heridos. Con impunidad y armas superiores a los uniformados, presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación se impusieron en la refriega.(Foto: AP) (Hector Parra /)“¡Nos tumbaron a todos!”, gritaron los elementos que fueron atacados con saña por los hombres del Mencho. Sus pedidos de auxilio fueron infructuosos. Se trataba de una nueva victoria de los criminales.Un día después y no muy lejos de ahí, en la comunidad de Tepochica, localizada aproximadamente a 5 km de Iguala, en el estado de Guerrero, civiles armados se enfrentaron con militares, 14 de ellos resultaron muertos, mientras que un soldado perdió la vida.No se trató ni de cerca de una victoria para el gobierno. Con el pasar de las horas comenzaron a surgir dudas sobre la versión oficial y las sospechas de una ejecución extrajudicial afloraron. Para algunos analistas, se trata de otro capítulo negro en la historia de ajusticiamientos del Ejército.A mediados de año, López Obrador anunció que la guerra contra el narcotráfico había terminado. Los eventos de esta semana dejaron en claro que, si en efecto era el fin, no era el gobierno quien había salido con el brazo en alto.MÁS SOBRE ESTE TEMACuliacán vive un infierno: fuertes balaceras en la ciudad por la detención y liberación de Ovidio Guzmán López, hijo de El Chapo GuzmánViolencia y caos en Sinaloa tras la captura y posterior liberación de un hijo de Joaquín “El Chapo” GuzmánCuliacán bajo fuego: las fotos más impactantes del día más aterrador en la historia de SinaloaEstrategia de seguridad en México está condenada al fracaso: analistas

Fuente