Categories
juegos panamericanos

Kamala Harris en México: así resumió AMLO la visita de la vicepresidenta

AMLO y Kamala Harris en Palacio Nacional (Foto: Twitter / @lopezobrador_)El presidente de México Andrés Manuel López Obrador calificó la visita oficial de Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, como trascendente, benéfica y “muy agradable”, donde se trataron diversos temas de la agenda bilateral para ambas naciones.Así lo plasmó la tarde de este martes 8 de junio a través de su cuenta oficial de Twitter, donde también publicó una foto de ambos políticos caminando al interior de Palacio Nacional en la Ciudad de México.“El encuentro con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, fue trascendente, benéfico para nuestros pueblos y muy agradable”De acuerdo con la presidencia de México, la reunión tuvo como objetivo tratar a profundidad el fenómeno de la migración en el continente y firmar el memorando de entendimiento, el cual establece una alianza estratégica para cooperar en el desarrollo de programas en el Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador). Esto con el propósito de disminuir la masa migrante que atraviesa México para buscar un mejor estilo de vida en EEUU.Kamala Harris, vicepresidente de EEUU arribó a México en la madrugada para dialogar con el presidente López Obrador de diversos temas de la agenda bilateral (Foto: EFE / José Méndez)Por su cuenta, la mano derecha de Joe Biden dijo que junto con el presidente López Obrador hablaron de sus “intereses compartidos en seguridad, oportunidades económicas, vacunas y migración”. Asimismo, aseguró que “Estados Unidos ve a México como un socio en estos temas”, lo cual ratifica la postura del presidente estadounidense electo en noviembre del año pasado.Cabe recordar que en marzo de este año, los presidentes de ambos países sostuvieron un encuentro de manera virtual en el que Joe Biden estimó al pueblo de ascendencia latina, particularmente la mexicana, como parte importante de su población.“Como usted sabe”, dijo el líder de EEUU, “el grupo que más se expande en EEUU es el hispanos y el 60% de ellos son mexicanos/americanos, que son parte fundamental de nuestra historia, y como recordatorio tengo un busto de César Chávez (líder social descendiente de mexicanos que fundó la Asociación Nacional de Campesinos en EEUU el año de 1962) en la Oficina Oval”, reconoció el presidente estadounidense.Por su cuenta, Harris publicó el informe “Cooperación Bilateral México-Estados Unidos”, donde adelanta la permanencia de buenas relaciones entre ambas naciones por el ambiente de cooperación ante los retos establecidos para llevar una sana vecindad.Con la visita de Kamala Harris se espera atender el fenómeno de la migración (Foto: EFE / José Torres/Archivo)En el informe, la vicepresidente enlistó siete puntos de acuerdo establecidos entre EEUU y México y resaltó el ambiente de cooperación “la luz de los profundos lazos culturales, sociales y económicos” que existen entre los pueblos de la región de América del Norte.1.- Diálogo económico de alto nivel, mismo que está pactado para septiembre, primer mes donde entra en ejercicio la Cámara de Diputados con los legisladores electos este 6 de junio. En este punto se señala la cooperación económica bilateral y la colaboración para facilitar el comercio, las tecnologías de la información y la resiliencia de la cadena de suministro.2.- Diálogo de seguridad a nivel de gabinete, donde se discutirá la constitución de las organizaciones criminales con presencia en ambos países. Asimismo, resaltó el empeño de ambos gobiernos por reducir los homicidios relacionados al tráfico de drogas y contrarrestar las fuerzas ilícitas que los impulsan.3.- Fortalecer la cooperación laboral, al respecto, EEUU invertirá USD 130 millones adicionales en asistencia técnica y cooperación durante los próximos tres años para trabajar con México. Se espera mejorar las condiciones laborales y eliminar el trabajo infantil y forzado.EEUU hará una inversión histórica en los estados más pobres de México (Foto: EFE / Luis Enrique Granados)4.- Trabajar juntos para abordar las causas fundamentales de la migración en Centroamérica, ya que se establecerá una alianza estratégica para abordar la falta de oportunidades económicas en el norte de Centroamérica, dirigida especialmente a los jóvenes en El Salvador, Honduras y Guatemala.5.- Grupo de Operaciones sobre Tráfico y Trata de Personas, pues las agencias policiales de Estados Unidos y México se asociarán para intercambiar información y tomar las acciones apropiadas para abordar la prioridad compartida de incapacitar a las organizaciones de trata de personas y contrabando de personas.6.- Atraer inversiones al sur de México, ésta región, históricamente olvidada por el gobierno mexicano, se verá beneficiada por el gobierno de Estados Unidos, pues éste ha desarrollado un paquete de USD 250 millones en donaciones, préstamos y otros compromisos que ayudarán a generar un crecimiento de base amplia en los estados más pobres de México.7.- Alianza para resolver casos de desapariciones en México, Estados Unidos y México trabajarán para ampliar la capacidad forense y las alianzas para ayudar a resolver los más de 82,000 casos de personas desaparecidas y desapariciones en la república mexicana, donde intervendrá el Departamento de Estado, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y el Departamento de Justicia.SEGUIR LEYENDO:Kamala Harris en México: las cifras anticipan que en 2021 la crisis migratoria batirá récordsCumbre en Palacio Nacional: Kamala Harris y AMLO se reunieron para abordar la crisis migratoriaClaves para entender la relación México – EEUU tras la visita de Kamala Harris

Fuente

Categories
General

Anticipo del libro de Kamala Harris: “El miedo al otro está incrustado en la esencia de la cultura estadounidense”

“Nuestra verdad”, las memorias de la vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, salen en español: Infobae anticipa un fragmento. (REUTERS/Carlos Barria) (CARLOS BARRIA/)La vida de Kamala Harris, la vicepresidenta de los Estados Unidos, la primera mujer en llegar a ese cargo y la primera hija de inmigrantes (una asiática, un caribeño: ninguno blanco) en ascender tan alto en la política de la mayor potencia mundial, parece honrar una frase de su madre: “Puedes ser la primera en hacer muchas cosas. Asegúrate de no ser la última”. Desde una carrera celebrada y controversial en el poder judicial de California, donde llegó a ser Fiscal General, hasta su labor como senadora, sorteó innumerables obstáculos.Y vio a otros que enfrentaban los suyos, y a veces sucumbían: trabajó con niños víctimas de abusos, impulsó el matrimonio entre personas del mismo sexo, defendió a los cientos de miles de inmigrantes protegidos por el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, suspendido durante el gobierno de Donald Trump).Harris se crió en una comunidad afroamericana donde dio sus primeros pasos como activista en los derechos civiles. Su libro, Nuestra verdad, publicado por editorial Península, cuenta cómo su trayectoria personal la preparó para el combate político en el que ha obtenido tantos logros. Y que, como explica en este fragmento del capítulo “Yo digo que luchemos”, que anticipa Infobae, no terminó el día de su jura como compañera de fórmula de Joe Biden.Convertirme en senadora de Estados Unidos era una continuación natural del trabajo que ya hacía: luchar por las familias que padecían la lacra de unos salarios estancados, unos costes de la vivienda abusivos y una reducción de sus oportunidades; por las personas encarceladas en un sistema de justicia penal que no funciona; por los estudiantes estran­gulados por los préstamos abusivos y agobiados por unas ma­trículas cuyo precio no deja de aumentar; por las víctimas de fraudes y delitos económicos; por las comunidades de inmi­grantes, por las mujeres, por los mayores. Sabía que era importante que su voz fuera representada en la mesa de nego­ciaciones a la hora de definir las prioridades y las políticas nacionales.Anuncié mi candidatura el 13 de enero de 2015. Doug [Emhoff, su esposo], para quien aquella era su primera gran campaña, tuvo que acostumbrarse a un nuevo tipo de miradas escudriñadoras. Aún nos reímos de aquella vez en que un periodista me preguntó quién me interpretaría en una película sobre mi vida. Me salí por la tangente y dije que no lo sabía. Doug no fue tan prudente. Respondió a la pregunta, y el artículo que salió decía que él estaba “encantado” ante la idea de que lo interpretara Brad­ley Cooper. […]Los dos años de campaña pasaron tan deprisa como des­pacio. Pero pese a que yo estaba centrada en mi estado [California], en mi campaña y en el trabajo que tenía por delante, algo feo y alar­mante estaba envenenando las elecciones presidenciales. Las primarias republicanas se estaban convirtiendo en una carre­ra hacia el abismo, una carrera llena de indignación, una carrera cargada de reproches, una carrera que avivaba el fuego del nativismo xenófobo. Y el hombre que acabó imponiéndo­se cruzó todos los límites de la decencia y la integridad: fanfarroneó de haber agredido sexualmente a mujeres; se mofó de personas con discapacidad; acosó a los racializados; demonizó a los inmigrantes; atacó a los héroes de guerra y a sus familias y fomentó la hostilidad, e inclu­so el odio, hacia la prensa.Kamal Harris es la primera mujer en llegar a la vicepresidencia de los Estados Unidos y la primera que no es blanca. (REUTERS/Jonathan Drake) (JONATHAN DRAKE/)Como resultado de esto, la noche electoral de 2016 no fue una noche de celebración. El tema ya no era la carrera electoral apenas finalizada. El tema era la lucha que obviamente es­taba empezando. Parafraseando a Coretta Scott King [escritora y activista, esposa de Martin Luther King Jr], recor­dé al público que hay que luchar por la libertad y ganarla en cada una de las generaciones.—Forma parte de la naturaleza misma de la lucha por los derechos civiles, la justicia y la igualdad que cualquier logro que obtengamos no sea permanente. Así que debemos estar atentos —dije—. Pero, una vez dicho esto, no hay que deses­perarse. No nos dejemos abrumar. No alcemos las manos cuando es hora de arremangarse y luchar por quienes somos.Esa noche, cuando me dirigí a mis simpatizantes, no sabía qué se avecinaba exactamente. Pero sí sabía esto: necesitaría­mos mantenernos firmes y unidos.El jueves 10 de noviembre, menos de cuarenta y ocho ho­ras después de mi elección, visité la sede de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA).Una anécdota del libro cuenta qué dijo Doug Emhoff, esposo de Kamala Harris, cuando le preguntaron quién lo interpretaría en una película sobre la vida de la vicepresidenta de EEUU. (REUTERS/Kevin Lamarque) (KEVIN LAMARQUE/)La CHIRLA es una de las organizaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes más antiguas de Los Ángeles. Fue fundada en 1986, después de que el presidente Ronald Reagan, ex gobernador de California, firmara la Ley de Control y Reforma de la Inmigración que, entre otras cosas, legalizó a los inmi­grantes indocumentados que habían entrado en Estados Uni­dos antes de 1982. La misión original de la CHIRLA era in­formar a los inmigrantes sobre el proceso burocrático para solicitar la situación de legalidad y sobre sus derechos labora­les. Formó a miembros de organizaciones vecinales, impugnó leyes contra los inmigrantes, como la Proposición 187 de California, que prohibía a los inmigrantes sin papeles acceder a servicios públicos no relacionados con las emergencias (como los relativos a la educación o los negocios) y, en última instan­cia, asumió una cartera de proyectos a nivel nacional estable­ciendo alianzas en todo el país. Era el primer lugar en el que quería hablar oficialmente como senadora electa. […]Aunque la nuestra ha sido siempre una nación de inmi­grantes, siempre los hemos temido. El miedo al otro está incrustado en la esencia de la cultura estadounidense, y personas sin escrúpulos que han ejercido el poder han explotado ese miedo para obtener beneficios políticosAunque la nuestra ha sido siempre una nación de inmi­grantes, siempre los hemos temido. El miedo al otro está incrustado en la esencia de la cultura estadounidense, y personas sin escrúpulos que han ejercido el poder han explotado ese miedo para obtener beneficios políticos. A mediados de la dé­cada de 1850, el primer partido minoritario importante de Estados Unidos, el denominado partido Know­Nothing, se hizo popular gracias a una plataforma antiinmigración. En 1882, una ley en el Congreso prohibió la entrada al país de inmi­grantes procedentes de China. En 1917, el Congreso derogó el veto del presidente Woodrow Wilson con el fin de estable­cer nuevas restricciones para los inmigrantes, entre ellas el requisito de saber leer y escribir. La preocupación acerca del creciente número de recién llegados del sur y el este de Euro­pa dio como resultado la imposición de cuotas de inmigración en 1924. En 1939, se impidió la entrada a Estados Unidos a casi mil judíos alemanes que huían de los nazis en un barco llamado St. Louis. Se rechazó abiertamente un plan para per­mitir la entrada al país de 20.000 niños judíos. Y, poco des­pués, el gobierno estadounidense internó en campos de con­centración a 117.000 ciudadanos de origen japonés.Kamala Harris (centro) en la infancia, con sus abuelos, su hermana menor y su madre, Shyamala Gopalan. (Campaña de Joe Biden vía The New York Times) (JOE BIDEN CAMPAIGN/)En fechas más recientes, dado que la globalización ha pri­vado al país de millones de puestos de trabajo y ha desplazado a grandes sectores de la clase media, los inmigrantes se han convertido en un objetivo fácil a quienes culpar. Cuando la Gran Recesión devastó las zonas rurales de Estados Unidos, varios políticos republicanos señalaron a la inmigración como el problema, mientras obstruían un proyecto de ley que habría creado nuevos puestos de trabajo. Pese al papel importantísimo que han desempeñado en la creación y conformación de Esta­dos Unidos, los inmigrantes que llegan aquí en busca de una vida mejor siempre han sido un chivo expiatorio fácil.”Aunque la nuestra ha sido siempre una nación de inmi­grantes, siempre los hemos temido. El miedo al otro está incrustado en la esencia de la cultura estadounidense”, escribió Harris, ella misma hija de inmingrantes.Pensé en los cerca de seis millones de niños estadouniden­ses que viven en un hogar con al menos un miembro de la fa­milia en situación irregular y el trauma y el estrés que había provocado el resultado electoral. Había oído muchas historias acerca de planes de emergencia que se estaban poniendo en práctica, madres que decían a sus hijos: “Si mamá no vuelve a casa después del trabajo, llama a la tía o al tío para que vengan a buscarte”. Me recordaron a los planes de emergencia que había visto cuando trabajaba con víctimas de violencia domés­tica. En ambos casos, era necesario que existiera un plan de contingencia para mitigar los posibles daños.Nuestro país fue creado con muchas manos, por personas procedentes de todos los rincones del mundo. Y con el paso de los siglos, los inmigrantes han ayudado a levantarlo y a impulsar la economía, aportando mano de obra para indus­trializarlo e inteligencia para crear innovaciones que cambian la sociedad. Los inmigrantes y sus hijos fueron las mentes creativas detrás de muchas de nuestras marcas más conoci­das, desde Levi Strauss a Estée Lauder. Sergey Brin, cofun­dador de Google, es un inmigrante ruso. Jerry Yang, cofunda­dor de Yahoo!, llegó desde Taiwán. Mike Krieger, cofundador de Instagram, es un inmigrante brasileño. Arianna Huffing­ton, cofundadora de The Huffington Post, nació en Grecia. De hecho, en 2016, investigadores de la Fundación Nacional para la Política Estadounidense hallaron que más de la mitad de las empresas emergentes valoradas en miles de millones de dólares de Silicon Valley habían sido fundadas por uno o más inmigrantes.Me quedé junto al estrado en la CHIRLA, con una bande­ra estadounidense y globos con las barras y estrellas como te­lón de fondo, mientras una madre —una empleada doméstica del valle de San Fernando— hablaba en español sobre su temor a la deportación. Apenas entendí sus palabras, pero sí capté su significado y sentí su angustia. Se veía en sus ojos, en su postura. Le habría gustado decirles a sus hijos que todo iba a ir bien, pero sabía que no podía.Kamala Harris juró como primera mujer en la vicepresidencia de Estados Unidos el 20 de enero de 2021. (REUTERS/Kevin Lamarque) (KEVIN LAMARQUE/)Los abogados defensores que trabajaban con familias nos decían que a los niños les daba miedo ir al colegio porque no sabían si sus padres estarían en casa cuando regresaran. Los padres cancelaban las citas de sus hijos con el pediatra por miedo a que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) los estuviera esperando. Asimismo, conocía a padres que, en ese momento, estaban afrontando decisiones desgarradoras sobre qué hacer con sus hijos estadounidenses si a ellos los deportaban. ¿Se quedarían los niños con algún familiar en Es­tados Unidos? ¿Se irían con sus padres a un país en el que nunca habían estado? Se te rompía el corazón al imaginar cualquiera de las opciones. Y sabía que no solo los indocu­mentados estaban aterrados. Según un estudio publicado en American Behavioral Scientist, todos los inmigrantes latinos, ya fueran ciudadanos, residentes legales o indocumentados, sen­tían temor a la deportación en la misma proporción. Quería que supieran que yo los apoyaba.—Ha llegado el momento de formar alianzas en nuestro país —dije, recordando el trabajo que había visto y hecho a lo largo de los años—. Vamos a luchar por los ideales de este país —les comuniqué— y no vamos a parar hasta que hayamos ga­nado.Me fui de la CHIRLA dos días después de las elecciones con una sensación de ánimo y preocupación. Sabía que nos estábamos preparando para luchar juntos. Pero también sabía que teníamos las de perder en la lucha. Íbamos a tener que armarnos de valor para lo que estaba por venir. […]Luego de participar en las primarias demócratas como precandidata, Kamala Harris se sumó a la fórmula que resultó ganadora en 2020, la de Joe Biden. (REUTERS/Mark Makela) (MARK MAKELA/)Durante los prime­ros cien días de la administración Trump, las detenciones de inmigrantes aumentaron más del 37 por ciento. La administración optó por establecer como prioridad la deportación de inmi­grantes irregulares, independientemente de si eran o no miem­bros de la comunidad respetuosos con la ley. Las detenciones de inmigrantes irregulares sin antecedentes penales casi se du­plicaron.Estas políticas han tenido consecuencias importantes para los niños. Como documentó el Centro para el Progreso Esta­dounidense, funcionarios de ICE hicieron una redada en una planta procesadora de carne en Tennessee, donde detuvieron a 97 trabajadores. Fue una de las redadas más importantes en un lugar de trabajo de los últimos diez años. En total, 160 niños acabaron con un progenitor detenido durante esta. Al día siguiente, el 20 por ciento de los estudiantes latinos de un condado cercano faltaron a clase por el temor de sus padres a que ellos, o sus hijos, también fue­ran detenidos. En 2016, una cuarta parte de todos los niños de Estados Unidos menores de cinco años vivían en familias de inmigrantes. Estos niños han tenido que vivir paralizados por el miedo a que, en cualquier momento, pudieran arrebatarles de golpe a sus padres.Los hijos de inmigrantes también se han enfrentado a un nuevo tipo de tormento. Profesores de todo el país han infor­mado de un repunte en los casos de acoso que replican la retó­rica de la administración. Niños que se burlan de otros niños diciéndoles que serán deportados, que sus padres serán depor­tados y que deberían volver por donde vinieron. Las palabras de un destacado y poderoso matón han sido imitadas y adop­tadas como consigna por matones en todas partes.En el capítulo 5 de “Nuestra verdad”, titulado “Yo digo que luchemos”, Harris analizó en detalle los problemas de la inmigración en los EEUU. (REUTERS/Carlos Barria) (CARLOS BARRIA/)Desde luego, los hijos de inmigrantes no son los únicos que se han visto afectados. Según el Instituto de Política Migratoria, por ejemplo, al menos el 20 por ciento de los educadores infantiles son inmigrantes. Los inmigrantes representan asimismo un amplio porcentaje de los trabajadores en el sector de la atención a la primera infancia, y estas cifras se han triplicado en las últimas dos décadas. Estos cuidadores, sobre todo mujeres, crían a millones de niños todos los días. Los riesgos para su seguridad en este país debido a una aplicación abusiva de las leyes de inmi­gración es un riesgo para todos. No podemos pasarlo por alto. El 20 de enero de 2017, asistí a la toma de posesión del presidente, junto con otros miembros del Congreso de Esta­dos Unidos. Mis colegas senadores y yo nos reunimos en la Cámara del Senado y caminamos, de dos en dos, por el Capi­tolio y salimos por la fachada oeste a la tarima donde tendría lugar la investidura y en la que se habían dispuesto podios y sillas para la ceremonia. Mientras nos dirigíamos a nuestros sitios, nos dieron unos chubasqueros de plástico por si llovía. Doug estaba sentado con sus nuevos compañeros en la zona de los cónyuges, cerca del estrado donde estaba yo. Se volvió y me saludó con la mano.Por algún capricho del destino, empezó a llover con fuerza justo después de terminar el traspaso de poderes. Algunos simpatizantes del presidente interpretaron la lluvia como una bendición, pero para mí y muchos otros, las nubes oscuras vi­nieron para quedarse.SEGUIR LEYENDO:La autobiografía de Kamala Harris ya tiene fecha de publicación en españolKamala Harris juró como la primera vicepresidente mujer de Estados Unidos“Becoming”: el best-seller de Michelle Obama que narra sus ambiciones, su matrimonio y el lado desagradable de la política

Fuente

Categories
General

Los demócratas impulsan en el Congreso de EEUU la ley de inmigración de Biden

Actualiza con declaración de Biden ///Washington, 18 Feb 2021 (AFP) – Los demócratas presentaron este jueves el ambicioso proyecto de reforma migratoria apoyado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que busca crear una vía para la naturalización de 11 millones de indocumentados, un trámite legislativo que enfrenta resistencias de la oposición republicana.Biden afirmó que esta reforma busca revertir “políticas equivocadas” de su predecesor, Donald Trump, que lanzó una campaña para frenar la inmigración irregular, reducir la llegada de migrantes con papeles y persiguió a los indocumentados. La iniciativa fue presentada por los legisladores demócratas Linda Sánchez, en la Cámara de Representantes, y Bob Menéndez, en el Senado.Llegó la hora de “sacar de las sombras a 11 millones de indocumentados”, dijo Menéndez durante una rueda de prensa virtual junto a otros legisladores. En la Cámara Alta los demócratas tienen 50 de las 100 escaños, y pueden usar el voto de la vicepresidenta, Kamala Harris, para desempatar. Pero si quieren evitar cualquier táctica de bloqueo deben reunir 60 votos para aprobar este proyecto.”Sabemos que el camino para avanzar requiere de negociaciones con los otros, pero no vamos a hacer concesiones de entrada”, dijo Menéndez, quien admitió que no sabrá si lograrán la cota de los 60 votos hasta que lo intenten. La presidenta de la Cámara de Representante, Nancy Pelosi, celebró la iniciativa integral. “Hay otros que quieren hacerlo de forma fragmentaria y ese también puede ser un buen enfoque. Eso lo tiene que decidir el Congreso”, afirmó Pelosi. En la Cámara Baja, la propuesta no tuvo un buen recibimiento entre los republicanos, que publicaron un informe afirmando que esta reforma “va a hacer que los estadounidenses estén menos seguros”. El representante republicano Jim Jordan indicó que la reforma de Biden “coloca los intereses económicos del país y su seguridad en último lugar en un momento en el que debería estar centrado en reabrir las escuelas, ayudar al empleo y derrotar al covid-19”.
– Un “imperativo económico y moral” –
Menéndez defendió que hay un “imperativo económico y moral” para pasar una reforma amplia e inclusiva que “no deje a nadie atrás”, pero reconoció que si se logra que ciertos elementos avancen y sean aprobados, también será positivo. El objetivo principal del proyecto es crear una vía para que 11 millones de indocumentados obtengan la ciudadanía, a condición de que estuvieran en Estados Unidos el 1 de enero de 2021. Uno de los grupos beneficiados por esta iniciativa son los denominados “Dreamers”, jóvenes que eran menores de edad cuando llegaron a Estados Unidos de forma irregular junto a sus padres. Si se aprueba el proyecto de ley, podrán acceder a la residencia permanente. Durante el gobierno de Barack Obama este grupo de cerca de 700.000 jóvenes -la mayoría de origen latinoamericano- beneficiaron de un estatuto de protección que su sucesor, Donald Trump, intentó cancelar en una pugna judicial que llegó hasta la Corte Suprema. En caso de prosperar la iniciativa demócrata, también podrán acceder a la residencia permanente las personas beneficiadas por el Estatus de Protección Temporal (TPS), que impide la deportación de ciudadanos de países afectados por desastres naturales o conflictos armados, y los trabajadores agrícolas que puedan demostrar una historia de empleo en Estados Unidos. El gobierno de Trump aprobó más de 400 decretos ejecutivos para frenar la inmigración y castigar a los indocumentados. Desde que llegó al poder, Biden anunció un golpe de timón en materia migratoria que incluyó la creación de un contingente para reunir las familias separadas por la política de “Tolerancia cero” en la frontera impulsada por Trump. A partir de esta semana comenzará a desmantelar el polémico programa “Qúedate en México”, que obligó a decenas de miles de demandantes de asilo a permanecer de lado mexicano de la frontera a la espera de la resolución de sus casos. El alto funcionario destacó que la ley cambia el término en inglés “alien” para referirse a los extranjeros, por la designación “no ciudadano”, con el objetivo de “reflejar de mejor manera los valores que tiene el presidente sobre la inmigración”. Este jueves, el gobierno anunció que instruyó al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que limitara las detenciones y expulsiones de inmigrantes irregulares para centrarse en las personas que constituyan un riesgo para la seguridad nacional. an/gma
————————————————————-

Fuente

Categories
General

Biden denuncia la “irresponsabilidad” de Trump y rechaza imponer confinamiento nacional

Agrega con declaraciones de Biden y cambio de origen ///Wilmington, Estados Unidos, 19 Nov 2020 (AFP) – El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, denunció el jueves la “increíble irresponsabilidad” del mandatario saliente Donald Trump, quien aún se niega a aceptar su derrota en las elecciones del 3 de noviembre.El actual inquilino de la Casa Blanca asegura, sin ninguna prueba tangible, que es víctima de un fraude masivo en varios estados y ha lanzado una batalla judicial liderada, en medio de una extrema confusión, por su abogado personal Rudy Giuliani.”Creo que (los estadounidenses) están presenciando una irresponsabilidad increíble, mensajes increíblemente dañinos son enviados al resto del mundo sobre cómo funciona la democracia”, dijo Biden a periodistas desde su feudo en Wilmington, Delaware.”Es difícil entender cómo razona este hombre”, continuó. “Estoy seguro de que él sabe que no ganó, que no va a poder ganar y que juraré el 20 de enero”, añadió. “Es realmente indignante lo que está haciendo”.A nivel nacional, el exvicepresidente demócrata ganó con casi 80 millones de votos frente a poco menos de 74 millones del multimillonario republicano. Pero en Estados Unidos, el presidente es elegido por un colegio electoral en el que cada estado tiene atribuido cierto número de votos, y en algunos, Biden venció por muy poco.En Georgia, por el momento, Biden le lleva solo 14.000 votos de ventaja a Trump, una diferencia tan estrecha que obligó a un recuento manual. Las autoridades locales debían dar a conocer en las próximas horas sus conclusiones.”Por lo que vemos, el presidente Trump parece estar un poco rezagado”, con unos 12.000 votos menos, dijo Gabriel Sterling, uno de los funcionarios republicanos a cargo de supervisar el proceso electoral, entrevistado en Fox News. – “Confusión” -Sin esperar el resultado oficial, Trump renovó sus críticas al operativo electoral en Georgia. En una serie de tuits, se explayó sobre el hallazgo de casi 6.000 papeletas en dos condados con mayoría republicana. Algunos habían sido contados pero no cargados al sistema, los otros parecían haber sido olvidados en una caja, según las autoridades locales, que atribuyeron los problemas a errores humanos. “Eso creó confusión y entendemos que la gente esté preocupada”, pero “la buena noticia es que el recuento ha cumplido su propósito” al corregir estos errores, dijo Sterling. “Esperemos que el presidente Trump acepte el resultado”, agregó, lamentando que “el cuestionamiento” de la elección “socave los cimientos de la democracia”. Si Biden es confirmado como ganador de Georgia, sería el primer candidato presidencial demócrata en ganar en este estado sureño en casi tres décadas.Pero si la diferencia se mantiene por debajo del 0,5%, Trump aún podrá exigir un nuevo conteo en este estado, que concita toda la atención porque el control del Senado se jugará allí el 5 de enero en dos elecciones senatoriales.- “Nos vamos a convertir en Venezuela” -Más allá de Georgia, el presidente y sus aliados han presentado una serie de apelaciones en Pensilvania, Michigan, Arizona y Nevada. Algunas han sido rechazadas por los tribunales, otras retiradas por los interesados, pero Giuliani está luchando por mantener vivas las que quedan. Esta semana, el exalcalde de Nueva York declaró ante un juez federal sin aportar elementos materiales. El jueves, en una rueda de prensa muy inconexa, elaboró varias teorías conspirativas, con referencias a Venezuela y al filántropo George Soros por supuestamente haber participado en un fraude organizado según él por “líderes demócratas” con la complicidad del propio Biden.”Nos vamos a convertir en Venezuela. No podemos permitir que esto nos suceda. No podemos permitir que estos delincuentes, porque eso es lo que son, le roben la elección al pueblo estadounidense”, afirmó Giuliani, en alusión a las máquinas de votación utilizadas.Mientras hablaba, Trump tuiteó. “Mis abogados ahora en @newsmax, @OAMM y tal vez @Fox”, escribió sobre esos tres canales de TV conservadores. “Un caso abierto y cerrado de fraude electoral. ¡En números masivos!”.- La llamada del presidente -Otra controversia surgió en Michigan después de que una integrante republicana de la junta de escrutinio, que se había negado a certificar el resultado de las elecciones en un condado fuertemente demócrata y luego revirtió su decisión, contó el jueves que Trump la había llamado.”Recibí una llamada del presidente Trump el martes por la noche, después de la reunión”, contó al diario The Washington Post. “Quería asegurarse de que yo estaba bien”, agregó, señalando que no se sintió presionada para cambiar su voto.Trump no tenía ningún evento en su agenda oficial. Biden, mientras tanto, continúa preparándose para su ingreso a la Casa Blanca. El jueves se reunió con gobernadores para discutir la respuesta a la pandemia de covid-19, que se ha cobrado más de 250.000 vidas en Estados Unidos. chp-jca-ad/ll
————————————————————-

Fuente

Categories
General

Migración y T-MEC: los temas más complicados de la relación México-EEUU tras el triunfo de Biden

Foto: Presidencia de México.Reconstruir la relación con Estados Unidos será una dura tarea para el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, pues el demócrata Joe Biden podría dificultar el crucial vínculo comercial o pasarle factura por su cercanía con Donald Trump.La incómoda posición del mexicano se evidenció este sábado cuando optó por ser de los pocos dirigentes que se abstuvieron de felicitar al electo Biden, argumentando que esperará que se resuelvan los reclamos de Trump, quien desconoció la victoria y alega un supuesto fraude.“No queremos ser imprudentes, no queremos actuar a la ligera”, justificó López Obrador.Trump ganó la presidencia en 2016 con un discurso que tachaba a los mexicanos de “violadores” que llevaban “drogas y crimen” a Estados Unidos. Pese a ello, México logró entenderse con el republicano.“Es muy desagradable esta retórica antimexicana de Trump, pero en los hechos hubo acuerdos importantes. La relación con los demócratas siempre ha sido fría y de Biden podría esperarse un mayor distanciamiento”, dice a la AFP Miguel Ángel Jiménez, analista del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI).Para Jiménez, la reacción de López Obrador confirma su cercanía con Trump y la preocupación por las semanas que le quedan en la Casa Blanca.“Los compromisos tan fuertes que han construido le impiden que actué con más altura, con generosidad, como han hecho la mayoría de los líderes del G20. Es una situación no grata para el gobierno mexicano”, sostuvo.Históricamente, México ha conseguido más de los republicanos, como la amnistía migratoria concedida por Ronald Reagan o el acuerdo de libre comercio (TLCAN) que George Bush padre negoció y fue firmado, con resistencias, por el demócrata Bill Clinton en 1994, recuerda Jiménez.López Obrador, reacio a viajar al extranjero, visitó a Trump en Washington en julio en plena campaña electoral, un desacierto, según analistas, máxime cuando apareció en un video de campaña del republicano.“Son hermanos de diferentes madres”, resume Jeffrey Davidow, quien fue embajador de Clinton en México, en un artículo en el diario Reforma.Enumeró las coincidencias que, a su juicio, existen entre ambos: desprecio a las instituciones, a los derechos humanos y laborales, a las energías limpias y a la prensa, temas en los que, anticipa, Biden presionará.“Una presidencia de Biden ofrecerá nuevos desafíos y oportunidades” que deben manejarse “con mayor habilidad” de la que se requirió con Trump, escribió Davidow.¿T-MEC en riesgo?Por la personalidad de Biden y la prioridad de reconciliar a los estadounidenses tras una encarnizada elección, analistas descartan dardos contra México, pero anticipan algunas repercusiones, especialmente comerciales.La renegociación del acuerdo comercial entre Estados Unidos, Canadá y México fue el clímax de la complicada relación con Trump. Con Biden, el T-MEC es nuevamente la mayor inquietud.“Trump ya hizo lo que quería con México, el riesgo con él sería menor. Kamala Harris, la candidata demócrata a la vicepresidencia, fue detractora del T-MEC y podría poner piedras en el camino”, advierte Gabriela Siller, analista de Banco BASE.Para Jiménez, el punto más sensible del T-MEC es la reforma laboral de México, reclamada por los demócratas para aprobarlo. “Van a exigir un cumplimiento muy puntual de esta reforma”, subraya.Estados Unidos es el principal socio comercial de México y destino de más de 80% de sus exportaciones.Migración restringidaLa política migratoria, otro tema bilateral candente, no vería grandes cambios.Aunque Biden cancele la construcción del prometido muro fronterizo de Trump, las duras restricciones contra la migración indocumentada continuarán, estima Dolores París Pombo, experta en migración del Colegio de la Frontera Norte en Tijuana (noroeste).En 2019, Washington amenazó a México con aranceles a sus exportaciones si no detenía las caravanas de centroamericanos que buscaban llegar a Estados Unidos.París Pombo recuerda que desde 1996 se aprobaron leyes que criminalizan la inmigración indocumentada y los demócratas las han aplicado.“Los gobiernos de Barack Obama fueron más duros en el número de las deportaciones, pero sin la resonancia mediática ni los niveles de crueldad de Trump”, señala.Añade que, para evitar confrontarse con Trump, López Obrador, hizo concesiones “cuestionables”, como aceptar que solicitantes de asilo en Estados Unidos esperen en México por sus resoluciones o que militares fueran facultados para contener flujos migratorios.Como “mucho”, París estima que Biden restablecerá el programa DACA, que beneficia a migrantes que llegaron siendo niños -79% de origen mexicano- y que Trump suspendió.Con información de AFPMÁS SOBRE ESTE TEMA

Fuente

Categories
General

Trump recorre EEUU con la promesa de una vacuna y una recuperación económica

Washington, 8 Set 2020 (AFP) – Este martes Donald Trump se lanza en una gira por Florida, Carolina del Norte, Michigan, Pensilvania y Nevada en un intento de disputarle votos a su rival demócrata Joe Biden, que pese a su perfil bajo encabeza las encuestas para las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos.A ocho semanas de las elecciones, el mandatario visitá Jupiter, en Florida, para vanagloriarse, en sus propios términos, sobre los avances ambientales logrados durante su mandato en este estado clave. Frente a la pandemia del covid-19 que ha dejado más de 189.000 muertos en la primera economía del mundo, con niveles históricos de desempleo, el millonario republicano quiere perfilar una promesa doble: la llegada inminente de una vacuna y un espectacular repunte de la economía. Su postura es culpar a los demócratas de ensombrecer el panorama sanitario y de imponer restricciones excesivas en las ciudades y en los estados que controlan motivados por un cálculo electoral y no por la salud pública. “Los demócratas van a abrir sus estados el 4 de noviembre, el día después de la elección. Estos cierres son ridículos y sólo sirven para perjudicar la economía antes de la elección que quizás es la más importante de nuestra historia”, afirmó en Twitter antes de iniciar su gira. Por su parte los republicanos acusan a Joe Biden y a su compañera de fórmula, Kamala Harris, de politizar la búsqueda de una vacuna para la covid-19, después de que la senadora afirmara que no creía “ni una palabra” del mandatario republicano al respecto. Para Kayleigh McEnany, portavoz de la Casa Blanca, los demócrata están jugando a un juego peligroso al sembrar dudas en un tema tan sensible. La funcionaria insistió ante la cadena Fox News en que Trump se remite a las recomendaciones de los científicos, algo que según ella ha hecho desde el principio, pasando por alto varias polémicas entre el presidente y la comunidad de la ciencia.
– Emerge la posibilidad de un acuerdo en el Congreso –
En medio de un clima tenso, Mark Meadows, el jefe de gabinete de la Casa Blanca afirmó su optimismo sobre la adopción, antes de las elecciones, de un nuevo plan de ayuda, afirmando que pese a las profundas diferencias los dos partidos pueden lograr un acuerdo. .Meadows declaró en una entrevista a la cadena Fox Business su “optimismo”.En marzo, el Congreso aprobó un proyecto de emergencia para desbloquear 2,2 billones de dólares, más 500.000 adicionales a finales de abril, para hacer frente a una crisis sin precedentes. Prueba de la crispación, en la mañana Donald Trump, de 74 años, multiplicó sus publicaciones en Twitter, en una serie agresiva, con varios mensajes dedicados a la prensa. El 45º presidente de la historia de Estados Unidos, en su búsqueda de cuatro años más en la Casa Blanca, desechó un estilo de campaña ostentoso y caro que había desplegado en la primaveral boreal y al inicio del verano bajo la batuta de su director Brad Parscale, que fue despedido.”Mi campaña gastó mucho al principio para contrarrestar las historias falsas y las noticias falsas sobre nuestra versión del virus chino [covid-19]”, se defendió en Twitter. Frente a reportes de una campaña en aprietos financieros, el magnate de las bienes raíces se dijo este martes dispuesto a gastar de su propia fortuna para intentar reelegirse.”Si debo hacerlo, lo haré”, dijo a periodistas antes de viajar a Florida. “Lo que sea que haga falta, tenemos que ganar”.En contraste con la actividad frenética del millonario republicano, Joe Biden, de 77 años, no tiene ningún desplazamiento previsto al inicio de la semana. Su mujer, Jill Biden, en cambio “viajará de forma virtual a Wisconsin”, informó su campaña. En este panorama mediático hay otro demócrata muy presente: el expresidente Barack Obama. El martes, el exmandatario entregó su apoyo a Kamala Harris en un video en el que le ofrece consejos de campaña para seguir haciendo ejercicio y para conectar con la gente. “Yo voy a hacer todo lo que pueda y Michelle también para asegurar que todo fluya en las elecciones”, prometió. jca/an/rsr
————————————————————-

Fuente

Categories
General

Joe Biden promete en primer discurso con Harris “reconstruir” EEUU después de Trump

CentralJoe Biden promete en primer discurso con Harris “reconstruir” EEUU después de Trump Por Agnes BUN con Ariela Navarro en Washington
=(Fotos+Fotos archivo+Video+Live Video)=
Wilmington, Estados Unidos, 12 Ago 2020 (AFP) – El aspirante demócrata a la Casa Blanca Joe Biden se presentó este miércoles por primera vez junto a su elegida como compañera de fórmula Kamala Harris y prometió “reconstruir” Estados Unidos, en su intento de derrotar a Donald Trump en los comicios de noviembre.Este discurso en una escuela en Wilmington, Delaware, el estado donde vive Biden, marca un punto de inflexión en la campaña, en la que Harris busca pasar a la historia como la primera mujer vicepresidente en Estados Unidos.Biden hizo referencia a “crisis sanitaria” que vive el país por el coronavirus, que ha dejado 164.545 muertos en Estados Unidos. “Tenemos una crisis de salud pública”, indicó Biden, quien prometió que su gobierno va a arreglar “el desastre que el presidente Trump y el vicepresidente Pence han creado en casa y en el exterior”. La pandemia estuvo presente en todo el acto, luego del anuncio virtual, a tono con la mayor parte de la campaña, de que Harris será la segunda a bordo. En un decorado con una bandera estadounidense gigante y escoltados con los emblemas de los 50 estados y de otros territorios, ambos políticos entraron con mascarillas al recinto. “Ella sabe lo que está en juego”, afirmó Biden que en su discurso resaltó los orígenes de Harris, cuyo padre es originario de Jamaica y su madre nació en India, y afirmó que ella sabe “personalmente cómo las familias de los inmigrantes enriquecen el país”. Harris -vestida con un traje azul marino y un collar de perlas y pendientes a juego – reiteró que esta elección no se trata sólo de vencer a Trump y aseguró que más que una victoria, necesitan “un mandato”. El martes, Biden, que lidera las encuestas, terminó con la espera al anunciar que Harris, una senadora negra que representa a California, será su compañera en la contienda contra el presidente Trump, una decisión calificada como histórica.Con las multitudinarias protestas contra el racismo tras la muerte de George Floyd, un afroestadounidense asesinado a manos de un policía blanco el 25 de mayo, creció la expectativa de que Biden nombraría a una mujer negra para acompañarlo. Biden eligió a la senadora, que antes fue fiscal general de California y a quien se enfrentó durante las primarias del partido. “Estamos experimentando un ajuste de cuentas moral con el racismo y la injusticia sistémica que ha llevado a una nueva coalición de conciencia a las calles de nuestro país exigiendo un cambio”, dijo Harris durante su discurso. Antes de Harris, dos mujeres fueron candidatas a la vicepresidencia: Geraldine Ferraro, en 1984, y Sarah Palin, en 2008. Pero nunca antes hubo una aspirante de los partidos mayoritarios que fuera negra o con raíces del sur de Asia, como Harris.
– Una réplica a Trump -Los ataques de Trump contra Harris el martes no se hicieron esperar, y este miércoles señaló que “es el tipo de oponente con el que uno sueña”.”Comenzó fuerte en las primarias demócratas y terminó débil, casi huyendo de la contienda con cero apoyo”, afirmó Trump en Twitter. Biden replicó que no es sorprendente que Trump tenga problemas frente a mujeres fuertes. La aparición de este miércoles precede a la Convención Demócrata que comienza el próximo lunes, y donde Biden y Harris serán ungidos formalmente como candidatos. Sin embargo, este evento carecerá de la pompa de otros años ya que será mayoritariamente virtual debido a la pandemia que ha reducido a la campaña a una serie de apariciones a cuentagotas, sin los tradicionales mitines y casi sin desplazamientos. La elección de Harris, una cara conocida que es una apuesta segura, está orientada a alentar el voto de las comunidades negras que pueden ser cruciales en varios estados clave para llegar a la Casa Blanca y que fueron decisivos en la campaña de Biden durante las primarias. Su origen también puede atraer a muchos votantes, incluyendo la comunidad latina.Al elegir a Harris, que se caracteriza por su elocuencia y su estilo discursivo pulido como fiscal y en las audiencias como senadora, Biden se ciñó a la máxima para elegir a un vicepresidente, que es “no ocasionar ningún daño”. Harris también podría cubrir un flanco generacional y de género que podría ser clave en distritos de los suburbios que se han apartado de Trump, según las encuestas. Durante décadas, Biden ha representado las posturas más moderadas del Partido Demócrata, mientras que Harris representa vetas más progresistas en temas como la cobertura sanitaria y la política sobre el clima. Además, con 55 años, Harris queda en una posición privilegiada para la campaña de 2024, ya que Biden, de 77, ha insinuado que si gana podría no aspirar a un segundo mandato.bur-an/mls
————————————————————-

Fuente