Categories
General

Un asteroide ficticio se dirige hacia la Tierra para un simulacro de impacto

El escenario de un desastre como el hipotético impacto de un asteroide de gran tamaño contra la Tierra puede ser difícil de predecir, pero justamente por eso es necesario tener un plan en caso de que se presente tal reto.
Es esa la razón por la que instituciones de varios países están participando esta semana en un simulacro para enfrentar la amenaza de un objeto ficticio que se aproxima al planeta, informa RT.

Un gran meteorito explotó sobre la Antártida hace 430.000 años (DPA).

Durante la Conferencia de Defensa Planetaria, que se celebra en Viena (Austria), se pretende averiguar si las tecnologías, sistemas e instituciones actuales podrían hacer frente a la crisis de un asteroide real que amenazara la vida planetaria. En ese ejercicio de simulación participan agencias tales como la NASA y la ESA, dice RT.SIN TIEMPO PARA UNA RESPUESTALa hipotética amenaza es un asteroide llamado “2021 PDC” descubierto el 19 de abril de 2021 por astrónomos en Hawái. El objeto está a 57 millones de kilómetros de distancia, y su aproximación más cercana a la Tierra ocurrirá el 20 de octubre de 2021, en apenas seis meses a partir de ahora.Cuando se determinó que había una relativamente alta posibilidad de impacto, los especialistas empezaron a pensar en formas de mitigar el problema, pero llegaron a la conclusión de que el tiempo para actuar era demasiado corto. En ese contexto, plantean que hay que prestar especial importancia a los sistemas de detección temprana, escribe RT.

La hipotética amenaza es un asteroide denominado 2021 PDC, descubierto el pasado 19 de abril por astrónomos en Hawái.

Como indica el informe, hay un 21% de posibilidades de que más de 1 millón de personas se vean afectadas y un 74% de posibilidades de que más de 100.000 personas se vean afectadas. En el peor de los casos, 6,6 millones de personas se verían afectadas en una región que mide 250 km desde el punto de impacto. Los peligros principales incluyen una explosión de aire, el impacto en sí y el “daño térmico”.

El lugar del impacto del hipotético meteorito.

Como señala la NASA en un comunicado de prensa, esta simulación, que incluye socios estadounidenses e internacionales, se está realizando para “investigar cómo podrían responder los observadores de objetos cercanos a la Tierra, funcionarios de agencias espaciales, administradores de emergencias, tomadores de decisiones y ciudadanos, y trabajar juntos para una predicción de impacto real y simular la información en evolución que estará disponible en caso de que se descubra una amenaza de impacto de asteroide”.Los ejercicios también pretenden darle impulso la esperada misión de Redireccionamiento de Doble Asteroide programada para 2022, que se propone ser la primera demostración real de una tecnología de desviación de asteroides.

Mirá también

Mirá también

Las misteriosas historias que encierra el subte de Londres

Mirá también

Mirá también

El Robinson Crusoe italiano abandona la isla donde vivió solo durante 32 años

GML

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Asteroides Y MeteoritosEstación Espacial InternacionalAustriaViste

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

El control de las malezas debe ir hacia una integración de herramientas

Cuando se presentan dificultades o escollos en una actividad hay dos caminos posibles: seguir insistiendo obstinadamente por el mismo “surco”, o bien reformularse, repensar la estrategia y buscar alternativas, adaptándose a una realidad que ya no es la misma que antes y exige aggiornarse. Dicho esto, pensando en el control de malezas, la pregunta es ¿Cuán resiliente ha sido el sistema agrícola argentino (productores, investigadores, universidades, organizaciones, ¿Estado?, etc.) para adaptarse a una nueva realidad en la que las malezas han tomado, como vikingos daneses desembarcando en suelo inglés, gran parte de los campos argentinos?
Desde mediados de los años 90, pero bien firme desde los años 2000 en adelante, productores argentinos (y del mundo) empezaron a ver que las herramientas fulminantes que le habían dado buenos resultados durante algunos años estaban perdiendo su impronta, su poder de fuego. Consultados por Clarín Rural, especialistas en malezas del INTA, FAUBA, AAPRESID y AACREA analizaron el problema y, algunos, se motivaron con las posibles soluciones, otros, en cambio, ven muchas nubes en el horizonte.

“Lo que más me preocupa es la adición de resistencias en las especies que ya presentan alguna resistencia, por ejemplo yuyo colorado, rama negra y sorgo de Alepo, pero también el avance en superficie hacia nuevas zonas de algunas especies difíciles y con algunas resistencias como las crucíferas o raigrás que se van yendo al norte y el sorgo de Alepo que va bajando”, analizó Eugenia Niccia, Gerenta del Programa REM (Red de Manejo de Plagas) de Aapresid (Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa). Y agregó: “Hay que tener en cuenta que cada vez más las malezas se presentan en complejo, generando mayor dificultad de control”.Este avance de las resistencias va dejando cada vez menos herramientas de manejo químico en algunas especies. “Por ejemplo, en postemergentes para control de sorgo de Alepo, lo cual, acompañado de una baja probabilidad de sumar algún nuevo modo de acción herbicida en el corto y mediano plazo, hacen que sea imperioso un cambio de paradigma en el control de malezas”, esgrimió Niccia, a quien le preocupa “la acumulación de resistencias que tiene una tasa promedio de 3 por año”.

Eugenia Niccia, Gerenta del Programa REM de Aapresid

El malezólogo Luis Lanfranconi, del INTA Río Primero (Córdoba), también manifestó su preocupación porque se van acabando los cartuchos. “Se siguen generando resistencias y nos quedamos sin herramientas químicas, incluso hay trabajos de la Universidad de Rosario que muestran resistencia de yuyo colorado a los inhibidores de PPO”, previno Lanfranconi. Y prosiguió: “El problema central es que, si bien hay un cambio de actitud en algunos, los productores, mientras puedan, van a seguir usando las herramientas químicas”.Lanfranconi también reparó en que “los productores no están viendo que la naturaleza está en permanente movimiento”. Y comparó la resistencia de las malezas con el agua contenida en un dique: “Si optamos sólo por la estrategia química vamos a frenar el agua un tiempo, pero a la larga rebalsa”.

Luis Lanfranconi, malezólogo del INTA Río Primero

“Para un problema complejo con interacciones dinámicas como el de las malezas resistentes y tolerantes necesitamos soluciones también dinámicas”, apuntó Pablo Fernández Barrón, Coordinador del Proyecto Malezas de CREA (Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola). Y agregó: “Tratamos de tomar distancia del problema para evaluar alternativas y poder crear enfoques emergentes, integrando el trabajo de los distintos actores que trabajan en esta problemática, porque la idea es unir las puntas, entre quienes ya generaron información y encontraron las combinaciones de herramientas más efectivas y aquellos que tienen la problemática en sus sistemas para evitar que la granada nos explote en las manos”.

Pablo Fernández Barrón, Coordinador del Proyecto Malezas de CREA

En tanto que Julio Scursoni, de la cátedra de Producción Vegetal de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA), recordó que “desde el caso de resistencia de sorgo de Alepo en 2005 ha habido un incremento extraordinario de especies resistentes y hoy tenemos alrededor de 30 casos de resistencia o tolerancia y distintos sitios de acción comprometidos”.

Julio Scursoni, de la cátedra de Producción Vegetal de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires

Principales malezas problemaEn cuanto a las malezas que hoy dan más dolores de cabeza a productores y técnicos, sin dudas, la que sigue marcando la cancha es sorgo de Alepo. Pero ha crecido mucho amaranthus.Entre las gramíneas anuales eleusine, echinochloa, digitaria, chloris, sin olvidar coniza. “Según las encuestas que hacemos anualmente desde REM a los socios de Aapresid, el último año las principales malezas que definieron aplicaciones en barbechos de primavera fueron yuyo colorado, chlorideas, rama negra, sorgo de Alepo, echinochloa y eleusine, principalmente”, enumeró Niccia. Y agregó: “En el caso de los barbechos de otoño el primer puesto se lo llevan rama negra, raigrás, las crucíferas, bowlesia y ortiga mansa”.

El sorgo de alepo resistente sigue siendo el principal dolor de cabeza.

Fernández Barrón también hizo su lista según los DAT (Datos Trazados) CREA y SEA CREA (Sistema de Encuestas Agropecuarias). “Amaranthus está desde centro del país al resto de las zonas productivas, Coniza desde el este al resto de las zonas productivas; el complejo de gramíneas estivales como Chloris, Trichloris, Sorgum Alepensis, Echinochloa, Eleusine Indica, desde el centro-norte del país al resto de las zonas productivas; Lolium desde el sudeste al resto”, enumeró.

Amaranthus está presente desde el centro hacia el norte del país.

Entre las “nuevas amenazas”, Lanfranconi advirtió el crecimiento de commelina y desde hace tres años vemos y bidens (“que produce mucha semilla y está de moda en los patios y jardines de las casas familiares, lo que puede generar un aumento”).Herramientas que entusiasmanCuando se contempla todo el mapa (no de malezas sino de cómo ha evolucionado el sistema agrícola argentino en su control), puede optarse por mirar el vaso medio lleno o el vaso medio vacío. Se puede decir que nada cambió en la “ambición de control químico” o pensar que algún cambio se está gestando, pensando en un pool de herramientas que, por otro lado, tienen en cuenta a las BPAs.“En el mundo existen muchas líneas de trabajo que se están desarrollando para hacer frente a las malezas difíciles, desde sensores de malezas en verde sobre verde hasta control con láser y maquinaria para control de semillas de maleza a cosecha”, contó Niccia. Y prosiguió: “En nuestro país una de las herramientas con la cual ya se viene trabajando hace varios años son las aplicaciones selectivas, que han demostrado una mayor eficiencia de control con ahorro de recursos y menos impacto ambiental, pero que se debe adaptar a cada zona en particular”.Sin embargo, más allá de las innovaciones tecnológicas, Niccia remarcó “una mayor asimilación de la problemática por parte de los productores, que antes parecían esperar una solución mágica por parte de la industria de fitosanitarios y hoy buscan soluciones posibles a partir de la integración de prácticas de manejo”.Es ahí donde empiezan a tallar, entre otras cosas, los cultivos de servicio, que han multiplicado su adopción los últimos años. Días atrás se conoció un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y otro de AACREA sobre el crecimiento del área con cultivos de servicio en Argentina. El dato muestra que desde la campaña 2014/15 se multiplicó por 5 la cantidad de productores que usan esta herramienta. Hace 5 años sólo era usada por el 4% de los productores mientras que la campaña 2019/20 ese porcentaje ascendió al 19% de los productores.

Porcentaje de productores que hacen cultivos de cobertura por región.

Según cuantificó la Bolsa de Cereales el total de la superficie con cultivos de cobertura fue de 352.000 hectáreas, esto es, el 1,8% de las 19,5 millones de hectáreas con cultivos de gruesa. El sur de Córdoba lidera la adopción con casi 87.000 hectáreas, seguido por Entre Ríos con 59.000.“Junto con esto viene el interés creciente en las especies de mejor comportamiento para el control de malezas o del comportamiento de activos herbicidas para con las especies usadas, entre otras cosas, como dato en promedio, un 70% de los productores socios de AAPRESID implementan CS y destinan un 18% de su superficie en promedio para este fin”, cuantificó Niccia.“Nos entusiasma la suma de las partes, el volver a hacer agronomía desde los lotes, combinando distintas técnicas y herramientas que por sí solas, quizás no alcancen, pero que en conjunto nos permiten seguir produciendo, incluso de manera más sostenible que años atrás”, ratificó Fernández Barrón. Que cuando pide “más agronomía” se refiere a la rotación e intensificación de cultivos, las fechas de siembra, los marcos de plantación, los cultivos de servicio, la rotación de principios activos herbicidas, el mejoramiento genético, la biotecnología, los sistemas de labranza, el manejo por ambientes, el soporte software, el avance tecnológico, etc.Lanfranconi se mostró entusiasmado con “técnicos y empresas agropecuarias grandes, que han recogido el guante y están empezando a marcar otro camino, son el 15% de los innovadores que siempre están a la vanguardia en adopción de tecnología, y en este caso han escuchado y abordan la problemática de malezas de manera integrada, donde la agronomía juega un rol importante junto con los cultivos de servicio y la rotación de cultivos y de herbicidas, esta toma de conciencia de algunos pocos es lo que me permite ver el vaso medio lleno”.El malezólogo cordobés también ponderó el trabajo que se está haciendo en su provincia recompensando a los productores que desarrollen buenas prácticas agrícolas (BPAs) entre las que está el incentivo a utilizar cultivos de servicio. “Pequeños hitos que me entusiasman”, dijo.Sin embargo su colega de la FAUBA, Julio Scursoni, no es optimista. “La verdad no veo mucho para entusiasmarme, porque casi todas las expectativas en el medio productivo están puestas en lo que puede generar la aplicación de herbicidas, y la biotecnología resistente, y por ese camino vamos a seguir dando vueltas en círculos”, lamentó.Qué se hizo y qué faltaConsultado por el camino a seguir, lo que se hizo y lo que falta, Fernández Barrón apuntó que “queda muchísimo por hacer” y que “por suerte el nivel de aprendizaje y adaptación de nuestros asesores técnicos, productores e industria está a la vanguardia, y todo el tiempo redoblan esfuerzos y recursos para estar a la altura de las circunstancias”. Por otro lado, destacó que “entender la demanda es importante”, pensando como “una obligación producir con menor impacto ambiental”.“Es clave empezar a pensar en los controles químicos como una herramienta más en una estrategia que tenga en cuenta numerosos aspectos preventivos y de control en sí, podemos pensar que mucho se ha hecho, pero queda aún más por hacer y para eso trabajamos día a día”, resumió Niccia. Y enumeró: “Monitoreo constante, limpieza de maquinaria que entra al lote, uso de semilla fiscalizada, planificación de la rotación de cultivos, variedades de mejor comportamiento, densidad de siembra, espaciamiento entre surcos, implementación de cultivos de servicio, planificar según cada caso la estrategia de control químico a usar (preemergentes, doble golpe, rotación y uso de mezcla de activos), hacer foco en calidad de aplicación y el monitoreo posterior a la misma y control de malezas al momento de la cosecha, entre otras cosas”.En una vereda un poco más pesimista respecto de lo que se ha podido hacer, Scursoni manifestó que “se pregona la rotación de cultivos y de sitios de acción de herbicidas como práctica madre, pero por lo que se observa, la adopción de esas prácticas es bastante reducida”. Y agregó: “Si uno cuantifica cómo ha crecido la problemática de resistencia los últimos años no estamos parados en un lugar muy favorable”.“Se hace mucho en el estudio de malezas y se puede cuantificar con la gran cantidad de publicaciones que generamos en Argentina en particular y en Sudamérica en general, su mando a Brasil, pero pese a que hay una gran cantidad de información luego la adopción de esas tecnologías no es muy alta”.El otro especialista en malezas consultado, Lanfranconi, consideró, sin embargo, que Argentina no destina todos los recursos que debería a la investigación y desarrollo en malezas. “Me llama la atención lo lejos que estamos respecto de otros países como Estados Unidos, Brasil o Australia en la inversión destinada a encontrar soluciones a esta problemática”, opinó Lanfranconi. Y se preguntó: “¿Qué facultades tenemos investigando en esto? La de Buenos Aires, Rosario, Balcarce, la del Litoral y algo de Balcarce. ¿Y en INTA? Hay un puñado de técnicos aislados pero no con equipos y fondos fuertes para dedicarse de lleno a esto, se dice y exige mucho pero se pide poco”.El vaso medio lleno o medio vacío. Las dos caras de una misma moneda. En lo que todos coinciden es en que queda mucho camino por recorrer, ojalá sea por el de la creatividad y la integración de herramientas. El sector agropecuario está preparado para cambiar el chip.

Mirá también

El área maicera creció por séptimo año consecutivo y habrá cosecha récord

El precio de la soja vuela otra vez: llega a los 563 dólares y alcanza el máximo valor en 8 años

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Agricultura

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Video: una mujer intentó arrojarse desde un puente hacia la General Paz

Momentos de tensión se vivieron este viernes en el cruce de la avenida General Paz y Balbín, donde una mujer intentó tirarse desde un puente.
La mujer era contenida y salvaguardada por personal policial hasta que uno de los efectivos realizó una rápida maniobra para sujetarla y mantenerla fuera de peligro. La escena ocurrida a metros del Parque Sarmiento quedó registrada en una cámara de seguridad, donde se ve el momento exacto donde el policía se lanza hacia la mujer y evita una tragedia.Noticia en desarrollo.

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Avenida General PazÚltimas Noticias

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente