Categories
economía

Propiedades: la compraventa en Provincia bajó 6,3% en abril

El mercado inmobiliario de la provincia de Buenos Aires registró en abril un total de 6.967 operaciones de compraventa, lo que significa una baja de 6,3%, de acuerdo con el análisis estadístico que elabora mensualmente el Colegio de Escribanos bonaerense.

“En esta ocasión los datos no nos permiten realizar una comparación interanual, debido a que en abril de 2020 solamente se había registrado una operación, a causa de las restricciones dispuestas por la emergencia sanitaria”, explicó el Presidente de la institución, Diego Leandro Molina. En lo que respecta a la comparación de los datos estadísticos de abril con el mes anterior, se evidenció una disminución del 6,3% en el total de escrituras, ya que en marzo pasado se habían registrado 7.432.En cuanto a los montos, el total de abril fue de $ 27.535.826.063, un 2,4% por debajo de lo registrado en marzo ($ 28.212.991.760), con un valor del acto de compraventa promedio de $ 3.952.321,80. Por otra parte, en abril se registraron 257 hipotecas, con una disminución del 2,3% respecto de marzo pasado, donde se habían registrado 263, y los montos disminuyeron en un 12,8% en igual período ($ 4.309.425.417 en abril y $ 4.944.238.647 en marzo).“Este es un momento muy particular, que ha impactado en todas las actividades y la nuestra no ha sido la excepción, como lo demuestran los números”, manifestó Molina.

Diego Leandro Molina, presidente del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires

Qué pasó con las escrituras en CiudadMuy parecido al cuadro de situación de la provincia de Buenos Aires, la venta de propiedades en la Ciudad de Buenos Aires no termina de repuntar. En abril se firmaron apenas 2.317 escrituras, una caída de 6,2% frente a marzo. También se redujo el monto total de las operaciones: bajó un 10,9%, a $ 21.312 millones, según los datos del Colegio de Escribanos porteños. El monto medio de las operaciones fue de $ 9.198.639, equivalentes a 93.384 dólares. La misma entidad señaló que comparar los datos contra abril de 2020 “es solo para la anécdota porque el mismo mes del año pasado fueron apenas 7 escrituras, reflejo del confinamiento”, sostuvo Carlos Allende, presidente del Colegio.En los primeros cuatro meses del año, a causa también de que los datos se comparan contra el período de cuarentena más fuerte de 2020, la cantidad de escrituras aumentó 87%. En cuanto al monto involucrado, se registró un alza interanual del 160% en pesos. “Si bien es un cuatrimestre que da signos positivos, debemos leer que aún falta mucho para reactivar el mercado inmobiliario. Viendo el panorama de mayo también se evidenciará otro freno”, detalla el texto del período de escrituras de abril, conocido la semana pasada.El primer trimestre del año registró un incremento del 300% en las donaciones luego de la reforma legislativa que permitió que los inmuebles donados pudieran ser traspasados de manera inmediata, sin esperar 10 años a que aparecieran posibles herederos. SN

Mirá también

Fuerte baja en los precios de los departamentos por la cantidad de unidades en venta

Propiedades: la venta vuelve a caer en abril y anticipan un mayo duro

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Propiedades

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Ventas de autos aumentan 11% en primer trimestre en EEUU

DETROIT (AP) — Las ventas de autos en Estados Unidos aumentaron más de 11% en el primer trimestre, y las registradas en marzo superaron por mucho las del mismo mes del año pasado, cuando dio inicio la pandemia.Los fabricantes comercializaron más de 3,9 millones de vehículos en los primeros tres meses del año, y varias compañías informaron que sus ventas de marzo casi duplicaron las del mismo mes del año anterior, según cifras compiladas por Edmunds.com.Las ventas de Honda en marzo crecieron 93%; las de Toyota, 87%; las de Hyundai-Kia, 78%, y las de Nissan, 65%.General Motors reportó un incremento de 46% en sus ventas; Fiat Chrysler (ahora Stellantis) de 45%, y Ford, de 26%.Kevin Roberts, director de perspectivas de la industria en Cargurus.com, dijo que las ventas minoristas a compradores individuales fueron sólidas, pero las ventas en general continúan abajo de los niveles previos a la pandemia debido a una disminución en las compras de flotillas.Cuando comenzó la pandemia, afirmó, los compradores se replegaron y las ventas minoristas disminuyeron durante alrededor de un mes.“Diría que los autos han estado superando el desempeño de la economía general desde ese momento”, agregó.El programa gubernamental de estímulo por 1,9 billones de dólares aunado al interés de la gente en transportarse de forma individual a causa del virus deberá mantener la vitalidad de las ventas, apuntó.Pero la escasez de microprocesadores está obligando a los fabricantes a reducir la producción de vehículos, y eso podría afectar las ventas más adelante este año. Además, debido al bajo suministro a los concesionarios y la falta de variedad, la gente podría postergar sus compras, dijo Roberts. Sin embargo, muchas otras personas quizá deseen comprar un vehículo de inmediato porque prefieren conducir que tener contacto con otras personas al viajar, afirmó.Analistas y ejecutivos del sector afirman que la escasez de microprocesadores podría prolongarse hasta por lo menos el tercer trimestre del año.

Fuente

Categories
General

El Gobierno pedirá a grandes empresas que informen todos los meses sus ventas, costos y productos en stock

Para evitar los desabastecimientos y controlar la evolución de la inflación, la Secretaría de Comercio pedirá a unas 1.000 grandes empresas que reporten mensualmente los precios y las cantidades vendidas de sus productos. El requerimiento comenzará desde el próximo mes. 
Según una resolución publicada hoy en el Boletín Oficial, un grupo de compañías elegidas, de sectores variados como la Alimentación, Bebidas, Higiene personal, Limpieza,  Construcción, Electrónica y Electrodomésticos, Muebles, Químicos y Agroquímicos, entre otros; deberán comenzar a notificar a un régimen informativo los precios de venta, las cantidades producidas y vendidas y el stock de sus productos. De esta manera aumenta el monitoreo del Estado en las empresas como ha sucedido en los últimos tres meses.El programa que recopilará estos datos se llama Sipre “Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica” y a diferencia del régimen informativo que rige para los supermercados desde 2016, SEPA, la información brindada por las empresas será confidencial.​Así lo explicaron fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo. La medida sobre las empresas se conoce en medio de las negociaciones del Estado con las cámaras empresarias por los precios y salarios y en un contexto donde la inflación se aceleró en los últimos meses.Concretamente, sobre la medida lanzada hoy en el BO, en una primera etapa se busca monitorear unas 500 empresas de los sectores elegidos. Estos son, según el Gobierno, aquellos que registran más tensiones tanto de precios como de abastecimiento.”Fundamentalmente lo que buscamos es ver los niveles de venta por canal y el stock para tener un régimen informativo de las grandes empresas. Esto nos va a permitir hacer un seguimiento de precios y de abastecimiento a lo largo de las cadenas productivas y conocer alertas tempranas de algunas empresas que no consigan insumos de determinados productos”, remarcaron fuentes oficiales. Justamente en las últimas semanas, miembros de la COPAL manifestaron su preocupación por la falta de ciertos insumos y en el encarecimiento de sus precios.Frente a las posibles quejas que puedan surgir ante este requerimiento desde el sector empresario, desde la cartera que dirige Matías Kulfas enfatizaron que la información solicitada surge del trabajo diario en cada una de ellas “y no necesitarán contratar personal extra para poder cumplir con el régimen”.A pesar de que los sectores elegidos participaron en las mesas de trabajo por los acuerdos de precios y salarios, desde el Gobierno aseguraron que este sistema comenzó a diseñarse hace semanas, antes de escuchar las críticas de los empresarios. Como los datos que se le solicitan a las empresas pueden considerarse “información sensible” para cada uno de sus negocios, fuentes del Ministerio de Desarrollo remarcaron que la información volcada es estrictamente confidencial y que no se utilizará para realizar informes públicos. “No nos interesa conocer los márgenes de rentabilidad de las compañías. Lo que necesitamos entender es cuál es la evolución de los precios a lo largo de toda la cadena productiva. Y también los niveles de abastecimiento. Esto nos va a permitir administrar mejor las situaciones de shock y de normalidad, de procesos de producción y comercialización”, dijeron. Además detallaron que no habrá sanciones por ninguno de los datos presentados, aunque sí se prevén multas para aquellos que no cumplan con cargar el reporte mensual.  La semana pasada la Secretaría de Comerció imputó a 20 empresas del sector de la construcción por no brindar información solicitada. Lejos de aceptar una “moreninzación” de sus prácticas, en la Secretaria de Comercio dicen que gracias al nuevo sistema, todo será “normativa, sistema operativo y sonrisas. Y algo de rigor, por supuesto”El año arrancó con controles y sancionesEn medio de las críticas de los empresarios por la permanencia del Programa de Precios Máximos, la Secretaría de Comercio Interior, encabezada por Paula Español desplegó en los últimos meses férreos controles de precios, para intentar frenar el salto inflacionario.En enero, creó el Consejo Federal de Comercio Interior, un ente con presencia en todas las provincias para hacer monitoreo de los precios en las góndolas. Anteriormente, en diciembre pasado Español había incluido a las empresas de materiales de construcción en el Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos (SEPA), un régimen informativo creado durante la presidencia de Mauricio Macri.En febrero, hace justo un mes, la Secretaría de Comercio Interior, imputó a grandes empresas de consumo masivo por generar desabastecimiento. La Subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores (SSADC) acusa a Mastellone, Fargo, AGD, Danone, Molinos Cañuelas, Bunge, Molinos Río de la Plata, Unilever, P&G, Paladini y Potigian de bajar la producción o no entregar determinados productos de consumo masivo para su comercialización.

Mirá también

Analistas pronostican que el PBI podría subir casi 6% este año

La Canasta Básica avanzó 2,7% en febrero y una familia necesitó casi $58.000 para no ser pobre

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Inflación Y PreciosMatías KulfasSecretaría De Comercio

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

El Gobierno pedirá a grandes empresas que informen todos los meses sus ventas, costos y productos en stock

Para evitar los desabastecimientos y controlar la evolución de la inflación, la Secretaría de Comercio pedirá a unas 1.000 grandes empresas que reporten mensualmente los precios y las cantidades vendidas de sus productos. El requerimiento comenzará desde el próximo mes. 
Según una resolución publicada hoy en el Boletín Oficial, un grupo de compañías elegidas, de sectores variados como la Alimentación, Bebidas, Higiene personal, Limpieza,  Construcción, Electrónica y Electrodomésticos, Muebles, Químicos y Agroquímicos, entre otros; deberán comenzar a notificar a un régimen informativo los precios de venta, las cantidades producidas y vendidas y el stock de sus productos. De esta manera aumenta el monitoreo del Estado en las empresas como ha sucedido en los últimos tres meses.El programa que recopilará estos datos se llama Sipre “Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica” y a diferencia del régimen informativo que rige para los supermercados desde 2016, SEPA, la información brindada por las empresas será confidencial.​Así lo explicaron fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo. La medida sobre las empresas se conoce en medio de las negociaciones del Estado con las cámaras empresarias por los precios y salarios y en un contexto donde la inflación se aceleró en los últimos meses.Concretamente, sobre la medida lanzada hoy en el BO, en una primera etapa se busca monitorear unas 500 empresas de los sectores elegidos. Estos son, según el Gobierno, aquellos que registran más tensiones tanto de precios como de abastecimiento.”Fundamentalmente lo que buscamos es ver los niveles de venta por canal y el stock para tener un régimen informativo de las grandes empresas. Esto nos va a permitir hacer un seguimiento de precios y de abastecimiento a lo largo de las cadenas productivas y conocer alertas tempranas de algunas empresas que no consigan insumos de determinados productos”, remarcaron fuentes oficiales. Justamente en las últimas semanas, miembros de la COPAL manifestaron su preocupación por la falta de ciertos insumos y en el encarecimiento de sus precios.Frente a las posibles quejas que puedan surgir ante este requerimiento desde el sector empresario, desde la cartera que dirige Matías Kulfas enfatizaron que la información solicitada surge del trabajo diario en cada una de ellas “y no necesitarán contratar personal extra para poder cumplir con el régimen”.A pesar de que los sectores elegidos participaron en las mesas de trabajo por los acuerdos de precios y salarios, desde el Gobierno aseguraron que este sistema comenzó a diseñarse hace semanas, antes de escuchar las críticas de los empresarios. Como los datos que se le solicitan a las empresas pueden considerarse “información sensible” para cada uno de sus negocios, fuentes del Ministerio de Desarrollo remarcaron que la información volcada es estrictamente confidencial y que no se utilizará para realizar informes públicos. “No nos interesa conocer los márgenes de rentabilidad de las compañías. Lo que necesitamos entender es cuál es la evolución de los precios a lo largo de toda la cadena productiva. Y también los niveles de abastecimiento. Esto nos va a permitir administrar mejor las situaciones de shock y de normalidad, de procesos de producción y comercialización”, dijeron. Además detallaron que no habrá sanciones por ninguno de los datos presentados, aunque sí se prevén multas para aquellos que no cumplan con cargar el reporte mensual.  La semana pasada la Secretaría de Comerció imputó a 20 empresas del sector de la construcción por no brindar información solicitada. Lejos de aceptar una “moreninzación” de sus prácticas, en la Secretaria de Comercio dicen que gracias al nuevo sistema, todo será “normativa, sistema operativo y sonrisas. Y algo de rigor, por supuesto”El año arrancó con controles y sancionesEn medio de las críticas de los empresarios por la permanencia del Programa de Precios Máximos, la Secretaría de Comercio Interior, encabezada por Paula Español desplegó en los últimos meses férreos controles de precios, para intentar frenar el salto inflacionario.En enero, creó el Consejo Federal de Comercio Interior, un ente con presencia en todas las provincias para hacer monitoreo de los precios en las góndolas. Anteriormente, en diciembre pasado Español había incluido a las empresas de materiales de construcción en el Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos (SEPA), un régimen informativo creado durante la presidencia de Mauricio Macri.En febrero, hace justo un mes, la Secretaría de Comercio Interior, imputó a grandes empresas de consumo masivo por generar desabastecimiento. La Subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores (SSADC) acusa a Mastellone, Fargo, AGD, Danone, Molinos Cañuelas, Bunge, Molinos Río de la Plata, Unilever, P&G, Paladini y Potigian de bajar la producción o no entregar determinados productos de consumo masivo para su comercialización.

Mirá también

Analistas pronostican que el PBI podría subir casi 6% este año

La Canasta Básica avanzó 2,7% en febrero y una familia necesitó casi $58.000 para no ser pobre

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Inflación Y PreciosMatías KulfasSecretaría De Comercio

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

El Gobierno pedirá a grandes empresas que informen todos los meses sus ventas, costos y productos en stock

Para evitar los desabastecimientos y controlar la evolución de la inflación, la Secretaría de Comercio pedirá a unas 1.000 grandes empresas que reporten mensualmente los precios y las cantidades vendidas de sus productos. El requerimiento comenzará desde el próximo mes. 
Según una resolución publicada hoy en el Boletín Oficial, un grupo de compañías elegidas, de sectores variados como la Alimentación, Bebidas, Higiene personal, Limpieza,  Construcción, Electrónica y Electrodomésticos, Muebles, Químicos y Agroquímicos, entre otros; deberán comenzar a notificar a un régimen informativo los precios de venta, las cantidades producidas y vendidas y el stock de sus productos. De esta manera aumenta el monitoreo del Estado en las empresas como ha sucedido en los últimos tres meses.El programa que recopilará estos datos se llama Sipre “Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica” y a diferencia del régimen informativo que rige para los supermercados desde 2016, SEPA, la información brindada por las empresas será confidencial.​Así lo explicaron fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo. La medida sobre las empresas se conoce en medio de las negociaciones del Estado con las cámaras empresarias por los precios y salarios y en un contexto donde la inflación se aceleró en los últimos meses.Concretamente, sobre la medida lanzada hoy en el BO, en una primera etapa se busca monitorear unas 500 empresas de los sectores elegidos. Estos son, según el Gobierno, aquellos que registran más tensiones tanto de precios como de abastecimiento.”Fundamentalmente lo que buscamos es ver los niveles de venta por canal y el stock para tener un régimen informativo de las grandes empresas. Esto nos va a permitir hacer un seguimiento de precios y de abastecimiento a lo largo de las cadenas productivas y conocer alertas tempranas de algunas empresas que no consigan insumos de determinados productos”, remarcaron fuentes oficiales. Justamente en las últimas semanas, miembros de la COPAL manifestaron su preocupación por la falta de ciertos insumos y en el encarecimiento de sus precios.Frente a las posibles quejas que puedan surgir ante este requerimiento desde el sector empresario, desde la cartera que dirige Matías Kulfas enfatizaron que la información solicitada surge del trabajo diario en cada una de ellas “y no necesitarán contratar personal extra para poder cumplir con el régimen”.A pesar de que los sectores elegidos participaron en las mesas de trabajo por los acuerdos de precios y salarios, desde el Gobierno aseguraron que este sistema comenzó a diseñarse hace semanas, antes de escuchar las críticas de los empresarios. Como los datos que se le solicitan a las empresas pueden considerarse “información sensible” para cada uno de sus negocios, fuentes del Ministerio de Desarrollo remarcaron que la información volcada es estrictamente confidencial y que no se utilizará para realizar informes públicos. “No nos interesa conocer los márgenes de rentabilidad de las compañías. Lo que necesitamos entender es cuál es la evolución de los precios a lo largo de toda la cadena productiva. Y también los niveles de abastecimiento. Esto nos va a permitir administrar mejor las situaciones de shock y de normalidad, de procesos de producción y comercialización”, dijeron. Además detallaron que no habrá sanciones por ninguno de los datos presentados, aunque sí se prevén multas para aquellos que no cumplan con cargar el reporte mensual.  La semana pasada la Secretaría de Comerció imputó a 20 empresas del sector de la construcción por no brindar información solicitada. Lejos de aceptar una “moreninzación” de sus prácticas, en la Secretaria de Comercio dicen que gracias al nuevo sistema, todo será “normativa, sistema operativo y sonrisas. Y algo de rigor, por supuesto”El año arrancó con controles y sancionesEn medio de las críticas de los empresarios por la permanencia del Programa de Precios Máximos, la Secretaría de Comercio Interior, encabezada por Paula Español desplegó en los últimos meses férreos controles de precios, para intentar frenar el salto inflacionario.En enero, creó el Consejo Federal de Comercio Interior, un ente con presencia en todas las provincias para hacer monitoreo de los precios en las góndolas. Anteriormente, en diciembre pasado Español había incluido a las empresas de materiales de construcción en el Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos (SEPA), un régimen informativo creado durante la presidencia de Mauricio Macri.En febrero, hace justo un mes, la Secretaría de Comercio Interior, imputó a grandes empresas de consumo masivo por generar desabastecimiento. La Subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores (SSADC) acusa a Mastellone, Fargo, AGD, Danone, Molinos Cañuelas, Bunge, Molinos Río de la Plata, Unilever, P&G, Paladini y Potigian de bajar la producción o no entregar determinados productos de consumo masivo para su comercialización.

Mirá también

Analistas pronostican que el PBI podría subir casi 6% este año

La Canasta Básica avanzó 2,7% en febrero y una familia necesitó casi $58.000 para no ser pobre

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Inflación Y PreciosMatías KulfasSecretaría De Comercio

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

El Gobierno pedirá a grandes empresas que informen todos los meses sus ventas, costos y productos en stock

Para evitar los desabastecimientos y controlar la evolución de la inflación, la Secretaría de Comercio pedirá a unas 1.000 grandes empresas que reporten mensualmente los precios y las cantidades vendidas de sus productos. El requerimiento comenzará desde el próximo mes. 
Según una resolución publicada hoy en el Boletín Oficial, un grupo de compañías elegidas, de sectores variados como la Alimentación, Bebidas, Higiene personal, Limpieza,  Construcción, Electrónica y Electrodomésticos, Muebles, Químicos y Agroquímicos, entre otros; deberán comenzar a notificar a un régimen informativo los precios de venta, las cantidades producidas y vendidas y el stock de sus productos. De esta manera aumenta el monitoreo del Estado en las empresas como ha sucedido en los últimos tres meses.El programa que recopilará estos datos se llama Sipre “Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica” y a diferencia del régimen informativo que rige para los supermercados desde 2016, SEPA, la información brindada por las empresas será confidencial.​Así lo explicaron fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo. La medida sobre las empresas se conoce en medio de las negociaciones del Estado con las cámaras empresarias por los precios y salarios y en un contexto donde la inflación se aceleró en los últimos meses.Concretamente, sobre la medida lanzada hoy en el BO, en una primera etapa se busca monitorear unas 500 empresas de los sectores elegidos. Estos son, según el Gobierno, aquellos que registran más tensiones tanto de precios como de abastecimiento.”Fundamentalmente lo que buscamos es ver los niveles de venta por canal y el stock para tener un régimen informativo de las grandes empresas. Esto nos va a permitir hacer un seguimiento de precios y de abastecimiento a lo largo de las cadenas productivas y conocer alertas tempranas de algunas empresas que no consigan insumos de determinados productos”, remarcaron fuentes oficiales. Justamente en las últimas semanas, miembros de la COPAL manifestaron su preocupación por la falta de ciertos insumos y en el encarecimiento de sus precios.Frente a las posibles quejas que puedan surgir ante este requerimiento desde el sector empresario, desde la cartera que dirige Matías Kulfas enfatizaron que la información solicitada surge del trabajo diario en cada una de ellas “y no necesitarán contratar personal extra para poder cumplir con el régimen”.A pesar de que los sectores elegidos participaron en las mesas de trabajo por los acuerdos de precios y salarios, desde el Gobierno aseguraron que este sistema comenzó a diseñarse hace semanas, antes de escuchar las críticas de los empresarios. Como los datos que se le solicitan a las empresas pueden considerarse “información sensible” para cada uno de sus negocios, fuentes del Ministerio de Desarrollo remarcaron que la información volcada es estrictamente confidencial y que no se utilizará para realizar informes públicos. “No nos interesa conocer los márgenes de rentabilidad de las compañías. Lo que necesitamos entender es cuál es la evolución de los precios a lo largo de toda la cadena productiva. Y también los niveles de abastecimiento. Esto nos va a permitir administrar mejor las situaciones de shock y de normalidad, de procesos de producción y comercialización”, dijeron. Además detallaron que no habrá sanciones por ninguno de los datos presentados, aunque sí se prevén multas para aquellos que no cumplan con cargar el reporte mensual.  La semana pasada la Secretaría de Comerció imputó a 20 empresas del sector de la construcción por no brindar información solicitada. Lejos de aceptar una “moreninzación” de sus prácticas, en la Secretaria de Comercio dicen que gracias al nuevo sistema, todo será “normativa, sistema operativo y sonrisas. Y algo de rigor, por supuesto”El año arrancó con controles y sancionesEn medio de las críticas de los empresarios por la permanencia del Programa de Precios Máximos, la Secretaría de Comercio Interior, encabezada por Paula Español desplegó en los últimos meses férreos controles de precios, para intentar frenar el salto inflacionario.En enero, creó el Consejo Federal de Comercio Interior, un ente con presencia en todas las provincias para hacer monitoreo de los precios en las góndolas. Anteriormente, en diciembre pasado Español había incluido a las empresas de materiales de construcción en el Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos (SEPA), un régimen informativo creado durante la presidencia de Mauricio Macri.En febrero, hace justo un mes, la Secretaría de Comercio Interior, imputó a grandes empresas de consumo masivo por generar desabastecimiento. La Subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores (SSADC) acusa a Mastellone, Fargo, AGD, Danone, Molinos Cañuelas, Bunge, Molinos Río de la Plata, Unilever, P&G, Paladini y Potigian de bajar la producción o no entregar determinados productos de consumo masivo para su comercialización.

Mirá también

Analistas pronostican que el PBI podría subir casi 6% este año

La Canasta Básica avanzó 2,7% en febrero y una familia necesitó casi $58.000 para no ser pobre

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Inflación Y PreciosMatías KulfasSecretaría De Comercio

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Aunque ven repunte en las ventas, 36% de los empresarios dicen que necesitarán menos mano de obra en 2021

Como era de esperar, los resultados de la encuesta anual que realiza la consultora EY y que se difunde en el marco de la Convención del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) son de los peores de los últimos años.
El 61,4% de los consultados indicaron que sus ventas bajaron contra el año pasado (que ya había sido malo) y un 59%, que la rentabilidad empeoró, los valores más altos desde 2014.Con esos números para describir el 2020, hacia adelante, solo se pueden ver mejoras. El 80% de los ejecutivos de finanzas estiman que el año que viene las ventas de sus empresas aumentarán y un 61% también ve incrementos en la rentabilidad.Sin embargo, estos valores no se reflejarán en el empleo, que seguirá resentido: el 36% de los encuestados dijo que verá reducida la necesidad de mano de obra, un valor que casi triplica el promedio de los últimos 7 años. “Las empresas nos han contestado que estiman una recuperación para el 2021, pero al mismo tiempo casi el 90 % de los encuestados utilizará la capacidad ociosa resultante de la crisis, lo cual si bien es positivo, no resulta un crecimiento sustentable y necesario para comenzar el sendero de generación de empleo y reducción de la pobreza”, destacó Pablo De Gregorio, socio de Estrategia y Transacciones de EY Argentina.La cantidad de encuestados que aseguraron que el endeudamiento aumentó en los últimos 3 años se incrementó levemente respecto de la encuesta anterior, de 45 a 49%, mientras que el 59% respondió que mantuvo sus inversiones constantes, frente a 51% de 2019, sumando dos años en que el número de ejecutivos que elevaron los desembolsos se mantienen en torno a 20%.Hacia adelante, 56% de los consultados calcula que las inversiones crecerán, frente a un 25% que respondía lo mismo antes de que empezara el 2020.Entre los objetivos de las inversiones, los únicos ítems que aumentan son los destinados a activos fijos e incorporación de tecnología (pasa de 63 a 68% de los encuestados entre 2019 y 2020) y a las reestructuraciones (sube de 9 a 10%). La encuesta abarcó a 100 de las principales empresas líderes de Argentina. “Del conjunto de respuestas se desprende que las empresas perdieron valor y no esperan una gran recuperación del mismo en el corto plazo”, afirmó De Gregorio. No obstante, EY destacó la capacidad de resiliencia de los empresarios ya que, consultados sobre las principales medidas que adoptaron para atravesar la transición, el 29% acudió al aporte de capital propio y el 24% relanzó sus productos y servicios para adecuarlos a la coyuntura. “La pandemia aceleró dinámicas que ya estaban presentes (e-commerce, homeworking) y otras que resultan fundamentales como tecnología y logística. El mundo está cambiando, la pandemia nos aceleró los tiempos y el que más rápido se adapte al cambio será un claro ganador” agregó De Gregorio en la apertura de la Convención de los ejecutivos de finanzas.A diferencia del año pasado, cuando los empresarios creían que el sector con mayor potencial era la energía y luego el agro, en 2020 los servicios son en los que los hombres de negocios ven más futuro, seguido por el agro y luego la energía y las telecomunicaciones.

Qué medidas piden los empresarios. Fuente: EY

Sobre qué medidas requieren de parte del Estado para dar un impulso a sus negocios, los empresarios vuelven sobre un punto que se menciona desde que asumió Alberto Fernández: piden un plan económico claro, además de una política cambiaria estable, y una reforma tributaria que favorezca la inversión.“La encuesta de este año nos indica que hemos sufrido muy fuertemente los efectos de la crisis, pero también que los encuestados ven áreas de oportunidad para nuestra inserción en la economía global, en la medida que como sociedad podamos acordar políticas públicas que atraviesen los distintos gobiernos y así articular confianza y estabilidad para generar inversión y empleo” concluyo De Gregorio.NE

Mirá también

El Foro de Convergencia empresarial, en contra de “la oportunidad y el contenido” de la reforma judicial

Según Miguel Pesce, para tener dólares para crecer las exportaciones tendrían que dar un salto del 50%

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

NegociosInversiones Y FinanzasEmpleo Y Mercado Laboral

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente