Categories
economía

Mercados: acciones retomaron el alza, pero cayeron los bonos en un clima de volatilidad e incertidumbre política

Los activos argentinos retoman el alza
Las acciones argentinas terminaron negociadas con una tónica alcista un poco más definida, tras haber atravesado una rueda mixta y anodina el martes , y haberse desplomado el lunes.La volatilidad en los precios operados obedece a la incertidumbre que pesa sobre los activos argentinos, atados al devenir de la política, cuando el panorama sigue alterado por la derrota del oficialismo en las elecciones primarias legislativas y por sus consecuencias, con el cambio de gabinete y el anuncio de medidas para alentar el consumo.Las acciones y los bonos pasaron de una suerte de euforia de demanda el lunes 13, la sesión posterior a las PASO, a una rápida salida de inversores que advirtieron una radicalización de las políticas intervencionistas de la administración de Alberto Fernández.Con cierto vértigo, las cotizaciones pasaron de ser las más elevadas de 2021 a ceder a sus precios más bajos en un mes.Este miércoles, el índice S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires subió 1,1%, a 74.750 puntos, y se acopló a la tendencia ganadora en los mercados de la región, con alzas 1% en el Dow Jones de Industriales de Wall Street, y de 1,8% en el índice Bovespa de la Bolsa de Valores de San Pablo.El panel de acciones líderes de la Bolsa porteña sostiene un incremento de 45,9% en pesos en lo que va de 2021, y de 8,9% cuando se lo mide en dólares según la cotización del contado con liquidación implícito en acciones que se negocian en simultáneo en Buenos Aires y Nueva York.En ese sentido, los ADR y acciones argentinas que se operan en dólares en Wall Street exhibieron mayoría de alzas, encabezadas por Central Puerto (+9,7%) , Grupo Supervielle (+4,3%) y Tenaris (+3,5%).Más castigados permanecieron los bonos soberanos, que anotan pérdidas de 1% en promedio para los títulos Globales -en dólares con ley extranjera-, mientras que el riesgo país de JP Morgan trepó 17 unidades para la Argentina, a 1.614 puntos básicos.Wall Street negoció en positivo, tras la conclusión de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed), el banco central de los EEUU.Los mercados bursátiles del mundo negociaron en terreno positivo, luego de que se atenuaron los temores por una eventual quiebra de Evergrande, el gigante inmobiliario de ChinaLos negocios en el recinto neoyorquino remontaron desde la mañana tras un inicio de semana abrupto por la crisis del gigante inmobiliario chino Evergrande, que se ha producido en un mes tradicionalmente flojo para las bolsas.La Reserva Federal de Estados Unidos dijo el miércoles que el aumento de casos de COVID-19 durante los últimos meses ha frenado la recuperación económica del país, pero no obstante, podría estar lista para comenzar “pronto” a eliminar los programas de estímulo.La economía se ha recuperado hasta el punto de que el Banco Central puede ralentizar el ritmo de sus compras masivas de bonos mensuales “si el progreso continúa en general como se esperaba”, dijo el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) en un comunicado después de concluir dos días de reuniones.En sus pronósticos trimestrales, los miembros del comité ahora ven un crecimiento de 5,9% este año en lugar del 7% proyectado en junio. En tanto, aún esperan al menos una subida de tipos de interés el próximo año.Las medidas, incluidas en el último comunicado de política monetaria de la Fed y en proyecciones económicas, representan un sesgo más agresivo del Banco Central estadounidense, que ve la inflación este año en el 4,2%, más del doble de su tasa objetivo.SEGUIR LEYENDO:Menos dólares para el país: Estados Unidos ratificó una sanción para el biodiésel argentinoSe encendió el mercado cambiario: el contado con liquidación subió por encima de la cotización libreHoy se pagarán USD 1.870 millones al FMI y el equipo económico avanza en la negociación del acuerdo a la espera del aval políticoEl Gobierno acelera el gasto electoral y los mercados responden: el riesgo país volvió a 1.600 puntos

Fuente

Categories
economía

Dólar hoy: la cotización libre opera con mínima alza, a 185,50 pesos

Vista de billetes de dólares. EFE/ Sebastiao Moreira/Archivo
El dólar libre reacciona con una mínima ganancia de 50 centavos a la tensión política desatada en los últimos días por la derrota del oficialismo en las PASO que obligó a un cambio de ministros anunciado a última hora del viernes.Por lo tanto, puede decirse que impera cierta calma en el reducido mercado paralelo, que por lo general impulsa los precios con cierta sobre reacción con la mirada puesta en los acontecimientos políticos.El dólar libre es ofrecido a $185,50 para la venta, con una brecha cambiaria de 88,3% respecto del dólar en el segmento mayorista.Allí, el billete gana 14 centavos, a $98,50 en la punta vendedora. En 2021, el tipo de cambio oficial avanza un 17,1%, frente a una inflación acumulada próxima a 35% en el período.“Los operadores anticipan que los ruidos políticos y la menor estacionalidad en la oferta de divisas podrían reanudar en cualquier momento la presión sobre las reservas netas por las intervenciones, toda vez que la estrategia de gradual deslizamiento del dólar mayorista sigue inalterada”, evaluó el economista Gustavo Ber.“También siguen de cerca los esfuerzos a diario requeridos para amortiguar a los dólares financieros a través de las regulaciones, toda vez que aquellas referencias más libres exhiben mayor dinamismo ante una activa búsqueda de cobertura de los operadores a raíz de la sostenida emisión monetaria y la alicaída demanda de dinero”, agregó el titular del Estudio Ber.El Banco Central mantiene el saldo negativo por sus intervenciones de septiembre a unos USD 556 millones, que se amplían a USD 905 millones desde el 26 de agosto.De todos modos, en 2021, el Banco Central mantiene un relevante saldo a favor por sus intervenciones por más de USD 6.600 millones, aunque pudo incorporar menos de la mitad de estas divisas -unos USD 2.600 millones-, debido al pago de deuda y otras operaciones.Las reservas internacionales cayeron el viernes unos USD 191 millones, mientras que a lo largo de la semana perdieron USD 427 millones. De esta forma, las reservas se ubicaron en 45.334 millones de dólares. En el último mes, desde la llegada de los Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario, el 23 de agosto, los activos internacionales cedieron casi 1.000 millones de dólares.Desde Research for Traders, recordaron que en el proyecto de ley de “Presupuesto, el Gobierno incorporó a través del decreto 622 publicado en el Boletín Oficial, los DEG recibidos del FMI por USD 4.334 millones, para hacer frente a los dos próximos vencimientos con el organismo multilateral”.Si bien el Tesoro cuenta con el equivalente a USD 4.300 millones extra por los DEG del FMI, deberá afrontar pagos con el organismo por un monto similar hasta fin de año“El stock de deuda externa bruta total con títulos a valor nominal residual, al 31 de marzo de 2021, era de USD 269.508 millones, según la información que regularmente suministra al respecto el INDEC. Ese mismo guarismo era de USD 277.648 millones al 31 de diciembre de 2019. Por lo tanto, se verifica una merma de 8.156 millones en el período de referencia”, subrayó Víctor Beker, director del CENE (Centro de Estudios de la Nueva Economía) de la Universidad de Belgrano.“Sin embargo, se observa que el Banco Central registró un aumento en su deuda en moneda extranjera al pasar de 24.503 millones de dólares a 25.230 millones, al igual que las sociedades no financieras y particulares, cuyo endeudamiento creció de 71.523 millones a 73.028 millones”, añadió Beker.SEGUIR LEYENDO:Sigue el desplome del gigante inmobiliario chino Evergrande: cayó más del 10% y temen que arrastre a todos los mercados del mundoFuertes caídas en los mercados por la crisis de Evergrande en China y la inquietud sobre los programas de los bancos centralesEl BCRA vendió USD 140 millones y desde el ingreso de fondos del FMI las reservas bajaron casi USD 1.000 millonesDólar electoral: por qué el tipo de cambio real es el más bajo en dos años

Fuente

Categories
Campo economía

El Gobierno se acerca al campo: invitación al acto de asunción y reunión la semana próxima con la Mesa de Enlace, que no baja su plan de lucha

Julián Domínguez asume con nuevo ministro de Agricultura. (NA)El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, mantuvo anoche un contacto telefónico con los presidentes de las cuatro entidades de productores agropecuarios que integran la Mesa de Enlace, a horas de tomar juramento en Casa de Gobierno. Fuentes cercanas al nuevo funcionario señalaron que la semana próxima será el primer encuentro de Domínguez con la dirigencia agropecuaria. Mientras tanto, desde el campo siguen sosteniendo que el cambio en la cartera agropecuaria, debe estar acompañado por una nueva política para el sector y que el funcionario tenga poder de decisión.En su contacto de anoche, Domínguez invitó a los dirigentes a participar de su asunción en la tarde de hoy, quienes además ya habían recibido a través de terceras personas la propuesta. Según pudo reconstruir Infobae, solamente asistirá el presidente interino de Coninagro, Elbio Laucirica, y el resto de los integrantes de la Mesa de Enlace, por temas de agenda y por encontrarse en el interior del país, comunicaron que no asistirán al acto en Casa de Gobierno.Pero además el nuevo titular de la cartera agropecuaria planteó algunas líneas de trabajo con los representantes de los productores. En ese sentido, el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, confirmó que el funcionario pidió que las entidades designen a un técnico para empezar a analizar la agenda agropecuaria, entre ellas la problemática de las exportaciones de carne vacuna, y que la semana que viene habrá un encuentro de los dirigentes con Domínguez.Carlos Achetoni. “Más allá de los cambios de nombres, lo que necesitamos es que el nuevo ministro tenga la incidencia necesaria para llevar adelante las soluciones a estas decisiones tan equivocadas que se tomaron. También es importante no tener un ministro para dos meses o para una carrera electoral, sino para una proyección de país que eso permita generar certidumbre al sector y potenciar la actividad agropecuaria. Tienen que revertir la problemática de la carne vacuna, si es que quieren dar una señal distinta a lo que venían haciendo”, precisó Achetoni en declaraciones a CNN Radio.A todo esto, el representante de los pequeños y medianos productores señaló: “El nuevo ministro en su anterior gestión supo tender puentes con las entidades y eso es un condicionante muy bueno para comenzar esta nueva etapa, pero se necesita que el gobierno tenga claro un cambio y una vuelta de página y que los errores que venía cometiendo los corrija y podamos salir adelante sin la necesidad de ingresar como lo hicimos hace poco una vez más en el terreno de la confrontación”.Mientras se aguardan definiciones de las medidas que impulsará Julián Domínguez, el ex ministro de Agricultura de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, recordó en su cuenta de twitter, que durante su gestión anterior “Julián Domínguez mantuvo durante su gestión los ROEs que frenaban las exportaciones de carne, trigo, maíz y lácteos. La carne al consumidor subió casi 300 %. Cayó fuerte la producción de trigo. Logró convertir al trigo, la carne y el maíz en bienes escasos en Argentina”.Carta y plan de luchaAyer el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, sostuvo que su entidad propondrá al resto de la Mesa de Enlace enviar una carta a Domínguez solicitándole la liberación total de las exportaciones de carne, restringidas hasta el 31 de octubre próximo, que también prohibió hasta fin de año la exportación de determinados cortes populares. Además, el dirigente sostuvo que el plan de lucha anunciado semanas atrás por la Mesa de Enlace “no se baja”.“El plan de lucha lo seguimos sosteniendo porque no tenemos ningún indicio de lo que van a ser las políticas de Estado. Tenemos expectativas que con este cambio se nos convoque. Estamos charlando mandar un escrito al nuevo ministro para pedir que se restituya lo que falta de las exportaciones: los cambios de funcionarios no garantizan cambios en las políticas”, dijo el titular de CRA.Jorge Chemes. Hay que recordar que la semana pasada el plan de lucha de la Mesa de Enlace recibió el apoyo de la cadena de ganados y carnes. Las acciones a seguir serían la realización de una campaña de concientización a la ciudadanía, para explicar los perjuicios que generan las medidas del Gobierno; organizar Asambleas de productores y protestas en el interior, con el objetivo de hacer llegar los reclamos a los gobernadores, y un eventual cese de comercialización, aunque desde las entidades aseguran que el mismo estaría descartado por el momento, ya que podría significar un impacto en el abastecimiento y precios.Por último, la Mesa de Enlace mantendrá este miércoles a las 11:30hs una reunión con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y luego compartirán un almuerzo con integrantes de la Mesa de la producción provincial.SEGUIR LEYENDO:Tras confirmar su permanencia en el gabinete, Guzmán defiende el Presupuesto 2022 ante la oposición en el CongresoPor la pandemia, el sector turístico perdió 62 millones de puestos de trabajo en todo el mundo

Fuente

Categories
economía

Autos: no cede el interés de los argentinos por las SUV’s, pese a las restricciones por conseguirlas

Un estudio de Mercado Libre arrojó que en los últimos tres años la demanda de los vehículos tipo SUV, sean no o a tracción 4×4, le está comiendo mercado a los autos convencionales.

Si bien estos últimos siguen representando aproximadamente la mitad del mercado total de vehículos, las SUV están ganando preferencia hasta captar 15% de la intención de compra total, contra 11% de tres años atrás.El relevamiento de Mercado Libre fue realizado en base a los avisos que el portal publica de oferta de vehículos, tanto cero kilómetro como usados, así como las visitas que recibe cada publicación y la “intención de compra” de los usuarios.En el ranking de modelos, la SUV más buscadas en Mercado Libre son la Chevrolet Tracker, entre los vehículos 0km, mientras que la Ford Ecosport es la que encabeza el ranking de búsquedas entre las unidades usadas.“Gracias a este informe pudimos observar que las SUVs se consolidan cada vez más como una alternativa muy popular entre los argentinos”, dijo Juan Manuel Carretero, gerente Comercial de Vehículos de Mercado Libre.La venta de vehículos en el país está fuertemente atomizada, con unas 400 concesionarias oficiales que venden unidades cero kilómetro y miles de revendedores de vehículos usados, muchos de los cuales usan Mercado Libre para publicitarse o bien para establecer los precios de mercado (desde que se disparó el dólar paralelo, en mayo del año pasado, hay a su vez una “brecha” entre los precios de lista y los que los compradores están dispuestos a pagar para no esperar entre tres y seis meses).Mercado Libre no opera como vendedora directa de vehículos, pero su sistema de seguimiento de las publicaciones le permite medir no sólo la oferta sino también la eventual demanda y la “intención de compra” de sus visitantes.Una comparación entre los primeros trimestres desde 2018 hasta el de este año arrojó que la demanda de SUV’s subió de 11% en 2018 a 15% este año, en desmedro de la demanda de los típicos autos medianos (sedán), los cuales captaban 29% de la demanda hace tres años, contra 23% en el primer trimestre de 2021. En cambio, los autos más chicos (Hatchback, en la clasificación de ML) mantuvieron su demanda inalterable, con 31% del mercado.El creciente interés de por SUV’s continuó incluso durante el último año, a pesar de que las restricciones a las importaciones de vehículos que viene imponiendo el Gobierno secó la oferta de este tipo de unidades, las cuales en su mayor parte son traídas desde el exterior.Según el reporte de Mercado Libre, la oferta total de esos vehículos cayó 24% en los últimos doce meses.La política oficial pega incluso a la oferta de las SUV’s de fabricación local, las cuales hoy son sólo dos modelos y están gravadas por impuestos internos que encarecen su precio o directamente las “sacan” del mercado local: Toyota SW4 y Volkswagen Taos.Este último modelo, con un precio de lista de entre 4,4 a 5,3 millones de pesos, paga en el mercado interno una sobretasa que equivale a 22% de su precio de lista. En cambio la SW4, con un precio de lista que comienza en $6,6 millones, paga una sobretasa del 35% nominal la cual, una vez que se le cargan otros impuestos indirectos, termina representando un recargo de 50% sobre el precio de lista.En cambio otros productos que salen de las mismas fábricas, las pick up Hilux y Amarok, están exentas de pagar impuestos internos, ya que tanto pick ups como vehículos utilitarios no pagan estos tributos. Por ese motivo, precisamente, las pick ups volvieron a estar a partir del año pasado entre los vehículos más vendidos, tal como había ocurrido entre 2014 y 2015: tanto la Hilux como la Amarok, así como la pick up Ford Ranger están entre los seis vehículos más vendidos del país en lo que va de 2021.

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

AutosIndustria Automotriz

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
economía

Suba de fletes internacionales: sobrecosto para la exportación agroindustrial y mayores precios para la importación de insumos

Vista general este jueves de las decenas de contenedores aparcados en el Puerto Comercial de la ciudad de Buenos Aires (EFE)El aumento del precio de los fletes internacionales y las crecientes dificultades logísticas locales, debido a la escasez de disposición de buques y contenedores, está cortando como una tijera el de por sí ya pobre desempeño del comercio exterior argentino en los últimos años.Del lado de las ventas al exterior, el aumento de los costos está disminuyendo el precio FOB que reciben los exportadores y complicando la planificación de los envíos. Y del lado de las compras, encareciendo los bienes importados y la base sobre la cual se calcula el pago de aranceles, afectando así por dos vías los precios internos.Tomando en cuenta la distribución promedio de los embarques de las últimas campañas y estimando el sobrecosto del encarecimiento de los fletes martítimos sobre las cadenas agroindustriales, Emilce Terré y Javier Treboux, analistas de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), calcularon en USD 2.500 millones el efecto sobre el sector agroexportador, el principal aportante de divisas de la Argentina.El aumento de los costos está disminuyendo el precio FOB que reciben los exportadores y complicando la planificación de los envíosEse “sobrecosto”, más que pasar a los compradores del exterior es mayormente absorbido por la producción, porque -explicó Terré a Infobae- las oscilaciones de precios de seguros y fletes repercuten más “aguas arriba” que “aguas abajo” de la cadena de producción y comercialización internacional.El cálculo de Terré y Treboux es sobre los 84,5 millones de toneladas de exportación de soja, maíz, sorgo, trigo, girasol, cebada y derivados de la campaña 2020/21, que se transportan en barcos de carga seca a granel (dry bulk).El problema también afecta al transporte marítimo por contenedores, por los cuales circula más de la mitad del comercio internacional. En el caso argentino, esto afecta la exportación de carne, de productos pesqueros y, por caso, del maní, del que la Argentina vende unos USD 1.000 millones al año.Los costos se multiplican por el mayor tiempo de contenedores en puerto, la imposibilidad de programar el transporte de camiones a las terminales (lo que encarece también el transporte terrestre) y las demoras hacen temer también problemas de flujo de fondos. Sin despacho de carga no hay cobranzas para afrontar sueldos e insumos, en un país de crédito casi inexistente, explicaron a Infobae desde la Cámara Argentina del Maní, que se vende principalmente a la Unión Europea. “La situación se agravó por falta de contenedores, que están más tiempo en viaje o en puertos trasbordo o de destino, porque la logística es más lenta ya que los puertos del mundo están trabajando con menos”, agregaron los analistas.Los costos se multiplican por el mayor tiempo de contenedores en puerto y la imposibilidad de programar el transporte de camiones a las terminales (Reuters)Para peor, los frecuentes paros en las terminales hacen que las empresas marítimas sean aún más reacias a navegar hasta los puertos argentinos. Muchas llegan solo hasta los del Sur de Brasil. “Es un fenómeno internacional: los fletes pasaron de un promedio de USD 1.000 a USD 10.000 por contenedor grande (de 40 pies) para la ruta Shanghai-Buenos Aires (la más representativa), un valor que afecta a la industria, destino del 80% de lo que importa el país: materias primas, partes, insumos, máquinas, repuestos. Esto te erosiona competitividad, porque impacta en el precio”, dijo a Infobae Fernando Furci, gerente general de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA).“En importaciones de alto valor, la incidencia puede absorberse, pero en un contenedor de tela para la industria textil, de unos USD 40.000 (o USD 30.000, por caso, si es tela de tohalla), la incidencia es muy alta”, ejemplificó Furci.Un informe de CIRA estimó que llevará dos años hasta que la situación se normalice. “La pandemia generó tremendos desvíos de producción y comercio, demanda atrasada y países que buscan reabastecerse rápidamente. Hoy hay menos oferta (de transporte) en la costa Sur de América”, explicó Furci.Muchos barcos llegan solo hasta el sur de Brasil. “Acá solo vienen si tienen mucha capacidad sin usar. Para Brasil también aumentó el flete, pero la Argentina está en peor situación, porque su posición logística no es buena: los contenedores que llegan tienen que vaciarse y llenarse”, dijo el gerente de CIRA.Los más afectados son quienes importan materias primas semielaboradas. Y no solo aumenta el precio CIF (incluye seguro y flete) sino la base impositiva para pagar aranceles, aunque no hay cálculos sobre esa pérdida o sobrecosto. “Cada sector tiene sus propios números”, dijo Furci.Marcelo Elizondo observó que en 1980 las exportaciones argentinas de bienes y servicios representaban 7,99% de las de América Latina y 0,40% del total mundial y en 2020 las proporciones fueron 5,29 y 0,28%, respectivamenteA la posición geográficamente excéntrica de la Argentina se suma su escaso peso en el comercio internacional. Al respecto, el experto en comercio y negocios internacionales Marcelo Elizondo precisó en un estudio que en 1980 las exportaciones argentinas de bienes y servicios representaban 7,99% de las de América Latina y 0,40% del total mundial y en 2020 las proporciones fueron 5,29 y 0,28% respectivamente. La Argentina perdió 30% de su participación en el comercio mundial y 34% de su participación en el comercio latinoamericano.Además, dijo Elizondo a Infobae, “pagamos el precio de ser una economía cerrada: los servicios logísticos prefieren mercados más grandes, y tenemos puertos muy antiguos”.El estudio de Terré y Treboux resalta que desde el inicio de la expansión del Covid-19, los precios de los fletes marítimos tuvieron fuertes shocks y gran volatilidad. Al inicio de 2020 colapsaron, por la caída de la demanda y el hundimiento del precio de los combustibles. Ahora, en cambio, los fletes internacionales son los más altos de los últimos 11 años, algo que en el caso de las cargas secas a granel se debe mucho a la reactivación de la construcción de infraestructura en algunas regiones, que traccionó gran demanda de mineral de hierro, a lo que se sumó el fuerte aumento de las compras de commodities agrícolas de China.Pagamos el precio de ser una economía cerrada: los servicios logísticos prefieren mercados más grandes, y tenemos puertos muy antiguos (Elizondo)Para los embarques a Asia, destino de más del 40% de los productos agroindustriales argentinos, los fletes se encarecieron más USD 40 por tonelada en el último año. Y enviar carga a “Brasil medio” vía buque oceánico se encareció en unos USD 10 por tonelada, precisó el estudio del BCR. Los especialistas aclararon además que los destinos de exportación no se calculan por producto, sino aplicando un promedio del número de buques que parten portando bienes agroindustriales desde nuestro país hacia cada uno de los diferentes destinos.Los especialistas aclararon además que los destinos de exportación no se calculan por producto, sino aplicando un promedio del número de buques que parten portando bienes agroindustriales desde nuestro país hacia cada uno de los diferentes destinos (Reuters)El informe de la CIRA afirma que la escalada de los fletes marítimos “continúa rompiendo todos los pronósticos y en el ambiente ya se habla de una temporada pico permanente”, amén de recordar que el 80% del volumen global y el 70% del valor global del comercio exterior se hace por vía marítima, de cuyo total, a la vez, 52% son mercaderías que viajan en contenedores.Además de cuestiones de oferta y demanda, también hay sospechas de colusión. El ajuste de la oferta (de transporte) fue coordinado, dice el estudio, “porque 7 de cada 10 contenedores que navegan en el mundo lo hacen en buques de tres alianzas marítimas que concentran el 90% del tráfico mundial. “Dos valles profundos terminaron de marcar la tendencia sobre la que las navieras justificaron los altos valores de fletes y de recargos por demora: el bloqueo del Canal de Suez y el rebrote de coronavirus en determinados puertos de China”, observó la CIRA.Este contexto de escasez se volvió ideal para los dueños de buques portacontenedores que no los operan, sino que los chartean: las tarifas diarias de un buque Panamax, como los que operan en la Argentina, superan los USD 50.000, hasta 4 veces más de los valores prepandemia. La Argentina, que juega en la B o en la C del comercio internacional, recibe el “efecto cascada” de la situación: “si faltan buques en las rutas que más demandan y más pagan, se los saca de las rutas con menos demanda y que menos pagan”, dice el informe. “Si falta bodega en la costa este de América del Sur, el pronóstico puede incluso empeorar. Porque los armadores y los operadores de buques elegirán colocar sus buques en las rutas donde tengan más rentabilidad”.Si faltan buques en las rutas que más demandan y más pagan, se los saca de las rutas con menos demanda y que menos pagan (CIRA)El encarecimiento del transporte marítimo internacional ha logrado revertir, al menos por un tiempo otra excentricidad argentina: ya no resulta más caro transportar granos en camión desde del norte argentino a los puertos del Gran Rosario de lo que cuesta transportarlos desde allí a la China.Sigue siendo cierto, sin embargo, que los costos de transportar en camión una tonelada de granos es mucho más caro que en Brasil y que en EEUU, dos de sus principales competidores. “Actualmente, el costo en dólares por tonelada por kilómetro recorrido en Argentina (USD 0,092 /t/km) es un 75% más caro que en Brasil”, dice otro trabajo de la BCR. A su vez, el costo en dólares por tonelada por kilómetro recorrido para una distancia de 321 km asciende en EEUU a unos 6 centavos de dólar, un 54% menos que en Argentina, pese al fuerte aumento que tuvo en los Estados Unidos el flete por camión debido a la suba del precio de los combustibles.Porque desde antes del aumento de los fletes internacionales, el país soporta el “costo Moyano”. Además de los tiros que vienen de afuera, hay que esquivar los tiros a los pies.SEGUIR LEYENDO:“Me vienen a arruinar esos hijos de puta”: el llanto de un empresario pyme que denuncia presiones del sindicato de Camioneros¿Utilizará el Gobierno el espejo retrovisor de las derrotas del kirchnerismo en 2009 y 2013 para decidir su futuro?Los aumentos de luz y gas que vienen: qué dice el Presupuesto 2022 sobre las subas y la segmentación de subsidios

Fuente

Categories
economía

El boom de venta de bicicletas se sostiene: cuánto cuestan los modelos más buscados y que promociones hay

La necesidad de transportarse de manera segura en medio de la pandemia para evitar contraer el virus, sumado a la promoción del uso de la bicicleta como medio sustentable y económico fueron ejes decisivos para el crecimiento de este mercadoEn 2019, en medio de la crisis y recesión económica que afectaba al país, la industria de las bicicletas tuvo uno de los peores años en términos de ventas, con apenas 600.000 unidades vendidas. Sin embargo, la pandemia de coronavirus reactivó al sector en 2020 gracias a la demanda de las personas que comenzaron a buscar una movilidad segura y al mismo tiempo más sustentable. Tal es así que en 2021 se espera que las ventas de rodados alcancen 1.600.000 unidades, el triple que en la prepandemia, según la Cámara de la Industria de Motovehículos, Bicicletas, Rodados, Motopartes y Bicipartes argentinas (Cimbra).“El sector pasa por un buen momento. Se comportó razonablemente bien en la temporada baja y en esta segunda mitad del año va a estar funcionando mucho mejor. Para 2021 se espera que las ventas superen el millón seiscientas mil unidades, cifra alcanzada el año pasado y el triple de lo que se vendió en 2019”, dijo a Infobae Daniel Tigani, titular de Cimbra.Del total de bicicletas demandadas en la actualidad, 40% son urbanas de rodado 26 y 28. Otro 40% son modelos mountain bike rodado 29 y el resto especialidades tipo plegables, carrera, y para competiciónCabe recordar que la crisis macroeconómica que se desató en abril de 2018 afectó fuertemente al sector, que apenas comercializó 800.000 unidades ese año y cayó a 600.000 en 2019, año en el que cerraron diferentes fábricas y otras redujeron su estructura al mínimo.Según Tigani, hoy en la Argentina hay 20 fábricas que producen los modelos que demanda el mercado local, a lo que se suma un segmento de importadas, generalmente de Estados Unidos, Europa y China.“Del total de bicicletas demandadas en la actualidad, 40% son urbanas de rodado 26 y 28. Otro 40% son modelos mountain bike rodado 29 y el resto especialidades tipo plegables, carrera, y para competición”, detalló el titular de Cimbra.En el contexto de la pandemia de coronavirus los viajes en bicicleta se incrementaron notablementeCon respecto a los precios, el dirigente afirmó: “Hubo suba de precios respecto del año pasado de un 50% promedio. Las causas son varias: aumentos de las empresas proveedoras de acero, de un 30% en dólares y el incremento del flete internacional”, destacó.Y agregó: “El espacio de un contenedor valía USD 1.500 y ahora cotiza a USD 10.000. La suba de precios en China de algunos componentes que no se producen en casi ningún otro país, y los costos locales ajustados por inflación son otras de las causas”.Según el presidente de Cimbra, las restricciones a las importaciones que estableció el Gobierno no afectan a la producción local dado que se permite ingresar al país partes y piezas de bicicletas y porque además el 90% se fabrican en el país.“Hay algunas quejas de los importadores de partes para revender pero no hay desabastecimiento para producir. Además, las marcas que se importan como Raleigh y Trek, entre otras, no representan ni el 7% del mercado”, aseguró Tigani.La pandemia hizo disparar la demandaSegún el Gobierno porteño, en el contexto de la pandemia de Covid-19 y respecto al año anterior, los viajes en bicicleta se incrementaron 27% al pasar de 320 mil diarios en 2019 a 405 mil viajes diarios en 2020. En ese sentido, pasaron de representar 4% del total de viajes diarios al 10,2%: es decir, 1 de cada 10 viajes en la Ciudad de Buenos Aires se hicieron en bicicleta.Las bicicletas de alta gama superan los 200.000 pesos y se suelen usar para competir (Gettyimages)La necesidad de la gente de transportarse de manera segura en medio de la pandemia para evitar contraer el virus, sumado a la promoción del uso de la bicicleta como medio de transporte sustentable y económico fueron ejes decisivos para el crecimiento de su uso.En ese marco, hay en la actualidad una gran cantidad de ofertas disponibles en el mercado para adquirir bicicletas.Del 16 al 22 de septiembre, la Ciudad de Buenos Aires se sumó a la celebración mundial de la “Semana de la Movilidad Sustentable 2021”, con la idea de promover el uso de las bicicletas, el transporte público y la caminata. Hasta el próximo miércoles se realizan una serie de descuentos donde entidades bancarias, tarjetas de crédito, y bicicleterías porteñas ofrecen promociones para adquirir bicicletas.Según los datos que brindó a Infobae el presidente de Cimbra, una bicicleta urbana cuesta en promedio $30.000, mientras que una mountain bike buena tiene un valor de alrededor de 70.000 pesos.Rodados de alta gamaLa empresa suiza Scott, considerada como la principal fabricante de bicicletas de Europa, comenzó el año pasado a ensamblar en la Argentina siete de sus modelos, a través de un acuerdo alcanzado con el grupo nacional La Emilia, que produce en el país las motocicletas Motomel y trabaja también para otras marcas.El Gobierno firmó recientemente un convenio con empresarios para impulsar la fabricación de bicicletas eléctricas, en el marco del Plan Productivo Verde que dio a conocer el titular del ministerio de Desarrollo Productivo, Matías KulfasLa empresa local ya importaba las bicicletas de Scott desde 2017, pero también produce modelos para otras marcas, por lo que debió adaptar sus líneas de producción a los estándares de calidad de la marca Suiza.Para la línea 2021 está proyectada una venta local de 6.000 unidades para todo el año, de las cuales 5.500 serán de producción local; y para 2022 crecerá a 10.000 unidades con 9.200 de producción local y que por la alta demanda global ya fueron adquiridas por Motomel.En cuanto a la oferta disponible, se trata de tres modelos de gama recreativa, es decir que no están pensadas ni para entrenamiento ni competición, cuyos valores oscilan entre los $120.000 y los $200.000″. Además, se sumaron dos modelos de línea competitiva de aluminio, que ya tiene la posición de manejo más orientada a la competición, con componentes de gamas superiores que cuestan entre $260.000 y 310.000 pesos.Bicis eléctricas: un nuevo jugador del mercadoEl Gobierno firmó recientemente un convenio con empresarios para impulsar la fabricación de bicicletas eléctricas, en el marco del Plan Productivo Verde que dio a conocer el Ministerio de Desarrollo Productivo en los últimos días. La primera etapa del programa incluye la elaboración de 15.000 rodados hasta fin de año y créditos del Banco Nación de hasta $200.000 en 60 cuotas para la compra de algunos de los cuatro modelos disponibles.El programa busca incentivar la producción nacional de cuatro modelos de bicicletas eléctricas, con una producción inicial de 15.000 unidades para el primer año y que prevé alcanzar las 50.000 unidades anuales en el plazo de cuatro añosEl estímulo al desarrollo y a la compra de bicicletas eléctricas fue uno de los ítems previstos como objetivo de corto plazo del Plan Verde, un conjunto de iniciativas productivas amigables con el medio ambiente, entre las que se encuentran la movilidad sustentable mediante bicicletas y automóviles eléctricos. En total, el Estado destinará unos $10.000 millones para distintas iniciativas que involucran a unas 3.550 empresas.De ese monto total, $3.000 millones será el fondeo que corresponde al proyecto de impulso a las bicicletas eléctricas. Ese dinero se canalizará a través de líneas de créditos subsidiados para la compra de unos 15.000 rodados este año a través del Banco Nación.Qué modelos se fabricarán y cómo comprarlasSegún el Ministerio de Desarrollo Productivo, el programa busca incentivar la producción nacional de cuatro modelos de bicicletas eléctricas, con una producción inicial de 15.000 unidades para el primer año y que prevé alcanzar las 50.000 unidades anuales en el plazo de cuatro años.A pesar de los valores de cada unidad, en la Argentina hay mercado suficiente como para justificar la oferta de alta gama de bicicletas eléctricas (Getty Images)Habrá cuatro modelos incluidos en el programa: dos urbanas, una mountain bike y una plegable. Las dos urbanas serán bicicletas de 26 pulgadas con cuadro de acero, motor de entre 250 y 350 watts con baterías de litio de 36 voltios y entre 7,8 y 10,5 amperes por hora y entre 6 y 7 velocidades. Pesarán 22 y 23 kilos cada modelo y contarán con una autonomía de entre 30 y 40 kilómetros. La velocidad máxima -que está establecida por norma- será de 25 kilómetros por hora.La bicicleta plegable será más chica (rodado 20), más liviana (20 kilos y cuadro de aluminio) con un motor de 36 V y 250 W, tiene 6 o 7 velocidades y autonomía de 30 kilómetros.Y la mountain bike será rodado 29, cuadro de aluminio, motor 36 V 350 W, 27 velocidades, frenos a disco, un peso de 25 kilos y autonomía de 80 kilómetros.El precio de los cuatro modelos estará en un rango de entre 150.000 y 200.000 pesos. El Gobierno anunció, además, un esquema de financiamiento para la compra de las bicicletas eléctricasEl precio de los cuatro modelos estará en un rango de entre 150.000 y 200.000 pesos. El Gobierno anunció, además, un esquema de financiamiento para la compra de las bicicletas eléctricas. Para eso, en una primera etapa utilizará la plataforma de ventas del Banco Nación (Tienda BNA), para lo cual solo se podrá acceder siendo cliente de la entidad bancaria pública. La oferta podría estar disponible en las próximas semanas.A pesar de los valores de cada unidad, en la Argentina hay mercado suficiente como para justificar la oferta de alta gama, ya que en la actualidad se venden bicicletas de hasta USD 18.000, a clientes que por la pandemia o por cuestiones de acceso al dólar oficial ya prefieren no traerla de mercados como Miami, Chile o España.SEGUIR LEYENDO:Comprar una moto en 48 cuotas: qué modelos están disponibles en la nueva edición del plan y cuánto cuestanEl Gobierno reglamentó el plan de empleo para jóvenes “Te sumo”: cómo anotarse para buscar trabajoAumento del gasto electoral: el Gobierno apelará a la “ilusión monetaria” para sacar más votos en noviembre

Fuente

Categories
economía

Equipo económico: por qué fue confirmado pese a ser señalado por la derrota electoral

0La confirmación de todo el equipo económico es, al menos, contradictoria. Solo es necesario escuchar las voces que se oyeron, sean filtradas, fuera de micrófono o frente a él, o leer las “letras de molde” estampadas en una carta vicepresindencial, los motivos que en forma unánime usó el Gobierno para explicar la derrota tuvieron que ver con los magros resultados económicos, la inflación, la caída del salario real o el nivel de ajuste de este año. Sin embargo, todos los integrantes del gabinete que maneja los números y el comercio de la Argentina fueron confirmados en sus cargos.¿Cómo se entiende semejante contradicción? Imposible contestar ese interrogante. Pero más allá de las razones que llevaron a la dupla gobernante a mantener esos alfiles en el tablero, lo cierto es que lo hicieron. El lunes, cuando los nuevos funcionarios lleguen con sus pertrechos a los despachos, los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Producción, Matías Kulfas y de Trabajo, Claudio Moroni, bien los podrían recibir como sobrevivientes de la tormenta. A su lado, también podrían ser anfitriones Fernanda Raverta (Anses); Luana Volnovich (PAMI) y Mercedes Marcó del Pont (AFIP). Todos confirmados..ArchivoSolo es necesario releer la carta de ayer para entender el nivel de la contradicción. “Señalé -escribió Cristina Kirchner unos párrafos antes de 18 “etc.” seguidos- que creía que se estaba llevando a cabo una política de ajuste fiscal equivocada que estaba impactando negativamente en la actividad económica y, por lo tanto, en el conjunto de la sociedad, y que, indudablemente, esto iba a tener consecuencias electorales. No lo dije una vez… me cansé de decirlo… y no solo al Presidente de la Nación. La respuesta siempre fue que no era así, que estaba equivocada y que, de acuerdo a las encuestas, íbamos a ganar “muy bien” las elecciones. Mi respuesta, invariablemente, era “no leo encuestas… leo economía y política y trato de ver la realidad”.Esos fueron, según sus palabras, los motivos de la derrota. Economía por donde se lo mire. Sin embargo, los funcionarios, también según su razonamiento, se mantuvieron atornillados en sus sillones.Bien podría darse el caso de que, más allá de lo que se dice, en el fondo se escondan otras razones para explicar la derrota en las urnas. No sería extraño encontrarse con la dualidad de lo que se dice y lo que se piensa. En ese caso, los funcionarios del gabinete económico habrán hecho las cosas bien y los que no funcionaron fueron los que no pudieron con la política, la seguridad o la ciencia, por citar algunos.El ministro Matías Kulfas sale de la Casa RosadaFabián Marelli – LA NACIONPero si este laberinto borgiano fuese así, que el lector sepa que es un intento de explicar lo inexplicable, pues en ese camino le esmeriló demasiado a un grupo de funcionario que, como ninguno en el Gabinete, necesita inspirar confianza.Para el final, un dato más. La Argentina necesita como pocos países salir al mundo y vender sus productos, además de encarar fuerte la discusión sobre el futuro del Mercosur. Esas negociaciones estarán ahora en manos de Santiago Cafiero, sindicado por todo el kirchnerismo como uno de los “funcionarios que no funcionan”. Se sabe desde hace tiempo que la política nunca deja en la calle a los compañeros de ruta. “Ya le van a pagar con alguna embajada”, se suele escuchar cuando un funcionario es desplazado. Parece demasiado caro entregar el Ministerio de Relaciones Exteriores.Pero Cafiero cotizó su salida y el Gobierno canceló con creces. Una nueva hora comienza -como decía una vieja FM-, para los negocios internacionales. De algo hay que estar seguros. Si Cafiero nieto se mantiene en su mismo herramental de excusas para explicar los problemas de la Casa Rosada, “los medios hegemónicos” cargarán ahora con una nueva mochila sobre la espalda: serán los responsables de que el mundo no compre productos argentinos.Diego CabotSeguí leyendoQuién es quién en el nuevo gabineteGanadores y perdedores. El peso de Cristina se impuso sobre la debilidad de FernándezImpacto político. Así reaccionó la oposición al anuncio presidencialMultifacético. El regreso de Aníbal Fernández: de interventor en Río Turbio a ministro de SeguridadDe Tucumán a la Rosada. Quién es Juan Manzur, el nuevo jefe de GabineteNuevo gabinete. Qué ministros entran, quiénes se quedan y quiénes se vanTemasEconomíaMatías KulfasMartín GuzmánClaudio MoroniMercedes Marcó del PontConforme a los criterios deConocé The Trust ProjectOtras noticias de EconomíaGabinete. Julián Domínguez: “Nuestra dirigencia no entiende el campo”Reacciones. Qué dicen en el campo sobre el regreso de Julián Domínguez a AgriculturaEntre las acciones y un pedido a la política

Fuente

Categories
economía

Daños por fallas de origen en el modelo de Cristina Kirchner

0El esquema que hace 25 meses pintaba como una jugada magistral de Cristina Kirchner para regresar al ejercicio del poder bajo la protección de sus fueros parlamentarios, quedó hecho trizas no sólo por la estrepitosa derrota del Frente de Todos en las PASO sino por la furibunda reacción de la vicepresidenta, al admitir implícitamente por escrito que la declamada unidad era apenas una táctica electoral para enmascarar las inocultables diferencias ideológicas dentro de la heterogénea coalición oficialista.Esta crisis política afecta la gobernabilidad y es consecuencia de las fallas de origen del modelo vicepresidencialista instaurado por CFK, que evidentemente no incluía en sus cálculos la posibilidad de este prematuro revés en las urnas. Nunca en la historia argentina un Presidente quedó subordinado a su vice, que por lo general podía utilizarlo como fusible. Ahora la presión va en sentido inverso, con eje en la recomposición del gabinete y un nuevo parcelamiento de las áreas ministeriales cuando faltan nada más que ocho semanas para las elecciones legislativas de noviembre.Si bien era previsible que Alberto Fernández iba a ser culpado por la derrota en las PASO, las duras críticas del ala cristinista soslayan que CFK tuvo a su cargo el armado de las listas únicas de candidatos en los distritos clave (salvo los primeros puestos en la provincia de Buenos Aires y la CABA, delegados en el Presidente) y que en la mayoría el FdT evitó ir a internas, que de hecho son obligatorias para los votantes pero no para los precandidatos.También la crisis abre un gran signo de interrogación sobre el rumbo económico del Gobierno, que tiene por delante dos años y tres meses de mandato. En este terreno, el daño a la confianza producido en estos días ha sido enorme y difícil de reparar.La desesperación del cristinismo por revertir en noviembre el resultado de las PASO o, al menos, aumentar su caudal de votos para achicar diferencias, quedó evidenciada tanto en la dura crítica epistolar de CFK a la política económica, como en el irrespetuoso audio de la diputada camporista Fernanda Vallejos contra la investidura presidencial y los ministros albertistas (Martín Guzmán y Matías Kulfas) que califica como “atornillados en sus cargos”.Esta radicalización implica presionar al Presidente para empujarlo a “tirar plata desde el helicóptero”, poner más pesos en los bolsillos de los votantes y desentenderse del déficit fiscal.En términos macroeconómicos, esto significa subir más el gasto público y la emisión sin respaldo para financiarlo, a costa de ensanchar la brecha cambiaria, aumentar las presiones inflacionarias y la deuda del Banco Central para absorber el exceso de pesos, que equivale a emisión diferida para 2022. La incógnita es si serían aumentos por única vez (bonos extra limitados a los meses de octubre y noviembre) o de carácter permanente. En este último caso, complicarán la negociación con el Fondo Monetario para reestructurar los vencimientos de casi US$ 40.000 millones en los próximos dos años.Aun así, resulta contradictorio que Cristina Kirchner le haya enviado mensajes por WhatsApp al ministro Guzmán para aclararle que no pedía su cabeza y prometerle una próxima reunión presencial, un día antes de difundir su explosiva carta donde cuestionaba “una política de ajuste fiscal equivocada que estaba impactando en la actividad económica y, por lo tanto, en el conjunto de la sociedad, que iba a tener consecuencias electorales”. En realidad, el ministro siguió este año una estrategia similar a la fábula de la hormiga y la cigarra: ahorrar (o licuar) gasto en la primera mitad del año, para gastarlo en la segunda durante la campaña electoral. Para la vicepresidenta, parece no haber sido suficiente.Quizás una explicación sea que para el cristinismo el voto castigo apuntó principalmente a la economía. Es cierto que, según el informe del Ieral-Fundación Mediterránea citado en esta columna el sábado último, el monto de ingresos fijos de las familias (salarios, jubilaciones y planes sociales) se ubicó en el primer semestre de este año 7% y 18% por debajo de iguales períodos de 2009 y 2013, los dos años en que el kirchnerismo perdió las elecciones legislativas. También que la inflación de 32% acumulada hasta agosto contribuyó a la derrota en las PASO.Pero tampoco deben descartarse otros factores relevantes. Por un lado, no parecen haber pesado tanto los dos principales ejes de la campaña oficialista (las culpas son sólo de Macri y la pandemia). Por otro, es muy probable que muchos votos hayan apuntado contra la inseguridad (y las afirmaciones de la ministra Sabina Frederic de que Suiza es “un país aburrido” y que la tasa de homicidios en CABA es superior a la de Rosario); el retroceso educativo; las subas de impuestos; la desigualdad ante la ley (caso Cristóbal López, “premiado” por la AFIP en la causa por fraude impositivo al Estado); el retroceso del empleo, la falta de austeridad en el gasto político; los embates contra la Justicia o los apoyos a los regímenes dictatoriales de Venezuela, Nicaragua y Cuba, por citar los más notorios. En última instancia, estos factores demostraron más vocación del oficialismo por manejar arbitraria y discrecionalmente el Estado a su antojo que por ocuparse de los problemas de la población.Hacia adelante, la crisis desatada esta semana abrió nuevas dudas sobre la negociación con el FMI y el manejo de los desequilibrios macroeconómicos en lo que resta del mandato del Gobierno. Sobre todo, tras la designación del brasileño Ilan Goldfajn, un economista de perfil ortodoxo y defensor de las metas de inflación con disciplina fiscal y monetaria como jefe del Departamento de Hemisferio Occidental del organismo y a cargo del caso argentino.Por ahora, lo único claro es que cuanto más se demore el acuerdo, el BCRA irá perdiendo más reservas netas que destina al pago de importaciones y a intervenir en el mercado cambiario. De aquí a fin de año, los vencimientos con el Fondo suman algo más de US$4100 millones y US$5100 millones, si se agregan BID y BM. A su vez, enero y marzo del año próximo, la cifra se eleva a US$7200 millones, incluyendo al Club de París. O sea que el BCRA llegaría a fin de año con muy pocas reservas netas, que pasarán a ser negativas tras el cambio de almanaque, lo que significa más restricción externa (falta de dólares), más controles e intervenciones cambiarias y menos margen para importaciones, lo cual afectará la actividad productiva y la recuperación del PBI. De ahí que los mercados descuenten que la brecha cambiaria puede volver a dispararse sin que el BCRA cuente con suficiente poder de fuego para contenerla. Y que ya no duden de una devaluación postelectoral del peso, sino que apuestan a cuándo y cuánto.En el marco de esta crisis política surgen dos notorias paradojas. Una, que mientras caen las reservas del BCRA, hay casi US$250.000 millones atesorados por argentinos que no se animan a invertirlos o transformarlos en bienes por desconfianza. Otra, que nadie en el oficialismo habla sobre el verdadero problema de fondo a resolver: cómo impulsar el crecimiento de la economía a base de inversión privada y mayores exportaciones, necesarias para importar insumos y crecer con más empleo formal y menos economía en negro.La confianza en el futuro económico no se compra con billetes desvalorizados. Se consigue con previsibilidad, igualdad ante la ley y sin que tantos impuestos se lleven los esfuerzos de quienes pueden y quieren producir, trabajar o ahorrar.ß[email protected]éstor O. ScibonaTemasEconomíaNota de OpinionConforme a los criterios deConocé The Trust ProjectOtras noticias de EconomíaAnálisis. Por qué se queda pese a ser señalado por la derrota electoralGabinete. Julián Domínguez: “Nuestra dirigencia no entiende el campo”Reacciones. Qué dicen en el campo sobre el regreso de Julián Domínguez a Agricultura

Fuente

Categories
economía

Presupuesto 2022: un proyecto que esconde un ajuste mayor al previsto con estimaciones poco realistas

(Foto: Franco Fafasuli)En plena crisis dentro del Gobierno tras la derrota electoral, atribuida por Cristina Fernández de Kirchner a la política fiscal, el ministro de Economía Martín Guzmán presentó el proyecto de Presupuesto 2022 que no sólo plantea mantener el sendero del ajuste sino que requerirá profundizarlo, incluso por encima de lo que prevé el propio texto.Así se desprende los números vertidos en el proyecto, a los que distintos analistas consideraron poco realista, difícil de financiar y poco creíble en algunas de sus principales variables, como la inflación. A esas falencias, se le suma un dato clave: difícilmente el Fondo Monetario, organismo con el que se da por descontado un acuerdo, tolere un desequilibrio fiscal para el próximo año de 3%, apenas 0,7 puntos del esperado para este año. Una reacción que el Gobierno, y mucho menos Guzmán -uno de los ministros más cuestionados por el kirchnerismo duro- no puede desconocer. “El Presupuesto tiene más que nada un problema de factibilidad. Tal vez la mayor inconsistencia es la proyección de déficit fiscal, con la que probablemente hayan buscado dejar margen para negociar con el FMI”, sostuvo Federico Furiase, socio de la consultora Anker fundada por el ex presidente del Banco Central, Luis “Toto” Caputo.El propio Caputo puso en tela de juicio la viabilidad de los números proyectados por Guzmán. “Respecto del presupuesto 2022, el déficit financiero parecería muy difícil de alcanzar. Una vez más, la restricción financiera (es decir, la posibilidad de financiarlo ya sea con deuda o emisión) actuará como limitante”, posteó en su cuenta de Twitter el ex funcionario de la gestión anterior. Consideró que tanto el financiamiento contemplado por parte de los organismos internacionales, unos USD 12.000 millones, como el que se obtendría en el mercado voluntario de deuda, otros USD 13.000 millones, no son estimaciones realistas. De ahí que, ante la imposibilidad de encontrar recursos para financiar el desequilibrio, “el déficit termine siendo menor”. En otras palabras, el ajuste mayor.Las pautas centrales del proyecto de Presupuesto 2022El dato es un puñado de sal en las profundas heridas que dejó en el corazón del Frente de Todos el resultado de las elecciones del domingo, por el que la vicepresidenta culpó anoche a “la política de ajuste fiscal equivocada” implementada este año y que el presidente Alberto Fernández pretende -según los términos del Presupuesto- sostener. Con todo, el proyecto actualiza las estimaciones vigentes y confirma, para este año, un importante aumento del gasto público. Tras el equilibrio fiscal alcanzado durante el primer semestre, Guzmán anticipó que el año cerrará con un rojo de 4% del PBI, lo que implicará una salto de 10% en términos reales hasta fin de año, según el análisis del IARAF. Cómo se financia sigue siendo el principal problema.“Se va a repetir lo de este año, prometen bajo nivel de emisión pero terminan emitiendo a escondidas”, opinó el director de la consultora Ledesma, Gabriel Caamaño. El economista también evaluó dudosas chances de obtener financiamiento genuino del mercado en 2022 en la magnitud prevista en el texto, “No se entiende si lo que plantean recuperar crédito externo tan rápido”, dijo y recordó que el próximo año el Banco Central no dispondrá de utilidades para girar al Tesoro y que los adelantos de la entidad se llevan al máximo, lo que implicaría nuevamente un alto nivel de expansión monetaria. “No se explica cómo se concilia esa política monetaria con la desinflación y la recuperación”, sostuvo.Nuevamente, la pauta de inflación luce, a los ojos de los economistas que analizaron el Presupuesto, la variable menos creíble. “Inflación de 33% para el próximo año, partiendo de una inercia de 45%-50%, sin un ancla nominal creíble es un tema. Ahí veo otro gran problema de factibilidad”, dijo Furiase, para quien también la estimación de crecimiento económico de 4%, sin arrastre estadístico, “va a ser todo un desafío”.SEGUIR LEYENDO“Una política de ajuste fiscal equivocada” y presupuesto mal ejecutado: las críticas de Cristina Kirchner a la gestión económicaEl BCRA interrumpió una racha de cuatro ruedas compradoras en el mercado de cambiosLas acciones rebotaron hasta 7% y subió el dólar libre en otro día tenso por la crisis política

Fuente

Categories
economía

En medio de rumores de cambios y nuevas medidas, el Gobierno presenta el Presupuesto y define el rumbo económico

Martín Guzmán podría acudir el jueves al Congreso para defender los números del proyecto de Presupuesto 2022El Ministerio de Economía presentará este miércoles el proyecto de Presupuesto 2022 en el Congreso nacional y blanqueará de esa manera cuál será el rumbo de la política económica del Frente de Todos para los próximos meses, incluso en medio de rumores de recambio en el gabinete y de la inminente puesta en marcha de medidas de asistencia luego del revés electoral.La iniciativa que reúne las estimaciones de ingresos y gastos para el año próximo llegará sobre el filo del plazo legal que establece la ley de Administración Financiera, que estipula que el Poder Ejecutivo tiene como límite el 15 de septiembre para girar ese texto de ley al parlamento.A pesar de algunas versiones de que la presentación del presupuesto podría verse demorado, durante este martes desde el Ministerio de Economía ratificaron en distintas ocasiones que cumplirían con los tiempos tradicionales y que llegaría pasada la tarde del miércoles al Congreso. Se estima que el propio Martín Guzmán, horas después, ensaye una primera defensa del proyecto ante los legisladores de la oposición.Los números finos del presupuesto sufren hasta cerca de la recta final tironeos desde todos los sectores que componen el Frente de Todos. Sin ir más lejos, en las últimas horas comenzó un revoleo público de posibles medidas de asistencia económica, con algunas que desde una de las tribus del oficialismo pidieron con mayor ahínco, como un regreso focalizado del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o asignación similar o incluso un salario universal básico.A pesar de algunas versiones de que la presentación del presupuesto podría verse demorado, durante este martes desde el Ministerio de Economía ratificaron en distintas ocasiones que cumplirían con los tiempos tradicionales y que llegaría pasada la tarde del miércoles al CongresoDesde que perdió las PASO en casi todo el país el Gobierno inició un proceso de control de daños para esculpir alguna idea de gestión económica en lo inmediato. Cómo estará integrado ese menú es todavía objeto de debate en el funcionariado y Presidencia de la Nación. Junto con ese relanzamiento del IFE, sonó como una opción otorgar un nuevo bono a jubilados.De todas formas, desde distintos despachos oficiales fueron más cautos y aseguraron que el paquete todavía está en análisis y elaboración y que no hay una determinación tomada. Sí afirmaron que las medidas apuntarán a cuestiones como salarios, créditos, capacitación laboral y seguridad social, explicaron ante Infobae.En ese sentido enumeraron cuestiones como los créditos a tasa cero, una mejora del salario mínimo que quedaría plasmada a fin de mes y que funcionaría como suba testigo para trabajadores informales, temas de seguridad social entre los que podría haber un refuerzo de la AUH y, en términos laborales, cursos de capacitación y formación con certificación.Santiago Cafiero y Martín Guzmán, dos funcionarios del riñón del presidente Alberto Fernández que son cuestionados desde el cristinismo. (Presidencia)Algunas de esas medidas, reconocen en el Ejecutivo, fueron pensadas ad hoc por el resultado de los comicios legislativos, mientras que otra parte de ese menú ya estaba establecida en la agenda del equipo económico incluso antes de la celebración de las PASO.No es menor el impacto económico que pueda tener en las cuentas públicas el paquete que largue el Gobierno esta semana, que según especulaban en los pasillos oficiales, será anunciado directamente por Alberto Fernández este jueves. El Presupuesto 2022 -y la actualización de las proyecciones fiscales y de inflación hasta fin de 2021 que viene incluida- podrían verse afectadas por un paquete económico oneroso.Por lo pronto, si no media algún cambio vertebral del proyecto, las estimaciones con las que trabajaba el equipo de Martín Guzmán encargado de tallar el Presupuesto serían:-Un crecimiento de la actividad que sea de entre el 3 y 4 por ciento, es decir una cifra más baja de lo que se esperaba oficialmente algunos meses atrás, cuando un número inicial daba cuenta de una expansión de entre 4,5 y 5 por ciento.-Una reducción del desequilibrio de las cuentas públicas en un rango de entre 3 y 3,5% del PBI, lo que implicaría un recorte cercano a un punto porcentual en relación con la meta prevista para este año, de 4,5 por ciento.-Una inflación que debería mostrar el año próximo una desaceleración hasta una cifra cercana al 35 por ciento anual. De esta manera, la suba de precios “volvería” al nivel -al menos el que espera el Poder Ejecutivo- de 2020, cuando terminó en 36,1 por ciento.Se esperan otras precisiones sobre datos clave de la economía de los próximos meses. Una cuestión crítica será el año próximo -como lo fue este- el sendero de la política tarifaria y de subsidios. En 2021 la Secretaría de Energía habilitó, después del choque entre Guzmán y su subsecretario de Energía Federico Basualdo, aumentos de un dígito para el gas y la energía eléctrica, lo que obligó a engordar la cuenta de subvenciones.Martín Guzmán podría defender el Presupuesto 2022 esta misma semana. (Maximiliano Luna)Aún permanece bajo siete llaves cuál será la estimación de los incrementos para el año próximo, cuántos fondos destinará el Gobierno para subsidios económicos y cuánto pesará el esquema de segmentación tarifaria largamente prometido en el equipo económico, si es que se pusiera en marcha en algún momento de 2022.El segundo presupuesto que presentará Guzmán en el Congreso desde que es ministro estará enmarcado, además de en las posibles medidas con impacto fiscal por la derrota y en las PASO, por las posibilidades de un recambio en el plantel de ministros. Los reclamos son más o menos públicos por parte del ala del Frente de Todos más cercana a Cristina Kirchner para acelerar no solo anuncios económicos sino también en el funcionariado.En ese sentido, los que fueron más apuntados desde el minuto cero de la derrota electoral fueron tres de los más cercanos a Alberto Fernández: Guzmán, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, que este martes se trenzó en un duelo discursivo con el ex vicepresidente Amado Boudou.Los números finos del presupuesto sufren hasta cerca de la recta final tironeos desde todos los sectores que componen el Frente de TodosLas objeciones del cristinismo al actual ministro de Economía no son nuevas pero resurgieron luego de los comicios legislativos. La renuncia fallida de Basualdo fue uno de los elementos centrales de la novela, pero también hubo reclamos más o menos airados sobre cierta disciplina fiscal del Tesoro en los primeros meses del año. Hasta julio, por ejemplo, acumuló solo 0,7% de déficit primario, cuando la meta anual presupuestada ronda el 4,5 por ciento.El otro factor que pesa en medio de la tensión presupuestaria es la negociación con el Fondo Monetario Internacional. Algunas de las cuestiones que difundirá la ley de gastos e ingresos forman parte del núcleo de la conversación técnica con el FMI, como la meta fiscal, crecimiento o inflación. El Ministerio de Economía aseguró que los términos de un eventual programa financiero nuevo -que deberá contar con el respaldo parlamentario- “será incorporado” ex post al presupuesto.Horas antes de girar ese proyecto al Congreso, Guzmán volverá a mostrarse este miércoles al mediodía con Alberto Fernández. Será en el acto de presentación pública del proyecto de promoción de la producción de hidrocarburos. Estarán presentes además el secretario de Energía Darío Martínez y gobernadores de provincias petroleras.Será un proyecto de “sello Guzmán” -como lo fueron otros como el blanqueo de capitales para la construcción- por lo que se espera que además defienda la iniciativa, que fue trabajada por asesores directos del ministro y por algunos de sus hombres en YPF, este miércoles durante la presentación.SEGUIR LEYENDO:Economía presentará mañana el Presupuesto: los datos de inflación, crecimiento y déficit para 2022 con los que aún trabaja el equipo de GuzmánEl combo de medidas “pro-ricos” que no le alcanzó al Gobierno para convencer a la clase mediaCon una pauta de inflación que podría llegar al 35%, Martín Guzmán define el Presupuesto 2022Tras el resultado de las PASO, el gigante de Wall Street Goldman Sachs prevé una derrota del oficialismo en 2023

Fuente