Categories
General

El homenaje más doloroso: madres recuerdan a sus hijos desaparecidos cocinando sus platillos favoritos

(Foto: recetarioparalamemoria.com)El colectivo ‘Las Rastreadoras del Fuerte’ ha emprendido un singular homenaje a sus hijos que están desaparecidos: un ‘recetario para la memoria’, en el cual recuerdan los platillos preferidos por sus familiares que ya no están, y a muchos de los cuales siguen buscando.El libro de recetas es un proyecto apadrinado por los chefs mexicanos Enrique Olvera, Eduardo García y Óscar Herrera.“Es cocinar algo para alguien que ya no está”, explicó a El País la fotógrafa española Zahara Gómez Lucini, coordinadora del proyecto, agregando que la experiencia de hacerlo fue desgarradora y terapéutica a la vez.Las rastreadoras del Fuerte –nombre con el que bautizó al colectivo el periodista mexicano Javier Valdéz, asesinado en 2017– se organizaron por primera vez en 2014, en Sinaloa, cuando el hijo de El hijo de Mirna Medina desapareció y ella estaba dispuesta a buscar por todo el estado hasta encontrarlo; halló sus restos tres años después. Actualmente el grupo suma más de 500 denuncias por desaparición.“Siempre hablamos de lo mismo, de cómo desaparecieron, de quiénes eran”, dice Mirna al diario, explicando que por eso, esta vez optaron por exponer otro tipo de intimidad. “Este libro es hablar de algo que ellos disfrutaban hacer con nosotros cuando estaban vivos”.Mirna contó que la idea del recetario le encantaba, pero el solo hecho de pensar en preparar la comida preferida de Roberto, su hijo, le paralizaba el cuerpo. La cocina le despertaba demasiados recuerdos: “Yo me hago la fuerte, pero tenía mucho temor”. Finalmente se animó, y junto a otras 30 personas, publicarán un recetario de la memoria.Ni ella ni la mayoría de sus compañeras tenían conocimientos profesionales de gastronomía. A lo mucho una había trabajado en un restaurante y otra había hecho un curso de repostería años atrás.(Instagram: Recetarioparalamemoria)Reina Rodríguez, otra de las rastreadoras, contó que ella no había vuelto a cocinar la carne en su jugo desde la desaparición de su hijo Eduardo en febrero de 2016: “En mi familia me dicen cocínala, que a ti te sale muy rica; ay no, pienso yo, la comida de mi gordo”. Además, describió la experiencia como un momento bonito y triste a la vez: “Fueron sentimientos encontrados, te haces la ilusión de que estás cocinando para él, y es muy lindo. Pero cuando terminas y te das cuenta de que no vino a comer es un dolor muy grande”. A diferencia de otras madres, Reina no ha encontrado aún los restos de su hijo. “¿Quién sabe si algún día pueda volver a prepararle su comida?”, señaló.Carmen Rosas es otra de las mujeres de ese colectivo que habló: “Yo di muchas vueltas, pensaba: ‘¿cómo voy a andar moqueando en la cocina?”. Ella se sumó a las rastreadoras en junio de 2018, cuando desapareció su hijo Édgar. Un año después lo encontró en una fosa, pero decidió permanecer en el grupo para ayudar a otros en su búsqueda. Ahora trabaja en la oficina de la organización, tomando las denuncias.La cifra más reciente presentada por la Secretaría de Gobernación, en enero de 2020, indica que en México hay 61,637 personas desaparecidas.El territorio sinaloense es considerado zona caliente en referencia al tema de la violencia e inseguridad. Ahí se generan con rapidez muchas de las denuncias por desaparición. Sin embargo, este grupo asegura que el recetario les ha ayudado a “sacudirse todo lo malo”. Pero el reclamo sigue siendo el mismo: “La delincuencia nos está quitando a nuestros hijos”.Por el momento, el proyecto de publicación del recetario ha quedado parado en la imprenta debido a la actual pandemia por el COVID-19, pero esperan poder presentarlo una vez acabe el confinamiento. “Significa mucho para nosotros, ahí está la memoria de todos ellos”, reiteran las rastreadoras.MÁS SOBRE ESTE TEMA:La ONU pidió a México seguir buscando a las víctimas de desaparición forzada pese a pandemia de coronavirusEn medio de la pandemia, madres de desaparecidos marchan por las calles para recordar a sus hijos″¿Dónde están nuestros hijos?” el desgarrador clamor de decenas de madres de desaparecidos en México

Fuente

Categories
General

″¿Dónde están nuestros hijos?” el desgarrador clamor de decenas de madres de desaparecidos en México

Foto: especialDecenas de madres de personas desaparecidas en México se manifestaron en la ciudad de Guadalajara a pesar de la pandemia de Covid-19 para exigir la búsqueda de sus hijos en la víspera del Día de las Madres, que se festeja este domingo en el país.Vestidas de blanco, rebozos tapando su cabeza y con cubrebocas con la leyenda “¿Dónde están nuestros hijos?”, los miembros del colectivo “Entre cielo y tierra” portaron carteles con las fotos de sus familiares que llevan desaparecidos desde hace meses o años.Martha Leticia García, representante del colectivo y quien busca a su hijo César Ulises Quintero García, dijo que las familias no pueden festejar este 10 de mayo con la incertidumbre del paradero de sus hijos.“Nosotros no tenemos nada que festejar ni por qué estar en fiesta, las calles están solas por esta pandemia que nos está acechando y dentro de poco tiempo todo volverá a la normalidad, pero nuestras casas seguirán solas, sin esa persona que hace falta”, expresó.En México existen 61.637 desaparecidos (Foto: Twitter).García acusó la falta de interés por parte de las autoridades de justicia del estado de Jalisco, porque durante la contingencia sanitaria han abandonado la investigación de varios casos de personas desaparecidas.“Sentimos demasiada impotencia de ver que las autoridades no hacen nada, por el contrario la delincuencia sigue creciendo, no nos dan reportes de nuestros hijos”, aseguró.Con lágrimas en los ojos y al pie de la llamada Glorieta de las y los desaparecidos de la ciudad, las madres gritaron el nombre de sus hijas e hijos seguido de la frase “¿dónde estás?”.Durante todo el día, miembros de varios colectivos de personas desaparecidas se manifestaron de manera silenciosa y con pancartas con fotos de sus familiares en diversos puntos de la ciudad.De acuerdo con los datos del Gobierno de México, hay 61,637 personas no localizadas en el país.Foto: Pedro PARDO / AFP (PEDRO PARDO/)Según el nuevo informe de fosas clandestinas y desaparecidos publicado en enero pasado, el 53 % de esas personas no localizadas tiene entre 15 y 35 años, y la mayoría (74 %) son hombres.Ante esta situación, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió a México continuar con la búsqueda de las víctimas de desaparición forzada, pero aplicando las medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus.“En el actual contexto de la pandemia por COVID-19, la búsqueda de las personas desaparecidas y las investigaciones deben continuar a través de acciones puntuales que no violen las medidas de protección de la salud”, expresó en un comunicado el Sistema de las Naciones Unidas en México.Entre los trabajos que se pueden llevar a cabo a pesar de la crisis sanitaria, el organismo señaló la actualización del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas.Ante ello, el organismo también solicitó “respuestas coordinadas y efectivas” entre las autoridades federales y estatales, así como la puesta en marcha de la Ley General en materia de Desaparición Forzada de Personas, el sistema nacional de búsqueda de personas y los cuerpos no reclamados.Asimismo, el organismo expresó en un comunicado su reconocimiento y respeto por la lucha que las familias de las personas desaparecidas llevan a cabo en México.MÁS DE ESTE TEMA:La ONU pidió a México seguir buscando a las víctimas de desaparición forzada pese a pandemia de coronavirusJalisco, el hoyo negro de México: es el estado con más desaparecidosEn la búsqueda de desaparecidos, México encontró 3.000 fosas clandestinas

Fuente

Categories
General

Cómo se convirtió México en un cementerio gigante: así es el horror de las fosas clandestinas

Fosas clandestinas en México (Infografía: Jovani Pérez Silva)Desde hace 14 años, cuando comenzó la llamada “guerra contra el narcotráfico” en el sexenio de Felipe Calderón, México se convirtió en un cementerio. Y desde ese momento a la fecha, han sido constantes las noticias de hallazgos de fosas clandestinas.Los descubrimientos del horror han ocurrido lo mismo en Veracruz, Jalisco, Tamaulipas, Michoacán, Sinaloa y Guanajuato, que en estados como San Luis Potosí, en donde este fin de semana fue encontrada una fosa clandestina con los restos óseos de 16 personas, en la comunidad que irónicamente, lleva por nombre Matanzas, en el municipio de Moctezuma.El pasado 20 de febrero fueron encontrada una fosa clandestina y varios vehículos abandonados (la mayoría con reporte de robo) en una zona conocida como “Hoyo de San Isidro” en el municipio de Moroleón, en el convulso estado de Guanajuato.Cuando los policías llegaron al lugar en busca de evidencias, encontraron los restos de una gran fogata y montículos con tierra removida, además de que encontraron restos humanos calcinados. Luego de varios días de búsqueda, fueron hallados los cuerpos de al menos diez personas que habían sido inhumadas clandestinamente en el lugar.Fosas clandestinas (Foto: Cuartoscuro) (JUAN CARLOS CRUZ/)Según el periodista Héctor de Mauleón, los vecinos reportaron que el Hoyo de San Isidro es una zona de “halconeo” y de constante movimiento de vehículos sospechosos. No hay confirmación oficial del número de restos encontrados.De Mauleón también señaló que con sólo unas horas de diferencia, se encontró otra fosa en el poblado de Comanja, en el estado de Michoacán. Se trataba de un cementerio clandestino de unos 400 metros cuadrados. Las autoridades llegaron al sitio tras la detención de nueve sicarios y secuestradores.El hallazgo de la fosa con 24 cuerpos desmembrados que llevaban entre cuatro y seis meses sepultados, se logró gracias a que uno de los detenidos ofreció “colaborar” con los investigadores. La Fiscalía informó que cinco de los cuerpos eran de mujeres. La mayor parte de las víctimas tenían entre 20 y 40 años de edad y fueron degolladas.Días antes, el 3 de febrero se había reportado el descubrimiento de otra fosa en Uruapan, también en Michoacán y de la que se rescataron 11 cuerpos.Y la lista parece interminable.Fosas clandestinas (Foto: Cuartoscuro) (JUAN CARLOS CRUZ/)Pero sin duda, el hallazgo más terrible en la historia moderna de México ocurrió en 2016 en el estado de Veracruz. Integrantes del Colectivo Solecito, (familiares de desaparecidos que se dedican a buscar fosas clandestinas) recibieron un croquis dibujado a mano con las instrucciones para encontrar un cementerio clandestino, en el predio Colinas de Santa Fe. El mapa mostraba la ruta hacia una zona marcada con cruces y en la que aparecía la palabra “cuerpos”.Tras meses de trabajos, se confirmó el hallazgo de los restos de 298 personas. Casi todas habían sido vendadas, algunas fueron descuartizadas y todas estaban embolsadas.Fue catalogada como la fosa clandestina más grande de América. Sin embargo, no ha sido la única.En septiembre de 2019, a las afueras del poblado de La primavera, en el municipio de Zapopan, Jalisco, se conoció una historia de horror. Después del reporte de vecinos que se quejaban de un olor fétido emanado de un pozo y de varios días de trabajo en la zona, fueron encontradas 119 bolsas con los restos de al menos 37 personas. El cadáver más reciente tenía unos tres días de haber sido asesinado.(Foto: Fernando García Carranza/ Cuartoscuro) (Fernando Carranza Garcia./)Además de que en Jalisco han sido encontradas numerosas fosas clandestinas producto de cruentos enfrentamientos entre los cárteles del narcotráfico como el de Jalisco Nueva Generación (CJNG) encabezado por Nemesio Oseguera Cervantes y el de Sinaloa, comandado por Ismael “El Mayo” Zambada; también ha sido el escenario en donde miles de personas han desaparecido y de un caso particular que tuvo mucho impacto a nivel nacional e internacional.Se trató del llamado “tráiler de la muerte”. El periódico El Universal reveló la existencia de una caja refrigeradora de un tráiler que contenía 157 cuerpos, ante la falta de infraestructura en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJFC) para guardar restos de personas no identificadas.Debido a que en 2013 la Ley General de Víctimas prohibió la incineración de cuerpos relacionados con crímenes violentos, el IJFC (que siguió realizando esta práctica dos años más) se vio rebasado para poder almacenar los cuerpos. Y entonces rentaron el contenedor que peregrinó por al menos tres municipios de Jalisco con los cuerpos pertenecientes a víctimas no identificadas de la delincuencia organizada.La existencia del “tráiler de la muerte” se conoció gracias a las denuncias de los vecinos del municipio de Tlajomulco de Zúñiga, quienes reportaron la presencia de un olor fétido que emanaba del vehículo.El mapa del horrorFosas clandestinas en México (Infografía: Jovani Pérez Silva)De acuerdo con el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, hasta diciembre de 2019, los estados de Sinaloa, Colima, Veracruz, Sonora y Jalisco concentraron el 61% de las fosas clandestinas. Mientras que en los últimos 13 meses se han exhumado 1,124 cuerpos de personas de 873 fosas clandestinas identificadas en todo el país.Los estados con más cuerpos exhumados fueron Sinaloa, Jalisco, Colima y Chihuahua, donde se hallaron a 825 personas. Del total de cuerpos encontrados, se han identificado a 395 personas, y se ha entregado a sus familiares los restos de 243.En tanto, Chihuahua, Jalisco, Tamaulipas y Nayarit fueron las entidades con mayor eficacia en identificación y entrega de restos.Encinas también reveló que en el país había 61,637 personas desaparecidas (42%), mientras que 85 mil 300 (58%) fueron encontradas.Las entidades en los que históricamente hay un mayor número de personas que continúan desaparecidas son Tamaulipas, Jalisco, Estado de México, Chihuahua, Nuevo León, Sinaloa, Coahuila, Puebla, Guerrero y Veracruz.Mientras que en el 2019, Jalisco, Tamaulipas, Chihuahua, Nuevo León y Puebla, fueron los estados en donde más personas se reportaron como desaparecidas.MÁS DE ESTE TEMA:Hallan 873 fosas clandestinas en MéxicoLa tragedia de las fosas clandestinas en Jalisco: hallaron una más con 18 cuerpos en TlajomulcoLa búsqueda más dolorosa: familiares de víctimas escarban en fosas clandestinasEl país de los desaparecidos: un colectivo que busca a sus familiares publicó una lista con credenciales halladas en fosas clandestinas de Veracruz

Fuente

Categories
General

Hallan fosas con seis cuerpos en zona de enfrentamientos en Colombia

Las fuerzas militares de Colombia encontraron dos fosas con seis cadáveres en el suroeste del país, presuntamente de guerrilleros que se marginaron del proceso de paz y están implicados en el narcotráfico, según un comunicado oficial difundido este martes.En las excavaciones “fueron hallados seis cuerpos, que al parecer corresponden a integrantes de los GAOr”, o Grupos Armados Organizados Residuales, señaló el alto mando militar.Con esas siglas, el gobierno identifica a los rebeldes que se apartaron del acuerdo de 2016 que condujo al desarme de la que fuera la guerrilla más poderosa de América, convertida hoy en el partido FARC.Según los militares, a finales de 2019 se registraron enfrentamientos entre grupos armados en la población de Olaya Herrera, en el departamento de Nariño, donde se hallaron las fosas.Ubicada sobre el Pacífico colombiano, la zona es considerada un corredor estratégico para la salida de cocaína hacia Estados Unidos, a través de Centroamérica. Nariño también concentra gran cantidad de narcocultivos.De acuerdo con el presidente, Iván Duque, en Colombia también hacen presencia carteles mexicanos como el de Sinaloa que se alían con grupos locales para traficar el alcaloide.Sumida en más de medio siglo de conflicto armado, Colombia es el mayor productor mundial de cocaína y Estados Unidos su principal consumidor.Según el último reporte de la ONU, en el país hay 169.000 hectáreas de hoja de coca sembradas, uno de los niveles más altos desde que se tiene registro.El gobierno señala al narcotráfico como responsable de la espiral de violencia que desde 2016 se ha cobrado la vida de al menos 303 líderes sociales o activistas de derechos humanos, y de 173 excombatientes de las FARC.En diciembre, la autoridad forense estimó que en Colombia hay unos 200.000 cuerpos sin identificar que enterrados en fosas legales y clandestinas.das/vel/dga

Fuente

Categories
General

Hallan fosas con seis cuerpos en zona de enfrentamientos en Colombia

Las fuerzas militares de Colombia encontraron dos fosas con seis cadáveres en el suroeste del país, presuntamente de guerrilleros que se marginaron del proceso de paz y están implicados en el narcotráfico, según un comunicado oficial difundido este martes.En las excavaciones “fueron hallados seis cuerpos, que al parecer corresponden a integrantes de los GAOr”, o Grupos Armados Organizados Residuales, señaló el alto mando militar.Con esas siglas, el gobierno identifica a los rebeldes que se apartaron del acuerdo de 2016 que condujo al desarme de la que fuera la guerrilla más poderosa de América, convertida hoy en el partido FARC.Según los militares, a finales de 2019 se registraron enfrentamientos entre grupos armados en la población de Olaya Herrera, en el departamento de Nariño, donde se hallaron las fosas.Ubicada sobre el Pacífico colombiano, la zona es considerada un corredor estratégico para la salida de cocaína hacia Estados Unidos, a través de Centroamérica. Nariño también concentra gran cantidad de narcocultivos.De acuerdo con el presidente, Iván Duque, en Colombia también hacen presencia carteles mexicanos como el de Sinaloa que se alían con grupos locales para traficar el alcaloide.Sumida en más de medio siglo de conflicto armado, Colombia es el mayor productor mundial de cocaína y Estados Unidos su principal consumidor.Según el último reporte de la ONU, en el país hay 169.000 hectáreas de hoja de coca sembradas, uno de los niveles más altos desde que se tiene registro.El gobierno señala al narcotráfico como responsable de la espiral de violencia que desde 2016 se ha cobrado la vida de al menos 303 líderes sociales o activistas de derechos humanos, y de 173 excombatientes de las FARC.En diciembre, la autoridad forense estimó que en Colombia hay unos 200.000 cuerpos sin identificar que enterrados en fosas legales y clandestinas.das/vel/dga

Fuente

Categories
General

En la búsqueda de desaparecidos, México encontró 3.000 fosas clandestinas

Al menos 10 cuerpos fueron localizados en julio en una fosa clandestina ubicada en una finca de la calle Reforma en la colonia Santa Cruz de las Huertas en Tonalá, Jalisco. (Foto: FERNANDO CARRANZA GARCIA, INFOBAE, VÍA CUARTOSCURO)Por años, los periódicos mexicanos han contado las historias de madres que en la búsqueda de sus hijos desaparecidos encuentran fosas clandestinas.Ahora, por primera vez, el gobierno federal ha revelado el número de sitios clandestinos donde se han encontrado cuerpos de desaparecidos en
México debido a la narcoviolencia.Cerca de 5,000 cuerpos fueron descubiertos en más de 3,000 fosas clandestinas desde finales de 2006, dijo Karla Quintana, titular de la Comisión Nacional de Búsqueda. Esta cifra se encuentra
muy por encima de las estimaciones realizadas por académicos y periodistas. Quinto Elemento Lab, una organización mexicana de periodismo de investigación, publicó un reporte a finales de
noviembre en el que identificaba que existían 1,978 fosas.Quintana dijo que se encontraron 3,024 fosas clandestinas que contenían 4,874 cuerpos-y miles de fragmentos de huesos. Al menos 40,000 personas han desaparecido en México desde 2006. Los funcionarios creen que la mayoría fueron víctimas de grupos del crimen organizado, pero en
muchos casos las autoridades locales y estatales creen que estas personas habían sido cómplices de las agrupaciones.Personal de Policía Federal resguarda el 18 de julio el lugar del hallazgo de una fosa clandestina mientras elementos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) trabajan en el domicilio en busca de mas restos humanos. (Fotos: FERNANDO CARRANZA GARCIA, INFOBAE, VÍA CUARTOSCURO)Hasta hace poco la mayor parte de las búsquedas eran realizadas por los familiares de las víctimas, quienes se unían en grupos para ir a cavar en áreas desérticas y colinas boscosas. Ellos se han quejado por años de que el gobierno ignora sus peticiones de ayuda. Ahora, el gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien tomó el cargo en diciembre de 2018, está incrementando los esfuerzos para encontrar a los desaparecidos.Quintana dijo que “los datos de horror” que se están publicando no son solo una cuestión de números. “Esto es sobre miles de personas buscando miembros de su familia que se encuentran desaparecidos”, señaló en conferencia de prensa la semana pasada.El número de desaparecidos aumentó considerablemente durante la administración del ahora expresidente, Felipe Calderón Hinojosa, quien gobernó de 2006 a 2012, cuando lanzó una ofensiva respaldada por Estados Unidos contra las cada vez más poderosas bandas de narcotráfico. El
ejercito fue desplegado para enfrentarse a los grupos criminales, y los asesinatos se dispararon.(Foto: FERNANDO CARRANZA GARCIA, INFOBAE VÍA CUARTOSCURO)La violencia disminuyó eventualmente, pero en el 2017 comenzó a aumentar otra vez y ahora ha alcanzado niveles históricos. Una de las razones es la división de cárteles que alguna vez fueron poderosas facciones de guerra, dicen los analistas. Otra es la interrupción de acuerdos políticos corruptos que protegían a los traficantes, como en el antiguo gobierno de un solo partido que fue remplazado por la competencia electoral.Quintana compartió a The Washington Post que su oficina reunió los datos sobre el número de fosas clandestinas utilizando datos recolectados por las oficinas estatales anteriores. “Es la primera ves que hemos dicho ‘esta es la magnitud del problema'”. Las fosas varían en tamaño: algunas contenían pocos cuerpos; otras tenían docenas. Quinientas veintidós fueron descubiertas solamente en los nueve meses anteriores.(Fotos: FERNANDO CARRANZA GARCIA, INFOBAE VÍA CUARTOSCURO)Las fosas clandestinas no son los únicos lugares en donde han terminado los cuerpos de desaparecidos. Oficinas estatales de medicina forense se han ido inundado de cadáveres conforme aumentó de violencia en los últimos años. Las autoridades sospechan que miles de cuerpos son enterrados en fosas comunes sin ser identificados.Este viernes, autoridades mexicanas anunciaron que planean invitar a una comisión de la Organización de las Naciones Unidas que investiga desapariciones para que visiten el país, luego de años de evitar que vinieran. “Esto es una solicitud que la ONU ha hecho desde 2013, pero el gobierno anterior se negaba a darles permiso”, dijo Alejandro Encinas, el  subsecretario de la Secretaría de Gobernación.El Comité contra la Desaparición Forzada se enfoca en la participación de las fuerzas gubernamentales en los secuestros-un tema sensible en México, país que durante mucho tiempo se ha negado a investigar los abusos cometidos por militares.

Fuente

Categories
General

En la búsqueda de desaparecidos, México encontró 3.000 fosas clandestinas

Al menos 10 cuerpos fueron localizados en julio en una fosa clandestina ubicada en una finca de la calle Reforma en la colonia Santa Cruz de las Huertas en Tonalá, Jalisco. (Foto: FERNANDO CARRANZA GARCIA, INFOBAE, VÍA CUARTOSCURO)Por años, los periódicos mexicanos han contado las historias de madres que en la búsqueda de sus hijos desaparecidos encuentran fosas clandestinas.Ahora, por primera vez, el gobierno federal ha revelado el número de sitios clandestinos donde se han encontrado cuerpos de desaparecidos en
México debido a la narcoviolencia.Cerca de 5,000 cuerpos fueron descubiertos en más de 3,000 fosas clandestinas desde finales de 2006, dijo Karla Quintana, titular de la Comisión Nacional de Búsqueda. Esta cifra se encuentra
muy por encima de las estimaciones realizadas por académicos y periodistas. Quinto Elemento Lab, una organización mexicana de periodismo de investigación, publicó un reporte a finales de
noviembre en el que identificaba que existían 1,978 fosas.Quintana dijo que se encontraron 3,024 fosas clandestinas que contenían 4,874 cuerpos-y miles de fragmentos de huesos. Al menos 40,000 personas han desaparecido en México desde 2006. Los funcionarios creen que la mayoría fueron víctimas de grupos del crimen organizado, pero en
muchos casos las autoridades locales y estatales creen que estas personas habían sido cómplices de las agrupaciones.Personal de Policía Federal resguarda el 18 de julio el lugar del hallazgo de una fosa clandestina mientras elementos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) trabajan en el domicilio en busca de mas restos humanos. (Fotos: FERNANDO CARRANZA GARCIA, INFOBAE, VÍA CUARTOSCURO)Hasta hace poco la mayor parte de las búsquedas eran realizadas por los familiares de las víctimas, quienes se unían en grupos para ir a cavar en áreas desérticas y colinas boscosas. Ellos se han quejado por años de que el gobierno ignora sus peticiones de ayuda. Ahora, el gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien tomó el cargo en diciembre de 2018, está incrementando los esfuerzos para encontrar a los desaparecidos.Quintana dijo que “los datos de horror” que se están publicando no son solo una cuestión de números. “Esto es sobre miles de personas buscando miembros de su familia que se encuentran desaparecidos”, señaló en conferencia de prensa la semana pasada.El número de desaparecidos aumentó considerablemente durante la administración del ahora expresidente, Felipe Calderón Hinojosa, quien gobernó de 2006 a 2012, cuando lanzó una ofensiva respaldada por Estados Unidos contra las cada vez más poderosas bandas de narcotráfico. El
ejercito fue desplegado para enfrentarse a los grupos criminales, y los asesinatos se dispararon.(Foto: FERNANDO CARRANZA GARCIA, INFOBAE VÍA CUARTOSCURO)La violencia disminuyó eventualmente, pero en el 2017 comenzó a aumentar otra vez y ahora ha alcanzado niveles históricos. Una de las razones es la división de cárteles que alguna vez fueron poderosas facciones de guerra, dicen los analistas. Otra es la interrupción de acuerdos políticos corruptos que protegían a los traficantes, como en el antiguo gobierno de un solo partido que fue remplazado por la competencia electoral.Quintana compartió a The Washington Post que su oficina reunió los datos sobre el número de fosas clandestinas utilizando datos recolectados por las oficinas estatales anteriores. “Es la primera ves que hemos dicho ‘esta es la magnitud del problema'”. Las fosas varían en tamaño: algunas contenían pocos cuerpos; otras tenían docenas. Quinientas veintidós fueron descubiertas solamente en los nueve meses anteriores.(Fotos: FERNANDO CARRANZA GARCIA, INFOBAE VÍA CUARTOSCURO)Las fosas clandestinas no son los únicos lugares en donde han terminado los cuerpos de desaparecidos. Oficinas estatales de medicina forense se han ido inundado de cadáveres conforme aumentó de violencia en los últimos años. Las autoridades sospechan que miles de cuerpos son enterrados en fosas comunes sin ser identificados.Este viernes, autoridades mexicanas anunciaron que planean invitar a una comisión de la Organización de las Naciones Unidas que investiga desapariciones para que visiten el país, luego de años de evitar que vinieran. “Esto es una solicitud que la ONU ha hecho desde 2013, pero el gobierno anterior se negaba a darles permiso”, dijo Alejandro Encinas, el  subsecretario de la Secretaría de Gobernación.El Comité contra la Desaparición Forzada se enfoca en la participación de las fuerzas gubernamentales en los secuestros-un tema sensible en México, país que durante mucho tiempo se ha negado a investigar los abusos cometidos por militares.

Fuente

Categories
General

Duque apoya al futbolista Quintero para esclarecer desaparición de su padre en Colombia

El presidente Iván Duque dijo este martes que el estelar volante del River Plate argentino, el colombiano Juan Fernando Quintero, “tendrá todo el apoyo” de su gobierno para “esclarecer” la desaparición de su padre hace 24 años.El mandatario aseguró que desconocía el caso de Jaime Quintero, cuyo paradero es un misterio desde 1995, cuando prestaba servicio militar obligatorio en el municipio de Carepa (noreste), donde el general Enrique Zapateiro, que acaba de ser nombrado jefe del Ejército, fungía como capitán.Tras la presión de la familia Quintero, que revivió con el ascenso del militar, Duque se comunicó telefónicamente con el seleccionado colombiano y, según dijo a Blu Radio, le dio su respaldo.”Todo lo que podamos hacer para que esa familia, que ha tenido ese dolor, pueda esclarecer esos hechos, lo vamos a hacer. De parte del general Zapateiro, del Ejército y de la institucionalidad del gobierno, vamos a ayudar en ese propósito”, aseguró.Aunque el nuevo jefe del Ejército fue absuelto judicialmente de la presunta desaparición forzosa del padre del futbolista de 26 años, sus familiares insisten en que el oficial dé explicaciones sobre el paradero de Jaime Quintero.Para tal fin, el mediocampista pidió una reunión personal con Zapateiro que, según Duque, será concedida.”Tengo el derecho como hijo a saber qué pasó con mi padre (…) por que (sic) he sufrido y he visto mi familia sufrir problemas sociológicos y mentales”, escribió el lunes “Juanfer” en Twitter.De acuerdo a la versión de la familia, Zapateiro le ordenó a Quintero trasladarse de Carepa a Medellín tras un supuesto altercado por actos de indisciplina, pero nunca llegó a su destino.Cuando su padre desapareció, el futbolista tenía 2 años.El mando militar recordó en un reciente comunicado que Zapateiro fue liberado de cualquier sospecha por un tribunal del departamento de Antioquia en marzo de 2001.En Colombia los casos de desaparecidos se cuentan por miles en medio de los más de 50 años de conflicto armado. El Centro Nacional de Memoria Histórica, un organismo oficial, registra casi 83.000, un número que casi triplica el de las dictaduras de Argentina, Brasil y Chile en el siglo XX.El lunes Zapateiro tomó las riendas del Ejército en reemplazo de Nicacio Martínez, cuestionado por la oposición y organizaciones internacionales por la ejecución extrajudicial de civiles a manos de tropas bajo su mando.lv/vel/ll

Fuente

Categories
General

El futbolista Juan Quintero exige conocer paradero de su padre desaparecido en Colombia

El volante creativo Juan Fernando Quintero, figura del River Plate argentino y de la selección de Colombia, exigió este lunes que se esclarezca el caso de su padre, desaparecido hace 24 años cuando cumplía su servicio militar obligatorio al mando del nuevo jefe del Ejército.”No me interesa y no quiero aprovecharme de la noticia del nuevo general del ejército (Enrique) Zapateiro, (…) pero espero y aspiro a tener un diálogo muy pronto y saber qué pasó”, escribió “Juanfer” en su cuenta de Twitter.Aunque el ahora general Zapateiro fue absuelto judicialmente de la presunta desaparición forzosa del padre del futbolista de 26 años, sus familiares insisten en que el oficial dé explicaciones sobre el paradero de Jaime Quintero.El entonces soldado desapareció en 1995 mientras prestaba servicio militar en una base de la Cuarta Brigada del Ejército en el municipio de Carepa (noreste), donde Zapateiro fungía como capitán.”Estamos exigiéndole al ejercito nacional de Colombia que nos digan qué hicieron con Jaime”, le dijo a Caracol Televisión Silvia Quintero, tía del jugador de la selección colombiana.El talentoso mediocampista, quien militó en el fútbol portugués con el club Porto, tomó distancia de los señalamientos de sus familiares, pero pidió saber la verdad.”Tengo el derecho como hijo a saber qué pasó con mi padre (…) por que (sic) he sufrido y he visto mi familia sufrir problemas sociológicos y mentales”, agregó.De acuerdo a la versión de la familia, Zapateiro le ordenó a Quintero trasladarse de Carepa a Medellín tras un supuesto altercado que habría tenido con el militar por actos de indisciplina.”Para su regreso a Medellín, (Jaime) Quintero Cano fue enviado en un bus intermunicipal. (…) Sin embargo, el futbolista nunca llegó a su destino y desde entonces su familia reclama conocer su paradero” relató el periódico El Colombiano luego de entrevistar a los familiares.Cuando su padre desapareció, el futbolista tenía 2 años de edad.El mando militar remarcó en un reciente comunicado que Zapateiro fue absuelto de cualquier sospecha por un tribunal del departamento de Antioquia en marzo de 2001.Sobre la desaparición “no existe prueba de responsabilidad contra el capitán comandante (…) Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda, hoy mayor general designado como comandante del Ejército, así como en contra de ningún integrante del Ejército Nacional”, concluyó el ejército en el escrito difundido en su página web.En Colombia los casos de desaparecidos se cuentan por miles en medio de los más de 50 años de conflicto armado.El Centro Nacional de Memoria Histórica (organismo oficial) registra casi 83.000, un número que casi triplica el de las dictaduras de Argentina, Brasil y Chile en el siglo XX.Este lunes Zapateiro tomó las riendas del Ejército en una ceremonia de posesión con las tropas militares en Bogotá, en reemplazo de Nicacio Martínez, cuestionado por la oposición y organizaciones internacionales por la ejecución extrajudicial de civiles a manos de tropas bajo su mando.El nuevo comandante militar lideró en 2008 la operación en que fue abatido el jefe rebelde Raúl Reyes, entonces número dos de la ya disuelta guerrilla de las FARC, en territorio ecuatoriano. El ingreso de las tropas colombianas a suelo del país fronterizo desató una severa crisis diplomática entre Bogotá y Quito.das/vel/lv/ll

Fuente

Categories
General

Fueron “ocho años larguísimos” para extraditar a Sandoval, dice sobreviviente de la ESMA

Carlos Loza está sin dormir desde que supo que al fin este lunes el expolicía Mario Sandoval regresaba a Buenos Aires extraditado desde Francia para ser juzgado por el secuestro y desparición de su compañero de celda en la ESMA, la cárcel clandestina emblemática de la dictadura argentina.”Fueron ocho años larguísimos desde que comenzó el proceso en 2012 para la extradición” de Sandoval, de 66 años y sindicado por sobrevivientes como un temible torturador que recibió el apodo de “churrasco” por la aplicación de descargas eléctricas desde una cama metálica.Loza compartió meses de cautiverio con Hernán Abriata, un joven de 24 años estudiante de Arquitectura al que Sandoval detuvo en un supuesto “procedimiento de rutina” el 30 de diciembre de 1976 y que aún permanece desaparecido.Por su caso la justicia francesa accedió a extraditar a Sandoval, radicado en Francia en 1985, poco después de terminar la dictadura (1976-1984) y nacionalizado francés en 1997.”Estábamos en ‘Capuchita’ y llegó Hernán, después de un largo silencio nos dijo que habláramos tranquilos, que era un prisionero como nosotros y nos sacamos las capuchas”, recordó Carlos en diálogo con la AFP.Por entonces Carlos tenía 23 años. En la diminuta celda eran cinco prisioneros, la mayoría en sus veinte años. Al lugar le decían “Capuchita” y estaba ubicado en un altillo del ex casino de oficiales de la entonces Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).”Entraban y nos golpeaban, nos pateaban. A un compañero lo asesinaron adelante nuestro a patadas”, recuerda con la voz cortada.- Aniversario “atroz” -Carlos fue detenido por la dictadura en un local del Partido Comunista del barrio porteño de Barracas junto a otros tres amigos.”Hoy es el aniversario funesto, atroz, de nuestra desaparición el 16 de diciembre de 1976. Estuve secuestrado hasta el 6 de enero de 1977, no sabemos si Sandoval participó del operativo”, puntualiza.”Todos fuimos liberados en enero, uno se suicidó en 2012 porque no pudo superar lo que vivimos, otro murió enfermo, quedamos dos para cumplir el compromiso que asumimos en cautiverio de testimoniar para que haya justicia”, explica.Como se acostumbraba entre prisioneros y cuando la guardia lo permitía “nos pasábamos datos de la familia y nos prometíamos darles novedades si salíamos con vida”.”Al salir, nos tomó un mes tomar coraje para ir a la casa de Hernán. Teníamos pánico, tomamos muchas medidas de seguridad. Creíamos que él también había sido liberado, pero ahí su hermana nos dijo que nunca había regresado”, recuerda.Hernán estaba casado hacía poco tiempo con Mónica Dittmar, testigo en el juicio contra Sandoval ya que estaba presente cuando el expolicía se identificó para llevarse a su esposo.”Se identificaba como suboficial inspector Mario Sandoval con una impunidad de la más absoluta”, dice sobre el expolicía que según se pudo reconstruir, se cree que estuvo en la ESMA desde octubre de 1976 hasta 1980.- “Mónica te amo” -Hernán llevaba casado apenas meses cuando fue detenido.”Hace pocos años se encontró en las paredes de ‘Capuchita’ la inscripción ‘Mónica te amo, H.A’. Él en medio de ese horror había logrado escribir un texto de amor”, apuntó Carlos.”Acompañé a Mónica a ver la inscripción hace un tiempo, fue algo muy movilizante”, dijo sobre la visita al lugar convertido en museo por donde se estima pasaron unos 5.000 prisioneros durante la dictadura.La madre de Hernán, Beatriz Rosa Cantarini, tiene 92 años. “Está aliviada, contenta diría, ella esperaba tener esta reparación para poder morir tranquila”, dice.Durante la dictadura presentó cinco habeas corpus por su hijo, y desde 2012 no cesó en presentar cartas y peticiones al gobierno francés.”Yo en mi caso siento el mismo malestar que siento todos los 16 de diciembre. El destino quiso que la extradición fuera el mismo día de mi secuestro, el más triste, el más lamentable de toda mi vida”, afirma.sa/ltl

Fuente