Categories
política

Quién es Tomás Quintín Palma, el streamer progre que entrevista a Alberto Fernández

Tomás Quintín Palma -el streamer y humorista de corte progre que entrevista a Alberto Fernández en la noche de este domingo- recibió ese singular segundo nombre por una “dinastía” familiar. En Buenos Aires, dice, todos lo conocen como Quintín y en Rosario, su ciudad -la ciudad que nunca deja de nombrar-, lo conocen como Tomás. Lo presentan así: “Tomás Quintín es un rosarino suelto en Capital Federal”.
Este Quintín -que no parece para nada antikirchnerista como el afamado crítico de cine Eduardo Antín, más famoso por ese apodo-, tiene como virtud para acceder al poder -y a la entrevista presidencial- otro factor: sus redes sociales, donde tiene más de 35 mil seguidores en Instagram, y desde donde saltó a los medios con un humor irónico, de corte audiovisual, progresista y gubernamentalmente friendly.  Ese perfil que lo llevó a entrevistar -de alguna manera- al Presidente desde la misma Quinta de Olivos.​El abuelo del humorista entrevistador le pasó ese nombre a su papá y su papá a él: “Es como una dinastía ridícula de nombres. Heredamos un nombre ridículo. Hubiera preferido heredar propiedades”, bromeó Quintín en un reportaje.​
Mañana 23 hs por @canal9oficial @alferdez nos presenta a “Blue” el segundo hijo de “Dylan” DE MIL HUMORES. Te esperamos pic.twitter.com/paAtfQPpM7— Claudio Villarruel (@Villarruel_clau) May 29, 2021

El reportaje presidencial, en rigor, se hizo en el marco del lanzamiento del programa De Mil Humores, por Canal 9, que conduce Claudio Villarruel, ex gerente de programación de Telefe, ex hombre fuerte de Gerardo Ferreyra y Electroingeniería en los medios y cercano al Gobierno: tanto que su habitual socia, Bernarda Llorente, es actualmente funcionaria.El programa de Villarruel se presenta de este modo: “Es un show humorístico que propone terminar el fin de semana con una sonrisa a partir de todo lo que nos pasa a los argentinos en la política, la televisión, el espectáculo, las redes sociales y el deporte”.​El ciclo -informa el canal en su página oficial- cuenta con la participación de un equipo de humoristas: el militante K Sebastian Fernández (conocido en @Rinconet), junto a Pablo Picotto, Jimena Vallejos, Vale Valente y Tomas Quintin Palma, el elegido para entrevistar a Fernández.​De hecho, el mandatorio viene con una ‘gira streamer’ de entrevistas: fue reporteado hace días, durante más de una hora, por Pedro Rosemblat, un conocido youtuber que milita en el Frente de Todos y que se hizo conocido con su personaje de “el cadete” en el programa que conducía Roberto Navarro en el canal C5N.​
Mañana domingo a las 23 hs por @canal9oficial no te pierdas la nota que le hizo nuestro periodista instagramer Quintin a @alferdezprensa Hablaron de todo. Y hasta hubo una sorpresa. Te esperamos en “De Mil Humores” pic.twitter.com/hElouIoMZe— Claudio Villarruel (@Villarruel_clau) May 29, 2021

“Estoy al lado de un presidente. Te quiero decir, Alberto, que con esto quizás en Rosario coma un año antes”, se escuchar decir en el video a Tomás Quintín Palma y hace reír al Presidente.​Fue en uno de los fragmentos que se difundieron este fin de semana, antes de la emisión de la entrevista. Otro de ellos fue la presentación de “Blue”, el cachorro del perro presidencial Dylan.​Quintín hizo segmentos para el programa “Bendita TV”, y radio en el dial “FutuRock” junto a Julia Mengolini, periodista que en sus inicios fue vocera de Juan Cabandié y saltó a la tropa de panelistas de Diego Gvirtz. Viene de una familia con tradición en el clown y durante la pandemia tuvo un ciclo con entrevistas a Hernán Casciari, Migue Granados, Andrea Rincón, Soy Rada, Pedro Saborido y Sebastián Wainraich, entre otros.​En 2018 fue noticia en medios rosarinos luego de que fuera desvinculado de FM Blue: “El caso viral del humorista que se quedó sin trabajo en la radio, publicó el CBU y no para de recibir transferencias”, tituló Vía País.​En Instagram se maneja con un humor irónico que incorpora temas y personajes de la realidad. Por ejemplo, en uno de sos clips arma la receta para crear un panelista de TV; o sube una mirada irónica sobre el tik tok de la conductora Cristina Pérez; o la queja de su personaje “flash” al recibir la factura de luz.​El CadeteLa entrevista que le hizo Pedro “el cadete” Pedro Rosemblat a Alberto Fernández ya tuvo casi 250 mil visitas en YouTube.El youtuber K tiene 99 mil seguidores en esa plataforma y define ese espacio como una “unidad básica virtual”. ​Empezó a ser conocido en las redes sociales, específicamente en Twitter, con un personaje anónimo llamado “Pibe Trosko” que ironizaba contra la izquierda parado desde una posición peronista. ​Pedro Rosemblat realiza en YouTube Esta Semana en Springfield, un resumen humorístico de las noticias semanales. 

DS

Mirá también

Alberto Fernández presentó a Blue, el nuevo cachorro de su perro Dylan

Alberto Fernández habló de su relación con Cristina Kirchner: “No soy tan sumiso y ella tampoco pega cuatro gritos”

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Últimas NoticiasAlberto Fernández

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
política

La oposición rechaza darle superpoderes a Alberto Fernández para manejar la pandemia

Antes de llegar al Congreso, el proyecto del Gobierno para fijar criterios epidemiológicos y establecer medidas sanitarias por ley genera rechazos en el principal espacio opositor. Referentes de Juntos por el Cambio esperarán a analizar el texto para confirmar una posición, aunque adelantaron que no avalarán nuevas delegaciones de facultades al Poder Ejecutivo. El oficialismo se encamina de ese modo a intentar reunir los votos con los aliados y el resto de los bloques legislativos.
Sobre el cierre del fin de semana, las espadas parlamentarias del Frente de Todos y la oposición no tenían detalles del texto para blindar las restricciones dispuestas por decreto. Santiago Cafiero -jefe de Gabinete- aseguró que ingresaría este lunes y que quedará abierto al debate para que los bloques “aporten” lo que consideren necesario.Aún no estaba definido, pero lo más probable será que el tratamiento arranque por el Senado, la Cámara más favorable al oficialismo en su objetivo de avanzar con celeridad. Como en otros casos, la mayor dificultad para el Gobierno estará en Diputados, por los números más ajustados.

El presidente Alberto Fernández junto a su par de Portugal Marcelo Rebelo de Sousa. Foto Presidencia.

“Hasta acá lo que hicieron fueron comunicados y marchas de contagio”, apuntó Cafiero a Juntos por el Cambio. El funcionario contó que la iniciativa fijará parámetros para dividir los partidos, departamentos o aglomerados en cuatro grupos (bajo, medio, alto riesgo y alarma epidemiológica) para determinar las medidas y los cierres de actividades. Como en el último DNU, sería de acuerdo a la cantidad de casos sobre 100 mil habitantes, el aumento en los últimos 14 días y la ocupación de camas de terapia intensiva.“Tenemos que analizar el proyecto, no lo conocemos. La discrecionalidad con que el Gobierno se ha manejado no da ninguna garantía para darle facultades, y menos excepcionales, algo prohibido por la Constitución”, dijo Mario Negri -jefe del interbloque de Diputados de Juntos por el Cambio- a Clarín.“No vamos a dar superpoderes. Con todas las facultades y los DNU no resolvieron con criterio los problemas de la pandemia ni de la economía. Los profundizaron. Lo que tienen que hacer es cambiar, no pedirnos más facultades”, reforzó la postura el radical.El acuerdo para postergar las PASO y las generales abrió un canal de negociación entre el Gobierno y Juntos por el Cambio, un paréntesis en el escenario de confrontación creciente en las últimas semanas. Aun así la iniciativa de Alberto Fernández asoma discutida en la previa. De entrada la coalición opositora argumentó que basará a los argumentos en el artículo 29 de la Constitución, que impide al Congreso otorgar al Poder Ejecutivo facultades extraordinarias.Si a su vez el proyecto dispone la suspensión de las clases presenciales en los casos de alarma epidemiológica, al Frente de Todos le hará todavía más cuesta arriba con ese sector de la oposición, luego de la disputa con Horacio Rodríguez Larreta por la modalidad de la escolaridad y el fallo de la Corte Suprema en respaldo de la autonomía de la Ciudad para decidirlo.“Habrá que ver el proyecto y los fundamentos. Como principio general, estoy en contra. No se le puede otorgar superpoderes a un Gobierno cuando todos los poderes están funcionando”, dijo a este diario Alvaro González, diputado del PRO por la Capital y dirigente del sector del jefe de Gobierno porteño.

Diputado Álvaro González (PRO). Foto Lucía Merle.

“En lugar de opinar sobre la oposición lo que debiera hacer Cafiero es venir al Congreso. Hace 270 días que no viene y debe hacerlo cada 60 días. Bastantes explicaciones tiene que dar, muchas vinculadas a la pandemia como la vacunación”, replicó González al jefe de Gabinete. Juan López y Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica, habían considerado la iniciativa como un objetivo del Gobierno de “compartir los errores y el costo” de las decisiones.Con esos reparos a priori de Juntos por el Cambio, el oficialismo tendrá que reunir el apoyo de los aliados y otros bloques para garantizar la aprobación en Diputados. “No sabemos de qué están hablando. Facultades extraordinarias no es necesario. En la medida que haya posibilidades de acordar parámetros y que los datos puedan estar perfeccionados, es decir que no sean una información antojadiza, lo vamos a discutir”, aseguró Graciela Camaño -Consenso Federal- a Clarín. “Colaborar, sí. Delegar facultades del Congreso, no. Si hubiese un pacto federal previo con las provincias, la propuesta tendría seriedad”, advirtió el lavagnista Alejandro Topo Rodríguez.

Mirá también

Mirá también

Coronavirus: el Gobierno apura el proyecto de ley para blindar los decretos que ordenan restricciones

Mirá también

Mirá también

Las operaciones de Máximo Kirchner y una lluvia de pedidos para que Alberto Fernández reaccione

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Alberto FernándezHoracio Rodríguez LarretaMario NegriÁlvaro González

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Alberto Fernández suma el respaldo de los intendentes del conurbano en el inicio de la prohibición para circular

El presidente Alberto Fernández recibió este viernes un fuerte espaldarazo de los intendentes del conurbano, que a través de sus respectivas cuentas en Twitter publicaron fotos para retractar el acatamiento que se dio en sus distritos de las restricciones dispuestas por el gobierno nacional, en un intento por frenar la suba contagios por coronavirus en esta segunda ola de la pandemia.
Desde Quilmes, la intendenta Mayra Mendoza agradeció a los vecinos por “respetar las medidas de cuidado” dispuestas por el presidente Fernández y el gobernador bonaerense Axel Kicillof . “Es momento de que sigamos siendo responsables y solidarios”, completó la dirigente enrolada en La Cámpora.El legendario Juan José Mussi destacó el “excelente acatamiento” de los vecinos de Berazategui. “Unidos y cuidándonos vamos a salir adelante”, agregó el jefe comunal que también ensalzó la figura de Fernández y Kicillof, como promotores de las medidas.El joven intendente de San Vicente, Nicolás Mantegazza, también elogió la actitud de los ciudadanos que “entendieron el contexto de emergencia y supieron respetar las nuevas restricciones”. “Estas medidas buscan frenar el aumento de casos para que el sistema de salud funcione bien”, resaltó.

La soledad en Ituzaingó por las restricciones para circular. Foto Twitter

Alberto Descalzo, evitó los mensajes y subió fotos de la Plaza 20 de Febrero, de la ciudad de Ituzaingó, mientras que Leonardo Nardini también valoró “el alto acatamiento a las medidas” en Malvinas Argentinas.Desde Tigre, el intendente Julio Zamora agradeció a los vecinos por “el esfuerzo conjunto que realizan para acatar las medidas de aislamiento solicitadas por el Presidente”.Gustavo Menéndez, jefe comunal de Merlo saludó también a los comerciantes y emprendedores por “el alto acatamiento” de las medidas. Mientras que desde Florencio Varela, Andrés Watson, apuntó que “una vez más los y las varelenses demostraron su absoluto compromiso con la salud de todos y todas”. “Con las nuevas disposiciones, buscaremos bajar el número de contagios y darle batalla a este desolador virus”, completó.Federico Achaval, intendente de Pilar, agradeció la solidaridad y compromiso de la gente para “seguir cuidándonos entre todos en esta lucha contra el COVID-19”. “Son momentos difíciles, pero el esfuerzo que están haciendo salva vidas, y no hay nada más importante que eso”, remarcó.Leonardo Boto, intendente de Luján, valoró “la responsabilidad, el compromiso y la solidaridad de las y los vecinos” de su distrito “en este momento crucial de nuestra historia”.El intendente de San Fernando, Juan Andreotti, destacó que “la vacunación avanza muy bien”, pero aclaró que se necesita “reforzar la prevención más para poder superar esta segunda ola” de la pandemia.

La postal del centro de Tigre al comenzar a regir las nuevas medidas del Gobierno. Foto Twitter

Juan Zabaleta, desde Hurlingham, resaltó el compromiso de la gente. “Estamos en un momento complicado pero, lo vamos a superar sumando fuerzas”, dijo. Mauro García, intendente de General Rodríguez, instó a “colaborar día a dia para que pronto podamos salir adelante”, mientras que Alejo Chornobroff, jefe comunal de Avellaneda, resaltó que “es imperioso bajar la circulación y frenar el crecimiento de casos”.Una de las ausencias que se notó en el hilo de tuits que registró el comienzo del virtual toque de queda, que comenzó a las 20 de este viernes y llegará hasta las 6 del sábado, fue la de Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora.GRB

Mirá también

Video: insultos y golpes entre policías y pasajeros en la estación de Florencio Varela

Puente Pueyrredón: bajaron a una familia de un colectivo y Frederic ordenó que les permitieran continuar con el viaje

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

CoronavirusAlberto FernándezAxel KicillofÚltimas Noticias

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Alberto Fernández revive la ‘Casa Patria Grande Néstor Kirchner’ como escuela de militancia K y con presupuesto propio

El último día de marzo, en la previa del fin de semana extralarge de Pascuas, en el Boletín Oficial se publicó una información tan novedosa como vintage para nutrir la biblioteca kirchnerista. El miércoles 31, horas antes de que el Indec comunicara que el 42% de los argentinos son pobres, se difundió el decreto 226/21, que firmó Alberto Fernández y que garantizó la estructura necesaria a la Casa Patria Grande Néstor Carlos Kirchner para volver a funcionar, bajo la órbita de Presidencia de la Nación.
Se trata de la antigua y lujosa casona de Retiro, en Carlos Pellegrini 1289, que funcionó desde su creación en 2011, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, como base de operaciones de La Cámpora, que instaló allí una escuela de militantes K. Tras ser rebautizada en el gobierno de Mauricio Macri como Casa Creativa del Sur, recuperó su nombre original en la presidencia de Fernández, que acaba de conformar su estructura organizativa.Si bien ya está contemplada dentro de la estructura del presupuesto 2021 desde finales del año pasado, el decreto termina de darle forma a un área que se encuentra a cargo de Matías Capeluto, un joven de 34 años que fue designado como director ejecutivo el 25 de junio de 2020. Politólogo de la Universidad de Buenos Aires, pasó los últimos años estudiando cuestiones latinoamericanas y militando en Red Por Buenos Aires, un interbloque fundado en 2018 por Felipe Solá, Facundo Moyano, Victoria Donda y el Movimiento Evita.

El nuevo mural del edificio Casa Patria Grande.
Foto: Emmanuel Fernández.

“Es una emoción inmensa y redoblaré los esfuerzos para que construyamos todxs juntxs una Latinoamérica Unida y más igualitaria. INTEGRACIÓN o INTRASCENDENCIA”, tuiteó, en lenguaje inclusivo, Capeluto el día de su designación. Un sueldo neto para un puesto como el que él ostenta supera los $ 150.000.A fines del año pasado, fue cuestionado por haber realizado el cumpleaños de un año de su hijo, en plena pandemia, en las instalaciones del edificio de Retiro, en una ceremonia a la que asistieron familiares y amigos.
Feliz cumple @alferdez ! pic.twitter.com/6TfTt6VqVN— Matias Capeluto (@CapelutoMatias) April 2, 2021

El Presupuesto 2021 no distingue cuánto dinero se le transfiere a la Casa Patria Grande Néstor Kirchner para el cumplimiento de sus funciones. No obstante, en el reciente decreto, sobresale que “el gasto que demande el cumplimiento de la presente medida será cubierto con los créditos presupuestarios asignados a la secretaría general de la presidencia de la Nación”.Los fondos generales para toda la estructura de Presidencia de la Nación se ubican en $ 15.112 millones, aunque los destinados para el programa 16, “conducción del Poder Ejecutivo”, en el que se enmarca, se ubican en torno a los $ 3.025 millones. No se discriminó, por el momento, cuánto corresponde específicamente a “Casa Patria Grande Néstor Kirchner”.Entre las acciones destinadas a la Dirección de Promoción de la Integración Regional se destaca la planificación y gestión de “ciclos de formación intensiva para jóvenes líderes provenientes de diversos ámbitos, en las materias de competencia de organismo” y la “gestión de planes y programas” destinados “a la formación y capacitación, en especial de los sectores juveniles”.También se plantea que una de las funciones a coordinar será la de asistencia “en la articulación con los organismos internacionales regionales en el desarrollo de políticas, eventos y actividades en materia de la competencia del Organismo”.Tal como indica el documento, de acuerdo con los objetivos asignados y “sus requerimientos de gestión”, se dotó al organismo una estructura de “primer y segundo nivel operativo”, que permite “incorporar diversos cargos pertenecientes al citado organismo”.En octubre de 2020, se alojaron en la mansión los archivos digitales y parte de los documentos físicos correspondientes a lo que una vez fue la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), organismo del que Mauricio Macri desligó a la Argentina en marzo de 2019. Dicho patrimonio llegó desde Quito, junto a la estatua del ex presidente Néstor Kirchner, que ahora se encuentra en el Centro Cultural Néstor Kirchner.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Alberto FernándezNéstor Kirchner

Fuente

Categories
General

Alberto Fernández y Máximo Kirchner negocian bajo presión y la oposición es un volcán de internas

—Yo no estoy de acuerdo con que se suspendan las PASO. Lo que creo es que habría que analizar los indicadores objetivos de salud para retrasarlas —dijo Máximo Kirchner. Estaba serio, pero venía de ironizar con Jorge Macri en el Patio de las Palmeras. El fotógrafo le había pedido al intendente que se corriera hacia la derecha para que el plano quedara mejor. “¿Todavía más a la derecha?”, había preguntado Kirchner. Macri se rio, dio un paso a la derecha y, click, ya estaba consumada la foto. 
Ahora los dos estaban en el Salón de los Escudos de la Casa Rosada junto a, entre otros, Axel Kicillof, Sergio Massa, Eduardo “Wado” De Pedro y Gabriel Katopodis, que había llegado demorado y se había perdido la foto de la polémica por un embotellamiento de autos en la autopista. También participaban los tres representantes de Juntos por el Cambio: además del intendente de Vicente López, el jefe del bloque de diputados del PRO, Cristian Ritondo, y la intendenta de General Arenales, Erica Revilla.   La posición de Máximo en contra de la suspensión de las primarias derivó en otra cuestión electoral. ¿Qué pasará con la ley que impide la reelección indefinida de los intendentes en la provincia de Buenos Aires? “Ojo que a estos les encanta tirar lauchas para ver qué pensamos nosotros”, dijo Massa, en alusión a los interlocutores macristas.Máximo avisó entonces que él está en contra de la prohibición y aprovechó para bajar línea: “A los intendentes por lo menos los vota la gente. Los que se quedan para siempre sin que nadie los vote son los jueces”. Enseguida la discusión volvió a centrarse en la Ley 14.836, que en setiembre de 2016 -a instancias de una iniciativa de Massa que tuvo el guiño de María Eugenia Vidal- estableció que los alcaldes solo puedan ser reelegidos una vez. A muchos de ellos, peronistas y macristas, la norma se les viene encima en 2023. La mayoría, por supuesto, busca un artilugio legal para aferrarse al sillón. —Bueno, acá está uno de los dueños de aquella ley —dijo Ritondo, y dirigió la mirada hacia Massa.—Ah, porque ustedes no tuvieron nada que ver, ¿no? —respondió el tigrense.—”Yo me hago cargo de todo lo que hizo el vidalismo —dijo Ritondo.—Nosotros votamos en contra —afirmó Kirchner.—No, no, ustedes votaron divididos —dijo Massa.—No, nosotros votamos en contra —insistió Kirchner. El debate se encendió durante unos breves minutos, aunque no dejó de ser cordial. Máximo y Massa tienen diferencias pero hace tiempo que las ocultan bien. Hay un pacto entre ellos, cada vez más evidente. Algún día quizá se sepa hasta dónde llega. Mientras los dos se chicaneaban con la cuestión de las reelecciones, uno de los asistentes vio que Kicillof se hacía el distraído y le preguntó qué pensaba del tema. El gobernador dibujó una sonrisa y dejó a todos con las ganas de una respuesta.El mitin en Balcarce 50 se había empezado a tejer el sábado de la semana pasada, en los intervalos del debate parlamentario por la suba de los límites del Impuesto a las Ganancias, y se había terminado de cerrar por chat. La idea fue de De Pedro, que trabaja para demorar las PASO, por lo menos, un mes. La cumbre, en teoría, venía a sellar el desembolso de 5.000 millones de pesos en obras de infraestructura para los 135 municipios bonaerenses, luego de la sanción de un proyecto de Ritondo.Sin embargo, apenas trascendió la foto, el kirchnerismo difundió que se había llegado a un acuerdo para correr el calendario de las primarias. La noticia subió rápido a los portales. Los conductores de Juntos por el Cambio pusieron el grito en el cielo. No porque descarten esa posibilidad -que la Mesa Ejecutiva debatirá formalmente el martes-, sino porque nadie los había consultado. Buena parte de ellos ni siquiera sabía de la existencia de la reunión. Alfredo Cornejo, el presidente de la UCR, trasladó el malestar en nombre del partido y de los gobernadores. Fue raro porque más de uno de esos mandatarios venía coincidiendo con el deseo del kirchnerismo. La cuestión pasaba por otro lado: se sintieron ninguneados. Cornejo invocó, sobre todo, a Gerardo Morales, el gobernador de Jujuy. “¿Morales se está quejando? ¿Es una joda? Si él acompaña al Gobierno en todo”, dijo uno de los tres dirigentes que asistió a la Rosada. Patricia Bullrich comparaba al kirchnerismo con los mordiscos del futbolista Luis Suárez: “Se salen siempre de la regla”, decía en privado. Quienes hablaban con ella escuchaban su enojo: “No puede ser, les hicieron la cama”. A tono con la jefa oficial del PRO, Mauricio Macri reiteraba lo de siempre: que es imposible cualquier tipo de diálogo con el kirchnerismo porque todo termina en una emboscada. En Exaltación de la Cruz Elisa Carrió lanzaba alguna palabrota al aire, aunque un rato después retomaría la senda zen en pos de la unidad. “A mí al barro de la internita no me van a llevar”, transmitía.Jorge Macri había hecho los deberes. Habló por separado con Carrió y con el ex presidente para explicar la situación. Ritondo conversó con Macri, Vidal y, más detenidamente, con Horacio Rodríguez Larreta. Antes de esa ronda de explicaciones, Jorge Macri había enviado un audio al chat de la mesa de conducción de Juntos para el Cambio para asegurar que ni él ni Ritondo habían dado su consentimiento para la postergación de las primarias. “Bueno, entonces saquen un tuit ahora porque están todos puteando”, les pidieron. Lo hicieron. No bastó para calmar las aguas.La discusión por la postergación de las PASO no es menor. Hay macristas que creen que, una vez que el oficialismo obtenga el visto bueno para demorarlas, podría plantear -más tarde- hacerlas el mismo día que las generales y lograr así una suerte de Ley de Lemas encubierta. La oposición está en un laberinto. El Gobierno acelera y tiende puentes de nuevo, no solo para charlar sobre el calendario electoral. El nuevo plan de Alberto Fernández es parecerse al del año pasado, al Presidente que exponía en las conferencias de prensa para plantear políticas contra el Covid-19 de la mano de la oposición y crecía a niveles altísimos de popularidad. No será tan sencillo. Hoy su imagen se derrumba y la Argentina no es la que era. La economía hizo estragos en 2020 por una cuarentena innecesariamente larga, al decir de Pedro Cahn. Alberto heredó un país con una pobreza escandalosa del 35,5% de pobres; un año después trepa al 42%. El ritmo de la inflación hace prever que, salvo un milagro, estará muy lejos de cumplirse la meta del 29% que se propone -y que todavía defiende- Martín Guzmán. Y Cristina recuperó lo que nunca perdió, pero entonces disimulaba: el centro de la escena y el poder de veto en las decisiones clave.Alberto no está solo en la estrategia de coquetear con la oposición. Máximo Kirchner trabaja en la misma dirección, con un objetivo puntual. El diputado quiere que el oficialismo y los espacios anti-K hagan un acuerdo para que todos firmen una declaración en la que se solicite estirar los plazos de pagos del crédito del FMI a veinte años y no a diez, como establece el estatuto del Fondo. Vaya a saberse qué pensará Guzmán de la intromisión de Máximo en sus asuntos. Por lo pronto, el diputado hizo tanteos con Larreta y con Vidal a través de otros dirigentes. El hijo de Cristina persigue, además, un compromiso de sus rivales políticos para renegociar la deuda de la provincia de Buenos Aires, que está encarando Kicillof y que trepa a 7.150 millones de dólares. El oficialismo pretende dejar afuera de la maniobra a Macri, a Bullrich y a los radicales más intransigentes. Eso promete más roces. Alberto no ayuda. Mientras sus colaboradores le pedían a Larreta una reunión en Olivos en nombre del diálogo y de la preocupante situación epidemiológica, él salía en radio con Coco Sily y les mandaba un mensaje sarcástico a los macristas: “Si a ustedes el mundo los ama, ayúdenme a conseguir vacunas”. Coco se reía. Alberto parecía disfrutar de la ocurrencia. Macri cree que la movida oficial solo deparará nuevas trampas. Bullrich ni hablar. Cornejo y Carrió siempre están en guardia. Otra vez todos mirarán a Larreta y al núcleo de dirigentes que le piden que no abandone la moderación y el diálogo, entre ellos Vidal, Martín Lousteau y un sector de la UCR. Larreta está bajo presión. Siempre quiso estar donde está. Pero a veces la sufre. Luce ensimismado. Fácil no la tiene. Nadie le prometió un jardín de rosas.

Mirá también

Mirá también

“Están ganando los ultra”, el inquietante mensaje que sacude a Alberto Fernández

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Máximo KirchnerJorge MacriAlfredo CornejoCristian RitondoWado De Pedro

Fuente

Categories
General

“Están ganando los ultra”, el inquietante mensaje que sacude a Alberto Fernández

Alberto Fernández y Sergio Berni tuvieron unos segundos cara a cara, el lunes, en el acto de renovación de autoridades del PJ. El Presidente venía de sufrir la rebelión de una buena parte del Gabinete, liderada por las mujeres, que exigían una reacción contundente frente al ministro bonaerense, al que acusaban de violento y de misógino por los episodios que sucedieron a la aparición de M., la nena secuestrada por un cartonero en Villa Lugano. Berni ya había hecho su juego en privado: respondió como responden los chicos cuando se sienten a salvo de una supuesta situación incómoda (mejor no citar sus palabras) y se desentendió con jactancia de los pedidos de renuncia con un “no me voy a ir ni en pedo”. Quienes disfrutan de elucubrar teorías conspirativas, incluso las más alocadas, sostienen que Berni asistió al club Defensores de Belgrano con la estrategia de no separarse en ningún momento de Axel Kicillof para que el encuentro con Fernández fuera inevitable.
Lo fue, por supuesto. Cuando Alberto y Kicillof se cruzaron la primera mirada, Berni estaba pegado al gobernador. Se desconoce si Kicillof ignoraba que eso podía pasar o si decidió ser cómplice de su funcionario. Lo cierto es que el primer mandatario y el ministro se miraron feo a los ojos, estiraron la mano para saludarse y no se dijeron una sola palabra. La escena no tiene demasiado de dramática, pero acaso ayude a entender cómo se mueve el poder en la era Alberto Presidente, Cristina vice. Y sobre cómo se van construyendo los pequeños enojos del Presidente y los de su séquito. En algunos casos suelen ser tardíos, como en este, pero ocurren y dejan marcas.Porque aquel episodio en Defensores tuvo su correlato dos días más tarde, en la localidad de Las Flores, en la conmemoración del Día de la Memoria, a 45 años del golpe militar. Cristina lucía de lo más jocosa: “¿No me ven? A ver, ¿por qué no se bajan un cachito? Aquellos de atrás me quieren ver. No sé para qué… ¡Ya me tienen de memoria, muchachos! Soy la misma de siempre. Solo más vieja, estoy más vieja”.Se reía, manipulaba el micrófono y arrojaba besos al aire. De fondo oía la música que sonaba en su época de discursos en el Patio de las Palmeras: “Cris-tiii-na/Cris-tiii-na”. Kicillof aplaudía a su derecha y Máximo Kirchner a su izquierda, sentados sobre una banqueta alta, desde donde tenían a sus pies a otra platea de elegidos. Entre ellos, en primera fila, Berni. Demasiadas señales de la vicepresidenta en un solo acto. Habría más, allí, y en los días que siguieron. Cristina es, tiene razón, la de siempre.”El problema no es ella o, mejor dicho, no puede ser siempre ella”, dice un hombre que integra el primer anillo del poder. El hombre es, en teoría, del riñón albertista. Llegó a su despacho hace un año y tres meses con la convicción de que una administración distinta a la del último mandato de Cristina podía ser posible, pero hoy parecería coincidir con lo que la vice maldice en privado: cuando algo no anda bien siempre le echan la culpa a ella. Es un truco que supo rendir frutos. Hoy está gastado. Las culpas son, de mínima, compartidas.La ex presidenta cree que su socio fomentó aquellas reacciones en los primeros meses de gestión, al compás de las encuestas, que lo exhibían con picos muy altos por el manejo de la pandemia. En aquel entonces, cuando se discutía la hipótesis en el Instituto Patria, los albertistas no prestaban demasiada atención y gozaban con la popularidad de su jefe, que anteponían a cualquier discusión sobre los comportamientos en el Frente de Todos. Imaginaban que tarde o temprano Alberto se sublevaría ante las exigencias permanentes de su socia. Viejos tiempos. Tiempos en los que el ala moderada de la coalición, cuando no había intrusos, se refería a Cristina como “La Maléfica”, en alusión al personaje de cine.Hoy la vice acelera y no existen voces internas, al menos en público, que hagan de contrapeso. Sergio Massa, la otra pata importante del Frente, prefiere evitar los medios. Ni Venezuela ni las divergencias sobre la política de seguridad -que fueron dos temas en los que siempre enfrentó al kirchnerismo y hasta logró sacar réditos- lo sacan del silencio. Para Alberto es un dolor de cabeza adicional. El presidente de la Cámara de Diputados construye más con Máximo Kirchner que con quien, cuando se perfilaban como rivales en 2019, lo terminó de convencer para que abandonara su sueño presidencial y saltara a sus filas.  Eso le deparó roces con algunos intendentes que son enemigos de La Cámpora.Al mismo tiempo de que hay voces que callan se alzan otras -algunas muy asociadas con el cristinismo duro- que, lejos de mantener el equilibrio en un momento de crisis, arremeten contra Alberto, ayudando al desgaste de la figura presidencial y generando un estado mayor de incertidumbre en ministros y funcionarios. Hebe de Bonafini viene de decir, casi en sintonía con la irrupción de la vicepresidenta sobre las negociaciones con el Fondo, que “el Presidente y el ministro Guzmán nos engañan todo el tiempo”. Ni para ella ni para los ataques de los Amado Boudou, los Julio De Vido o los Guillermo Moreno hay respuestas.  “Alberto decidió no disputarle ni un gramo de poder a Cristina y eso será así a cualquier costo. Sobre esa base construimos la gestión”, asumen quienes visitan con frecuencia el despacho del primer mandatario. “Están ganando los ultra, qué duda cabe”, agregan.En los últimos diez días ocurrieron hechos significativos y en varios ámbitos. En el plano partidario y electoral Máximo Kirchner se quedó con el futuro del PJ bonaerense, desde donde se armarán las listas para tratar de retener el principal distrito del país. La ministra más leal de Alberto, su amiga Marcela Losardo, le entregó el sillón a Martín Soria. Cristina condicionó las negociaciones de Martín Guzmán con el FMI y puso un candado a las subas de tarifas por encima del diez por ciento, o sea, redujo al 30% los incrementos que pretendía el ministro de Economía.La política exterior del Gobierno, ahora sí, giró definitivamente hacia el paladar cristinista. Venezuela ya no es, para Alberto, lo que era hace unos años. La condena a la dictadura de Nicolás Maduro puede esperar: el kirchnerismo le ofrendó esta semana una de las pocas celebraciones a Maduro en medio de un país devastado que arrastra la condena de los principales países del mundo. Ocurrió ni más ni menos que un 24 de marzo.La relación de la dupla presidencial es siempre de tensión. El diálogo, ciertamente, está mejor desde el 1 de marzo, cuando Alberto inauguró las sesiones ordinarias en el Congreso, si por eso se entiende que volvieron a hablar todos los días y a chatear a cualquier hora. Los rencores son subterráneos y cada tanto salen a la luz o en discusiones a puertas cerradas. Ella sigue creyendo que la gestión es deficiente y en su lista negra todavía hay funcionarios que no funcionan. ¿Irá por ellos? Los albertistas sostienen que ya no hay mucho más para ceder y que es preferible pensar en priorizar la unidad, si es que existe, en un contexto de debilidad, con una preocupante escalada de contagios por Covid y con las elecciones legislativas a la vuelta de la esquina. Cristina, como es natural, estaría tramando nuevas sorpresas.

Mirá también

Mirá también

Se sublevan las mujeres del Gabinete y las llamas llegan a Cristina Kirchner y Axel Kicillof

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Alberto FernándezCristina KirchnerMauricio MacriHoracio Rodríguez Larreta

Fuente

Categories
General

Alberto Fernández tuvo que pagar doble peaje por no tener TelePASE

Alberto Fernández debió pagar este viernes una penalidad en la Autopista Illia, ya que al llegar a una de las cabinas de peaje no contaba con el sistema TelePASE, obligatorio desde el 28 de agosto de 2020 para evitar riesgos de contagio de Covid-19 y agilizar la circulación.
El primer mandatario, además de pagar el doble que la tarifa habitual, accedió a fotografiarse con el empleado que le cobró, quien le pidió compartir una selfie.

Alberto Fernández en su auto. Foto de Archivo.

Enteradas de esta situación, las máximas autoridades de Autopistas Urbanas S.A. (AUSA) se comunicaron con el máximo representante del Poder Ejecutivo para enviarle el dispositivo que necesita para circular.Todo sucedió en horas de la mañana, cuando Fernández tomó la decisión de conducir él mismo su Toyota Corolla para dirigirse desde la Quinta de Olivos hacia la Casa Rosada. El presidente, si bien suele dejar la conducción en manos de sus choferes, siempre manifestó su predilección por hacerse cargo del volante.El resto del día sería más tenso para FernándezEl episodio del peaje fue para comenzar una jornada que fue tensa desde el comienzo de las actividades del Presidente en la Casa de Gobierno, desde la que se conectó para participar de la reunión virtual con sus pares de los países del Mercosur.En la misma, Jair Bolsonaro, Mario Abdo Benítez y Luis Lacalle Pou pugnaron por una mayor apertura comercial del bloque y todo terminó con Fernández invitando al primer mandatario uruguayo a “bajarse del barco” si consideraba “un lastre” su postura.Por la tarde, para concluir su semana, recibió la contundente cifra de casi 13 mil nuevos casos de coronavirus en el país, un número al que no se llegaba desde mediados de enero y en medio de un contexto en el que la segunda ola va a llegar con escasez de vacunas en el país.

Mirá también

El Gobierno nacional ahora advierte que Uruguay busca una “apertura ingenua e irrestricta” del Mercosur

Joe Biden invitó a Alberto Fernández a la Cumbre del Cambio Climático

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Alberto FernándezAutopista IlliaAUSAÚltimas Noticias

Fuente

Categories
General

Nueva encuesta de una de las consultoras que mide para Alberto Fernández: Cristina, dos veces reprobada

De modo presencial, puerta a puerta, una de las consultoras que trabaja para el Gobierno de Alberto Fernández salió a medir la temperatura social en el conglomerado más complejo del país: el Conurbano bonaerense. El resultado general le puso números a un fenómeno previsible: cierta decepción generalizada con la dirigencia política, en medio de la doble crisis económica y sanitaria. Pero lo que llamó la atención en ese contexto crítico fue el doble balance en rojo para Cristina Kirchner, en la zona donde se presume radica su apoyo más fuerte. La vice terminó con diferencial negativo en gestión e imagen personal.
“Humor Social y Actitudes Políticas Gran Buenos Aires” se titula el estudio que presentó Analía del Franco, una de las tres encuestadoras que trabaja con cierta formalidad para Fernández desde la campaña: las otras son las de los analistas Hugo Haime y Roberto Bacman.Del Franco estuvo vinculada durante años con Néstor y Cristina Kirchner, cuando eran presidentes y ella estaba a cargo de Analogías. Luego, esa firma cambió de dueños y quedó ligada a La Cámpora.

Alberto Fernández y Axel Kicillof, a principios de mes, cuando recorrieron vacunatorios en Provincia.

El trabajo de Analía Del Franco al que accedió Clarín esta semana incluyó un relevamiento entre el 12 y el 15 de marzo de 665 casos. Pero más allá de la cantidad de encuestados, el rasgo distintivo del sondeo -como con muchas actividades en el marco de la pandemia- fue la presencialidad.Son los estudios en general más valorados en el mundo de las estadísticas porque reducen el “sesgo” que pueden tener otras metodologías: los jóvenes, por ejemplo, ya casi no usan teléfonos fijos y los adultos mayores es más complejo que respondan por celular.Más detalles del informe: según explicaron en la consultora a este diario, se trató de una encuesta “multicliente”; es decir, que se repartió entre distintos actores. Entre otros, circula por Casa Rosada y varias intendencias.Hechas las aclaraciones de forma, van los números más destacados del informe, que puede dividirse en tres.Evaluación de desempeñoEn el primer tramo del informe de 36 páginas, Del Franco evalúa el desempeño de las dos duplas más importantes de gestión del país: Fernández-Fernández y Kicillof-Magario. Y el único que consigue un diferencial positivo de los cuatro es el Presidente: 51,9% de los vecinos del GBA encuestados lo evaluó con “muy bueno”, “bueno” o “regular bueno”, contra 45,5% de “muy malo”, “malo” o “regular malo”. Completa 2,6% de “no sabe/no contesta”.- Axel Kicillof queda segundo en esa mini disputa interna con + 46,6% y – 48,2% (5,2% de “ns/nc”).- La vice, en tanto, combina 46,1% a favor y 50,5% en contra, con 3,4% de “ns/nc”.- Y Verónica Magario cierra última, con mayor nivel de desconocimiento (27,7% de “ns/nc”) y + 30,2% y – 42,8%.Imagen de dirigentes nacionales y provincialesEl sondeo también evalúa la imagen personal de 10 dirigentes con proyección nacional o provincial. Y allí, si bien Cristina queda en segundo lugar (ordenados por valoración positiva), su balance también termina en rojo: + 45,7% y – 53,3%. A la vice la supera otra vez el Presidente, que suma + 54,6% y – 43,7%. Cuando se compara con estudios anteriores de la misma consultora, los dos Fernández muestran una caída. Del Franco aclara, de todos modos, que no se pueden contraponer los números anteriores porque se midieron con otras metodologías, aunque reconoce que hay una crítica (y baja estadística) generalizada a todos los políticos en el GBA.
Ranking de dirigentes en el GBA
En base a un sondeo en el Conurbano de 665 casos.

p.fuente_info
hr.linea_abajo

Fuente: Analía del Franco
Infografía: Clarín

¿Cómo les fue al resto de los políticos evaluados?3) Horacio Rodríguez Larreta: + 45,1% y – 50,2%.4) Sergio Berni: + 37,9% y – 58,4%.5) María Eugenia Vidal: + 37,4% y – 59,8%.6) Diego Santilli: + 37,2% y – 38,0%.7) Florencio Randazzo: + 33,6% y – 51,1%.8) Sergio Massa: + 33,3% y – 59,6%.9) Mauricio Macri: + 26,4% y – 72,2%.10) Patricia Bullrich: + 22,8% y – 73,7%. Imagen de intendentesOtro capítulo central de la encuesta son las imágenes de los intendentes. Se los evalúa en todo el Conurbano, no sólo en los distritos que gestionan, y por eso varios muestran un alto nivel de desconocimiento. Pero a diferencia de los dirigentes nacionales y provinciales, tienen balance positivo.
Ranking de intendentes en el GBA
En base a un sondeo en el Conurbano de 665 casos.

p.fuente_info
hr.linea_abajo

Fuente: Analía del Franco
Infografía: Clarín

1) Diego Valenzuela (Tres de Febrero): 65,4% de positiva y 17,1% de negativa.2) Gustavo Posse (San Isidro): + 65,2% y – 22,3%.3) Juan Zabaleta (Hurlingham): + 63,7% y – 17,5%.4) Julio Zamora (Tigre): + 55,8% y – 24,1%.5) Jorge Macri (Vicente López): + 48,3% y – 28,8%.6) Fernando Gray (Esteban Echeverría): + 46,2% y – 36,7%.7) Mayra Mendoza (Quilmes): + 46,2% y – 39,2%.8) Martín Insaurralde (Lomas de Zamora): + 41,7% y – 35%.9) Lucas Ghi (Morón): + 37,9% y – 28,2%.10) Néstor Grindetti (Lanús): + 36% y – 44,9%.11) Fernando Espinoza (La Matanza): + 25,1% y – 53,3%.

Mirá también

Mirá también

El duelo de los “herederos”: midieron por primera vez a Máximo Kirchner vs. Axel Kicillof, provincia por provincia

Mirá también

Mirá también

La historia detrás de la foto de Mauricio Macri que desató una feroz interna en Juntos por el Cambio

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

EncuestasAlberto FernándezCristina KirchnerAxel KicillofVerónica Magario

Fuente

Categories
General

La pregunta retórica de Alberto Fernández que se hizo viral tras la salida del Grupo de Lima: “¿Quién defiende el modelo de Maduro?”

Luego de la oficialización de la salida de Argentina del Grupo de Lima -que en los hechos es un gesto político de apoyo a Nicolás Maduro- se viralizó en Twitter una vieja respuesta de Alberto Fernández que lo dejaba en las antípodas de lo que hoy parece sostener sobre el presidente de Venezuela.
“Quien defiende el modelo de Maduro? Que no te agarre la maquina tragaboludos que te deglute al instante”, fue la réplica que escribió aquel Alberto Fernández que aún ni soñaba con ser el candidato de Cristina Kirchner.El posteo es del 29 de marzo de 2019 y todavía faltaban casi dos meses para que el actual presidente volviera al kirchnerismo, como propuesta de la actual vice. Ese mismo día Fernández había compartido una nota en su cuenta de Twitter, titulada: “Necesitamos un cambio de modelo para evitar ser Venezuela”.Un usuario le retrucó, citando aquel posteo: “Los que defienden el modelo de Maduro, dicen que necesitan un cambio de modelo para evitar ser Venezuela. Los metés en la máquina tragaboludos y la rompen”. Y ahí vino la respuesta.El hasta entonces asesor informal de Sergio Massa, le contestó con su pregunta retórica y la misma acidez, un tono que en las redes nunca le fue ajeno.

Los viejos tuits de Alberto Fernández sobre Venezuela que se viralizaron.

Este miércoles el Gobierno decidió retirar al país del llamado Grupo de Lima. Argentina había sido uno de sus miembros fundadores bajo la administración de Mauricio Macri como modo de aislar a Nicolás Maduro.Pero desde que asumió Alberto Fernández, en diciembre de 2019, el Gobierno nunca firmó sus decisiones y documentos.”En el día de la fecha, la República Argentina formalizó su retiro del denominado Grupo de Lima, al considerar que las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada”, comienza el texto oficial.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Foto prensa presidencial de Venezuela.

En el texto con el que comunicó la decisión, la Cancillería indicó que “la participación de un sector de la oposición venezolana como un integrante más del Grupo de Lima ha llevado a que se adoptaran posiciones que nuestro Gobierno no ha podido ni puede acompañar”.Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía son los trece países que aún integran ese ente de cooperación panamericano.DS

Mirá también

La reacción de Estados Unidos ante la salida de Argentina del Grupo de Lima

La renuncia de Argentina al Grupo de Lima: qué dicen los expertos en política internacional

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Últimas NoticiasNicolás MaduroAlberto Fernández

Fuente

Categories
General

La pregunta retórica de Alberto Fernández que se hizo viral tras la salida del Grupo de Lima: “¿Quién defiende el modelo de Maduro?”

Luego de la oficialización de la salida de Argentina del Grupo de Lima -que en los hechos es un gesto político de apoyo a Nicolás Maduro- se viralizó en Twitter una vieja respuesta de Alberto Fernández que lo dejaba en las antípodas de lo que hoy parece sostener sobre el presidente de Venezuela.
“Quien defiende el modelo de Maduro? Que no te agarre la maquina tragaboludos que te deglute al instante”, fue la réplica que escribió aquel Alberto Fernández que aún ni soñaba con ser el candidato de Cristina Kirchner.El posteo es del 29 de marzo de 2019 y todavía faltaban casi dos meses para que el actual presidente volviera al kirchnerismo, como propuesta de la actual vice. Ese mismo día Fernández había compartido una nota en su cuenta de Twitter, titulada: “Necesitamos un cambio de modelo para evitar ser Venezuela”.Un usuario le retrucó, citando aquel posteo: “Los que defienden el modelo de Maduro, dicen que necesitan un cambio de modelo para evitar ser Venezuela. Los metés en la máquina tragaboludos y la rompen”. Y ahí vino la respuesta.El hasta entonces asesor informal de Sergio Massa, le contestó con su pregunta retórica y la misma acidez, un tono que en las redes nunca le fue ajeno.

Los viejos tuits de Alberto Fernández sobre Venezuela que se viralizaron.

Este miércoles el Gobierno decidió retirar al país del llamado Grupo de Lima. Argentina había sido uno de sus miembros fundadores bajo la administración de Mauricio Macri como modo de aislar a Nicolás Maduro.Pero desde que asumió Alberto Fernández, en diciembre de 2019, el Gobierno nunca firmó sus decisiones y documentos.”En el día de la fecha, la República Argentina formalizó su retiro del denominado Grupo de Lima, al considerar que las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada”, comienza el texto oficial.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Foto prensa presidencial de Venezuela.

En el texto con el que comunicó la decisión, la Cancillería indicó que “la participación de un sector de la oposición venezolana como un integrante más del Grupo de Lima ha llevado a que se adoptaran posiciones que nuestro Gobierno no ha podido ni puede acompañar”.Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía son los trece países que aún integran ese ente de cooperación panamericano.DS

Mirá también

La reacción de Estados Unidos ante la salida de Argentina del Grupo de Lima

La renuncia de Argentina al Grupo de Lima: qué dicen los expertos en política internacional

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Últimas NoticiasNicolás MaduroAlberto Fernández

Fuente