Categories
política

En vivo: Alberto Fernández, en un acto junto a Cristina Kirchner tras el escándalo de Olivos

El presidente Alberto Fernández encabeza este martes un acto en la Isla Maciel en el que entregará la vivienda número 20.000 de su gestión, y lo acompaña la vicepresidenta Cristina Kirchner, en lo que es la primera aparición pública juntos luego de que se desatara el escándalo por la fiesta de cumpleaños en Olivos, en plena pandemia.

También participan el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.Se espera que allí, junto al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, y al intendente de Avellaneda, Alejo Chornobroff, el mandatario presente un nuevo plan para la población de la Isla Maciel y la continuidad del proyecto habitacional que prevé para fin de año tener en ejecución más de 100 mil hogares y la entrega de 30.000 viviendas en todo el país.El presidente Fernández mantendrá además una comunicación mediante videoconferencia con el complejo habitacional ‘Estación Sáenz’ en Nueva Pompeya, que contempla casas de hasta 4 dormitorios, cocheras, espacios de usos múltiples y espacios verdes.Alberto Fernández busca, de esa manera, continuar en la campaña del Frente de Todos para las PASO que se vienen y también dejar atrás el conflicto interno que se generó con la filtración de la foto del cumpleaños de Fabiola Yañez con un grupo de amigos en la Residencia Presidencial de Olivos.Internas y fuego amigoEste martes, el Presidente acudió a un acto en San Martín por el 171º aniversario de la muerte del general José de San Martín. Y un día antes se mostró en otro acto con el secretario general de Presidencia, Julio Vitobello, su amigo de toda la vida que tiene a cargo la Casa Militar, y con su vocero, el secretario de Comunicación y prensa, Juan Pablo Biondi, dos de los apuntados por el kirchnerismo en la interna.La guerra que se desató entre albertistas y kirchneristas quedó en evidencia en las redes sociales, donde, dicen sectores del oficialismo, se advirtió la mano de grupos de trolls K que realizaron escraches virtuales adjudicándole al entrono del mandatario la responsabilidad por la filtración.Además, fueron dirigentes oficialistas que por lo bajo fogonearon esas críticas. Entre ellos, el senador nacional Oscar Parrilli, lugarteniente de Cristina Kirchner, quien dijo que “habría que hacer un llamado de atención a los que están al lado del Presidente, para que lo asesoren y le adviertan que no comentan este tipo de errores”.Es más, desde un municipio kirchnerista del conurbano dijeron estar “preocupados porque quienes deberían cuidar al Presidente no lo hacen”. Y señalaron que en vez de andar diciendo “que un saludo fue más o menos afectuoso” con algún intendente, “tendrían que trabajar para que estos descuidos no sucedan”.”El entorno está para cuidarlo y muchas veces no lo hacen. Alberto pidió disculpas por su error y eso es lo que nos diferencia. A este Presidente nunca lo escucharán pedir disculpas por cerrar ministerios, beneficiar con negocios a los amigos y hermanos, ni por crear una mesa judicial que persiga a los opositores”, sostuvieron.De todas formas, dicen desde el oficialismo, que no hubo pedido alguno de Cristina para que haga cambios en el Gabinete y tampoco la voz de Parrilli, afirman, es la voluntad explícita de la vice. Hoy, a la vista de todos, es tiempo para otro encuentro entre Alberto y Cristina.AFG

Mirá también

El Presidente confirmó que los próceres vuelven a los billetes y dijo: “San Martín miraba al país igual que nosotros”

Visitas a Olivos: Alberto Fernández resiste la presión para hacer cambios en su entorno

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Alberto FernándezCristina KirchnerÚltimas Noticias

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Un fiscal rechaza que la AFIP sea la que controle a uno de los hoteles de Cristina Kirchner

La cuenta regresiva para que la familia Kirchner recupere los hoteles investigados por lavado de dinero y la inmobiliaria sospechada del mismo delito, está en su instancia final. El debate ahora es qué organismo controlará todo. El Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) indicó que debe hacerlo la AFIP, pero el fiscal Diego Velasco consideró que no correspondía por depender del mismo gobierno que integra Cristina, y sugirió que fuese la Auditoría General de la Nación (AGN), teniendo en cuenta “la expectativa del Estado ante un posible decomiso “.
Cristina, Máximo y Florencia Kirchner recuperaron el manejo de sus empresas, hoteles y la administración de 26 propiedades del Condominio. La decisión de dos jueces del TOF 5 -Daniel Obligado y Adrián Grünberg-, se hará efectiva en las próximas semanas después de concluir trámites administrativos.Además, tras cuatro años de intervención judicial, la transición está signada por un enfrentamiento entre el abogado de la familia Kirchner y los interventores judiciales. El responsable de administrar Hotesur SA -dueña del hotel Alto Calafate-, refutó las acusaciones del defensor de la vicepresidenta, lo acusó de faltar a la verdad y detalló sendos incumplimientos de los Kirchner en el manejo del principal complejo turístico, acusado de haber sido vehículo para lavar 80 millones de pesos.La acusación con la que se envió a Cristina Kirchner y a sus hijos a juicio oral sostiene que a través de su empresa Hotesur “recibieron dinero de Lázaro Báez”, a través del negocio hotelero “bajo cierta apariencia de legitimidad”, lo que les aseguraba poder declarar esos fondos ante la Oficina Anticorrupción y ante el fisco “ocultando su verdadero origen” supuestamente ilícito. El 54% de los ingresos de Hotesur provinieron de Austral Construcciones, a través de préstamos y contrataciones, como fondos que giraba la empresa a Valle Mitre (de Báez), utilizada para administrar el hotel Alto Calafate. Desde que quedó intervenida la empresa en 2017, después de quedar acéfala tras la falta de designación de autoridades ante la Inspección General de Justicia (IGJ) algo quedó expuesto por parte del administrador judicial: el giro comercial de Hotesur era inviable. En la acusación de este expediente, el fiscal Gerardo Pollicita remarcó: “desde la lógica de la imputación penal, ambas sociedades, Hotesur y Sauces, fueron adquiridas con idéntico fin: canalizar y reciclar fondos con apariencia de legalidad”. Y remarcó que “nunca tuvieron una finalidad comercial”, sino sólo ser utilizadas como “pantallas” para operaciones de blanqueo. Pero el debate actual se centra en quiénes controlarán a las empresas que vuelven a mano de la ex familia presidencial, procesada por lavado de dinero. Los dos jueces del TOF 5 – la magistrada Adriana Palliotti votó en disidencia-, ordenaron devolver la administración a los Kirchner y se dispuso veedores informantes respecto de Hotesur, el Condominio, Los Sauces y el hotel Casa Patagónica Los Sauces.El punto de discusión es el organismo designado para ejercer ese control. Los magistrados ordenaron que sea la AFIP la encargada de nombrar profesionales para cumplir esa tarea de veeduría. Para el fiscal Velasco dicha tarea debería estar a cargo de la Auditoría General de la Nación (AGN).Al momento de fundamentar el pedido, dijo que se trata de “un ente de rango constitucional, autónomo, con personería jurídica propia, independencia funcional y autarquía, especializado justamente en la función de auditar, más específico e impregnado de la imparcialidad que implica no sólo su naturaleza jurídica, sino también su integración con mayoría a cargo de la oposición, pero también con representación de otras fuerzas política”. E representante del Ministerio Público Fiscal remarcó que no debe perderse de vista que esta causa “tiene como bien jurídico principal el orden económico y financiero y así, si bien se trata de firmas que no son públicas (lo que ameritaría la designación directa de la AGN), no es menos cierto que existe de parte del Estado de una expectativa de sanción de decomiso sobre las mismas, por lo que deviene entonces clara la necesidad de contar con ese organismo y no con la AFIP”, insistió. Puso además sobre relieve dos circunstancias que entendió que no son menores. Por un lado, “que la AFIP viene cumpliendo la función de veedora sobre la firma “Idea S.A.” (de Osvaldo Sanfelice y responsable de explotar Hotesur)” desde que se ordenó también intervenir a esa empresa, y que “en ningún momento esta Fiscalía se opuso a esa designación por entender que esa empresa no forma parte del patrimonio de los integrantes de dos de los poderes del Estado que aquí se encuentran imputados (la Vicepresidenta de la Nación y el Presidente de la bancada de la coalición oficialista de la Cámara de Diputados de la Nación), como sí ocurre con Hotesur, Los Sauces, el Condominio y Casa Patagónica Los Sauces.Además, continuó el fiscal, “el hecho de que la AFIP resulte ser un organismo que depende del Poder Ejecutivo Nacional -Ministerio de Economía-), me persuade de que la independencia funcional que presenta la AGN lleve a que sea considerado como el organismo más adecuado para las veedurías dispuestas sobre las firmas aludidas”.

Mirá también

Mirá también

En un debate caliente, el kirchnerismo anunció que también impugnará los dictámenes del fiscal Raúl Pleé

Mirá también

Mirá también

El procurador Eduardo Casal se autodenunció para que lo investiguen por enriquecimiento ilícito

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Corrupción KCaso HotesurMáximo KirchnerCristina Kirchner

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

La dura respuesta del interventor de Hotesur a los Kirchner: “parece costumbre no ajustarse a la verdad”

Dos de los jueces del Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) decidieron devolver a Cristina, Máximo y Florencia Kirchner, el manejo de sus empresas, hoteles y la administración de 26 propiedades del Condominio que se conformó una vez concluida la sucesión del ex presidente Néstor Kirchner. Con un duro escrito, el interventor de Hotesur SA -dueña del hotel Alto Calafate-, refutó las acusaciones del abogado de la vicepresidenta, lo acusó de faltar a la verdad y detalló cinco incumplimientos de los Kirchner en el manejo del principal complejo turístico, acusado de haber sido vehículo para lavar 80 millones de pesos.
“Debo recordarle a la parte que me encuentro cumpliendo las tareas encomendadas en mi carácter de auxiliar del Tribunal, y no como encomendado de la parte para cumplirle sus deseos o instrucciones”, sostuvo el interventor Daniel Altman, quien desde 2017 se hizo cargo de la administración de Hotesur SA, la firma dueña del hotel Alto Calafate.En un escrito al que accedió Clarín Altman respondió a cinco del os planteos de Carlos Beraldi, abogado defensor de la familia Kirchner. La acusación con la que se envió a Cristina Kirchner y a sus hijos a juicio oral sostiene que a través de su empresa Hotesur “recibieron dinero de Lázaro Báez”, a través del negocio hotelero “bajo cierta apariencia de legitimidad”, lo que les aseguraba poder declarar esos fondos ante la Oficina Anticorrupción y ante el fisco “ocultando su verdadero origen” supuestamente ilícito.El 54% de los ingresos de Hotesur provinieron de Austral Construcciones, a través de préstamos y contrataciones, como fondos que giraba la empresa a Valle Mitre SRL (de Báez), utilizada para administrar el hotel Alto Calafate. Desde que quedó intervenida la empresa en 2017, después de quedar acéfala tras la falta de designación de autoridades ante la Inspección General de Justicia (IGJ) -que multó en reiteradas ocasiones a los dueños de Hotesur- algo quedó expuesto por parte del administrador judicial: el giro comercial de Hotesur era inviable. En la acusación de esta expediente, el fiscal Gerardo Pollicita remarcó: “desde la lógica de la imputación penal, ambas sociedades, Hotesur y Sauces, fueron adquiridas con idéntico fin: canalizar y reciclar fondos con apariencia de legalidad”. Y remarcó que “nunca tuvieron una finalidad comercial”, sino sólo ser utilizadas como “pantallas” para operaciones de blanqueo.Antes de recuperar el manejo de Hotesur, la defensa de los Kirchner presentó un escrito acusando al interventor de la debacle comercial del hotel Alto Calafate, que desde 2008 cuando fue adquirido por los ex Presidentes nunca conoció la ocupación plena. Algo que se remarcó en la investigación.La defensa de los Kirchner sostuvo que la intervención perjudicó el valor de los bienes de Hotesur y por eso pidió su evaluación. Frente a tal acusación, el interventor indicó que los accionistas conocieron “durante los más de tres años de esta intervención los numerosos informes que he presentado en autos sobre la actividad de la empresa, la marcha de la explotación y la preservación del patrimonio”, y sobre esto remarcó que no se realizó “observación o impugnación alguna hasta el presente, lo que no puede sino considerarse como que nada tenían para cuestionar”. En este mismo sentido, el interventor dijo que -tal como sostiene el propio escrito de los jueces-, a esta altura, no existe ningún aspecto económico, societario o comercial que sea ignorado por el Tribunal y las partes”.Para replicar las acusaciones de Cristina Kirchner, se recordó que el origen de la intervención “ha sido por la acefalía en que dejaron los accionistas a esta SA desde el año 2017. Su negativa a concurrir a una Asamblea a convocarse por este interventor a fin de designar un órgano de Administración, dado el tiempo transcurrido y siendo necesario hacerlo”.El interventor Altman luego explicó por qué no se pudieron entregar los balances de Hotesur exigidos por la IGJ: “La imposibilidad de confeccionarlos se debe a carecer de elementos indispensables porque no fueron aportados por los accionistas, habiendo sido requeridos en múltiples ocasiones y comunicado al tribunal interviniente lo hecho”.La respuesta de Altman continuó y en un tramo de su escrito sostuvo que “ya parece costumbre no ajustarse a la verdad”, en relación a las acusaciones de los Kirchner que calificó de falsas.El funcionarios designado por la justicia explicó las deudas de Hotesur respecto a cánones adeudados a Hotesur por Idea SA -la empresa de Osvaldo Sanfelice y que explotaba el hotel Alto Calafate-, que dejó de pagarlos luego de la acusación en su contra por lavado de dinero y su empresa intervenida justamente por deudas millonarias a Hotesur.”Me encontré imposibilitado de mejorar el canon pese a mis sucesivas presentaciones y a la prescindencia de los aparentes locadores para colaborar en la tarea”, indicó Altman, y agregó que los cánones “adeudados por temporadas anteriores a mi designación al ser reclamados por mí (cosa que no habían realizado los accionistas) determinaron que la locataria opusiera la prescripción”.En su oportunidad, el mismo interventor planteó en un escrito que los dueños de Hotesur no mostraron nunca interés en cobrar a Idea SA los cánones correspondientes. En aquel momento, recordó Altman, se conversó con los interventores de Idea que el tema podría ser dirimido por un árbitro experto, “acordándose quien sería tal profesional. Los interventores de ambas partes informamos al Tribunal para que se autorice tal arbitraje, lo cual a la fecha está ha resolver. El 11 de agosto de 2020 reiteré esa solicitud”. Pero el TOF 5 no se expidió al respecto. En el final de su dura respuesta, el funcionario judicial concluyó que en su tarea de interventor no está “para cumplir los deseos o instrucciones” de los acusados, sino para ser auxiliar del Tribunal y que se encuentra administrando Hotesur desde 2017 “con dificultades para hacerlo por la propia reticencia de quienes en definitiva resultarán beneficiados”.

Mirá también

Mirá también

La UBA defendió que Amado Boudou de un seminario sobre fake news

Mirá también

Mirá también

Máximo Kirchner ganó $93.104 cada noche, mientras dormía

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Corrupción KCaso HotesurMáximo KirchnerCristina KirchnerInspección General De JusticiaOficina AnticorrupciónAustral ConstruccionesFlorencia KirchnerOsvaldo SanfeliceLázaro Báez

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Alberto Fernández revive la ‘Casa Patria Grande Néstor Kirchner’ como escuela de militancia K y con presupuesto propio

El último día de marzo, en la previa del fin de semana extralarge de Pascuas, en el Boletín Oficial se publicó una información tan novedosa como vintage para nutrir la biblioteca kirchnerista. El miércoles 31, horas antes de que el Indec comunicara que el 42% de los argentinos son pobres, se difundió el decreto 226/21, que firmó Alberto Fernández y que garantizó la estructura necesaria a la Casa Patria Grande Néstor Carlos Kirchner para volver a funcionar, bajo la órbita de Presidencia de la Nación.
Se trata de la antigua y lujosa casona de Retiro, en Carlos Pellegrini 1289, que funcionó desde su creación en 2011, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, como base de operaciones de La Cámpora, que instaló allí una escuela de militantes K. Tras ser rebautizada en el gobierno de Mauricio Macri como Casa Creativa del Sur, recuperó su nombre original en la presidencia de Fernández, que acaba de conformar su estructura organizativa.Si bien ya está contemplada dentro de la estructura del presupuesto 2021 desde finales del año pasado, el decreto termina de darle forma a un área que se encuentra a cargo de Matías Capeluto, un joven de 34 años que fue designado como director ejecutivo el 25 de junio de 2020. Politólogo de la Universidad de Buenos Aires, pasó los últimos años estudiando cuestiones latinoamericanas y militando en Red Por Buenos Aires, un interbloque fundado en 2018 por Felipe Solá, Facundo Moyano, Victoria Donda y el Movimiento Evita.

El nuevo mural del edificio Casa Patria Grande.
Foto: Emmanuel Fernández.

“Es una emoción inmensa y redoblaré los esfuerzos para que construyamos todxs juntxs una Latinoamérica Unida y más igualitaria. INTEGRACIÓN o INTRASCENDENCIA”, tuiteó, en lenguaje inclusivo, Capeluto el día de su designación. Un sueldo neto para un puesto como el que él ostenta supera los $ 150.000.A fines del año pasado, fue cuestionado por haber realizado el cumpleaños de un año de su hijo, en plena pandemia, en las instalaciones del edificio de Retiro, en una ceremonia a la que asistieron familiares y amigos.
Feliz cumple @alferdez ! pic.twitter.com/6TfTt6VqVN— Matias Capeluto (@CapelutoMatias) April 2, 2021

El Presupuesto 2021 no distingue cuánto dinero se le transfiere a la Casa Patria Grande Néstor Kirchner para el cumplimiento de sus funciones. No obstante, en el reciente decreto, sobresale que “el gasto que demande el cumplimiento de la presente medida será cubierto con los créditos presupuestarios asignados a la secretaría general de la presidencia de la Nación”.Los fondos generales para toda la estructura de Presidencia de la Nación se ubican en $ 15.112 millones, aunque los destinados para el programa 16, “conducción del Poder Ejecutivo”, en el que se enmarca, se ubican en torno a los $ 3.025 millones. No se discriminó, por el momento, cuánto corresponde específicamente a “Casa Patria Grande Néstor Kirchner”.Entre las acciones destinadas a la Dirección de Promoción de la Integración Regional se destaca la planificación y gestión de “ciclos de formación intensiva para jóvenes líderes provenientes de diversos ámbitos, en las materias de competencia de organismo” y la “gestión de planes y programas” destinados “a la formación y capacitación, en especial de los sectores juveniles”.También se plantea que una de las funciones a coordinar será la de asistencia “en la articulación con los organismos internacionales regionales en el desarrollo de políticas, eventos y actividades en materia de la competencia del Organismo”.Tal como indica el documento, de acuerdo con los objetivos asignados y “sus requerimientos de gestión”, se dotó al organismo una estructura de “primer y segundo nivel operativo”, que permite “incorporar diversos cargos pertenecientes al citado organismo”.En octubre de 2020, se alojaron en la mansión los archivos digitales y parte de los documentos físicos correspondientes a lo que una vez fue la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), organismo del que Mauricio Macri desligó a la Argentina en marzo de 2019. Dicho patrimonio llegó desde Quito, junto a la estatua del ex presidente Néstor Kirchner, que ahora se encuentra en el Centro Cultural Néstor Kirchner.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Alberto FernándezNéstor Kirchner

Fuente

Categories
General

Alberto Fernández y Máximo Kirchner negocian bajo presión y la oposición es un volcán de internas

—Yo no estoy de acuerdo con que se suspendan las PASO. Lo que creo es que habría que analizar los indicadores objetivos de salud para retrasarlas —dijo Máximo Kirchner. Estaba serio, pero venía de ironizar con Jorge Macri en el Patio de las Palmeras. El fotógrafo le había pedido al intendente que se corriera hacia la derecha para que el plano quedara mejor. “¿Todavía más a la derecha?”, había preguntado Kirchner. Macri se rio, dio un paso a la derecha y, click, ya estaba consumada la foto. 
Ahora los dos estaban en el Salón de los Escudos de la Casa Rosada junto a, entre otros, Axel Kicillof, Sergio Massa, Eduardo “Wado” De Pedro y Gabriel Katopodis, que había llegado demorado y se había perdido la foto de la polémica por un embotellamiento de autos en la autopista. También participaban los tres representantes de Juntos por el Cambio: además del intendente de Vicente López, el jefe del bloque de diputados del PRO, Cristian Ritondo, y la intendenta de General Arenales, Erica Revilla.   La posición de Máximo en contra de la suspensión de las primarias derivó en otra cuestión electoral. ¿Qué pasará con la ley que impide la reelección indefinida de los intendentes en la provincia de Buenos Aires? “Ojo que a estos les encanta tirar lauchas para ver qué pensamos nosotros”, dijo Massa, en alusión a los interlocutores macristas.Máximo avisó entonces que él está en contra de la prohibición y aprovechó para bajar línea: “A los intendentes por lo menos los vota la gente. Los que se quedan para siempre sin que nadie los vote son los jueces”. Enseguida la discusión volvió a centrarse en la Ley 14.836, que en setiembre de 2016 -a instancias de una iniciativa de Massa que tuvo el guiño de María Eugenia Vidal- estableció que los alcaldes solo puedan ser reelegidos una vez. A muchos de ellos, peronistas y macristas, la norma se les viene encima en 2023. La mayoría, por supuesto, busca un artilugio legal para aferrarse al sillón. —Bueno, acá está uno de los dueños de aquella ley —dijo Ritondo, y dirigió la mirada hacia Massa.—Ah, porque ustedes no tuvieron nada que ver, ¿no? —respondió el tigrense.—”Yo me hago cargo de todo lo que hizo el vidalismo —dijo Ritondo.—Nosotros votamos en contra —afirmó Kirchner.—No, no, ustedes votaron divididos —dijo Massa.—No, nosotros votamos en contra —insistió Kirchner. El debate se encendió durante unos breves minutos, aunque no dejó de ser cordial. Máximo y Massa tienen diferencias pero hace tiempo que las ocultan bien. Hay un pacto entre ellos, cada vez más evidente. Algún día quizá se sepa hasta dónde llega. Mientras los dos se chicaneaban con la cuestión de las reelecciones, uno de los asistentes vio que Kicillof se hacía el distraído y le preguntó qué pensaba del tema. El gobernador dibujó una sonrisa y dejó a todos con las ganas de una respuesta.El mitin en Balcarce 50 se había empezado a tejer el sábado de la semana pasada, en los intervalos del debate parlamentario por la suba de los límites del Impuesto a las Ganancias, y se había terminado de cerrar por chat. La idea fue de De Pedro, que trabaja para demorar las PASO, por lo menos, un mes. La cumbre, en teoría, venía a sellar el desembolso de 5.000 millones de pesos en obras de infraestructura para los 135 municipios bonaerenses, luego de la sanción de un proyecto de Ritondo.Sin embargo, apenas trascendió la foto, el kirchnerismo difundió que se había llegado a un acuerdo para correr el calendario de las primarias. La noticia subió rápido a los portales. Los conductores de Juntos por el Cambio pusieron el grito en el cielo. No porque descarten esa posibilidad -que la Mesa Ejecutiva debatirá formalmente el martes-, sino porque nadie los había consultado. Buena parte de ellos ni siquiera sabía de la existencia de la reunión. Alfredo Cornejo, el presidente de la UCR, trasladó el malestar en nombre del partido y de los gobernadores. Fue raro porque más de uno de esos mandatarios venía coincidiendo con el deseo del kirchnerismo. La cuestión pasaba por otro lado: se sintieron ninguneados. Cornejo invocó, sobre todo, a Gerardo Morales, el gobernador de Jujuy. “¿Morales se está quejando? ¿Es una joda? Si él acompaña al Gobierno en todo”, dijo uno de los tres dirigentes que asistió a la Rosada. Patricia Bullrich comparaba al kirchnerismo con los mordiscos del futbolista Luis Suárez: “Se salen siempre de la regla”, decía en privado. Quienes hablaban con ella escuchaban su enojo: “No puede ser, les hicieron la cama”. A tono con la jefa oficial del PRO, Mauricio Macri reiteraba lo de siempre: que es imposible cualquier tipo de diálogo con el kirchnerismo porque todo termina en una emboscada. En Exaltación de la Cruz Elisa Carrió lanzaba alguna palabrota al aire, aunque un rato después retomaría la senda zen en pos de la unidad. “A mí al barro de la internita no me van a llevar”, transmitía.Jorge Macri había hecho los deberes. Habló por separado con Carrió y con el ex presidente para explicar la situación. Ritondo conversó con Macri, Vidal y, más detenidamente, con Horacio Rodríguez Larreta. Antes de esa ronda de explicaciones, Jorge Macri había enviado un audio al chat de la mesa de conducción de Juntos para el Cambio para asegurar que ni él ni Ritondo habían dado su consentimiento para la postergación de las primarias. “Bueno, entonces saquen un tuit ahora porque están todos puteando”, les pidieron. Lo hicieron. No bastó para calmar las aguas.La discusión por la postergación de las PASO no es menor. Hay macristas que creen que, una vez que el oficialismo obtenga el visto bueno para demorarlas, podría plantear -más tarde- hacerlas el mismo día que las generales y lograr así una suerte de Ley de Lemas encubierta. La oposición está en un laberinto. El Gobierno acelera y tiende puentes de nuevo, no solo para charlar sobre el calendario electoral. El nuevo plan de Alberto Fernández es parecerse al del año pasado, al Presidente que exponía en las conferencias de prensa para plantear políticas contra el Covid-19 de la mano de la oposición y crecía a niveles altísimos de popularidad. No será tan sencillo. Hoy su imagen se derrumba y la Argentina no es la que era. La economía hizo estragos en 2020 por una cuarentena innecesariamente larga, al decir de Pedro Cahn. Alberto heredó un país con una pobreza escandalosa del 35,5% de pobres; un año después trepa al 42%. El ritmo de la inflación hace prever que, salvo un milagro, estará muy lejos de cumplirse la meta del 29% que se propone -y que todavía defiende- Martín Guzmán. Y Cristina recuperó lo que nunca perdió, pero entonces disimulaba: el centro de la escena y el poder de veto en las decisiones clave.Alberto no está solo en la estrategia de coquetear con la oposición. Máximo Kirchner trabaja en la misma dirección, con un objetivo puntual. El diputado quiere que el oficialismo y los espacios anti-K hagan un acuerdo para que todos firmen una declaración en la que se solicite estirar los plazos de pagos del crédito del FMI a veinte años y no a diez, como establece el estatuto del Fondo. Vaya a saberse qué pensará Guzmán de la intromisión de Máximo en sus asuntos. Por lo pronto, el diputado hizo tanteos con Larreta y con Vidal a través de otros dirigentes. El hijo de Cristina persigue, además, un compromiso de sus rivales políticos para renegociar la deuda de la provincia de Buenos Aires, que está encarando Kicillof y que trepa a 7.150 millones de dólares. El oficialismo pretende dejar afuera de la maniobra a Macri, a Bullrich y a los radicales más intransigentes. Eso promete más roces. Alberto no ayuda. Mientras sus colaboradores le pedían a Larreta una reunión en Olivos en nombre del diálogo y de la preocupante situación epidemiológica, él salía en radio con Coco Sily y les mandaba un mensaje sarcástico a los macristas: “Si a ustedes el mundo los ama, ayúdenme a conseguir vacunas”. Coco se reía. Alberto parecía disfrutar de la ocurrencia. Macri cree que la movida oficial solo deparará nuevas trampas. Bullrich ni hablar. Cornejo y Carrió siempre están en guardia. Otra vez todos mirarán a Larreta y al núcleo de dirigentes que le piden que no abandone la moderación y el diálogo, entre ellos Vidal, Martín Lousteau y un sector de la UCR. Larreta está bajo presión. Siempre quiso estar donde está. Pero a veces la sufre. Luce ensimismado. Fácil no la tiene. Nadie le prometió un jardín de rosas.

Mirá también

Mirá también

“Están ganando los ultra”, el inquietante mensaje que sacude a Alberto Fernández

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Máximo KirchnerJorge MacriAlfredo CornejoCristian RitondoWado De Pedro

Fuente

Categories
General

Justicia de Nueva York falló en contra de Argentina por cupón del PBI durante el gobierno de Cristina Kirchner

La jueza de Nueva York Loretta Preska falló en contra de Argentina en la causa que el fondo de inversión Aurelius Capital Investment le inició por modificar en 2014, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, el mecanismo de medición del PBI nacional.
Fuentes del Palacio de Hacienda consultadas por Clarín indicaron que la resolución judicial es sólo “una instancia” del proceso, rechazaron que sea un fallo definitivo y dejaron trascender que el Gobierno dará su respuesta en los próximos. “Lo que la jueza hace es dar lugar a la respuesta  Argentina”, precisaron.Preska argumentó en su fallo que Argentina no puede desentenderse del pago a los acreedores de los intereses del cupón PBI mediante el cambio de la manera de calcularlo.Según se informó, con esta nueva medida se inicia una nueva instancia de investigación y se emplazó hasta el 16 de abril para que la Argentina presente una apelación. De acuerdo a lo interpretado por Preska, Argentina actuó de “mala fe” en 2014 al alterar la medición del cupón PBI de 2013.En enero de 2019, Aurelius había demandado a la Argentina en EEUU por un total de USD 84 millones, al acusar a la administración de Cristina Fernández de Kirchner de calcular en forma incorrecta los pagos que correspondían a los tenedores de bonos vinculados al PBI por una supuesta manipulación del Indec en 2013.La referencia está vinculada con bonos que establecen pagos adicionales basados en el desempeño de la economía y que se emitieron vinculados a las reestructuraciones de deuda en 2005 y 2010.Según la denuncia del fondo buitre, hubo alteraciones en el cálculo del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) para que el país se ahorre de liquidar unos u$s3.000 millones en 2014. La jueza de Nueva York volvió así a intervenir en una nueva causa vinculada con la Argentina, ya que anteriormente estuvo al frente del juicio por la estatización de la petrolera YPF.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Nueva YorkFondos BuitreINDECCristina KirchnerAurelius

Fuente

Categories
General

Justicia de Nueva York falló en contra de Argentina por cupón del PBI durante el gobierno de Cristina Kirchner

La jueza de Nueva York Loretta Preska falló en contra de Argentina en la causa que el fondo de inversión Aurelius Capital Investment le inició por modificar en 2014, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, el mecanismo de medición del PBI nacional.
Fuentes del Palacio de Hacienda consultadas por Clarín indicaron que la resolución judicial es sólo “una instancia” del proceso, rechazaron que sea un fallo definitivo y dejaron trascender que el Gobierno dará su respuesta en los próximos. “Lo que la jueza hace es dar lugar a la respuesta  Argentina”, precisaron.Preska argumentó en su fallo que Argentina no puede desentenderse del pago a los acreedores de los intereses del cupón PBI mediante el cambio de la manera de calcularlo.Según se informó, con esta nueva medida se inicia una nueva instancia de investigación y se emplazó hasta el 16 de abril para que la Argentina presente una apelación. De acuerdo a lo interpretado por Preska, Argentina actuó de “mala fe” en 2014 al alterar la medición del cupón PBI de 2013.En enero de 2019, Aurelius había demandado a la Argentina en EEUU por un total de USD 84 millones, al acusar a la administración de Cristina Fernández de Kirchner de calcular en forma incorrecta los pagos que correspondían a los tenedores de bonos vinculados al PBI por una supuesta manipulación del Indec en 2013.La referencia está vinculada con bonos que establecen pagos adicionales basados en el desempeño de la economía y que se emitieron vinculados a las reestructuraciones de deuda en 2005 y 2010.Según la denuncia del fondo buitre, hubo alteraciones en el cálculo del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) para que el país se ahorre de liquidar unos u$s3.000 millones en 2014. La jueza de Nueva York volvió así a intervenir en una nueva causa vinculada con la Argentina, ya que anteriormente estuvo al frente del juicio por la estatización de la petrolera YPF.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Nueva YorkFondos BuitreINDECCristina KirchnerAurelius

Fuente

Categories
General

Razones de una renuncia: Marcela Losardo no quiso hacer el “trabajo sucio” de la pelea de Cristina Kirchner con la Justicia

Marcela Losardo no está agobiada por tener que aclarar sus contactos con el fiscal Carlos Stornelli. Está agobiada por la política de desgaste a la que la sometió el cristinismo desde casi el arranque del Gobierno.
El presidente Alberto Fernández confirmó la primicia de Clarín del sábado pasado en el sentido de que se le va del Gobierno uno de sus alfiles más preciados, pero lo explicó con argumentos que se chocan contra la realidad.”Ya el colmo es que Stornelli diga que la llamó para solidarizarse y ella no lo conoce a Stornelli. No tiene ni el teléfono de Stornelli. Y de repente verse envuelta en semejantes cosas es algo que, para alguien que no viene de la política, es desgastante”, dijo el jefe de Estado.Pero en, realidad, la erosión provino del cristinismo. El apoyo al fiscal de los Cuadernos de las Coimas es previo al nombramiento de Alberto como candidato a presidente del Frente de Todos. Y tiene que ver con la misma consideración que el presidente tenía de Stornelli, antes de que, a principios de 2019, Cristina lanzara el Operativo Puf. Eran tiempos en que Alberto invitaba a Stornelli a tomar café en el estudio de Callao 1960 que hace 20 años comparte con Losardo.Todo cambió después del discurso del presidente del 1° de marzo en la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso. Fue por las palabras de Alberto, según las cuales, la Justicia “parece vivir en los márgenes de la democracia”. Losardo comprendió ese día que no quedó lugar en el Gobierno para los matices sobre cómo defender a la vicepresidenta Cristina Kirchner por los ocho procesamientos que tiene. Una cosa es hacerlo desde el derecho y otra desde la política sucia.Losardo, desde que asumió, mostró un perfil moderado respecto de la relación con la Justicia y, también dejó en claro, que no quiere hacer el “trabajo sucio” que implica la nueva etapa que quiere Cristina de su confrontación con la Justicia.Hace dos semanas mostró lo máximo que podía hacer con un hilo de tuits en que criticaba al fiscal Stornelli y, por primera vez, hacía suyo sin mucho entusiasmo, el relato del lawfare.Pero el presidente pidió en la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso una inédita “comisión bicameral de control cruzado” de la Justicia, a medida de los deseos de Cristina.Al día siguiente, Losardo explicó que sería “inconstitucional” si la comisión sirviera para sancionar o echar jueces. Estas funciones, contó con tono didáctico y nada político, corresponden al Consejo de la Magistratura para los jueces y del Congreso para los miembros de la Corte. Ahí mostró sus límites y vació de contenido a la comisión que fomentan Oscar Parrilli y Graciana Peñafort.En cambio, otros “talibanes” de Cristina, como Leopoldo Moreau, anunciaron que harán una denuncia de “un plan sistemático” de persecución contra Cristina que, a su criterio, incluye por ejemplo al miembro de la Corte, Ricardo Lorenzetti. Y otras medidas más para el resto de los miembros de la Corte, atacados uno por uno en la carta de la vicepresidenta de diciembre pasado.El desgate del cristinismo empezó con imponer al ex número dos de la AFI como su segundo, el control del Servicio Penitenciario Federal y la humillación de no ser consultada por el bloque de senadores cuando le cambiaron el sentido al proyecto de reforma judicial que había enviado al Congreso. Moreau, un adláter de Cristina, lo dijo con todas las palabras de la batería de medidas contra la Justicia: Losardo solo defendió en público la candidatura del juez Daniel Rafecas a la Procuración General de la Nación.Cuando se le preguntó al presidente Fernández si conocía al diputado Martín Soria (hijo del fallecido Carlos Soria, exgobernador de Río Negro) y a Ramiro Gutiérrez, contestó: “Sí, los conozco a los dos, son personas prestigiosas. Hay que ver. Tenemos que ver cómo resolverlo. Como corresponde, obviamente, a todos los salpican antes de empezar a hablar, ¿no?”.En la elección del sucesor de Losardo, Alberto mostrará también su grado de independencia de Cristina.Martín Soria tiene el perfil indicado para la etapa sucia que se avecina, de confrontación contra la Justicia. No solo por sus posteos con frases como “lawfare al palo” o “Comodoro PRO”, sino por haber puesto la firma en las últimas denuncias del Instituto Patria. Desde las presiones macristas a la jueza de Casación Ana Figueroa hasta el “delito” de su colega Gustavo Hornos de visitar oficialmente la Casa Rosada para reunirse con Macri. Para el cristinismo que Amado Boudou haya asistido al cumpleaños 73 del entonces miembro de la Corte, Eugenio Zaffaroni, no era un delito sino un acontecimiento social. Como tampoco que De Vido haya regalado televisiones y computadoras a jueces del máximo tribunal de Casación.Soria, en la última sesión, presentó una cuestión de privilegio para apuntar contra el Poder Judicial. La calificó de “rancio, corrompido y sin rastro de independencia ni imparcialidad”.En cambio, de Gutiérrez se sabe que proviene del sector del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Y que Cristina en el 2016, en la famosa conversación en que trató de “pelotudo” a Parrilli había dicho que había que “embocar” al entonces líder del Frente Renovador. Habrá que ver, con la elección del futuro ministro de Justicia, el margen de negociación que le queda al presidente dentro del Frente de Todos.DS​

Mirá también

Mirá también

La debacle de Marcela Losardo adelanta un nuevo ataque de Cristina contra la Justicia y la oposición

Mirá también

Mirá también

Lawfare y “Comodoro PRO”, el idioma que busca imponer Martín Soria, el candidato a asumir en Justicia

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Corrupción KAlberto FernándezMarcela LosardoCristina KirchnerÚltimas Noticias

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Martín Guzmán, con “plan B” frente al FMI y la presión de Cristina Kirchner detrás

Las apariciones públicas de Alberto Fernández y la de este jueves de Cristina Kirchner llenaron de inquietud a los inversores e hicieron crecer una versión: que no quieren cerrar un acuerdo con el FMI. Cristina torpedeó la negociación con su propuesta de investigar al Fondo y a Mauricio Macri. La vice, en el juicio, buscó la centralidad de la conducción política del Frente de Todos y mostrar una influencia sin límite en la Casa Rosada.Alberto -a su vez- generó todas las dudas con algo que no había hecho nunca: alinearse en forma total con las extremas posturas de Cristina. Por su lado, Cristina dialogó varias veces con Martín Guzmán. Pero su primer interlocutor económico es Axel Kicillof, de frustrado paso por el Palacio de Hacienda: fue el creador del “Plan Bomba”.Ambas cuestiones se trataron entre inversores. El martes fue descarnado en la UIA. Miguel Acevedo, su mandamás, lo transmitió: “Hay miedo de un mayor estatismo”.Los informes confidenciales de los “lobos” de Wall Street también encendieron alarmas. Una decena circuló en Manhattan: cayeron las acciones y subió el riesgo país. El JP Morgan advirtió sobre el impacto en las reservas. Así lo afirmó: “En estas condiciones políticas, un mayor superávit no siempre significa mayores reservas próximas”. Otro memo del “BTG” fue lapidario: “Fernández, contra la pared, estará completamente alineado con el kirchnerismo, que guiará las decisiones”.Guzmán, en las últimas jornadas, tuvo que desplegar una acción para minimizar los daños colaterales de los dichos de Cristina y Alberto. El ministro transmitió a hombres de negocios lo siguiente: Argentina va a buscar un acuerdo con el FMI.Guzmán insiste en que Alberto apoya la estrategia y Cristina acepta que sería lo mejor para estabilizar la economía.Cristina y Guzmán tuvieron varios encuentros. El ministro, incluso, viajó en secreto a El Calafate para un diálogo a fondo con la vice. Ese acercamiento genera luchas internas con Kicillof.Cristina le comunicó que no quiere ningún ajuste en el año electoral y está obsesionada con la denuncia criminal contra el FMI. Fue la impulsora de la movida. Pero el ministro argumenta que sin acuerdo con el FMI, la estabilidad del dólar podría evaporarse y esfumar un eventual triunfo electoral.Para Guzmán, Mauricio Macri no perdió las elecciones por el aumento de las tarifas. Esa era la teoría de la vicepresidenta. El ministro tiene otra lectura: Macri perdió la reelección por la corrida cambiaria y su impacto inflacionario.Guzmán sostiene que para mantener la “pax” con el dólar debe cerrar con el FMI.Así lo afirma: “No hay dólares para pagar al FMI”. Y sin dólares será difícil competir electoralmente. El jueves por la noche, Guzmán dio otra señal de racionalidad: ya tiene fecha y reuniones cerradas en Washington. La misión a Estados Unidos será el 22, 23 y 24 de marzo.

Kristalina Georgieva, jefa del FMI, espera en Estados Unidos a Martín Guzmán. Foto AFP

Tendrá una cumbre con Kristalina Georgieva y reuniones con burócratas del FMI.Pero hasta ahora no está cerrado el encuentro clave con Janet Yellen, la flamante titular del Tesoro. Julie Kozak y Luis Cubeddu –los auditores– están inquietos y acusan a la Argentina de no haber avanzado en la negociación técnica con el Fondo.Ambos hicieron un memo, en donde dicen que los funcionarios de Economía no aportan datos y menos un programa económico de estabilización.Como adelantó Clarín, existen cuatro diferencias sustanciales entre Argentina y el FMI: sendero fiscal; programa monetario; plan de reservas y la brecha del dólar. En otras palabras: ningún acuerdo técnico consistente. Guzmán –según dicen en Wall Street– iría a Washington con dos propuestas concretas. Sería un plan acordado entre Alberto, Cristina y el ministro.El plan “A” buscaría un acuerdo light con el FMI. Un convenio que permita reprogramar los pagos a 10 años, pero sin muchos compromisos por parte de la Casa Rosada.El plan “B” sería más audaz: no hacer convenio, pero buscar un acuerdo político para postergar por un tiempo los fuertes vencimientos que Argentina tiene este año con el FMI y el Club de París.Esta “coartada” entusiasma a Cristina: en definitiva apunta a llegar a las elecciones sin ajustes en la economía. Y sería una especialidad del Gobierno y la política argentina: postergar la resolución de los problemas y no frenar la caída en el tobogán de la economía. La idea, de todos modos, enfrenta problemas: muchos directores del FMI están agotados de los “gambitos” de Argentina.La vicepresidenta fue la autora ideológica de la denuncia contra Macri y el FMI. Cristina la comenzó a elaborar en noviembre, cuando buscaba a quién culpar de la corrida cambiaria que sacudía a la Casa Rosada. El dólar llegó a 195 pesos. Hizo consultas a economistas y decía: “Hay que acusar al Fondo y a Macri”.Los “lobos” de Manhattan consideran que la denuncia “es humo” y que la iniciativa política la aceptó Alberto para construir ambos un relato electoral. También, para intentar sacar de escena el escándalo de las “vacunas VIP”.La jefa del FMI está tranquila: en definitiva, imputa a Donald Trump y a Christine Lagarde, que ya no habitan Washington. Pero la denuncia abre otros problemas. La Casa Rosada, al cuestionar el préstamo, también acusa a quienes aprobaron los créditos en Washington: todo el directorio del FMI, y por unanimidad. En otras palabras: a todos los directores del poderoso G-7, los cuales serán quienes decidirán si aceptan los planteos de Guzmán o le sueltan la mano a la Casa Rosada. Los préstamos a Macri fueron impulsados por Trump, pero votados por unanimidad en el directorio del FMI. Guzmán tiene previsto –además de Washington– viajar a Alemania, Francia, Inglaterra, España, Italia y Asia. Según la denuncia de Alberto, los delegados de esos países en el FMI serían responsables también del crédito ilegal.

Cristina Kirchner, en su despacho del Senado antes de declarar por la causa dólar futuro.

Cristina se entusiasmó porque, desde hace un año, dos áreas del FMI evalúan el fracaso del plan Macri. Una es la auditoría de la Oficina de Evaluación Independiente. Y la otra, la lidera el economista Odd Per Brekk y es vinculante con la actual negociación.Macri recibió la noticia en su casa, junto a dos amigos. Terminó el discurso Alberto y los tres decidieron irse, despreocupados, a almorzar en San Isidro. Varios asesores del ex presidente insisten con un contragolpe: exigir que también la Justicia investigue el “acuerdo exprés” que firmó Axel Kicillof con el Club de París y donde –el ahora gobernador- aceptó aumentar en un día la deuda en la friolera de 3.700 millones de dólares.Kicillof le sugiere a Cristina implementar un “plan flotar” hasta las elecciones. Similar al que fracasó durante su gestión ministerial. Este jueves, ambos trataron de defenderse de la acusación por “dólar futuro”. Cristina agravió a la Justicia y utilizó su tesis central: existe un complot contra ella. De la causa no dijo nada concreto. Tampoco de los dos peritajes que existen en el expediente.Esos trabajos dicen que el BCRA vendía dólares a 10,50 pesos, cuando en el mercado oficial de New York cotizaba a 14,50. Un negocio en el acto del 38 %. ​El BCRA batió todos los récords de venta de dólar futuro: fueron 17.000 millones de dólares. Algunos opinan que la operación no es punible. Que fue una decisión política. Pero -de ser así- Cristina se despidió de la Casa Rosada con un excelente negocio: a favor de banqueros y especuladores, que en su relato dicen combatir.

Mirá también

Se agrava la crisis de YPF: perdió US$ 1.098 millones y se hundieron sus ventas en pesos

Dólar futuro: Cristina Kirchner cargó contra los economistas de Macri y uno de ellos le respondió

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Cristina KirchnerAlberto FernándezMartín GuzmánFondo Monetario Internacional

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Nueva encuesta: volvieron a medir a Máximo Kirchner en Ciudad, GBA e Interior

La nominación de Máximo Kirchner como futuro presidente del PJ bonaerense y el impulso de La Cámpora para que su jefe sea el heredero del liderazgo nacional que hoy ejerce su madre, llevaron al titular del bloque de Diputados del Frente de Todos a un exposición inédita para su carrera política. En ese escenario, distintas consultoras salieron a medirlo con mayor profundidad. Evalúan su imagen nacional, pero también con recortes por región. Esta semana se conocieron nuevos números que adelanta Clarín. Los datos confirman la hipótesis original: al menos por ahora, su mayor (y casi única) fortaleza está en el Conurbano.
La firma que sumó otro estudio fue Real Time Data (RTD), una consultora que hace mediciones de actualización diaria que vende entre clientes del país y el exterior. Este diario ya adelantó dos partes de este sondeo nacional, que incluyó 1.050 casos relevados entre el 6 y el 10 de enero. – Por un lado, le preguntaron a la gente qué fuerzas consideraban no democráticas y por lo tanto recomendaban que no pudieran presentarse en la elección. Quedaron primeros el Frente de Izquierda y el espacio de José Luis Espert.- Por el otro, se hizo un anticipado planteo electoral para el 2023. Se consultó “quién le gustaría que sea el próximo presidente”. Ganó Alberto Fernández, pero sólo con el 16%.Los números de MáximoLa primera tabla de imágenes que muestra RTD incluye los datos generales, a nivel país, de 22 dirigentes; incluido Máximo Kirchner. El ranking se ordena por valoración a favor (“buena” + “muy buena”) y, con ese parámetro, el jefe del bloque del FdT queda 17°.El líder de La Cámpora tiene 12% de ponderación “muy buena” y 21% de “buena”. Total + 33 puntos. Encima de él, muy cerca, figuran Mario Negri, con + 35%; y Emilio Monzó, Sergio Massa, Mauricio Macri y Leandro Santoro, todos con + 34%. Es decir, con crecer un par de puntos, Máximo Kirchner ya se ubicaría en la mitad de la tabla.

Debajo de él, en tanto, aparecen Ricardo López Murphy (+ 30%), José Luis Espert (+ 27%), Juan Grabois (+ 27%), Ofelia Fernández (+ 26%) y Hugo Moyano (último con + 18%).Pero el dato más preocupante para el diputado es su valoración en contra. Combina 11% de imagen “mala” y 53% de “muy mala”. Total – 64%, lo que lo deja con un diferencial negativo de -31 puntos. Así, refleja el mismo fenómeno que ocurre con oficialistas como Cristina (+ 38% y – 61%) o Massa (+ 34% y – 64%), pero también con opositores como Elisa Carrió (+ 39 y – 59%) y Macri (+ 34% y – 65%). Curiosamente, con el ex presidente comparten exactamente el mismo balance: – 31 puntos.Recortes por regiónAdemás de las cifras generales, el estudio de RTD detalla tres recortes por región: Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires e Interior del país. Como mostraban otros estudios, lo mejor de Máximo Kirchner está en la Provincia, en particular el Conurbano bonaerense.Según los datos de la consultora, en CABA el jefe de los diputados K suma 29 puntos de positiva. Queda último con Espert. En el Interior llega a 30% y le alcanza para relegar a Grabois (28), Espert (27) y Ofelia Fernández (24).En el GBA, en tanto, Máximo Kirchner sube a 41% de valoración a favor. Queda octavo y supera a dirigentes como María Eugenia Vidal (40%), Massa (39%), Patricia Bullrich (35%) y Macri (27%), entre otros.

Mirá también

Mirá también

Por primera vez midieron a Máximo Kirchner en todo el país: cómo le fue contra Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa

Mirá también

Mirá también

Cristina Kirchner avanza en el Gobierno y una encuesta le atribuye influencia récord

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Máximo KirchnerEncuestasLa Cámpora

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente