Categories
General

EEUU: Voto por correo podría demorar resultado de elección

Un abundante caudal de votos por correo como consecuencia del coronavirus podría hacer que no se conozca el ganador de las elecciones de noviembre en Estados Unidos el día de la votación, una perspectiva que tiene a algunos preguntándose si Donald Trump tratará de aprovechar la demora para generar dudas acerca de los resultados.Las autoridades electorales de algunos estados clave dicen que podría tomar varios días contar el voto por correo y si la votación es peleada, como las del 2016, probablemente nadie se animará a proclamar un ganador hasta que sean contados todos los votos.“Podría tomar varios días saber quién ganó”, dijo Jocelyn Benson, secretario de estado demócrata de Michigan, en una entrevista. “Tenemos que prepararnos para ello y aceptar esa realidad”.El secretario de estado republicano de Ohio Frank LaRose pidió “paciencia” al público. “Estamos acostumbrados a saber los resultados la misma noche”, dijo LaRose el miércoles en un foro auspiciado por el Centro de Políticas Bipartidistas. “Esta vez puede tomar un poco más”.La demora en conocer los resultados es común en algunos estados donde ya mucha gente vota por correo. Pero el resultado de las elecciones no queda en el aire desde el 2000, cuando irregularidades en la votación en la Florida dieron lugar a semanas de caos y de pleitos.Para muchos la perspectiva de una votación reñida es particularmente inquietante este año ya que Trump despotrica contra el voto por correo, diciendo que se presta para fraudes y afirmando sin pruebas que facilitará el “arreglo” de la votación.“Es algo muy problemático”, sostuvo Rick Hasen, profesor de derecho de la Universidad de California-Irvine. “Ya hay mucha ansiedad en torno a estas elecciones por el alto grado de polarización y de desinformación”.Hasen ha estado estudiando la dinámica del proceso electoral en medio de una pandemia. Hace poco reunió una serie de académicos de ambos partidos para que recomienden medidas a tomar en caso de que la votación sea reñida. Algunos plantearon escenarios inquietantes, como uno en el que los gobernadores o las legislaturas estatales se niegan a aceptar los resultados o que un candidato se niegue a admitir su derrota.Desde el campo demócrata surgen muchas voces que advierten que Trump va a tratar de interferir en el proceso. El propio Joe Biden, que tiene prácticamente asegurada la nominación demócrata, dijo hace poco: “Creo que (Trump) va a tratar de aplazar las elecciones, que va a decir que por alguna razón no se pueden llevar a cabo”.El portavoz de la campaña de Trump Ken Farnasco dijo que ese era “otro invento sin fundamento de la maquinaria liberal de teorías conspirativas”.El coronavirus plantea algunos desafíos ya que mucha gente puede preferir no emitir su voto en persona en las urnas, como es tradición. Dirigentes de ambos partidos han estado promoviendo el voto por correo y el voto en ausencia, y durante las primarias aumentaron los pedidos de boletas para votar por correo. Muchos estados se preparan para procesar milliones más de votos por correo en noviembre.Cada estado maneja su propio proceso electoral y el conteo de esos votos puede demorarse dependiendo del estado. Algunos estados pueden aceptar votos que llegan días después del día de las elecciones, siempre y cuando hayan sido despachados a más tardar en esa fecha. Estados que pueden resultar decisivos, como Michigan y Pensilvania, tienen leyes que prohíben el conteo de los votos por correo hasta el mismo día de las elecciones, lo que garantiza que el recuento no se completará en esa fecha.Esto no quiere decir que la Associated Press y otras organizaciones noticiosas no proclamarán un vencedor la noche de la votación. La AP siempre lo hace antes de que se complete el recuento oficial, empleando modelos basados en resultados parciales, votaciones previas y sondeos a boca de urna.Pero si hay una votación muy ajustada, la AP y las demás organizaciones podrían abstenerse de proclamar un vencedor el mismo día de los comicios.___Los reporteros de la Associated Press David Eggert (Lansing, Michigan) y Marc Levy (Harrisburg, Pensilvania) colaboraron en este despacho.

Fuente

Categories
General

Surinam decide en las urnas futuro de su presidente, condenado por asesinato y narcotráfico

Surinam acudió a las urnas este lunes para elegir a los 51 miembros de la Asamblea Nacional que determinará el destino del presidente Desi Bouterse, sentenciado el año pasado a 20 años de prisión por la ejecución de opositores en 1982.El exdictador militar convertido en político ha dominado el pequeño país sudamericano durante décadas y busca ahora su tercer mandato. Pero los sondeos señalan que su formación, el Partido Nacional Democrático (NDP), podría perder su mayoría en el parlamento unicameral de 51 escaños, responsable de elegir al presidente.Bouterse, de 74 años, y su esposa, Ingrid Waaldring, llegaron entre los primeros votantes a una escuela de Paramaribo, la capital, rodeado de seguidores y medios de comunicación.Para celebrar la votación, las autoridades de esta excolonia holandesa levantaron por dos días el confinamiento parcial decretado para frenar la epidemia de coronavirus.Desde la apertura de la jornada a las 7 de la mañana, habitantes comenzaron a alinearse frente a los centros de votación, guardando una distancia de 1,5 metros.”Unas horas más y habremos liberado a Surinam”, declaró el principal rival del presidente, Chandrikapersad Santokhi, del Partido de la Reforma Progresista (VHP), tras abandonar su casa rumbo a un colegio electoral.Una encuesta del Instituto IDOS predijo que el NDP podría perder su mayoría de 26 escaños, para pasar a tener entre 17 y 14, mientras que la oposición se quedaría con 12 de las 17 bancas en la capital.Un posible triunfo opositor requeriría, de todos modos, formar una coalición para gobernar.- Prisión, en suspenso -Bouterse es una figura muy controvertida, que dirigió el país entre 1980 y 1987 como dictador. Un tribunal militar lo condenó el año pasado a 20 años de cárcel por ordenar la ejecución de opositores en diciembre de 1982, entre ellos empresarios, abogados y periodistas.Los hechos, conocidos como los “asesinatos de diciembre”, fueron investigados por Santokhi, un exministro de Justicia y antiguo comisionado de policía, quien ya perdió en los comicios de 2010 y 2015 ante Bouterse.Bouterse recurrió su sentencia, pero la audiencia se pospuso hasta junio por la pandemia, que ha dejado 11 casos confirmados y un muerto en el país.En un caso distinto, un tribunal de Holanda lo sentenció en 1999 a 11 años de prisión en ausencia por tráfico de cocaína, un delito que él niega haber cometido.La elección democrática de Bouterse en 2010 le dio protección contra una orden de arresto de Interpol por su condena en Holanda.Aunque sea reelegido por la Asamblea Nacional tras los comicios, para lo cual necesita dos tercios de los votos, podría ir a prisión si no gana su apelación.- Una votación reñida -Poco más de 380.000 personas estaban registradas en las listas electorales de este país de 600.000 habitantes donde se habla neerlandés.Muchos de los votantes acudieron a las urnas vistiendo camisetas con el rostro de sus candidatos.Rudy Cederburg, un hombre mayor, acudió a votar vestido de violeta y blanco, los colores del partido de Bouterse.”Estoy entregado al NDP en cuerpo y alma”, dijo a la AFP. “Quiero que este partido continúe el camino de desarrollo que emprendió”.El NDP destacó durante la campaña sus medidas para aumentar sustancialmente el bienestar social, con seguros obligatorios de salud y pensiones, proyectos de infraestructura y parcelas para los sin tierra.Pero la oposición acusa a Bouterse de numerosos escándalos de corrupción y de la grave crisis económica en la que está sumido este país, exportador de oro y petróleo.”El gobierno actual, el NDP, ha convertido esto en un gran caos durante los últimos 10 años. Las cosas no andan bien en este país”, dijo Consuela Prade, de 34 años, que no tenía claro a qué partido opositor iba a votar.- Medidas especiales -Entre las precauciones tomadas por la covid-19, los miembros de los colegios electorales pintaron los dedos de los votantes de azul para evitar que tuvieran que ponerlos en un tintero.Entre los votantes hay 187 personas en cuarentena, que llegaron desde países extranjeros en vuelos especiales organizados por el gobierno. El equipo de gestión de covid-19 organizó una mesa de votación en un hotel, donde los votantes en cuarentena serán transportados en autobuses militares.Debido al coronavirus, solo 35 observadores controlan el proceso electoral, incluidos los de la Organización de los Países Americanos (OEA).Los surinameses también eligen a 118 representantes distritales y 772 locales, con 17 partidos y más de 5.700 candidatos en las papeletas.Los centros cerraban a las 19H00 (22H00 GMT) y las primeras estimaciones se esperan alrededor de las 22H00 (01H00 GMT del martes).str-gde/lch/mls/lda/yow/gma/rsr

Fuente

Categories
General

Trump amenaza a Carolina del Norte con trasladar convención republicana

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó el lunes con trasladar la convención republicana, programada para fines de agosto en Carolina del Norte, si el gobernador demócrata de ese estado no garantiza rápidamente el levantamiento de la prohibición de grandes concentraciones debido al coronavirus.”Miles de republicanos entusiastas planean viajar a Carolina del Norte en agosto. El gobernador debe decirles de inmediato si el lugar podrá o no utilizarse” en toda su capacidad, expresó en su cuenta de Twitter el presidente, que buscará un segundo mandato de cuatro años el próximo 3 de noviembre.”Si este no es el caso, lamentablemente nos veremos obligados a encontrar otro sitio para la convención republicana”, enfatizó, insistiendo en que deben contemplarse los “empleos y desarrollo económico” vinculados a la organización de tal evento.”Desafortunadamente, el gobernador demócrata Roy Cooper todavía está en un estado mental de confinamiento”, se lamentó el presidente estadounidense, quien ha estado insistiendo durante varias semanas en la necesidad de una reapertura rápida de la economía.Si bien esta convención, programada del 24 al 27 de agosto en la ciudad de Charlotte, no tendrá verdadero suspenso porque ya se descuenta que Trump será nominado como candidato, estos actos masivos son, con todo su folklore, tradicionalmente lo más destacado de la vida política estadounidense.A pesar del tono amenazante, Trump destacó igualmente en su serie de tuits matutinos su simpatía por el “maravilloso estado de Carolina del Norte”.Carolina del Norte entró en la fase 2 de su plan de cuarentena contra el coronavirus la semana pasada, permitiendo por ejemplo que los restaurantes abran al 50% de su capacidad, pero aún prohíbe grandes reuniones de personas.jca/dax/llu/lda

Fuente

Categories
General

Candidato oficialista Évariste Ndayishimiye, ganador de la presidencial de Burundi

El candidato del partido en el poder en Burundi, Évariste Ndayishimiye, fue declarado vencedor de la elección presidencial del 20 de mayo, con 68,72% de los votos, según datos anunciados por la Comisión Electoral Nacional Independiente (Ceni) ellunes.El general Ndayishimiye, de 52 años, que sucede al presidente Pierre Nkurunziza, aventaja ampliamente al principal candidato de la oposición, Agathon Rwasa, presidente del Consejo Nacional para la Libertad (CNL), que recabó el 24,19% de los votos.Sin conocer todavía los resultados oficiales, Rwasa los había calificado de “fantasiosos”.La participación en la presidencial, que se desarrolló al mismo tiempo que las elecciones legislativas y comunales, se elevó al 87,7% del censo.Aunque las elecciones, que se llevaron a cabo a pesar de la epidemia del nuevo coronavirus, se desarrollaron en calma, el CNL denuncia desde el miércoles presiones a sus asesores -algunos fueron detenidos- así como fraudes masivos.En el poder desde 2005, Nkurunziza había decidido que no volvería a presentarse para un cuarto mandato y designó al general Ndayishimiye como su “heredero”.La candidatura de Nkurunziza para un polémico tercer mandato en 2015 había hundido al país en una grave crisis política, que dejó al menos 1.200 muertos y llevó al éxodo a unos 400.000 burundeses.Ndayishimiye asumirá en agosto por un mandato de siete años. Ha prometido que la prioridad de su presidencia será la reactivación económica.Burundi está clasificado como uno de los tres países más pobres del planeta, según el Banco Mundial, que estima que el 75% de la población vive por debajo del umbral de pobreza, frente al 65% que había cuando asumió el poder Nkurunziza en 2005.str-cyb/fal/jpc/af/mb

Fuente

Categories
General

Candidato oficialista Évariste Ndayishimiye, ganador de la presidencial de Burundi

El candidato del partido en el poder en Burundi, Évariste Ndayishimiye, fue declarado vencedor de la elección presidencial del 20 de mayo, con 68,72% de los votos, según datos anunciados por la Comisión Electoral Nacional Independiente (Ceni) ellunes.El general Ndayishimiye, de 52 años, que sucede al presidente Pierre Nkurunziza, aventaja ampliamente al principal candidato de la oposición, Agathon Rwasa, presidente del Consejo Nacional para la Libertad (CNL), que recabó el 24,19% de los votos.Sin conocer todavía los resultados oficiales, Rwasa los había calificado de “fantasiosos”.La participación en la presidencial, que se desarrolló al mismo tiempo que las elecciones legislativas y comunales, se elevó al 87,7% del censo.Aunque las elecciones, que se llevaron a cabo a pesar de la epidemia del nuevo coronavirus, se desarrollaron en calma, el CNL denuncia desde el miércoles presiones a sus asesores -algunos fueron detenidos- así como fraudes masivos.En el poder desde 2005, Nkurunziza había decidido que no volvería a presentarse para un cuarto mandato y designó al general Ndayishimiye como su “heredero”.La candidatura de Nkurunziza para un polémico tercer mandato en 2015 había hundido al país en una grave crisis política, que dejó al menos 1.200 muertos y llevó al éxodo a unos 400.000 burundeses.Ndayishimiye asumirá en agosto por un mandato de siete años. Ha prometido que la prioridad de su presidencia será la reactivación económica.Burundi está clasificado como uno de los tres países más pobres del planeta, según el Banco Mundial, que estima que el 75% de la población vive por debajo del umbral de pobreza, frente al 65% que había cuando asumió el poder Nkurunziza en 2005.str-cyb/fal/jpc/af/mb

Fuente

Categories
General

Candidato oficialista Évariste Ndayishimiye, ganador de la presidencial de Burundi

El candidato del partido en el poder en Burundi, Évariste Ndayishimiye, fue declarado vencedor de la elección presidencial del 20 de mayo, con 68,72% de los votos, según datos anunciados por la Comisión Electoral Nacional Independiente (Ceni) ellunes.El general Ndayishimiye, de 52 años, que sucede al presidente Pierre Nkurunziza, aventaja ampliamente al principal candidato de la oposición, Agathon Rwasa, presidente del Consejo Nacional para la Libertad (CNL), que recabó el 24,19% de los votos.Sin conocer todavía los resultados oficiales, Rwasa los había calificado de “fantasiosos”.La participación en la presidencial, que se desarrolló al mismo tiempo que las elecciones legislativas y comunales, se elevó al 87,7% del censo.Aunque las elecciones, que se llevaron a cabo a pesar de la epidemia del nuevo coronavirus, se desarrollaron en calma, el CNL denuncia desde el miércoles presiones a sus asesores -algunos fueron detenidos- así como fraudes masivos.En el poder desde 2005, Nkurunziza había decidido que no volvería a presentarse para un cuarto mandato y designó al general Ndayishimiye como su “heredero”.La candidatura de Nkurunziza para un polémico tercer mandato en 2015 había hundido al país en una grave crisis política, que dejó al menos 1.200 muertos y llevó al éxodo a unos 400.000 burundeses.Ndayishimiye asumirá en agosto por un mandato de siete años. Ha prometido que la prioridad de su presidencia será la reactivación económica.Burundi está clasificado como uno de los tres países más pobres del planeta, según el Banco Mundial, que estima que el 75% de la población vive por debajo del umbral de pobreza, frente al 65% que había cuando asumió el poder Nkurunziza en 2005.str-cyb/fal/jpc/af/mb

Fuente

Categories
General

Candidato oficialista Évariste Ndayishimiye, ganador de la presidencial de Burundi

El candidato del partido en el poder en Burundi, Évariste Ndayishimiye, fue declarado vencedor de la elección presidencial del 20 de mayo, con 68,72% de los votos, según datos anunciados por la Comisión Electoral Nacional Independiente (Ceni) ellunes.El general Ndayishimiye, de 52 años, que sucede al presidente Pierre Nkurunziza, aventaja ampliamente al principal candidato de la oposición, Agathon Rwasa, presidente del Consejo Nacional para la Libertad (CNL), que recabó el 24,19% de los votos.Sin conocer todavía los resultados oficiales, Rwasa los había calificado de “fantasiosos”.La participación en la presidencial, que se desarrolló al mismo tiempo que las elecciones legislativas y comunales, se elevó al 87,7% del censo.Aunque las elecciones, que se llevaron a cabo a pesar de la epidemia del nuevo coronavirus, se desarrollaron en calma, el CNL denuncia desde el miércoles presiones a sus asesores -algunos fueron detenidos- así como fraudes masivos.En el poder desde 2005, Nkurunziza había decidido que no volvería a presentarse para un cuarto mandato y designó al general Ndayishimiye como su “heredero”.La candidatura de Nkurunziza para un polémico tercer mandato en 2015 había hundido al país en una grave crisis política, que dejó al menos 1.200 muertos y llevó al éxodo a unos 400.000 burundeses.Ndayishimiye asumirá en agosto por un mandato de siete años. Ha prometido que la prioridad de su presidencia será la reactivación económica.Burundi está clasificado como uno de los tres países más pobres del planeta, según el Banco Mundial, que estima que el 75% de la población vive por debajo del umbral de pobreza, frente al 65% que había cuando asumió el poder Nkurunziza en 2005.str-cyb/fal/jpc/af/mb

Fuente

Categories
General

Trump a votantes: Confíen en mí, la economía se recuperará

WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump tiene una nueva promesa de cara a las elecciones de noviembre: Confíen en mí.En una época en que la economía enfrenta su peor recesión en un siglo, con más de 38 millones de desempleados, Trump habla cada vez con mayor frecuencia de una futura recuperación que probablemente no se materialice hasta después de las elecciones de noviembre. El presidente les está pidiendo a los votantes que miren más allá del dolor que se resiente en todo el país y le den otros cuatro años de mandato con base en la promesa de una recuperación económica en 2021.“Es una transición a la grandeza”, dijo Trump una y otra vez, pronosticando una economía próspera hacia finales del año. “Van a ver grandes números en el último trimestre, y van a terminar gozando de un gran año el próximo año”.Su principal asesor económico, Larry Kudlow, está de acuerdo con el optimismo y la esperanza para un “grandioso 2021”.Es una táctica de recompensa tardía que Trump utilizaba incluso desde antes de que la pandemia azotara al país. Ha recurrido a ella con renovada urgencia después de que el coronavirus lo despojó de la floreciente economía que iba a ser la parte central de su mensaje de reelección.Trump ya había prometido difundir finalmente un plan republicano de atención a la salud después del cierre de casillas — a pesar de llevar más de tres años de gobierno — junto con un recorte fiscal postelectoral y una “Fase 2” de un acuerdo comercial con China.Ahora intenta persuadir a los votantes de que, si ya ayudó una vez a impulsar la economía, entonces puede hacerlo de nuevo.“Construimos la economía más grande del mundo”, dice frecuentemente. “Lo haré por segunda vez”.No es sólo el próximo año lo que será un misterio para los votantes el día de las elecciones. Trump y su equipo han intentado promover el ultimo trimestre — el periodo de octubre a diciembre —, pero los reportes económicos de dicho lapso no se difundirán sino hasta 2021. Las cifras preliminares del tercer trimestre se darán a conocer el 29 de octubre, apenas unos días antes de los comicios. La tasa de desempleo podría seguir en dos dígitos el día de las votaciones, declararon el economista de la Casa Blanca Kevin Hassett y Eric Rosengren, presidente del Banco de la Reserva Federal de Boston, durante entrevistas televisivas el domingo.“Desafortunadamente, creo que es posible que el desempleo termine el año en dos dígitos”, dijo Rosengren al programa “Face the Nation” de CBS. Para recuperar los bajos niveles de desempleo que se tenían a fines de febrero pasado, dijo que probablemente se requeriría de una vacuna “o de otras innovaciones médicas que hagan que sea mucho menos riesgoso salir”.De cualquier forma, Trump y su campaña esperan poder convencer al público de que el mandatario, y no el demócrata Joe Biden, es el candidato que puede revertir la situación, incluso si postergan el lapso de recuperación hasta el próximo año.“El presidente tiene un antecedente claro de llevar la economía a alturas históricas hasta que fue interrumpida de forma artificial por el coronavirus, y saben que lo hará otra vez”, dijo el director de comunicaciones de la campaña de Trump, Tim Murtaugh.___La periodista de la AP Emily Swanson contribuyó con este despacho.

Fuente

Categories
General

Joe Biden gana primarias del Partido Demócrata en Hawai

HONOLULU, Hawai, EE.UU. (AP) — Joe Biden ganó el sábado las elecciones primarias presidenciales del Partido Demócrata en Hawai, proceso que se había pospuesto más de un mes debido a la pandemia del nuevo coronavirus.Biden derrotó a Bernie Sanders, senador de Vermont, al llevarse 63% de los votos.Biden obtuvo 16 delegados de Hawai y Sanders se quedará con ocho. Biden tiene un total de 1.566 delegados para la convención nacional del partido, según un conteo de The Associated Press. Necesita 1.991 delegados para obtener la candidatura demócrata, un número que se prevé alcanzará para junio.Un total de 35.044 personas votaron en las primarias del partido. Todas las boletas se enviaron por correo.En un principio, el partido había planeado realizar las elecciones el 4 de abril y esperaba que la mayoría de sus miembros votara por correo y otros lo hicieran en los cerca de 20 centros de votación presencial en el estado.El partido comenzó a enviar boletas a los miembros del partido registrados a principios de marzo, cuando Sanders y Biden llevaban la delantera y la congresista de Hawai Tulsi Gabbard seguía en la pelea por la candidatura.Sin embargo, las preocupaciones sobre la propagación del coronavirus forzaron al partido a anunciar el 20 de marzo que cancelaría los planes para la votación en persona y sólo recibiría boletas por correo. A fin de brindar la oportunidad de votar en persona a quienes esperaban hacerlo el 4 de abril, el partido indicó que enviaría otra ronda de boletas a los miembros y esperaría hasta finales de mayo para que fueran enviadas de regreso y contadas.Entre estos cambios, Gabbard abandonó la contienda y apoyó a Biden. Sanders puso fin a su intento y apoyó a Biden el 13 de abril.Al electorado se le pidió que marcara sus tres opciones favoritas en las boletas de votación.

Fuente

Categories
General

Trump vs Biden: la batalla por la Presidencia de EEUU que transformó la pandemia

La batalla por la Presidencia a la que se lanzaban Donald Trump y el demócrata Joe Biden prometía ser salvaje. Pero se desató la pandemia de coronavirus, que ya mató a casi 90.000 estadounidenses, y el panorama cambió.A menos de seis meses de las elecciones, ninguno de los candidatos puede hacer campaña normalmente, y Trump se ve enfrentado una suerte de plebiscito sobre su gestión de la crisis actual.”Realmente no sabemos cómo se desarrollará esto”, dijo a la AFP Christopher Arterton, profesor de ciencia política de la Universidad George Washington.Cuatro meses antes de la pandemia, las narrativas de uno y otro partido parecían claras.El presidente  se apoyaba en el buen desempeño de la economía y un desempleo históricamente bajo, proponiendo cuatro años más en el mismo sentido y poniendo el acento en su perfil de exitoso empresario.Biden, por su lado, prometía terminar con los escándalos, la polarización y el estilo de gestión tipo “reality show” del magnate republicano, apelando a que los electores recordaran los años de su vicepresidencia bajo el mandato de Barack Obama y apuntando a restaurar “el alma de Estados Unidos”.Biden, de 77 años, lideraba las encuestas, pero muchos creían que Trump, de 73, tomaría la delantera el 3 de noviembre.El último presidente en ejercicio en perder una reelección fue George Bush, en 1992. En general, aquellos que gobiernan en período de fuerte crecimiento económico parecen prácticamente imbatibles.Trump recorrió el país multiplicando actos en los que dejaba satisfecha a su base tradicional, conservadora y machista, con un mensaje simple: un nacionalismo exacerbado y la relocalización en Estados Unidos de empresas que habían abandonado el país con sus empleos a cuestas.Trump se preguntaba entonces sin tapujos cómo podía hacer “Joe el dormilón” (“Sleepy Joe”, el sobrenombre con el que bautizó a Biden burlonamente) para derrotarlo.Pero el coronavirus cambió todo.- Una elección plebiscitaria -“Esta elección será principalmente un referéndum sobre el presidente Trump”, dijo Allan Lichtman, historiador de la American University, reconocido por sus predicciones precisas sobre anteriores comicios.La crisis de la COVID-19 plantea a los liderazgos políticos desafíos tan o más importantes que los ataques del 11 de septiembre de 2001 o la crisis de 2008.Trump cree que él ya pasó el examen: “Lo calificaría con 10”, respondió una vez cuando se le preguntó cómo evaluaría su desempeño.Pero muchos no están de acuerdo. Su estilo político confrontativo, sus escasas demostraciones de empatía y su manejo de recursos federales durante la pandemia le han valido fuertes críticas.Según la última encuesta de CBS, el 57% de los estadounidenses piensa que Trump ha hecho un “mal trabajo”, contra el 47% en marzo.Todo daría para pensar que Biden cuenta con una oportunidad de oro.Sin embargo, como millones de estadounidenses, el probable candidato demócrata ha pasado los últimos dos meses encerrado en su casa.Aunque Trump ha debido renunciar a los actos públicos que tanto aprecia, todavía sale ocasionalmente en el Air Force One y con frecuencia domina las transmisiones de noticias nocturnas desde la Casa Blanca.Biden, por el contrario, no ha ido más allá del jardín de su casa en Delaware, y debe limitarse a las plataformas digitales para comunicarse.De todas maneras, estar en el centro de atención no asegura la supremacía. El uso que hace Trump de los medios enfurece a la mitad del país.”Ha expuesto todos sus defectos, que fueron evidentes a lo largo de su presidencia, pero que ahora afectan la vida de los estadounidenses en lo inmediato”, dijo el portavoz de Biden, Michael Gwin.”Hay un viejo dicho”, recordó Lichtman: “‘Nunca interrumpas a un oponente cuando está cometiendo un error'”.- Comodines -La mayoría de los días, Biden critica al presidente en Twitter, como lo hizo el jueves, cuando sostuvo que Trump “le falló al pueblo estadounidense en todos los frentes”.Pero Gwin destacó que atacar no basta. “Necesitamos presentar una mejor alternativa”, señaló.Si bien las últimas encuestas muestran que Biden está por delante a nivel nacional en las preferencias de los electores, en Estados Unidos las elecciones presidenciales se deciden por colegio electoral -y no por voto popular- lo que significa que el resultado probablemente se jugará en un puñado de estados bisagra, como Florida y Wisconsin.Trump podría retener la presidencia incluso con menos votos que Biden en todo el país, como sucedió en 2016 cuando derrotó a Hillary Clinton.Solo una media docena de comodines podrían marcar la diferencia.- ¿Comenzará la recuperación económica en el tercer trimestre, como predice Trump, permitiéndole vender un poderoso mensaje de renovación?- ¿Habrá un hecho dramático en política exterior, tal vez un enfrentamiento sobre el arsenal nuclear de Corea del Norte o un conflicto con Irán?- ¿Qué papel jugará Rusia después de sembrar discordia y desinformación en 2016?- La tensión con China, al que Trump culpa de la crisis del coronavirus, ¿desencadenará una nueva guerra comercial devastadora?Pero la carta más importante, casi seguramente, será el propio Trump: ¿Hasta dónde llegará en sus ataques?El año pasado, el republicano fue acusado, aunque no condenado, en el Congreso por abusar de su poder para tratar de provocar un escándalo en torno a Biden en Ucrania.Ahora está impulsando una nueva teoría de la conspiración, alegando la existencia de un complot para derrocarlo en el que estaría involucrado Biden y al que bautizó como “Obamagate”.En este clima, seis meses serán una eternidad. En última instancia, todo depende de la respuesta a una simple pregunta, según Arterton: ¿cuántos son los que odian y cuántos los que aman a este presidente ultrapolarizante?sms-elc-jca-mlm/dw/dg/mls

Fuente