Categories
General

La justicia le da la razón a los contadores en la pelea contra la AFIP

Los contadores ganaron un round en la pelea que vienen manteniendo con la AFIP para lograr que se suspenda la aplicación del régimen informativo de planificación fiscal, bajo el argumento de que obliga a revelar la estrategia de las empresas para pagar menos impuestos y de este modo viola el secreto profesional.
En la provincia de Santa Cruz, un tribunal dio lugar a una medida cautelar solicitada por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de esa provincia y suspendió la aplicación de la resolución general 4838. El planteo de los contadores apuntaba a que esa resolución vulnera la confidencialidad entre los profesionales y sus clientes ya que obliga a revelar las estrategias fiscales. Con la cautelar, el tribunal habilitó a los matriculados del Consejo santacruceño a que no deban presentar su régimen informativo de planificación fiscal.Una presentación similar había hecho el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires, que también solicitó una medida cautelar ante la justicia federal para lograr la suspensión de la resolución 4838 hasta tanto se resuelva el reclamo administrativo presentado ante la AFIP. La resolución 4838 establece el Régimen de Información de Planificaciones Fiscales y determina que los contribuyentes y asesores fiscales (contadores) que implementen una planificación fiscal para un tercero deberán informar las estructuras, técnicas, instrumentos y mecanismos a los que recurren para minimizar su carga tributaria.Los contadores porteños pidieron la cautelar junto con los otros 23 Consejos con los que forman la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas (FACPCE). Fue al no haber obtenido respuesta de la AFIP.Los profesionales de Ciencias Económicas sostienen que la norma generó preocupación por las implicancias en materia de responsabilidad profesional y transgresión de derechos que surgen de la misma. Desde un principio, Gabriela Russo, presidenta del Consejo Profesional porteño señaló que la norma “viola el acuerdo profesional y confidencial entre asesor y cliente, tiene vicios de retroactividad y va en contra de la Constitución y de varios tratados internacionales”.Entre los aspectos más controvertidos que presenta el régimen, se encuentra el de brindar información sobre las estructuras nacionales; sobre este requerimiento no existen antecedentes e incluso no es solicitado en ninguno de los regímenes que se encuentran vigentes en el mundo.En el Consejo dicen que “esto es central dado que, por la dimensión de las estructuras a notificar, alcanzaría a PyMEs, grandes empresas y multinacionales”.Incluso, las directivas que plantea la OCDE (Argentina no es integrante) en su Plan de Acción 12, de las cuales el fisco nacional toma como referencia para la creación de la normativa, únicamente aplica sobre las estructuras internacionales.Además, dicen los contadores, en la resolución no se establecen distinciones de cuáles estructuras, tanto nacionales como internacionales, deben ser reportadas. La nómina de planificaciones a reportar se halla en el sitio Web de la AFIP y no en el cuerpo normativo como corresponde, facilitando la discrecionalidad del organismo sobre la información a obtener y que puede modificarse sin previo aviso oficial.Otro de los temas problemáticos, detallan en el Consejo, es la figura del “asesor fiscal”, “que conlleva una gran carga en materia de responsabilidad profesional pero en la normativa es muy poco preciso el concepto del sujeto obligado a ejercer dicha tarea informativa”.La normativa engloba en el mismo concepto a quienes “ayuden, asistan, aconsejen, asesoren, opinen o realicen cualquier actividad relacionada con la implementación de una planificación fiscal, siempre que participen en dicha implementación directamente o a través de terceros”.Por último, en lo que refiere al secreto profesional, el régimen dispone que quienes se abstengan de brindar los datos requeridos, deberán notificar al contribuyente mediante el sitio Web de la AFIP.”Aquí se vulnera la confidencialidad del vínculo entre profesional y cliente y, además, el secreto profesional constituye un derecho propio del ejercicio de profesionales en Ciencias Económicas que sólo debería verse afectado en instancias judiciales”.AQ

Mirá también

El Gobierno pone la lupa sobre 2000 empresas que deberían devolver los fondos del ATP

Los contadores piden que se derogue la resolución de la AFIP que los obliga a revelar datos de sus clientes

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

AFIPImpuestos

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

“MasterChef Celebrity”: Sofía Pachano denunció que “le desapareció” un lomo y señaló a El Polaco

Faltan poquitos días para la gran final de MasterChef Celebrity, el programa más exitoso de la televisión 2020, golpeada por la pandemia. Y en el último tramo del ciclo, que termina el domingo 17, se siguen dando las situaciones más insólitas.
Por ejemplo, la que tuvo como protagonista a Sofía Pachano, una de las participantes que mostró mejores condiciones a la hora de la cocina. Pero también de las más polémicas.La actriz, hija de Aníbal Pachano, tenía que preparar un plato utilizando un corte de lomo pero en el medio de la elaboración surgió un imprevisto: le faltaba su plato.“¡Chicos! Alguien se llevó mi lomo me parece. Porque el mío estaba arriba a la derecha. No está en el lugar donde la había dejado”, se quejó con bronca, señalando la ubicación donde los concursantes pusieron a enfriar su preparación.Y luego, en una de las entrevistas que se hacen durante el show, señaló: “Además, me doy cuenta de que no era mi lomo porque estaba muy selladito. Alguien se llevó mi lomo. Fue el Polaco o Analía (Franchín)”.Al cantante y a la conductora no les cayeron nada bien las sospechas de su compañera, pero fue el músico quien se manifestó en contra del reclamo que planteó la actriz.”Yo no fui, ese es mi lomo. Yo estaba al fondo sin joder a nadie, renegando con un montón de cosas y dice que yo me robé su lomo. Es mío, yo lo tenía guardadito ahí abajo”, avisó El Polaco, indignado.Pero Sofía siguió en la suya, firme en la idea de que una mano negra atentó contra sus posibilidades de completar su plato de la manera deseada.“Estoy muy enojada de verdad”, se lamentó Sofi, con clara señal de fastidio, arrepentida de no haberle puesto su nombrecito al plato en cuestión.

Mirá también

Marcelo Polino reveló cómo será la gran final de “MasterChef Celebrity”

Feroz ida y vuelta entre Victoria Xipolitakis y Sofía Pachano en “MasterChef Celebrity”

¡Qué papelón! A Vicky Xipolitakis se le cayeron los pantalones en “MasterChef Celebrity”

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Sofía PachanoEl PolacoMasterchef

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Rodrigo Tapari, en Cantando 2020: “A Cachete Sierra, le tenemos mucho miedo”

En Cantando 2020 (El Trece, a las 22.45) siguió la gala de Ritmo Libre en la que participan las siete parejas que aún están en carrera para consagrarse campeones en la final, que tendrá lugar el 15 de enero próximo.
La primera pareja en salir a la pista fue la de Rocío Quiroz y Rodrigo Tapari. En la previa, Laurita Fernández les preguntó: “¿Con qué pareja se ven en la final?”. Sinceridad total, Tapari contestó: “Con Cachete (Agustín Sierra). A Cachete, le tenemos mucho miedo. Todo el certamen le tiene miedo, porque la gente lo quiere muchísimo”. “Pero a nivel vocal -agregó-, la final podría ser contra Brian Lanzelotta y Ángela Leiva”. Rodrigo Tapari y Rocío Quiroz, una dupla a la que muchos ven como firmes candidatos a ganar el certamen, decidió cantar “Piensa en mí”, de Jean Carlos. Luego, recibieron la devolución del jurado compuesto por Nacha Guevara, Karina La Princesita, Oscar Mediavilla y Moria Casán. Nacha Guevara le dijo a Quiroz: “Rocío, no pidas permiso internamente para hacer las cosas. Sos libre, hacelo, no pidas permiso”. En cuanto al desempeño de la pareja, opinó: “Ustedes cantan bien, pero no hubo fuegos artificiales. Elijan mejor el repertorio y a disfrutar”. Les puso 8. 

Cantando 2020: Rodrigo Tapari y Rocío Quiroz interpretaron un tema de Jean Carlos. Captura TV.

Karina La Princesita, cuyo voto es secreto, dijo: “Amo y valoro mucho que pudiendo elegir en el Ritmo Libre hayan apostado a nuestra música tropical. Amo esta canción, amo a Jean Carlos, amo la música cuartetera”. Oscar Mediavilla declaró: “Este Cantando 2020 está generando que los artistas cambien el estilo que tuvieron siempre y eso los hace crecer. Yo me emociono más cuando cantan temas que no son de música tropical. Pero es muy bueno cómo se está soltando Rocío (Quiroz)”. Luego, le aconsejó a la participante: “Animate, soltate, total, no tenés nada para perder”. La nota del productor musical para la pareja fue 9. Moria Casán sostuvo: “Admiro la evolución de Rocío. El tema me encantó. ¡No puedo creer lo bien que bailás, Rodrigo! ¡Estarías para un Bailando, también. Igual que Rocío. Yo imagino a esta pareja en un Bailando. Me gustó la fuerza con la que hicieron la coreografía. Los admiro y los respeto”. Los calificó con 10. “Moria, gestioname lo del Bailando, que con Rocío, estamos”, pidió Rodrigo Tapari antes de abandonar la pista. AS

Mirá también

Tyago Griffo debutó con su nueva compañera, Lissa Vera, en Cantando 2020

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Cantando 2020Rodrigo Tapari

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Marcelo Gallardo y una decisión equivocada que le puede salir demasiado cara

Tres errores, tres goles y una eliminación casi segura. River pareció autodestruirse el martes en la cancha de Independiente frente al Palmeiras por la ida de la semifinal de la Copa Libertadores. Sin embargo, hay un cuarto error que sucedió fuera de la cancha y se analiza por estas horas: ¿Marcelo Gallardo tomó una decisión errada en el Superclásico y jugaron sin piernas sus jugadores por el desgaste que hicieron el sábado con Boca?
El jueves, dos días antes del Superclásico que abrió el 2021, se creía que Gallardo optaría por un mix entre titulares y suplentes. Sin embargo, sorprendió cuando entregó una formación con Franco Armani; Gonzalo Montiel, Robert Rojas, Paulo Díaz, Javier Pinola; Bruno Zuculini, Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz; Lucas Beltrán, Rafael Borré y Jorge Carrascal.Encima, en el entretiempo Nacho Fernández y Matías Suárez ingresaron por Zuculini y Beltrán, respectivamente, lo que los hizo sumar minutos y desgaste en un segundo tiempo mucho más intenso que el primero. Los otros tres cambios recién llegaron para el último tramo de 25 minutos, cuando los sacó a Carrascal, Pinola y De La Cruz.Así, a la cancha de Independiente los jugadores llegaron con un desgaste mayor. De los 11 que había elegido para ir a la Bombonera, el Muñeco solo hizo tres variantes: sacó al juvenil Beltrán, al chileno Díaz y al mediocampista Zuculini para incluir a Milton Casco -reacomodando la línea de cuatro con Pinola de central-, Nacho Fernández en el medio y Suárez arriba. Por eso, el único de los titulares contra Palmeiras que había descansado fue el lateral izquierdo, recuperado contra reloj de una distensión muscular.Si bien no fue su error el que provocó el primer gol, la jugada se originó en el costado que él debía defender. Pinola salió lejos a cortar un centro de Menino que Armani no contuvo, dejándole el regalo a Rony para poner el 1-0.En el arranque del segundo tiempo, en tanto, el error (más doloroso aún) fue el de Robert Rojas, porque falló del mismo modo que lo había hecho en la Bombonera. Esa jugada con Tevez que le valió el reto de Gallardo. Contra Palmeiras, el verdugo fue Luiz Adriano, que le puso el cuerpo con audacia y el ingenuo paraguayo cayó en la trampa. Y el atacante se fue de cara al gol.La siguiente falla no fue un gol sino una expulsión. Jorge Carrascal, que contra Boca había sido amonestado por una fuerte falta desde atrás a Zárate, vio la roja por una patada a Menino con media hora por delante y el partido 0-2. Antes, el colombiano había sido expulsado contra Banfield por la Copa Maradona por un agresión a Coronel. En esa oportunidad, el Muñeco le preguntó varias veces si le había pegado mientras abandonaba el campo de juego. Ante esta reincidencia, podría recibir algún castigo.Además de los errores, el medio de River no gravitó: Enzo Pérez no pudo levantar al equipo pese a ser el mejor de los tres. Arriba, en tanto, Borré careció de efectividad en las tres situaciones que tuvo (un centro de Montiel al que no llegó, un zurdazo que se le fue alto y un cabezazo que le atajó Wewerton), mientras que Suárez se desdibujó cuando dejó la izquierda y pasó a atacar por derecha.Los cambios (entraron Ponzio, Girotti, Julián Alvarez y Díaz) tampoco lograron torcer un rumbo ya marcado, en una caída que terminó en goleada por el gol de Luiz Adriano dos minutos después de la roja de Carrascal.”Es una noche fácil para caer en la crítica y más cuando sufrís con las ventajas que dimos. No voy a caer en esa. Justifico la derrota en hacernos cargo en los errores, que no solemos cometer. Somos un equipo que toma riesgos y contra rivales de jerarquía y de igualdad de condiciones, en estas instancias los errores se pagan caro. Tenemos partidos donde nos convierten porque proponemos. Pero repito: cometimos errores y los pagamos muy caro”, resumió Gallardo. ¿Él también le aportó un error al equipo a la hora de elegir sus titulares? Con el empate 2-2 del sábado y la dura caída del martes parece más fácil asegurarlo.

Mirá también

Marcelo Gallardo reconoció los errores de River y apuesta por una “noche épica” en Brasil para conseguir la hazaña

River se autodestruyó con tres errores

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

River PlateMarcelo GallardoCopa LibertadoresSuperclásico

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Marcelo Gallardo y una decisión equivocada que le puede salir demasiado cara

Tres errores, tres goles y una eliminación casi segura. River pareció autodestruirse el martes en la cancha de Independiente frente al Palmeiras por la ida de la semifinal de la Copa Libertadores. Sin embargo, hay un cuarto error que sucedió fuera de la cancha y se analiza por estas horas: ¿Marcelo Gallardo tomó una decisión errada en el Superclásico y jugaron sin piernas sus jugadores por el desgaste que hicieron el sábado con Boca?
El jueves, dos días antes del Superclásico que abrió el 2021, se creía que Gallardo optaría por un mix entre titulares y suplentes. Sin embargo, sorprendió cuando entregó una formación con Franco Armani; Gonzalo Montiel, Robert Rojas, Paulo Díaz, Javier Pinola; Bruno Zuculini, Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz; Lucas Beltrán, Rafael Borré y Jorge Carrascal.Encima, en el entretiempo Nacho Fernández y Matías Suárez ingresaron por Zuculini y Beltrán, respectivamente, lo que los hizo sumar minutos y desgaste en un segundo tiempo mucho más intenso que el primero. Los otros tres cambios recién llegaron para el último tramo de 25 minutos, cuando los sacó a Carrascal, Pinola y De La Cruz.Así, a la cancha de Independiente los jugadores llegaron con un desgaste mayor. De los 11 que había elegido para ir a la Bombonera, el Muñeco solo hizo tres variantes: sacó al juvenil Beltrán, al chileno Díaz y al mediocampista Zuculini para incluir a Milton Casco -reacomodando la línea de cuatro con Pinola de central-, Nacho Fernández en el medio y Suárez arriba. Por eso, el único de los titulares contra Palmeiras que había descansado fue el lateral izquierdo, recuperado contra reloj de una distensión muscular.Si bien no fue su error el que provocó el primer gol, la jugada se originó en el costado que él debía defender. Pinola salió lejos a cortar un centro de Menino que Armani no contuvo, dejándole el regalo a Rony para poner el 1-0.En el arranque del segundo tiempo, en tanto, el error (más doloroso aún) fue el de Robert Rojas, porque falló del mismo modo que lo había hecho en la Bombonera. Esa jugada con Tevez que le valió el reto de Gallardo. Contra Palmeiras, el verdugo fue Luiz Adriano, que le puso el cuerpo con audacia y el ingenuo paraguayo cayó en la trampa. Y el atacante se fue de cara al gol.La siguiente falla no fue un gol sino una expulsión. Jorge Carrascal, que contra Boca había sido amonestado por una fuerte falta desde atrás a Zárate, vio la roja por una patada a Menino con media hora por delante y el partido 0-2. Antes, el colombiano había sido expulsado contra Banfield por la Copa Maradona por un agresión a Coronel. En esa oportunidad, el Muñeco le preguntó varias veces si le había pegado mientras abandonaba el campo de juego. Ante esta reincidencia, podría recibir algún castigo.Además de los errores, el medio de River no gravitó: Enzo Pérez no pudo levantar al equipo pese a ser el mejor de los tres. Arriba, en tanto, Borré careció de efectividad en las tres situaciones que tuvo (un centro de Montiel al que no llegó, un zurdazo que se le fue alto y un cabezazo que le atajó Wewerton), mientras que Suárez se desdibujó cuando dejó la izquierda y pasó a atacar por derecha.Los cambios (entraron Ponzio, Girotti, Julián Alvarez y Díaz) tampoco lograron torcer un rumbo ya marcado, en una caída que terminó en goleada por el gol de Luiz Adriano dos minutos después de la roja de Carrascal.”Es una noche fácil para caer en la crítica y más cuando sufrís con las ventajas que dimos. No voy a caer en esa. Justifico la derrota en hacernos cargo en los errores, que no solemos cometer. Somos un equipo que toma riesgos y contra rivales de jerarquía y de igualdad de condiciones, en estas instancias los errores se pagan caro. Tenemos partidos donde nos convierten porque proponemos. Pero repito: cometimos errores y los pagamos muy caro”, resumió Gallardo. ¿Él también le aportó un error al equipo a la hora de elegir sus titulares? Con el empate 2-2 del sábado y la dura caída del martes parece más fácil asegurarlo.

Mirá también

Marcelo Gallardo reconoció los errores de River y apuesta por una “noche épica” en Brasil para conseguir la hazaña

River se autodestruyó con tres errores

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

River PlateMarcelo GallardoCopa LibertadoresSuperclásico

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Marcelo Gallardo y una decisión equivocada que le puede salir demasiado cara

Tres errores, tres goles y una eliminación casi segura. River pareció autodestruirse el martes en la cancha de Independiente frente al Palmeiras por la ida de la semifinal de la Copa Libertadores. Sin embargo, hay un cuarto error que sucedió fuera de la cancha y se analiza por estas horas: ¿Marcelo Gallardo tomó una decisión errada en el Superclásico y jugaron sin piernas sus jugadores por el desgaste que hicieron el sábado con Boca?
El jueves, dos días antes del Superclásico que abrió el 2021, se creía que Gallardo optaría por un mix entre titulares y suplentes. Sin embargo, sorprendió cuando entregó una formación con Franco Armani; Gonzalo Montiel, Robert Rojas, Paulo Díaz, Javier Pinola; Bruno Zuculini, Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz; Lucas Beltrán, Rafael Borré y Jorge Carrascal.Encima, en el entretiempo Nacho Fernández y Matías Suárez ingresaron por Zuculini y Beltrán, respectivamente, lo que los hizo sumar minutos y desgaste en un segundo tiempo mucho más intenso que el primero. Los otros tres cambios recién llegaron para el último tramo de 25 minutos, cuando los sacó a Carrascal, Pinola y De La Cruz.Así, a la cancha de Independiente los jugadores llegaron con un desgaste mayor. De los 11 que había elegido para ir a la Bombonera, el Muñeco solo hizo tres variantes: sacó al juvenil Beltrán, al chileno Díaz y al mediocampista Zuculini para incluir a Milton Casco -reacomodando la línea de cuatro con Pinola de central-, Nacho Fernández en el medio y Suárez arriba. Por eso, el único de los titulares contra Palmeiras que había descansado fue el lateral izquierdo, recuperado contra reloj de una distensión muscular.Si bien no fue su error el que provocó el primer gol, la jugada se originó en el costado que él debía defender. Pinola salió lejos a cortar un centro de Menino que Armani no contuvo, dejándole el regalo a Rony para poner el 1-0.En el arranque del segundo tiempo, en tanto, el error (más doloroso aún) fue el de Robert Rojas, porque falló del mismo modo que lo había hecho en la Bombonera. Esa jugada con Tevez que le valió el reto de Gallardo. Contra Palmeiras, el verdugo fue Luiz Adriano, que le puso el cuerpo con audacia y el ingenuo paraguayo cayó en la trampa. Y el atacante se fue de cara al gol.La siguiente falla no fue un gol sino una expulsión. Jorge Carrascal, que contra Boca había sido amonestado por una fuerte falta desde atrás a Zárate, vio la roja por una patada a Menino con media hora por delante y el partido 0-2. Antes, el colombiano había sido expulsado contra Banfield por la Copa Maradona por un agresión a Coronel. En esa oportunidad, el Muñeco le preguntó varias veces si le había pegado mientras abandonaba el campo de juego. Ante esta reincidencia, podría recibir algún castigo.Además de los errores, el medio de River no gravitó: Enzo Pérez no pudo levantar al equipo pese a ser el mejor de los tres. Arriba, en tanto, Borré careció de efectividad en las tres situaciones que tuvo (un centro de Montiel al que no llegó, un zurdazo que se le fue alto y un cabezazo que le atajó Wewerton), mientras que Suárez se desdibujó cuando dejó la izquierda y pasó a atacar por derecha.Los cambios (entraron Ponzio, Girotti, Julián Alvarez y Díaz) tampoco lograron torcer un rumbo ya marcado, en una caída que terminó en goleada por el gol de Luiz Adriano dos minutos después de la roja de Carrascal.”Es una noche fácil para caer en la crítica y más cuando sufrís con las ventajas que dimos. No voy a caer en esa. Justifico la derrota en hacernos cargo en los errores, que no solemos cometer. Somos un equipo que toma riesgos y contra rivales de jerarquía y de igualdad de condiciones, en estas instancias los errores se pagan caro. Tenemos partidos donde nos convierten porque proponemos. Pero repito: cometimos errores y los pagamos muy caro”, resumió Gallardo. ¿Él también le aportó un error al equipo a la hora de elegir sus titulares? Con el empate 2-2 del sábado y la dura caída del martes parece más fácil asegurarlo.

Mirá también

Marcelo Gallardo reconoció los errores de River y apuesta por una “noche épica” en Brasil para conseguir la hazaña

River se autodestruyó con tres errores

.st0

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

River PlateMarcelo GallardoCopa LibertadoresSuperclásico

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

El 1×1 de River en el Superclásico contra Boca: Nacho Fernández entró y le cambió la cara a un equipo que no defendió bien

Se sabe que Nacho Fernández es un hombre clave para el River de Gallardo. Y en la noche del sábado, en la Bombonera, no hizo más que demostrarlo. Entró en el segundo tiempo y fue el titiritero de la remontada. De hecho, todo lo bueno que hizo el ex Gimnasia alcanzó para disimular con el empate el lado oscuro del Millonario, que sufrió en defensa y tuvo varios puntos flojos como Paulo Díaz, Pinola, Zuculini y Beltrán.
A continuación el boletín del equipo de Gallardo, que sigue segundo en la fase Campeón A de la Copa Maradona.Franco Armani (7). Atento y concentrado. Atajador. Dio garantías. Le sacó un remate a Capaldo en el primer tiempo. Y en el segundo tiempo le achicó rápido a Wanchope Ábila para dejarlo sin chance en una jugada riesgosa para Boca. También le sacó un remate a Villa pero no pudo con el colombiano en el 2-2.Gonzalo Montiel (7). Una gacela por la banda derecha. Con un ida y vuelta constante. Tiró un muy buen centro para el 1-1 de Girotti.Robert Rojas (5). Alternó buenas y malas con los delanteros de Boca. No pudo cortar a Tevez en la jugada del segundo gol.Paulo Díaz (4). Flojo partido del chileno. Wanchope Ábila le ganó la espalda en el primer gol y en el segundo quedó pagando con Villa que entró por su sector.Javier Pinola (4). Jugó como lateral y le costó. En el segundo tiempo Gallardo lo sacó cuando River tenía que ir a buscar el partido.Bruno Zuculini (4). Jugó muy nervioso. Y se notó desde el principio cuando le cometió una fuerte falta a Villa. No aportó en el retroceso y en la marca.Enzo Pérez (4). Venía teniendo un partido regular y complicó al equipo cuando fue expulsado por doble amonestación. Le entró fuerte a Capaldo cuando ya estaba amonestado. River ganaba 2- y minutos después llegó el empate de Boca.Nicolás De La Cruz (5). Discontinuo en el juego. Tuvo movilidad pero no encontró pases filtradas. No tuvo precisión y Gallardo lo sacó en el segundo tiempo.Lucas Beltrán (4). El pibe tuvo la gran oportunidad pero no pudo asentarse en el campo de juego. Fue de mayor a menor y salió en el entretiempo.Rafael Borré (6). No estaba teniendo una buena noche más allá de un remate que Andrada le sacó en el comienzo del partido y de exigir a los defensores rivales, pero puso el 2-1 parcial con un cabezazo bien esquinado y direccionado. Gol de goleador.Jorge Carrascal (5). Al igual que De La Cruz fue discontinuo en el juego. Trató de encontrar su lugar pero le costó. Sufrió un codazo de Jordan Campuzano en el primer tiempo que debió haber sido roja para el jugador de Boca pero Rapallini le sacó amarilla.Ignacio Fernández (7). Está volviendo a ser el Nacho Fernández de siempre. A su buen juego y sus pases precisos, en La Boca le sumó una asistencia deliciosa a Borré para el segundo gol.Matías Suárez (5). Entró con movilidad a jugar el segundo tiempo pero no pesó demasiado.Federico Girotti (6). El pibe se metió a jugar con muchas ganas cuando Gallardo lo mandó a la cancha y puso el 1-1 con un cabezazo de goleador luego de ganarle a Zambrano en el área tras el centro de Montiel.Cristian Ferreira (5). Trató de aportar juego pero no estuvo preciso con los centros.Leonardo Ponzio (5). Ordenó a sus compañeros y bancó la parada en el tumulto final con Tevez y Villa.

Mirá también

Mirá también

El 1×1 de Boca en el Superclásico contra River: Villa fue el héroe de la noche y salvó la irresponsabilidad de Campuzano

Mirá también

Mirá también

Carlos Tevez: “Este es un partido que antes no lo levantábamos”

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

River PlateBoca JuniorsSuperclásico

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Javier Pinola y el espejo de Leo Ponzio: el momento de ayudar a River desde el lugar que le toque

Leonardo Ponzio venía siendo titular indiscutido. Sin embargo, después de la final de la Copa Libertadores que River le ganó a Boca en Madrid, el capitán empezó a mirar los partidos desde el banco de suplentes y a jugar menos. El físico y la edad (este 29 de enero cumplirá 39 años) empezaban a ganar la partida y el santafesino entendió que podía sumar desde otro lugar. Ahora, esa misma situación ocurre con Javier Pinola, el subcapitán. Desde principios de este mes perdió el puesto entre los once titulares pero lejos está de molestarse. Sigue trabajando para intentar ganarse de nuevo el lugar.
Pinola apareció entre los suplentes en los partidos contra Nacional de Montevideo por los cuartos de final de la Copa Libertadores y también ante Huracán. Sin la velocidad de otros tiempos, el oficio y la experiencia parecen no alcanzarle para estar desde el inicio. Quizás la salida de Lucas Martínez Quarta lo haya afectado también, dado que el Chino se encargaba de hacer muy bien las coberturas, con buen tiempo. Marcelo Gallardo vio que Robert Rojas y Paulo Díaz podían complementarse bien y que a Pinola le habían costado los partidos ante Athletico Paranaense, tanto con línea de cuatro, como jugó en Brasil, como con línea de cinco, como lo hizo en Avellaneda.

Javier Pinola corriendo solo por las playas de Punta del Este. Foto: Rafael Mario Quinteros

A los 37 años (el 24 de febrero cumplirá 38), Pinola igual sigue resistiendo. Es uno de los líderes del plantel. De los primeros en la fila y un obsesivo con el trabajo: muchas veces se queda corriendo después de los entrenamientos. “Para estar a la par de los más jóvenes, necesito entrenarme más”, reconoció el defensor alguna vez. Pero además lo hace con gusto. “Me encanta correr”. A lo Forrest Gump, se hacía circuitos solo en las pretemporadas. Y durante la cuarentena se exigió al máximo: sumó entrenamientos por su cuenta, además de lo que le enviaban los preparadores físicos del cuerpo técnico. Unas tres veces por semana hacía un doble turno agregado al de la rutina mañanera que pasaba el club. Sumaba una hora de gimnasio, otro tanto de ejercicios aeróbicos y luego varios trabajos de fuerza de piernas y de coordinación.Pinola había vuelto en un gran nivel al reanudarse el fútbol, pero en los últimos partidos como titular fue cayendo. El Muñeco lo notó y no le tembló el pulso para sacarlo. Fiel a su estilo, en el que no se casa con nadie.

Javier Pinola, un obsesivo del entrenamiento. Foto: Rafael Mario Quinteros.

Pinola lo sabe y lo acepta. De hecho, a principios de este año, antes de la pandemia, al ex-Rosario Central también le había tocado salir. Gallardo armó una línea de tres centrales con Martínez Quarta, Rojas y Díaz, pero no se desanimó y después recuperó el puesto. Es más: firmó por esos días la renovación de su contrato por un año más. Es feliz en River.Un caso distinto fue el de Ignacio Scocco, quien venía pidiendo más minutos y, al saber que iba a seguir como suplente, optó por no renovar (Gallardo lo quería mantener en el plantel) y adelantar su regreso a Newell’s, algo que sucedió a mitad de año.Pinola, en cambio, se vio en el espejo de Ponzio.”Si Leo está acá a los 38 años es porque se lo ha ganado. Nadie le regaló nada. Todo lo que logró y cada minuto que juega se lo ganó con su profesionalismo y su espíritu de competir. Y al no haber sufrido grandes lesiones, su físico le permitió seguir a esta edad en buena forma. Ni el parate tan largo lo hizo bajar, ni se bajoneó con eso. Y eso habla bien de él como futbolista y como persona”, manifestó Gallardo sobre el volante central, quien se desempeñó muy bien ante la ausencia de Enzo Pérez por haber contraído coronavirus.

Javier Pinola le pone el pecho a la situación y sigue para adelante. Foto: EFE/Paolo Aguilar

Luego, agregó: “Se ganó cada minuto dignamente, y cuando no le toca acompaña de buena manera. Cuando hay un chico que sale enojado, mirás a Ponzio y tenés que agachar la cabeza y decir ‘está bien’. Bienvenido sea que haya estado con nosotros, y que cada vez que juega se rompa el lomo para rendir. Es una gran motivación para todos”. Las mismas frases podrían aplicarse con Pinola, quien ante Arsenal volvió a ser titular porque Paulo Díaz debía cumplir una fecha de suspensión, ya que fue expulsado ante Huracán. Hasta terminó jugando de “3” (una posición que conoce ya que jugó bastante en su carrera como lateral izquierdo) cuando River se quedó con 10 jugadores porque no tenía más cambios luego de la lesión de Milton Casco.Y como el chileno también está lesionado (padece una sinovitis), Pinola vuelve a tener un lugar entre los once. Habrá que ver si Gallardo lo incluye con los que van a jugar en la Bombonera o lo guarda para la semifinal del martes contra Palmeiras. Como sea, Pinola siempre está. Desde el lugar que le toque…

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

River PlateJavier PinolaLeonardo PonzioCopa Libertadores

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Javier Pinola y el espejo de Leo Ponzio: el momento de ayudar a River desde el lugar que le toque

Leonardo Ponzio venía siendo titular indiscutido. Sin embargo, después de la final de la Copa Libertadores que River le ganó a Boca en Madrid, el capitán empezó a mirar los partidos desde el banco de suplentes y a jugar menos. El físico y la edad (este 29 de enero cumplirá 39 años) empezaban a ganar la partida y el santafesino entendió que podía sumar desde otro lugar. Ahora, esa misma situación ocurre con Javier Pinola, el subcapitán. Desde principios de este mes perdió el puesto entre los once titulares pero lejos está de molestarse. Sigue trabajando para intentar ganarse de nuevo el lugar.
Pinola apareció entre los suplentes en los partidos contra Nacional de Montevideo por los cuartos de final de la Copa Libertadores y también ante Huracán. Sin la velocidad de otros tiempos, el oficio y la experiencia parecen no alcanzarle para estar desde el inicio. Quizás la salida de Lucas Martínez Quarta lo haya afectado también, dado que el Chino se encargaba de hacer muy bien las coberturas, con buen tiempo. Marcelo Gallardo vio que Robert Rojas y Paulo Díaz podían complementarse bien y que a Pinola le habían costado los partidos ante Athletico Paranaense, tanto con línea de cuatro, como jugó en Brasil, como con línea de cinco, como lo hizo en Avellaneda.

Javier Pinola corriendo solo por las playas de Punta del Este. Foto: Rafael Mario Quinteros

A los 37 años (el 24 de febrero cumplirá 38), Pinola igual sigue resistiendo. Es uno de los líderes del plantel. De los primeros en la fila y un obsesivo con el trabajo: muchas veces se queda corriendo después de los entrenamientos. “Para estar a la par de los más jóvenes, necesito entrenarme más”, reconoció el defensor alguna vez. Pero además lo hace con gusto. “Me encanta correr”. A lo Forrest Gump, se hacía circuitos solo en las pretemporadas. Y durante la cuarentena se exigió al máximo: sumó entrenamientos por su cuenta, además de lo que le enviaban los preparadores físicos del cuerpo técnico. Unas tres veces por semana hacía un doble turno agregado al de la rutina mañanera que pasaba el club. Sumaba una hora de gimnasio, otro tanto de ejercicios aeróbicos y luego varios trabajos de fuerza de piernas y de coordinación.Pinola había vuelto en un gran nivel al reanudarse el fútbol, pero en los últimos partidos como titular fue cayendo. El Muñeco lo notó y no le tembló el pulso para sacarlo. Fiel a su estilo, en el que no se casa con nadie.

Javier Pinola, un obsesivo del entrenamiento. Foto: Rafael Mario Quinteros.

Pinola lo sabe y lo acepta. De hecho, a principios de este año, antes de la pandemia, al ex-Rosario Central también le había tocado salir. Gallardo armó una línea de tres centrales con Martínez Quarta, Rojas y Díaz, pero no se desanimó y después recuperó el puesto. Es más: firmó por esos días la renovación de su contrato por un año más. Es feliz en River.Un caso distinto fue el de Ignacio Scocco, quien venía pidiendo más minutos y, al saber que iba a seguir como suplente, optó por no renovar (Gallardo lo quería mantener en el plantel) y adelantar su regreso a Newell’s, algo que sucedió a mitad de año.Pinola, en cambio, se vio en el espejo de Ponzio.”Si Leo está acá a los 38 años es porque se lo ha ganado. Nadie le regaló nada. Todo lo que logró y cada minuto que juega se lo ganó con su profesionalismo y su espíritu de competir. Y al no haber sufrido grandes lesiones, su físico le permitió seguir a esta edad en buena forma. Ni el parate tan largo lo hizo bajar, ni se bajoneó con eso. Y eso habla bien de él como futbolista y como persona”, manifestó Gallardo sobre el volante central, quien se desempeñó muy bien ante la ausencia de Enzo Pérez por haber contraído coronavirus.

Javier Pinola le pone el pecho a la situación y sigue para adelante. Foto: EFE/Paolo Aguilar

Luego, agregó: “Se ganó cada minuto dignamente, y cuando no le toca acompaña de buena manera. Cuando hay un chico que sale enojado, mirás a Ponzio y tenés que agachar la cabeza y decir ‘está bien’. Bienvenido sea que haya estado con nosotros, y que cada vez que juega se rompa el lomo para rendir. Es una gran motivación para todos”. Las mismas frases podrían aplicarse con Pinola, quien ante Arsenal volvió a ser titular porque Paulo Díaz debía cumplir una fecha de suspensión, ya que fue expulsado ante Huracán. Hasta terminó jugando de “3” (una posición que conoce ya que jugó bastante en su carrera como lateral izquierdo) cuando River se quedó con 10 jugadores porque no tenía más cambios luego de la lesión de Milton Casco.Y como el chileno también está lesionado (padece una sinovitis), Pinola vuelve a tener un lugar entre los once. Habrá que ver si Gallardo lo incluye con los que van a jugar en la Bombonera o lo guarda para la semifinal del martes contra Palmeiras. Como sea, Pinola siempre está. Desde el lugar que le toque…

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

River PlateJavier PinolaLeonardo PonzioCopa Libertadores

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente

Categories
General

Javier Pinola y el espejo de Leo Ponzio: el momento de ayudar a River desde el lugar que le toque

Leonardo Ponzio venía siendo titular indiscutido. Sin embargo, después de la final de la Copa Libertadores que River le ganó a Boca en Madrid, el capitán empezó a mirar los partidos desde el banco de suplentes y a jugar menos. El físico y la edad (este 29 de enero cumplirá 39 años) empezaban a ganar la partida y el santafesino entendió que podía sumar desde otro lugar. Ahora, esa misma situación ocurre con Javier Pinola, el subcapitán. Desde principios de este mes perdió el puesto entre los once titulares pero lejos está de molestarse. Sigue trabajando para intentar ganarse de nuevo el lugar.
Pinola apareció entre los suplentes en los partidos contra Nacional de Montevideo por los cuartos de final de la Copa Libertadores y también ante Huracán. Sin la velocidad de otros tiempos, el oficio y la experiencia parecen no alcanzarle para estar desde el inicio. Quizás la salida de Lucas Martínez Quarta lo haya afectado también, dado que el Chino se encargaba de hacer muy bien las coberturas, con buen tiempo. Marcelo Gallardo vio que Robert Rojas y Paulo Díaz podían complementarse bien y que a Pinola le habían costado los partidos ante Athletico Paranaense, tanto con línea de cuatro, como jugó en Brasil, como con línea de cinco, como lo hizo en Avellaneda.

Javier Pinola corriendo solo por las playas de Punta del Este. Foto: Rafael Mario Quinteros

A los 37 años (el 24 de febrero cumplirá 38), Pinola igual sigue resistiendo. Es uno de los líderes del plantel. De los primeros en la fila y un obsesivo con el trabajo: muchas veces se queda corriendo después de los entrenamientos. “Para estar a la par de los más jóvenes, necesito entrenarme más”, reconoció el defensor alguna vez. Pero además lo hace con gusto. “Me encanta correr”. A lo Forrest Gump, se hacía circuitos solo en las pretemporadas. Y durante la cuarentena se exigió al máximo: sumó entrenamientos por su cuenta, además de lo que le enviaban los preparadores físicos del cuerpo técnico. Unas tres veces por semana hacía un doble turno agregado al de la rutina mañanera que pasaba el club. Sumaba una hora de gimnasio, otro tanto de ejercicios aeróbicos y luego varios trabajos de fuerza de piernas y de coordinación.Pinola había vuelto en un gran nivel al reanudarse el fútbol, pero en los últimos partidos como titular fue cayendo. El Muñeco lo notó y no le tembló el pulso para sacarlo. Fiel a su estilo, en el que no se casa con nadie.

Javier Pinola, un obsesivo del entrenamiento. Foto: Rafael Mario Quinteros.

Pinola lo sabe y lo acepta. De hecho, a principios de este año, antes de la pandemia, al ex-Rosario Central también le había tocado salir. Gallardo armó una línea de tres centrales con Martínez Quarta, Rojas y Díaz, pero no se desanimó y después recuperó el puesto. Es más: firmó por esos días la renovación de su contrato por un año más. Es feliz en River.Un caso distinto fue el de Ignacio Scocco, quien venía pidiendo más minutos y, al saber que iba a seguir como suplente, optó por no renovar (Gallardo lo quería mantener en el plantel) y adelantar su regreso a Newell’s, algo que sucedió a mitad de año.Pinola, en cambio, se vio en el espejo de Ponzio.”Si Leo está acá a los 38 años es porque se lo ha ganado. Nadie le regaló nada. Todo lo que logró y cada minuto que juega se lo ganó con su profesionalismo y su espíritu de competir. Y al no haber sufrido grandes lesiones, su físico le permitió seguir a esta edad en buena forma. Ni el parate tan largo lo hizo bajar, ni se bajoneó con eso. Y eso habla bien de él como futbolista y como persona”, manifestó Gallardo sobre el volante central, quien se desempeñó muy bien ante la ausencia de Enzo Pérez por haber contraído coronavirus.

Javier Pinola le pone el pecho a la situación y sigue para adelante. Foto: EFE/Paolo Aguilar

Luego, agregó: “Se ganó cada minuto dignamente, y cuando no le toca acompaña de buena manera. Cuando hay un chico que sale enojado, mirás a Ponzio y tenés que agachar la cabeza y decir ‘está bien’. Bienvenido sea que haya estado con nosotros, y que cada vez que juega se rompa el lomo para rendir. Es una gran motivación para todos”. Las mismas frases podrían aplicarse con Pinola, quien ante Arsenal volvió a ser titular porque Paulo Díaz debía cumplir una fecha de suspensión, ya que fue expulsado ante Huracán. Hasta terminó jugando de “3” (una posición que conoce ya que jugó bastante en su carrera como lateral izquierdo) cuando River se quedó con 10 jugadores porque no tenía más cambios luego de la lesión de Milton Casco.Y como el chileno también está lesionado (padece una sinovitis), Pinola vuelve a tener un lugar entre los once. Habrá que ver si Gallardo lo incluye con los que van a jugar en la Bombonera o lo guarda para la semifinal del martes contra Palmeiras. Como sea, Pinola siempre está. Desde el lugar que le toque…

COMENTARIOS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

River PlateJavier PinolaLeonardo PonzioCopa Libertadores

COMENTARIOS CERRADOS POR PROBLEMAS TÉCNICOS.
ESTAMOS TRABAJANDO PARA REACTIVARLOS EN BREVE.

.st0

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar
Ya tengo suscripción

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín
Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la active

Cancelar

Clarín
Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Nombre

Apellido

Guardar

Cancelar

Fuente